Marry... Me... Capitulo 32


Siwan (POV)

— ¡Kevin! ¡No! ¡Por qué! - sujeto firmemente al joven Donghae para impedir que siga la camilla en la cual llevan el cuerpo de su hijo. 

Todo ha sido un caos desde que llegamos al hospital. Me distraje solo unos minutos y perdí de vista a Hyung Sik; solo espero que Heecheol esté con él, quien también desapareció, e impida que haga cualquier locura. 

— ¡Oh Dios mío! ¡Mi hijo! - el joven Donghae sigue llorando desconsolado mientras se deja caer al piso. Intento consolarlo, pero esta situación me comienza a rebasar. 
— ¡Donghae! - levanto la mirada y veo al Doctor Lee. Respiro aliviado. 
— Hyukjae, mi hijo…- el joven Donghae extiende su mano hacia el Doctor, y apenas éste la toma, lo hace ponerse de pie. 

Sí, definitivamente agradezco que haya aparecido en este momento. Puedo estar tranquilo, el joven Donghae está en buenas manos. 

— Tengo que buscar a Hyung Sik. - le digo al Doctor. 
— Ve, yo me encargo. - me dice, simplemente asiento y me apresuro a buscar a mi amigo. 

A lo lejos veo a uno de los hombres encargados de cuidar a Minwoo. Rápido me acerco para preguntarle la situación, simplemente me dice que los doctores están atendiendolo y no les han dado información. 

— ¡Vete! ¡Tu eres el responsable de esto! - volteo cuando escucho al joven Zhou Mi gritar. 

Niego con la cabeza al ver que está gritándole a Hyung Sik, quien luce realmente devastado. Heecheol está ahí, intentando hacer que Hyung Sik se retire, pero mi amigo es realmente insistente, e intenta explicarle al joven Zhou Mi. 

— Por favor, solo quiero saber como está, es mi esposo, es mi bebé…
— ¡Eso no decías hace unas semanas! ¡Dudaste de tu paternidad! ¿No lo recuerdas? ¡Eres un…!
— Joven…- lo interrumpo antes de que diga algo de lo cual pueda arrepentirse. — Por favor, tranquilícese. - le digo mientras lo alejo de Hyung Sik. — No queremos que su salud se afecte, hablaré con él, pero por favor, no le prohíba saber de Minwoo, usted sabe que realmente lo ama. - le digo. 
— Pero que se aleje de mí. - finalmente el joven Zhou Mi me dice. No quiero verlo ahora. Mi hijo y mi nieto están ahí adentro, sufriendo. 
— Está bien. - le digo mientras hago que se siente. 

Volteo a ver a Hyung Sik. Heecheol está con él intentando calmarlo, pero veo que está siendo una tarea muy difícil para él, así que decido acercarme a ellos. 

— Siwan. - Apenas me ve, Heecheol me llama. — Alguien tiene que decirle a Wonwoo. Su appá ha estado demasiado alterado como para llamarlo. 

Hyung Sik se gira al escucharnos. 

— Habla con Mingyu. - me dice. — Él está allá con él, que él le diga para que no se altere. 
— Tienes razón, — debo admitir que admiro a mi amigo, aún en esta situación, se ha detenido a pensar en algo así. — Ahora, tú deberías tranquilizarte. - le digo, mientras le doy a Heecheol mi celular para que llame a Mingyu. — No vas a lograr nada así, los doctores saldrán cuando tengan noticias que dar. 

Hyung Sik no dice nada, simplemente se queda viendo fijamente al joven Zhou Mi, que sigue sollozando, con un pañuelo entre sus manos. 

Alma Enamorada... Capitulo Final


Mingyu (POV)

— No quiero olvidarme de todo lo que ha pasado. No quiero olvidarme de ti…- Wonu murmura. 

Escucharlo decir eso, de esta forma, verlo tan vulnerable me hace querer tocarlo. Me acerco y extiendo mi mano. Cada vez es más difícil lograr el contacto, me pregunto si es porque hemos descubierto parte de su historia. 

Mi corazón late muy rápido, estoy nervioso. No sé si voy a poder tocarlo. Bajo mi mano sobre su mejilla y… no puedo evitar sonreír. 

— Pude tocarte de nuevo… - le digo. 

Siento un leve cosquilleo en mi mano. Wonu hace un leve puchero. Se ven tan lindo, y me dan ganas en verdad de abrazarlo, de tocarlo, de… besarlo.

Sin darme cuenta, acerco mi rostro al suyo. Sé lo que busco. Sé lo que quiero en éste momento: Un beso. Y es lo que hago. Me inclino lo suficiente para rozar mis labios con los suyos. Suspiro al sentir ese leve cosquilleo, y sé que mis labios han podido tocar los suyos. Es sólo un leve beso. Pero es suficiente. 

Me alejo. Observo su rostro totalmente sonrojado, apenado. No sé lo que vaya a pasar después, pero en estos momentos, estoy seguro de lo que siento y no me arrepiento de éste beso. 

— Wonu. - llamo su atención. — ¿Quieres tener una cita conmigo? 

Wonu abre los ojos muy amplio, demasiado sorprendido ante mis palabras. 

— ¿Una cita? - pregunta aún sin creerlo. 
— Sí. - sonrío. 
— Y-yo… nunca he tenido una cita…- murmura. 

Y esas palabras hacen que mi pecho se sienta lleno. Demasiado feliz de saber que puedo ser su primera cita, y que ese beso que acabo de darle pudo haber sido su primer beso también, y que yo tendré ese recuerdo, y que si Wonu al despertar se olvida de todo, tal vez habrá valido la pena un poco. 

— Entonces, ¿vamos? - le vuelvo a preguntar. Wonu sonríe. 
— ¡Sí! - contesta entusiasmado. — ¿Sabes? - se acerca a mí y toma mi mano cuando se la ofrezco. 
— Mmm…
— Ese…- susurra en mi oído. — fue mi primer beso. - volteo a verlo con una sonrisa.
— Lo sé…- contesto. 
— ¿Cómo lo supiste? - pregunta sorprendido. 
— Solo lo sé. - me encojo de hombros. 

Caminamos rumbo a la puerta, mientras él sigue preguntándome cosas. Yo no puedo dejar de sonreír al verlo entusiasmado. Se ha olvidado por completo de lo que vendrá después, y aunque me duele pensar que tal vez me olvide, me gusta verlo así. Su nariz se arruga tiernamente mientras habla y ríe. 

— ¿Se han olvidado de nosotros? - escucho detrás de mí a Joshua. 
— Sí, lo han hecho. ¿Qué tal si aprovechamos el tiempo tu y yo? - Jeonghan le contesta.
— ¡Hey! ¡Suéltame pervertido! - niego con la cabeza al escucharlos de nuevo coquetear. 
— No vengan con nosotros - les digo sin voltear a verlos. — Wonu y yo iremos solos. 

Baby U... Capitulo 04


Deslizo mis manos por debajo de la camisa, mientras continúo besando los labios. El cuerpo sentado en mi regazo se siente cálido y suave. Sonrío cuando siento unas manos comenzar a desabrochar el botón de mi pantalón. 

— ¿Ansioso? - pregunto sin dejar de besar. 
— Mmmm— Jaehwan contesta. 

Antes de ir más allá, lo detengo. Estamos en el asiento delantero del auto y es demasiado incómodo. 

— Vamos atrás. - le digo. 

Apenas digo esas palabras, Jaehwan salta a la parte trasera. Apago las luces del auto que he estacionado a la orilla de la carretera. No pasan autos, es demasiado tarde para eso. 

Estoy a punto de saltar a la parte trasera, cuando escucho el sonido de mi celular. Es un mensaje. ¿Quién está enviándome mensajes a estas horas? 

— Vamos Minhyun. — escucho a Jaehwan rezongar. 

Pero tengo curiosidad por saber quién me ha enviado un mensaje, así que decido tomar mi celular para verificarlo. 

Abro los ojos sorprendido cuando veo de quien se trata. 

— ¿Jonghyun? - murmuro. 
— ¿Huh? ¿Ese chico? - Jaehwan se asoma desde el asiento trasero para ver mi celular. — ¿Por qué te envía mensajes tan tarde? - me pregunta. — ¿No estarás coqueteando con él? 
— Claro que no dulzura. - sonrío. 

Niego con la cabeza. Jaehwan como siempre, un poco posesivo. 

*Te veo mañana, en el mismo café. He decidido que seguiré la farsa. Pero hay ciertos puntos que tenemos que aclarar. 

Sonrío amplio al leer su mensaje. 

— ¿Qué? ¿Qué te ha dicho? - Jaehwan pregunta. Volteo a verlo aun sonriendo. 
— Ha aceptado. - le digo. 
— ¿En serio? - Jaehwan al igual que yo parece feliz con la noticia. 
— Sí. Me dice que debemos aclarar algunos puntos, pero no creo que me de grandes problemas — le digo. — Además, si esto me ayuda a que mi padre me deje en paz, vale la pena. 
— Eso es genial…- Jaehwan sostiene mi rostro con sus manos y me da un beso. — Ahora… creo que sería un buen momento…- continúa besándome mientras empieza a jalarme hacia el asiento trasero. — de que tu vengas acá y continúes lo que estabas haciendo. 
— Como tú digas dulzura…- contesto mientras empiezo a quitarle la ropa. 

Alma Enamorada... Capitulo 09


Mingyu (POV)

Observo al equipo de forenses excavando en el lugar en donde el profesor de deportes Han Bin señaló que había enterrado el cuerpo de Seung Kwan. 

Después de encontrar los anteojos de Seung Kwan y de escucharlo gritarle lo que había sucedido, tuvimos evidencia para hacerlo hablar. Al final, confesó todo. Debo admitir que siento un poco de pena por el tipo, en realidad no quería matar a Seung Kwan, pero lo hizo, y debe pagar por ello. 

Veo a los padres de Seung Kwan esperar cerca del lugar, ambos se abrazan y lloran, finalmente han descubierto que pasó con su hijo. Suspiro hondo. 

Volteo a ver a Wonu. 

¿Algo parecido podría haberle pasado a él? Se me aprieta el corazón solo de pensarlo. ¿Sus padres sabrán? Y sobre todo, ¿por qué ha aparecido en mi departamento? ¿En verdad he tenido algo que ver? 

Ese chico Hansol por fin admitió que podía verlos, y lo he visto conversar con Wonu. ¿Será que finalmente le ha dicho que pasó con él? O por lo menos espero que le haya dicho su nombre completo para poder investigar más. 

— Pobre chico— Seungcheol me dice mientras ve como sacan los restos de Seung Kwan. — por lo menos ahora podrá descansar en paz. 
— Sí…- contesto sin dejar de ver a Wonu. 

Si por fin descubrimos que le ha pasado. ¿Es eso lo que pasará? ¿Wonu podrá descansar y se irá? 

Si me preguntan. He terminado por acostumbrarme a tenerlo cerca, y no quiero que se vaya… pero no puedo ser egoísta, él necesita seguir adelante. 

Los padres de Seung Kwan han celebrado una ceremonia especial para él, hemos asistido, y al regresar al departamento, Wonu ha estado muy callado. 

— Seung Kwan se veía feliz cuando se fué…- le digo. 

Wonu no contesta. Simplemente asiente con la cabeza. 

— Debió sentirse aliviado al recordar lo que le pasó. - continúo. 

De nuevo, solo asiente. 

Suspiro hondo. Definitivamente algo ha pasado, pero él simplemente no quiere decirme nada. 

— Iré a dormir. - le digo. 

Butterfly... Epilogo


Cinco años después

— Es tan… apuesto, tan lindo, tan… buen papá… 
— Si tú lo dices…- Jungkook rueda los ojos. 

Hago un puchero indignado por su respuesta. Pongo mis manos en la cintura para dar mis argumentos. 

— No es que yo lo diga, es que solo basta ver lo bien que cuida de Yeonjun, ¡míralo! – le digo señalando hacia donde Yeonjun juega. 

Es su cumpleaños número cinco, y Ho Seok ha rentado un salón de juegos para que todos los invitados y amiguitos de Yeonjun puedan divertirse. Por supuesto, Namjoon está aquí, y como siempre, no se le despega al pequeño. 

Yeonjun está en el columpio, vestido con sus pantaloncillos cortos y chaqueta azul, con sus tenis amarillos y agujetas rosas. Obviamente al igual que su appá, está descubriendo su diva interior utilizando todas las combinaciones posibles en su guardarropa. 

Sonrío amplio al ver a Namjoon empujarlo con suavidad para que Yeonjun se columpie. Ho Seok se acerca con un jugo en su mano el cual le entrega a su hijo. Suspiro hondo. Es el cuadro perfecto…

De pronto, Seokie saca del bolsillo de su pantalón un sobre, se pone de cuclillas frente a Yeonjun y se lo entrega. El pequeño rápido lo abre, saca un papel el cual observa detenidamente antes de entregárselo a su appá, y luego ve la tarjeta que acompaña al papel. 

¡Es de papi Taehyung!… - lo escucho decir. 

Niego con la cabeza al notar como Ho Seok observa con decepción el papel que Yeonjun le dio. El cuadro perfecto se rompe cuando Yoon Gi llega y le arrebata el papel, antes de que Ho Seok pueda reaccionar lo rompe en pedacitos pequeños. 

— ¿Otro cheque? – Jungkook que aún sigue junto a mí pregunta. 
— Seguramente…- niego con la cabeza- y pensar que Ho Seok tuvo la consideración de decirle la verdad… ¿Y para qué? ¿Para que envíe un cheque cada cumpleaños? 
— Nunca me cayó bien – Kookie dice indignado al igual que yo. 

Yoon Gi levanta a Yeonjun del columpio y lo sienta sobre sus hombros provocando la risa del pequeño. No puedo evitar sonreír amplio al verlo. Ho Seok camina junto a él, angustiado y preocupado, cuidando que no se caiga su bebé. 

Butterfly... Capitulo 20 (Final)


Una semana después

Abro los ojos cuando escucho el llanto de mi pequeño Yeonjun a través del monitor junto a mi cama. Suspiro hondo. Estoy muy cansado pero debo levantarme a darle su biberón. Volteo a ver el reloj junto al monitor. Son las 2 de la mañana.

De nuevo suspiro hondo. Hago las sábanas a un lado y me siento en la cama, intento despertarme por completo pero está siendo muy difícil. 

— Ya, ya… no llores, aquí tengo tu biberón…

Frunzo el ceño cuando escucho una voz a través del monitor. 

— Sí, yo sé que tienes hambre, pero no llores. Vas a despertar a tu appá. 

Sonrío cuando reconozco la voz de Namjoon. Mi sonrisa se amplía cuando Yeonjun deja de llorar y Namjoon comienza a tararear una canción. 

Creo que no debo preocuparme más. Así que me dispongo a acostarme de nuevo. Apenas estoy tocando la almohada cuando otra voz se escucha. 

— ¿Qué haces aquí? 
— ¿No ves? Le estoy dando de comer a Yeonjun.
— ¿De cuál leche le estas dando? Quedamos en que cambiaríamos la fórmula porque la que se le estaba dando le provocan cólicos 

Taehyung está regañando a Namjoon y eso me hace rodar los ojos. 

— Ya lo sé, pero nadie ha comprado la nueva. Además, creo que deberíamos esperar a llevar a Yeonjun con el pediatra, ¿no crees? 
— Sí, pero… 

El llanto de Yeonjun los interrumpe. Seguramente Namjoon apartó el biberón de su boquita y le está reclamando que lo siga alimentando. 

— ¿Qué haces? Dale de comer – Taehyung susurra

Obviamente Namjoon ha regresado el biberón a su lugar porque de nuevo el llanto ha cesado. De nuevo Namjoon comienza a tararear una canción y todo regresa a la calma. 

De nuevo, suspiro hondo y me recuesto en mi cama. Cierro los ojos para seguir durmiendo un poco… 

— Oigan… olvidé decirles que de regreso del club pasé a comprar la nueva fórmula que el doctor me dijo cuándo lo llame por teléfono hoy por la mañana.

Yoon Gi entra a la habitación del bebé. 

Abro los ojos de nuevo. Mi corazón se acelera, me siento un poco nervioso de escucharlos a los tres en la habitación de Yeonjun. Cuando los tres están juntos nunca terminan bien las cosas. 

— ¿Y cuándo pensabas decírnoslo? 

Taehyung se escucha molesto. Rápido me siento en la cama listo para cualquier cosa. 

— ¡Duh! Lo estoy haciendo ahora, ¿no escuchaste “Picapiedra”? 
— ¿A quién estás llamando “Picapiedra”? 
— A ti por supuesto, ni modo que se lo diga a “Marmol”, él ni ha hablado. 

Suspiro hondo. Demasiado cansado de éstas peleas. 

— Dejen de pelear, van a despertar al bebé.

Namjoon como siempre intenta calmarlos.