Tenías que ser Tú... Capitulo 01

Si alguien me lo hubiera contado, yo jamás lo habría creído. Es decir, todo suena demasiado fantasioso, pero fue appá a quien le pasó, y bueno, yo estuve demasiado cerca de todo como para notar cosas extrañas a mí alrededor.

Mi nombre es Aron, tengo 15 años recién cumplidos, acabo de entrar al bachillerato, estoy en la edad en que… bueno ustedes saben, los jovencitos se convierten en algo que no sabías que podrían ser tan lindos…

¿Cuál es el problema? Que a veces quisiera poder tener a alguien con quien hablar sobre éste tipo de cosas, como se debe conquistar a los jovencitos, y créanme, appá no es de gran ayuda.

Desde que puedo recordar, appá nunca ha tenido una pareja estable, se la pasa hablando mal de los hombres, se la vive recordándome que yo debo ser todo un caballero, tratar a los jovencitos con respeto, en fin toda una serie de consejos, que para ser sincero hasta ahora no me han servido de mucho.

Appá es abogado, por increíble que parezca se mueve en un mundo en donde quienes dominan el negocio son los hombres, su jefe es un hombre y sus adversarios en los juicios, son hombres. Creo que appá es masoquista… en fin, las cosas comenzaron a cambiar el día en que a appá le asignaron un nuevo caso.

Hyung Joon (POV)

Como todos los días desde hace 15 años, me despierto muy temprano, preparo el desayuno, despierto a mi hijo adolescente, lo apresuro para que se vista, lo llevo a la escuela y finalmente voy a mi oficina.

No me quejo, Aron es lo mejor que me ha pasado en toda mi vida, es lo más importante y la persona por quien trabajo día a día, enfrentándome a hombres superficiales, machistas e hipócritas. No voy a negarlo, ha sido difícil abrirme camino en una profesión en donde los hombres son como tiburones en busca del pez más débil.

Creo que he logrado un lugar en el bufete de abogados para el cual trabajo, aún así, los casos más sencillos y los menos relevantes siempre terminan en mi escritorio, mientras que los más complicados y que capturan la atención de los reflectores son para mis compañeros.


Así que aún sigo intentando brillar y que mi jefe, vea en mí a un buen abogado no solo a un jovencito con linda sonrisa, o buenos atributos.

-Buenos días- saludo un poco forzado a mi compañero de oficina
-Buen día-

Su nombre es Kyu Jong, y no es que tenga algo en su contra, además del hecho de que es hombre, pero apenas lleva aquí un año y ya consigue mejores casos que yo.

Camino hasta mi escritorio, dejo mi portafolio a un lado, me siento y comienzo a revisar los folders con algunos casos que aún están en los tribunales en curso. Suspiro hondo cuando veo que hoy por la mañana llegó la resolución de uno de los más importantes que tenía.

El juez, hombre por cierto, ha decidido que mi cliente se atravesó en el camino del lujoso vehículo de un jovencito, hijo de un poderoso magnate, y que además estaba siendo representado por un bufete de abogados conocido por tener entre sus filas a los más implacables.

Obviamente, la resolución no ha sido justa, algo debieron hacer. El problema es que mi cliente ha quedado sin el pago de sus gastos médicos y yo tengo que darle la noticia.

El sonido de mi teléfono de escritorio me saca de mis pensamientos. Veo fijamente la pantalla para ver que la llamada proviene de la oficina de mi jefe. Aprieto los labios, respiro hondo. No estoy listo para enfrentarlo.

Seguramente ya se ha enterado de éste fracaso.

-¿No vas a contestar?- levanto la mirada para ver a Kyu Jong quien me ve con una sonrisa idiota, frunzo el ceño
-Sí, claro que lo haré-
-Adelante.- mueve su mano

Aprieto los labios molesto, es evidente que está disfrutando de esto. Respiro hondo antes de contestar la llamada.

-A sus órdenes Licenciado Moon-
-¡Kim, ven inmediatamente a mi oficina!- me estremezco al escucharlo gritar
-En seguida…- cuelgo la bocina

Levanto la mirada para encontrarme con la sonrisa de Kyu Jong, viéndome desde su escritorio, fingiendo revisar un folder.

Decido ignorarlo, así que me pongo de pie y camino hasta la oficina de mi jefe, Moon Jeong Hyuk es el socio mayoritario del bufete, y quien lleva las riendas de quienes trabajamos para él. Yo llevo aquí aproximadamente siete años, desde que me gradué, claro, después de haber tenido que suspender mis estudios por cinco años cuando Aron nació.

Doy unos golpecitos a la puerta, escucho su voz grave diciéndome que entre. Respiro hondo, acomodo mi traje y entro. Está sentado revisando algunos papeles, ni siquiera levanta la mirada para verme.

-Así que perdiste el caso “Lee-Jang”-
-No tenían caso, estoy seguro que…- levanta una mano para hacerme callar
-Evítate las explicaciones Kim- pone una carpeta frente a mí en su escritorio

Levanto el folder, lo observo unos momentos antes de abrirlo. “Kim –Heo” leo en la primera hoja. Frunzo el ceño mientras voy leyendo el resto del documento.

-Escúchame bien Kim, los muchachos están hasta el tope con casos muy importantes, no tengo más remedio que dártelo a ti- abro los ojos sorprendido
-¿Cómo?-
-El joven Heo está demandando a su marido por infidelidad.- no puedo evitarlo, los ojos me brillan al saber eso- y tu tienes que lograr que se quede con la mitad de todo- sonrío
-Lo haré señor- suspira resignado
-Espero… eres el único que estaba libre.- frunzo el ceño, estoy cansado de que siempre me den los casos simples, ésta es mi oportunidad y voy a demostrarles de lo que soy capaz
-No se preocupe señor, no se arrepentirá- le digo seguro antes de ponerme de pie y salir de la oficina

¡Kim Hyung Joon le demostrará a Moon Jeon Hyuk que no es un abogado de segunda, y que es igual y más capaz que cualquiera de los hombres que trabajan en éste bufete!

O por lo menos eso pensaba appá antes de llegar esa tarde a la oficina del bufete de abogados “Park” en donde tendría la primera reunión con su cliente y la contraparte. Appá jamás se imaginó que en el momento más importante de su vida, después de mi nacimiento por supuesto, tendría que encontrarse de nuevo con él.

Y no estaba muy feliz, sobre todo después de que se dio cuenta que ni siquiera lo reconocía. Está bien que appá había cambiado un poco con los años, o que el único recuerdo que podrían tener juntos había sido en una noche en que los dos habían tomado demasiado, pero vamos, ¡¿olvidarlo por completo?!

En momentos como esos es cuando le doy un punto a favor a mi appá…

Jung Min (POV)

Sonrío ampliamente en cuanto veo entrar a mi cliente, es un reconocido empresario de la industria cervecera, “Hite” para ser exactos. Éste es un caso importante por la cantidad de pérdidas en dinero y propiedades que podría representar si llegara a perder, cosa que de ninguna manera sucederá.

-Buen día Señor Kim- extiendo mi mano hacia él
-Buen día- no luce muy bien

De hecho, podría jurar que eso debajo de sus ojos son unas muy oscuras y profundas ojeras. Ni que decir de lo pálido que luce, o lo débil.

Se sienta en una de las sillas de la sala de juntas del despacho. Suspira hondo. Quita el anillo de su mano y empieza a juguetear con él entre sus dedos. Suspira hondo.

-Dele lo que quiera- dice de pronto
-¿Qué?- frunzo el ceño, no entiendo lo que está diciéndome
-A mi esposo… solo dele lo que pida…- contesta bastante desolado

Y juro por Dios, que lo que acaba de decirme no tiene ningún sentido. “Dele lo que quiera”. ¿Acaso está loco? ¡Estamos hablando de millones de dólares! Yo no puedo hacer un trato así con la contraparte, pondría en entredicho la reputación del despacho jurídico de mi familia.

Carraspeo un poco mientras acomodo mi corbata. Me siento frente a él, sonriendo ampliamente. Tengo que convencerlo de que cambie de opinión.

-Señor Kim…- mis palabras se quedan atrapadas en mi garganta cuando la puerta de la sala de juntas se abre

Me pongo de pie de inmediato al ver entrar a dos jóvenes. Uno de ellos supongo el esposo del señor Kim, el otro, no tengo idea de quien sea. Ambos caminan hasta ponerse frente a nosotros.

-Estas aquí…- uno de ellos se dirige a mi cliente, por su trato debo suponer que es el joven Heo.- creí que tendrías la decencia de no venir-
-Tenía que hacerlo- mi cliente contesta, el joven Heo levanta una ceja un poco indignado
-Bien, por lo menos cumples con algo en toda tu vida, es una lástima que lo hagas justo cuando estamos divorciándonos-
-¡Yo siempre he cumplido todos tus caprichos Saeng!-
-¡Si, los míos y los de no sé cuantos jovencitos más!-

Mi atención se distrae cuando empiezan a discutir, y me centro en el joven parado junto al esposo de mi cliente. Sonrío. Es realmente lindo, su rostro me parece un poco familiar. Bajo la mirada para revisar el resto de él, su cuerpo para ser más específico. Sí, tiene todo en su lugar, los pantalones se ajustan a sus caderas, la camisa por debajo de su saco deja ver un poco de su delgado cuerpo.

Levanto la mirada solo para toparme con el ceño fruncido del joven. Me aclaro la garganta.

-Mucho gusto, Park Jung Min, represento al señor Kim- extiendo mi mano hacia él, pero pareciera que tan solo dirigirle la palabra lo hace molestarse

Que mal, tan lindo, una cosita sexy, pero tan malhumorado…

-Kim Hyung Joon, abogado del joven Heo- levanto una ceja realmente sorprendido
-¿Abogado?- sonríe de lado
-Sí, ¿algún problema con eso?- uuuh… parece que lo he hecho enojarse más con mi comentario
-No, ninguno, solo que pensé que “Moon y asociados”, enviaría a Lee o Shin, esto será algo sencillo después de todo- puedo ver como el humo sale por sus orejas con lo molesto que está

No puedo evitarlo, se ve sexy así de molesto. Aunque en el fondo, realmente pienso que éste caso lo tengo ganado, sobre todo porque lo único complicado que tengo que hacer es convencer a mi cliente de que no le deje la mitad de su fortuna a su esposo.

-¡¿Ah sí?! ¡Pues entonces quédate en la calle!- escucho a mi cliente gritar, sonrío levemente
-¡Eso crees Kim Hyun Joong! ¡Voy a quitarte hasta el último peso!- el joven Heo amenaza señalando a mi cliente con el dedo
-¡No me apuntes así! ¡Recuerda quien eres! ¡Recuerda de donde te saqué!-

El joven Heo, al igual que la cosita sexy de su abogado y yo abrimos los ojos muy sorprendidos con su declaración. El joven Heo jadea, pasa saliva, respira hondo y levanta el mentón.

-¡Bien, lo recordaré Hyun Joong, lo recordaré hasta que logre dejarte en la calle, y entonces tu recordarás que no debiste meterte con alguien como yo!- grita molesto antes de dar la vuelta y salir

Los tres nos quedamos en silencio hasta que mi cliente se sienta, y deja caer su rostro entre sus manos lamentándose lo que acaba de decir. Yo simplemente estoy satisfecho con esto así que no puedo quitar la sonrisa de mi rostro.

Volteo a ver a la cosita sexy del abogado, y éste sigue viéndome fijamente como si quisiera ahorcarme o algo parecido.

-Hombres…- murmura. Abre su portafolio, saca un papel y lo extiende hacia mí. –Esto es lo que mi cliente demanda- levanto una ceja
-Bueno, no es necesario- tomo el papel y lo dejo sobre el escritorio- todo lo que el Señor Kim posee, lo consiguió antes de contraer matrimonio con el joven Heo, así que cualquier cosa que quiera, no le corresponde en absoluto- entrecierra los ojos
-El Señor Kim faltó al contrato matrimonial que firmaron antes de casarse-
-Si usted…- me inclino hacia él- puede comprobarlo, adelante- muevo mi mano desestimándolo
-Imbécil…- dice entre dientes
-¿Perdón?- ladeo la cabeza
-No, no lo perdono…- eso me sorprende, pero no puedo dejar de sonreír por su respuesta

Al parecer el hecho de que yo esté disfrutando de esto lo hace enojar, simplemente toma su portafolio, se da la vuelta, pero ante su molestia no se da cuenta que detrás de él está la mesa del café, choca con ella, cae al piso tirando la cafetera al piso.

-¡Aaah!- grita al sentir lo caliente del agua

Me apresuro a ayudarlo a ponerse de pie, cuando me inclino veo que la clavija empieza a echar chispas.

-Cuidado no…- no alcanzo a decirle que no toque el agua

El abogado sexy se gira y pone sus manos en el agua tocando el cable de la cafetera, y recibe una descarga eléctrica. Mi cliente y yo nos quedamos petrificados sin saber qué hacer. Cuando logro reaccionar, con lo primero que encuentro jalo la clavija y logro desconectar la cafetera.

-¡Rayos! ¡Mató al abogado de mi esposo!- me grita mi cliente, volteo a verlo
-¿Qué? ¡No! ¡Él solito tropezó con la cafetera y se electrocutó!- me defiendo

Me inclino para ver al jovencito, está tirado en el piso, puedo ver que sus párpados se mueven, así que eso me tranquiliza, por lo menos no está muerto.

-¿Estás bien?- le pregunto intentando levantarlo del piso
-¿Huh?...- intenta abrir los ojos… ¡Dios! Se ven tan desvalido que me dan ganas de robarle un beso ahora que parece no tener muchas fuerzas… de pronto abre los ojos
-¡Depravado!- me empuja abriendo muy grande los ojos
-¿Qué? ¿Y eso porque? Todavía que estoy ayudándolo!-
-¡Además de imbécil, depravado!- se pone de pie

Para hacerlo, se gira dejándome ver sus lindos y bien formados glúteos. Vaya, me pregunto ¿cómo se sentirá tocarlos?

Se gira rápido para verme con los ojos muy abiertos. ¿Qué le pasa?

-¿Qué?- le pregunta, frunce el ceño
-¿Qué dijiste?- ladeo la cabeza sin entender de que habla
-¿Cuándo? ¿De qué hablas? ¿Estás seguro que no te golpeaste la cabeza?- me acerco un poco pero no me deja
-No, no, no… estoy bien…- toma su portafolio

Camina hacia la puerta, sonrío al ver que su camisa está húmeda por el agua de la cafetera y se transparenta, puedo ver a través de ella esos rosados pezones.

-¡Oh Rayos!- ahoga un grito al mismo tiempo que pone su portafolio en su pecho, lástima acaba de cubrir lo que estaba viendo- me pondré en contacto con usted señor Park- me dice
-De acuerdo, pero le digo que no tiene un caso, mi cliente no le dará nada al suyo…- sonrío

Rueda los ojos antes de salir.

¡Wow! Esto fue demasiado raro, pero bueno, ese abogado es bastante sexy y podría lidiar con su locura, aunque dudo que me acepte una copa.

Y sí, tenía razón, appá de ninguna manera le aceptaría una copa, no después de lo que acababa de ocurrir.


Appá estaba experimentando algo que hasta ese momento solo le decía que por fin estaba volviéndose loco, aunque después se acostumbraría y sacaría mucho provecho a todo.
Share:

7 comentarios:

  1. me encantooooooo asdasd amo el minjun *¬* ---- ya quiero leer el proximo cap !!!!!!! ...como siempre jungmin xd un idiota ...pobre junnie el idiota se olvido de el . porfavooooor no te demores xDDD me encantan tus fics ^^

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajajajajajajajajajajaa
    a jungmin le ira muy bien con ese descubrimiento de joon....lo dejara en jake cuando joon logre captar bien o que le pasa.
    que tonto joong,pero esa discucion no fue buena
    pero min es un idiota,siempre se supera el mismo en lo que a esto concierne
    tonto tonto jungmin,pero asi le ira

    ResponderEliminar
  3. Yujuuu!!!! Un MinJun nuevo!!!!

    Aunque esperaba otro fic en lugar de este u.u Pero seré paciente


    ¿Min no se acuerda de Jun? Pero si hasta hicieron un Aron >.< debería recordarlo u.ú
    Pero bueno, habrá que ver cómo se desarrola este melodrama a la Mel Gibson xDDD


    Muchas gracias por subirlo *-*

    ResponderEliminar
  4. Jjajajaja Min no se acuerda de Jun, como no se va acordar tan tomado estaba que no va reconocer con la persona con la que se acostó. Me encanta Aron cuando cuenta la historia de su appa. Espero con ansia el próximo capi. Besos.
    Y como dijo Gaby Yuuri, esperaba otro fic en lugar de este pero igual lo seguire por que la historia y la pareja me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
  5. sadgashfdghsafdghasdsah Min como rayos no te acuerdas de mi baby eme.
    bueeeenoo XD comparto las ganas de tocarle el trasero :v jaaaaa okno XD Mew,gracias por el fic *-* espero la actu. *-*<3<3

    ResponderEliminar
  6. Waa esta genial!!
    Jung Min enserio que no se acuerda de Min. Ni aun viendo ese trasero de Jun >w<
    Que risa con Jun, la misma molestia de encontrarse de nuevo con Min y que este no lo reconociera lo pusieron nerviosos y atontado.
    Al parecer Hyun es un tontito y Saeng una persona muy molesta xD

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajaja Min eres un caso perdido como no te vas acordar de mi Baby, Aaron contando la historia de sus padres que chistoso. Hyun como eres capaz de decirle eso a mi príncipe este divorció esta interesante y espero que no llegue a concluir.
    G

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts