Bajo el mismo cielo... Capitulo 63

Jung Min (POV)

Camino de un lado a otro nervioso.

Hyung Jun acaba de ser llevado por los enfermeros a una habitación. Yo estoy esperando a que alguien me informe lo que está pasando. Mi corazón late muy rápido. Tengo que admitir que estoy muy preocupado y nervioso.

— ¡Jung Min! ¿Qué haces aquí? – me giro para ver a Ki Bum caminar hacia mí.
— Hyung Jun, se ha puesto en labor de parto.
— ¿Qué? Pero si estaba bien cuando lo dejé, ¿qué pasó?
— No sé, simplemente rompió su fuente y tuve que traerlo rápido al hospital.
— ¡Oh Dios! ¡Va a nacer mi sobrino!  - Ki Bum sonríe feliz.

No puedo evitar sentirme de igual manera. Emocionado por conocer a mi hijo. Mi corazón late emocionado.

— Señor Park.

Me giro cuando escucho que me llaman. Un enfermero ha salido portando una bata verde.

— ¿Sí?
— Acompáñeme por favor. – me dice señalándome una puerta.

Mi corazón se acelera emocionado. No lo hago esperar. Apenas entro a la habitación, me entrega una bata igual verde, un protector para el cabello y una máscara. Intento respirar hondo, de pronto me siento muy nervioso.

Apenas me he puesto todo, el enfermero me pide que lo siga. Salimos por otra puerta, directamente al quirófano en el que Hyung Jun ya está esperándome, y apenas me ve extiende su mano hacia mí.

— Jung Min…
— Aquí estoy bebé… - le digo alcanzando su mano.
— Tengo miedo…- murmura, llevo su mano a mis labios y deposito un beso.
— No tengas miedo, todo saldrá bien. Nuestro pequeño es un niño fuerte y sano.
— ¿Y si algo sale mal? Ni siquiera hemos decidido su nombre. – Hyung Jun lloriquea.

Llevo una mano a su mejilla para tratar de calmarlo. Le doy un beso ahora en la frente y sonrío intentando mostrarme tranquilo.

— Bueno, podemos decidirlo ahora. ¿Cuáles eran las opciones? – pregunto sin dejar de acariciar su cabeza.
— Seok Woo, por la persona que firmó la carta que dejaron conmigo el día que me abandonaron en el orfanato. Creo que era mi appá. – me dice.

Sonrío al recordar nuestros días en el orfanato. Hyung Jun siempre que tenía oportunidad, iba y le pedía a uno de nuestros cuidadores que le dejara leer la carta, aunque a su edad, no sabía leer y simplemente la observaba. Repetía constantemente el nombre, mientras pasaba sus deditos por la firma al final de la carta.

— Pero también me gustaría Min Chae…- me dice — Tu nombre… - de nuevo me inclino para darle un beso en la frente.
— Los dos son muy buenos nombres. – le digo.
— Los quiero los dos, ¿qué hacemos? – hace un puchero.
— Siempre pueden poner una combinación de los dos nombres.- dice el Doctor Choi apenas entra al quirófano listo para traer al mundo a nuestro bebé.

Tanto Hyung Jun como yo sonreímos al escucharlo.


— Tiene razón- le digo. — ¿Qué tal Min Woo? – pregunto.
— No… hay muchos Min Woo en el mundo- me río un poco.
— Sí, tienes razón. Entonces… Chae Woo.
— ¿Y qué tal solo Seok Min? “Brillante y Astuta eminencia”

Hyung Jun sonríe.

— Me gusta… Park Seok Min.
— Entonces así será bebé.
— Bien, entonces vamos a traer al mundo al pequeño Seok Min- el doctor Choi palmea listo.

Hyung Jun suspira hondo. Puedo notar que aún está nervioso. Su mano aprieta la mía fuerte. Yo simplemente acaricio su cabeza, observándolo, sintiendo en mi pecho tanta emoción y felicidad que a veces pienso que es demasiado bueno.

Hong Ki (POV)

Me detengo unos momentos. Levanto mi rostro y veo el techo del hospital. Suspiro hondo. Ya estoy cansado de dar tantas vueltas por los pasillos del hospital. Me duelen las piernas.

— ¿Pasa algo? – Min Hwan pregunta preocupado.
— Sí- contesto realmente cansado y fastidiado.
— ¿Quieres que llame al doctor? – hago una mueca cuando me doy cuenta de que estoy preocupándolo demasiado.
— No- niego con la cabeza — es solo que ya estoy cansado — hago un puchero — Ya quiero que nazca, me duelen las piernas, ya no aguanto las contracciones y ni siquiera creo que haya habido algún cambio desde la última vez que me revisaron…

Min Hwan me abraza y acaricia mi cabeza.

— Solo un poco más Hong Ki…
— Es que no es justo…- hago un pequeño berrinche — Yo llegué primero al hospital y Hyung Jun ya está en el quirófano…- escucho a Min Hwan reírse.
— No te burles…- le doy un golpe suave con el puño en el hombro.
— No me burlo, pero tienes que aceptar que estás siendo un poco berrinchudo…- hago un puchero de nuevo.
— Lo sé… pero…— aprieto los labios y mis manos sobre sus hombros cuando otra contracción casi me dobla del dolor.

Respiro hondo varias veces. Min Hwan me sujeta mientras me habla y me ayuda a intentar relajarme, hasta que finalmente la contracción pasa.

— Esa fue más larga, ¿no? – asiento con la cabeza — ¿Y cuánto tiempo ha pasado desde la anterior?
— Como seis o cinco minutos…- contesto.
— Creo que deberíamos regresar a la habitación – Min Hwan me dice sujetándome de la cintura.

Casi hemos llegado a la habitación cuando otra contracción empieza justo cuando alguien choca contra mi hombro.

— Perdón…- la persona se disculpa.

Min Hwan me sujeta y de nuevo me ayuda a respirar. Pero no puedo apartar de mi mente la voz de esa persona. Me giro para intentar verlo, pero solo veo su espalda. Un escalofrío recorre mi espina dorsal.

— Hong Ki, respira hondo – Min Hwan llama mi atención.
— Ssi…- murmuro.

Me obligo a cerrar los ojos y hacer pequeñas respiraciones para intentar alejar de mi mente esa voz.  Poco a poco la contracción pasa.

— ¿Mejor? – asiento con la cabeza.

De nuevo volteo hacia donde vi al doctor alejarse, pero ya no está. Aprieto mis labios, tengo un nudo en el estómago.

— Vamos, entremos a la habitación, llamaré a un enfermero.
— Sí. – sonrío — Gracias Min Hwan.

Min Hwan me ayuda a sentarme en la cama. Estoy tan cansado de estar caminando por los alrededores que me es difícil hacer ya las cosas solo. Cierro los ojos cuando Min Hwan sale de la habitación.

— Mingyu…por favor, ya nace…- murmuro mientras acaricio mi vientre y espero a que Min Hwan regrese. — Appá está cansado, necesito que nazcas pronto…

Respiro hondo. Escucho la puerta de la habitación abrirse de nuevo, sonrío pensando que es Min Hwan con un enfermero. Alguien se acerca al suero, abro un poco los ojos y veo a ese doctor poniendo algo en el suero.

— ¿Doctor? – lo llamo, pero no se gira.

Mi corazón se acelera nervioso. Volteo a mi alrededor en busca de Min Hwan, pero no hay nadie más en la habitación, solo ese doctor. Estoy asustado. Estiro mi mano para alcanzar el botón para llamar a un enfermero.

— ¿Quién es usted? – le pregunto mientras aprieto el botón.

No contesta.

— ¿Quién…? ¡Aahh!! – grito y llevo una mano a mi vientre cuando un fuerte dolor me dobla.

De nuevo aprieto el botón desesperado. Ese doctor ha salido de la habitación apresurado, y el dolor no se calma. Esto ya no es una contracción. Empiezo a temblar y el sudor escurre por mi rostro.

No ha pasado mucho tiempo cuando varios enfermeros acompañados de Min Hwan entran a la habitación. No puedo dejar de gritar del dolor. Otro doctor entra.

— ¡Tenemos que llevarlo al quirófano ya! – ordena a los enfermeros.
— Hong Ki, todo estará bien…- Min Hwan sostiene mi mano.
— Alguien… alguien puso algo en el suero…- murmuro.

Min Hwan abre los ojos muy grandes. Se gira a ver el suero que aún está sujeto a mi mano, sin decir nada, simplemente lo arranca.

— ¡El suero! – le dice al doctor. — Hong Ki dice que alguien vino a ponerle algo al suero.
— Tal vez un medicamento muy fuerte para… ¡rápido! ¡la vida del bebé está riesgo!- el doctor grita.

Siento como me mueven, el dolor es insoportable. Todo se mueven a mi alrededor, poco a poco mis ojos se cierran…

Ki Bum (POV)

Camino de un lado a otro nervioso. No solo es porque estoy esperando a que nazca mi sobrino, sino porque acabo de ver como se llevaron a Hong Ki de urgencia. No sé qué pasó, pero la situación no lucía muy bien.

Me siento en uno de los sillones en la sala de espera. Suspiro hondo. Saco mi celular y lo reviso. En el fondo espero una llamada o algún mensaje de Kyu Jong, pero no hay nada. Muerdo mi labio para no hacer un puchero por lo triste que me siento.

— Eres un tonto…- murmuro sin dejar de ver el celular.

Bajo la mano con el celular cuando éste comienza a sonar. Rápido lo levanto pensando que es Kyu, pero no es así. Es Jae Jin.

— ¿Sí?
— Hey Ki Bum, ¿cómo va todo por allá?
— Hyung Jun está aun en el quirófano, estoy esperando noticias.
— Genial, ¿Y Hong Ki? ¿Aún nada? – suspiro hondo.
— A él se lo acaban de llevar también, algo pasó, pero no me pudieron decir nada. En realidad estoy un poco preocupado.
— Dios… quisiera estar ahí, pero alguien debe cuidar a los bebés.
— No te preocupes. Young Saeng dijo que venía en camino, estoy esperándolo.
— Bien, cualquier cosa me llamas, ¿de acuerdo?
— Sí, de acuerdo.

Apenas corto la llamada. Las puertas de la sala de espera se abren. Jung Min aún vestido con la bata verde entra con una sonrisa de oreja a oreja. Me pongo de pie.

— Seok Min acaba de nacer- me dice.

No puedo contenerme y grito emocionado mientras doy pequeños brincos alrededor.

— Quiero conocerlo, ¿podemos verlo? – le pregunto.
— Lo están limpiando para poder llevarlo a los cuneros. Ellos nos avisarán.- de nuevo sonríe — es un bebé hermoso. Va a ser un galán cuando crezca- Jung Min dice orgulloso.

No voy a desmentirlo. La verdad es que aun sin conocerlo, estoy seguro de que será como Jung Min ha dicho, después de todo es mi sobrino.

— ¡Oh! ¡Jung Min! – Hyun Joong y Young Saeng entran. — ¿Ha nacido? – Young Saeng pregunta.
— Sí… es increíble, tan pequeñito, tan frágil…- Jung Min levanta sus manos como si sostuviera al bebé— lo tuve en mis brazos unos momentos y ya quiero volver a cargarlo- dice.
— Felicidades Jung Min…- Hyun Joong le da un abrazo.

Estamos muy emocionados, pero de pronto uno de los guardias de seguridad que Jung Min tiene contratados entra a la sala.

— Señor.
— ¿Ocurre algo? – Jung Min le pregunta. El guardia baja la mirada.
— Lo siento señor. Alguien entró a la habitación del joven Hong Ki y puso grandes cantidades de metotrexato en sus medicamentos. Lo han llevado de urgencia al quirófano para salvar la vida del bebé. Hemos buscado por todo el hospital, pero no hemos encontrado a nadie sospechoso.

Jung Min se ha puesto rojo. Debe estar muy enojado y preocupado por la seguridad no solo de Hong Ki, sino también de mi hermano.

— Revisen las cámaras de seguridad. – Jung Min le dice — Y quiero a alguien vigilando los cuneros y a otra persona con Hyung Jun.
— Sí señor.

El guardia sale tan rápido como llegó. Todos estamos en shock. Jung Min luce muy molesto, saca su celular y marca. Llama al oficial Cho para que envíe a alguien a investigar junto con el equipo de seguridad, pero nada podrá tranquilizarnos hasta que Geun Suk sea detenido.

— Voy a ver a Hyung Jun – Jung Min dice antes de salir de la sala.
— Nosotros vamos a los cuneros, ¿vienes? – Young Saeng me pregunta.
— Sí. Voy con ustedes.

No puedo dejar de ver a mi alrededor. ¿Y si Geun Suk está vigilándonos? No tengo la menor duda de que ha sido él quien le ha puesto ese medicamento a Hong Ki, no hay nadie más que quisiera hacerle daño; y eso me hace temer por la seguridad de mi hermano.

Veo a Hyun Joong abrazar a Young Saeng y eso me hace extrañar demasiado a Kyu Jong. Suspiro hondo mientras los sigo de cerca rumbo a los cuneros.

— Oh… que lindos…- Young Saeng murmura.
— ¿Cuál es el pequeño Park? – pregunta Hyun Joong.

Me acerco para ver a los bebés a través del vidrio. Veo a cada uno de ellos, centrándome en los que tienen su mantita azul. Sonrío al ver uno. Estoy seguro que es él. Entrecierro los ojos para leer los datos.

— Es él…- digo señalándolo — Park Seok Min.
— ¡Waa! Es muy lindo…- Saeng está embobado.

De reojo veo de nuevo a Hyun Joong abrazar a Young Saeng de la cintura mientras observan al bebé. Suspiro hondo de nuevo. De pronto alguien desliza su brazo alrededor de mi cintura y eso me hace dar un brinco asustado.

Me giro alterado hasta que veo el rostro de Kyu Jong.

— Kyu…
— Lo siento amor, lo siento mucho…

Aprieto los labios. Quiero seguir molesto, pero no puedo. Recargo mi frente en su hombro abrazándolo.

— Te quiero…
— Y yo a ti más…

Nos quedamos así por unos momentos hasta que Kyu Jong vuelve a hablar.

— Tu sobrino es un bebé muy lindo. – sonrío.
— Lo sé…- levanto mi rostro para ver su rostro.
— Y tú debes estar muy cansado – me dice acariciando mi mejilla con su mano.
— Un poquito…- murmuro.
— Tienes que descansar. Además, aun tenemos que hablar. – hago una mueca.
— No sé si quiera seguir hablando de lo mismo Kyu… - desvío la mirada.
— Pero tenemos que hacerlo. Quiero aclararte muchas cosas. – Kyu Jong me dice sujetando mi rostro para que lo vea a los ojos.

Suspiro hondo resignado.

— Está bien.
— Vamos, hay un lugar al que quiero llevarte.
— De acuerdo. – me giro para ver a Young Saeng. — ¿Pueden decirle a Jung Min que me ido a descansar un rato? He estado en el hospital toda la noche.
— Está bien Ki Bumie, nosotros le decimos.
— Gracias.

Me giro para ver por última vez a Seok Min a través del vidrio. Es tan pequeñito. Tan lindo. Quiero cargarlo, pero sé que ahora es imposible. Con mi mano le tiro un beso. Escucho a Kyu reír detrás de mí, pero no me importa. Quisiera poder darle muchos besitos al pequeño Seok Min, y darle uno así, es la única manera de hacerlo por ahora.

— Anda, vamos…- Kyu Jong toma mi mano.
— Sí…

Me alejo de los cuneros sin dejar de ver al pequeño. No sé porque me siento triste de dejarlo ahí…

Geun Suk (POV)

— Asegúrate de estar en el lugar que te indiqué.- digo a la persona del otro lado del teléfono.

Volteo a ver a mi alrededor. Hasta el momento nadie me ha visto, aunque sé que están buscándome.

Sonrío mientras oculto mi rostro cuando veo pasar a su hermano.

— Yo te llamo en cuanto todo esté hecho para que hagas la llamada. – le digo a la persona antes de cortar.

Me giro siguiendo con la mirada a un enfermero que carga a un bebé envuelto en una sábana azul. Lo veo entrar a la habitación que he estado vigilando. Sonrío.

Hyung Jun (POV)

— Hola bebé, ¿cómo te sientes? — sonrío perezoso cuando escucho la voz de Jung Min mientras su mano acaricia mi frente.
— Bien… - murmuro.
— Me alegra escuchar eso, porque hay una personita que quiere conocerte y necesitas ponerte lindo para él.

Abro los ojos muy grandes cuando lo escucho decir eso.

— ¿En serio? ¿Lo van a traer ya? – Jung Min sonríe.
— Lo están trayendo en este momento…- me ayuda a sentarme — anda, acomódate con cuidado.
— Sí…

Estoy demasiado emocionado que Jung Min ha tenido que hacer que baje mi velocidad al incorporarme en la cama. Mi corazón late rápido, y cuando la puerta de la habitación se abre, mi corazón quiere salirse.

Sonrío demasiado emocionado al ver al enfermero entrar con nuestro bebé en brazos. Se acerca, destapa al bebé justo frente a mí. Abro la boca queriendo decir algo, pero las palabras no me salen, las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas cuando el enfermero pone al pequeño Seok Min en mis brazos.

— Es simplemente el bebé más hermoso que he visto en toda mi vida- Jung Min dice orgulloso.
— Lo sé…- murmuro sin dejar de verlo.

Suavemente acaricio su rostro. Es tan pequeñito. Mi mano tiembla un poco y el brazo con el que lo sostengo empieza a cansarse, pero no me importa, solo quiero tenerlo así un poco más.

Jung Min se sienta junto a mí y nos abraza a ambos. No podemos dejar de ver a nuestro hijo, Jung Min empieza a hacer bromas sobre la cantidad de jovencitos que estarán detrás de él cuando crezca, y yo como appá celoso le digo que no lo dejaré tener novio hasta que tenga cincuenta años.

La verdad es que simplemente estamos diciendo tonterías, pero nuestros corazones están demasiado emocionados y felices de tener a nuestro bebé.

— Lo siento, debo llevarme al bebé – un enfermero entra a la habitación.

De inmediato hago un puchero. No quiero. Quiero que se quede aquí conmigo.

— ¿No puede dejarlo un poco más? – Jung Min le pregunta.
— Lo haría, pero es hora de que coma, y el appá en estos momentos debe descansar.- aprieto mis labios.
— Pero… yo…
— Nada de peros joven, descanse, ya tendrá todo el tiempo para cuidar de él, ya verá cuando sea adolescente, va desear haberlo dejado olvidado en el hospital – el enfermero dice bromeando — si lo sabré yo que tengo un hijo de 15 años.
— Está bien…- sonrío y finalmente le entrego a Seok Min al enfermero.


Jung Min sigue abrazándome. Yo simplemente veo al enfermero alejarse con mi bebé. De pronto mis brazos se siente fríos, vacíos. Quiero que regresen a mi bebé a mis brazos… no quiero separarme de él…
Share:

14 comentarios:

  1. Maldito Seuk 😬
    Se atrevió a casi matar a su propio hijo. Bastardo!!!!
    Lo peor es que no va a quedarse quiero sólo con eso. Creo que habrá más problemas.
    Seok Min bello nació! Y Jungmin orgulloso padre, tal lindo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Saludos Mew!!!

    Seeee ha sido una larga espera... no sabes cuanto esperaba este capo, aunque si debes saberlo jejeje tanto que me pareció cortito... muchisimas gracias por actualizar...

    Primero que nada Al menos Bummie esta recapacitando y ya no le da muchísimo problemas a Kyu, bueno al menos no ese momento.

    Estúpido Sukkie, como te atreves Lastimar a tu hijo, pero es q este hombre está loquisimo, y Kiki me da mucha penita lo q pasara con el, ojala que no logre su objetivo.

    HyunSaeng, bellísima aparición y muy breve...

    Junnie, el bebé es hermoso, realmente hizo un maravilloso trabajo a pesar de todo lo q tuvo que pasar, entiendo como habrán sido sus días de orfanato. Lo bueno de todo es q tuviste a Min Chae para alegrar tus días. Ten paciencia todo pasara muy pronto.

    Sukkie desgraciado... esta vez se llevará al bebé...

    Mew nuevamente agradecerte por el maravilloso trabajo q realizas... ahora espero con ansias el siguiente capo... graaaaaaaaaaacias

    ResponderEliminar
  4. Ay!!! mi pulso cardiaco se ha vuelto a alterar!!!

    Por un lado preocupada por la vida de MinGyu y KiKi, tan contento que estaba KiKi por la llegada de su bebé... para que el medicamento que Suk colocó en el suero sea una carrera contra el reloj por parte de los doctores... vamos docs!!! quizá haya una esperanza de que la rápida acción de Min Hwan impida que Suk logre su objetivo, porque ya bastante ha sufrido KiKi en sus manos desde que tuvo la desgracia de conocerlo.

    Por el otro lado, contenta de conocer a Seok Min y temerosa que a los pocos minutos de haber llegado a este mundo rodeado de la protección y amor de sus padres, tenga que enfrentarse tan pequeñito con la propia muerte si llega a estar al alcance de Suk!!!... sería un golpe mortal para el MinJun... POR TODOS LO SANTOS!!! YA ES TIEMPO PARA QUE EL HDP DE SUK SEA CAPTURADO, ATADO CON UNA CAMISA DE FUERZA Y ENCERRADO EN UNA PRISIÓN DE MÁXIMA SEGURIDAD EN EL LUGAR MAS ALEJADO DEL PLANETA??!!

    Para finalizar es bueno saber que Bummie actúe con madurez y Kyu al fin se sincere con él... es una bonita pareja que merece ser feliz... y por más pequeñita que sea su participación, mi amado HyunSaeng siempre logra hacerme levantar de la cama con una sonrisa y permanecer con ella todo el día.

    Gracias Mew por un nuevo e inquietante capitulo.
    Saludos y un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Como se atreve a tratar de hacer daño a Kiki ¬-¬
    Por fin nacio el baby de Min y Jun Que lindos *W* y los tios todos orgullosos al igual que los padres.
    Como diablos es que dejan entrar a ese tipo al hospital -x- Muy mal por la seguridad v.v
    No!!! espero y no pase lo que creo que pasara TvT
    Gracias por el cap ~~

    ResponderEliminar
  6. Me pregunto que estará planeando Suk?,ojalá y el bebé de Hong ki esté bien 😭

    ResponderEliminar
  7. Hong ki y su bebé están pasándola mal por culpa de ese mugroso ojala todo salga bien para ellos.
    ¿Que estará planeado el mugre loco ese?
    Esperaré el próximo capítulo.



    ResponderEliminar
  8. Déjenme Geunsuk para amarrarlo y cortarle milímetro a milimetro lo que le cuelga... Con una cuchilla oxidada y echarle góticas de ácido 😠

    ResponderEliminar
  9. Me imagino la emoción del MinJun al tener al mini Junnie en sus brazos, aunque debería decir Seok Min pero me encariñe con esa forma de llamarlo.

    Kiki está tan impaciente por tener a su bebé en sus brazos y llega ese infeliz a intentar matar a su propio hijo, realmente no tiene nombre, está loco.

    Que bueno que Kyu buscó a Kibum y quiera aclarar las cosas, su relación es lo más importante y deben luchar por ello.

    Que alguien atrape a ese loco, no tiene perdón de Dios, querer matar a su propio hijo es lo peor que puede hacer.

    ¡Pobre mi baby! la felicidad de tener a su bebé le va a durar muy poquito.

    ResponderEliminar
  10. Después de mucho por fin me estoy actualizando.... Espero que atrapen pronto al loco y que Kikí este bien... Pero sobre todo que a los bebes no les pase nada 😖... Espero el síguele capítulo 😘

    ResponderEliminar
  11. ohhh maldito suk que lastimó a kiki y ahora va por el bebe de junnie... espero que los pequeñitos esten a salvo y que lo agarren a ese idiota pronto!!

    ResponderEliminar
  12. Dios mio señor... Como sea suk el q mando a buscar a baby min lo mato esq aaa que ganas de meterme al fin y partirle los hue.... De una sola patada.... Lo quiero mataaar de la maneras mas cruel posible por intentar hacer le daño a su propio hijo y a mini min.... Dios mio muerooo x. X 😱😱😱😱😱😱😱

    ResponderEliminar
  13. Definitivamente Suk esta loco como puede hacerle daño a su propio hijo y no conforme con eso ahora planea ir tras el pequeño de Jun y Min... por Dios ya va siendo hora de que alguien le ponga un alto...

    ResponderEliminar
  14. TT__TT si supieran lo que está a punto de pasar… Seok Min… pobrecito, todos sienten algo extraño al dejarlo ir… ¡por qué ya nadie confía en sus instintos! Eso hubiera salvado al pequeño de un destino al que Geun Suk le condenó TT__TT.
    Maldito engendro del infierno, ¡otra vez intentó asesinar a Hong Ki y a Min Gyu! Pero no lo lograrás demente, ellos se salvarán, tu hijo vivirá para odiarte, para que vaya a patear la tumba en la que pronto estarás por todas las maldades que hiciste.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts