Bajo el mismo cielo... Capitulo 60

Hong Ki (POV)

— Entonces, ¿qué te parece? – Hyung Jun me pregunta.

Me giro sobre mi eje y veo toda la habitación. Es grande y muy linda. La ventana es muy amplia y puedo ver la naturaleza desde aquí.

De nuevo me giro para quedar de frente a él.

— No es muy grande, pero si más seguro para ti, ¿no crees? – Jun pregunta.
— Sí…

Lo veo acariciar su vientre mientras me sonríe y poco a poco baja su mirada hacia el mío.

— Ésta casa se va a llenar de bebés pronto – sonríe amplio.

Bajo la mirada. Me siento apenado. No puedo creer que él y su marido en verdad estén haciendo esto por mí. No después de lo que les hice alguna vez, o de como traté a Hyung Jun cuando trabajábamos en la “Cappuccino”.

— Mi hermano duerme en la habitación contigua, si necesitas algo, estoy seguro que él puede ayudarte, aunque siempre puedes recurrir a mí, o a Jung Min.

Muerdo mi labio.

— Gracias…- murmuro.

Respiro hondo. Ahora soy yo quien acaricia su vientre.

— No pensé que en verdad fueras ayudarme… yo…
— No pienses tanto. – Hyung Jun de pronto se acerca a mí para abrazarme.

No puedo evitar reír un poco cuando es un poco difícil para nosotros con nuestros vientres abultados.

— Oh, espera…- Jun se mueve un poco— Sí, así… solo voy a ponerme un poco de lado y…  listo.- Jun logra darme un buen abrazo. — No pienses tanto. Tú me salvaste a mí y a mi bebé. Todo lo que haya pasado antes de ese momento, ha sido olvidado. Ahora te debo mi vida y la de mi miniMin. – termina diciéndome.
— Jun…

Ambos nos separamos y volteamos hacia la puerta cuando escuchamos ruidos, algo cayéndose. Muerdo mi labio para evitar reírme. Min Hwan ha cargado todas mis maletas desde la planta baja. Y al tratar de cruzar la puerta de la habitación ha dejado caer algunas.

— ¿Estás bien? – Hyung Jun se acerca a intentar ayudarlo.
— Sí, sí. No te preocupes, yo puedo. – rápido acomoda las maletas en el piso. — Creo que son todas…
— Sí, lo son. – sonrío. – Gracias Min Hwan.

Min Hwan es otra persona que se ha portado muy bien conmigo. Extraño mucho a mi amigo Seung Hyun, pero estar con Min Hwan me ha ayudado a no deprimirme al recordar que Seung Hyun fue la primer persona que me tendió la mano y quiso ser mi amigo.


— Bueno, voy a dejar que te acomodes- Hyung Jun me dice — Si necesitas algo, estaré en la cocina intentando robar algo de comida a Eun Ho mientras cocina. – sonrío.
— Si. Gracias.
— Nos vemos Min Hwan, me alegra verte mejor – le dice.
— Gracias. Lo estoy…

Ambos vemos salir a Hyung Jun de la habitación. Camino hasta la cama y me siento. Estoy un poco más relajado. Por lo que nos dijo Jung Min cuando fuimos a hablar con él, debido a todo lo que ocurrió con Geun Suk, ha mandado a instalar cámaras de seguridad en toda la casa, y pronto tendrá personal de seguridad privada las 24 horas, así que este es el lugar más seguro en el que puedo imaginarme en estos momentos.

Pasé dos días realmente insoportables en mi departamento. No pude dormir. Cada ruido que escuchaba, pensaba que era la puerta abriéndose, y Geun Suk entrando de nuevo con ese cuchillo.

— ¿Estás bien? – parpadeo cuando siento que Min Hwan toca mi mano.

Levanto la mirada y me topo con su mirada. Muy cerca de mí. Observándome fijamente.

— Solo pensaba…- contesto.
— ¿En él?
— Sí. Tenía tanto miedo de que regresara. – suspiro hondo — Ahora me siento más seguro.
— Me alegra.

Min Hwan sonríe antes de ponerse de pie, cargar una de las maletas y ponerla sobre la cama.

— Vamos a guardar tus cosas. Mañana mismo busco una agencia de bienes raíces para vender tu departamento, pero, creo que hasta que nazca el bebé debes quedarte aquí.
— Creo que tienes razón.
— Bien. Entonces… ¿En dónde pongo esto? – pregunta abriendo mi maleta.
— Te ayudo.- me pongo de pie.

Pasamos toda la tarde acomodando cosas. Es divertido estar con él. Aunque sé que aun extraña a Seung Hyun y por momentos se queda pensando en él, pero rápido cambia su expresión cuando nota que lo observo. Quisiera poder evitarle ese dolor, pero no puedo, no cuando yo mismo aún me siento triste por Seung Hyun.

Hyun Joong (POV)

Respiro hondo antes de tocar el timbre. Hace ya dos semanas que vine a esta casa y salí con la intención de no regresar, pero he decidido venir para darles una última oportunidad. Después de todo son mis padres.

La puerta se abre y mi madre es quien me recibe. Ve sobre mi hombro, seguramente verificando que venga solo.

Niego con la cabeza y entro a la casa.

— Él no ha venido – le digo.
— Agradezco que tenga un poco de decencia.

Aprieto los labios para no insultar a mi madre.

— ¿Está papá? – pregunto.
— En su despacho.
— Bien. Necesito decirles algo, vamos con él.
— ¿Vas a dejarlo?

Cierro los ojos unos segundos y continúo caminando sin contestar a mi madre. Estoy comenzando a arrepentirme de haber venido, sobre todo después de escuchar todos esos mensajes que dejó en mi contestadora para Young Saeng.

— Hyun Joong…- papá se pone de pie en cuanto me ve.
— Hola papá. ¿Cómo estás? – sonríe.
— Muy bien, ¿cómo estás tú? – pregunta señalándome una silla frente a su escritorio.
— ¿Cómo va a estar? Ese chico sigue ahí, nuestro hijo…
— Mujer, por favor déjalo hablar. – papá la interrumpe.
— Estoy bien, feliz. – contesto.

Papá simplemente asiente con la cabeza, sin decir nada más. Mamá se para junto a él, esperando a que les diga lo que he venido a decirles. Meto la mano al bolsillo de mi camisa y saco el sobre. Lo pongo en el escritorio frente a papá.

Papá se me queda viendo por unos momentos antes de tomar el sobre y abrirlo. Mamá se inclina para leer al mismo tiempo que papá.

— Solo quería que lo supieran – les digo.

Papá levanta la mirada, dobla el papel y vuelve a ponerlo en el sobre. Mamá frunce el ceño.

— Le dije que no iba a reconocer ningún hijo suyo. ¡No es mi nieto!
— ¿Qué dices tú papá? – volteo a verlo a él.

Se ha quedado pensativo. Verlo dudar de esa manera me ha decepcionado profundamente de él. Niego con la cabeza y me pongo de pie.

— Ustedes se lo pierden- les digo — mi hijo será el bebé más esperado y querido por sus padres, no necesitará de unos abuelos snob y elitistas. Pueden quedarse con su dinero, mi familia no lo necesita, para eso he trabajado estos años, para tener mis propios recursos.
— ¡Con dinero de tu padre! – me giro a ver a mi madre.
— Y se lo he regresado hasta el último centavo.- le informo.

Mi padre se ha quedado callado ante esa declaración. Es verdad, el dinero que alguna vez me dio para aportar el capital financiero para “Cappuccino”, le fue devuelto hasta el último centavo.

Me giro y salgo de ahí. Es la última vez que regreso a esta casa. Pensé que tal vez informándoles del bebé cambiarían de opinión, pero no fue así. Estoy muy decepcionado, mucho más de mi padre.

Ki Bum (POV)

Tarareo una canción mientras leo algunos documentos, sentado en lo que es mi escritorio en la oficina de “Cappuccino”. Llevo una mano al pequeño tupper sobre el escritorio en donde tengo algunos trozos de jícama.

Sin dejar de tararear la canción, llevo un trozo de jícama a mi boca. Muerdo lentamente. El agua de la fruta escurre un poco por mi barbilla. Con la lengua trato de limpiar lo que queda en mis labios. Tomo una servilleta y limpio el resto que ha terminado escurriéndose por todo mi cuello.

Me giro para ver a Kyu Jong que está sentado en su escritorio, del otro lado de la oficina. Le sonrío. De inmediato giro mi rostro un poco cuando una risa intenta escaparse.

Así que quieres esperar a que tenga 18 años. ¡Bien! ¡Espera el tiempo que quieras, pero no te lo haré fácil! Digo mentalmente mientras tomo otro trozo de jícama.

Me giro de nuevo hacia él. Llevo el trozo a mis labios.

— Mmm… Kyu, ¿quieres un poco?- le digo.

Kyu Jong no contesta, solo observa fijamente el trozo de fruta en mis labios.

— ¿Kyu Jong? – insisto.

Parpadea y levanta la mirada para verme a los ojos.

— ¿Sí? – pregunta, sonrío un poco.
— Qué si quieres un poco de jícama.
— Ah. No, no. Así estoy bien.
— De acuerdo — me encojo de hombros antes de ponerme otro trozo en la boca.

Doy un salto asustado cuando de pronto Kyu Jong se pone de pie dejando caer su silla detrás de él.

— ¡Voy al baño!

Prácticamente ha corrido al baño. Sonrío amplio.

— Hombres… todos son iguales…- murmuro mientras sigo comiendo mi jícama.

No puedo evitar seguir sonriendo de solo pensar en que Kyu debe estar aliviando su “ansiedad” en estos momentos, y que he sido yo quien lo ha obligado a eso.

Jong Hoon (POV)

Apenas el mensajero se ha ido, abro rápido el sobre que ha traído. Estoy demasiado ansioso por saber su contenido.

— ¡Jae Jin! – grito el nombre de Jae para que venga. — ¡Ven pronto! ¡Ya está aquí!
— ¡Tan pronto!- Jae Jin sale corriendo de la habitación.

Ambos estamos muy nerviosos. Saco los papeles del interior del sobre. Intento concentrarme en lo que estoy leyendo.

Sonrío amplio cuando sé que es lo que estábamos esperando.

— ¡Sí! – grito emocionado.
— ¿Lo hicieron? – volteo a ver Jae Jin sin dejar de sonreír.
— Sí, lo hicieron.

Jae Jin me abraza demasiado emocionado. Desde ese día en que escucho la conversación con Won Bin y su esposo, le pedimos al abogado que cambiara todo el proceso, por supuesto que incluimos en el caso lo que Jae Jin escuchó.

Hoy nos está enviando el documento en donde el juez nos ha otorgado tanto a Jae Jin como a mí, de forma legal la custodia de Woozi. Así que no tuvimos necesidad de enfrentarnos a un proceso largo, definitivamente si Won Bin quiere ver a Woozi tendrá que ser en donde nosotros lo digamos y estando uno de los dos presentes.

Aunque en estos momentos debe estar más preocupado por lo que tendrá que decirle a sus padres cuando se den cuenta de que su esposo no está embarazado.

— Estoy feliz…- Jae Jin dice emocionado.
— Yo también.
— Aunque aún estoy preocupado por Won Bin…
— No hará nada. – suspiro hondo — No querrá tener más problemas, si algo le pasa a Woozi, el único sospechoso será él y…
— Lo sé.- Jae Jin suspira. — Espero que él lo entienda también.
— Lo hará.

Lo separo un poco para verlo a la cara. Llevo una mano a su mejilla. Sonríe amplio, demasiado feliz. Luciendo realmente hermoso.

— Te amo – le digo.
— Yo también Jong Hoon. – suspira hondo — Gracias por todo lo que has hecho por mí. Si no te hubiera conocido, mi vida sería muy diferente. – de nuevo me abraza. — Gracias por quererme.

Mi corazón está latiendo rápido. Mi pecho parece insuficiente para todo lo que estoy sintiendo. Nunca pensé que conocería a alguien como Jae Jin, con un hermoso regalo como Woozi, y que me harían el hombre más feliz. Beso su cabeza.

— Gracias a ti amor. Soy muy feliz contigo.

No contesta. Pero sé que está sintiendo lo mismo que yo porque su abrazo se hace más fuerte, y puedo sentir los latidos de su corazón.

Hyung Jun (POV)

Estoy nervioso.

Veo mi mano y la de Jung Min unidas. Él camina delante de mí, me lleva con él por el pasillo del estacionamiento hasta el elevador.

Todo está en silencio. Puedo escuchar los latidos de mi corazón.

He estado aquí en otras ocasiones, pero hoy es un día diferente. No estoy aquí por mí, o por mi bebé.

Las puertas del elevador se abren, Jung Min me deja entrar primero antes de hacerlo él y cerrar las puertas. Escucho la música de fondo, mientras observo los números que cambian en la parte superior de la puerta.

Respiro profundo cuando el elevador se detiene. Jung Min voltea a verme y me sonríe.

— Llegamos – no contesto solo asiento con la cabeza y de nuevo me dejo guiar por él.

Tengo un nudo en el estómago, y esta vez no es por mi embarazo, estoy seguro.

Camino detrás de él, una mano sobre mi vientre ya de siete meses. Puedo sentir a mi miniMin moviéndose, inquieto al igual que yo.

Jung Min se detiene un momento en la estación de enfermeras del área. Una de ellas sonríe al verme, y regresa su atención a Jung Min.

— Todo está listo. – le dice — solo necesitamos que firme unos documentos, y en unos minutos podrán irse.
— Gracias.

La enfermera le da los documentos y Jung Min saca su bolígrafo del bolsillo de su camisa. Jung Min suelta mi mano por unos segundos y yo sujeto su brazo. No sé porque me siento de esta manera, pero no quiero perder su contacto.

Siento un escalofrío en mi nuca. Llevo una mano ahí sintiéndome inquieto. Me giro para ver detrás de mí. Una enfermera está empujando un carrito con medicamentos por el pasillo. Un doctor viste su traje azul, pasa de largo directo al área restringida.

Otro doctor con bata blanca, está de espaldas, sosteniendo lo que parece un expediente médico, junto a la puerta de una habitación. Pero nada más, nada luce extraño o fuera de lugar.

Respiro hondo y regreso mi atención a lo que Jung Min hace, aunque aún tengo la sensación de que nos observan.

Jung Min se gira hacia mí. Sostiene mis manos con las suyas.

— ¿Estás listo? – muerdo mi labio inferior. — Sé que esto es difícil para ti bebé…- niego con la cabeza.
— No digas eso…- sonrío — Vamos…
— Oh! Señor Park – la enfermera llama a Jung Min.
— ¿Sí?
— También debo entregarle esto – le dice dándole un sobre blanco — El doctor Choi se disculpa por el retraso.
— Ah… sí, gracias…

Jung Min toma el sobre blanco y lo guarda en el bolsillo de su camisa. Frunzo el ceño. ¿Qué es eso? Inclino la cabeza esperando a que me diga algo.

— Entonces, ¿vamos?
— Bien…

La enfermera nos guía hasta una habitación. Tomo un último y profundo respiro antes de entrar. Ahora me siento nervioso y ansioso. Aprieto la mano de Jung Min… de pronto una enfermera entra con un bebé en brazos envuelto en una mantita rosa.

— Hola, ¿cómo están los papis de éste precioso bebito? – saluda. - ¿Listos?
— Sí. Listos.- Jung Min contesta.

Yo no puedo dejar de ver el pequeño bulto en sus brazos. La enfermera se acerca hasta nosotros. Se detiene unos momentos y destapa un poco al bebé. Contengo el aliento…

— Es…

La enfermera extiende sus brazos hacia mí. De pronto me siento incapaz y torpe. No sé cómo tomarlo, pero finalmente ella logra ponerlo en mis brazos. Bajo la mirada para verlo. No puedo evitar sonreír.

— Es muy lindo…- finalmente digo. — Realmente lindo…
— Lo es, ¿verdad? – Jung Min me dice.

Él ya lo conocía. Desde el día que nació ha estado viniendo a verlo. Es la primera vez que lo veo, y realmente es lindo.

— Bien, parece que el pequeño está muy cómodo. – la enfermera dice — es un bebé muy sensible, parece que le gusta que lo duerman en brazos sino no lo hace- empieza a decirnos todos los detalles y pequeños caprichos del bebé.
— Lo tomaremos en cuenta- le digo.
— En la pañalera están las vitaminas que debe seguir tomando, y la fórmula.
— Gracias – Jung Min toma la pañalera.

Me siento menos nervioso y ansioso. Ahora estoy realmente tranquilo con esto, el pequeño necesita un hogar, así que no podemos negárselo.

Kyu Jong (POV)

Tamborileo los dedos en el descansabrazos del sofá. Estoy en casa de Jung Min y Hyung Jun, esperando a que lleguen con el nuevo bebé a casa, para después salir con Ki Bum.

Eun Ho me ha abierto la puerta, Ki Bum aún no baja, al parecer aún estaba terminando de vestirse, así que estoy esperando mientras me tomo una soda.

Tomo el vaso de la mesita y lo llevo a mis labios para darle un sorbo.

— Hola – me giro.

Aun traigo el vaso en los labios cuando lo hago. Abro los ojos muy grandes y escupo lo que acabo de tomar cuando veo a Ki Bum.

Empiezo a toser.

Ki Bum se ha puesto unos pantalones blancos muy ajustados, con una camisa también ajustada, con algunos botones desabrochados.

— ¿No han llegado? – pregunta.
— No…- me pongo de pie limpiando el agua que escupí-  aún no llegan.
— Oh, bueno, de todos modos no tienen tanto tiempo de haberse ido. – sonríe coqueto antes de darme un beso en la mejilla, demasiado cerca de la comisura de los labios. — Dime, ¿A dónde iremos después? – pregunta dándome unas palmaditas en el pecho.
— Tal vez quieras ir al cine, hay una película nueva…- me distraigo cuando su mano que aún permanece en mi pecho empieza a moverse suavemente.
— Eso suena bien… podríamos ir después a comer. – sonríe sin dejar de mover su mano sobre mi pecho.

Su cuerpo está muy cerca del mío. Tengo mis manos sobre su cintura, intentando mantenerlo alejado. Respiro hondo.

— Sí…

Ki Bum me ve fijamente a los ojos. Levanta una de sus manos, y acaricia mi mejilla para luego bajarla y ponerla sobre mi pecho también. De nuevo me da unas palmaditas, y empieza a “limpiar pelusitas” de mi camisa.

— Estaba pensando…- baja la mirada y muerde su labio inferior… su carnoso y rosa labio inferior… - que tal vez podrías acompañarme mañana, Eli me ha invitado…- ruedo los ojos.

¿Otra vez Eli? Respiro hondo.

— … y le he dicho que sí. Pero si tu no quieres ir, puedo ir solo.
— ¡No! ¡Voy contigo! – Ki Bum sonríe.
— Gracias…- frunzo el ceño al darme cuenta de algo.
— ¿A dónde vamos mañana? – pregunto.

Ki Bum se ríe. Y tiene razón de hacerlo, me he quedado perdido en mis pensamientos que no escuché lo que decía.

— ¡Llegamos! – Ki Bum se aleja en cuanto escucha la voz de Hyung Jun.
— ¡Jun! – corre hacia la puerta dejándome ahí parado.
— Hey Ki Bum, mira, te presento a…- camino hasta donde están — ¿Cómo se llama Jung Min?- Hyung Jun le pregunta.
— No sé, esperaba que los dos eligiéramos un nombre.
— Oh… tienes razón, los dos debemos elegir uno.
— ¡Déjame cargarlo! – Ki Bum extiende los brazos.

Hyung Jun sonríe y se lo entrega con cuidado. No puedo evitar sonreír al verlo.

Jung Min (POV)

Llevo una mano al bolsillo de la camisa, solo para comprobar que el sobre aún esté ahí. Son los resultados del ADN, los he guardado para poder leerlos antes de mostrárselos a Hyung Jun. Quiero hacerlo en privado, cuando podamos hablar tranquilamente.

— Vamos a llevarlo a su habitación – Hyung Jun le dice a su hermano.
— Oh, bien, yo saldré con Kyu Jong.
— No llegues muy tarde. Recuerda que…
— Sí. – Ki Bum rueda los ojos — que soy menor de edad, mamá. – le da un beso en la mejilla — nos vemos más tarde.

Antes de que Hyung Jun pueda decirle algo, sale de la casa con Kyu Jong. No puedo evitar reírme. Me acerco a darle un beso a Jun para quitarle ese ceño fruncido.

— Déjalo bebé, Kyu Jong es un adulto responsable, te lo aseguro. – Hyung Jun suspira.
— Lo sé… pero mi hermano no. – contengo una carcajada.
— Entonces, ¿estás preocupado por Kyu? – Hyung Jun rueda los ojos y me da un golpe en el hombro.
— ¡Ya! ¡No te burles de mí! – me río.
— No te enojes. Anda, llevemos al pequeño a su habitación.

Tomo la pañalera y subo con Hyung Jun hasta la habitación que se acondicionó. La habitación para nuestro bebé está en la habitación a la derecha de la principal, la nuestra, y la del bebé de Woo Shik, está a la izquierda. Así podremos llegar rápido a cualquiera de los dos cuando despierten de noche.

Una de las puertas de las habitaciones, Hong Ki camina hacia nosotros. Luce igual de redondo y lindo que mi bebé. Se acerca a ver al pequeño.

— ¿Éste es?
— Sí.- Hyung Jun contesta. — Es lindo, ¿verdad?
— Sí. Y es un afortunado de que ustedes serán sus papás.- Hong Ki dice. - ¿Vas a acostarlo en su cuna?
— Sí.
— Voy con ustedes.

Hyung Jun entra directamente hasta la cuna, con mucho cuidado deja al bebé ahí. Sonríe y le acaricia la nariz antes de levantar la mirada hacia mí.

— Es lindo. ¿Cómo se llamará?
— No sé, ¿alguna idea? – Hyung Jun se encoje de hombros.
— ¿Podríamos ponerle el nombre de mi amigo? — Hyung Jun susurra. — Seung Hyun…
— Me gusta, Seung… - sonrío — Seung Kwan. Como mi abuelo Kwanhyun.
— Sí, eso suena bien…- se gira a ver al bebé — Hola Seung Kwan…

De pronto una alarma empieza a sonar y eso nos sorprende. Hyung Jun de  inmediato toma a Seung Kwan en sus brazos.

— Quédense aquí. – les digo a Jun y Hong Ki. – Pon el seguro y no salgan hasta que yo les diga. Iré a ver qué está pasando. – Junie simplemente asiente y Hong Ki corre a poner el seguro a la puerta en cuanto me vaya.

Me da pesar ver como el rostro de Hyung Jun se ha puesto muy pálido y asustado, pero necesito ir a ver qué es lo que ha pasado.

Bajo las escaleras rápido. Voy a salir de la casa, pero al pasar junto a la entrada a la sala algo llama mi atención. Una de las cortinas está moviéndose mucho. Entro a la sala, revisando todo a mí alrededor.

No hay nadie, pero la ventana está completamente abierta. Escucho la puerta de la casa abrirse y eso me hace girarme. Los guardias de seguridad privada que he contratado entran corriendo.

— Señor.- saludan — alguien intentó entrar a la casa, no pudimos alcanzarlo pero lo tenemos grabado.
— Bien, quiero verlo.- camino hacia la puerta, pero me detengo a último momento. — Uno de ustedes revise toda la casa, no quiero correr ningún riesgo.
— Sí.- uno de ellos hace una venia y hace lo que les digo.
— Te sigo. – le digo al otro.

Aprieto las manos en puño. ¿Quién diablos se atrevió a intentar entrar a mi casa?


Share:

8 comentarios:

  1. Definitivamente Jun tiene un corazón inmenso… por un momento me había olvidado de Hong Ki y de su bebé… pero no así el MinJun, quienes lo han acogido en su casa para protegerlos de Geun Suk… en verdad, que muy pronto la casa se convertirá en una guardería… jajaja… aunque el recuerdo de Seung Hyun sigue fresco en sus corazones, sé que quizá Min Hwan y KiKi llegarán a ser más que buenos amigos.

    Esos dizque padres de Hyun… son una BASSSSUUUUUURAAAAA!!!... realmente el mini-alien no necesita conocerlos nunca de los nunca… que lástima y que vergüenza me dan.

    Eres un pícaro travieso Ki Bum… tentar a Kyu de esa manera… solo para ponerlo en aprietos… jijijji.

    YEAHHHH!!! SE HIZO JUSTICIA!!!! Jae Jin y Jong Hoon son oficialmente los custodios de WooZi… no, yo tampoco creo que Won Bin haga algo en contra de ellos… mejor que se preocupe en como saldrá de la tremenda mentira que creó ante su familia .

    El MinJun ya tiene en sus brazos al bebé de Woo Shik… que emoción y que nervios a la vez… pero porque esa sensación que tiene Jun de sentirse observados… será que Geun Suk o Seo Joon los estarán observando?

    Basta que Bummie diga la palabra magica "Eli" y Kyu lo ve todo en rojo... jajaja!!.

    El bebé de Woo Shik ha sido nombrado como Seung Kwang… me gusta… bienvenido a la familia Park, pequeño Seung Kwang.

    Ya quiero que Min lea los resultados de la prueba de ADN… que suspenso!!

    Aiiisshhhh!!! Pero quien rayos se atrevió a ingresar a la casa de los Park??

    Gracias por otro emocionante capítulo
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Felizmente Min y Jun tomaron la mejor decisión al tener a ki en su casa, mientras no atrapen al loco no pueden bajar la guardia ya que ese es capaz de todo por tener a Junnie.

    Me causa gracia imaginar a los embarazados intentando abrazarse pero con ingenio todo se logra.

    Felizmente se tienen el uno al otro para poder superar su perdida, Min Hwan y Ki fueron los mas cercanos a Seung hyun en sus últimos días de vida.

    A pesar de todo a Hyun le debe doler mucho la actitud que toman sus padres respecto a su matrimonio y más aún respecto al embarazo de Saeng pero como dice ellos se perderán la oportunidad de disfrutar a su niet@.

    Kibum es un loquillo y tiene al pobre de Kyu sudando la gota gorda al tratar de mantener lo que dijo de esperar a que sea mayor de edad, francamente si las cosas siguen así dudo que eso se cumpla.

    Realmente agradezco que Jae Jin escuchara esa conversación, gracias a ello tienen a Woozi junto a ellos y el pequeño disfrutará de crecer dentro de un hogar en lo que abunda es el amor y respeto.

    Junnie tiene un corazón de oro puro y es que aceptar a un bebé que supuestamente es el fruto de la infidelidad de tu pareja no todos lo hacen, además ese bebé se ganó la lotería ya que va a crecer en un gran hogar, con personas que lo querrán más que lo hubieran hecho sus padres biológicos. Me parece un gran detalle que le pongan el nombre de su amigo, es un gran honor el cual todos agradecerán.

    Me dejas comiendome las uñas, seguramente es Suk aunque también podría se el "hermano" de del secretarucho aunque más me inclino por el loco, sea quien sea felizmente no pudo lograr su cometido, espero que todo siga así de eficiente.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno q aceptaeon al bb,y ese Bummie provocando al pobre Kyu xD

    Pd los padres de Hyun son de lo peor, los odio >_<

    Pd2 quien habrá intentado entrar a la casa?? Sería Suk??

    ResponderEliminar
  4. Awww ya llego el primer bebe a la casa y tiene sus caprichitos para que sus nuevos papás lo consientan mucho.
    Jajaj Bummie si que esta jugando en serio lo de atormentar a kyu.
    Ese mugroso intruso ¿Es quien yo creo? Ojala lo aplaste...

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente ese bebé es muy afortunado... y Junnie tiene un gran corazón, ya quiere a ese bebé apenas lo vio y seguro no hará distinción entre el y su mimiMin, ahora solo falta ver los resultados de ADN para comprobar si es de Min o no y que este se quite un peso de encima...

    Seguro que fue Suk el que intento entrar a la casa, lo bueno es que ya esta asegurada y no podrá hacer daño a Jun, pero igual es tan retorcido que ahora que lo sabe tal vez idee una manera de entrar sin que nadie se de cuenta, Ah! que desesperación ya quiero que lo atrapen...

    Jajajaja ahora si que Kyu se las esta viendo duras tratando de no caer en la tentación, y Kibum que es un listillo para provocarlo, seguro que cada vez le costara mas resistirse y no tardara en caer...
    Gracias por el capitulo ^^

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el rumbo que está tomando la historia, Junnie y Minnie son una lindura aceptando a Seung Kwan, seguro lo van a querer como si fuera realmente suyo <3 y que bueno que Kiki está con ellos, fue la mejor decisión que pudieron tomar, así estarán más seguros, ojalá la próxima vez que alguien intente entrar a su casa lo atrapen >:c

    ResponderEliminar
  7. ohhh junnie es un sol, aceptando al bebé de quien le hizo mas daño y dejando que hongki se quede con él!!! serán tres bebés muy felices alli

    ese kyu va de mal en peor, celoso a morir y ahora muriendo de calentura por bummie y de seguro el menor seguira provocandolo hasta que ceda

    menos mal que jaejin ya tiene la custodia de woozi y por fin estaran tranquilos con el bebé

    suk estará tratando de entrar???? solo espero que no le haga daño a los chicos!!!

    capo pronto!!!

    ResponderEliminar
  8. Esa pregunta está de sobra Jung Min, sabes perfectamente quién quiso entrar a tu casa o_o de veras que Geun Suk no conoce límites, imagínate, a solo dos meses de instalar las cámaras y contratar el servicio de guardianía… qué miedo, de veras el tipo está loco. Y si los ha estado vigilando… ¿y si sabe que Hong Ki vive aquí…? Por favor, tienen que hacer todo para proteger a cada persona en esa casa.
    Qué pena por ti Hyun Joong, tus padres definitivamente no tienen remedio, pero como dices, ellos se lo pierden, fue hermoso lo que dijiste, que tu hijo será el bebé más esperado y amado por sus padres, y eso es lo que importa, ya cuando crezca podrán explicarle las cosas.
    ¡Jaja! Kyu Jong y Ki Bum son un caso perdido XD, cuidao con Ki Bum, es un jovencito de armas tomar, que jugará con el control de Kyu Jong XD, muy buena.
    ¡Aaahhh! ¡Qué lindooo! Les dieron la custodia absoluta de Woozi, esto deben celebrarlo n_n.
    Y siguiendo con los bebés, bienvenido a la familia Seung Kwang n_n, qué lindo nombre el que tienes pequeño, en honor a un buen hombre que nos dejó antes de hora TT__TT y claro no olvidemos al abuelo de… Jung Min XD.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts