Bajo el mismo cielo... Capitulo 57

Min Hwan (POV)

Flashback

Volteo hacia la barra, está justo ahí, parado observándome con una sonrisa tímida. De pronto me he quedado sin voz. Él sigue ahí esperando a que diga algo, comienza verse nervioso, lleva una mano a su cabello el cual acomoda detrás de su oreja, agacha la mirada, ve a su alrededor.

—Yyo…— respira hondo…— solo quería agradecerte por el pay…— pasa saliva nervioso— bueno… yo… me voy…— levanta un poco la mirada para ver mi reacción

De nuevo mi voz está atorada en mi garganta, simplemente aprieta sus labios, se da la vuelta para irse, comienza a caminar hacia la puerta para regresar con sus amigos. Mi corazón está acelerado, estoy perdiendo mi oportunidad.

Me llevo una mano a mi nuca cuando siento un golpe fuerte. Gyuri me ha golpeado.

—¡Reacciona tonto!...— susurra

Y no me lo dice dos veces, rodeo la barra y corro para alcanzarlo antes de que salga a las mesas exteriores a reunirse con sus amigos.

—Espera…— lo sujeto del brazo.— lo siento, yo…— respiro hondo.— cielos estoy muy nervioso— lo veo sonrojarse un poco, no puedo evitar sonreír— mi nombre es Min Hwan.
—Lo sé…— voltea a ver a donde está Jong Hoon— me lo dijo tu hermano.
—Oh… cierto…— aprieta los labios de nuevo
—Yo soy Seung Hyun.
—Bonito nombre…— de nuevo un leve sonrojo— me preguntaba si… no sé, tal vez aceptes un café…— me detengo cuando me doy cuenta de lo que estoy diciendo

¡Genial! Invitarle un café cuando trabajo en “Capuccino”. Definitivamente mi cerebro no está trabajando bien. Aunque al ver como su sonrisa se amplía ante mi comentario me hace darme una palmadita mental en el hombro.

—Bueno, tal vez un café no— corrijo— quizás a comer, o cenar.
—Suena bien…
—Genial— sonrío amplio— entonces…— busco entre mi ropa mi celular— ¿puedo llamarte?— le pregunto obviamente con la finalidad de que me dé su número, sonríe
—Claro…

Mi corazón poco a poco se tranquiliza un poco. Ahora estoy feliz porque Seung Hyun no me ha rechazado la invitación, por el contrario, hasta me ha dado su número de celular.

Fin Flashback

Veo fijamente la pequeña urna junto a la foto. Estoy frente a él, recordándolo, intentando despedirme, intentando dejarlo ir.

Pero no puedo, me duele demasiado el corazón. Las lágrimas no dejan de rodar por mis mejillas. Sostengo con fuerzas en mi mano el inhalador que aún conservo.

— Seung Hyun…- murmuro — ¿por qué? ¿Por qué me dejas así?

Limpio las lágrimas, pero es inútil, no puedo dejar de llorar. Siento una mano sobre mi hombro, y después a mi hermano ponerse de cuclillas junto a mí.

— ¿Qué hice mal Jong Hoon?- pregunto.
— Nada. Tú solo lo amaste.- aprieto los labios. — Y estoy seguro de que él a ti también. Fuiste lo más importante…

Niego con la cabeza. Sí, lo más importante. Más que su salud…

No puedo entender como no pude darme cuenta de que estaba tomando mal sus medicamentos, que cada día su salud desmejoraba…

— Tienes que dejar de recriminarte…- Jong Hoon me dice como si escuchara mis pensamientos.
— No puedo…- murmuro, mi voz tiembla. — No puedo…

De nuevo el llanto que no puedo parar. Jong Hoon simplemente me abraza. Un cálido abrazo que me reconforta un poco ante el dolor que estoy sintiendo en el pecho.

— Perdón…- de pronto Jae Jin se acerca. – Siento interrumpirlos.
— ¿Qué pasa amor?- le pregunta.
— Acaban de llamar del hospital.- levanto el rostro.

¡Del Hospital! ¡Hong Ki!

— ¿Pasó algo con Hong Ki?- pregunto preocupado.
— Tranquilo. – Jae Jin contesta— Solo llamaron para avisar que despertó y que…

No dejo que termine de hablar, simplemente me pongo de pie y salgo. Tengo que ir con Hong Ki, debe estar asustado, desconcertado. No puedo dejarlo solo en estos momentos.

Jung Min (POV)

Woo Shik está en esa cama, con un tubo en su boca, y muchos otros aparatos conectados a él. Veo fijamente uno en específico, el que monitorea los latidos del bebé. La línea se mueve rápido, y el sonido es suave y al mismo tiempo, rápidos. No puedo evitar sonreír.

De nuevo dirijo la mirada a Woo Shik. Inconsciente… no, más bien coma, mantenido vivo solo por todos esos aparatos. No puedo sentir lástima, ni compasión por él. No puedo.

— ¿Estás seguro que el bebé es de Seo Joon? – Hyun Joong está junto a mí.
— Sí.- contesto sin dudar.
— Tal vez…- niego antes de que termine.
— No Hyun Joong, no es mío.

Se queda callado. Me doy la vuelta y salgo de la habitación. Hyun Joong sale detrás de mí.

— Creo que deberías pedir la prueba de ADN…- niego.
— No tiene caso…
— Solo para que estés seguro. No vayas a arrepentirte después.

Me detengo a mitad del pasillo. ¿Necesito esa prueba de ADN? ¿En verdad tengo dudas sobre la paternidad? No, no la tengo. Estoy seguro de que ese niño no es mío, sino de Seo Joon. Pero, ¿debo hacer la prueba de todos modos?

— Jung Min… - respiro hondo. — ¿Es porque estás seguro? ¿O porque no quieres saber? – Hyun Joong me pregunta de pronto.

Aprieto los labios. Me giro un poco para ver hacia la puerta de la habitación en donde está Woo Shik. No puedo evitar sentir un pequeño dolor en el pecho. Aunque ese bebé solo causó conflictos entre Hyung Jun y yo, no puedo evitar sentirme decepcionado…

— No lo sé…- contesto.
— Entonces tienes que hacerlo, sal de dudas. No importa el resultado, si no es tuyo, él tarde o temprano querrá saber con exactitud quienes fueron sus padres, ¿no crees? – aprieto los labios de nuevo.
— Tienes razón…

El celular de Hyun Joong comienza a sonar, al ver su sonrisa al contestar, entiendo que se trata de Young Saeng, así que sigo mi camino por el pasillo del hospital hasta llegar en donde están mis padres.

— Hijo- mi padre aprieta mi hombro, sé que ese simple acto es su apoyo.
— ¿Qué piensas hacer? – mi madre me pregunta.
— No sé.
— Ese bebé no tiene padres. – solo escuchar esa frase provoca un vacío en mi estómago.

No puedo evitar recordar que tanto Hyung Jun como yo provenimos de un orfanato. La sensación de estar solo en el mundo, que tus padres no te quisieron, o murieron antes de que pudieras hablar es realmente mala.

— Su padre está prófugo, y lo más probable es que termine en la cárcel. – continúa mi madre— y su appá…
— Lo sé.- Woo Shik no va a despertar, y aunque lo hiciera ahora, jamás permitiría que se quedara con el bebé.
— ¿Entonces? – suspiro hondo.
— Hablaré con Hyung Jun. – muerdo mi labio inferior — estoy seguro de que él no me permitiría dejar al bebé en un orfanato. – mi madre sonríe.
— Es lo que pienso yo.
— Jung Min- Hyun Joong me alcanza con mis padres.
— ¿Qué ocurre? – mi amigo respira hondo.
— Young Saeng acaba de decirme que Hyung Jun está en el velorio de Seung Hyun, con Kyu Jong y Ki Bum. ¿No se supone que lo darán de alta mañana? – ruedo los ojos.
— Dios…- murmuro. — se supone que los dejé cuidándolo, no para que se dejaran sonsacar por él.

Escucho a mi madre reír un poco. Me da una palmadita en el brazo.

— Anda, ve por tu rebelde esposo, nosotros nos quedamos aquí al pendiente de Woo Shik.
— Gracias madre- me inclino para darle un beso. – Padre- le doy un abrazo.

Hyun Joong se despide también y caminamos por el pasillo hacia la salida. Saco mi celular para buscar el teléfono de Kyu Jong y pedirle que no se muevan de donde están.

Hyung Jun (POV)

— ¡Oh diablos!- escucho a Kyu Jong murmurar mientras observa su celular que está timbrando.
— ¿Qué? ¿Qué pasa? – mi hermano pregunta.
— Es Jung Min- dice. — ¡Va a matarme! – ruedo los ojos.

Tomo el celular de sus manos y soy yo quien termina contestándole.

— ¡Kyu Jong! ¡¿Se puede saber qué demonios hace Hyung Jun en el velorio de…?!
— Hola amor – no lo dejo terminar
— ¿Bebé? – sonrío al notar su cambio de voz, totalmente dulce.
— ¿Vas a regañar a Kyu Jong por mi culpa? Fui yo quien lo amenazó con escaparme si no era él quien me traía aquí – le digo.

Lo escucho suspirar hondo a través del teléfono. Muerdo mi labio esperando una respuesta.

— Bebé, debes cuidar tu salud. Estoy preocupado por ti, por nuestro mini Jun.
— El mini Min y yo estamos bien, no te preocupes. Es solo que…- suspiro — quería decirle adiós a mi amigo…- mi voz tiembla un poco.
— Lo sé bebé. – De nuevo suspira hondo — escucha, voy en camino, no te vayas a mover de ahí. Yo mismo te llevaré de regreso al hospital. Aprovecha el tiempo para despedirte de Seung Hyun. ¿De acuerdo?- sonrío levemente.
— De acuerdo.
— Te amo.
— Yo también te amo.
— Ahora, pásame a Kyu por favor.
— No, lo vas a regañar- frunzo el ceño y veo a Kyu que se ha puesto pálido.
— No voy a regañarlo, te lo prometo. -  hago una mueca.
— Está bien — extiendo mi mano con el celular hacia Kyu – Jung Min quiere hablar contigo.- le digo. Increíble, pero cierto, Kyu Jong se ha puesto más pálido.
— ¿Sí?- contesta — Está bien. No vamos a perderlo de vista. – Hace una pausa - Te lo prometo.

Finalmente corta la llamada. Su rostro ha recuperado su color. Yo simplemente le sonrío y le agradezco que esté ayudándome en esto.

Ki Bum me ayuda a acercarme a donde está la urna con las cenizas de mi amigo. Todo parece tan extraño. Como un sueño. No puedo creer que en verdad Seung Hyun está aquí, que ya nunca más podré verlo sonreír, o contarme sus aventuras, o preguntarme curioso sobre Jung Min.

Pongo mi mano sobre la urna, observando fijamente la foto. Se ve tan lindo ahí.

— Te voy a extrañar – le digo — Me hubiera gustado que conocieras al mini Min. – llevo mi otra mano a mi vientre — El pobre iba a necesitar de todos sus tíos, apenas tiene cuatro meses y ya ha tenido que pasar por demasiadas cosas… - suspiro hondo — Pero cuento contigo para que a partir de ahora nos cuides.

Muerdo mi labio conteniendo mis ganas de llorar. Jae Jin y Young Saeng se acercan. Uno a cada lado mío. Siento sus manos sujetándome de los brazos.

— Oye Seung Hyun. Rompiste nuestra promeso – Saengie de pronto dice, frunzo el ceño ¿promesa? — prometimos que estaríamos juntos hasta que estuviéramos los cuatro como pasitas.

Me río. Ahora lo recuerdo. Cuando nos conocimos. La primera vez que estuvimos los cuatro juntos y pasamos un día increíble divirtiéndonos como niños en el parque de diversiones. Tomamos nuestros vasos con soda, y brindamos por nuestra nueva amistad y prometimos estar siempre juntos.

— Pero tampoco es que quiera que la cumplas ahora – de pronto suelta— es decir, no quiero que un fantasma nos persiga.

No podemos aguantarnos. Jae Jin y yo nos reímos de la ocurrencia de Young Saeng. Voltea a vernos.

— ¿Qué? Les tengo pavor a los fantasmas. – de nuevo se gira hacia la foto- te quiero mucho Seung Hyun, pero si te me apareces como fantasma, voy a gritar como nena.
— Estás loco Saengie – Jae Jin le dice entre risas.
— Si sigues diciéndole eso, Seung Hyun va a perseguirte en las noches – le digo.
— Sí, ya sabes cómo le encantaba llevarnos la contraria – Jae Jin completa mi idea.
— ¿Ustedes creen que lo haga? – Young Saeng voltea a vernos angustiado.

De nuevo, Jae Jin y yo comenzamos a reírnos, Saeng se nos une. No podemos parar de reír. Las lágrimas empiezan a escaparse de mis ojos. Finalmente, la risa para, los tres vemos la foto de nuestro amigo. Suspiro hondo. Me siento más tranquilo, y sé sin duda que voy a extrañar a mi amigo.

Hong Ki (POV)

Parpadeo un poco cansado. ¿Dónde estoy? Veo la pared frente a mí. Demasiado blanca para mi gusto. Intento girarme sobre la cama, pero alguien me detiene.

— Joven, ha despertado – giro mi cabeza para ver de quien se trata— No se gire por el momento. Le pondré una almohada para que no se canse, ¿de acuerdo? – un joven enfermero me dice.
— Está bien…- suspiro hondo — ¿Qué me pasó? – le pregunto.
— ¿No lo recuerda?

Me quedo pensando unos segundos. Las imágenes de la noche anterior vienen a mi cabeza. Mis ojos arden con las ganas de llorar, de recordar como Geun Suk intentó matarme a mí y a mi bebé.

— Solo recuerdo que Geun Suk me acuchilló – contesto. El enfermero sonríe mientras se mueve por la habitación. Coloca la almohada que me ha dicho, y luego lo veo presionar un botón.
— Afortunadamente, la herida no fue tan profunda. Fue lo suficientemente arriba para evitar dañar al bebé, y lo suficientemente abajo, para que no afectara ningún órgano vital. Usted está bien, y pronto podrá ir a casa.
— ¿En serio? – parpadeo para evitar que mis lágrimas caigan — ¿Mi bebé está bien?

La puerta de la habitación se abre. Otro enfermero entra con unos papeles en la mano y un carrito de medicamentos.

— Hola, hola. ¿Cómo estás querido? ¿Te sientes mareado? ¿Cansado?
— Ambas…- contesto.
— Bien, no podemos darte muchos medicamentos por tu embarazo, pero vamos a intentar que te sientas cómodo lo mejor posible, ¿de acuerdo?
— Sí, gracias.
— Avisaremos a tu contacto que ha despertado, no te desesperes.

¿Mi contacto? ¿Seung Hyun?

Sonrío. Sí, quiero ver a Seung Hyun y Min Hwan. Ellos me hacen sentir seguro. Si hubieran estado ahí cuando Geun Suk llegó, nada habría pasado, ellos no lo habrían permitido.

Respiro hondo y hago una mueca cuando siento una punzada en la espalda. Seguramente en donde tengo la herida. Llevo una mano a mi vientre.

— Lo importante es que tú estás bien…- murmuro — Mingyu – nombro a mi bebé.

Jung Min (POV)

— Voy por Young Saeng – me dice Hyun Joong apenas llegamos a la pequeña capilla.
— Sí. Yo iré por Jun.

Nos separamos y cada quien se va por su lado. Veo a quienes supongo son los padres de Seung Hyun, están tan desconsolados que estoy seguro de ello. Me acerco, me presente y les doy el pésame y ofrezco mi ayuda en caso de que necesiten algo.

De nuevo camino entre la gente, buscando a Hyung Jun. Estoy un poco inquieto. No me agrada la idea de que saliera del hospital sin haber sido de alta, y mucho menos cuando Geun Suk aún sigue por ahí libre.

Veo a Kyu Jong y Ki Bum sentados. Pero no veo a Jun con ellos. Rápido camino hasta donde están. Mi respiración está agitada, mi corazón late rápido.

— ¿Dónde está? ¿Por qué no está con ustedes? – pregunto angustiado.
— Tranquilo – Ki Bum contesta
— No, no puedo tranquilizarme, ¿dónde está? – contesto aun agitado.
— No seas sobreprotector. No lo hemos perdido de vista. – Ki Bum frunce el ceño — Él está con sus amigos- me señala detrás de mí.

Hyung Jun está con Jae Jin y Young Saeng. Conversando, puedo notar que los tres han llorado. Hyun Joong se acerca por detrás y abraza a su esposo, eso me da a mí la idea de hacer lo mismo. Quiero sentir a mi bebé cerca.

Camino hasta ahí, enredo mis brazos en la cintura de Hyung Jun. Puedo sentir que se tensa por unos momentos, hasta que susurro en su oído.

— Hola bebé…
— Min… me asustaste.- contesta.
— Lo siento —- le doy un beso en la mejilla. - ¿Te has despedido?

Hyung Jun se gira para verme a los ojos. Continúo abrazándolo posesivamente.

— Sí. Los tres lo hemos hecho – me dice.
— Eso es bueno.- suspiro — siento mucho lo de tu amigo, amor.
— Lo quería mucho. Éramos los cuatro contra el mundo- de nuevo veo la carita triste de Jun, así que decido atraer su rostro a mi hombro y acariciarlo.
— Si necesitas más tiempo…
— No, está bien.- contesta— vamos al hospital.- sonrío.
— Está bien.

Ambos volteamos a ver a sus amigos para despedirnos. Kyu Jong y Ki Bum nos siguen de cerca. Aún estoy molesto con ellos, pero no puedo culparlos cuando sé que Hyung Jun fue quien les pidió que lo trajeran.

— Sube amor – le digo abriendo la puerta del copiloto.
— Gracias.

De reojo veo algo moverse a mi izquierda. Eso me hace girar desconcertado. No estoy seguro de lo que vi, era como si alguien estuviera vigilándonos y se escondiera. ¿Geun Suk? ¡Diablos!

Cierro la puerta y rápido rodeo el auto para salir de ahí.

— ¿Qué ocurre?- Jun me pregunta.
— Nada bebé. – no quiero ponerlo nervioso.

No estoy seguro de lo que vi, así que simplemente haré una llamada a la policía para explicarles lo que pasó. No quiero que Hyung Jun viva asustado, así que mantendré esto en secreto. 

Finalmente fuimos al hospital únicamente a explicarles lo ocurrido y pedir el alta. No quiero que pase más tiempo fuera de casa, lejos de mí. Quiero tenerlo seguro.

Apenas llegamos a nuestra casa, lo acompaño hasta nuestra habitación. Mis padres ya están ahí, así que en estos momentos están con nosotros. Hyung Jun sentado en la cama, mi madre a su lado.

— Precioso, ¿estás bien?
— Sí señora Park, estoy bien – mi madre acaricia su mejilla.
— Cuando me avisaron, tomamos el primer avión, estaba muy preocupada por ti.
— Lamento haberlos asustado así…
— Querido, por favor, ¿qué ibas a saber tu que ese loco te iba a secuestrar?
— Mamá, ya deja de mortificarlo tanto. – le digo
— Está bien, está bien — de nuevo acaricia su mejilla — Lo bueno que todo está regresando a su cauce, tú en tu casa, como debe ser, y ese Woo Shik…
— Mamá…- la interrumpo.
— Bien, dejaré que tú le digas. – mi madre se pone de pie y le da un beso en la mejilla a Jun — Eso es por darme un nieto- le dice.

Puedo ver las mejillas de mi bebé ponerse rojas. Mamá está siendo demasiado consentidora y cariñosa. Empiezo a creer que será así por lo menos por lo que resta del embarazo de Hyung Jun, y no pienso impedírselo. La madre de Jun y Ki Bum murió, así que necesitará de alguien que lo aconseje.

Mis padres por fin nos han dejado solos. Hyung Jun sigue sentado en la cama, más relajado. Camino por la habitación en busca de nuestras pijamas para poder descansar.

— ¿Qué pasa con Woo Shik? – me detengo y me giro a verlo.
— ¿Cómo? – estoy un poco preocupado.
— Sí, tu madre iba a decirme algo sobre Woo Shik, ¿qué pasa con él?

Muerdo mi labio. No quiero arruinar esta noche, Hyung Jun ha tenido suficiente por ahora. Pero también sé que no puedo continuar con los secretos y mentiras. Nuestra relación se ha visto afectada en muchos sentidos por ese motivo.

Respiro hondo. Tomo nuestras pijamas y regreso a la cama. Me siento junto a él, dejando las pijamas a un lado.

— Él tuvo un accidente- le digo.
— ¿Un accidente? ¿Está bien? – mi bebé luce preocupado.
— No, no lo está.- hago una mueca.
— ¿Y el bebé? – acaricio la mejilla de Hyung Jun.
— El bebé está bien-. Le explico — pero Woo Shik no, así que los doctores lo mantienen en coma para darle tiempo al bebé de desarrollarse un poco más.

Hyung Jun luce sorprendido. Toma mis manos entre las suyas.

— ¿Woo Shik va a morir? – asiento con la cabeza. Junie suspira hondo. — No te preocupes Jung Min, vamos a cuidar ese bebé, ¿de acuerdo?

Sonrío. Sus palabras hacen mis ojos se llenen de lágrimas. Lo abrazo fuerte.

— Te amo bebé.
— Y yo a ti. – contesta.

Me separo un poco para verlo a los ojos. Tengo que decirle toda la verdad, lo que he descubierto el día de hoy.

— Woo Shik estuvo engañándome- le digo. — El bebé, probablemente no sea mío, sino de ese tipo que dijo era su hermano.- Hyung Jun abre la boca, sorprendido.
— Entonces… tiene un papá…- niego con la cabeza.
— No. Él está huyendo de la policía, si lo encuentran irá a la cárcel por mucho tiempo. — entre más le digo, más sorprendido luce — Él y Woo Shik intentaron robarme todo, dinero, propiedades… y además, él fue el causante del accidente de Woo Shik.
— Oh Dios… por eso te fuiste del hospital…
— Sí bebé, fue por eso. Mis padres lo sorprendieron saliendo de la casa con todos los documentos, lo siguieron y fue cuando sucedió el accidente.

Hyung Jun es quien me abraza ahora. Puedo sentir su pecho subir y bajar con cada respiración.

— Te amo Jung Min, y sé que estas preocupado por ese bebé, aunque resulte que no es tuyo. No podemos dejarlo en un orfanato…
— Sabía que estarías de acuerdo conmigo…- le digo.
— Lo estoy…- levanta el rostro para verme — te prometo que lo voy a querer, tanto como a nuestro hijo— me dice llevando una mano a su vientre. Sonrío.
— Dios… te amo tanto que duele bebé…— y lo digo en serio, mi pecho duele de escucharlo hablar.


Le doy un beso en la frente y vuelvo a abrazarlo. No sé qué haría si algo le pasara. Necesito asegurarme de que Geun Suk no regrese jamás.
Share:

9 comentarios:

  1. cielos pobres chicos despidiendo a su amigo adorado que seguro los cuidara a todos desde el cielo, y vaya que es dulce junnie, queriendo a ese bebé luego de todas las cosas que pasaron... solo espero que min no deje que ese iditoa se le acerque de nuevo a junnie!!!

    capo pronto!!

    ResponderEliminar
  2. Ya no te lastimes más Min Hwan… deja ir a Seung Hyun… solo déjalo ir… ahora que Hong Ki ha despertado, de seguro se sentirá más que feliz al verte… después de todo, lo salvaste y salvaste a su bebé de una muerte segura en manos del loco de Geun Suk.

    Hyun tiene razón Min, una prueba de ADN confirmaría o negaría su paternidad… y siendo el caso que el bebé no es de Min… sería una crueldad dejarlo en un orfanato.
    Quien más que el increíble Hyung Jun puede domar el carácter de su amado esposo… pero el motivo amerita que se haya retirado del hospital antes de lo previsto… decir adiós a un buen amigo… y que mejor con una sonrisa provocada por la ocurrencia de Saeng ante la promesa de los cuatro amigos; “juntos hasta ser como pasitas”… Ay Saengie hermoso.

    Que alegría saber que la herida provocada por Geun Suk no les hizo daño alguno, sea a Hong Ki y a su bebé a quien ha nombrado como “Mingyu”… pero es más que seguro que la noticia del fallecimiento de Seung Hyun será dolorosa para él… pero tendrá la presencia de Min Hwan para hacer el dolor más llevadero… ambos serán el soporte del otro.

    Baby Jun siempre demuestra tener un corazón tan noble y bondadoso, tras los acontecimientos sucedidos mientras se encontraba en el hospital… su única preocupación es que el bebé de Woo Shik sea acogido en su familia como un miembro más de la familia Park… eres un verdadero orgullo Hyun Jun.

    Pero quien rayos estuvo oculto entre las sombras durante el velatorio de Seung Hyun?!… fue Geun Suk? o Seo Joon?... de cualquier manera ambos pueden ser peligros para los jóvenes esposos Park… y mientras que estén sueltos en plaza… Jung Min no puede bajar la guardia.

    Gracias por un nuevo y emocionante capítulo

    ResponderEliminar
  3. No pude dejar de llorar cuando los chicos se despidieron de su amigo y a pesar de todo aún no puedo aceptarlo, es realmente injusto que alguien tan joven haya partido sin vivir tantas experiencias que la vida le deparaba, lo único bueno es que ahora descansa en paz y para él ya no habrá mas enfermedad ni sufrimientos.

    Me alegra demasiado que Min y Jun se vayan hacer cargo del pequeño del secretarucho de quinta, el bebé no tiene la culpa de que ese par de escorias sean sus padres y estoy segura que a su lado tendrá una gran felicidad.

    Por el bien de Ki y Jun espero que encuentren al loco, si es él al que Min vió ambos embarazados corren peligro.

    ResponderEliminar
  4. A este punto ya me sentiría mal desearle a suk que lo atropelle un carro; creo que con que no vuelva a interponerse en el minjun estoy bien.
    Sabia que junnie no dejaría solo a ese bebé.

    ResponderEliminar
  5. Por eso quiero a Junnie, por que a pesar de todo, esta dispuesto a cuidar y a amar a ese bb, aunque no sea suyo ❤

    ResponderEliminar
  6. Me encantó aunque me dio mucha tristeza. ������������

    ResponderEliminar
  7. Hyun tiene mucha razón la prueba de paternidad confirmara si el bebé es hijo de Min, así por lo menos estará mas tranquilo... ademas al parecer Min y Jun no quiere que ese niño vaya a un orfanato, es tan lindo Junnie a pesar de todo se preocupa por el pequeño y lo quiere como parte de su familia...
    Fue muy triste la despedida, pero gracias a las ocurrencias de Saeng no fue tan doloroso, lo que me me consuela es que Min Hwan pudo dejarse de culpar por un momento cuando supo que Kiki estaba despierto, y me alegra que la lesión de Kiki no pasara a mayores...

    ResponderEliminar
  8. Aunque el bebé no es hijo de Jung Min, ambos (Junnie y él) tienen un corazón tan grande <3 a pesar de todo lo que pasaron, aún quieren a ese bebé que al fin no tiene la culpa de nada :3

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, ese demente no puede volver por Jun, es muy peligroso para él y Hong Ki. Junnie bebé eres tan lindo… el pequeño Min tendrá un hermano mayor ¿eh? Eres un pan del cielo, eres tan noble y de buen corazón… gente como tú cada día hay menos.
    en fin, un cap lleno de emociones como el anterior, Seung Hyun, descansa en paz, tu familia te recordará siempre, y cuídalos desde donde sea que estés, en especial a Hong Ki y Hyung Jun, lo necesitarán.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts