Bajo el mismo cielo... Capitulo 37

Young Saeng (POV)

— Esta camisa es linda – Seung Hyun me dice mientras señala una foto en la revista que estamos leyendo.
—  A ti se te vería muy bien- contesto

Los dos estamos tumbados en mi cama, boca abajo, leyendo revistas mientras escuchamos un poco de música.

— Sí, creo que a Min Hwan le gustaría – se ríe.

La camisa es un poco transparente. Seguro que Min Hwan le gustaría, pero solo para uso personal. Así que Seung Hyun está siendo sarcástico ya que conoce bien a su novio.

— Bueno, si te pones algo abajo, no creo que tengo algún problema – le sugiero.
— Sí, tienes razón…

De pronto mi celular empieza a sonar. Extiendo mi mano para tomarlo. Frunzo el ceño al ver que es un número que desconozco.

— ¿No vas a contestar?
— No sé… tengo el presentimiento de que es Hyun Joong – le digo— No sé cómo es que consigue siempre mi nuevo número. – volteo a verlo— ¿Tú tienes alguna idea? – Seung Hyun se encoje de hombros y desvía la mirada.
— No, ni idea.

Entrecierro los ojos. Obviamente no lo creo. Estoy casi cien por ciento seguro de que tanto él como Jae Jin le han estado dando a Hyun mis nuevos números cada vez que lo cambio.

Y para ser sincero, ahora solo estoy cambiándolo por diversión. Es interesante y un poco emocionante saber que apenas cambio mi número, Hyun Joong decide llamarme para hacerme saber que ya lo ha conseguido.

Sonrío solo de imaginarme toda la situación. Suspiro hondo antes de contestar.

— Hola Hyun Joong. – contesto
— Veo que esperabas mi llamada- me dice.
— Engreído- le digo— no exactamente, pero no hay nadie más que moleste tanto como tú- sonrío.
— Lo sé, y a ti te encanta. – ruedo los ojos.
— ¿Para que has llamado ahora? – le pregunto cortándole el rollo.
— ¡Oh! ¡Sí! Dime, ¿Qué prefieres? ¿Pollo, pescado o carne? – frunzo el ceño.
— ¿Pollo, pescado o carne? – repito.

Volteo a ver a Seung Hyun cuando lo escucho contener su risa. Entrecierro los ojos sin dejar de verlo. Seung abre los ojos muy grandes, y rápido se gira haciéndose el desentendido.

Estoy seguro que él sabe algo de lo que Hyun Joong está haciendo y de lo cual no quiere decirme nada.

— ¿Entonces? ¿Cuál?
— No entiendo para que quieres saber eso- le digo.
— Tu solo contéstame. Es algo importante.

Me quedo pensando unos momentos. No entiendo qué diablos pasa con él últimamente, pero como siempre, decido contestarle. Suspiro hondo.


— Supongo que carne.
— ¡Oh! ¡Lo mismo dije yo! ¡Somos tal para cual corazón!

Muerdo mi labio al escucharlo decir eso. Es un tonto.

— Hyun Joong. Dime para que quieres saber eso…
— Tengo que colgar. Te llamo después a tu próximo número.
— Hyun Joong…
— Adios.

Simplemente corta la llamada. ¡Dios! Me giro hacia Seung Hyun que ya se ha puesto de pie y está buscando sus cosas.

— Seung Hyun. Tú debes saber algo.
— ¿Eh? ¿Yo?
— Sí, no se me ocurre nadie más que pueda estarle dando mi número a Hyun Joong, así que… dímelo.- Seung Hyun ve la hora en su reloj imaginario.
— ¡Oh mira que tarde es! ¡Tengo una cita con el doctor! ¡Te veo después!

Apenas lo dice, sale prácticamente corriendo de mi habitación. Suspiro hondo.

— Sí… seguro…- murmuro.

Vuelvo a echarme en mi cama. La verdad es que no estoy preocupado. Solo estoy un poco curioso y ansioso. Cada vez que recibo una llamada de Hyun Joong mi corazón se acelera. De hecho, apenas corto las llamadas y empiezo a extrañar su voz, su rostro… sus besos…

Suspiro hondo sin dejar de sonreír, preguntándome ¿Cuándo será su próxima llamada?

Woo Shik (POV)

Camino despacio tratando de no hacer ruido. Me detengo para tomar mi chaqueta y ponérmela antes de extender mi brazo hacia la perilla de la puerta.

— ¿Piensas salir a esta hora? – doy un brinco asustado.

Rápido me giro. De pie en el pasillo que da a la cocina, la señora Park me observa. Recupero la compostura antes de contestarle. ¡Dios! Esa mujer está haciéndome las cosas más difíciles, ¿cuándo se ira a casa?

— Recibí una llamada de mi hermano, dice que está arrepentido y que quiere que hablemos-  le digo.
— ¿Vas a ir solo? No creo que sea conveniente. Dame unos minutos y te acompaño.- abro los ojos muy grandes.
— ¡No! – grito, carraspeo intentando controlarme— No, no es necesario. No tiene por qué preocuparse, en verdad.

La señora Park niega con la cabeza y se encamina a las escaleras.

— Nada de eso, no puedo dejarte ir solo. No después de cómo llegaste a esta casa, tu hermano puede ser peligroso- me dice subiendo las escaleras— Espérame, iré a ponerme otra ropa.

Me quedo ahí parado. Observando como sube. No puedo dejar que me acompañe. Volteo a ver a mi alrededor. No hay nadie más en la casa, nadie nos escuchó, así que antes de que regrese, me giro y salgo de la casa.

No puedo creer que tenga que escapar de ella de esta manera. Necesito hacer algo al respecto, no puedo permitir que se quede a vivir aquí, mi vida será realmente aburrida si la tengo alrededor de mí todo el tiempo. Debo convencer a Jung Min de que la haga regresar a Japón.

Hyung Jun (POV)

El taxi se estaciona frente a la casa.

— Espéreme aquí. No pienso quedarme tanto tiempo.
— De acuerdo jovencito.
— Gracias.

Justo en ese momento veo salir un carro. El estómago se me revuelve del enojo cuando me doy cuenta de que la persona que va manejando es ese secretario, Woo Shik.

Entonces es verdad. Woo Shik está viviendo aquí…

Respiro hondo. No me dejo abrumar por las emociones. Aún tengo la duda, tal vez no es así, tal vez simplemente vino a algo… es muy tarde para que salga solo de casa, ¿no es así?

Bajo del taxi y camino por el pequeño sendero de grava hasta la puerta principal. Extiendo mi mano para tocar el timbre, pero la puerta se abre de pronto.

— ¡Woo Shik! ¡Te dije que no salieras de casa solo! ¡Que yo…! – la señora Park se calla cuando me ve a mí, y no a Woo Shik. -  Hyung Jun, cariño. – sonríe.
— Señora Park — inclino la cabeza para saludarla con respeto.
— Oh, cariño…- da un paso al frente y me abraza.

Correspondo a su abrazo, pero no puedo dejar de pensar en lo que hace unos momentos dijo. Me separo de ella.

— ¿Cómo estás cariño? – lleva sus manos a mis mejillas.

Tengo un nudo en la garganta. Parpadeo intentando contener las lágrimas en mis ojos.

— ¿Woo Shik? – logro preguntar.
— Oh… eso…- tan solo ver su expresión me da la respuesta que estaba buscando.

Cierro los ojos unos segundos. Respiro hondo.

— Yo…

Escucho a lo lejos un auto estacionarse. Estoy abrumado. Empiezo a sentirme como si estuviera flotando, como si todo lo que está a mi alrededor no fuera real. De nuevo respiro hondo.

— ¡Bebé! – cierro los ojos de nuevo al escuchar la voz de Jung Min.
— Junie, ¿te sientes bien? – la señora Park me pregunta.

Niego con la cabeza. Abro los ojos de nuevo.

— No… no me siento bien. Gracias por todo señora Park- le digo.

Me giro para salir de ahí. Pero Jung Min me tapa el paso.

— Bebe, ¿qué ocurre? – sus manos me sostienen de los brazos
— ¡No me toques!- le grito.

Jung Min abre los ojos muy grande.

— ¿Hyung Jun? – entrecierro los ojos.

Y pensar que aún lo dude mientras venía hacia acá. Pensé que Geun Suk tal vez se había equivocado, pero llegar aquí y darme cuenta de que no fue así, me ha dolido demasiado. Estoy enojado. Muy enojado.

— ¡Eres un idiota! – no puedo contenerme y le doy una bofetada.

Jung Min se lleva una mano a la mejilla. No me dice nada, simplemente se me queda viendo.

— ¿Crees que puedes seguir jugando conmigo mientras tienes a Woo Shik viviendo contigo? – Jung Min abre los ojos muy grandes. Me río al darme cuenta de que ha entendido que estoy enterado de todo — ¿Creíste que nunca lo sabría? Eres un imbécil, un mentiroso, infiel… no sé cómo pude enamorarme de ti. ¿Dónde quedó aquel Min Chae que dijo que jamás me lastimaría? ¿Dónde?
— Bebé, escucha…
— ¡No me llames “bebé”! ¡No soy tu bebé! ¡No lo soy!- grito demasiado enojado para entender razones. No quiero ser débil de nuevo, no quiero caer en sus redes…
— Escucha.

De nuevo me sujeta de los brazos, eso hace que lo vea a los ojos. Mi respiración está muy agitada. Mi corazón late fuerte, tengo ganas de romper algo, de golpearlo, de gritar…

— No es lo que piensas, no te soy infiel, te lo juro. El único al que amo es a ti.
— No me mientas. Lo tienes viviendo aquí. ¡En nuestra casa! – las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas.
— Pero no tenía otra opción. Woo Shik no tenía a donde ir, su hermano lo corrió y no podía dejarlo desamparado…
— ¡¿Pero aquí?! ¡¿Por qué aquí?! ¿Por qué no me lo dijiste? ¿Cuánto tiempo lleva viviendo aquí? ¿Fue antes o después de lo que pasó entre nosotros? ¡Contéstame!- grito fuerte. Necesito hacerlo, sino siento que mis palabras se quedarán atoradas en mi garganta.

Jung Min se queda callado. Simplemente baja la cabeza y eso duele más. Es evidente que Woo Shik ha estado viviendo aquí desde antes de que él y yo tuviéramos relaciones en su oficina.

Aprieto los labios con fuerza. Respiro hondo varias veces intentando serenarme.

— Te pido por favor que firmes lo antes posible los papeles del divorcio – le digo, mi voz suena más calmada. — No quiero saber de ti nunca más.

Antes de que pueda contestarme. Me giro para irme de ahí. Empiezo a caminar por el sendero de grava, apresurado. No quiero derrumbarme aquí, enfrente de él.

— Bebé… por favor…- Jung Min envuelve sus brazos alrededor de mi cintura. — No me digas eso, por favor…- pega su cuerpo a mi espalda— Yo te amo, eres el amor de mi vida…- susurra en mi oído.

No puedo. No puedo contener el llanto más. Me derrumbo. Mi cuerpo se siente débil, cansado de tratar de contener tanto dolor. Me recargo en su cuerpo. Jung Min me abraza más fuerte, sosteniéndome.

— Te odio…- murmuro — me dueles demasiado… me duele todo lo que has hecho…
— Lo sé… no era mi intención… yo solo quería protegerte, pero todo me salió mal bebé…
— No puedo seguir así… no puedo aceptar que tengas un hijo con otro, que ese otro esté viviendo aquí, que…- la voz se me corta.

Cierro los ojos dejando que mi cuerpo sea sostenido por el de Jung Min. Respiro hondo. Puedo sentir su aliento en mi cuello. Un leve cosquilleo recorre mi cuerpo cuando sus labios dejan un pequeño beso en mi mejilla.

— No sé qué hacer bebé. Para serte sincero, ni siquiera recuerdo lo que hice aquella noche, solo sé que ahora Woo Shik está embarazado y que ese bebe puede ser mío. No puedo dejarlo desamparado, no puedo negarme a ese hijo. No después de haber sido abandonado en un orfanato…
— ¿No lo recuerdas? – abro los ojos.
— No. Estaba demasiado borracho. Habíamos discutido por lo de Ki Bum, estaba mal, fui a la oficina intentando estar solo. Me tomé una botella de vino yo solo… Woo Shik llegó y lo siguiente que supe, fue que desperté en la oficina desnudo, con él a mi lado…

Cierro los ojos. No quiero tener esa imagen en mi cabeza. Respiro hondo.

— Que no lo recuerdes, no significa que no haya pasado…- le digo.
— Lo sé. Por eso no puede desentenderme bebé. Entiéndeme…
— ¿Y qué es lo que quieres que haga? ¿Qué vivamos los tres juntos? ¿Qué haga como si nada hubiera pasado?
— No, no te pido eso.

Me incorporo. Me giro para verlo de frente.

— No puedo hacerlo…— respiro hondo — Lo mejor es que mientras arreglas esta situación con Woo Shik, tu y yo intentemos vernos lo menos posible…
— Pero… - niego con la cabeza.

Soy un tonto por decir lo que voy a decir…

— Si para entonces, aún hay esperanza para lo nuestro, tal vez podamos estar juntos. Pero ahora no Jung Min…  
— Bebé… - me sujeta de nuevo de los brazos. — Te amo, y siempre lo haré, tenlo por seguro.

Antes de que pudiera entrar en razón y apartarme. Jung Min simplemente se inclinó, sujeto mi rostro y unió sus labios a los míos…

Seung Hyun (POV)

Camino por la acera rumbo a la estación del metro. Estoy perdido en mis pensamientos. La gente camina a mi alrededor pero realmente no presto atención.

Mis pies se sienten pesados. Tropiezo en varias ocasiones con algunas personas y me disculpo. Me detengo finalmente para sentarme en una banca cercana.

Acabo de ir al doctor. Y como ya lo sospechaba, lo que me ha dicho no me ha agradado.

Me quedo ahí sentado, pensando en lo que debo hacer. No sé cuánto tiempo ha pasado, pero de pronto se ha hecho de noche. El sonido de mi celular sonando me saca de mis pensamientos. Rápido lo saco de mi bolsillo.

Veo sorprendido que tengo varias llamadas perdidas de Min Hwan… finalmente le contesto.

— ¿Seung Hyun? ¿Dónde estás? ¿Por qué no me contestabas? Me tenías preocupado amor.
— Lo siento…- respiro hondo, sonrío como si pudiera verme — fui a visitar a Young Saeng y se me hizo tarde. – le miento
— Creí que irías al doctor…
— Lo hice temprano.
— Te dije que quería acompañarte…
— Lo siento…
— ¿Y qué pasó? ¿Qué te dijo?
— Que todo está bien, que no hay ningún problema.
— Me alegra escuchar eso…- sonrío — ¿podemos vernos hoy?
— Es tarde. ¿Qué tal si mañana vamos al cine, a cenar y a donde tú quieras?
— Eso suena mejor… te amo, nos vemos mañana.
— De acuerdo.

Corto la llamada. Aprieto mi celular a mi pecho. No me gusta mentirle, pero tampoco quiero preocuparlo…

Jong Hoon (POV)

Sentir el peso sobre mi costado derecho me hace salir de mi sueño profundo. Frunzo el ceño en un inicio, pero tan solo recuerdo que comparto mi cama con Jae Jin me hace esbozar una leve sonrisa aun adormilado.

El aliento de Jae pega en mi mejilla mientras sus dedos rozan mi nariz, mis labios y mi mentón.

— Jong Hoon… - susurra.
— Mmmm…
— Ya es tarde. Sé que es domingo, pero… pensaba que tal vez podríamos llevar a Woozi al parque un rato, ya sabes, dicen que es bueno para los bebés tomar el sol…
— Ujum…- contesto aun adormilado.
— ¡Jong Hoon! – Jae Jin me da un golpecito en el pecho, y eso me hace reír —  Es en serio. Woozi necesita tomar el sol.

Abro los ojos un poco, sonrío más al ver el puchero en sus labios. No puedo resistir el impulso de sujetarlo, girarlo y presionarlo debajo de mí en la cama. Jae Jin simplemente grita sorprendido. Su rostro se sonroja.

— Jong Hoon…
— Shhh… - bajo mi rostro hasta el suyo para besarlo — yo puedo pensar en muchas cosas mejor que hacer que ir al parque…
— ¿Si? ¿Cómo cuales…? – sonrío al ver que está siguiéndome la corriente.
— Como… estas…

Me inclino más. Ahora beso su cuello. Puedo escuchar su risa suave. Vuelvo a besar su cuello, un poco más abajo, cerca de su clavícula. Mis manos se deslizan por su torso. Sus manos sujetan mis brazos, sosteniendoso mientras yo continúo acariciándolo.

— Jong… Hoon… - suspira.

Regreso mis labios a los suyos para volver a probarlos. Son tan suaves que podría pasar todo el día besándolos.

Poco a poco deslizo su playera hacia arriba, descubriendo su torso, dejando al descuerto su pecho, sus pezones rosados…

— Oigan, ¿no piensan hacerle caso a Woozi? Está llorando y…- de pronto Min  Hwan abre la puerta de la habitación.

Rápido me dejo caer sobre Jae Jin para cubrirlo. Giro mi rostro hacia la puerta. Min Hwan está congelado. Con la boca abierta. Ninguno de los tres dice nada. Min Hwan nos ve de pies a cabeza. Obviamente está notando la incómoda situación en la que nos ha encontrado.

— Yo… um… voy… si… Woozi… iré a ver que tiene- finalmente dice antes de salir.

Pero apenas lo hace, vuelve a abrir la puerta para asomarse.

— Si van a hacer cositas, deberían ponerle seguro a la puerta. ¡Dios! No voy a poder dormir solo de imaginarme a mi hermano desnudo. ¡Wak! – vuelve a cerrar la puerta, esta vez le pone el seguro por dentro.

Aún sigo inmóvil. Sorprendido por lo que acaba de pasar. No es hasta que siento a Jae Jin moverse debajo de mí que me incorporo un poco. Jae empieza a carcajearse. Poco a poco empiezo a hacerlo yo.

— Dios mío. Eso fue vergonzoso- Jae Jin dice sin dejar de reírse.
— Olvidamos que Min Hwan vive aquí también.- me hago a un lado y busco mis zapatos— Vamos, se hace tarde y Woozi debe estar hambriento.
— ¿En serio vamos a levantarnos ahora? – Jae Jin deja de reírse.

Hago una mueca.

— Lo siento, no puedo concentrarme sabiendo que Min Hwan está allá afuera sabiendo que nosotros…- Jae Jin rueda los ojos.
— Lo sé…- suspira hondo mientras se sienta y baja su playera para cubrirse— pero que conste que quedamos en que intentaríamos ser un matrimonio normal – se pone de pie — y hasta ahora, como esposo me sigues debiendo esto- hace un puchero y sale indignado de la habitación.

Rasco mi cabeza con las dos manos. ¡Diablos!

Ki Bum (POV)

La habitación de mi habitación de pronto se abre. Un Kevin que apenas si puede correr entra demasiado acelerado.

— ¿Qué pasa?

Me levanto de la cama para intentar tranquilizarlo. En su estado no es bueno que esté así.

— Eli…

Tan solo dice su nombre y entiendo la situación.

— ¿Otra vez ha escapado de su aislamiento? – Kevin asiente.
— Estaba en el pasillo cuando escuché el alboroto, corrí hacia aquí lo más rápido que pude. No quiero que me vea.
— Bien, tranquilo.

Llevo a Kevin hasta una de las camas y lo hago sentarse a descansar. Le sirvo un vaso de agua y se lo doy. Sabiendo que está un poco más tranquilo. Voy hasta la puerta y la abro un poco para asomarme.

Veo a dos enfermeros pasar apresurados, dándose indicaciones. Uno de ellos me ve.

— Cierra la puerta y no salgas Ki Bum. – asiento y rápido hago lo que me dice.

Me giro para ver a Kevin.

— Parece que esta vez ha llegado más lejos. – le digo — Los enfermeros están buscándolo en esta área.
— Tengo miedo Ki Bum- Kevin lloriquea— ¿Y si me ve? – veo como sus manos tiemblan.

Yo también estoy nervioso. La realidad es que desde que lo vimos ese día en el jardín, no lo hemos vuelto a ver, pero sabemos que ha escapado de su mes de aislamiento más veces de las que puedo recordar, y tengo miedo de un día topármelo de frente.

Bajo la mirada cuando me doy cuenta de que estoy rascando mi muñeca. Niego con la cabeza. Había dejado de hacerlo, y ahora lo estoy haciendo de nuevo, todo gracias a Eli. Camino hasta Kevin y sujeto sus manos.

Lo hago para detener el temblor en sus manos y para contenerme a mi mismo de seguir rascando mi piel.

— Tranquilo Kevin. No tengas miedo. Aquí Eli no puede hacernos nada, no puede obligarnos a nada…
— Pero va a ver mi estado, ¿Qué voy a decirle? – aprieto los labios.
— Es tu elección Kevin, puedes decirle que no es de él. O puedes decirle la verdad. Eso no significa que vayas a permitirle estar cerca. No es bueno para ti ni para el bebé.
— Si… tienes razón…

Kevin sigue temblando, y eso me parece peligroso. Ha estado menos tiempo que yo en rehabilitación, y temo que pueda recaer. Intento darle mi apoyo para que no sienta que está solo en esto. Por qué en verdad, no está solo, si yo no hubiera perdido a mi bebé, estaría en su misma situación.

De pronto la puerta de la habitación se abre. Mi corazón se acelera. Levanto la mirada para ver hacia la puerta…

Geun Suk (POV)

Me pongo de pie de golpe cuando escucho lo que Hyung Jun me ha pedido. Mi respiración está agitada.

— ¿Qué dijiste?
— Sé que el otro día te dije algo diferente, pero… quiero que detengas todo el proceso de divorcio por el momento.- Hyung Jun se sienta en su escritorio.
— Pero… ¿por qué? ¿Pasó algo que no me has dicho? – aprieto mis manos en puño.

¿Qué diablos está pasando? ¿Por qué de pronto me está pidiendo esto?

Estoy muy molesto, pero no puedo demostrarlo frente a Hyung Jun. Respiro hondo y vuelvo a sentarme.

— Han pasado muchas cosas Sukkie, pero la más importante, es que no estoy seguro de querer seguir con eso…
— Pero Jung Min te engañó cariño. No puedes seguir con una persona que fue capaz de acostarse con otro jovencito y…
— Si… sobre eso.- suspira hondo — Jung Min en realidad estaba muy borracho, no recuerda nada. – se inclina en su escritorio — ¿sabes? Él dice que solo recuerda haber bebido mucho, y ya después no supo nada. ¿No te parece que fue muy sospechoso que ese secretario llegara precisamente en ese momento? No sé… nunca me agradó, tal vez él puso algo en la bebida de Jung Min.

Entrecierro los ojos. Respiro hondo varias veces.

— Si, es sospechoso. Pero… ¿estas seguro de que Jung Min te dijo la verdad? Quiero decir, ya te había mentido con respecto a Min Chae…  - Jun se encoje de hombros.
— Lo sé.- suspira— por eso te pido que detengas todo, necesito aclarar mi mente. Necesito que las cosas con Jung Min y Woo Shik se aclaren antes de tomar esa decisión. No quiero arrepentirme después…

Respiro hondo y tomo sus manos entre las mías.

— Bien. Haré lo que me dices cariño…

Aprieto los labios de nuevo. ¡Maldición! ¡Jung Min volvió a convencerlo!

Después de terminar nuestra conversación decido salir de ahí. Estoy bastante frustrado y molesto como para cometer un error que puede costarme su confianza. Apenas salgo, llamo a Hong Ki para citarlo en el lugar de siempre.

Necesito sacar el coraje y enojo. Unos cuantos minutos después estoy frente a la puerta del hotel, tocando.

— Hola Suk…- Hong Ki abre.

No dejo que termine de hablar. Simplemente lo empujo de nuevo a la habitación y cierro la puerta detrás de mí.

— ¡Aushh! ¡Sukkie, ¿qué te pasa?! – Hong Ki se queja.

Ignoro lo que dice. Lo tiro en la cama. Lo hago girarse.

— ¡Hey! Espera, ¿Por qué la prisa?
— ¡Cállate de una vez! – le grito.
— ¡Geun Suk!- Hong Ki grita cuando lo sujeto del cabello y empujo su cabeza en el colchón.

Levanto la bata que trae puesta y bajo su ropa interior. Sin más, simplemente separa sus glúteos y entierro mi pene.

— ¡GEUN SUK!
— ¡Cállate!

Empiezo a moverme rápido y fuerte. Aun siento el corazón acelerado. Molesto.

— ¡Maldición! ¡Todo esto es culpa de ese idiota! – digo molesto sin dejar de empujarme dentro de Hong Ki. — ¡Si no hubiera regresado nada de esto estaría pasando!
— Suk, por favor detente, me duele…
— ¡Hyung Jun estaría casado conmigo! ¡No con ese imbécil!
— Suk…

Me muevo más rápido. Escucho a Hong Ki gemir, mi respiración se agita.

— ¡Hyung Jun es mío! ¡No voy a permitir que regrese con él!

Mis bolas se contraen, mi pene se tensa y me corro dentro de Hong Ki. Estoy sudando, mi corazón sigue latiendo rápido, mi respiración está agitada. Me dejo caer sobre Hong Ki. Lo escucho sollozar.

Me incorporo y vuelvo a subir mis pantalones. Me acomodo la ropa. Volteo a verlo. Aún sigue tirado en la cama boca abajo con sus glúteos destapados, mi semen escurriendo por entre sus piernas.

— Te llamo después – le digo antes de salir de la habitación.


Respiro hondo. Me siento mejor. Más relajado, más concentrado en lo que debo hacer para alejar a ese tipo de mi Hyung Jun. 
Share:

9 comentarios:

  1. Ahhh no me cansaré de decirlo maldito secretario .. Lo odio odio que haga sufrir tanto al MinJun. 😢😢 ... Lo odio en serio ... Vamos suegrita persígalo usted es mas astuta que ese par descubra que ese hermano no es su hermano que son un par de mentirosos .. Estoy segura que esa noche no paso nada que Min estaba tan borracho que no pudo ahhh realmente fue un estupido ...
    Ojala Eli no dañe mas a Bum y a Kevin ... Que no caigan
    Suk eres una basura pero te vas a arrepentir pobre Honky tiene que pagar esto lo están lastima el mucho 😢

    ResponderEliminar
  2. Realmente me alegra que ese detalle cree desconfianza en Jun, una pequeña esperanza para ese matrimonio.
    Me encanta Hyun y su misterio, para Saeng será una gran sorpresa que llegue el gran día sin él haber tenido la mínima sospecha.
    Maldito secretarucho ya le queda muy poco para que se caiga su teatrito, solo me da pena por ese bebé valioso par de padres que le tocó.
    Espero que Eli nunca mas vuelva a dañar la vida de Kibum, Kevin y sobre todo de su bebé.
    Mal momento en el que se apareció Min Hwan en el cuarto, les quitó la inspiración a su hermano y cuñadito.
    Suk se está pasando tanto con Jun como con ki sobre todo con Ki pero si este último se deja ya es cosa de él.
    Espero que esa mentira de Seung Hyun al final no le cause problemas en su salud.
    Estuve entrando todos estos días para ver si actualizabas y no sabes como me alegró al ver este capítulo, nos leemos pronto.

    ResponderEliminar
  3. Wi~ a Saeng le tiene una sorpresa preparada (?)
    Ay~ Bunnie~ Nooo Eli!!! Jum~
    Ay!!! Odio infinito al desgraciado secretario de cuarta!!!
    Y a Sukk~ a ese que lo manden a volar!!!

    ResponderEliminar
  4. primero un par de chatedas a kiki y a jun para que reaccione y ordenen sus vidas, lo segundo quiero contratar un par de matones para darle un escarmiento al secretario del infierno y a suky, o me meto yo al fic y los arroyo con el coche.

    ResponderEliminar
  5. Oh maldición pobre Kiki, pero q desgraciado es sukkie, como puede hacerle eso.. ay ya qiero ver o mejor leer kekeke cuando Kiki le de la cachetada de la indiferencia... en cuanto al minjun q podría decir... van de mal a mejor al menos se sembró la duda del woshik ese...scht!! Q lo agarren a escobas! Jajajaja el hyunsaeng no tiene cabeza ni pies q tramar Hyun? Solo Mew lo sabe!! No sabes cuanto espero las actúa de este fico... lo adoro y te admiro!!

    Gracias!,.,

    ResponderEliminar
  6. me encanta Hyun jong que estara planeando para Saeng el todo misterioso consiguiendo el telefono de Saeng y por otro lado odio a Geun Suk como pudo haber lastimado de esa forma a kiki quiero que mil cosas malas le pasen por todo lo que esta haciendo

    ResponderEliminar
  7. Eso es una violación! GeunSuk como te odio en este fis realmente es un enfermo... Jun realmente no se quien es más ciego si tú o JungMin porque eso de que les vean las caras de idiotas de esa manera y ustedes ahí como si nada da pena, tú siendo vilmente engañado por Sui y Min por el secretariucho de quinta... Será Park yo sé que usted se las huele dígale la pista al secreción y cojalo con las manos en la masa.
    JaeJin totalmente de acuerdo contigo YongHoon está incumpliendo sus deberes de esposo he dicho!
    Kibumie fuerza fuerza, no te dejes, Eli no puede ganar esta vez...

    Gracias por el capítulo 😊

    ResponderEliminar
  8. Yo también estoy ansiosa en verle la cara a Saeng y descubra la increíble e inesperada sorpresa que Hyun tiene prepara para él… ya quiero escucharle decir “Si, acepto”

    Maldita sea, si la mama de Min no hubiera detenido a Woo Shik, Jun nunca lo hubiera visto salir de su casa y confirmar lo que la porquería de Suk le dijo… con su mente tan invadida por la maldad que lo rodea era más que lógico el querer el divorcio lo más pronto posible… no lo hagas Min, siembra en él la duda de lo ocurrido en esa fatídica noche de borrachera y la posibilidad de encontrar alguna pista sobre las mentiras que los separan… sigue tus corazonadas Jun, no dejes que Suk siga utilizando tu dolor para su beneficio.

    Ocultar la verdad Seung Hyun, no trae nada bueno… a-a

    Y cuando estaba segura que habría una escena entre Jong Hoon y Jae Jin más caliente que el sol dominguero… llega Min Hwa a para bajarle la temperatura… GRA-CIAS.

    ¿Quién diablos está en la puerta de la habitación de Ki Bum y Kevin?

    ¡ERES UN VERDADERO HDP SUK!

    ResponderEliminar
  9. Jung Min es un santo comparado con este o_o’… qué miedo… me ha dejado en la nada… sí, está cabreado con eso… pero no lo creí capaz de violar a Hong Ki o_o…
    Mejor espabilo, ah sí, ¿Qué dijo el médico de Seung Hyun? ¿Es grave no es cierto? Pobrecito, y le miente a Min Hwan para que no se preocupe…
    ¿Ki Bum y Kevin corren peligro? No por favor, ya han pasado por mucho, y Kevin espera un bebé.
    Con suerte algo bueno sucedió, Hyun Joong sigue acosando a Young Saeng y está preparando todo para su boda XD, ceremonia… lo que sea, solo sé que unirán sus vidas.
    Y dejaron a Jae Jin y Jong Hoon en medio de lo más bueno XD pichi Min Hwan XD aajajajaja, se les olvidó que no viven solos y que Woozi ya nació, deben ponerse las pilas chicos XD.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts