Bajo el mismo cielo... Capitulo 35

Geun Suk (POV)

Espero en el auto hasta que veo salir al mensajero. Sonrío al saber que los papeles han sido entregados.

Tomo mi celular para llamar a Hyung Jun, estoy realmente feliz de saber que muy pronto será libre de nuevo y nada se interpondrá entre nosotros.

— ¿Sí?
— Hola cariño, ¿cómo estás? – pregunto sin dejar de observar la entrada a la casa.
— Bien…- suspira hondo, escucho voces en el fondo.
— ¿Dónde estás? – no puedo dejar de preguntarle, curioso de saber que ha salido.
— ¿Uh? Oh! En “Cappuccino”- frunzo el ceño
— ¿Qué haces ahí? – no me gusta la idea de saber que está en ese lugar.
— Mamá quiere que empiece a trabajar en la empresa.- suspira hondo — Vine a empaparme un poco de todo este asunto de la sociedad con “Cappuccino”, pero creo que tendré que ir a las oficinas…- eso me agrada menos, eso significa que debe ver a Jung Min.
— Si, quieres, puedo ayudarte…
— No, no te preocupes, puedo manejar esto, iré yo.
— Pero…
— Ya has hecho suficiente Sukkie, gracias. ¿Llamaste para algo en especial?
— Quería saber cómo estabas, y decirte que acaban de entregarle a Jung Min la demanda de divorcio.

Un largo silencio se escucha a través del teléfono. Aunque me duela aceptarlo, sé que debe ser difícil para él saber lo que acabo de decirle, aun y cuando él mismo ha pedido mi ayuda para divorciarse.

— Vaya… no creí que fuera tan rápido…- murmura
— Estoy intentando hacerlo rápido cariño, así podrás pasar de página lo más pronto posible, es lo mejor.
— Sí… tienes razón…

Levanto una ceja cuando veo a través del cancel de la casa, que Jung Min sale de la casa, está a punto de subir a su auto, cuando un jovencito sale detrás de él. Jung Min se gira a verlo, y el jovencito lo abraza.

— Woo Shik…- murmuro
— ¿Qué dijiste? – Junie pregunta
— Nada. ¿Te veo más tarde en tu casa?
— De acuerdo.
— Nos vemos cariño.

Corto la llamada rápido cuando veo el auto de Jung Min alejarse. El jovencito aún está parado en la entrada observando. Bajo del auto y corro para acercarme. El jovencito se gira para entrar…

— ¡Woo Shik!- grito, el jovencito se detiene y se gira para verme, sonrío. — ¿Eres Woo Shik verdad?
— ¿Quién es usted? – sonrío aún más amplio.
— Alguien que puede ayudarte a que Jung Min quede libre lo más pronto posible, y tal vez se case contigo.

El jovencito entrecierra los ojos...


Hyun Joong (POV)

— ¿Estás seguro de que ellos van a ayudarnos? – Jae Joong pregunta mientras nos acercamos a “Cappuccino”.
— Sí, estoy seguro… creo… tal vez… si les explico…- titubeo

Jae Joong se me queda viendo fijamente unos momentos. No luce muy convencido, sonrío intentando lucir seguro.

— Es decir, son sus amigos, seguramente les ha contado lo que pasó, y deben odiarme pero…
— Oh Dios…- murmura — voy a tener que convencerlos yo…

Sonrío de nuevo. Gracias a Dios que lo tengo a él de cómplice, sino, realmente estaría perdido.

Apenas entramos, una de las mesas que estaba más animada se queda callada por completo. Paso saliva nervioso al sentir las miradas de los tres chicos ahí sobre mí. Camino inseguro hasta llegar ahí.

Hace apenas una hora los llame a los tres para citarlos aquí, realmente me sorprende de que hayan decidido venir.

— Hola…

Los tres me ven sin decir nada, luego observan a Jae Joong detenidamente. Finalmente es Jae Jin quien rompe el silencio.

— Así que… ¿para qué nos has citado aquí Hyun Joong? ¿Vas a presentarnos a tu nuevo novio?
— ¿Piensas que vamos a solaparte? – Seung Hyun me cuestiona.
— ¡Eres igual a Jung Min! – Hyung Jun me reclama.
— ¡Wow! ¡Wow! ¡Esperen!- levanto mis manos para detenerlos.

Los tres guardan silencio sin dejar de verme con el ceño fruncido. Carraspeo nervioso. Muevo una de las sillas hacia a Jae Joong.

— ¿Podemos sentarnos? – pregunto. Los tres se encojen de hombros. – Bien…

Le indico a Jae Joong que tome asiento para después hacer lo mismo yo. Suspiro hondo.

— Les presento a Jae Joong. Mi madre y su madre arreglaron una cita para nosotros y…
— ¡Lo sabía! – Seung Hyun me señala con el dedo, molesto — es el chico con el que te vio Young Saeng ese día en el restaurante, ¡y ahora vienes a presentárnoslo!- ruedo los ojos.
— No es lo que piensan, Saeng está equivocado, yo…
— ¿Estás diciendo que mi amigo está equivocado? – Hyung Jun pregunta indignado
— Bueno… yo…- estoy comenzando a sentirme incómodo
— Porque puedes tener razón. – Jae Jin dice— Saeng suele exagerar en muchas cosas, así que. Cuéntanos, queremos saber tu versión.

Parpadeo sorprendido cuando los tres ríen un poco y se acomodan en sus asientos.

— Oh… bueno…
— ¡Ash! En vista de que Hyun Joong parece no estar carburando bien, yo les voy a contar todo…- Jae Joong me interrumpe.

En realidad eso me hace sentirme un poco aliviado. Suspiro antes de sonreír y escuchar atento lo que Jae les dice. De vez en cuando apoyo su historia, y finalmente les contamos nuestros planes.

Tanto Hyung Jun como Jae Jin y Seung Hyun se quedan callados unos momentos, observándonos sorprendidos.

— ¿Están seguros de que funcionará? – Jae Jin pregunta.
— Si ustedes nos ayudan estoy seguro de que sí- Jae contesta.
— Pero… ¿y sus padres? – Jun insiste
— No podrán hacer nada, cuando se den cuenta de lo que está pasando, será demasiado tarde. – Jae de nuevo contesta.
— Bien… entonces creo que los ayudaremos.- Seung Hyun dice.

Sonrío satisfecho.

Hyung Jun (POV)

Niego con la cabeza al ver a Hyun Joong tan seguro de su plan. En realidad estoy un poco escéptico, aunque debo admitir que en estos momentos cualquier plan que involucre el “amor” o “romance”, en mi cabeza suenan como un fracaso seguro.

Suspiro hondo antes de ponerme de pie.

— Bien, estoy dentro- les digo- tengo que irme, pero avísenme que tengo que hacer y lo hago- no quisiera irme, pero se está haciendo tarde y por mucho que quiera alargar el momento, debo ir a la oficina de Jung Min.
— De acuerdo. Gracias Hyung Jun- Hyun Joong me dice— Y… lo siento…- hago una mueca, sé que se refiere a lo mío con Jung Min.
— No te preocupes. Nos vemos. – me despido de todos.

Kyu Jong (POV)

Hyun Joong se despide del jovencito con el que llegó y finalmente se acerca a la barra de la cafetería para conversar conmigo.

— Parece que los jovencitos lindos te siguen- le digo
— ¿Qué puedo decir? Soy irresistible- se encoje de hombros y yo ruedo los ojos.
— Ya, dime que tanto conversabas con los chicos.
— Todo a su tiempo Kyu, todo a su tiempo. Solo puedo decirte que vayas preparando tu mejor traje- levanto una ceja curioso.
— Oh vaya, eso suena interesante.- me río, esperando cualquier cosa cuando viene de Hyun.

Yo mismo preparo un cappuccino y se lo entrego. Se ha sentado en una banca frente a la barra de la cafetería. Observa el movimiento.

— En verdad esto ha resultado un gran negocio.- dice sin dejar de observar a los clientes siendo atendidos.
— Lo es- sonrío satisfecho de éste local.- y puedo asegurarte que cada semana los números incrementan.
— ¡Wow! Y yo que pensé que Jung Min estaba loco cuando me pidió asociarnos… - de nuevo me río
— Jung Min está haciendo crecer tu dinero.
— Lo sé…- voltea a verme— dentro de poco manejar tantas sucursales va a ser un trabajo difícil solo para dos personas Kyu. Tal vez deberías empezar a buscar un nuevo gerente para esta sucursal.- frunzo el ceño.
— ¿Un nuevo gerente? – estoy sorprendido, nervioso y molesto ante la posibilidad de que me despidan.
— Sí… ¿alguno de los empleados que crees puedan con el trabajo?- me dice señalando a los chicos que hacen su trabajo
— No entiendo Hyun Joong. – Le digo— ¿Por qué un nuevo gerente? ¿No estoy haciendo bien mi trabajo?

Hyun Joong voltea a verme y sonríe amplio. ¡Dios! Este chico sí que es raro.

— ¡Oh! ¡Claro que estás haciendo un buen trabajo! – me siento más confundido.
— ¿Entonces?
— Entonces… necesitamos a una tercera persona que nos ayude con todas las sucursales Kyu Jong.- levanto una ceja, estoy empezando a entender y debo admitir que esto me emociona. — Y no puedo pensar en nadie más que pueda ayudarnos desde las oficinas centrales con ese trabajo. ¿Qué te parece? ¿Te gustaría formar parte del equipo? – me da un golpe en el hombro.

Estoy en shock. No sé qué decir. Sí, cuando entré a trabajar en “Cappuccino”, mis intenciones eran ascender con el tiempo, pero que me pidan que sea parte del “equipo” es otra cosa. Es mucha responsabilidad y jamás pensé que me lo pidieran a mí.

— Y- yoo… - respiro hondo — no sé qué decir- Hyun sonríe y vuelve a darme un golpe en el hombro.
— Sólo di “Sí” y listo. Ahora…- se vuelve a girar para ver a los empleados— ¿Cuál de ellos tiene la capacidad de gerenciar este lugar?- vuelve a preguntar.

Aún sigo en shock, así que tardo unos segundos en poner en orden mis ideas. Observo a cada uno de los empleados. Min Hwan, Hong Ki, Jong Hoon…

— Creo que sé quién podría ser, pero necesito ponerlo a prueba – le digo
— De acuerdo. Cuando lo tengas me llamas, ahora tengo que irme, hay un plan que no se va a hacer solo- me dice dejando la taza sobre la barra. – ¡Nos vemos Kyu!

Hyun Joong sale de “Cappuccino” dejándome realmente emocionado por la nueva oportunidad. Quiero gritar, quiero contárselo a alguien, quiero… quiero contarle a Ki Bum…

Hyung Jun (POV)

Salgo del elevador. Me detengo a mitad del pasillo aun indeciso de seguir adelante. Veo el portafolio en mi mano, en el interior están los papeles que necesito que sean revisados y firmados.

Suspiro hondo cuando entiendo que no hay nada que pueda hacer para evitar verlo. Si no lo hago, el trabajo de mama para hacer renacer a Dongsuh Coffe Corporation será en vano porque seguramente perderíamos la cuenta con “Cappuccino”.

La puerta de la oficina está abierta, así que entro. En el recibidor está un escritorio vacío, no hay nadie que pueda decirme si él está en su despacho. Paso saliva nervioso antes de acercarme a la puerta del despacho.

De nuevo me detengo, ésta vez frente a la puerta. Suspiro hondo y toco muy suave. Nadie responde, tal vez es que no me ha escuchado, así que vuelvo a tocar, ésta vez más fuerte.

— Adelante – aprieto los labios cuando escucho su voz.

Cierro los ojos unos segundos cuando las ganas de llorar regresan. Suspiro hondo.

— Tranquilo Hyung Jun, tranquilo…- murmuro para mí mismo.

Cuando creo que tengo el control de mis emociones otra vez, giro la perilla y abro la puerta. Apenas me asomo me congelo cuando Jung Min levanta su rostro de lo que sea que estuviera viendo en la pantalla de su computadora y me ve fijamente.

— Hyung Jun…- murmura.

Paso saliva de nuevo, demasiado nervioso. Doy un paso adelante y cierro la puerta detrás de mí.

— Buenos tardes… Jung Min- le digo.

Jung Min de inmediato se levanta y camina rápido hasta donde estoy. El corazón se me acelera al ver la emoción en su rostro.

— Bebé…- intenta abrazarme
— No…- pongo mis manos frente a mí para impedirlo- No estoy aquí para nada personal- le digo.

Puedo ver su rostro confuso. Mi corazón no deja de latir acelerado. Tenerlo demasiado cerca me pone intranquilo.

¡Dios! ¿Por qué está tan guapo con ese traje? Y ni hablar de lo sexy que se veía sentado en su escritorio observando su computadora.

— Y-yo… estoy aquí por Dongsuh Coffe Corporation- le digo mientras camino hacia una silla frente a su escritorio- ¿Puedo? – le pregunto señalando la silla.
— Por supuesto…- aún sigue en shock, pero amable mueve la silla para que me siente.
— Gracias.

Jung Min no regresa a su lugar. Él simplemente se recarga en su escritorio frente a mí, demasiado cerca. Las manos me tiemblan cuando abro el portafolio para sacar los papeles y entregárselos.

— Recibí los papeles- de pronto me dice.

Levanto la mirada para verlo. Estoy confundido. ¿Qué papeles?

— Los de la demanda de divorcio- parpadeo al recordar mi conversación con Geun Suk.
— Ah…- bajo la mirada para sacar los papeles— bien, espero podamos terminar las cosas en paz… - tengo un nudo en la garganta.
— ¿Es lo que quieres bebé? – Jung Min se pone de cuclillas frente a mí y toma una de mis manos, eso me hace voltear a verlo- ¿Qué las cosas entre nosotros terminen así? Sin hablarlo, sin decirnos nada más…

Paso saliva. Aprieto los labios. Mi corazón quiere salirse de mi pecho.

— Y-yo…- de nuevo el nudo en la garganta
— Bebé… por favor…- Jung Min besa mi mano y la acaricia con demasiada ternura y amor que hace que mi pecho duela y las ganas de llorar sean casi incontrolables. — Dame una oportunidad de explicarte, de decirte porque no te dije que soy Min Chae…

Suspiro hondo al escuchar ese nombre.

— No lo entiendo… ¿Por qué…?- murmuro
— Porque soy un idiota, por eso bebé. Estaba tan asustado de que no me quisieras. Cuando te llevaron, yo te dije que no te quería y como no recibí ninguna carta tuya en todos estos años, pensé que… - parpadeo sorprendido.
— ¿No recibiste ninguna carta? – pregunto.
— No bebé, ninguna. Y yo envié cientos de ellas a través de las madres del orfanato, pero ninguna obtuvo respuesta.

Frunzo el ceño.

— Son las cartas que…- Jung Min asiente.
— Sí, todas me eran regresadas- me dice— cuando entendí que no llegarían a tus manos, decidí escribirlas y guardarlas para dártelas cuando te encontrara otra vez.- recuerdo todas las cartas que encontré.

Solo leí unas cuantas, no he tenido el valor de leer las demás, así que no sé realmente si está diciéndome la verdad.

— Pero… yo te envié una cada semana…- murmuro

Jung Min aprieta los labios. Como si estuviera conteniéndose de decirme algo. Frunzo el ceño molesto.

— ¿Qué? ¿Qué más me estás ocultando Jung Min?

Suspira hondo. Niega con la cabeza. Sé que le ha dolido mi reclamo.

— No quería decírtelo porque va a dolerte saberlo…- frunzo el ceño.
— ¿Qué más doloroso puede ser que saber que me estuviste mintiendo? – le digo indignado y molesto.
— Lo sé… lo siento…- murmura antes de suspirar y aclararse la garganta.-  Cuando te encontré y nos… conocimos… te estuve siguiendo unos días, fue cuando me di cuenta de que tu enviabas cartas dejándolas en tu buzón, y…
— ¿Qué cosa?
— Tu madre las sacaba del buzón antes de que el cartero se las llevara.

Abro los ojos muy grandes.

— ¿Qué?
— Tu madre había estado evitando que enviaras las cartas. Las tenía todas guardadas en un cajón de la oficina de tu padre. En la fiesta en la que me presentó contigo, me escabullí ahí y las saqué. Están con todas las cartas que te llevaste.

Desvío la mirada. No puedo contener más las lágrimas. No puedo creer que mi madre hiciera eso. Las lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas. El dolor en mi corazón es intenso.

— Bebé…- Jung Min susurra en mi oído. —No llores amor…

Un leve beso calienta mi mejilla.

— No quería causarte este dolor, por eso las cosas se complicaron más para mí. Si te decía quién era, ibas a preguntar, y tarde o temprano tendría que decirte esto…

Estoy molesto. Pero el dolor es más intenso que no puedo contener mi llanto.

— Bebé…

Sin darme cuenta, Jung Min me tiene en sus brazos.

— Te amo… no llores…

Besa mi mejilla y poco a poco sus besos recorren mi rostro hasta mis labios. Suspiro hondo al sentir el calor de sus labios.

Cierro los ojos dejándome llevar. El leve movimiento de sus labios me envuelve hasta que mis labios dejan que su lengua recorra mi boca. Nuestras respiraciones se agitan. Mi mente empieza a nublarse.

Las manos de Jung Min recorren mi cintura, mi espalda… buscando la forma de colarse y tocar mi piel.

— Oh, lo siento. No quería interrumpir.

Una voz a lo lejos me hace reaccionar. Abro los ojos y empujo a Jung Min antes de girarme hacia la puerta de su despacho. Todo el enojo contra Jung Min reaparece al ver a ese secretario suyo parado en la puerta.

Me pongo de pie, recupero la compostura, saco los papeles que había traído y se los entrego a Jung Min que también se ha puesto de pie.

— Estos son los papeles que necesito que revises. Necesitamos saber cuál será el pedido de este mes para poder hacer los embarques, mi madre saldrá pronto rumbo a Colombia y necesitamos que los firmes.- le digo.

Sin decir nada más me giro y camino hacia la puerta. Me detengo solo lo suficiente para inclinar la cabeza hacia Woo Shik.

— Con permiso – le digo, aunque en el fondo lo último que quiero es ser cortés con él.

Salgo de la oficina. Molesto con Jung Min, con Woo Shik, y conmigo por haberme dejado llevar.

Jung Min (POV)

Apenas sale Hyung Jun de la oficina, volteo a ver a Woo Shik. Estoy molesto, frustrado.

— ¿Qué haces aquí? – le pregunto.
— Lo siento, no pensé que él fuera a estar aquí, yo solo quise venir a preguntarte si querías acompañarme al doctor…

Woo Shik luce triste, y eso me hace sentir como un idiota. Respiro hondo.

— Lo siento- me disculpo – No quería hablarte así, es solo que…- suspiro— olvídalo. ¿vas al médico? ¿Te sientes mal?
— No, voy a chequeo. ¿Quieres ir? El doctor dijo que hoy me haría un ultrasonido para ver al bebé.- me dice emocionado, y eso me hace sonreír.
— Eso suena genial.
— ¿Irás? – de nuevo respiro hondo. No tiene caso seguir lamentándome por lo que acaba de pasar.
— Sí, iré.

Hong Ki (POV)

Estoy sentado sobre la taza del baño de la habitación de hotel en donde siempre me veo con Geun Suk. Observo fijamente la caja de pastillas en mis manos. Pensando muy seriamente en si debo tomarme la pastilla o no.

— ¿Por qué no me quieres Geun Suk? ¿Por qué no dejas de pensar en Hyung Jun? – murmuro

No quiero llorar, pero realmente me duele pensar en que Geun Suk solo tiene ojos para Hyung Jun. Apenas recibe una llamada de él, sale corriendo para ir a verlo. Y ni siquiera son nada, hasta donde yo sé, Jun jamás le ha dado esperanzas nada.

Es por eso que no entiendo porque Geun Suk no quiere formalizar conmigo, porque no me toma como una relación seria.

— Tal vez si…- veo las pastillas.

Me he tomado solo la mitad, pero estoy pensando en ya no hacerlo más…

Aprieto los labios decidido. Una a una las voy tirando a la basura y finalmente dejo caer la caja. Suspiro hondo. Lo he decidido, no más pastillas anticonceptivas.

Sonrío mientras llevo una mano a mi vientre imaginando el tener un bebé de Geun Suk. Un bebé que nos una para siempre…

— ¡Hong Ki! – escucho la voz de Geun Suk seguido del sonido de la puerta de la habitación cerrándose.

Rápido me levanto, enjuago mi rostro y sonrío.

— ¡En seguida salgo!- contesto mientras empiezo a quitarme la ropa…

Seung Hyun (POV)

Min Hwan besa mi cuello mientras su mano se cuela por entre nuestros cuerpos en busca del cierre de mi pantalón.

— Min Hwan…- gimo al sentir un cosquilleo recorrer mi cuerpo

Su mano logra colarse en mis pantalones. Sus dedos tocan la punta de mi pene y eso me hace estremecer. Mi respiración comienza a agitarse y eso me preocupa, así que empiezo a concentrarme en mantener mi respiración estable.

Cierro los ojos… respiro hondo varias veces…

— Seung Hyun…

Estoy logrando que mi respiración se mantenga estable.

— ¡Seung Hyun!

Parpadeo cuando escucho a Min Hwan gritar mi nombre. Abro los ojos sorprendido. Min Hwan está sentado sobre mis piernas viéndome fijamente con el ceño fruncido.

— ¿Qué? ¿Qué pasa? – pregunto.
— Es lo que yo me pregunto. ¿Qué te pasa? De pronto fue como si no estuvieras aquí, como si estuviera tocando a alguien dormido y... ¿qué pasó? – hago una mueca.

Me siento en la cama. Sintiéndome avergonzado y frustrado. Min Hwan se sienta junto a mí y me abraza.

— ¿Qué ocurre amor?
— Lo siento…- murmuro – es solo que… yo solo quiero hacerlo contigo, pero cuando lo hemos intentado mi respiración se agita demasiado y…- lloriqueo, estoy realmente frustrado— no puedo, no puedo controlar mi asma Min Hwan.
— Tranquilo – Min Hwan besa mi sien - ¿por qué no vamos a consultar a tu médico? Tal vez él pueda ayudarnos en esto…- niego con la cabeza
— No, yo sé lo que va a decirme- lloriqueo
— Amor…
— No quiero, el doctor solo va a decirnos que no podemos, o que tenemos que esperar más mientras me da más medicamentos…
— Pero es por tu bien Seung Hyun, yo no quiero perjudicarte amor. Sí, quiero hacerlo, pero con seguridad, sabiendo que tú también lo vas a disfrutar.

Aprieto mis labios.

— Anda, quita esa cara. Yo te acompaño a ver a tu médico mañana, ¿de acuerdo?
— De acuerdo…- suspiro hondo.

Min Hwan está siendo  muy comprensivo, pero yo no puedo dejar de sentirme como un chico defectuoso. Ya tenemos varios meses de relación y no hemos podido hacer el amor por culpa de mi asma…

Jae Jin (POV)

Me recuesto en la cama después de dejar a Woozi en su cuna. Me he puesto mis pijamas de franela y me he cubierto con las sábanas hasta el cuello. Mi corazón está latiendo muy rápido.

De pronto la puerta de la habitación se abre y mi corazón se acelera más cuando veo a Jong Hoon entrar. Paso saliva nervioso.

Han pasados unos cuantos días y aún sigo nervioso de dormir en la misma cama. Aunque es como si hubiera una línea imaginaria entre los dos que ninguno cruza.

Observo a Jong Hoon atravesar la habitación hasta el closet y sacar sus pijamas. De nuevo sale de la habitación y regresa con sus pijamas puestas. Es ridículo que tenga que salir de su habitación solo para ponerse sus pijamas, pero las cosas están siendo así desde que regresé del hospital con Woozi.

¡Es frustrante!

Suspiro hondo.

Jong Hoon se sienta en la cama de su lado y posteriormente se recuesta. Aprieto los labios, demasiadas cosas pasan por mi cabeza. La principal es que sigue siendo ridículo que estemos casados, compartamos habitación y cama, y las cosas sigan así.

Me giro en la cama para quedar de frente a él… a su espalda.

— Jong Hoon…- lo llamo

Jong Hoon se gira. Hemos quedado frente a frente.

— ¿Sí? – paso saliva nervioso.
— Y-yo…- respiro hondo. ¡Dios! Es tan difícil… - puedo… ¿puedo abrazarte?

Jong Hoon se me queda viendo unos momentos. Empiezo a sentirme avergonzado por haberme atrevido a preguntarle. Mi rostro se siente caliente, así que debe estar completamente rojo. Estoy a punto de echarme para atrás cuando Jong Hoon extiende su brazo hacia mí, dejando un espacio.

— Claro… - sonrío.
— Bien…

Rápido me muevo, me acomodo en el espacio entre su torso y su brazo. Mi cabeza en su hombro, nervioso pongo una mano sobre su pecho. Puedo escuchar los latidos de su corazón. Poco a poco, Jong  Hoon envuelve su brazo a mí alrededor. Sonrío satisfecho. Suspiro.

— Se siente bien…- murmuro.
— Sí…- Jong Hoon me da un beso en la cima de mi cabeza— se siente muy bien Jae Jin.

Mi corazón está latiendo muy rápido. Levanto mi rostro para ver el suyo. Nos quedamos viendo fijamente. Lentamente, Jong Hoon se inclina, acercándose cada vez más. Yo no me muevo, espero pacientemente a que sea él quien una sus labios a los míos.

Cuando nuestros labios se tocan, mi corazón palpita rápido. Protesto cuando rompe el beso.

— Otro…- murmuro, aún perdido en la sensación del primer beso.

Escucho una risita, y eso me hace salir de mis nubes. Mi rostro se sonroja de nuevo.

— Lo siento…
— No, no te disculpes— Jong Hoon me dice— haces que mi orgullo se sienta bien – murmura antes de volver a besarme.

¡Dios! ¡Creo que estoy soñando!

Hyung Jun (POV)

Estoy demasiado nervioso. No sé porque diablos estoy aquí de nuevo. Bueno, sí lo sé. Los papeles no me han sido enviados de regreso, y los necesito.

Camino de un lado a otro frente a la puerta del despacho, indeciso en si debo entrar o no. La última vez que estuve aquí las cosas se pusieron un poco… candentes, y no puede repetirse.

Me detengo de golpe cuando la puerta de pronto se abre. Mi corazón se acelera cuando veo a Jung Min parado en el marco de la puerta viéndome sorprendido.

— ¿Hyung Jun? ¿Qué haces? – carraspeo intentando lucir fresco.
— No regresaste los papeles- le digo como si no hubiera estado dando vueltas frente a su oficina media hora.
— ¡Oh! – Jung Min levanta las cejas— ¡Tienes razón! Lo olvidé por completo- me dice haciéndose a un lado- pasa, enseguida los reviso y los firmo- me dice.

Dudo unos momentos, pero finalmente entro. ¡Diablos! ¿Por qué me siento tan ansioso?

— Toma asiento- me dice indicándome la silla frente a su escritorio.
— Gracias…- me siento.

Jung Min rodea su escritorio. Tan serio, concentrado en su trabajo, toma los papeles que le dejé aquella vez y los lee. No puedo dejar de observarlo. Su frente se arruga un poco mientras lee, humedece sus labios y…

Niego con la cabeza y desvío la mirada…

— Sí, por el momento estas son las cantidades que necesitaremos- empieza a hablar, de nuevo regreso mi mirada hacia él— el pró… ximo mes- Jung Min nota mi inquietud- el próximo mes probablemente las cantidades se incrementen debido a la apertura de nuevas sucursales- sigue hablando mientras se pone de pie y rodea el escritorio.

Mi corazón se acelera al ver que se acerca a mí. De nuevo desvío la mirada e intento mantenerme tranquilo.

— Hemos tenido buena respuesta con “Cappuccino”, así que las cantidades de café que estaremos necesitando serán aún mayores, espero que puedan proveernos del él en tiempo y forma…
— Lo haremos…- contesto demasiado nervioso cuando noto que está frente a mí, como la última vez
— Hyung Jun… - levanto la mirada para verlo
— ¿Sí? – paso saliva
— Te noto un poco tenso…. ¿te ocurre algo? – frunzo el ceño
— ¿Cómo no estar tenso cuando estoy en tu oficina? No puedo imaginarme otro lugar en el que no desearía estar- le digo indignado, intentando ocultar mi inquietud. Me acomodo en la silla.
— Bebé…- la voz de Jung Min suena grave, seductora… - yo no puedo imaginar a nadie más a quien yo quisiera ver en mi oficina… tal vez… sobre mi escritorio… desnudo…

Parpadeo sorprendido.

— ¡Jung Min! – me levanto.

Me giro para salir de la oficina, estoy demasiado nervioso e inquieto. Pero la mano de Jung Min me sujeta del brazo y me hace girar. Sus manos me sujetan de los brazos, manteniéndome firmemente frente a él, pegado a su pecho.

— Jung Min, ¿qué haces? – le digo intentando soltarme
— Dime que no estás pensando lo mismo que yo…- susurra sobre mis labios— dime que no lo deseas… - contengo la respiración, demasiado acalorado
— No sé… no sé de qué hablas…- tartamudeo
— Lo sabes bebé…

Sus labios capturan los míos. Y de pronto todo a mi alrededor empieza a dar vueltas, nuestros labios se funden un beso desesperado, como si hubieran estando deseando tocarse.

— Jung Min… no…- lo poco que me queda de razón intenta detenernos…

Jung Min nos gira y damos unos pasos hacia atrás sin dejar de besarnos. Sus manos comienzan a desabrochar mi camisa. Tropezamos con su escritorio. Mi respiración está agitada cuando rompe el beso.

— No… no debemos… - murmuro
— ¿Por qué no? Nos amamos… - contesta y sin esperar respuesta me empuja sobre el escritorio.

Desabrocha mis pantalones y tira de ellos hasta dejarme en ropa interior. Antes de que pueda volver a protestar. Sus labios besan mi ingle haciéndome gemir.

— Oh Dios…- murmuro

Jung Min besa y lame mi ingle, haciéndome estremecer mientras sus manos tiran de mi ropa interior. Cuando menos me lo espero sus labios toman mi pene.

— ¡Aaaah! – llevo mis manos a su cabello cuando toma por completo mi pene en su boca. — Por Dios… Jung Min… - gimo de placer.

Dejo caer mi cabeza hacia atrás en el escritorio, intentando no retorcerme al sentir la humedad y calor de su boca en mi pene.

— Min… Min…- giro mi cabeza de un lado a otro.

Estoy demasiado excitado.

— ¡MIN!- grito cuando siento uno de sus dedos siendo enterrado en mi ano.

Su boca suelta mi pene ya sensible y duro. Su lengua se une a su dedo para lubricarme. Para estos momentos he perdido por completo toda razón y cordura, que no recuerdo ni me importa todo lo que ha pasado entre nosotros.

Sus dedos entran y salen de mi interior. Cuando sabe que estoy listo los retira, me sujeta de las caderas y tira de mí hacia la orilla del escritorio. Se inclina sobre mí buscando mis labios. Extiendo mis brazos hasta rodear su cuello y atraerlo.

Nuestros labios de nuevo se devoran mientras Jung Min lentamente se entierra dentro de mí. Suspiro hondo cuando lo siento dentro, completamente dentro.

— Te amor bebé… te amo… - murmura.


Sus caderas comienzan a moverse. Suave al principio, pero poco a poco la velocidad aumenta, haciéndonos salvajes, urgidos de llegar al placer, de sentirnos más… 
Share:

14 comentarios:

  1. Por lo leído me parece que el plan de Hyun involucra una iglesia y un sacerdote, ya quiero que ese plan empiece.
    Que frustrante debe ser para Seung Hyun no poder estar con su amado íntimamente ojalá el doctor les de Buenas noticias.
    Me alegra que aunque sea lentamente la relación entre Jae Jin y Jong Hoon vaya avanzando pero Jong debe ponerse las pilas y no esperar a que su amado sea quien de el primer paso.
    Espero que Hong Ki piense bien antes de cometer una locura de la que puede arrepentirse luego.
    Debió ser muy doloroso para Baby saber que su amada madre impidió que mantuviera contacto con su amado Min Chae pero tenía que llegar el mosquita muerta del secretariucho para interrumpir y lo que me preocupa es que entre este y Seuk hayan formado una alianza.
    Francamente no sé si haya sido lo mejor que se de esa situación entre el MinJun pero ya está hecho sólo espero que la verdad salga a flote y desenmascaren al secretario mosca muerta.
    Todos estos días entraba a la pagina para ver si actualizabas pero nada, me imagino que por las fechas estabas a full, por eso me alegro mucho ver que actualizaste y de corazón espero que hayas pasado una bella navidad y un muy divertido año nuevo y que este año la musa de la inspiración siga a tu lado para que sigas alegrando nos con tan bellos fics.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ruth, igualmente espero que estas fechas hayan sido especiales para tí y tu familia. Efectivamente, si de por si últimamente tardo en actualizar, ahora con las fechas estaba peor, espero ya ponerme un poco más al corriente con todos los fics, y que la inspiración llegue más seguido.

      Eliminar
  2. Ah! Estúpido Jungmin... Es raro pero aquí adoro a HyunJoong. Los demás bien. Tonto Jun!
    Odio a Suk y lo que le sigue.
    Kyu bebé, acepta el ascenso.
    Estúpido Jungmin!!!!
    ¿Por qué no atropellan al secretario? Alguien... quien sea, ya!
    Jun es tonto... ya lo había escrito?
    Lo único adorable en este fic es Woozi por lo probto.
    Se que después de esto, Jun va odiar más a Min y se lo merece... Los dos se lo merecen por tontos, sobre todo Jungmin jugando a la casita con el secretario.
    Si, los odio a todos xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comadre, si atropellan al secretario no habrá más historia, espere un poco, solo un poco. A que Woozi es adorable, aunque ahora ni salió kekeke.

      Eliminar
  3. HOla Mary!! Hace muxho que no comento y es q bueno antes q nada agradecerte por tan bellas historias q nos regalas... dejame desearte un venturoso año nuevo con muchas bendixiones y muchas mas inspiraciones para nueatros regalitos...

    Creo q mi situaxion estaba igual q de Ruth Varas.. tbm me la pasaba actu la pagina cada momento.. asi q gritw xomo loca cuando vi la actu.. me encanta la historia.

    El plan dw Hyun?? Uf ese 4D q es lo q hara.. XDXD. Hong ki con su domingo 7. Cuando Geun Suk pierda a Hong Ki lo va a lamentar.

    Q bello Kyu con su ascenso y de contarselo a Bummie

    La historia es bellisima.. ya ansío el prox cap

    Gracias....Mew te adoro!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karim, gracias. Espero que tu también tengas un buen 2016. Espero que la inspiración llegue y poder seguir escribiendo aunque me tarde, gracias por leerme. Saludos

      Eliminar
  4. Ay No!!
    Me frustra Sukkie y su obsesión con Jun!!!!
    Ya...que le pare! Que Min y Jun sean felices!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este fic!!!
    Actualiza pronto porfis :D me encantan tus fics!!!!

    ResponderEliminar
  6. Ahhhhhhh como odio a ese maldito secretario en serio que lo odio .... Y a Min me dan ganas de molerlo a palos por idiota junto a la madre de jun ..
    Hyung no lo puedo creer serás capaz de hacer lo que me imagino 😊
    Hay amix muy lindo fic en serio que si gracias por actualizar ...
    Amo como escribes ... Aunque casi siempre sufro por tu fic de tan solo imaginarlo ahhhhhh otra vez vino a mi menté ese maldito secretario lob odio

    ResponderEliminar
  7. Estúpido Min... Secretario de quinta sin escrúpulos ojalá lo parta un rayo... baby Jun ya es hora que te des tu lugar dale una patadita de la buena suerte al secretino ese y reclama tu territorio entiéndase el caballo burro ese que no ve más allá de su nariz y solo está haciendo el papel de tonto...
    JaeJin y YongHoon son una ternurita aunque me frustra cuanto se han demorado en evolucionar en esa relación, pero bien por ellos, a paso lento pero seguro 😉
    HongKi HingKi HongKi caminando al filo de la navaja... que mal!
    HyungJoong super plan que sin Jaén casi ni es contado... Omo! será que lo que escucho son campanas?
    Gracias por el capítulo 😊

    ResponderEliminar
  8. ¿De donde conocerá Geun Suk a Woo Shik?… tengo la esperanza que Jun lo haya escuchado también.

    ¿Otro matrimonio de mentira?... whao, como que se esta haciendo coostumbre

    Felicitaciones Kyu, un ascenso (PULGARES ARRIBA) en mi humilde opinión el candidato ideal sería Jong Hoon… pero bueno, tú decides.

    Ya ves Jung Min que siempre se obtiene una recompensa cuando se dice la verdad por más dolorosa que sea… solo falta que te deshagas de la plaga de ratas que te rodea.

    No por favor Hong Ki, no lo hagas… no utilices a un inocente para querer obligar a Geun Suk a que se quede contigo… es inhumano.

    Min Hwa, Seung Hyun, Jae Jin y Jong Hoon deberían darle unas lecciones al HyunSaeng y al MinJun de cómo es posible mantener una relación y un matrimonio respectivamente, sin tanto drama de por medio.

    No hay porque alarmarse; tenemos MinJun para rato

    ResponderEliminar
  9. Y el divorcio se fue a la puta XD ay Dios, sin palabas esta parte del MinJun, lo resumiré todo en esta frase “peleamos, nos arreglamos, nos mantenemos en esas pero nos amamos”
    Me he reído con lo de Jae Jin y Jong Hoon XD, me pregunto si ese beso llegó a más… y si pronto Woozi tendrá un hermanito.
    ¡Muero por saber lo que planea el loquillo de Hyun Joong con los chicos y Jae Joong! ¿Una boda en la que supuestamente se casan ellos pero en realidad traen a sus respectivos hombres? Waaa ¡eso será increíble!
    Geun Suk me sigue dando miedo y Hong Ki pena, Dios, si supiera que ese no iba a ser el “felices para siempre” que quería…
    y Seung Hyun… tranquilo men, deben ir al médico, Min Hwan estará contigo.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts