Bajo el mismo cielo... Capitulo 31

Hyun Joong (POV)

De nuevo reviso mi celular, como si hacerlo cada cinco minutos cambiara algo. Desde hace un mes que he estado esperando una llamada, un mensaje… algo.

He intentado todo, he ido a buscarlo a su casa, lo he llamado, le he dejado mensajes explicándole todo, pero es como si hubiera desaparecido por completo. Solo quisiera poder hablar con él personalmente…

— ¿Hyun Joong?- levanto la mirada cuando escucho mi nombre

Abro la boca sorprendido. Un chico con lentes de fondo de botella, peinado de nerd y ropa mal combinada está frente a mí. ¿En serio este es el jovencito de la familia Kim de Incheo?

— Si…- me pongo de pie y extiendo mi mano hacia él— ¿Jae, Kim Jae Joong? – el jovencito sonríe y eso me deja ver sus braquets, parpadeo sorprendido
— Sí… mucho gusto — sonríe demasiado amplio como si estuviera haciendo su mayor esfuerzo para que vea los fierros en sus dientes.
— Toma asiento…- le señalo la silla frente a mí

Espero a que se siente antes de volver a acomodarme en mi silla. De nuevo reviso mi celular. Suspiro hondo, nada. Tecleo algunas palabras y envío otro mensaje. No sé cuántos haya enviado el día de hoy, ni siquiera sé si los ha leído, cuando intento llamarlo su celular siempre está apagado.

Tal vez deba ir de nuevo a su casa cuando termine con esto. Dejo el celular a un lado, no demasiado lejos por si suena y poder contestar rápido.

— Mi appá me había dicho que eras guapo, pero no tenía idea de que lo fueras tanto…- el jovencito se ríe escandalosamente haciendo ruidos demasiado extraños.

Frunzo el ceño un poco desconcertado.

— Gracias…- murmuro antes de aclarar mi garganta — Tu… eres… lindo…

No es que el chico sea feo, es decir, bajo esos lentes y peinado de nerd, puedo ver un rostro hermoso, pero parece que el jovencito se empeña en verse feo ante los demás… o será que… entrecierro los ojos sin dejar de verlo.

— ¡Mesero!- el jovencito grita y mueve su mano exageradamente

Está siendo demasiado escandaloso y notorio. Sí. Algo es definitivamente muy extraño. Estoy muy seguro de que mi madre debió haber aprobado a este jovencito antes de obligarme a venir a esta cita, así que no estoy tan seguro de que en realidad esté siendo él mismo.

Me inclino hacia enfrente, intentando ver más de cerca su rostro. El jovencito abre los ojos muy grandes y se aleja.

— ¿Qué? ¿Qué ocurre? ¿Tengo algo en mi rostro?


Jae Joong mueve sus manos y tira el vaso de agua frente a él haciendo un gran escándalo. El mesero de inmediato se acerca para secar el desastre. Cuando el mesero finalmente se va, Jae sonríe de nuevo muy amplio mostrando sus braquets.

— Bien…- ladeo la cabeza— ¿Cómo se llama?
— ¿Huh? – Jae Joong parpadea sin entender- ¿De qué hablas?
— Tú novio, ¿Cómo se llama?

Jae Joong se me queda viendo fijamente unos momentos hasta que finalmente se quita los anteojos y respira hondo.

— ¿Qué me delató? – me pregunta, sonrío
— No sé, ¿todo? – hace una mueca
— Genial… - murmura

Sonrío más amplio al verlo alborotar su peinado de nerd y quitarse los falsos braquets. Extiendo mi mano para acomodar un mechón de su cabello. Jae Joong luce apenado. Me inclino un poco para acercarme a su rostro.

— Así luces mucho mejor – le digo— Y no te preocupes, yo tampoco estoy interesado.
— ¡Oh Dios! ¡Gracias! – levanto una ceja divertido
— No sé si sentirme enojado o aliviado…- de nuevo luce avergonzado
— Lo siento…- me río.

De nuevo tomo mi celular para revisarlo, justo en ese momento un mensaje llega desde un número desconocido. Sin perder tiempo lo abro para leerlo.

*Parece que no estás tan preocupado como dices. YS*

Abro los ojos muy grandes. Volteo a ver a mi alrededor. Me pongo de pie cuando lo veo caminando hacia la salida. ¿Qué hace aquí? ¡Rayos!

Jong Hoon (POV)

— ¿Estas bien?- le pregunto a Jae Jin que acaba de salir de su habitación quejándose un poco
— Me duele la espalda…- contesta llevándose la mano a la espalda baja
— ¿Quieres que te lleve al hospital? – niega con la cabeza
— No… se me va a quitar, siempre se me quita, solo es cansancio, el bebé está muy grande ya…
— ¿Estás seguro?
— Sí. Además, tengo una reunión con mis amigos- sonríe
— De acuerdo, pero cualquier cosa llámame.
— Si, lo haré.- me dice antes de tomar su chaqueta y salir

Sonrío. Cada vez está más cerca la llegada del bebé, y Jae Jin luce más lindo. Su vientre está enorme y sus movimientos son más lentos, pero se niega a dejar de hacer su vida diaria, dice que se siente más útil de esa manera.

Respiro hondo. No puedo dejar de sentirme orgulloso, tal vez satisfecho y feliz con la decisión que tomé para ayudarlo.

Tomo mi chaqueta y salgo del departamento rumbo al trabajo. Me apresuro a bajar las escaleras, tal vez aun lo alcance.

Cuando llego al último piso me detengo en seco por unos momentos cuando lo escucho gritar.

— ¡Te he dicho que dejes de venir! ¡Empiezas a asustarme Won Bin!

Parpadeo al escuchar el nombre de ese tipo. Rápido voy hasta el lobby del edificio. Jae Jin está ahí, con una mano en su vientre, como si quisiera de alguna manera proteger a su bebé. Frente a él, Won Bin con un ramo de flores. ¿Cuántas veces ha venido ya? ¿No entiende ese tipo?

— Cariño, estas molesto, lo entiendo, pero sé que tú aún me quieres, sé que podemos ser felices y cuidar a nuestro bebé juntos.

Me molesta escucharlo hablar de esa manera. Y más me molesta ver a Jae Jin asustado por la insistencia casi obsesiva de éste tipo.

Apenas llego a donde están, lo empujo para alejarlo.

— ¿Qué diablos quieres aquí? – le digo
— ¡Jong Hoon! – Jae Jin grita sorprendido
— ¡¿A ti que te importa?! ¡Esto es algo entre Jae Jin, mi hijo y yo!
— ¿Cuál hijo? ¡Tú no tienes un hijo! ¡Perdiste ese derecho!- le vuelvo a gritar poniéndome entre él y Jae Jin

Won Bin empieza a enojarse, me empuja con las manos del pecho. Eso me obliga a responder a sus empujones hasta que terminamos enfrascándonos en una pelea a golpes. Puedo escuchar a Jae Jin gritándonos que nos detengamos, pero no puedo, estoy demasiado molesto con éste tipo que estoy descargando todo.

— ¡JONG HOON! ¡AYUDAME!- me detengo por completo cuando escucho el grito de Jae Jin, eso hace que Won Bin me tumbe al piso.

Giro mi rostro hacia donde está Jae Jin y lo veo deteniéndose de la pared, con una mano en su vientre, en su rostro el reflejo del dolor intenso que está sintiendo. Empujo a Won Bin tirándolo a un lado y me apresuro a ir hacia Jae.

— ¿Qué ocurre? ¿Te sientes mal?
— Me duele… me duele mucho…

Mi corazón está latiendo muy rápido, estoy demasiado asustado como para preocuparme por Won Bin en estos momentos. Ayudo a Jae Jin a caminar a la salida del edificio para conseguir un taxi que nos lleve al hospital…

Hyun Joon (POV)

Un tipo ha entrado a su oficina. No lo conozco, pero parece enojado. Apenas ve a Jung Min se lanza sobre él y lo sujeta del cuello de su camisa. Eso realmente me asusta así que intento ir a separarlos, pero la madre de Jung Min me detiene.

— ¡A ti quería verte poco hombre!

¿Qué ocurre? ¿Quién este tipo? ¿Y porque está agrediendo a Jung Min?

— ¿Crees que puedes burlarte así de mi hermano? ¿Qué puedes abandonarlo a su suerte como si no hubiera pasado nada?

Frunzo el ceño. ¿Su hermano? ¿De quién habla? ¿A qué se refiere?

— ¿Quién diablos eres tu? – Jung Min le pregunta
— ¿Te suena el nombre de Woo Shik?- abro los ojos muy grandes y doy un paso hacia enfrente
— ¿Woo Shik? ¿No es tu secretario? – le pregunto a Jung Min

El tipo voltea a verme. Eso me hace dar un paso atrás un poco asustado, Jung Min de nuevo se pone entre el tipo y yo.

— Sí, era su secretario hasta…- Jung Min lo interrumpe
— ¿Por qué no hablamos esto en privado? No hay necesidad de tanto escándalo…
— Yo lo único que quiero es que te hagas responsable de tus actos.

Tengo un nudo en el estómago y un mal presentimiento sobre esto.

— ¿Responsable de qué?- le pregunto
— Hyung Jun, será mejor que salgamos- la señora Park me sujeta, pero sin afán de ser grosero me sacudo el brazo para hacer que me suelte, quiero escuchar la respuesta del hombre.
— Del embarazo de mi hermano- abro los ojos muy grandes.

Jadeo sorprendido. Volteo a ver a Jung Min en busca de una negación de su parte, pero en su lugar encuentro una expresión de culpabilidad. De nuevo jadeo adolorido. Doy un paso atrás cuando Jung Min se gira hacia a mí e intenta tocarme.

— Tu… - no sé qué decir, no encuentro palabras para todo el dolor que estoy sintiendo.

Llevo una mano a mi pecho. Me duele. Me duele demasiado. Los ojos me arden, intento contener mis lágrimas pero es imposible. Volteo a ver  la puerta cuando alguien más entra.

— ¡Seo Joon! – es Woo Shik — Te dije que yo arreglaría esto, no necesito que vengas a hablar por mí y…- se queda callado cuando se da cuenta de todos los que estamos aquí.
— Woo Shik – Jung Min se acerca a él— Explícame que significa esto, ¿Qué es lo que intentas?
— ¿Qué es lo que intento? ¿Crees que estoy inventando todo? – Woo Shik luce ofendido— ¿Cómo te atreves? Sabes que yo siempre te apoyé, que busque lo mejor para ti, incluso ahora yo no iba a decirte nada, pero mi hermano se enteró y no pude detenerlo – algunas lágrimas empiezan a rodar por sus mejillas— En verdad Jung Min, yo pensaba quedarme callado, irme a otro país si era necesario para que ni tu ni tu esposo se enteraran. No quiero perjudicarte, yo solo quiero tener tranquilo a mi bebé…

No puedo seguir escuchando todo esto. Lo único que tengo en la mente es que Jung Min va a tener un hijo con Woo Shik, que se acostó con él, que me engañó. Con mis dedos jugueteo con el anillo en mi mano.

Todo a mi alrededor empieza a sentirse lejano, como si estuviera flotando en un sueño.

— Bebé…-Jung Min de nuevo se dirige a mi, extiende su mano.
— No me toques…- murmuro dando un paso lejos de él
— Escucha, tenemos que hablar… - niego con la cabeza

Volteo a ver sus padres. Respiro hondo e intento aclarar mi garganta.

— Ahí tienen el nieto que tanto ansían…- les digo, mi voz se escucha temblorosa.

Cierro los ojos un momento antes de girarme y caminar hacia la puerta. Antes de salir me detengo frente a Woo Shik. Quiero decirle muchas cosas. Gritarle, darle una cachetada, tomarlo del cabello y arrastrarlo. Pero simplemente aprieto los labios manteniendo la calma.

Deslizo con cuidado el anillo de mi dedo.  Veo a Woo Shik a los ojos, realmente conteniendo el odio que siento en estos momentos hacia él, hacia Jung Min.

— Te lo regalo…- le doy el anillo, me giro para ver a Jung Min y regreso mi atención a Woo Shik — Es todo tuyo…- le digo refiriéndome a Jung Min.

Finalmente salgo de la oficina. Escucho a Jung Min gritar mi nombre, pero alguien lo detiene, seguramente el hermano de Woo Shik, o sus padres. No me interesa, simplemente quiero irme de aquí, regresar a casa y empacar todas mis cosas.

Apenas entro al elevador todo el dolor que estaba tratando de contener se desborda. Me deslizo hasta sentarme en el piso, llorando desconsolado. Cuando llego al vestíbulo, apenas puedo sostenerme en pie. Me duele el corazón…

No sé cómo he llegado a casa. Eun Ho ve el estado en el que llego y se apresura a ayudarme a subir las escaleras.

— ¿Necesita que le traiga algo? – me dice cuando entramos a la habitación principal
— No…- murmuro — Solo ayúdame a empacar todas mis cosas…- le digo
— ¿Se va joven?- aprieto los labios
— Sí. – contesto

Recuerdo la ropa y demás cosas que Ki Bum dejó en la habitación de huéspedes. Así que le pido a Eun Ho que empaque todo mientras yo voy por las de mi hermano. Quiero darme prisa, no quiero estar aquí cuando Jung Min llegue.

Comienzo por sacar las cosas de los cajones de su cómoda para después abrir el clóset y sacar las maletas para llenarlas de ropa. Tengo prisa, así que simplemente las aviento dentro de las maletas sin doblarla, cuando me inclino para levantar los zapatos veo una caja.

— Las cartas…- murmuro cuando recuerdo las cartas que saqué de la oficina de Jung Min.

Las había olvidado por completo…

Ki Bum (POV)

Me siento en la mesa en el comedor del centro de rehabilitación con mi charola de alimentos. Veo a Jun acercarse apresurado hasta la mesa. Deja su charola y rápido se inclina para secretearme algo.

— Acabo de escuchar algo…- me dice
— ¿Qué cosa?
— Vamos a tener un nuevo compañero de habitación- me dice realmente emocionado
— Oh…
— Parece que por el momento está en una de las habitaciones especiales, pero pronto saldrá- frunce el ceño y hace un puchero— no escuché cuando, pero lo pondrán con nosotros- sonríe
— Eso es bueno, un nuevo compañero, ¿no es así?- sonríe
— Sí.

Tomo mi tenedor y me dispongo a comer mi almuerzo. Ya ha pasado un mes y me he empezado a acostumbrar a los horarios que debo cumplir. Cada vez menos pienso en las pastillas o en Eli, así que al parecer las terapias están funcionando, estoy comenzando a entender que Eli no es un buen chico, pero que además, al igual que yo necesita ayuda.

Suspiro hondo. Me pregunto qué será de él. ¿Cómo estará? ¿Seguirá tomando esas pastillas?

— ¿Sabes? – Jun me saca de mis pensamientos – Escuché que nuestro nuevo compañero está embarazado… - parpadeo sorprendido
— ¿Cómo?
— Sí. ¿Tú crees? Imagínate, embarazado y el chico hasta hace poco aún consumía pastillas- Jun niega con la cabeza— Yo no sé si hubiera seguido drogándome si hubiera estado en su situación. Tal vez eso me habría hecho detenerme y mi familia no me hubiera tenido que obligar entrar aquí. Tal vez habría venido por mí mismo…

Me le quedo viendo. De pronto se me ha quitado el apetito. Tengo un nudo en el estómago. Me pongo de pie y llevo mi charola al depósito sin decirle nada a Jun. Salgo del comedor, necesito hablar con el psicólogo, de pronto he sentido la necesidad de tomar algo, quisiera tener un frasco de esas pastillas que Eli me daba para borrar todos los recuerdos que de pronto han llegado a mi mente.

Jung Min (POV)

Llevo una mano a mi mejilla para tratar de aminorar el dolor. Mi madre acaba de darme una bofetada. Yo simplemente cierro los ojos. Sé que me lo merezco, y nada me duele tanto como el corazón. Ver el rostro de Hyung Jun lleno de lágrimas por el dolor que le he causado me ha dejado sin aliento.

— Entonces, ¿Qué piensas hacer? – Seo Joon me pregunta, respiro hondo antes de girarme hacia Woo Shik
— ¿Estás seguro que es mío? Es decir, solo fue una vez y…
— No he tenido relaciones con nadie más… tú… fuiste el primero.

Me quedo callado. No puedo pensar con claridad, mi mente está con Hyung Jun en estos momentos, yo quisiera estar con él, y no aquí.

— Yo… - respiro hondo. — le daré mi apellido si es lo que quieres- le digo— dinero para su manutención…
— ¡Eres un imbécil! – el hermano de Woo Shik de nuevo me sujeta del cuello de la camisa— ¿Crees que es por dinero? ¡Mi hermano no va a ser un appá soltero, te lo advierto!
— No puedo darle nada más, él sabe muy bien que lo que pasó entre nosotros fue un momento de debilidad, un error…
— Vamos a calmarnos, todos estamos muy alterados- mi padre interrumpe— Lo mejor es que hagamos las cosas en orden- se gira a ver a Woo Shik— Nos gustaría que nos permitieras a mi esposa y a mí acompañarte al médico. No estamos dudando, pero…
— Entiendo señor- Woo Shik contesta— si quieren, mañana mismo vamos al hospital.
— Bien, entonces, ¿qué les parece si mañana tomamos decisiones?

Seo Joon se queda callado unos momentos hasta que finalmente accede. Aunque en realidad a mí es lo que menos me interesa en estos momentos, lo único que quiero es poder ir a casa y hablar con Hyung Jun.

Observo a mis padres seguir conversando con Woo Shik y su hermano, hasta que salen de la oficina. Apenas se cierra la puerta, el despacho se queda en completo silencio. Bajo la mirada avergonzado.

— Estoy decepcionada…- escucho a mi madre— Ni siquiera quiero verte a la cara. -  me dice antes de salir también

Nos hemos quedado solo mi padre y yo. Éste solo se sienta junto a mí en el sillón. No me atrevo a verlo a la cara.

— Aun y cuando tu esposo te perdone, es una herida muy difícil de cerrar hijo. Intenta hablar con él, explicarle… - asiento con la cabeza antes de ponerme de pie y salir de ahí.

De camino a casa intente poner en orden mi cabeza, encontrar las palabras correctas para decirle cuanto lo amo, y lo imbécil que fui. Pero todas, absolutamente todas las palabras que llegan a mi mente suenan vacías y tontas.

Abro la puerta de la casa, todo está en silencio. Volteo a ver a mi alrededor buscando alguna señal que me diga si aún está aquí. Dos maletas están al pie de las escaleras.  

Respiro hondo antes de subir a la habitación. Cuando abro la puerta me encuentro a Eun Ho terminando de cerrar las últimas maletas.

— Buenas tardes señor.
— El joven, ¿dónde está?
— Dijo que empacaría las cosas de su hermano- me contesta
— Bien…- me quedo unos momentos observando las maletas listas.

Respiro hondo.

Mis pasos se hacen lentos conforme me acerco a la habitación de invitados, intento pensar en algo que pueda decirle que lo haga quedarse…

Me detengo frente a la puerta. Doy unos golpes suaves y lo llamo.

— Bebé…

No obtengo ninguna respuesta, así que aprieto los labios y decidido abro la puerta.

Hyung Jun está sentado en la alfombra, frente a él varios papeles regados, sostiene uno en sus manos mientras lo lee. Cuando me escucha levanta la mirada, sus ojos llenos de lágrimas. Me acerco a él lo suficiente para darme cuenta de lo que está leyendo.

— Hyung Jun…
— Tú…- murmura

Toma otras de las cartas frente a él y me las muestra.

— Tú, ¿eres Min Chae?

Contengo la respiración. Estoy aterrado. Este no es el momento para decirle la verdad. Aunque en el fondo sé que al final, todas estas mentiras me han llevado a hacerle tanto daño. Cierro los ojos unos segundos y lentamente muevo mi cabeza afirmando.

— Si…- murmuro

Lo escucho jadear. Se pone de pie y empieza a golpearme en el pecho.

— ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué no me lo dijiste?! ¡¿Por qué me mentiste?!
— Bebé…- sujeto sus manos — escúchame…

Hyung Jun se suelta y da unos pasos hacia atrás. Niega con la cabeza.

— No, tú no puedes ser Min Chae- lloriquea— Él no me hubiera hecho esto

Escucharlo decir eso hace que me duela el corazón más.

— Min Chae siempre cuidó de mí, me protegía. Tú no puedes ser él… dime que no…

Bajo la mirada.

— Lo siento bebé… en verdad lo siento…

La habitación se ha quedado en completo silencio. De pronto Hyung Jun levanta todas las cartas del piso, me pasa de largo para salir de la habitación, antes de pasar la puerta se gira hacia mí.

— Quiero el divorcio.


Apenas lo dice, cierra la puerta dejándome solo en la habitación. 
Share:

12 comentarios:

  1. Y así es como la escritora provoca una turba de gente enardecida contra Jung Min...

    En la ma..e, Jun se enteró de que es Min Chae, quiere el divorcio y ahora Jung Min tiene que responder por un hijo de ese Wooshik (así lo escribo pa no sufrir colapsos mentales... de nuevo...) que ha de ser un hijo de la Choi o algo así, yo no me trago eso de que sea un santo que se quería ir lejos con el bebé e.e

    Awww el bebé de Jae Jin ya va a nacer *w* es lo único bueno de este capítulo. Bueno, eso y Jae tratando de asustar a Hyun con su look nerd xD

    Hasta aquí le dejo, ya quiero ver a la gente enardecida que vendrá a comentarle en cuanto lean esto xD


    Gracias por escribirlo y compratirlo

    ResponderEliminar
  2. T-T odio a Jung Min, pobre de mi Baby y tambien odio a Hyun,</3

    ResponderEliminar
  3. PARK JUNG MIN!!! hijo de tu santa mandre
    Como pudiste hacerle eso a baby?!
    Ese SUJETO (me reuso a escribir su nombre) estoy segura de que esta mintiendo es un.... *se la llevan antes de que haya sangre*

    PD: Mews eres una mala mujer que solo juega con mis sentimientos TT-TT eres peor que la leche cortada

    ResponderEliminar
  4. En verdad q este capo tenia dw todo.comenzo con mucha risa. Jae con su sstilo nerdoso jaja luego la alegria del bebe por iegar. La tristeza por lo q piensa KiBum. Y por ultimo las ganas de matar a Min.... ashhhhh

    ResponderEliminar
  5. Ya me imaginaba que eso pasaría y hasta las palabras que dijo Jun a su suegra eran mas o menos las que pensé pero también imagine que Baby, producto de tremenda noticia se desmayaba y podrían descubrir que estaba en la dulce espera.
    No sé pero yo creo que ese no es el hermano sino la pareja del secretarucho ese, son un par de estafadores que buscan asegurarse su futuro casándose con Min, seguramente si está embarazado por eso acepta ir con los padres de Min al doctor pero seguro ese hijo es de su "hermanito".
    Hyun debe bañarse en agua de ruda, mas mala suerte no puede tener, ese encuentro con Jae me causó mucha gracia, a mi mente venía la imagen de "Betty la fea".
    Aunque no se dio en las mejores circunstancias me alegra que el bebé por fin vaya a nacer, solo espero que Woo Bin desaparezca de sus vidas aunque lo veo difícil.
    Pobre Kibum ya andaba olvidando y superando lo ocurrido y ahora recae, espero que el psicólogo pueda ayudarlo mucho.
    Me encantó que actualizaras pronto, espero con ansias el capítulo 32.

    ResponderEliminar
  6. Y así es como se crea un trauma!
    Ay no... TT___TT

    ResponderEliminar
  7. Noo matalo esq tienes que matar a ese hijo de las mil..... ni lo voy a nombrar por.... uyy qukero sacar el flaite que llevo dentro pero por dios q es un hijo de su madre coml se le ocurre hacetle eso a mi n y sobre todo a jun aaaaa maldito lo odiooo aunq igual estoy furiosa con min por caer en la trampa de ese estupido.... y mas ensima enterarse de todo asi.... solo dios sabe como quiero matarlo pero min .....uyy que rabia... tendra q mover mar y tierra para q jun siquiera considere perdonarlo... aunque ni se lo meresca..... uyyy jun pobre baby... y los buitres q se acercaran... eso de q ese secretario haya sido virgen??? Virgen mis zapatos nuevos pero ese..... ni de juego... aaaaah que rabiaaaaaa a min cortasela y a ese secretario... q lo atropelle un avion >…<*

    ResponderEliminar
  8. mew ya no te quiero me haces sufrir ayyy tengo tanta rabia que hoy va correr sagre

    ResponderEliminar
  9. Por dios creo que la gente tiene ganas de linchar a la escritora!!! .�������� pero eso habla de que las esta transportando aún mundo en el que no se dan cuenta que el que tiene la culpa es jung min.....
    En fin pobre Jun cuando dejará de sufrir no sale de una para entrar en otra....������
    Y con el hyun saeng pues mejor ni hablamos

    ResponderEliminar
  10. pobrecito jun, enterarse de todo de una sola vez, realmente ODIO a woo shik, desde que aparecio me dio mala espina ahhhhh!!!!
    ojala que no le pase nada malo a jaejiny que won bin se aleje de el

    ResponderEliminar
  11. Como digo si el HyunSaeng no existiera en esta trama… mi vida sería puro disgustos y lágrimas al por mayor… negar que Hyun tiene una mente privilegiada para leer entre líneas lo que ocurre frente a sus ojos es como negar que después de la noche llega el día. Lástima que no pudo ver quien estaba a su alrededor… ve tras el Hyun o podrás esperar un mes más sin saber nada de él.

    Oh mi Dios espero que no ocurra nada con el bebé de Jong Hoon y Jae Jin… ¡porque no te largas de una vez Won Bin!… bastante daño has hecho ya.

    Las inocentes palabras de Joon con respecto a su nuevo compañero de cuarto han calado en Ki Bum… duele, ¿verdad?

    Me inclino ante ti KIM, y hago énfasis en el KIM, Hyung Jun porque has demostrado que aun derrotado no agachas la cabeza ante el victorioso…porque al fin descubriste la verdadera identidad de Jung Min… porque te mantienes en pie ante quienes hirieron, sabiéndote destrozado por dentro… me pongo de pie y te aplaudo… porque eres libre… porque ese falso matrimonio se acabó.

    ResponderEliminar
  12. Hasta esto quisiste llegar Jung Min, todo por tus mentiras, por tu egoísmo… lo que sufras, no será nada comparado con lo que le has hecho, bien merecido te lo tienes, Junnie se va, lo más lamentable es que como me hice un poquito de spoiler, él tiene que volver porque pronto estará esperando un hijo, y este sí que será tuyo, a Woo Shik no se le puede creer ni lo que está ahí parado, pero como eres un imbécil, le vas a creer sin más.
    Hyun Joong… pobrecito TT__TT pinche Young Saeng, y todo es culpa de Jung Min, ahora que sepa que engañó a Junnie definitivamente será más fácil que encojas la luna que convencerlo de que tú no eres igual, pero ya verás, tu esfuerzo dará frutos.
    ¡Jae Jin! ¿Qué tienes cosita? O_O aquí abundan los imbéciles por Dios, jodido Won Bin, ¿tu hijo? Ese bebé no es tuyo, es de Jong Hoon ¿quién ayudó a Jae Jin desde el primer momento? ¿Quién ha hecho todo por el bienestar de los dos? Y lo más importante ¿quién lo vio crecer dentro de su appá? Y lo verá nacer, vete derechito a la mierda, ¡cobarde!
    Ki Bum… oh cielos, eso debió tocar una fibra sensible, saber que el nuevo interno está embarazado… u_u pensar que pudiste estar igual, que si hubieras entendido, lucirías una hermosa pancita TT__TT y ya mejor no le sigo porque voy a llorar de frustración.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts