Bajo el mismo cielo... Capitulo 29

Hyung Jun (POV)

No puedo dormir. Aún estoy muy molesto, pero también triste porque no veré a Ki Bum en mucho tiempo, y al mismo tiempo me siento un poco mal por la manera en que le hablé a Jung Min. ¿Y si me estoy equivocando? Jung Min en realidad está tratando de hacer lo mejor que puede para ayudar a mi hermano, pero no me gustó que no me dijera toda la verdad desde un inicio.

Me remuevo en la cama al mismo tiempo que me destapo. Tengo calor, estoy agitado y molesto aún.

Respiro hondo dándome por vencido. Veo el reloj del despertador en el buró, y ya son casi las cinco de la mañana, tal vez es mejor que me levante de una vez de la cama. Si salgo a caminar al jardín posiblemente mi mente se despeje un poco.

Salgo de la cama directamente al baño para darme una ducha y ponerme algo de ropa que Ki Bum dejó aquí.

Sin hacer mucho ruido salgo de la habitación, cuando estoy a punto de bajar las escaleras, volteo a ver la puerta de la habitación principal, no hay luz, eso me dice que Jung Min aún está dormido. ¿Habrá podido dormir?

Hago una mueca, preocupado por la forma en que le hablé. Suspiro y continúo mi camino. Tengo sed y quiero un poco de jugo antes de salir.

Pero la puerta del despacho de Jung Min está de camino a la cocina, y eso me hace recordar lo misterioso que siempre luce Min cuando se trata de su oficina. Aprieto los labios pensando e intentando contener mi curiosidad.

Niego con la cabeza y continúo hasta la cocina. Saco del refrigerador el jugo y tomo un vaso. Me detengo observando los cuchillos en la encimera. Aprieto los labios pensando en que el más pequeño podría servirme para abrir la puerta de la oficina y nadie se daría cuenta.

Tomo el cuchillo en mis manos y lo observo. El cajón que no pude abrir la última vez que entré, tenía una cerradura pequeña, creo que este cuchillo también me servirá. Muerdo mi labio inferior indeciso.

Pero entonces recuerdo el hecho de que su secretario ha entrado a su oficina sin problema alguno y soy yo el único que no tiene permitido entrar. Frunzo el ceño molesto. Respiro hondo decidido. Sujeto el cuchillo y salgo directo al despacho.

Observo hacia todos lados para cerciorarme de que nade está viéndome antes de abrir la puerta con el cuchillo. Mi corazón se acelera. Rápido cierro la puerta detrás de mí y enciendo la luz. Me detengo a observar a detalle la oficina. Sonrío al ver la foto de nuestra boda colgada. Si tan solo las cosas se hubieran quedado como eran en ese momento. Me sentía feliz de casarme con él…

Suspiro hondo.


Dirijo mi atención al escritorio. No quiero que nadie me descubra así que intento no hacer mucho ruido cuando meto el cuchillo en la pequeña cerradura para abrir el cajón. Después de unos momentos logro abrirlo. Mi corazón se acelera aún más.

No sé si estoy haciendo bien, pero tengo demasiada curiosidad. Abro el cajón por completo y veo en su interior varias pacas de cartas amarradas con listones. Frunzo el ceño. ¿Cartas? Meto la mano para sacarlas todas y ponerlas sobre el escritorio.

Estoy a punto de leer el sobre de una de las cartas cuando escucho un ruido en el pasillo. Me congelo por completo, nervioso por haber sido descubierto. Escucho que tocan a la puerta de la oficina, rápido cierro el cajón y meto las pacas de cartas entre mis ropas. Justo a tiempo antes de que la puerta se abra.

— Oh, lo siento joven, no sabía quién era- Eun Ho me dice— vi la luz encendida, y pensé que el señor había regresado— frunzo el ceño.
— ¿El señor no está? – pregunto.
— No joven, salió anoche apenas regresaron. – me dice— entro a su oficina unos minutos, pero de inmediato salió en su auto, por eso pensé que era él quien estaba aquí.

Me quedo callado. ¿Salió desde anoche? ¿No ha regresado? Frunzo aún más el ceño. ¿Dónde diablos pasó la noche?

— ¿Quiere que le prepare algo de desayunar? – Eun Ho me dice
— No, es muy temprano- contesto saliendo de mis pensamientos— voy a mi habitación y luego saldré a caminar, en dos horas ten el desayuno listo
— Está bien joven. – contesta haciendo una venia antes de salir

Me quedo unos momentos sentado en el escritorio de Jung Min, pensando en lo que Eun Ho acaba de decirme. ¿Por qué Jung Min no llegó a dormir? En realidad estoy molesto. Pero recuerdo que tengo las cartas entre mis ropas, así que me apresuro a cerrar con llave el cajón, apagar las luces, cerrar la puerta con seguro y subir prácticamente corriendo a la habitación de Ki Bum.

Volteo a ver a mi alrededor, busco un lugar en donde poner las cartas y nadie las vea. Abro la puerta del clóset y veo una caja de zapatos, la abro y meto todas las cartas ahí y escondo la caja detrás de todos los zapatos.

Quiero leerlas y saber de quién son, pero en estos momentos mi mente está en otro lugar. Necesito saber, dónde diablos se ha metido Jun Min.

Tomo mi celular y marco su número mientras bajo de nuevo las escaleras para salir al jardín. Lo dejo sonar varias veces hasta que se corta. Gruño molesto antes de volver a marcar.

He marcado tantas veces que he perdido la cuenta, la última llamada entró directamente al buzón, indicándome o que él apagó su celular o que la batería se ha acabado de tantas llamadas que ha recibido.

Me siento en la mesa del jardín. Ya son las siete de la mañana y Jung Min no ha regresado. Eun Ho sale con una charola con fruta y café, pero no tengo mucha hambre. Estoy preocupado… aprieto los labios, busco entre mis contactos, lo único que se me ocurre es llamar a Young Saeng para que él llame a Hyun Joong y me ayude a buscar a Jung Min…

Seung Hyun (POV)

— ¿Tomaste tus medicamentos?- Min Hwan me pregunta apenas salimos de mi casa a nuestra cita
— Sí, lo hice. – ruedo los ojos— deja de preocuparte tanto, he vivido suficiente tiempo con mi enfermedad como para saber los horarios en que debo tomarme los medicamentos.
— De acuerdo, lo siento.

Min Hwan en verdad parece apenado. Así que sonrío, me acerco a él y lo abrazo antes de darle un beso en la mejilla.

— Gracias por preocuparte. Te quiero Min Hwan.

— Yo también te quiero. – contesta antes de darme un beso, pero en los labios.

Estoy muy feliz y emocionado. Nunca había tenido un novio, es decir, tal vez había tenido citas, o noviecitos inocentes antes de que enfermara de asma, pero Min Hwan es diferente. Se siente tan real que a veces me da un poco de miedo la forma en que me hace sentir.

Min Hwan toma mi mano y caminamos juntos por la calle hacia la estación del metro. Lo hacemos tomándonos nuestro tiempo, no solo para evitar agitarme demasiado, sino porque también queremos pasar más tiempo juntos.

— ¿Cómo ha estado tu hermano y Jae Jin?- le pregunto
— Bien, aunque sigo sin entender porque se niegan a aceptarse como una pareja real, es decir, tu y yo hemos visto la manera en que se ven…
— A veces las personas necesitan un poco de tiempo o un empujoncito para darse cuenta y aceptar sus sentimientos- contesto encogiéndome de hombros
— Yo pensé que ese empujoncito sería Won Bin, pero parece que las cosas siguen igual- hago una mueca
— Tu hermano es muy serio- le digo— y Jae Jin jamás dará el primer paso, lo conozco, no querrá ser rechazado si tu hermano le dice que solo lo hizo por ayudarlo- ahora es Min Hwan quien hace una mueca
— Rayos… mi hermano es un cabeza hueca- sonrío amplio
— Pero bueno, mejor enfoquémonos en nosotros.

Me giro  un poco para buscar un beso en los labios, Min Hwan no se hace del rogar y me corresponde. Quisiera que mis amigos encontraran a un chico como Min Hwan, o que sus vidas amorosas no fueran tan complicadas. Suspiro hondo.

La tarde con Min Hwan fue simplemente maravillosa. Una película, cena y caminata de regreso a casa. Siento que lo quiero tanto que no quiero separarme de él nunca. Lo abrazo fuerte apenas llegamos a la puerta de mi casa.

Puedo sentir el calor de su cuerpo pegado al mío. Se siente tan cálido y reconfortante. Suspiro hondo. Paso mis brazos detrás de él, sobre su espalda y mis manos sujetando sus hombros. Pegados por completo. Las manos de Min Hwan sobre mis caderas, pegándolas más a las suyas.

Muerdo mi labio cuando noto el bulto en sus pantalones. Mi corazón se acelera. Jadeo un poco impactado al darme cuenta de lo que Min Hwan está sintiendo. Levanto el rostro buscando el suyo. Se inclina un poco para besarme. Su aliento caliente pega en mi rostro antes de que nuestros labios se junten.

Poco a poco, el beso sube de intensidad, sin poder evitarlo, nuestros cuerpos se frotan, cada vez más necesitados del contacto. El bulto en los pantalones de Min Hwan crece más, y en mis pantalones mi pene empieza a ponerse duro.

Mi respiración se agita. Quiero más. Me pego más, el beso se hace más apasionado. De pronto la respiración empieza a dificultarse. Es el calor del momento pienso, pero de pronto no puedo respirar, es cuando me doy cuenta de que estoy teniendo un ataque.

Rompo el beso. Intento aspirar y hacer que mis pulmones se llenen de aire, pero no lo logro. Volteo a ver a Min Hwan quien luce asustado.

— Amor, tranquilo, respira lento… no te asustes…-  me dice mientras me ayuda a sentarme en los escalones de mi casa.

Niego con la cabeza para decirle que no puedo. Llevo una mano a mi cuello. Quiero abrir un hoyo para hacer que el aire entre a mis pulmones, pero no puedo, Min Hwan sujeta mi mano.

— Tu inhalador, ¿dónde está? – me pregunta

No puedo hablar, simplemente bajo un poco la mirada, quiero responderle, decirle que está en el bolsillo de mi pantalón, pero no sé cómo decírselo. Afortunadamente Min Hwan ha pasado mucho tiempo conmigo como para adivinar.

Rápido busca en mis bolsillos hasta que encuentra el inhalador. Lo lleva a mi boca.

— Tranquilo amor, intenta respirar…- me dice para tranquilizarme primero— ¿listo?...- asiento con la cabeza.

Min Hwan da un disparo al inhalador. Respiro hondo intentando mantener la calma, tal y como lo hace él. Cierro los ojos. Poco a poco el medicamento empieza a hacer efecto. Puedo sentir como mi garganta y mis pulmones se abren y el aire empieza a llenarlos.

— Eso amor, tu puedes…- escucho a Min Hwan susurrarme

Su frente contra mi sien. Puedo escuchar su respiración agitada. Abro los ojos para ver su rostro, llevo una mano a su mejilla. Hago un puchero.

— Lo siento…- susurro

Me siento mal. Estábamos pasando un buen momento y todo ha terminado así. Min  Hwan muy asustado y yo sin poder respirar adecuadamente. Aprieto los labios. Estoy molesto, el asma acaba de matar el momento.

Hyun Joong (POV)

— Sí mamá, prometo que iré a verte pronto- ruedo los ojos al escuchar a mi madre sermonearme a través de mi teléfono celular

Las puertas del elevador se abren y salgo. Camino por el pasillo hasta la puerta de la oficina de “Cappuccino”. Me detengo unos momentos para contestarle a mi madre.

— No, mamá, ya te dije que no es necesario que me consigas citas, yo soy lo suficientemente capaz de conseguirlas por mí mismo. — frunzo el ceño al escuchar su respuesta— apenas tengo 25 años mamá, no estoy tan viejo.

Ruedo los ojos al escuchar de nuevo a mi madre. Pero algo al interior de la oficina llama mi atención cuando meto la llave en la cerradura. Por debajo de la puerta que da al despacho se puede ver que la luz está encendida. Eso es raro. Es muy temprano. Ni siquiera sé porque estoy yo aquí.

— Mamá, te llamo después, ¿de acuerdo? – le digo antes de cortar la llamada.

Abro la puerta de la oficina y entro sigiloso. ¿Y si es un ladrón? Ese pensamiento me hace detenerme, volteo a mí alrededor buscando algo que pueda usar como arma. Veo el perchero junto a la puerta y lo sujeto con fuerza antes de seguir avanzando hacia el despacho.

Me detengo frente a la puerta, pego mi oreja para intentar escuchar algo. Todo está en silencio. Frunzo el ceño. ¿Me habrá escuchado el ladrón?

Doy un brinco cuando mi celular suena de nuevo. Mi corazón se acelera del susto, rápido contesto la llamada. Me recargo en la pared para esconderme por si el ladrón sale del despacho.

— ¿Sí? – susurro
— ¿Hyun Joong? ¿Por qué susurras?- Young Saeng  pregunta al otro lado de la línea
— Porqué acabo de llegar a la oficina y hay alguien adentro- vuelvo a susurrar.
— ¿Un ladrón?- pregunta, puedo escuchar su voz preocupado
— No sé corazón, eso estaba intentando averiguar cuando llamaste- contesto
— Lo siento. Pero Hyung Jun me acaba de llamar, está preocupado porque Jung Min no llegó a dormir anoche, quería que te contactara para ver si tú sabías algo— me dice

Eso me hace respirar más tranquilo. Seguramente es Jung Min quien se pasó toda la noche trabajando en la oficina.

— ¡Oh rayos! Estaba muerto de miedo- le digo a Young Saeng. — Entonces es Jung Min que se quedó trabajando toda la noche- le digo
— ¿Tú crees? – pregunta
— Sí… espera…

Regreso a la puerta del despacho y la abro. Aun sostengo el celular en mi oído cuando veo la escena frente a mí.

— ¡Jung Min! ¡¿Qué rayos hiciste?!- no puedo evitar decirlo en voz alta
— ¿Qué? ¿Qué pasó Hyun Joong? ¿Qué hizo Jung Min?- Youn Saeng pregunta

¡Diablos! Me escuchó.

— Nada amor, te llamo después.
— Pero, Hyun Joong, no…  - no termino de escucharlo y corto la llamada.

Estoy demasiado sorprendido por lo que acabo de descubrir que no puedo responderle en estos momentos.

Jung Min se ha sentado de golpe en la alfombra en el piso, luce desorientado. Voltea a ver a todos lados hasta que me ve parado en la puerta.

— ¿Hyun Joong?
— ¿Qué hiciste? – le vuelvo a preguntar, y señalo con mi mano a quien está acostado junto a él, Jung Min voltea
— ¿Qué…? – abre los ojos muy grandes.

Voltea a verme demasiado sorprendido, asustado, preocupado. Woo Shik, su secretario está acostado junto a él, ambos están desnudos, apenas cubriendo sus partes con algunas de sus ropas.

— Yyo… - Jung Min se pone de pie y empieza a buscar su ropa

Woo Shik se remueve y empieza a despertarse.

— ¿Qué ocurre Jung Minie?- pregunta desorientado— ¿A dónde vas?

Parece no haberse dado cuenta de que estoy ahí. Se sienta e intenta jalar a mi amigo de nuevo a la alfombra, pero Jung Min voltea a verme y eso lo hace voltear a él también. Abre los ojos muy grandes.

— ¡Oh! Hyun Joong, no sabía que estabas aquí- se sonroja y busca su ropa para cubrirse.

Estoy demasiado sorprendido. No puedo creer que mi amigo haya hecho esto. En el fondo estoy un poco decepcionado. Es decir, desde que lo conozco no ha dejado de hablarme de su adorado Hyung Jun, ¿y ahora esto?

Salgo del despacho hasta la recepción. Estoy demasiado intranquilo, camino de un lado a otro, dándoles privacidad para que ambos se vistan. La puerta del despacho se abre, me giro lo suficiente solo para ver al secretario salir.

— Voy a mi casa…- murmura antes de salir de la oficina.

Aprieto los labios, estoy molesto. Entro de nuevo al despacho. Jung Min está sentado en el sillón, con los pantalones puestos y su camisa abierta. Su rostro oculto entre sus manos.

— ¡¿Qué diablos hiciste Jung Min?!- pregunto apenas entro.

Hong Ki (POV)

Sonrío cuando veo el auto de Geun Suk estacionarse frente a “Cappuccino”. Me apresuro a quitarme el mandil y dejarlo colgado junto con el resto. Rápido me lavo las manos y me peino un poco antes de salir prácticamente corriendo de la cafetería.

— ¡Nos vemos mañana! – les digo a todos antes de salir

Abro la puerta del auto y me subo. Estoy emocionado de salir de nuevo con Geun Suk a una cita.

— Hola- lo saludo

Geun Suk no dice nada, simplemente enciende de nuevo el auto y comienza a manejar. Luce un poco de mal humor, así que intento no hacerle muchas preguntas, no quiero arruinar nuestra cita. ¿A dónde me llevará? ¿A cenar algún restaurante bonito? Quiero ir al cine a ver una película. Tal vez si le digo, podamos ir a Wonderland, siempre he querido ir a ese lugar con mi cita.

Sonrío emocionado. Volteo a ver a Geun Suk.

— ¿A dónde vamos?- le pregunto, simplemente se encoje de hombros
— ¿Te parece bien el “Lotte City Hotel Guro” o prefieres el “Hilton”? – parpadeo sorprendido
— ¿Un hotel?- pregunto sintiéndome un poco decepcionado

Geun Suk voltea a verme, luce aburrido y como si no le importara que yo me sienta ofendido o decepcionado.

— ¿O prefieres que te lleva a tu casa?- abro la boca sorprendido.

Me toma unos minutos recuperarme de mi asombro. Respiro hondo. Tengo una opresión en el pecho, pero aun así contesto.

— El “Lotte City” suena bien…
— De acuerdo- se encoje de hombros

El resto del camino fue realmente silencioso. Me siento decepcionado, pero no podía esperar más de él, es decir, continúa preguntándome constantemente por Hyung Jun, y también sé que sigue enviándole mensajes insistiéndole que deje a su esposo.  

Geun Suk estaciona el auto frene al hotel. Baja y rodea el auto para entregarle las llaves al valet parking, se acomoda su saco y ni siquiera se acerca a abrirme la puerta, lo ha tenido que hacer el valet parking. Suspiro hondo. Me paro junto a él. Estoy a punto de poner mi mano en su brazo cuando comienza a caminar evitando así que yo lo toque.

Entrecierro los ojos, molesto. Bajo la mirada apenado cuando siento algunas miradas sobre mí. Empiezo a sentirme como un simple puto por las actitudes de Geun Suk. Camino rápido siguiéndolo, en lugar de pararme junto a él de nuevo, voy directo al elevador a esperarlo.

Estoy realmente molesto, pero intento ignorar lo que sucede a mi alrededor. Geun Suk llega a mi lado y presiona el botón para llamar el elevador. Cuando las puertas se abren, entra sin decirme nada, así que hago lo mismo.

Respiro hondo. Estoy realmente conteniéndome. Pero apenas llegamos a la habitación, no puedo aguantar más y estallo.

— ¡¿Qué te crees que soy?! ¡¿Tu puto?!
— ¿De qué hablas?- Geun Suk luce tranquilo
— ¡De la forma en que me tratas! ¡No soy alguien a quien puedes traer a un hotel solo porque se te antoja, y tratarme como si fuera un prostituto o algo parecido!- Geun Suk se encoje de hombros mientras se sienta en la cama
— Lo tomas o lo dejas. Tu sabes muy bien que no estoy buscando otra cosa en ti, yo al único que quiero es a Hyung Jun. Si quieres estar junto a mí, tendrás que hacer lo que yo quiera.

Me quedo congelado frente a él. No puedo creer lo que acaba de decirme. Aprieto los labios, en realidad tengo ganas de llorar. ¿Por qué me gusta tanto?

Jung Min (POV)

— Vístete y vete a tu casa Woo Shik… - le digo mientras subo el cierre de mi pantalón

Estoy parado a mitad de mi oficina dándole la espalda. Mi corazón está latiendo muy rápido. Llevo una mano a mi cabello. ¿Qué hice? ¿Cómo pude hacer esto? ¡Maldición!

— Lo siento Jung Minie… mi intención no era darte más problemas… yo solo…- Woo Shik se acerca por la espalda y desliza sus brazos alrededor de mí para abrazarme— Te quiero Jung Minie, solo quiero que seas feliz… Hyung Jun…
— Por favor Woo Shik, vete- no quiero hablar de Hyung Jun con él, no en este momento
— De acuerdo… te veo después…- se aleja de mí

Me quedo de pie dándole la espalda hasta que escucho que la puerta se cierra. Me giro para cerciorarme de que se ha ido. Respiro hondo. Me dejo caer en el sillón sintiéndome miserable por lo que hice. Escondo mi rostro entre mis manos.

— ¡¿Qué diablos hiciste Jung Min?!- escucho a Hyun Joong preguntarme apenas entra de nuevo al despacho.

Niego con la cabeza. Levanto el rostro para verlo.

— No sé Hyun Joong. No sé.
— Estas jodido hombre, ¡¿qué diablos pasó por tu cabeza cuando se te ocurrió acostarte con tu secretario?!
— No sé Hyun Joong. Yo… estaba desesperado… acababa de discutir de nuevo con Hyung Jun, yo…- aprieto los labios

Solo escucharme me hace sentir un idiota. Niego con la cabeza. Recargo la cabeza en el respaldo del sillón, viendo hacia el techo. El celular de Hyun empieza a sonar.

— ¡Rayos! Es Young Saeng- me dice— estaba hablando con él cuando te encontré con tu secretario. Hyung Jun está preocupado por ti porque no llegaste a casa anoche.- siento un nudo en el estómago— Le colgué a Saengie cuando te vi y te grité. Debe estar llamando para saber que pasó.
— No le digas nada…- aprieto los labios— por favor…

Hyun Joong se me queda viendo unos momentos antes de negar y contestar la llamada.

— Hola cariño. — Empieza a explicarle— No fue nada. Jung Min al parecer anoche destrozó su oficina porque estaba frustrado. Ya sabes, volvió a discutir con Hyung Jun. – voltea a verme, en su mirada puedo ver que este será un favor que me cobrará muy caro — Sí amor, te llamo después. - corta la llamada. — ¿Qué vas a hacer?- me pregunta
— No sé…

De nuevo levanto la mirada al techo. Sigo con el nudo en el estómago. Meto la mano al bolsillo de mi pantalón para sacar mi celular. Está descargado.


— Solo… no le digas a nadie, por favor… 
Share:

13 comentarios:

  1. Yo lo mato!!! PARK JUNG MIN SERA MEJOR QUE CORRAS!! pobre jun como... como... exijo saber que paso! Yo no creo que jungmin haya hecho eso
    Verdad jungminiee...(sonrrie malvadamente)
    Eres mala mew :'(

    ResponderEliminar
  2. Oh por dios qd con ganas d mas..... como se le ocurre a geun suk tratar a honki azi, q hara honki al respecto sera q seguira permitiendo ese trato.....
    Jungmin y ahora q hicistes como pudistes, jung encontro las cartas ya como q se sabra todo....
    Creo q esta es la 1 vez q comento hehe aunq siempre lo leo.... actualiza pronto

    ResponderEliminar
  3. no no no no ... please esto no puede ser verdad ... no eso no paso ... odio a Min haya pasado o no algo ... como pudo ser tan idiota y dejarse engañar por ese ....
    Ahora Min que haras .... espero que recuedes pronto todo lo que paso y que no haya sucedido nada ... Jun no se merece esto ....
    La fregaste todo ahhhhhh :-/ :-/
    Amix dejame decirte que eres mala ... has roto mis iluciones ... yo queria un amor sin terceros entre ellos pero no tenias que darnos un aprovechado entrometido en medio ...
    gracias amix ya entre en depre ...
    pero ya merito se me pasa ... jejejej esque siempre vivo tus fics
    asi que amix levantame el animo y publica mas sip ... esta rebueno .. espero leerte pronto ;-)
    gracias

    ResponderEliminar
  4. Como amooo este fiiic!!!!
    Malditoo Jung Min!! Que se cree!!!!!!!!!!!!
    Y cuando junnie se de cuenta a ver como le vaa.... Y ese secretario entrometidooooo!!!

    ResponderEliminar
  5. Como amooo este fiiic!!!!
    Malditoo Jung Min!! Que se cree!!!!!!!!!!!!
    Y cuando junnie se de cuenta a ver como le vaa.... Y ese secretario entrometidooooo!!!

    ResponderEliminar
  6. Min te voy a matar como te atreves maldito secretario resbaloso que alguien lo mate ok ia me tranquilizo

    ResponderEliminar
  7. ¡Que rayos...! *_* 0.0 Yo si mató a Jun Min, >.< como pudo ser tan menso... Espero que no haya tenido nada, que solo le haya hecho creer que si, ahss maldito secretario, podre Jun.
    Y Hong ki no deberia dejar que lo traten así.
    Min Hwan y Seung Hyun fueron interrpidos por el asma de este que mal pot ellos.
    Hyung espero no seas tan menos y este de tapadera de su amigo Jung Min >.<
    Escribe pronto el siguiente capítulo por fa, lo espero con ansias y saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Que rayos...! *_* 0.0 Yo si mató a Jun Min, >.< como pudo ser tan menso... Espero que no haya tenido nada, que solo le haya hecho creer que si, ahss maldito secretario, podre Jun.
    Y Hong ki no deberia dejar que lo traten así.
    Min Hwan y Seung Hyun fueron interrpidos por el asma de este que mal pot ellos.
    Hyung espero no seas tan menos y este de tapadera de su amigo Jung Min >.<
    Escribe pronto el siguiente capítulo por fa, lo espero con ansias y saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ahhh
    Alguien que le pateé el culo al maldito secretario ese!!!!
    Desgraciados!!!
    T___T
    Jun~ pobresito~

    ResponderEliminar
  10. Estupido Jung Min, como pudiste hacerle eso a Baby?? T-T

    ResponderEliminar
  11. ¡Jung Min corre por tu vida! me niego a creer que eso haya pasado, espero que solo sea que el secretario someton lo haya engañado pero ni eso lo salva de ser estúpido, ya lo dije muchas veces, él no es caballo es un buuuuuurro y si Jun se entera y sumando a lo de las cartas ya puede irse despidiendo de su matrimonio.
    Espero que Ki se de su lugar, nadie debe de tratarlo así, no puede permitir eso.
    Pobres Seung y Min Hwan ese ataque de asma les corto el momento calentón.
    Solo espero que Hyun piense muy bien en lo que ocasionará si le sirve a Min de tapadera, puede perder mucho .

    ResponderEliminar
  12. Muy tarde Jun... muy tarde Min, no hay forma alguna de retroceder el tiempo, el gran ganador Woo Shik.
    Hyun tiene todo el derecho a manifestar su indignación, pero eso no dentendrála roptura definitiva del matrimonio Park, Woo Shik se encargara de que la noticia llegue a Jun

    si en un principio odie la actitud de Hong Ki hacia Jun, a partir de este capitulo será merecedor de mi lastima porque a sabiendas que Geun Suk no lo ama, se rebaja a la categoria de un simple juguete sexual con el cual Suk desfoga toda su frustración por el rechazo de Jun.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hijos de su p*** madre! Par de desvergonzados (voy a explotar) ¡Es el colmo! Todavía más “no le digas a nadie” ¿A quién le va a decir? ¿A Young Saeng para que no quiera verlo nunca más? Espero que Hyun Joong te cobre esto con intereses del 100%, Hyung Jun en casa pensando que fue duro contigo ¿y qué hiciste? ¡Acostarte con el secretario! Eres el colmo, te odio Jung Min, con toda el alma.
    ¿Tanta es tu falta de atención Hong Ki? ¿Para que te dejes tratar de ese modo con tal de conseguir unas migajas de atención? Tú mismo acabas de darte cuenta cómo te te trata, y aun así lo sigues…
    Seung Hyun… tranquilo, Min Hwan entiende que estás enfermo, él no se va a molestar por la interrupción de ese beso, no te sientas mal, tampoco te dejará de hablar, porque él te ama más allá de lo físico.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts