Bajo el mismo cielo... Capitulo 27

Jung Min (POV)

— No quise meterme, solo pensé que podría ser útil… yo quiero ayudarte Hyung Jun, tu hermano necesita ayuda…
— ¡No me llames Hyung Jun!- Jun grita— para ti soy el joven Park
— Bebé, no seas grosero- me acerco para intentar tranquilizarlo, está muy alterado y está desquitándose con Woo Shik — Woo Shik solo intenta ayudar, no estoy diciendo que lo haremos, pero no es mala idea considerar la posibilidad, Ki Bum necesita ayuda, nosotros no podemos dársela y
— No voy a discutir esto enfrente de un desconocido esto es algo que debemos discutir solo tú y yo

Hyung Jun pone sus manos en la cintura y me ve fijamente esperando a que diga algo. Suspiro hondo.

— Está bien…- voltea a ver a mi secretario— Woo Shik, lo siento, ¿podríamos hablar mañana en la oficina?
— Sí… está bien…- Woo Shik luce preocupado, deja la información en el escritorio antes de hacer una venia hacia Jun— lo siento mucho, no quise incomodarlo joven Park- voltea a verme— Lo veo mañana señor…

Frunzo el ceño cuando me llama así, es raro escucharlo, desde que lo contraté es la primera vez que se dirige a mí de manera formal; pero solo ver la expresión en el rostro de Jun me hace entender que Woo Shik intenta ser respetuoso hacia él. Suspiro hondo de nuevo y afirmo con la cabeza hacia a Woo Shik antes de que salga de la oficina.

Hyung Jun y yo nos quedamos en silencio. Solo estamos los dos en la oficina. Hyung Jun continúa con sus manos en la cintura, poco a poco las mueve hasta cruzarlas sobre su pecho. Luce molesto, indignado.

— Bebé…- rompo el silencio
— ¿Por qué él si puede entrar a tu oficina?- su pregunta me toma por sorpresa

Esperaba cualquier otra cosa, pero nunca un reclamo sobre eso.

— ¿Cómo?
— Desde que vivimos aquí, nunca he podido entrar a tu oficina, siempre está cerrada con llave, ni siquiera cuando estas en casa puedo hacerlo. – empieza a reclamarme— cada vez que quiero hablar contigo, debo tocar la puerta porque esta está cerrada con llave, y nunca me dejas entrar, me recibes afuera y me llevas a cualquier otro sitio, menos a tu oficina… ¿por qué?

Me he quedado sin palabras. Paso saliva nervioso, desvío la mirada hacia el escritorio, ahí es donde tengo guardadas todas las cartas. Cuando regreso la mirada hacia Jun, noto que se ha dado cuenta de que observaba el escritorio.

— Yyo…
— ¿Qué ocultas?- frunce el ceño


De nuevo paso saliva. Estoy poniéndome demasiado nervioso y no puedo permitírmelo. No es el momento de decirle todo, están pasando demasiadas cosas, hay suficientes problemas sobre sus hombros como para ahora agregarle esto.

Sonrío.

— Nada bebé… - me acerco a él, lo sujeto de los brazos para hacer que me vea a los ojos— Estás imaginando cosas, no hay nada que ocultar, simplemente que siempre he considerado que las cosas del trabajo son eso, cosas del trabajo. – acaricio un costado de su rostro— No quiero mezclar el trabajo con la familia, con mi vida personal…
— Pero…
— No es que no quiera que entres, es solo que cuando estoy trabajando prefiero no tener nada a mi alrededor que me distraiga…- me inclino lo suficiente para robar un beso de sus labios— y tu bebé, eres un fuerte distractor para mí… - una leve sonrisa se dibuja en sus labios
— ¿En serio? – murmura
— Si… muy en serio…- murmuro y vuelvo robarle otro beso

Mis manos sujetan su rostro y poco a poco las deslizo por su cabello para atraerlo más hacia a mí y profundizar el beso. Hyung Jun duda un poco al principio pero lentamente cede y corresponde. Nuestros labios se mueven con desesperación, siento el calor de las manos de Jun sobre mi pecho.

— Te amo bebé…- le digo cuando finalmente rompo el beso— ¿lo sabes verdad?
— Lo sé…- contesta — eso creo…- murmura confundido— es decir, todo ha sido tan rápido, y hemos tenido tantos problemas que yo…
— No dudes jamás de que te amo bebé, porque lo hago…

Hyung Jun se queda en silencio unos momentos. Nuestros rostros aún muy cerca.

— Entonces… - murmura…- No lleves a Ki Bum a un centro de rehabilitación, no lo alejes de mí, por favor…

Aprieto los labios. Entiendo que está preocupado, pero tal y como lo dijo Woo Shik, Ki Bum necesita profesional, y más después de lo que ocurrió.

Suspiro hondo. Llevo una mano a su nuca para atraerlo hacia mí y abrazarlo. Su rostro en mi pecho mientras mi mano acaricia su cabello.

— Bebé… entiende…- apenas logro decir eso cuando Jun se aparta de mí con brusquedad
— ¡Entiende tú! ¡No vas a llevar a mi hermano a ningún centro de rehabilitación! – me grita realmente molesto— ¡Te lo advierto Jung Min!- me apunta con el dedo— ¡No te atrevas!

Se da la vuelta y sale de la oficina cerrando la puerta de golpe. Me he quedado ahí sin saber qué hacer. Suspiro hondo y me siento en el escritorio. Tomo los papeles que Woo Shik ha llevado…

— ¿Qué hago?... - murmuro

Kyu Jong (POV)

Levanto el rostro para ver las letras en la fachada del edificio frente a mí. Hospital Privado de Seúl. Respiro hondo, bajo la mirada hacia las puertas automáticas que se abren y cierran dejando a la gente entrar y salir del nosocomio.

Desde que Hyun Joong fue a la cafetería hoy por la mañana y me contó lo ocurrido con Ki Bum, siento un nudo en el estómago. Ni siquiera sé que estoy haciendo aquí, no sé qué decirle, no sé cómo sentirme respecto a todo esto.

Pensé que tarde o temprano iba a entrar en razón, que intentaría preocuparse por su bebé pero… de nuevo respiro hondo.

Comienzo a caminar hacia las puertas, mis pasos son inciertos, tal vez debería salir de aquí y olvidarme de todo esto… pero por alguna razón no puedo, me he encariñado con Ki Bum, aunque en estos momentos me siento, decepcionado.

— Buenas tardes- saludo a la enfermera en recepción— ¿Podría decirme la habitación del joven Kim Ki Bum?
— Un momento— la enfermera teclea el nombre y lee algo en el monitor frente a ella— Sí, llegó anoche, en estos momentos ya se encuentra estable y despierto, puede verlo solo unos minutos, quinto piso, habitación 501.
— Gracias…

¿Qué voy a decirle? “¿Te lo dije?” Dudo mucho que esas palabras ayuden en un momento como este…

Las puertas del elevador se abren y lo primero que veo es a Jung Min y Hyung Jun discutiendo en la pequeña sala de espera detrás del cristal. Salgo del ascensor y entro a la sala.

— Buenas tardes…- los interrumpo, ambos voltean a verme
— Oh… Kyu…- Hyung Jun sonríe, evidentemente intenta disimular que estaba discutiendo con su marido— es bueno verte, a Ki Bum le va a hacer bien tu visita, siempre es así- se acerca y me abraza
— ¿Cómo está?- le pregunto mientras saludo desde lejos a Jung Min quien solo inclina la cabeza para corresponder a mi saludo
— Bien, dentro de lo que cabe… - Jun suspira hondo- la verdad, no sé si está realmente consciente de lo que pasó… no ha querido hablar mucho conmigo…- Jun luce bastante abatido y eso me hace sentirme mal por él
— Debe ser difícil…- le digo
— Sí… ¿quieres pasar a verlo?
— ¿Puedo?- sonríe
— Claro… te acompaño
— No, no te preocupes…- le digo viendo de reojo a Jung Min quien parece impaciente por seguir hablando con él
— Bien… gracias por venir a verlo
— Nos vemos después… - le digo antes de salir y dirigirme a la habitación de Ki Bum

Hyun Joong (POV)

Recargo mi espalda en el respaldo del sillón doble en el interior de la oficina de “Cappuccino”. Básicamente me estoy poniendo cómodo mientras espero a que Jung Min regrese, además, estoy observando con atención al jovencito que entra y sale de la oficina.

¿Cuándo contrató a un secretario? He pasado demasiado tiempo persiguiendo a Young Saeng que no había venido a la oficina y no me había enterado de que teníamos un nuevo empleado. Uno muy lindo por cierto.

El jovencito se da cuenta de que lo observo, sonríe amplio y yo hago lo mismo, pero ninguno de los dos decimos nada. De hecho, desde que llegué, solo le informe que esperaría a Jung Min en la oficina y fue todo lo que hemos hablado.

— Buenas tardes Woo Shik- Jung Min entra a la oficina- Oh, hola Hyun Joong- se sorprende al verme el sillón— Pensé que te habías olvidado de que teníamos un negocio juntos- ruedo los ojos dramáticamente
— Sí, sí… deja de regañarme papá- le contesto
— Dejé sobre el escritorio todos los pendientes, la señora Kim llamó desde Colombia, dijo que llamaría más tarde
— Gracias Woo Shik, puedes irte- Jung Min sonríe muy amplio

Desde donde estoy, puedo ver como el jovencito se mueve alrededor de mi amigo. Es toda dulzura, obediencia y eficiencia. A Jung Min parece agradarle y lo demuestra bromeando y sonriéndole.

Entrecierro los ojos cuando veo al jovencito acercarse a Jung Min para acomodarle la corbata. Mi amigo le agradece y el jovencito finalmente sale de la oficina dejándonos solos. Jung Min se sienta en su silla frente al escritorio. Me levanto del sillón y me siento en la silla frente a él.

Me quedo callado. Observándolo. Jung Min frunce el ceño.

— ¿Qué? ¿Ocurre algo?
— Así que… ¿tenemos secretario? – levanta una ceja
— Bueno, creo que dejamos demasiado tiempo sola la oficina, necesitamos a alguien que responda las llamadas por nosotros- contesta levantando las notas que el jovencito le dejó para demostrarme lo que está diciendo
— De acuerdo…- alargo la palabra — Y además es muy lindo, ¿no crees?- Jung Min arquea una ceja de nuevo
— ¿Tú crees? – me encojo de hombros
— Solo digo que es muy atractivo, y por lo regular, un secretario atractivo siempre trae problemas- Jung Min se ríe
— Estas loco Hyun Joong. Mejor dime, ¿Cómo te ha ido con Young Saeng?- suspiro hondo
— Por fin logré que aceptara salir conmigo- contesto— pero anoche tuvimos una conversación que me hizo darme cuenta de que podrías llevarme al abismo

Jung Min se sorprende por lo que le digo. Se inclina hacia enfrente para prestar atención a lo que digo.

— ¿A qué te refieres?
— A que si tú no le dices a Hyung Jun pronto lo de Min Chae, yo no podré ocultárselo a Saeng, no puedo mentirle si sigue haciendo preguntas o comentarios sobre ustedes

Min se queda callado. Pensando en lo que acabo de decirle. Finalmente suspira hondo y recarga su espalda en el respaldo de la silla.

— Tienes razón. No puedo esperar que mientas por mí a tu pareja. Solo dame un poco de tiempo Hyun, te prometo que apenas lo de Ki Bum mejore, le diré la verdad, ¿de acuerdo?- suspiro hondo
— De acuerdo… pero no tardes, bastantes problemas tendré ya cuando quiera presentárselos a mis padres- Jung Min hace una mueca de dolor
— Te entiendo, eso será un gran problema.

Kyu Jong (POV)

Sé que está despierto porque puedo escucharlo sollozar, pero Ki Bum no ha volteado a verme desde que entré en su habitación. Puedo ver como rasca con vehemencia su mano, muy cerca de donde tiene la aguja del suero que le suministran, como si realmente tuviera comezón, pero lo hace a veces tan fuerte que tengo miedo de que se lastime.

Me pongo de pie, arrastro una silla hasta el otro lado de la cama para poder ver su rostro. Me siento frente a él, extiendo mi mano y detengo la suya que sigue rascando.

— Te vas a hacer daño- le digo

No obtengo respuesta. Aprieto los labios al ver su rostro lloroso. Sus labios tan apretados y sus cejas fruncidas. Puedo ver que está sufriendo, y eso hace que el nudo en mi estómago suba hasta mi garganta.

— Ki Bum… - paso mi mano por su cabello, acariciándolo
— Lo siento…- murmura, parpadeo un poco sorprendido
— ¿Qué?- pregunto aún sin entender
— Debes estar pensando que soy un niño inmaduro, debes estar decepcionado… - murmura de nuevo

Contengo la respiración unos segundos al escucharlo. Paso saliva y me inclino hacia él para hablarle.

— ¿Sabes lo que te pasó?- le pregunto, Ki Bum solo asiente y lágrimas ruedan por sus mejillas— Tu bebé…- respiro hondo
— Me caí varias veces y me golpee Kyu… - contesta— No le di importancia, yo… no quería creer… no quería… no quería un bebé…- empieza a llorar desconsolado

Escucharlo decir esas palabras me hace sentirme incómodo con él. “No quería un bebé”. Quiero levantarme y salir de aquí. No volver a verlo. Pero no lo hago… guardo para mí mismo los fantasmas de mi pasado, y me quedo ahí sentado pensando en que es solo un jovencito de 16 años y que no sabe lo que dice. Que está enfermo y necesita ayuda…

Jae Jin (POV)

Me estiro en la cama. No demasiado, porque apenas lo hago siento un leve dolor en mi abdomen. Muerdo mi labio inferior mientras espero a que el dolorcito pase. Me siento en la cama y volteo a ver la ropa sobre la silla.

Suspiro hondo.

La ropa sobre mi silla está impecable, tal y como me la quite yo mismo ayer. Sacudo la cabeza para sacar de mi cabeza las tonterías que estoy pensando. Tonterías como, “si esto fuera un matrimonio real, esa ropa estaría tirada en el piso totalmente hecha un desastre” o “mi marido debía haberme quitado la ropa, era nuestra noche de bodas”.

La realidad es que efectivamente, éste no es un matrimonio real. Jong Hoon y yo no estamos enamorados…

Suspiro de nuevo. Debería dejar de pensar tantas tonterías. Me doy unos golpecitos en la cabeza antes de ponerme de pie y salir de la habitación.

Apenas salgo de mi cuarto, un delicioso olor llega a mi nariz. Sonrío amplio. Mi estómago empieza a hacer ruidos. Camino hasta la cocina. Me detengo en el marco de la puerta, un poco sorprendido y embobado al ver a Jong Hoon con un delantal moviéndose por todo el espacio.

Se detiene cuando me ve parado observándolo.

— Hola, ¿cómo amaneció el joven Choi?
— ¿Huh?- parpadeo sorprendido
— Choi Jae Jin – Jong Hoon sonríe, me le quedo viendo hasta que entiendo lo que está diciéndome
— Oh! Bien… gracias…- siento mis mejillas calientes

Acabo de darme cuenta de que si nos hemos casado, entonces mi apellido debe ser Choi, el suyo.

— Buenos días tortolitos- Min Hwan su hermano entra a la cocina directo al refrigerador, no puedo sentir mis mejillas más calientes al escucharlo llamarnos “tortolitos”- ¿Cómo pasaron su primera noche como esposos?- mueve las cejas sugestivamente
— Cállate Min Hwan, no seas inoportuno- Jong Hoon lo regaña, Min Hwan solo se ríe
— Yo… voy a cambiarme- les digo

Necesito salir de ahí, me siento demasiado avergonzado. Y para ser sincero, también me siento angustiado por todo esto… sobre todo porque de pronto, al pensar en que Jong Hoon está haciendo todo esto solo para ayudarme, me dan ganas de llorar.

Hyung Jun (POV)

— Buenos días bebé…- Jung Min está acostado frente a mí, su rostro muy cerca del mío es lo primero que veo cuando abro los ojos
— Buenos días…- contesto

Aún sigo molesto con él, ha seguido insistiendo en eso del centro de rehabilitación y yo no quiero ceder. No puedo hacerlo, Ki Bum necesita de mi apoyo, de su familia.

— ¿Aún estas molesto conmigo?- Min insiste, se acerca más a mí— ¿Qué puedo hacer para que dejes de gruñirme cada vez que me acerco?- ruedo los ojos
— No estoy de humor Jung Min- le contesto
— Lástima… porque yo sí estoy de humor- me dice moviendo las cejas sugestivamente, dándole otra connotación a lo que ha dicho

Suspiro hondo. Me giro en la cama para darle la espalda, hago las sábanas a un lado e intento sentarme para salir, pero Jung Min envuelve un brazo alrededor de mi cintura y tira de mí de nuevo hacia abajo.

— ¡Jung Min!- grito ante la sorpresa
— ¿A dónde vas? Es muy temprano aún- me susurra en el oído y eso me hace estremecer
— Min…
— Vamos a quedarnos aquí más tiempo bebé…- sigue susurrando en mi oído

Sus manos poco a poco se deslizan por debajo de mis pijamas. Las detengo con mis manos, pero Jung Min vuelve a susurrarme el oído.

— ¿No te gusta que te toque bebé?- besa suavemente mi cuello
— No… no es eso… yo…- mi mente está teniendo problemas para concentrarse
— Yo se que te gusta…- susurra de nuevo

Sus manos comienzan a moverse otra vez. Una se cuela hacia mi pecho, directamente a uno de mis pezones y lo pellizca levemente.

— Min…
— Sí… yo sé que te gusta…- su mano acaricia mi pezón comprobando que se ha puesto duro
— Espera… yo no… ¡Min!- doy un salto sorprendido cuando siento su otra mano colarse en mis pantalones directamente a mi entrada
— Bebé... te amo…- susurra en mi oído

Muerdo mi labio inferior. Uno de sus dedos se empuja en mi entrada suavemente haciéndome gemir. Sin darme cuenta estoy boca abajo en la cama, Jung Min sentado sobre mis muslos deslizando mis pantalones y ropa interior por mis piernas.

— Lindo…- susurra antes de poner sus manos sobre mis glúteos y masajearlos un poco

Sus manos sujetan mis caderas y tiran de ellas hacia arriba. Cierro los ojos dejándolo seguir haciendo lo que hace. Se siente demasiado bien y mi mente está completamente derretida.

Puedo sentir sus labios en mis glúteos, sus dedos acariciando mi entrada, esparciendo lubricante, empujándose dentro, estirándome y preparándome para él. Mi respiración se hace pesada, jadeo extasiado y desesperado por más.

— Min, por favor…
— Lo sé bebé, lo sé… - se inclina hasta llegar a mis labios y darme un beso apasionado

He olvidado por completo que estaba enojado con él, mi mente está demasiada ocupada, mi cuerpo demasiado caliente y necesitado. Alzo mis caderas buscando más. Muerdo mi labio cuando Jung Min me da una leve nalgada. Jadeo excitado. Estoy realmente sorprendido por mi reacción. 

— Estás listo bebé…- Min susurra en mi oído y eso me hace estremecer al saber lo que viene

Estoy ansioso por sentirlo dentro. Aprieto mis puños en las sábanas de la cama. Jung Min sujeta con firmeza mis caderas, y poco a poco se empuja dentro de mí.

— Nnnnn…- dejo salir un largo gemido— Sí… Min… Sí… - balbuceo
— Sí bebé, lo sé… lo sé…

Vuelvo a gemir cuando entra por completo. Poco a poco se retira y luego vuelve a empujarse dentro. Mi respiración está agitada. Mis manos aprietan fuerte las sábanas.

— ¡MIN!- grito demasiado extasiado cuando toca mi punto dulce
— Si bebé… Sí… - Min sabe que lo ha hecho y continúa dirigiendo sus movimientos hacia el mismo lugar

Jung Min levanta la camisa de mi pijama y sus manos acarician mi espalda sin dejar de mover sus caderas. Se inclina y besa mi piel, dejándome rastros calientes en cada lugar en donde sus labios estuvieron.

— Más… Min, más…

Jung Min desliza  una mano por debajo hasta alcanzar mi pene. Estoy duro, y unos cuantos movimientos de su mano me hacen terminar ensuciando las sábanas. Jung Min empieza a moverse errático y con dificultad hasta que siento su semen caliente derramarse en mi interior.

Se deja caer a un lado girándome con él sin salirse de mi interior. Gimo al sentir demasiado intenso ese movimiento. Jung Min pasa sus brazos alrededor de mi pecho y me pega más a su pecho, abrazándome, besando mi hombro con ternura.

— Te amo bebé— vuelve a decirme, puedo escuchar su respiración agitada— No me gusta que estés enojado conmigo, solo te pido que me entiendas, te amo demasiado… quiero ayudarte, a tu hermano también…

Aprieto los labios. Quiero llorar.

— ¿Vas a internarlo verdad?- le pregunto
— Es lo mejor cariño, nosotros no podemos ayudarlo… - cierro los ojos, respiro hondo
— Está bien…- digo finalmente— pero que sea un lugar en donde pueda visitarlo…- lloriqueo
— De acuerdo amor…- Min besa mi hombro de nuevo— Te lo prometo…


Tal vez Jung Min tenga razón, tal vez Ki Bum necesita ayuda profesional. Sólo espero estar haciendo lo correcto…  
Share:

8 comentarios:

  1. Detesto las confianzas de ese secretario, no me da buena espina y al parecer tampoco a Hyun solo espero que Min se de cuenta y lo ponga de patitas en la calle antes de que cause problemas en su matrimonio.

    No sé si sea lo mejor internar a Ki Bum solo espero que se recupere pronto y pueda volver a su vida normal antes de involucrarse con Eli.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es que Bummie reciba ayuda profesional :3

    ResponderEliminar
  3. que ??????????? el secreterio le axomoda la corbata z:-\ :-\ ......... esta loco ...... Hyung tiene razon solo traera probpemas ... votalo ....
    Amo que el MinJun se haya acercado nuevamente ... pero sufro de pensar que Min vaya a tener algo con ese ... no quiero ni imaginarlo :'( :'(

    ResponderEliminar
  4. Odio al secretario que mas puedo decir lo demás me encanto

    ResponderEliminar
  5. Y uno escribiendo sus comentarios de amor desde el cel y el mugre no los mandó ;^;

    Ahora lo que se es que el secretario ese va a meter en problemas a Min o Min busca consuelo en él si Juni le hace algo. Por alguna razón, en este fic victimizo a Min y no a Jun, no me pregunte por qué, así lo percibe mi mente xD

    Jong Hoon quiere luna de miel y no se ha dado cuenta ;A; que alguien le de sus cachetadas.

    Y Kibum, pobrecito =( la vida se lo cobró caro y habrá que ver cómo se toma el que lo vayan a meter a la clínica. Que será por su bien, pero quien sabe si lo tome de la mejor formas.


    Gracias por escribirlo y compartirlo

    ResponderEliminar
  6. Pero mira que igualado resultó el mocoso ese Woo Shik, Jun no le cree lo de su desinteresada ayuda, falta que el ciego de Min se dé cuenta… y ni qué decir del atrevimiento que tuvo al acomodarle la corbata a Min… ¡DESCARADO SINVERGÜENZA!… Hyun si en verdad amas a Saeng y no deseas perderlo por el imbécil de Min que esperas para hacerle ver que ese Woo Shik es una completa bitch!!... aunque no me quedo claro por qué sería un problema el que Young Saeng sea presentado a sus padres… como dice el dicho “piensa mal y acertaras” pero me reservo mi derecho de opinión hasta seguir leyendo.

    Si algo caracteriza a Kyu es su enorme paciencia y su infinita capacidad para perdonar… después de todo Ki Bum es solo un niño desorientado y tú serás sin proponértelo la guía que necesita porque en su silencio está gritando por ayuda. Y otra cosa que no me queda claro que fue eso de “enterrar los fantasmas del pasado”

    Agradece al de allá arriba Park Jung Min por hacerte tan guapo y hábil para distraer a Jun, porque fuera otro ya te hubiera volteado la oficina patas arriba hasta descubrir que guardas con tanto recelo… pero te lo paso por el “alto al fuego” que practicaste con Jun… UFF QUE INTENSO, haciéndole entender que internar a Ki Bum es lo mejor.

    Joven Choi Jae Jin… me gusta cómo se escucha y lee.

    ResponderEliminar
  7. No es un “tal vez” Ki Bum realmente necesita ayuda profesional, sí, lo amas porque es tu hermano, pero ese amor no basta, está contaminado en cuerpo y mente, por desgracia no puedes hacer nada más que darle tu apoyo y tu amor cada que lo visites, no puede estar en un entorno normal por su condición.
    Hyun Joong me da ganas de darte un beso hombre, gracias por hablar eso con Jung Min, la sinceridad paga.
    Ow Jae Jin, tranquilo, están enamorados, solo que todavía no lo saben, espera cariño n_n deja que el tiempo haga su magia, pronto empezarán a sentir lo que todos los enamorados sienten, en menos de lo que piensas, amanecerás en su cama XD ok no, pero creo que entiendes la idea.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts