9 Meses... Capitulo 12

Cuatro meses, una semana, cuatro horas…

— ¿Qué te apetece cenar cariño?- Calvin me pregunta mientras el mesero espera junto a la mesa
— No sé…- aprieto mis labios— todo se escucha delicioso- la verdad es que estoy salivando solo de leer el menú
— ¿Quiere que le dé las recomendaciones del día joven?- el mesero pregunta
— Está bien…- sonrío amplio
— No es necesario- Calvin interrumpe— tráiganos la ensalada caprese, y el cordon bleu por favor.
— Bien…- el mesero hace una venia, toma nuestros menús y se retira

Frunzo el ceño y veo fijamente a Calvin quien se da cuenta de mi molestia.

— ¿Qué? ¿Ocurre algo?
— Ordenaste por mí- contesto molesto
— Pensé que sería más rápido, conozco el restaurante y la comida- frunzo el ceño
— Pero yo quería escuchar las opciones- hago un puchero

Aunque debo admitir que la ensalada caprese y el cordon bleu suenan bastante bien. Es decir, imaginarme las pechugas de pollo con esa salsa de champiñones, o el jugoso tomate de la ensalada… hacen que la boca se me haga agua.

— Cariño…- parpadeo cuando siento la mano de Calvin sobre la mía

Por un momento me he quedado pensando en la comida. ¡Por Dios! 

— ¿Estas molesto? ¿Quieres que llame al mesero para que cambie el pedido?- parpadeo realmente sorprendido

¡Wow! ¿Desde cuándo Calvin es tan considerado con lo que yo quiero y deseo? Abro la boca para decir algo, pero en verdad estoy sorprendido que simplemente me quedo así, con la boca abierta.

— Lamento haber tomado la decisión por ti, pero pensé que tendrías hambre y lo mejor era que ordenáramos rápido…- sonrío un poco
— No, está bien… tienes razón- me inclino un poco para susurrarle— tengo mucha hambre…
— Lo sé…- frunzo el ceño de nuevo
— ¿Lo sabes?
— Sí, los últimos meses has tenido mucha hambre

Calvin lo dice como una conversación más, no creo que entienda lo que está diciéndome realmente, así que respiro hondo e intento no molestarme más. Quiero tener una cita normal, hace cuatro meses que no disfruto de una salida, así que sonrío y hago todo lo posible porque todo salga genial.


— ¿Cómo está el cordon bleu?- Calvin me pregunta
— Mmm… delicioso- contesto con algo de comida en la boca— este lugar es genial— meto un poco más del pollo en mi boca
— Me alegra que te guste… ¿sabes?- Calvin sigue hablando, y yo sigo más entretenido en la comida— Es la primera vez que salimos tu y yo solos desde que estamos viviendo juntos. Desearía que solo fuéramos tu y yo siempre…- pone su mano sobre la mía y eso llama mi atención
— ¿Huh?

Calvin sonríe y cuando él sonríe es realmente increíble, me emboba demasiado que simplemente dejo el tenedor en el plato para prestarle toda mi atención. No puedo evitar dejar escapar un suspiro.

— No sabes lo arrepentido que estoy de no haber hecho lo que debía hacer…- ladeo mi cabeza sin entender a qué se refiere
— ¿Cómo?
— Sí…- toma mi mano y la lleva a sus labios— No debí dejarte ir nunca, debí pedirte matrimonio como tú tanto lo deseabas- de nuevo estoy muy sorprendido
— Calvin…
— Eres el jovencito más hermoso e inteligente que he conocido, y sé que jamás habrá otro como tú en mí vida…
— Oh… eso muy lindo Calvin…- tengo un nudo en la garganta

Escucharlo decir esas cosas ha hecho que me conmueva. Suena tan romántico. En otra situación solo sonreiría amplio y suspiraría, pero las hormonas han hecho un caos de mí, así que las ganas de llorar empiezan a predominar en mí.

Parpadeo varias veces para impedir que las lágrimas se escapen de mis ojos.

Calvin sigue sosteniendo mi mano, mirándome fijamente… muerdo mi labio inferior un poco.

— Por eso estoy aquí- continúa— porque no quiero darme por vencido, quiero recuperar lo que teníamos…
— Pero… el bebé…- murmuro
— Es mío…- niego con la cabeza
— No puedes estar seguro- hago un puchero— Ni siquiera yo sé quién es el papá…- bajo la cabeza un poquito avergonzado
— No importa…- Calvin acaricia mi mano— pero si es tan importante para ti saberlo, siempre hay formas de averiguarlo antes de que nazca…- levanto la mirada sorprendido
— ¿Una amniocentesis?- murmuro nervioso
— Tal vez…

Paso saliva aún más nervioso. La verdad es que el doctor Kim Jong Woon me lo explicó, y no estoy muy convencido de hacer esa prueba. Solo imaginarme que introduzcan esa aguja en mi abdomen me da escalofríos.

— Y-yo….
— No te preocupes, piénsalo…- Calvin me dice— No tienes que hacerlo sino quieres…- asiento con la cabeza aun sintiéndome nervioso —Bien… ¿Qué más deseas hacer ésta noche cariño? – Calvin cambia de pronto el tema, sonrío
— No sé… - muerdo mi labio de nuevo— en realidad hay algo que me gustaría… pero no sé, no creo que sea correcto
— ¿Qué cosa cariño?

Volteo a ver a nuestro alrededor. Lo que estoy a punto de decir es algo que no debe escuchar nadie más. En parte porque me sentiría avergonzado y por otra, porque en el fondo me siento como si estuviera traicionando a Henry…

— Podríamos…- dudo de lo que voy a decirle
— ¿Sí?
— ¿Podríamos ir a… un hotel?- siento mis mejillas calientes

Calvin se ha quedado en silencio. Paso saliva muy nervioso. Tal vez no debí ni siquiera pensarlo. Esto es demasiado vergonzoso y humillante. Ni siquiera me atrevo a verlo a la cara. Seguramente debe estar pensando que estoy loco, sobre todo por la situación en la que estamos. Es decir, tengo cuatro meses de embarazo, ¡y no sé de quién es el bebé!

Cuatro meses, una semana, seis horas…

No sé cómo llegamos tan rápido. Y mucho menos como logró meter la llave en la puerta de la habitación…

Doy unos pasos hacia atrás hasta que mi espalda pega con la pared. Sus manos tiran de mi camisa hacia arriba hasta que logran quitarla por encima de mi cabeza. Sus labios están muy demandantes sobre los míos, y no me quejo, en realidad estoy demasiado encendido como para hacerlo.

Cuatro meses… han pasado cuatro meses desde que Calvin y yo estuvimos juntos de esta forma, y estoy demasiado emocionado, tanto que todo en mi mente se ha borrado. En este momento, no existe nadie más que nosotros dos.

— Mimi… cariño…- susurra en mi oído antes de besar mi cuello y recorrer con su lengua mi cuello, clavícula y pecho hasta detenerse en uno de mis pezones
— Calvin…- gimo al sentir la humedad de su lengua

Mis manos en sus hombros para mantenerme en pie. Estoy demasiado sensible, me pregunto si tiene algo que ver con el embarazo, si es así… ¡Dios Bendito! ¡Gracias bebé! ¡Papi te lo agradece!

Calvin desabrocha su camisa y empieza a deslizarla por sus brazos, está tardando demasiado así que lo ayudo para deshacernos de la ropa. Sus manos continúan con mis pantalones, y yo hago lo mismo con los suyos.

Nos quedamos solo en ropa interior. Eso me hace detenerme un momento. Acabo de recordar que mi cuerpo está cambiando, y mi abdomen luce abultado…

— ¿Qué ocurre?- Calvin levanta la mirada
— Yyo…- suspiro hondo— ¿no luzco gordo?- Calvin levanta una ceja
— Cariño…- sonríe un poco

Pone ambas manos sobre mi abdomen. Con suavidad las desliza acariciándolo.

— Estas embarazado, es obvio que tu abdomen luce abultado, pero es el bebé…
— ¿Te parezco atractivo?- muerdo mi labio
— ¿Qué si me pareces atractivo?....- quita una de sus manos de mi abdomen para tomar mi mano y luego llevarla hasta su entrepierna— ¿Te parece suficiente prueba?- pregunta cuando siento su erección. Sonrío.
— Oh…

Calvin sonríe y se inclina para cubrir mis labios con los suyos, sus manos se deslizan hasta colarse en mi ropa interior. Suspiro cuando su mano toca mi pene hinchado, necesitado. ¡Dios! Yo mismo empujo mis caderas hacia su mano, urgiendo su toque.

Echo mi cabeza hacia atrás, rompiendo el beso y dejo escapar un gemido cuando su mano se aprieta alrededor de mi pene y poco a poco se mueve masturbándome.

— Calvin…- gimo
— Me gustan esos soniditos sexys que haces… nunca te los había escuchado…- muerdo mi labio

Con ambas manos desliza mis calzoncillos hasta el piso, y hace lo mismo con los suyos, caminamos hacia la cama dejando en el camino nuestra ropa interior. Completamente desnudos nos dejamos caer en el colchón. Debo admitir que estoy emocionado y acalorado.

— Más… Calvin… quiero que me toques más…- susurro

Calvin extiende su mano hacia el tocador para tomar la pequeña botella de lubricante que el motel en el que nos encontramos tiene a disposición de sus clientes. De nuevo muerdo mis labios cuando sus dedos empapados comienzan a provocar mi entrada, mientras su otra mano de nuevo me masturba.

Dejo caer la cabeza en la almohada, mi mente está nublándose, apenas si logro mantenerme quieto con el placer que estoy sintiendo. Continúo empujando mis caderas sin poder decidirme que deseo más, su mano en mi pene o sus dedos en mi entrada.

— Calvin… por favor…
— Si Mimi, lo que quieras…- se inclina hacia mis labios para besarme de nuevo y al mismo tiempo alcanzar el condón para ponérselo

Estoy demasiado desesperado, así que los segundos que tardó en ponérselo se me hicieron eternos, pero apenas sentí su pene empujándose en mi interior me hicieron de nuevo perder la noción del tiempo, del lugar y de todo…

Cuatro meses, una semana, 12 horas…

Aunque hoy por la mañana desperté con una sonrisa de oreja a oreja y un poco adolorido de las caderas, en estos momentos me siento demasiado nervioso y ansioso. Entre más nos acercamos a la casa, mi estómago se siente más revuelto.

Son las 7 de la mañana, estoy seguro que aún están en casa Kyu y Henry, ¿Qué van a pensar si me ven llegando a esa hora con Calvin?

Muerdo la uña del dedo meñique de mi mano. ¿Qué le digo a Henry?

Henry es quien más me preocupa, se supone que hasta el momento él continúa siendo mi novio, es decir, ¡acabo de serle infiel con Calvin!

Volteo a ver a Calvin que conduce su vehículo como si no hubiera pasado nada malo. Bueno, en sí no es nada malo, sino muuuuuy bueno. Pero sé que va a lastimar a Henry.

Suspiro hondo sintiéndome demasiado culpable, y cuando el auto se detiene mi estómago prácticamente quiere salirse por mi boca.

— ¿Te sientes mal?- Calvin me pregunta, niego con la cabeza
— No, estoy bien… es solo que…- suspiro hondo
— ¿Qué cosa?- hago una mueca
— Henry…- contesto, evidentemente a Calvin no le agrada que le recuerde a Henry porque rueda los ojos
— ¿Acabamos de pasar una noche maravillosa y tú estás pensando ese tipo? – frunzo el ceño
— No es un “tipo”- le digo— es mi novio, y lo que hicimos fue desleal hacia él, yo…

Estamos discutiendo mientras caminamos hacia la puerta cuando de pronto esta se abre. Tanto Calvin como yo nos detenemos y volteamos. Henry está parado ahí, observándonos fijamente. Me pongo nervioso cuando su mirada me recorre de pies a cabeza. Sí, se ha dado cuenta de que traigo la misma ropa, y que además mi cabello está húmedo.

Aprieto los labios.

— Henry… - murmuro

Henry no dice nada, simplemente se gira y entra a la casa. Está muy enojado, y no lo culpo. Rápido entro detrás de él para tratar de explicarle, pero no me escucha, simplemente va hasta su habitación y se encierra.

No puedo evitarlo, las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas. Soy un tonto, no debí salir con Calvin…

— ¿Estas llorando porque ese tipo está molesto? – Calvin se pone frente a mí — ¿Cómo debo sentirme por eso yo? ¡Dime!

Aprieto los labios, y lloriqueo más. Me da mucho sentimiento que Calvin me grite, y más en momentos como estos.

— ¡Dios! ¡Deja de llorar!- Calvin manotea, se gira y sale de la casa molesto.

¡Oh por Dios! ¡Ahora también está enojado conmigo!

No puedo más y comienzo a llorar desconsolado. Tal vez debería solucionar esto de una buena vez y hacerme una amniocentesis. No puedo seguir así…

Mi mente se detiene cuando la puerta de la casa vuelve a abrirse. Kyuhyun acaba de entrar. Sorbo el llanto aunque sé que es evidente que he estado llorando por lo desastroso que debo lucir.

— ¿Y ahora que te hicieron el “Mostachón” y el “Wash and Wear”?

No puedo evitar sonreír al escucharlo de nuevo ponerles sobrenombres a Calvin y Henry, aunque rápido vuelvo a lloriquear.

— Mimi, ¿qué ocurre?
— Yo hice algo muy malo- hago un puchero
— ¿Algo muy malo? ¿Tú?... ¿Pateaste un gatito?- de nuevo se me escapa una sonrisa
— No puedo hablar en serio contigo…- me quejo
— Lo siento, pero no me gusta verte llorar…- suspira antes de sentarse junto a mí— De acuerdo, dime lo que ocurrió…

Suspiro hondo antes de contarle lo ocurrido. Siempre es fácil hablar con Kyuhyun, tal vez el saber que él no tiene nada que perder en todo esto me hace más sencillo el contarle todo.

— Bien, creo que el problema aquí es que sigues siendo novio del “Wash and Wear”…
— Henry
— Sí, sí… como se llame- ignora mi corrección y sigue— Y creo que para cómo está la situación, tu deberías haber terminado con él, es imposible que continúes con esa relación cuando hay dos personas más involucradas en toda esta situación…
— ¿Dos? – Pregunto confundido
— Sí… El “Mostachón” y yo- abro los ojos muy grandes
— ¿Tú?- Kyu carraspea
— Sí, bueno, lo digo para explicar la situación
— Ah…
— En fin, creo que deberías hablar con ambos y dejarles en claro que eres un joven soltero, y que si quieren continuar siendo parte de esto, deben aceptarlo

Me quedo viéndolo fijamente a los ojos, pensando en lo que acaba de decirme. Sí, tal vez tenga razón, tal vez debería dejar en claro que no tengo compromiso con ninguno de los dos, poner mis límites y… parpadeo cuando de pronto siento demasiado cerca a Kyuhyun.

Su rostro demasiado cerca del mío. Por instinto me hago hacia atrás un poco sorprendido. Kyu carraspea.

— Si bueno… es lo que pienso- dice mientras gira su rostro, decido ignorar lo que pasó, fue extraño, pero no creo que sea importante
— Tienes razón- sonrío
— ¿En serio?
— Sí.- Me pongo de pie decidido— Le diré a Henry que salga conmigo esta noche
— ¿Qué? ¡Eso no fue lo que dije!- sonrío
— Lo sé, pero creo que lo justo es tener una cita con él también, y entonces podremos hablar a solas…
— ¡Pero eso puedes hacerlo ahora, no es necesaria la cita!
— ¡Iré a hablar con él! – digo sin escuchar realmente lo que me dice
— ¡Mimi!

Estoy muy decidido a dejar todo en claro desde ahora. No quiero seguir preocupándome por herir susceptibilidades, si están aquí es porque quieren, así que tienen que entenderme. Además, yo soy el embarazado, deberían preocuparse un poco más por mis necesidades, ¿no?
Share:

4 comentarios:

  1. En un inicio dije "Pediré mi KyuMi si llego a leer más de CalvinxMimi" pero fue lindo, aunque Calvin siga sin caerme bien u.u Sigo pensando que es un manipulador e.e

    Y qué gacho Mimi engañando a su novio. Digo, lo del embarazo se dio antes de ser novio de él, pero se supone que está viviendo con los tres y no aclaró las cosas. Y pa rematar las hormonas le quitaron el sentido común porque entendió lo que quiso de lo que le dijo Kyu y ahora va a hacer todo un lío.

    Y mientras el Cho ahí sufriendo, porque no le salen sus tretas de ganarse a Mimi ;^;
    Adoro eso de él xD Ya dije, soy Kyu team, así que más le vale a Mimi que espavile >.<


    Muchas gracias por escribirlo y compartirlo *w*

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con la stalker en eso que Mimi entiende lo que le conviene de kyuhyun xD y también en eso que calvin es un manipulador y nos cae mal.
    Y bueno, sí me sentí mal por henry, porque ama a Mimi y se supone son novios. Al menos ahora por fin Mimi va aclarar ese punto con los dos.
    Y pobre kyu Hahahaha le sale todo mal. Pero es que tampoco es muy contundente. Debería robarse a Mimi y recordarle porque está ahí, esa noche loca en el baño no fue suficiente.
    Y yo estoy entre el HenTeam y KyuTeam >.<

    ResponderEliminar
  3. Kyu quiere a Zhoumi~ lo se, y Zhoumi debería querer a Kyu, así debe ser ;-;
    Mi debe ver por su salud mental xD y el unico que no le causa conflictos es Kyu
    Ay! Mis QMi feelings T^T

    ResponderEliminar
  4. bueno creo que deberia escuchar a Kyu, no mantener ninguna realcion sentimental en especial con nadie y asi pues no habría estos malos entendidos, además a mi tampoco me agrada Calvin, bueno, hay que seguir leyendo

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts