Bajo el mismo cielo... Capitulo 25

Ki Bum (POV)

Me sostengo de la pared cuando todo me da vueltas, pero tan solo intento dar un paso hacia la cama cuando de nuevo caigo al piso, ésta vez intento sostenerme de donde sea, me golpeo en el estómago con una silla.

— ¡Aaaaaah!- grito por el dolor

¡¿Qué me pasa?! El dolor se vuelve más fuerte, de pronto todo deja de darme vueltas. Es como si el efecto de las pastillas que Eli me ha dado de la nada desapareciera  y me hicieran más consciente del dolor.

— ¡ELI!- grito — ¡ME DUELE!

Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas, llevo mis brazos a mi estómago y me doblo del dolor.

— ¡ELI!-grito de nuevo hasta que Kevin y Eli corren a ayudarme
— ¿Qué? ¿Qué tienes? –Eli me pregunta mientras me sostiene del brazo, jalándome para levantarme del piso
— Me duele Eli… me duele – me quejo al sentir el jalón directamente en mi abdomen
— Eli, espera…- Kevin lo detiene al darse cuenta de que en verdad estoy sufriendo- ¿dónde te duele Ki Bummie?- respiro hondo, empiezo a sufrir de algunos escalofrío
— El abdomen…- contesto, mis dientes empiezan a titiritar- me golpee con la silla en el abdomen
— Tranquilo, respira hondo…- Kevin acaricia mi cabeza, quitando algunos mechones de cabello de mi frente

Poco a poco me ayuda a acostarme por completo en el piso, respiro profundo intentando alejar de mi mente la idea de que me duele.

— Ten… esto te ayudará- Eli lleva algo a mi boca y yo simplemente lo acepto.

Es una pastilla. Cierro los ojos. El movimiento de la mano de Kevin en mi cabeza y la pastilla empiezan a relajarme.

— ¿Te sientes mejor?- me pregunta cuando mi respiración empieza a desacelerarse
— Si…- susurro
— Vamos corazón, te llevaré a la cama- Eli me carga y me acomoda en la cama

Suspiro hondo apenas mi cuerpo toca el colchón. Aun siente un poco de dolor, pero me siento tan relajado por la pastilla que cierro los ojos y empiezo a dormitar. Escucho a lo lejos a Kevin y Eli hablar, moverse alrededor, pero no presto atención, estoy más dormido que despierto…


Jae Jin (POV)

De nuevo estoy sentado frente a la computadora buscando información, ésta vez todo lo relacionado con los cuidados del bebé. Sé que aún faltan algunos meses para tener a mi bebé en brazos, pero quiero estar preparado, además, quiero saber cuánto tiempo necesito dejar pasar para poder buscar un trabajo sin preocuparme de que el bebé necesite de mí.

Muerdo mi labio mientras leo el monitor, estoy demasiado concentrado que ni siquiera me doy cuenta de que Jong Hoon ha llegado al departamento.

— ¡Hola!- sonrío cuando lo escucho
— Hol…- me giro para verlo y me quedo callado al ver lo que trae en sus manos… - ¿y eso?- pregunto curioso
— Oh, ¿esto?- Jong Hoon levanta el hermoso ramo de rosas blancas que trae con él

Me pongo de pie y camino hasta él. Paso mis dedos por las flores. Están hermosas.

— Lo traje para ti- abro los ojos muy grandes
— ¿Para mí?- frunzo el ceño sin entender

Al mismo tiempo, puedo sentir el calor subiendo a mis mejillas, ¿me ha traído flores? Muerdo mi labio de nuevo, ésta vez nervioso. Extiendo mi mano y tomo el ramo.

— Sí- Jong Hoon camina hacia el comedor para dejar sobre la mesa una bolsa de papel con pan— Hoy fui a dejar los papeles al registro- levanto la mirada sorprendido
— ¿Papeles?
— Encontré un acta tuya, espero que no te moleste que la haya tomado para sacar una actualizada- ahora sí que estoy sorprendido- en fin, junté los papeles y hoy fui a entregarlos
— Aja…- paso saliva nervioso
— Mañana nos casamos- mi corazón se acelera
— ¿Qué? ¿Mañana?
— Así es, mañana, entre más pronto mejor, así podremos ir al hospital a que te realicen un chequeo completo, ¿no crees?

Tengo un nudo en el estómago. Necesito sentarme. Camino hasta la mesa, jalo una de las sillas, dejo el ramo en la mesa y me siento. Respiro hondo.

— ¿Tan pronto? – levanto la mirada para verlo a los ojos— Ni siquiera le hemos dicho a nadie… - Jong Hoon frunce el ceño sorprendido
— ¿Decirle a quién?- paso saliva de nuevo
— No sé… a nuestros amigos…
— Mmm…- se encoje de hombros— si quieres diles, yo no pensé que quisieras invitarlos, es decir, la boda solo será por el civil y de forma rápida para poder comenzar con los trámites del seguro- aprieto los labios
— Tienes razón…- suspiro— no tiene caso, ya les diremos después, tal vez y ni siquiera haya necesidad de hacerlo…- murmuro

De pronto el breve momento en que me sentí emocionado por recibir el ramo se esfumó por completo y fue remplazado por un extraño sentimiento de desilusión y tristeza.

Veo fijamente el ramo en la mesa. Es blanco, con algunos listones del mismo color. Es más que obvio que es un ramo de novio. Sonrío levemente. Es bonito, lástima que esto no sea realmente una boda de ensueño.

Geun Suk (POV)

— Quédate aquí- le digo a Hong Ki
— Pero…- intenta protestar
— ¡Quédate!- le repito, ésta vez alzo la voz
— De acuerdo…- refunfuña acomodándose de nuevo en el asiento del coche

Abro la puerta y bajo. Me acomodo el saco mientras observo la gran casa delante de mí. Realmente ese tipo tiene buen gusto, aunque me parece exagerado el tamaño. ¿Qué pretende? ¿Sentirse el rey de Seúl? Bufo molesto.

Rodeo el carro y camino hasta la entrada principal. Me detengo unos segundos e intento ver por las pequeñas ventanas en la puerta de caoba. Extiendo mi mano y toco el timbre.

De nuevo me acomodo el saco, debo admitir que me siento ansioso y nervioso de volver a ver a mi querido Hyung Joon. Desde aquella vez en casa de Young Saeng no he podido verlo. Ni siquiera sabía dónde encontrarlo, su antigua casa está prácticamente abandonada, ni su madre ni su hermano están ahí.

— ¿Sí? ¿A quién busca?- un joven abre la puerta
— ¿El joven Kim Hyung Joon está en casa?- el jovencito levanta una ceja
— ¿Kim? – ruedo los ojos
— Lo siento- sonrío tratando de ser amable— la costumbre, el joven Park Hyung Joon- el joven sonríe
— Ah, sí, claro. ¿A quién debo anunciar?
— Jang Geun Suk
— Por supuesto, espere un momento- me dice dejándome pasar al recibidor

Observo todo a mí alrededor. Realmente esta casa es impresionante, pero demasiado grande solo para dos personas. Volteo a ver a las escaleras esperando a que baje por ellas, pero me sorprendo cuando lo escucho salir por uno de los pasillos.

— ¿Geun Suk? – abro los ojos muy grandes cuando lo veo en una silla de ruedas

Aprieto los labios conteniendo mi creciente enojo contra ese tipo con el que se casó. Me acerco a él demasiado preocupado.

— Cariño, ¿qué te pasó? ¿Estás bien?
— ¿Esto?- Hyung Joon señala la silla- oh, no te preocupes, estoy bien, solo fue una torcedura en el pie, pero Jung Min es demasiado exagerado y me ha hecho usar esta cosa desde que me lastimé
— ¡Ese idiota! ¡Te trata como un inválido! ¡De seguro lo hace para mantenerte aquí encerrado!- me enfurece solo de pensar en lo que ese tipo hace
— No es eso Sukkie, solo está preocupado y…- se queda callado
— ¿Qué cosa?- le insisto
— Nada…
— ¿Qué te hizo? ¡Sé que algo te hizo!
— Sukkie, por favor, tranquilo. – suspira—Si vas a seguir así creo que lo mejor es que te vayas

Respiro hondo. Cierro los ojos unos segundos para controlar mi molestia. Cuando lo logro abro los ojos de nuevo.

— De acuerdo…
— Bien…- sonríe amplio— Eun Ho, ¿podrías traernos café y galletas?- le dice al joven que abrió la puerta
— Claro…- hace una venia y sale
— Ven, siéntate un momento- me dice señalando unos sillones en el recibidor

Hago lo que me dice, me siento y espero a que él se acerque. No puedo apartar mis ojos de él, se ve más hermoso, parece que ha cambiado un poco, aunque hoy luce un poco triste y eso me hace pensar que en verdad no es feliz aquí.

Me inclino para tomar su mano entre las mías.

— ¿Qué ocurre? ¿Por qué luces un poco triste? – Hyung Joon suspira
— Es Ki Bum…
— ¿Qué pasa con tu hermano?- hace una mueca
— Han pasado muchas cosas Sukkie…

Hyung Joon de pronto comienza a contarme todo lo que ha ocurrido con su familia en las últimas semanas después de su boda. Desde la partida de su  madre  a Colombia, la llegada de su hermano a su casa, y lo más preocupante la adicción de éste a las pastillas. Aunque aún siento que hay algo que no me ha dicho.

De nuevo tomo una de sus manos entre las mías y la acaricio un poco. Me inclino hacia él para acercarme.

— ¡Buenas tardes!.

Ambos giramos la cabeza cuando escuchamos el saludo. Apenas veo a Jung Min parado en la puerta siento de nuevo mi ira subir. Frunzo las cejas y me pongo de pie para enfrentarlo.

— Buenas tardes!- contesto dando un paso adelante
— Jung Min… Geun Suk vino a visitarnos- ruedo los ojos, no, no fui a visitarlos, solo fui a verlo a él— estaba preocupado porque no ha sabido nada de nosotros y…
— Te veo en nuestra habitación- Jung Min lo interrumpe, se gira y sube las escaleras ignorándonos

Eso definitivamente me ha hecho enojar más. No me ha gustado la forma en que le ha hablado a Hyung Joon, así que intento ir detrás de él, pero una mano me detiene del brazo. Volteo a ver a Joon.

— Déjalo Sukkie, está preocupado al igual que yo…— suspira hondo— no quiero correrte, y agradezco tu visita pero…
— Ven conmigo- le digo sin pensarlo dos veces
— ¿Cómo?- abre los ojos muy grandes
— Lo que escuchaste— me pongo de cuclillas frente a él— vámonos, yo sé que no quieres estar aquí, él no te merece, tu mereces algo mejor, alguien que te ame por sobre todas las cosas, que te trate como lo más preciado, tu…
— Sukkie— Hyung Joon me interrumpe poniendo una de sus manos en mi mejilla— sabes que te quiero, siempre has sido un buen amigo y por eso debo decírtelo, no voy a irme, las cosas no están tan mal como piensas… solo… solo estamos preocupados

Aprieto los labios. Estoy molesto pero no con él, así que simplemente me contengo. Me pongo de pie de nuevo.

— De acuerdo. Pero cuando me necesites, aquí estaré para ti…
— Gracias…- su hermosa aparece en su rostro

No estoy tranquilo, pero por lo menos ya sé dónde vive, y puedo llegar a él cuando me necesite, y sé que me necesitará…

Young Saeng (POV)

— Entonces, ¿a dónde vamos?- le pregunto a Hyun Joong apenas se sube al auto en el asiento del conductor
— Es una sorpresa- sonríe un poco travieso, levanto una ceja
— Espero no estés llevándome a un hotel o algo parecido- voltea a verme, lleva una mano a su pecho haciéndose el ofendido
— Por Dios Saeng, apenas si nos conocemos – ruedo los ojos- No soy esa clase de chicos
— Sí claro…- contengo mi sonrisa
— Bueno… - enciende el auto — voy a admitir que era mi plan “B”, pero como has dicho que no, entonces me centraré solo en el plan “A”- comienza a manejar
— ¿Y se puede saber cuál es ese plan “A”?
— Espero que te guste la langosta…- sonríe amplio

Frunzo el ceño. Espero sea una broma. ¿Langosta? ¿Vamos a cenar? ¿A qué clase de restaurante me lleva? Empiezo a sentirme un poco ansioso, y mi corazón se acelera cuando veo que se estaciona afuera de uno de los hoteles más lujosos de la ciudad. Volteo la vista para ver hacia arriba, el restaurant está en el último piso y desde ahí puede verse todo Seúl.

Lo sé porque ha salido en muchas revistas, yo jamás hubiera soñado estar en un lugar así. Lo más que he llegado es el lugar a donde fuimos con Jung Min y Hyung Joon, y la verdad no era tan lujoso.

— ¿Por qué mejor no vamos a…? —no se me viene nada a la cabeza
— No te pongas nervioso, solo es un restaurante- me dice antes de bajar del auto
— Pero… - lo veo rodear el carro después de entregarle las llaves al valet parking

Pongo mi mano en la manija para abrir la puerta y salir, pero antes de hacerlo ésta se abre. Otro valet parking la ha abierto por mí. Hyun Joong llega y extiende su mano para ayudarme a bajar.

¡Oh rayos! Debo admitir que eso fue genial…

Lo genial pasó rápido, porque cuando empezamos a caminar hacia el interior, sentí que las piernas me temblaban y que todos a nuestro alrededor nos observaban, serían testigos entonces de mi estrepitosa caída o algo peor.

Afortunadamente llegué sano y salvo, y mi orgullo también, al último piso del hotel. Cuando las puertas del elevador se abrieron el aire comenzó a faltarme, la elegancia del lugar es demasiado abrumadora.

Prácticamente Hyun Joong tuvo que sacarme del elevador jalando de mí. Mi rostro debe estar completamente rojo porque me siento un poco apenado con él.

— Reservé la mejor mesa
— Genial…- contesté entre dientes

¡Sí, genial, más gente estará al pendiente de mis movimientos solo porque tengo la mejor mesa!

Volteo a ver a Hyun un poco sorprendido cuando lo escucho reírse. Ladeo la cabeza y abro mucho los ojos cuestionándole en silencio que diablos le pasa.

— Te ves como un chihuahua asustado- frunzo el ceño
— No te burles…
— Oh vamos, solo relájate, no es la gran cosa- Hyun dice hablando en voz alta y moviendo su mano señalando todo a nuestro alrededor

Tengo unas ganas inmensas de tapar su boca e inmovilizar su mano. Ahora ha llamado más la atención.

El hooste nos lleva hasta nuestra mesa. Debo admitir que definitivamente es la mejor. Junto al gran ventanal, con la maravillosa vista de la ciudad. Sonrío. Un poco embobado me siento en donde me indican.

— ¿Les traigo algo de beber?- el hooste pregunta
— Un Chateau Petrus…

Volteo a ver a Hyun Joong sorprendido. ¿Un qué? De nuevo, él empieza a reírse, pero se controla hasta que el hooste se retira después de dejarnos las cartas.

— Relájate…- vuelve a decirme
— No puedo, ¿qué diablos acabas de ordenar? – pregunto levantando la carta para leerla, frunzo el ceño— ¿qué rayos son estos platillos?

De nuevo Hyun Joong se ríe. Suspira, se pone de pie y toma mi mano para hacer que me ponga de pie. Estoy un poco confundido.

— De acuerdo, ya entendí, esto no es lo tuyo, vayamos a otro lado entonces, ¿A dónde quieres ir?

Abro la boca sorprendido. Hyun me sujeta de la cintura y me acerca a él, nuestros rostros demasiado cerca.

— ¿Es en serio?- pregunto incrédulo
— Es en serio- sonrío
— ¡Gracias Dios!- suspiro aliviado
— Sé que soy grandioso, pero no soy Dios. Pero dime, ¿a dónde quieres ir?- ruedo los ojos
— Se me antoja una pizza- contesto

Hyun Joong de nuevo ríe, comenzamos a caminar hacia la salida del restaurante. El hooste pregunta si algo está mal, Hyun solo le dice que hemos cambiado de opinión, y le da una propina. El pobre hombre se queda un poco confundido. Hyun y yo subimos al elevador y comenzamos a reírnos de su expresión.

Empiezo a sentirme relajado, emocionado y demasiado aliviado de que no insistiera en seguir en ese lugar, no puedo sentirme yo mismo cuando en mi mente solo tengo una sola cosa, no hacer el ridículo.

De pronto Hyun Joong me acorrala en el elevador, su mano sosteniendo mi cuello, su rostro muy cerca del mío.

— Sí, realmente me gustas…- murmura antes de besarme

¡Rayos! Mi corazón va a salirse de mi pecho…

Jung Min (POV)

Camino de un lado a otro en la habitación. Estoy muy molesto. He pasado todo el día tratando de encontrar a Ki Bum para evitar que mi adorado esposo se sienta culpable por que a su hermanito se le ocurrió escapar de la casa, y ¿Qué obtengo? ¡A ese tipo en mi casa, casi besando a Hyung Joon!

Me quito el saco, lo arrugo y lo aviento a la cama con fuerza. Gruño molesto. Respiro hondo varias veces para intentar contenerme.

Me detengo frente a la ventana y la abro. Respiro hondo el aire fresco. Levanto la mirada para ver la luna que empieza a iluminar la noche. Vienen a mi mente todos estos años en que de una u otra forma terminaba de la misma manera: viendo la luna y pensando en él.

¿Qué está pasando? ¿Por qué las cosas no están funcionando? ¿Por qué las cosas no son como yo las soñé?

Me giro al escuchar la puerta abrirse, Hyung Joon entra cojeando a la habitación. Evidentemente ha dejado la silla en el recibidor y subió así hasta la habitación. Niego con la cabeza. ¿Qué diablos está pensando? ¡Pudo caerse!

— ¿Cómo te fue? – pregunta casual
— Tuve muchas cosas que hacer, ¿Y a ti? ¿Cómo te fue? – buffo sin poder contener mi enojo— Claro, lo olvidaba, te fue bien, has tenido una visita importante, ¿no?

Hyung Joon rueda los ojos, camina hasta la cama y se sienta.

— Estas molesto… - me dice
— ¿Tengo algún motivo para estarlo?
— No lo sé, tu siempre encuentras uno… ¿sabes? No estoy de humor para tus celos estúpidos Jung Min, tengo cosas más importantes en que pensar, Ki Bum no ha regresado y no tengo idea de dónde encontrarlo
— Tu hermano es más importante que nuestra relación, lo entiendo
— ¿Qué?- Joon voltea a verme sorprendido— ¿Estas bromeando?
— No, no lo estoy

Puedo sentir como poco a poco empiezo a perder los estribos, aun intento contenerme, pero ver a ese tipo aquí realmente me puso de muy mal humor.

— ¡Es mi hermano! ¡Claro que es importante! ¡¿Y si le pasa algo a él o a su bebé?! – empieza a gritarme
— ¡No parecías muy preocupado mientras dejabas que ese tipo sostuviera tu mano!
— ¡Solo estaba intentando consolarme! ¡Entiende! ¡Mi hermano está ahí afuera seguramente drogándose, poniendo la salud de su bebé en peligro! ¡Tú…!

El sonido de mi celular interrumpe nuestra discusión. Respiro hondo varias veces antes de contestar. Camino de un lado a otro de nuevo en la habitación.

— ¿Sí? – contesto un poco golpeado
— Oh… ¿estás ocupado? – Woo Shik pregunta, de nuevo respiro hondo  y bajo el tono de mi voz
— Un poco, pero dime, ¿qué ocurre?
— Bien, creí que querrías saberlo lo antes posible- me dice— encontré la dirección de ese chico, “Eli”
— ¿Su dirección?- abro los ojos, sorprendido
— Sí, ¿quieres que te acompañe? sé dónde queda y…- niego con la cabeza
— No Woo Shik, no es necesario que me acompañes, sólo envíame la dirección por mensaje de texto, ¿de acuerdo?
— Uh… bien, de acuerdo…
— Gracias Woo Shik, eres increíble… - le digo realmente agradecido
— ¡Lo sé!- sonrío al escuchar su respuesta
— Nos vemos mañana
— Si, que tengas buena noche…

Corto la llamada, aún estoy sonriendo por su respuesta. Niego con la cabeza intentando sacar eso de mi cabeza.

Hyung Joon (POV)

Frunzo el ceño mientras observo a Jung Min hablar por teléfono caminando de un lado a otro en la habitación. De pronto la expresión en su rostro cambió por completo, ahora sonríe demasiado. Decido ignorar su llamada y comenzar a cambiarme de ropa. Empiezo a desabrocharme el pantalón.

— Gracias Woo Shik, eres increíble…

Volteo rápido a verlo. ¿Quién es Woo Shik? ¿Increíble? ¿Acaso tiene poderes o porque le ha dicho eso? ¡JA! Y todavía tiene el descaro de molestarse conmigo por haber recibido a Geun Suk mientras él no estaba, y ahora él está elogiando a quien sabe quién, ¡y frente a mí!

— Nos vemos mañana

¿Mañana?

Corta la llamada, aún tiene esa sonrisa idiota en su rostro. Sigo frunciendo el ceño sin dejar de verlo.

— ¿Quién es Woo Shik? – le pregunto

Jung Min de inmediato levanta la mirada, como si apenas se diera cuenta de que sigo aquí. La sonrisa se le borra.

— Mi secretario- contesta, levanto una ceja
— ¿Desde cuando tienes secretario?
— Desde ayer en la mañana
— ¿Por qué no lo sabía?
— Realmente no hemos hablado mucho en los últimos días, hasta ayer en la noche…

Bien, tiene razón… me giro para dejar de verlo, me siento molesto por esta situación.

— Tengo la dirección de Eli- me dice

Volteo de nuevo a verlo, está revisando su celular, seguramente el mensaje de texto que le envió su “secretario”. Pero decido dejar pasar ese asunto del secretario, lo más importante es que tiene la dirección de ese chico, Eli, y seguramente Ki Bum está con él.

Lo veo buscar una chaqueta y caminar hacia la puerta.

— ¿A dónde vas?
— A buscar a tu hermano
— ¡Voy contigo!
— No, tú quédate aquí- me pongo de pie molesto
— ¡Yo voy contigo!- rueda los ojos
— Bien…


Tomo rápido la primer chaqueta que encuentro e intento caminar lo más rápido que puedo con el pie aún vendado. Quiero ir por Ki Bum, traerlo aquí, a un lugar seguro en donde pueda ayudarlo…
Share:

8 comentarios:

  1. Wow esta genial, continúa pronto por favor, quiero saber que pasa con ki bum y su bebé al igual que el MinJun.
    Que genial baby celando a Jung Min, y el ... El siempre ha sido un celoso de primera.
    No me gusta la confiancita que esta teniendo ese "secretario" con mi hermoso caballo, eso va ha ocasionar que baby y el tengan problemas.
    Yo quiero ver juntos a baby y caballo (MinJun) y espero que ellos también llegue a tener a sus bebés, ñ.ñ ( lo se me estoy llendo muy lejos, pero no importa).
    Espero ansiosa el siguiente capítulo, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me voy a poner vieja(?) de hacer fuerza!!!
    El MinJun esta loco!!!
    Alguien que patee el culo embarazado de Kibum!!!!
    Y que manden lejos al "secretario" eso...no me gusta nadita nadita!!!

    ResponderEliminar
  3. Espero que puedan llegar a tiempo para evitar que algo malo le pase al bebe o a Kibum.
    Ahora ambos andan celositos eso podría ser hasta cierto punto bueno solo que esa confianza entre Min y su secre no me termina de cuadrar.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen capítulo, ese jung min y esa confiancita con el secretario no me da buena espina presiento que tarde o temprano va a meter la pata... pobre kibum ojalá que cuando lo encuentren no sea tarde y no le haya pasado nada a el y a su bebé y ahora si acepte que está mal y este dispuesto a recibir ayuda, gracias por este nuevo capítulo.

    ResponderEliminar
  5. pobre Bum que lo ayuden ...
    Y en serio que ese secretario es detestable ... el quiere algo mas y me late que el idiota de Min podria seguirle el juego ... y no no lo quiero ... Jun ya sufrio mucho ppr Min...
    no quiero un maldito tercero entre ellos ... acaso tan insignificante es el amor que Min dice tener por Jun ... no quiero mas engaños Min reacciona Jun te respeta el si te respeta ..... nunca acepta ninguna insinuacion de Suk y tu :-\
    espero no te equivoques nuevamente :'(

    ResponderEliminar
  6. Ki Bum… Ki Bum, ¿podrás vivir en paz con tu conciencia cuando sepas las consecuencias de tu última acción?

    Si yo fuera Jae Jin y Jong Hoon me sorprendiera con sus acciones y detalles también estaría confundida.

    Hyun Joong no serás Dios, pero estas muy cerca de ser uno… te envidio Saeng (pero sanamente)

    ¡ODIO A GEUN SUK!… ¡ODIO A HONG KI!...¡ODIO A WOOK SHIK!… ¿alguien más quiere unírse?

    ResponderEliminar
  7. Y que sea rápido, ese pobre muchacho está perdido, necesitará todo de ti Junnie, y más ahora con lo que sucedió…
    Jung Min realmente eres un imbécil, sí, Geun Suk tiene intenciones con Hyung Jun y lo besó en su boda, pero no tienes por qué darte con el pobrecito muchacho, ¿acaso lo llamó? Jun no es un descarado igual que tu, así empiezan todos, idiotizados por los encantos de los lame botas que contratan, luego los problemas solo aumentarán y te irás a buscar consuelo con él, corre estúpido, pero luego te vas a arrepentir.
    ¡Jae Jin! Coshita te casas n_n no es lo que soñabas pero no sabemos lo que pasa por la loca cabeza de Jong Hoon, solo espera, con esto, la llegada del bebé se unirán más, y con todo el corazón deseo que algún día se digan un “te amo”
    Young Saeng más chistoso y mueres XD me divertí mucho contigo y Hyun Joong n_n son el uno para el otro, sigan así chicos.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts