Bajo el mismo cielo... Capitulo 24

Hyun Joong (POV)

Sonrío satisfecho cuando lo veo caminar detrás de Seung Hyun, luce bastante sorprendido y contrariado, pero eso no me hace sentir rechazado, al contrario, me parece que está más nervioso por estar en una cita conmigo y no saber cómo comportarse, que por no querer estar aquí, así que sí, estoy sonriendo satisfecho.

Camino detrás de ellos con las palomitas en mis manos. Min Hwan y Seung Hyun se sientan juntos, dejando a Young Saeng junto a mí, lo cual aprovecho. Apenas apagan las luces, pongo las palomitas en sus piernas haciéndolo saltar del susto.

— Lo siento- le sonrío inocentemente— pensé que así sería más fácil
— Oh… sí, está bien…- contesta sonrojado

De nuevo dirige su atención a la pantalla, aunque puedo notar como de reojo no pierde atención de cada uno de mis movimientos.

Dejo pasar unos minutos antes de hacer mi próximo movimiento. Uno realmente muy recurrido y obvio. Estiro mis brazos hacia arriba y muevo mi cuello, como si estuviera intentando desentumirme, y en lugar de bajar ambos brazos de nuevo, dejo uno de ellos en el respaldo del asiento de Saeng.

— Estos asientos son un poco incómodos- le digo cuando voltea a verme cuando nota lo que he hecho: poner mi brazo alrededor de él
— Sí… un poco…- sonrío amplio y él vuelve a girar su rostro hacia la pantalla

De nuevo, dejo pasar unos minutos antes de ponerme más cómodo y dejar que mi mano toque un poco su hombro. Puedo sentirlo tenso aun y cuando es muy leve el roce entre nosotros. Observo fijamente su rostro, es tan guapo, y se ve tan lindo intentando fingir que no le afecto.

Cuando pienso que ya no luce tan estresado, me inclino hacia él, pegando mi rostro al suyo, llevando mi mano libre hacia sus piernas… Saeng brinca asustado y voltea, sus labios muy cerca de los míos.

— ¿Qué haces?- pregunta nervioso, y yo sonrío
— Busco un poco de palomitas- le digo moviendo los ojos indicándole que mi mano está dentro del bote de palomitas
— Oh…- Saeng gira su rostro para constatarlo, lo veo pasar saliva nervioso.

No me resisto más, es demasiado. Cuando vuelve a girar su rostro, sin pensarlo dos veces y para no darle tiempo a reaccionar, pego mis labios a los suyos.


Rápido hace su rostro hacia atrás, sus ojos muy abiertos, demasiado sorprendido, su rostro rojo.

— Hyun…- murmura
— Lo siento…- me disculpo, aunque realmente no estoy arrepentido— es solo que no pude resistirme, me gustas demasiado…- muerde su labio avergonzado
— No digas esas cosas…- murmura

Puedo ver como se forman esos hermosos hoyuelos en sus mejillas cuando sonríe levemente, seguramente demasiado feliz por lo que le he dicho.

— Entonces…- me acerco de nuevo, esta vez susurro en su oído— ¿cuál es tu respuesta?

Young Saeng muerde su labio de nuevo y voltea a verme siendo un poco más cauto para que no vuelva a besarlo de sorpresa, eso solo me causa un poco de gracia.

— ¿Respuesta?
— Sí…- susurro acercándome de nuevo a sus labios— ¿Vas a aceptar salir conmigo?
— Y-yo… - se humedece los labios— no sé… y-yo…- sonrío
— Yo sé la respuesta por ti…- le digo— ¿quieres escucharla?- Saeng solo asiente sin decir una sola palabra…— bueno, yo digo que “Sí”, tú vas a salir conmigo, porque yo también te gusto, vamos a dejar de comportarnos como unos niños y afrontar la realidad.- sonrío— tú y yo a partir de este momento estamos saliendo oficialmente, ¿qué dices?

Young Saeng, se me queda viendo fijamente. Entre sorprendido y nervioso, pero no luce molesto por lo que acabo de decir. Aun así estoy esperando que no me suelte una cachetada o me diga un rotundo “No”.

— ¿Saeng?- vuelvo a preguntarle, lo veo abrir la boca para contestar
— ¡SHhhhhh!- alguien detrás nos manda callar

Saeng de inmediato se pone rojo, gira su rostro hacia la pantalla, demasiado apenado. Escucho a Min Hwan y Seung Hyun reírse. Suspiro hondo, volteo hacia atrás para ver a la persona que interrumpió nuestro momento, frunzo el ceño y regreso mi atención a la película, de la cual no sé ni quien actúa.

— ¿Qué les pareció la película? – Seung Hyun nos pregunta con una gran sonrisa en sus labios, es obvio que sabe que no prestamos atención
— Interesante- contesto
— ¿En serio? A mí no me lo pareció, demasiado predecible, ¿no crees?- Min Hwan es quien ahora pregunta
— No, no lo creo- contesto haciéndole caras para que dejen de molestar, Saeng no puede ponerse más rojo porque su cabeza podría explotar— Es tarde, ¿quieres que te lleve a casa?- me giro a preguntarle y así cambiar la conversación
— Oh… sí… estaría bien…- murmura aún avergonzado
— ¡Bien!

Me giro para ver a nuestros amigos.

— Nos vemos después, debo llevar a Saeng a su casa- me despido rápido, tomo de la mano a Young Saeng y comienzo a caminar
— ¡Hey! ¿No vamos a ir a cenar primero?- escucho  Min Hwan gritar a lo lejos, pero decido ignorarlo

Busco mi auto en el estacionamiento, abro la puerta y dejo que Saeng suba y luego rodeo mi vehículo para ir hasta mi puerta. Me detengo unos segundos para enviar un mensaje.

“Gracias Min Hwan. Dile a Seung Hyun que le debo una.”

Sonrío. Me subo al auto.

— Sí- volteo para ver a Saeng que acaba de hablar
— ¿Eh?- pregunto sin entender

Young Saeng gira su rostro para verme. Está sonrojado y luce bastante nervioso. Respira hondo.

— Mi respuesta… “Sí”- abro los ojos muy grandes
— Oh…- me acerco a su rostro…— esa es una respuesta muy inteligente- beso sus labios— tú y yo estamos hechos el uno para el otro, yo soy perfecto para ti
— Presumido…- murmura y eso me hace reírme a carcajadas
— Y tú puedes ponerme en el piso con una sola palabra- de nuevo lo beso— me encantas Saeng…

Hyung Joon (POV)

— Bebé…- escucho su voz a lo lejos— vamos bebé, hay que despertarse…- hago una mueca, no quiero…- anda, debemos darnos un baño… hueles a… sexo…- abro los ojos muy grandes, giro mi rostro para verlo a la cara- hola bebé, buenos días
— Jung Min…
— Claro, ¿a quién esperabas ver?- frunce el ceño y hace un puchero ridículo, eso me hace reír
— A nadie, solo estaba dormido…
— Más te vale bebé…- me da un beso suave en los labios— buenos días bebé
— Buenos días…- sonrío

Jung Min levanta las sábanas y se coloca entre mis piernas, sobre mí para abrazarme, besa mi hombro antes de levantar el rostro para verme a los ojos.

— ¿Cómo amaneciste amor?
— Cansado— suspiro, aunque me siento un poco apenado por lo que implica el amanecer cansado después de lo de anoche
— Lo siento, prometo no ser tan brusco la próxima vez- me sonrojo más
— No fuiste brusco…- murmuro— es solo que… no sabía que el sexo podría ser demasiado ejercicio…- muerdo mi labio

¡Dios! ¿De dónde salen esas palabras? ¿De qué diablos estoy hablando? Jung Min ríe porque definitivamente está notando lo avergonzado que me siento. Jung Min besa mis mejillas y poco a poco baja hasta mi cuello y clavícula.

— Min…- me quejo, me hace un poco de cosquillas, además de que se siente demasiado bien
— Y eso no es nada bebé, hay muchas cosas que quiero enseñarte, y eso es mucho más ejercicio- mueve sus cejas sugestivamente, me hace sonrojar

Lo escucho reírse de nuevo, continúa dejando besos en todas partes, y yo empiezo a reírme por las cosquillas al sentir sus manos moviéndose por mis costados, provocándome.

— Min, basta… me haces cosquillas- me vuelvo a quejar
— Bien… bien…- se detiene, se pone de rodillas llevándose con él las sábanas y dejándome al descubierto completamente desnudo
— ¡Jung Min!- se ríe de nuevo
— ¿Qué bebé? No es nada que no haya visto ya…- me sonrojo más— anda, vamos a bañarnos- se levanta de la cama

Él solo trae unos calzoncillos puestos. Me jala de la mano para hacerme sentarme, apenas lo hago, se inclina y me levanta de la cama en brazos. Me río un poco. Había olvidado por completo lo de mi pie, y me agrada que me trate así.

Envuelvo mis brazos alrededor de su cuello. Me gusta éste Jung Min. Caballeroso, amoroso, cariñoso, servicial… que me cuida como si fuera a romperme.

Recargo mi cabeza en su cuello, ahora soy yo quien le da un beso en el cuello.

— Si vuelve a hacer eso, no te quejes si vuelvo a tumbarte en la cama bebé…- me dice, eso me hace reír
— ¿En serio? ¿Sólo por hacer esto?- le digo riéndome y volviendo a darle un beso en el cuello, esta vez restregándome en él
— Bebé…- me río más

Siento como si mi pecho fuera a explotar de tantas emociones que siento. Mi estómago parece estar lleno de mariposas y ni hablar del hecho de que no puedo dejar de sonreír. Por primera vez desde que me case, me siento realmente como un recién casado.

Jung Min entra al baño de nuestra habitación, sonrío cuando veo que ha preparado la enorme bañera para nosotros. Mucha espuma y huele realmente bien. Respiro hondo.

— Espero el agua no esté muy fría, tarde demasiado tiempo en despertarte, duermes como piedra- me dice
— Tonto…- murmuro

Me sienta al filo de la bañera, me sostiene para ayudarme a entrar, justo en ese momento alguien toca a la puerta de la habitación. Ambos nos detenemos para escuchar atentos, de nuevo tocan a la puerta.

— Ignóralo- Jung Min dice
— No, ¿qué tal que es importante?- le digo
— No, no lo es…- insiste en intentar meterme a la bañera
— ¡Señor Park! ¡Disculpe que los moleste, pero es urgente!- Eun Ho grita

Jung Min suspira hondo. Gruñe molesto.

— Está bien, está bien…- murmura— pero no te muevas de aquí, regreso en seguida- me da un beso y sale del baño

Muerdo mi labio aun sintiendo mariposas en mi estómago. Me inclino un poco para tomar un poco de espuma en mi mano, sonrío sintiéndome un bobo antes de soplar y hacer volar la espuma. De nuevo me inclino, esta vez meto la mano en el agua y juego agitándola.

Me incorporo cuando escucho a Jung Min alzar la voz. Guardo silencio y pongo atención para escucharlo.

— ¿Cómo fue posible?- lo escucho preguntar
— No lo sé señor, acabo de ir a su habitación y no lo encontré…

Eso me pone en alerta. ¿Ki Bum? ¡Sí, no puede estar hablando de nadie más!

Me pongo de pie sujetándome de la pared, tomo una toalla y la envuelvo en mi cuerpo, cojeando llego hasta la puerta del baño.

— Ve a buscar en todas las habitaciones…- Jung Min le dice a Eun Ho
— ¿Qué pasa con Ki Bum?- pregunto apenas abro la puerta del baño
— Bebé…- Min voltea a verme— nada, no pasa nada, regresa al baño –se acerca a mí- anda, vas a resbalarte
— No, dime que está pasando… -volteo a ver a Eun Ho— Dime- le pregunto directamente a él- Dime que ha pasado con Ki Bum- Eun Ho hace una mueca, pero se niega a decirme- ¡Contéstame!- le grito
— Eun Ho, ve a hacer lo que te dije- Jung Min interviene
— Sí señor, enseguida- Eun Ho sale de la habitación apresurado, me giro hacia Jung Min
— ¡¿Qué está pasando?!- le pregunto

Jung Min suspira hondo. Me carga de nuevo y me regresa a la bañera. Quita la toalla de mi cuerpo y me introduce al agua.

— Bebé, necesito que estés tranquilo- frunzo el ceño

Jung Min comienza a frotar con una esponja mis brazos, ayudándome a bañarme, está siendo demasiado cuidadoso no solo con sus movimientos sino también con sus palabras, y eso me pone más ansioso.

— ¿Qué ocurre? – mi voz es un poco insegura
— Eun Ho fue a la habitación de Ki Bum…- comienza a decirme, con cada palabra me siento más nervioso y ansioso— No lo encontró
— ¡¿Qué?!
— Pero no buscó en ninguna otra parte, tal vez…- niego con la cabeza

¡Dios! ¡Ki Bum!

De pronto tengo muchas ganas de llorar. No puedo creer que esto esté pasando. Ki Bum ya lo había intentado otras veces, y siempre estaba yo ahí para no dejarlo escapar. Pero ahora… yo no estaba vigilándolo… yo…

— Se fue…- murmuro— escapó para irse con ese chico…- lloriqueo
— Bebé, no llores… lo vamos a encontrar…
— ¿Qué clase de hermano soy?- lloriqueo, en verdad me siento fatal— Ni siquiera sé dónde buscarlo, es decir, imagino que se fue con ese chico, Eli… pero no sé dónde vive- no puedo contenerme más y empiezo a llorar— se supone que yo soy el mayor, debería cuidar de él, ya le falle una vez, no puedo fallarle de nuevo, debí estar atento, debí estar ahí para evitar que se fuera!
— Bebé, no puedes decir eso, tu no podías saber que él seguía con esa idea de irse, no es tu culpa…
— ¡Lo es, sí es mi culpa!
— Bebé…- Jung Min intenta abrazarme

Pero me siento tan mal. Pensar en que mientras él y yo estábamos en la cama mi hermano estaba escapando para irse con ese tipo que no hace más que llenarlo de drogas me tiene muy mal. Me siento demasiado culpable.

— Déjame solo…- le digo haciéndome a un lado
— Pero…
— Por favor…- Jung Min suspira hondo
— Está bien…- se pone de pie…- lo voy a encontrar bebé, ¿de acuerdo?

No contesto, no estoy seguro de que eso sea posible. Si yo que soy su hermano no sé dónde buscarlo, ¿cómo va a encontrarlo él? Empiezo a llorar desconsolado, ¿cómo pude dejar que esto pasara?

Hong Ki (POV)

Siento que la cama se mueve y eso me hace despertarme. Abro los ojos poco a poco, sonrío cuando recuerdos de la noche anterior llegan a mi mente.

Geun Suk está sentado de espaldas a mí en el borde de la cama. Muerdo mi labio. Me siento en la cama sin dejar de observarlo. Lo veo ponerse la camisa y ponerse de pie para abotonársela. Se gira.

— Oh, ya estas despierto- sonrío
— Sí. Buenos días
— Que bueno, tengo que irme- contesta sin prestar mucha atención, continúa vistiéndose— debo ir a casa, pero en la tarde te busco para que me lleves a casa de Hyung Joon- ruedo los ojos
— Sí, claro…

Me pongo de pie y empiezo a buscar mi ropa. En realidad estoy molesto porque Geun Suk solo piensa e n Hyung Joon, pero intento no exteriorizarlo, es decir, si se da cuenta de que me molesta seguramente no volverá a buscarme y no quiero que eso pase.

Además, estoy seguro de que si él mismo ve que Hyung Joon está bien en su casa, casado con Park Jung Min, co propietario de “Cappuccino”, por fin se desengañará y dejará de buscarlo, de pensar en él, y entonces yo estaré junto a él, para consolarlo.

Sonrío solo de imaginarme el momento en que eso ocurra.

Ki Bum (POV)

Todo me da vueltas.

Sino fuera porque Eli me está abrazando mientras nos movemos al ritmo de la música en medio de su habitación, estoy seguro de que me habría caído al piso.

— Hey corazón… te extrañé— Eli susurra sobre mis labios antes de besarme

Sonrío. Siento como si estuviera flotando. Me siento tan bien.

Eli rompe el beso. Veo un poco borroso así que debo enfocar la mirada. Eli está besando ahora a Kevin, aunque aún me sostiene de la cintura para no dejarme caer… es tan dulce conmigo.

— Hey sexy…- le susurra a Kevin— sabes lo que me enciende, ¿no es así?
— Si, lo sé…- Kevin contesta antes de girarse hacia mí

Aún sigo sintiéndome como si estuviera en las nubes, así que no me parece extraño ni intento alejarme cuando Kevin junta sus labios a los míos. Su lengua empieza a juguetear buscando que abra mi boca, cuando lo hago, Eli me suelta y se aleja para sentarse en la cama y observarnos mejor.

A Eli le gusta esto. Le gusta vernos besándonos…

Kevin intenta hacer más apasionado el beso, pero yo aún sigo sintiéndome incómodo con esto, así que doy un paso atrás, pero mi pie descalzo pisa algo en el piso, me hace tambalearme y finalmente caerme.

— ¡Aush!- me quejo al sentir el golpe en mis caderas, escucho a Kevin y Eli reírse
— Corazón, ¿Qué te pasó?- Eli pregunta poniéndose de pie- Anda, levántate – me dice

Levanto la mirada, Eli jala a Kevin de la mano y lo hace caer a la cama sobre él. Los veo besándose mientras empiezan a quitarse la ropa.

—Ki Bum… corazón, apúrate— Eli me llama

Así que pongo mis manos en el suelo e intento impulsarme para ponerme de pie. Pero me siento demasiado mareado y adolorido aún. Frunzo el ceño. Me siento molesto por no poder ponerme de pie.

Me giro para ponerme de rodillas. Me detengo cuando siento un leve dolor en la espalda baja. Respiro hondo varias veces hasta que desaparece. De nuevo me impulso hasta ponerme de pie. Me sostengo de la pared cuando todo me da vueltas, pero tan solo intento dar un paso hacia la cama cuando de nuevo caigo al piso, ésta vez intento sostenerme de donde sea, me golpeo en el estómago con una silla.

— ¡Aaaaaah!- grito por el dolor

¡¿Qué me pasa?! El dolor se vuelve más fuerte, de pronto todo deja de darme vueltas. Es como si el efecto de las pastillas que Eli me ha dado de la nada desapareciera  y me hicieran más consciente del dolor.

— ¡ELI!- grito — ¡ME DUELE!

Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas, llevo mis brazos a mi estómago y me doblo del dolor.

— ¡ELI!

Jung Min (POV)

Estoy sentado en mi oficina, frente a la computadora, sin hacer nada, simplemente pensando en cómo ayudar a Ki Bum, en cómo hacer que esto no afecta de la manera en que lo afecta a Hyung Joon.

¡Dios! ¿Por qué tiene que ser tan difícil ese niño? Está convirtiéndose en una carga para su hermano.

— ¿Puedo pasar?

Giro mi rostro hacia la puerta de la oficina cuando escucho la voz de mi nuevo secretario. Aun no me acostumbro a esto, nunca había tenido un secretario, pero ese jovencito me pareció muy simpático y no pude negarme.

— Adelante Woo Shik- le contesto
— ¿Te ocurre algo?- me pregunta
— No, nada, no te preocupes. ¿Qué ibas a decirme?
— Solo que antes de que llegaras, te llamo el señor Zhang de la constructora china
— Bien… gracias

Mi mente no puede dejar de pensar en Hyung Joon y su hermano, así que casi no estoy poniendo atención a lo que Woo Shik está diciéndome.

Tal vez debería llamar a la escuela de Ki Bum y preguntar ahí por ese chico. Sí, eso sería una idea genial si yo supiera como se apellida ese tal “Eli”. Niego con la cabeza. Y ni siquiera me atrevo a preguntarle a Joon si él lo sabe, seguramente no, y entonces volverá a recriminarse por no ser un “buen hermano”.

Suspiro hondo. No sé qué se hacer.

— En serio, algo te pasa, te ves muy preocupado. ¿Puedo ayudarte en algo?

Levanto el rostro, me sorprendo un poco al ver a Woo Shik más cerca de mí.

— No, no es nada. Es algo personal- hace una mueca
— Entiendo. No debo meterme en tus asuntos personales- Genial, ahora he hecho sentir mal a Woo Shik
— No es eso. – me apresuro a decir— pero no quiero que te preocupes, solo enfócate en el trabajo, ¿de acuerdo?- de nuevo hace una mueca.
— De acuerdo. Pero me gustaría ayudarte. Luces como si realmente necesitaras desahogarte.

Woo Shik extiende su mano y acaricia la mía suavemente, dándome apoyo. Me le quedo viendo fijamente unos momentos. Sonrío.

— Gracias, solo con preguntar me haces sentir mejor- le digo sinceramente
— Sí. Pero me gustaría poder ayudarte más. Anda, puedes confiar en mí- me da una palmadita en la mano, lo cual me hace reír un poco
— Bien… es solo que el hermano de mi esposo tiene problemas… - empiezo a contarle

Tiene razón, hablarlo con alguien más me ha hecho sentir un poco mejor. Hyun Joong podría ser una buena opción para contarle, pero parece que el día de hoy ha desaparecido por completo del mapa.

— Wow… tu esposo sí que está muy preocupado- sonrío
— Sí… y se siente culpable…
— Pero no tiene la culpa
— Lo sé, pero él piensa que sí. – suspiro de nuevo— Necesito encontrar a su hermano y hacer que mejore para que mi bebé deje de preocuparse así…
— Voy a llamar a la escuela del hermano de tu esposo, ¿te parece? Tal vez ahí puedan darme información sobre ese chico, si digo el nombre de tu cuñado seguro me sabrán decir quien es Eli.- sonrío al darme cuenta que ha pensado lo mismo que yo, aunque él me ha dado más herramientas para pensar que ahí puedan darme la dirección de ese chico
— Sí, eso mismo estaba pensando, pero no estaba seguro de si funcionara, gracias Woo Shik- me sonríe
— Nada, es mi trabajo facilitarte las cosas- se pone de pie y sale de la oficina


Sonrío. Respiro hondo. Sí, me siento un poco más tranquilo ahora… 
Share:

7 comentarios:

  1. Me alegra que ambas parejas estén en un buen momento, lástima lo de Ki Bum que arruinó el momento romántico entre el MinJun, solo espero que con esta tontería Ki bum no ponga en peligro la vida de su bebe.
    La presencia de ese secretario no me agrada mucho lo noto muy interesado en Min y eso puede causar problemas entre los recién casados y con lo bruto que puede resultar Min eso puede terminar mal.

    ResponderEliminar
  2. amiga me encanta como al fin Jun y Min se han arreglado .. al fin pudieron estar juntos aunque en mal momento a su hermano se le ocurre escapar ....
    me da miedito las drogas que toma y ahora ese golpe .. que va a pasar con el bebe..
    Amix ese secretario me da mala espina en serio ... y lo peor es que Min parece disfrutar de su compañia solo espero que lo este viendo como a un niño nada mas aunque tampoco me gusta esa extrema cpnfianza que se anda tomando ese que es eso de acariciar o agarra ka mano de tu jefe y el otro que no dice nada ahhhhhh estupido caballo ... ya no la malogres Jun ya no merece sufrir mas :'(
    amix muy bueno tu fic ..
    gracias ppr actualizar :-)

    ResponderEliminar
  3. ahh, ahora que ellos están bien aparece un secretario, no me agrada, no me agrada nada, pero quiero creer que min será fuerte y no hará ninguna estupidez ahora que su bebe lo perdono, tampoco me gustaría un mal entendido...quiero creer que solo es un buen secretario. Que bueno que tardes menso en actualizarlo.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que el MinJun por fin tuvieran su mento, pero no me agrada ese secretario, no quiero que Jun sufra por el, y con ki bum joder tenia que hacer sentir culpable al pobre de jun, que mal, solo espero que las drogas y el golpe que se llevo no le afecten a su bebé, espero reaccione y se de cuenta que no es broma la vida que lleva dentro.
    Espero ansiosa el siguiente capítulo, saludos nos leeremos.

    ResponderEliminar
  5. Young Saeng es simplemente adorable y Hyun Joong no se puede resistir… su primer beso, el primero de muchos claro está, porque sencillamente están “hechos el uno para el otro”

    Jun no te eches la culpa ni hagas sentir mal a Min por lo que se está haciendo Ki Bum, el necesita ayuda profesional.

    No me cansaré de decir que esa dupla de Suk y Ki solo van a crear problemas.

    Ahora si lo digo con causa… Woo Shik va a ser un dolor de cabeza para el MinJun… maldito mocoso entrometido, otro nombre que anotar en mi lista negra.

    ResponderEliminar
  6. Mmm… ese secretario… se anda con esas confianzas ni menos le conoce ¿lo tutea? ¿es en serio? Rayos, qué difícil es encontrar buenos empleados por estos días, este tipo vino a propósito, y se le nota, cualquiera fingiría ser una mosquita muerta, con cara de yo no fui y hacerse el avergonzado con el jefe, este no, se lanzó de lleno. Bueno, hombre tenía que ser, Jung Min cae redondito en los juegos de ese Woo Sik, esperará a que pase lo peor para reaccionar, ¡todos son iguales! No no no, no todos lo siento.
    Pobre Ki Bum, realmente da pena lo que le sucede, pero qué se le va a hacer cuando las personas que lo rodean trataron de protegerlo y él no quiso, este será su “toqué fondo”
    Y por último, el hermoso HyunSaeng, eso es queridos, dejen de ser unos niños y acepten lo que sienten uno por el otro, ya es hora de sentar cabeza.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts