Entre Amigos... Capitulo 10

Muerdo mi labio inferior sintiéndome demasiado nervioso, ansioso y muy, muy asustado. Volteo a ver a mi alrededor, hay mucha gente caminando por la calle, siento como si todos estuvieran prestándome demasiada atención, pero en realidad no estoy seguro de que eso esté ocurriendo, más bien creo que lo estoy imaginando.

Acomodo mi gorra en la cabeza, bajándola un poco para cubrir mi rostro. Levanto el cuello de mi chaqueta para terminar de cubrirme. Escucho risas cerca de mí y eso me hace voltear. Abro los ojos muy grandes al reconocer a una pareja que acaba de salir de uno de los edificios cercanos.

Rápido bajo la mirada intentando ocultar mi rostro, pero en verdad siento que van a reconocerme, y contra toda recomendación que Jung Min me hizo al llegar, simplemente corro hacia el interior del edificio frente a mí, no me detengo hasta parame junto a él en la recepción.

— Firme aquí joven- la señorita le dice mientras le entrega un papel y un bolígrafo
— Sí…- Min voltea a verme sorprendido, muerdo mi labio — ¿Qué haces aquí?- pregunta
— Y-yo…
— Olvídalo, solo…- luce muy nervioso al igual que yo— espérame junto al elevador, ¿de acuerdo?- susurra

Solo asiento con la cabeza y hago lo que me ha dicho. Sigo viendo a mi alrededor, demasiado asustado para ser sincero. Me giro ansioso para ver a Jung Min terminar de firmar y recibir una tarjeta. Levanta del piso su mochila, se gira y camina de prisa  hacia mí.

— Vamos- me sujeta del brazo mientras presiona el botón del elevador

Las puertas se abren y entramos. Mi corazón está latiendo muy rápido.

— Pedí la habitación más bonita- rompe el silencio

Levanto el rostro para verlo. Siento mi rostro caliente.

— No es el mejor hotel, pero fue lo único que pude costear, lo siento…-niego con la cabeza
— Está bien… no importa…- balbuceo

Tengo un nudo en el estómago de lo nervioso y asustado que estoy. Me quedo viendo fijamente a la mochila que Jung Min abraza celosamente contra su pecho. Él lo nota, sonríe.

— Conseguí algunas cosas – dice dándole unas palmadas

Asiento con la cabeza, mi corazón se acelera cuando las puertas del elevador se abren cuando llegamos a nuestro piso. Jung Min sale, y yo lo sigo de cerca, me sujeto de su brazo con firmeza, en realidad siento que me tiemblan demasiado las piernas.

Siento que mi corazón va a detenerse cuando Min mete la tarjeta en la ranura de la puerta frente a nosotros y finalmente la abre.

— Vamos, entra…- asiento con la cabeza caminando detrás de él— Bien, no es de cinco estrellas, pero por aquí no hay uno, así que…- Min suspira

De pronto siento como si hubiera perdido mi voz. El nudo en mi pecho ha subido a mi garganta, de verdad estoy muy nervioso, tanto que quiero llorar porque estoy pensando en arrepentirme y salir corriendo.


Siento que estoy temblando. Jung Min camina hasta dejar su mochila junto a la cama, se gira y se me queda viendo fijamente.

— ¿Estas asustado?- aprieto mis labios sin querer aceptarlo realmente— Sino quieres hacerlo…
— No…- niego—está bien, solo… estoy nervioso…

Jung Min se acerca a mí. Desliza sus brazos alrededor de mí para abrazarme, pega mi rostro a su pecho y me aprieta, demasiado cálido, amoroso… eso me hace respirar hondo y sentirme un poco aliviado.

— No tengas miedo, estás conmigo, ¿de acuerdo? Estudié mucho estas dos semanas, te prometo que no dolerá… - asiento con la cabeza sin poder encontrar aún mi voz— Bien. Ahora…- me tenso un poco cuando sus manos empiezan a jalar mi camisa fuera de mis pantalones— vamos a quitar esto…
— Min…- ¡Dios! Estoy demasiado asustado
— Vamos lento, ¿de acuerdo?- asiento con la cabeza de nuevo

Jung Min saca mi camisa fuera de mis pantalones, desabrocha los botones y finalmente la desliza por mis brazos hasta dejarla caer al piso. No sé qué hacer, de pronto tengo ganas de cubrirme con mis brazos, pero eso sería ridículo, es decir, somos chicos, hemos ido juntos a nadar, no es como si no me hubiera visto antes.

— Hey bebé…- Min se inclina un poco a la altura de mi rostro— ¿un beso?- pregunta
— De acuerdo… - contesto

Min junto sus labios a los míos, pero esta vez, sus labios se mueven suavemente, su lengua lame con delicadeza los míos, demasiado lento y tierno. No puedo evitar sonreír por cómo está comportándose, se siente bien, se siente bien que sea así.

Sin darme cuenta como, abro mi boca y su lengua entra para encontrarse con la mía. Me estremezco un poco al sentir sus manos acariciando mis hombros, deslizarse poco a poco hasta mi pecho.

Mi respiración empieza a agitarse. Jung Min rompe el beso dejándome un poco desconcertado. Me cuesta trabajo volver a enfocarme.  

— Ven…- toma mi mano y me hace caminar con él

De nuevo me pongo nervioso cuando veo que está llevándome a la cama. Me detengo justo antes de llegar, Min voltea a verme.

— Hey, tranquilo, no hay prisa, vamos a sentarnos primero…- Jung Min se siente en la cama y golpea el lugar junto a él
— Bien…

Me siento junto a él sintiéndome un tonto, asustado y también triste. Por qué sé que esto que está ocurriendo es porque yo me iré lejos, que he sido yo quien le pidió que así fuera, y que es posible que nunca más vuelva a ver Jung Min.

— ¿Por qué lloras?- parpadeo sorprendido cuando lo escucho preguntar

Hasta ese momento noto que tengo lágrimas en mis pestañas. Llevo una mano a mis ojos para limpiarlas.

— ¿Qué ocurre? ¿Te arrepentiste?
— No… es solo que…- seco más lágrimas que empiezan a rodar por mis mejillas
— Bebé…
— Solo estoy un poco sentimental- hago una mueca— dentro de unos días me iré a Nueva York y no te veré de nuevo- hago un puchero— y me siento tan asustado que tengo miedo de que esto no funcione y el último recuerdo que tengas de mí sea un total fiasco y…

Min no me deja terminar, sus labios de nuevo están besándome, dejándome sin aliento. Sus manos vuelven a acariciarme, sus labios se deslizan por mi rostro, mi cuello, haciéndome sentir raro, es decir, me hace cosquillas, pero se siente bien, demasiado bien que es como si todas mis terminaciones nerviosas estuvieran conectadas directamente en mi pene.

— Oh Dios…- muerdo mi labio inferior cuando Jung Min de pronto chupa uno de mis pezones— Min… ¿qué…? ¡Dios!
— ¿Es bueno?- Min pregunta, yo no puedo ni hablar

Jamás alguien había hecho eso, ni siquiera Jung Min, y debo admitir que se siente muy bien, mejor que los besos en el cuello.

De nuevo mi corazón se acelera cuando las manos de Jung Min empiezan a desabrochar mis pantalones y los suyos. Sus labios siguen concentrados en mis pezones y eso definitivamente me tiene un poco distraído de lo que realmente pasa de mi cintura hacia abajo, por lo menos hasta que siento el calor de su mano sobre mi pene.

— Jung Min…
— Solo un poco, relájate, no tengas miedo…

Es Jung Min, siempre he confiado en él, desde que nos conocimos siendo unos niños, nunca ha hecho nada que pueda lastimarme, siempre cuidó de mí, así que este no es el momento de dudar. Cierro los ojos y respiro profundamente.

Levanto las caderas cuando me lo pide para que pueda quitar mis pantalones y ropa interior por completo.

— Vaya… - abro los ojos
— ¿Qué?
— Nada… - Jung Min se ha detenido por completo, solo se ha quedado viéndome fijamente— solo que… - respira hondo— Esto en verdad va a pasar y… ¡wow! – se lleva una mano al pecho— no estaba nervioso, te lo juro bebé, pero viéndote así…- mueve su mano hacia mí— desnudo por completo, me ha hecho darme cuenta de que realmente deseo esto- parpadeo un poco confundido
— ¿Cómo?
— Sí… es decir, si pudieras estar en mi lugar, podrías darte cuenta de lo bien que te ves y podrías entender como me siento- empiezo a sentir mis mejillas un poco calientes— es que… ¿has escuchado eso de “quiero comerte”?
— ¿Eh?- abro los ojos muy grandes, Jung Min simplemente sonríe sin dejar de verme
— Es que… ahora lo entiendo, en verdad… yo quisiera poder guardar esta imagen por siempre en mi cabeza, comerte a besos y saborear cada instante… bebé…- respira hondo— no quiero que te vayas, no quiero dejarte ir…

No sé qué decir. Jung Min ha dicho tantas cosas, y todas son tan bellas, que quisiera haberlas grabado para poder escucharlas de nuevo cuando esté en Nueva York y lo extrañe. Extiendo mis brazos hacia él, Min se inclina dejándome abrazarlo.

— Te quiero Jung Min…- me quedo en silencio cuando me doy cuenta de las palabras que se me han escapado

Jung Min se ha quedado quieto por completo. De nuevo el miedo empieza a apoderarse de mí. Lo he arruinado todo, estoy seguro. Mi corazón está latiendo muy rápido. La habitación se ha quedado en silencio por completo, solo soy capaz de escuchar nuestras respiraciones.

El nudo en mi garganta comienza a formarse otra vez. Duele, duele mucho éste silencio.

Un tierno beso en mi hombro llama mi atención. Jung Min me sonríe. Vuelve a besar mi cuello, y antes de que pueda reaccionar, de nuevo está besándome y acariciándome, haciéndome olvidar el dolor que sentí.

— Solo respira hondo y aguata un poco, ¿de acuerdo?- Jung Min me dice

Ha puesto una almohada bajo mis caderas, ha extendido mis piernas para poder sentarse entre ellas. Me siento un poco incómodo con esto, es decir, Jung Min está viendo todo y… es vergonzoso. Llevo un brazo a mi rostro para cubrir mis ojos.

— Bien…- contesto demasiado incómodo

Muerdo mi labio al sentir su mano rozar mi ano. El recuerdo del ardor que sentí aquella vez en que metió un dedo sin mi consentimiento me hace reaccionar reacio.

— Tranquilo, ésta vez no voy a ser rudo, confía en mí

Y de nuevo, ese asunto de confiar en él me hace respirar hondo y tratar de calmar a mi corazón. Aprieto las sábanas a mi costado para no mover mis manos y empujar a Jung Min lejos de mí cuando su dedo comienza a rozar mi ano, esparciendo algo frío en él.

Puedo sentir como su dedo acaricia mi entrada, por momento hace presión como si quisiera entrar, pero no lo hace y regresa a lo primero. Lo hace tantas veces que empiezo a desesperarme con esto.

Estoy a punto de quejarme cuando finalmente lo hace. Empuja su dedo más, y éste finalmente entra. Contengo la respiración a la espera del ardor, pero éste no es nada comparado con el que sentí aquella vez, es más casi es imperceptible.

De nuevo muerdo mi labio al sentir como mueve su dedo. Es tan extraño, y al mismo tiempo increíble. Sé que está siendo cuidadoso porque lo mueve muy lento, lo gira, lo desliza hacia afuera un poco y luego vuelve a meterlo, lo puedo sentir tocar dentro.

— ¿Te duele? – niego con la cabeza sin descubrir mis ojos— Meteré otro, he visto que debo meter por lo menos tres para que no te duela después- quito el brazo de mis ojos
— ¿Tres?
— Sí, necesito dilatarte bebé, prometí que no te dolería…

Jung Min está viéndome fijamente a los ojos y eso me hace recordar la vergüenza que siento y de inmediato vuelvo a poner el brazo sobre mis ojos.

— De acuerdo- le digo

Lo escucho reírse un poco antes de sentir un beso en mi abdomen que me hace estremecer. ¡Wow! Esto es un poco gracioso, con un simple roce hace que me sienta bien, estoy demasiado sensible.

No sé cuánto tiempo ha pasado, pero Jung Min ha cumplido su promesa hasta ahora. Ha logrado meter tres dedos y con ninguno he sentido dolor como aquella vez, no voy a mentir que se sintieron incómodos y si un poco de ardor, pero nada comparado.

Además, no sé qué diablos está haciendo, que a veces, cuando mueve sus dedos adentro, roza algo que me hace perder el control de mi cuerpo por momentos. Es tan intenso que ya puedo sentir mi labio un poco lastimado de estarlo mordiendo para no gritar.

Mi respiración está demasiado agitada y mi corazón muy acelerado. Siento algunas gotas de sudor en mi frente por el esfuerzo de intentar mantener bajo control.

— Creo que estás listo…
— ¿Huh? – quito de nuevo mi brazo cuando sus dedos se deslizan fuera de mí

Jung Min se incorpora de la cama, abro los ojos muy grandes cuando veo que todo este tiempo ha estado vestido y apenas empieza a quitarse la ropa. Mis mejillas se calientan al darme cuenta de que solo ha estado dedicado a mí, de pronto siento como algunas lágrimas se acumulan en mis ojos.

Pero al verlo totalmente desnudo de nuevo el nervio regresa al darme cuenta de que este es el momento, que ya no hay vuelta atrás, que Jung Min y yo estamos teniendo sexo. Que es mi primera vez. No sé si haya otras veces con otro hombre, pero siempre quedará el hecho de que él fue el primero…

No… no creo que haya otro hombre con quien yo quisiera hacer esto, solo él. Y no volveré a verlo de nuevo… 
Share:

8 comentarios:

  1. porque min no dijo algo? por que no dijo que lo quería? aun no lo comprende?...no quiero que jun se vaya!!!
    que no se vaya, que min haga algo que se enfrente a su padre, que no se vaya, no puede dejar ir a su bebe lejos sin saber nada!! y que si se vuelve el bebe de otro!!? luego se arrepentida!

    ResponderEliminar
  2. Ese último párrafo hizo añicos mi corazoncito!
    Saber que será el primero, y querer que sea el último, aunque la vida de muchas vueltas!
    Me preguntó, cuantos años pasarán hasta que se vuelvan a ver!!!

    ResponderEliminar
  3. No lo puedo creer Min no le dijo nada porque ...:-( ..Jun lo quiere . Quiere que sea el primero y el ultimo ...
    Ojala Min no se arrepienta de no decir nada ...
    muy triste no quiero que se vaya ;-)

    ResponderEliminar
  4. Jun se va TT no quiero T^T y el tonto de Min no le dice que lo quiere >x< no se porque pero siento que ya se que sucedera despues >v< espero y sea lo que imagino asgdhadg :3 gracias por el cap :)
    Espero la proxima actu ~~~ sayoos

    ResponderEliminar
  5. Papá malo de Jun ;-; porque se lo va a llevar.

    Me dio tanta ternura cuando le dijo que había pedido la habitación más bonita :3 pero el muy babas se queda callado cuando Jun le dijo que lo queria, minimo un "yo también" le hubiera respondido ;-;

    ResponderEliminar
  6. minjun verdosita5/19/2015 12:34:00 p. m.

    Wooo esto se pondra muy bueno solo espero qur min confiese lo que siente por que se que si siente algo por jun ojala no lo deje ir ellos se quieren mas que como amigos

    ResponderEliminar
  7. Amix este capitulo me ha hecho sentir mucho miedo...
    Min trata de que todo salga lo mejor posible pero como puede suceder eso sí en lo único que Jun piensa es en que ya no lo verá más .... Jun ya se enamoro de Min y se lo dijo ... pero Min no respondió ....
    Amix sigue está muy buena ...
    Min ojalá no te arrepientas de callar ...ojalá no lo pierdas para siempre ...
    Amix lloro maldición soy muy sensible :'(

    ResponderEliminar
  8. Ahora si, definitivamente ahora si es oficial, Min es el primero en todo en la vida de Jun, la mejor experiencia del mundo si lo haces con la persona amada, pero en este caso será muy dolorosa por la pronta partida del maknae.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts