Oppa... Oh, Oppa!... Capítulo 34 Final


Jun Young POV
(KangTeuk)


Tengo un hermano gemelo…


Ni en mis más locos sueños me imagine esto. Quizás estoy soñando o mis padres biológicos me están jugando una broma y en verdad nada de esto está sucediendo. Pero está aquí frente a mí, con sus cabellos negros alborotados, nada que ver con los míos castaños, supongo que se los colorea. Trae unos pantalones negros ajustados y algunas cadenas colgando, playera blanca y una chamarra negra, se le ve bastante rudo.

Lee Hoo mi gemelo, es un chico.

Haciendo a un lado todo esto, es mi copia, como verme a un espejo. Lo interesante de todo esto es que él no se sorprende, pero no deja de mirarme y hacer gestos como si supiera lo que estoy sintiendo.

- Hijo. – Junsu, mi appa biológico se me acerca -. Este es tú hermano, Lee Hoo. Son gemelos.
- Nos dimos cuenta. – papá Kangin sigue sin estar cómodo con la situación, desde que llegamos ha hablado poco y ha estado a la defensiva. Appa Leeteuk toma sus manos tratando de tranquilizarlo.
- Sí, es difícil no darse cuenta, son iguales. – Yoochun sonríe tratando de aligerar el ambiente.
- A mí no me lo parecen. – con todo este enredo, Tae Heon ha tomado participación en la charla.
- Bueno, eso es porque eres novio de mi Jun Young. – appa Leeteuk le explica -. Es difícil que se te pase algún detalle de él.
- ¿Por qué Lee Hoo no está sorprendido? – papá pregunta, yo también quiero saber.
- Es porque Lee Hoo sabe de la existencia de su hermano gemelo. – Junsu comienza a explicar mientras se sienta a mi lado junto con Lee Hoo que no ha hablado todavía, se la ha pasado observándome.
- Y es por eso que no dude que fueras mi hijo al verte ese día en nuestra puerta. Eres el vivo retrato de Lee Hoo solo que con las facciones suaves como tú appa Junsu. – Yoochun habla emocionado sobre ese día -. Nos hiciste muy felices al encontrarnos, por mucho tiempo te buscamos sin muy buenos resultados.
- Cuando era un niño… - vaya por fin lo escucho hablar, la voz de Lee Hoo es profunda y calmada -. A menudo tenía pesadillas, terminaba llorando y cuando appa venia me encontraba en un rincón. – Lee Hoo se encoje de hombros como si no dijera nada importante -. En mis sueños había siempre otro niño, uno muy parecido a mí que se encontraba solo y su tristeza terminaba contagiándome.
- Fue cuando tuvimos que decirle la verdad a Lee Hoo. – Junsu dice apretando nuestras manos.
- Tener un hermano gemelo perdido explicaba muchas cosas. Como que siempre sentía cierta ansiedad cuando yo no tenía problemas o ese vacío que no se llenaba con nada, y a falta de hermanos, fue un poco duro superarlo. A menudo sentía como que alguien me necesitaba, cuando mis padres me contaron sobre ti, supe que no era yo sino tú quien sentía todas esas cosas. – dice finalmente agachando su mirada sin saber si se ha explicado bien.

¿Qué cómo lo sé? Porque lo siento, es como si pudiera leerlo o si lo estuviera pensando yo mismo. Además que muchas veces me sentí como él y esa misma sensación fue la que me llevó a investigar mi pasado. Creo que fue el impulso que necesitaba pues no podía culpar a mis padres por no saberlo, ellos solo adoptaron a un niño muy dañado, le dieron su amor, sin saber que tenía un pasado como este.

- Te entiendo, porque yo también me sentía igual. ¡Dios, tengo otro hermano! – limpio algunas lágrimas que han conseguido salir sin darme cuenta. Lee Hoo se acerca un poco vacilante pero al final supera esa barrera y me abraza, se siente tan familiar.
- Todo esto está muy bien pero... – papá Kangin se levanta de su lugar, luce algo desesperado al pasar la mano por sus cabellos -. ¿Cómo fue que Jun Young terminó en un orfanato? Y peor aún, con esa gente que no solo lo maltrato, sino que marco su infancia. – puedo ver el dolor de sus palabras en sus ojos.

Después de haber sido adoptado, fue un poco difícil adaptarme a mi nueva familia, Kwanghee parecía pasarlo bien. Como todo niño consentido por sus padres. Pero conmigo no fue de esa forma. Pasó algún tiempo para que yo pudiera confiar y que no me iban abandonar, ellos siempre fueron muy pacientes. Se ganaron mi amor a pulso.

- Es una dolorosa historia. – Junsu dice clavando sus ojos en la alfombra.
- Creo que tienes que contárselos amor. – Yoochun lo alienta.
- Lo primero que tienen que saber es que Yoochun y yo, esperábamos a nuestros hijos con mucho amor y entusiasmo al ser los primeros. Siempre supimos que eran dos. – Junsu toma mi mano y la de Lee Hoo -. Su abuelo, mi padre, no estaba bien, el deseaba un nieto varón y que fueran dos lo descoloco. Tu abuelo estaba mal de su cabeza en ese momento, nosotros no lo supimos hasta después que sucedió esto. – se gira hacia mí tratando de explicarme -. Al saber que eran dos, en un descuido se llevó a Jun Young, dejando a Lee Hoo y poniendo nuestra vida patas arriba.
- El abuelo se perdió unos días, no pudimos dar con él todo ese tiempo y cuando regresó, no recordaba nada de lo que había hecho. – Yoochun continúa explicando -. Te buscamos por todos lados y con todos nuestros medios, pero nos fue imposible hallarte.
- ¿Estaba loco? – appa Leeteuk pregunta con horror y yo estoy igual, no puedo creerlo.
- No, no tienes por qué preocuparte. – Yoochun trata de tranquilizarnos -. El abuelo tenía un estado depresivo, acababa de perder a la madre de Junsu y eso lo afecto. Vivió sus últimos días atormentado por lo que hizo en su inconciencia y pidió perdón muchas veces, no sabes cuánto deseó poder conocerte.
- Eso es verdad. A pesar de todo lo perdone, porque sé que si algo le sucediera a Yoochun me volvería loco, él es mi fuerza. Gracias a que estaba a mi lado no enloquecí cuando te perdí y también porque Lee Hoo estaba a nuestro lado recordándonos que algún día te encontraríamos.

Es una historia bastante increíble, pero que sucedió realmente, porque soy la prueba de eso. No puedo sentir rencor hacia ese señor que dicen es mi abuelo porque no lo conocí y a pesar de todo el horror que viví antes de ser recogido en el orfanato, sin eso creo que no sería la persona que soy ahora. Mucho menos hubiera conocido a mis padres, mi peculiar familia, los tíos, mis primos y Tae Heon. Supongo que todo tenía que suceder de esta forma.

- Y a todo esto, ¿Qué es lo que quieren de nosotros? -. Pregunta appa temeroso mientras se abraza a papá.
- Appa, Junsu y Yoochun solo quieren conocerlos. – le digo para tranquilizarlo.
- Es verdad. Jun Young nos habla tanto de ustedes y nosotros estamos tan agradecidos de que todos estos años lo hayan amado y que lo hicieran el jovencito que es.
- El reflejo de sus padres. – Yoochun agrega. Mis padres están muy sorprendidos con sus palabras, seguramente se esperaban otra cosa.
- Porque no podemos negar que ustedes son los padres de Jun Young y también que él sin ustedes no podría ser feliz, por eso les pedimos que nos dejen conocerlo. Que le permitan venir de vez en cuando, convivir con ustedes como una gran familia. – Junsu comienza a decirle, se ve que se está conteniendo y que un poco le duele decir estas palabras.

Mis padres parecen respirar más tranquilos al saber que no me van a perder. Sé muy bien que ambas familias son mias pero, Kangin y Leeteuk toman gran parte de mi corazón, Junsu y Yoochun con el tiempo ocuparan el mismo espacio. Solo tenemos que conocernos mejor. Sobre todo ahora que se tengo un hermano gemelo, quiero recuperar el tiempo perdido con él, sé que tenemos mucho que hablar todavía.

Me giro para ver a Tae Heon, sonríe y no puedo evitar sonreírle de vuelta. Él ha sido mi apoyo todo este tiempo, a pesar de que es menor que yo, ha demostrado ser el mejor de los novios, lo suficientemente maduro como para convertirse en mi soporte, en mis sueños, en todo mi mundo, en… mi propio “Osito”.


Siwan POV
(SiChul)


Por fin después de estar todo un día en observación, Minki fue dado de alta y a petición de papá, tanto mi hermano como Hyukhae están viviendo aquí temporalmente.

El doctor ha dicho que Minki debe tener reposo absoluto al menos tres semanas para reponerse de la amenaza que tuvo, y que mejor lugar que su familia para cuidarlo, el tío Eunhyuk ya tiene mucha gente en su casa, además con la noticia del nuevo bebé.

- ¡Siwan! – Heecheol se cuelga de mi cuello para darme un beso.
- ¿Qué pasó cariño?

Mi bello novio ha venido hoy a la casa a pasar un tiempo con Minki, mi pobre hermano se aburre un poco, pero al menos ha entendido que tiene que hacerlo por mi sobrino. La verdad es que estoy muy feliz que estén bien, pronto seré tío y sobre todo parece que las cosas van un poco mejor. Además las visitas de Heecheol a casa son constantes, creo que ayuda mucho que Minki este convaleciendo aquí, el tío Yesung últimamente no pone peros cada que voy por él.

- Minki quiere algo de fruta y un zumo de no sé qué recién preparado, y algo sobre una tarta de fresas. – lo observo arrugar la nariz cuando entra a la cocina -. No sé qué dijo muy bien.
- ¿Por qué?
- Estaba viendo unas fotos tuyas y de Minki, del tiempo que estuve viviendo en Japón. No puse mucha atención. – se pone colorado al confesarlo. Me dan ganas de abrazarlo y lo hago.
- Eres adorable, ¿Lo sabias?
- Yo… - dice en un tono inocente mientras pestañea coqueto -. ¿Cuánto?
- Ahora mismo, no tanto. – respondo mientras enredo mi brazo en su cintura y lo atraigo a mi cuerpo -. Estas siendo más bien atrevido… me gusta. – gruño sobre su cuello besando su dulce piel.
- ¡Siwan! – lo escucho reír antes que el ruido de alguien entrando a la cocina nos interrumpe.
- Kwanghee. - murmuro.

Estoy sorprendido. No creí verlo por aquí, después que todo este tiempo que ha estado evitándome, incluso mis llamadas fueron ignoradas. No lo culpo, seguramente necesitaba este tiempo. Pero ahora que está comprometido con mi primo, supongo que las cosas serán más fáciles entre nosotros.

- Hola Siwan, Heecheol. – Kwanghee se ve muy bien, incluso feliz.
- ¿Has venido a ver a Minki? – Heecheol le pregunta mientras trata de zafarse de mi agarre incomodo, pero no lo dejo.
- Sí y no, más bien no sé si me deje verlo. Kevin esta con él en este momento.
- Oh, ya veo. – me rio un poco recordando que esos dos nunca se han llevado. En el fondo sé muy bien que si los dos pusieran de su parte serían los mejores amigos.
- Creo que vine aquí porque quería verte, verlos a los dos. – se corrige rápidamente mientras se acerca hacía nosotros -. Quiero disculparme por…
- Espera. No tienes por qué disculparte, si acaso hay alguien quien tiene que hacerlo, ese soy yo. Sé que no actúe bien, pero en el corazón no se manda y pienso que eso lo has de saber ahora.
- Lo sé, Kevin es… Dios, estoy enamorado. – suspira.
- Y me alegro por eso. – tomo su mano estrechándola, sin soltar a Heecheol -. Te he extrañado Kwanghee, te quiero y eso nada lo va a cambiar.
- Yo también te quiero Siwan. – y me alegra escucharlo porque por mucho tiempo, Kwanghee fue mi mejor amigo.
- ¡Oh, por Dios! Dense un abrazo, por mí no se detengan. – nos dice Heecheol de lo más feliz.

Mi novio sabe todo lo mal que lo he pasado por no poder arreglarme con Kwanghee. Incluso se había ofrecido hablar con él, pero no era algo que le correspondía, yo tenía que dejar que Kwanghee sanara para que pudiéramos hablar.

Y el abrazo llega, es bueno poder hacerlo sabiendo que nuestra amistad puede continuar y que ambos podemos ser felices con nuestras parejas.

- Ven aquí Heecheol. – Kwanghee lo llama y enseguida también lo abraza animosamente.
- Me alegra que por fin podamos estar juntos los tres. Llegue a sentir algo de culpa. – Heecheol se explica.
- Nada de eso. – Kwanghee palmea su mano -. Y ahora, tengo que ver a la fiera.
- ¡Kwanghee! – Heecheol le llama la atención.
- ¿Qué? Seguramente no está muy feliz por tener que pasar todo este tiempo en cama.
- Pues no. – mi bebé le da la razón.
- Pero lo hace con resignación por la salud de mi sobrino. – le digo orgulloso de mi hermano -. Vamos, tenemos que llevarle lo que ha pedido y preguntar si desea algo más.

Caminamos escaleras arriba. Kwanghee y Heecheol vienen detrás de mí charlando de la boda, que será muy pronto. A parte de la llegada de los nuevos bebes, todos están emocionados también por la futura boda, alegando que hace mucho esperaban alguna.

Mientras más nos acercamos a la recamara de Minki, se puede escuchar lo que él y Kevin charlan. Kwanghee nos detiene un momento en la entrada.

- Hyukie ha tenido que viajar y mis padres creyeron que lo mejor era que me quedara acá. – Minki suena como un joven chiqueado. Y como no, si Kevin es de los que le consienten todo -. Sabes que ya tenemos donde vivir. El tío Eun nos dio la sorpresa. Al parecer sus padres le heredaron una casa y esa misma la ha puesto a nombre de Hyukhae.
- ¿El tío Siwon aceptó eso? – me rio al recordar esa discusión. Muy tonta por cierto.
- Es de muy mala educación estar escuchando esta conversación. – susurra Heecheol reprendiendo a Kwanghee.
- Solo un poco, no es algo que no vaya a saber, Kevin me cuenta todo. – Kwanghee trata de restarle importancia a lo que estamos haciendo.
- No tuvo de otra. Appa lo amenazo con mudarse con Hyukie y conmigo si comenzaba a poner peros y discutir de nuevo con Hyukhae. – y es verdad, appa se puso enérgico -. Y bueno, tuvimos que ceder en algo.
- ¿Y ahora que fue? – le pregunta Kevin, seguro sabe que cuando se le mete algo a mi padre, no hay quien pueda con él.
- Van amueblar la casa. – gime Minki -. Menos mal que van a esperar a que yo pueda levantarme de esta cama, sino appa hará de las suyas, quiero que haya cosas que nos gusten tanto a Hyukie como a mí.
- Creo que se quién puede ayudarte. Kwanghee es un excelente decorador de interiores y estoy seguro que los dos pueden hacerle frente al tío Heechul. – Kevin dice emocionado.
- Entonces, ¿vas a casarte? – escuchamos como Minki pregunta.
- Sí. Por fin logre colarme en el corazón de mi precioso. – ese Kevin no deja lugar a dudas lo enamorado que esta.
- Más le vale que te cuide, sino, se las verá conmigo.
- Kwanghee me ama, me lo ha dicho.
- Y como no va amarte, si eres perfecto para él y yo lo sabía. Por eso me ofuscaba un poco con él, no se daba cuenta de lo que se estaba perdiendo.
- Minki sobre eso…
- Kevin. – Kwanghee irrumpe en el cuarto dejándonos atrás.
- ¿Y ahora qué hacemos? – Heecheol me pregunta al ver que de nuevo nos quedamos afuera.
- ¿Esperar? – ambos comenzamos a reír sin saber que más hacer. Arrincono a Heecheol contra la pared para darle un beso -. Supongo que tendremos que hacer algo mientras esperamos. – tomo su mano y nos alejamos a mi cuarto.

Es cierto que hemos decidido esperar para hacer el amor, sin embargo eso no nos ha detenido en hacer otras cosas. Juego de manos sobre la ropa, besos candentes en todo tipo de lugares y lo mejor de todo, es que Heecheol esta tan apasionado, curioso como yo de aprender todo lo posible mientras llega el día en que podamos entregarnos.


Minki POV
(SiChul)


Quedaban algunas horas para que el gran evento sucediera. Todos los jovencitos, junto con los appas, estábamos en casa de los tíos Leeteuk y Kangin alistándonos para la gran boda. La última semana fue todo un ajetreo con tanto preparativo, aunque no pude tomar parte de todos, Kwanghee a menudo iba a visitarme para contarme cómo iba con los arreglos.

Estamos todos muy emocionados por ellos. Kwanghee y yo hicimos las paces, como lo único que tenía contra él se ha ido. Y me refiero a su obsesión por mi hermano, yo siempre supe que esa relación no podía ser, mucho más sabiendo que Kevin moría por él. Creo que el que mi hermano y primo estuvieran involucrados en esto, me llevo a portarme un poco mal con él.

Aunque no me arrepiento del todo, ya que Kwanghee muchas veces me devolvía los malos ratos. Pero ya nada de eso se interpone entre nosotros. Incluso creo que tenemos mucho en común. Para empezar, seremos los primeros primos en casarnos y en llevar una vida como amos de casa. Creo que en eso le llevo un poco de ventaja, ya que pronto seré appa y aún estoy acostumbrándome a mi nueva casa.

Justo unos días después que me dieran el alta y dejara el reposo, fuimos los tres hacer las compras de lo necesario para hacer habitable la casa que el tío Eun nos regaló. Gracias a Kwanghee, appa Heechul no termino decorándolo todo a su gusto, fue de mucha ayuda porque interpreto mis ideas y la casa quedó hermosa. Lo mejor fue que a Hyukie le gustó.

No hemos pasado mucho tiempo en ella, porque Hyukie por fin tiene su licencia de piloto y el trabajo lo ha llevado a trepar en avión varias veces. En esos días que no está conmigo, me quedo en casa de mis padres, no puedo estar solo con esto del embarazo. Dios, con casi nueve meses, es muy difícil moverme.

- Parece que estoy de veinte meses. – me quejo al bajar de la camioneta. Hyukie me ha traído a casa del tío, ya que estos días no ha tomado ningún trabajo, porque quiere estar en casa cuando nazca la pelotita.
- Pero si estas hermoso. – me besa mientras me ayuda a entrar a la casa.
- Mis pies están hinchados, casi no pude dormir y esta ropa me hace ver gordo. – en verdad estoy indignado, por su culpa he engordado tanto, me da comida como para alimentar a un avión entero.
- Tranquilo muñequito, el medico dijo que era normal, solo trata de no estar de pie mucho tempo. – me ayuda subir los escalones que van hacia las recamaras, mis primos deben estar arriba -. Ji Hae estará aquí, si te llegas a sentir mal, no dudes en decirle.
- ¡Todavía no es tiempo! – le digo enfurruñado. No quiero que vea el terror que le tengo a ese momento.
- Bien, pero... – no pudo terminar de hablar, ya que un sonido proveniente de mi estómago, se escuchó bastante fuerte -. ¿Tienes hambre? – muerdo mi labio avergonzado. Acabamos de desayunar no hace mucho y de nuevo tengo hambre -. No te preocupes muñequito, antes de irme voy a pasar a la cocina y decirles que te suban algo de comer.
- Gracias, Hyukie. – le doy un beso -. Te amo. – termino haciendo un puchero.
- Los amo bebes. – dice antes de irse.

No puede quedarse, los chicos deben ir a casa del abuelo, quien está de lo más feliz con la boda, que será bisabuelo y hasta con la idea que Hyukie sea su nieto político.

- Mi bebé se casa… – el tío Teuk sale de la recamara donde supongo esta Kwanghee con sus ojos llorosos -. Minki, mira que linda pancita tienes. – me saluda mientras toca mi panza, lo que hace que dos patadas retumben haciéndome doler -. Eso lo sentí. Seguro que también están emocionados por la fiesta.
- Aja… - no puedo decir más porque aún no me repongo del dolor. La pelotita rebota fuerte.
- Voy a decirle a los demás que se adelanten, yo tengo que ir con Kwanghee en el auto. – y se va dejándome solo.

Seguro mi appa no estará muy feliz en irse, la boda es en casa del abuelo y appa no se puede ver muy bien con él todavía. Aunque por persuasión de papá, prometió comportarse con el abuelo. Quien sabe que le habrá ofrecido papá.

- Buenos días futuro appa… - Jino es el primero en saludarme, pues viene del baño que está en el pasillo.
- ¿Cómo van? – les pregunto al entrar, la mayoría de ellos ya están vestidos.

Heecheol está terminando de arreglar el cabello de Jin Young, Minwoo está mandando mensajes mientras Ji Hae le acomoda el traje, Jun Young se ve en el espejo y Kwanghee supongo que está cambiándose en el baño porque no lo veo. Gunhee está aquí para terminar de arreglarlo, amigo estilista de appa. Yo mismo se lo he recomendado a Kwanghee.

- Perdón por haber llegado algo tarde. - me siento en el primer sillón que veo libre -. Mis pies no querían entrar en estos zapatos.
- Es que si estas bastante gordito. - ¡Gracias Jun Young!
- Oh Minki, si estabas tan cansado… - Ji Hae comienza y sé que no tardara en darme sus recomendaciones.
- Ni lo digas, por nada me perdería esta boda y Kevin no me lo perdonaría.
- Y yo tampoco, ahora que ya hemos hecho las paces. – Kwanghee sale por fin del baño.

Luce un bellísimo traje completamente blanco que le queda como guante, tiene aplicaciones de piedras pero muy discretos y el pequeño detalle rosa de su fajín, le da un look bastante romántico. Jino fue el encargado de diseñar el traje de Kwanghee, obvio que él no fue quien lo confecciono, pero puso en su diseño todo lo que el novio quería.

- Kwanghee, estas perfecto. – le digo sinceramente, me detengo un poco cuando lo veo batallar con el cierre del pantalón.
- No cierra. – la preocupación en su rostro hace que todos mis primos se acerquen a ayudarlo.
- Te dije que estabas comiendo demasiado. – Jun Young lo regaña. Primero me dice gordo y ahora le dice tragón a Kwanghee.
- ¡No estoy GORDO!
- La verdad es que si estas un poco… - Jino no dejo terminar de hablar a Jin.

Bastante tiene el novio con este problema como para que estén diciéndole gordo, además por lo que me ha contado Kevin, Kwanghee tuvo algunos problemas alimenticios, no es bueno que le andemos recordando eso.

- He escuchado que los nervios hace que retengamos agua. – Ji Hae comienza a explicar lo sucedido como algo médico -. Es normal. Entre todos vamos a hacer que te calce el pantalón.
- Dios, ahora estoy nervioso. – Kwanghee está en drama total.

Entre todos comienzan a jalar, de atrás, a los lados, tratando de que el bendito cierre suba y lo logran. Con lo que no contaban es que le iba a cortar la respiración a Kwanghee, estuvo a punto de caer.

- Seguro que son los nervios. – dice Minwoo preocupado.
- Minki te mandan esto de la cocina. – esa ha sido Amber, que me ha traído un rico plato de fruta con crema batida y canela. ¡Rico! -. El tío Teukie le ha mandado un té para los nervios a Kwanghee.
- ¡Está reteniendo líquidos y tú le das té! – es Ji Hae quien discute.

Justo cuando me llevo un bocado de fruta a la boca, Kwanghee hace una cara de asco que no puede con ella, juro que hasta se ha puesto un poco verde. A parte de estar preocupado por lo de su pantalón, creo que hay algo más, por lo que no se siente bien. Le hago unas señas a Gunhee para que salga del cuarto y nos deje solos.

- ¿Qué sucede Kwanghee? ¿Te sientes bien? – comienzo a preguntarle sin dejar de comer.
- Creo que la cena de anoche me ha caído mal, tengo mucha acidez y luego no pude probar bocado esta mañana. – se queja antes de hacer a un lado el té -. Quizás por eso estoy hinchado.
- Yo no lo creo… - Ji Hae rápidamente intuye a donde voy.
- Tampoco yo. – la secundo -. Kwanghee, ¿Kevin y tú tuvieron relaciones últimamente?
- No sé si Jin deba escuchar esto. – Amber ha ido al lado de su hermanito y a cubierto sus oídos.
- Amber, Jin no es un bebé. – suavemente Ji Hae llama su atención -. Debe estar enterado de estas cosas, es algo natural y para que no lo llegue hacer.
- A todo esto ¿Por qué me preguntan? – Kwanghee sigue sin comprender.
- Solo responde. – lo apuro.
- Bueno, Kevin y yo… ash, esto es vergonzoso. – se cubre el rostro cuando todas las miradas se concentran en él -. Lo hicimos, una vez hace mucho, cuando me mostro nuestro departamento. – bien, esto confirma un poco mis sospechas. Todos nos quedamos en silencio por unos momentos.
- Yo lo he estado haciendo en el departamento de un amigo. – se rompe el silencio cuando Jun Young también se confiesa tratando de ayudar a su hermano.
- ¡¿Eh?! – esto hace que Kwanghee saque su rostro de entre sus manos.
- Con razón hemos visto muy feliz a Tae Heon. – Jino ríe traviesamente codeando a Minwoo.
- Oh, bueno, yo lo hice en un hotel. – Minwoo también confiesa -. La primera vez, después ha sido un poco…
- ¡¿Queeeee?! – ese es Jino.
- Sí, pero sabemos cuidarnos muy bien. Y tú Kwanghee, ¿Qué método utilizaron? – Minwoo es quien termina preguntándole.
- Yo… solo recuerdo que termino fuera de mí, pero…
- Suficiente. – Ji Hae lo interrumpe -. Iré a la farmacia por una prueba, acompáñame Amber.

Las dos salen de la habitación con la encomienda de traer la dichosa prueba. Mientras tanto los demás nos quedamos para ayudar a Kwanghee con su ropa y tranquilizarlo con esta nueva noticia, creo que se ha quedado un poco alterado. Menos mal que se cómo arreglar el problema de su pantalón.


Kevin POV
(HanBum)


En una hora por fin mi precioso será mío para siempre. Nos casaremos, lo hare mi esposo y viviremos juntos como lo he deseado desde que lo conocí. Aunque era un niño cuando eso sucedió, paso por mi mente, porque desde ese momento ya estaba loquito por él.

Estoy un poco nervioso, no he parado de andar de allá para acá desde que terminamos de arreglarnos. Mis primos vinieron aquí a casa del abuelo donde será la boda. Me pone un poco ansioso que Kwanghee y los demás jovencitos fueran arreglarse a casa del tío Teuk, pero supongo que tengo que tenerle fe a mi precioso. Dijo que me amaba después de todo.

Estar con mis primos en estos últimos momentos de mi soltería ha sido muy gratificante. Sin malos entendidos y con mucho que festejar, quisieron emborracharme los muy ladinos. Copa tras copa me fue dada mientras me cambiaba en uno de los cuartos principales. Menos mal que mis salidas en Australia me hicieron resistente a esto, sé que deseaban lograr relajarme, creo que al final ha tenido un efecto contrario.

Lo peor es que me han dejado solo, bueno, con los tíos, pues han ido a buscar a los jovencitos. Más que el tío Kangin no deja de mirarme y estar tras de mí como si fuera mi escolta personal, su mirada es algo intimidante. Bueno, tengo que reconocer que de eso tengo un poco de culpa, no llevar a su hijo a dormir a su casa y que lo que supone que sucedió, si haya sucedido. Después de ese día en el departamento ya no dejó que sucediera nada. Menos mal que mi precioso estuvo de acuerdo en casarnos pronto.

Sonrió al pensar que seguramente ya viene en camino. Quiero verlo.

Mi ansiedad me hace caminar hacia la entrada de la mansión. La boda será en el jardín de la parte posterior, todo está primorosamente arreglado, flores, fuentes, las mesas con su mantelería blanca y los floreros que los adornan. Lo mejor es el quiosco del centro, donde tomarán nuestros votos, regalo del tío Yesung, no sé de donde lo habrá traído. Que por cierto, cada uno de mis tíos se ha lucido con sus regalos, nos hicieron sentir a Kwanghee y a mi muy apreciados.

Logro ver que algunos de mis primos ya van llegando, los primeros son Jino y Jong Wook, ambos lucen algo rosado. Jino un traje completamente rosa y Jong Wook su saco, lo mejor es que se les ve felices. Estoy pensando que seguramente este par es el siguiente en casarse. Hyukhae y yo ya hemos apostado.

Después veo llegar el auto de Siwan pero nadie baja. Me distrae ver llegar a Jun Young y Tae Heon, ambos vienen abrazados, Tae casi no deja caminar a Jun. Ambos me saludan, Jun me abraza efusivamente, los últimos días he convivido mucho con ellos dos, después de todo serán mis cuñados además de primos.

En una enorme Van, llegan Hyug Sik y Minwoo, Jin y Dongjun, Ji Hae y Amber… Wow, la prima Amber luce vestido, esto lo tenemos que grabar, ojala lo graben. Y al final Hyukhae ayuda a bajar a Minki que ya luce un estado muy avanzado de embarazo. Nunca pensé que el muñequito me fuera hacer tío tan pronto, se le ve tan lindo con su pancita y esta tan ilusionado. Ni que decir de Hyukhae, ha demostrado desvivirse por Minki y ser muy cuidadoso, sobre todo después del susto que nos dio meses atrás.

- ¡Kevin! – Minki me abraza como puede porque su pancita no nos deja mucho -. Lo siento, he crecido demasiado. – dice desanimado.
- Muñequito, no has engordado gran cosa y estas hermoso. – Hyukhae lo abraza y le da un beso en la mejilla.
- Es verdad, te notas radiante y muy sano que es lo primordial. – ayudo a que Minki se sienta cómodo.
- Oye, pobre de mí que me hicieron usar este vestido y tacones. – se queja Amber -. No es justo, yo quería venir con esmoquin como ustedes y la faja me está matando.
- Claro que es justo. Trata de meterte unos zapatos en unos pies que doblaron su número real y que además no podrás estar sentada por mucho tiempo porque las ganas de orinar te mantienen yendo y viniendo del baño, además de aguantar el partido de futbol que a esta pelotita se le ha ocurrido jugar en estos precisos momentos. – algo cansado, Minki termina de hablar, pues lo ha hecho de corrido -. ¿Dime que es justo?
- Tú ganas. – se rinde Amber.
- Vamos a buscar un buen lugar muñequito. – Hyukhae y Ji Hae lo ayudan a desplazarse hacia el jardín. Hyukhae me dice un “lo siento” pero niego, es normal que Minki ande tan incómodo, después de todo van a ser…
- ¡Oh! Siwan, HeeCheol… - les hago una seña para que me vean.

Acaban de bajar del auto un poco desarreglados. Heecheol acomoda sus cabellos mientras Siwan arregla sus ropas, ambos lucen acalorados. Me divierte un poco recordar que son ellos los que desean llegar vírgenes al matrimonio y de no ser porque Heecheol es muy decidido, porque de ser por Siwan, seguro que esa promesa se vería rota pronto. Porque así como ven de serio a Siwan, el amor que siente por Heecheol y lo lindo que esta ese chico, las manos se le multiplican cuando está a su alrededor.

- ¡Hola Kevin! – Heecheol me saluda, su rostro esta sonrojado, avergonzado porque me he dado cuenta en qué condiciones bajaron del auto.
- Primo. – recibo un abrazo de Siwan -. ¿Esperando a Kwanghee?
- Sí. Y ustedes ¿a quién esperaban?
- Oh, bueno, hoy fue mi primer día de clases de manejo. – dice Heecheol emocionado -. Siwan dice que lo he hecho muy bien.
- Tienes un talento natural cariño. – lo veo abrazarlo por la cintura y plantarle un beso que no es largo, pero que no deja lugar a dudas que le ha quitado la respiración a Heecheol.
- Y me estaba premiando por no haber rayado a su bebé. – Heecheol lleva una mano a su boca.
- Nosotros vamos a… Kwanghee ya viene en camino. – toma la mano de Heecheol y se van hacia el jardín.
- Esos dos…
- ¡Kevin! – esa voz, el tío Kangin me ha seguido. Vaya, ni mi padre me cuida tanto, por cierto ¿Dónde anda? - ¿A dónde vas? – casi me gruñe.
- Yo… vine a ver si ya llega Kwanghee.
- Aja… ¿y por eso has venido hasta aquí? – asiento -. No voy a dejar que huyas. Esperaras conmigo en el altar y asumirás tu responsabilidad para con mi bebé, ¿entendido?
- Pero yo…
- No te quiero lejos de mi vista.

Es mi boda, ¿por qué voy a huir, si tengo veinte años intentando atrapar a mi precioso? A lo lejos veo llegar el auto del novio, mi precioso ya está aquí, así que me dejo llevar cuando el tío Kangin jala de mi brazo hasta el altar donde debo esperar.


Ji Hae POV
(EunHae)


- Todos me miran. - se queja Amber mientras caminamos por el largo pasillo hacia el altar, Kwanghee nos ha pedido que seamos las damas, así que ambas venimos vestidas iguales. Unos lindos vestidos fiucsas.

Pensé que elegiría a nuestros primos, pero al ser muchos, todos estuvieron de acuerdo que Amber y yo éramos las indicadas para esto. Mi Amber no estuvo muy de acuerdo, fui un poco convincente con ella y al final acepto hacerlo.

- Te miran porque estas hermosa. – le digo tratando de convencerla de lo mucho que me gusta con ese vestido fucsia.
- Miran mis piernas. – la hago caminar, pues venimos cogidas de la mano y en la otra libre llevamos un pequeño ramo de rosas rosadas.

Llegamos a nuestros lugares, justo del lado de Kwanghee. Nadie nos presta atención ahora porque están viendo caminar al novio hacia el altar.

- Eso me da la oportunidad… - susurro a su oído mientras enredo mi brazo en su cintura atrayéndola a mí -. Me da la oportunidad de ser posesiva y celosa contigo. – una sonrisa deseosa se forma en su rostro.
- Siempre… - mira para todos lados antes de darme un beso. Nunca ha sido tímida respecto a nuestra relación, por lo visto usar un vestido y tacones, la ponen en ese estado. Y me encanta -. Cuando quieras linda.
- Lo mismo digo. Tus senos se ven muy bien con este vestido. – muerdo mis labios al terminar la frase.

Appa Hae nos llama la atención al preguntar por papá, ha tenido que ir por una malteada de banana para él que anda de antojo y ahora lo culpa de estarse perdiendo el inicio de la boda. ¿Quién lo entiende? Si estaba histérico porque quería esa malteada.

El lugar está lleno. La familia se ha tenido que repartir. Del lado de Kwanghee estamos todos los Lee, obviamente los Park, los Kim por parte del tío Ryeowook y Yesung, así como lo Cho. Del lado de Kevin están los Kim, tanto los tíos Hangeng y Kibum felices de que por fin su hijo haya alcanzado su más grande sueño, Siwon y Heechul están con ellos, no sé qué tanto alega el tío Heechul sobre los arreglos florales. Los tíos Henry y Zhou Mi manteniendo a raya a Dongjun y el pobre Jin de lo más ilusionado con su primera boda. La pequeña familia Lee de Minki y Hyukhae, y Siwan que se ha traído a Heecheol para su lado.

Pongo atención a la llegada de Kwanghee al lado de Kevin, se ven tan bien juntos, uno de blanco y el otro de negro. El tío Kangin entrega a Kwanghee, no sé qué tanto le dice a Kevin, a lo que el tío Hangeng se ha tenido que levantar de su lugar para hacer que suelte la mano de su hijo. Ha sido gracioso. Aunque debo decir que hoy todos lucen muy guapos.

La ceremonia transcurre sin problemas hasta la parte densa de la misma.

- Si hay algún impedimento para que se realice esta boda, que hable ahora o que calle para siempre.
- ¡Aaaaaah! – todos volteamos, no es muy fuerte pero se logra escuchar hasta donde estamos de pie junto a los novios, Siwan se ha levantado de su asiento.
- Usted joven, ¿Qué tiene que decir?
- ¿Yo? Nada, por favor siga, no tengo nada que decir. – la gente comienza a murmurar. Kwanghee comienza a ponerse nervioso, Siwan lo nota -. Minki que ha apretado fuerte mi mano. – trata de explicarse cuando escuchamos a Hyukhae gritar. Minki atrapó su mano tambien, se ve que está haciendo fuerza y mi hermano no lo resiste mucho. ¿Qué es lo que está pasando?
- ¿Te sientes bien Minki? – mi cuñado se remueve incomodo cuando por fin suelta la mano de Hyukie.
- Estoy bien, por mí no se detengan. – dice con sonrisa fingida. Obviamente no le creo, pero al parecer ha sido suficiente para que la ceremonia continúe su curso, cuando todos vuelven a tomar asiento.
- No habiendo impedimentos. Kim Kevin, aceptas por esposo a Park Kwanghee, para amarlo y respetarlo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe.
- Sí, acepto.
- Y tú, Park Kwanghee, aceptas por esposo a Kim Kevin, para amarlo y respetarlo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe.
- Yo… yo… - ¡Porque duda en estos momentos! De nuevo los murmullos.
- Precioso, no hagas esto, no ahora… - solo los que estamos en el quiosco logramos escuchar su conversación.
- No, digo, si quiero casarme, es solo que tengo que decirte algo antes de… - Kwanghee muerde sus labios cuando abre el saco de su traje blanco.

Curiosa, como todos los demás, me asomo a ver qué es lo que le está mostrando a Kevin. El pantalón de Kwanghee está siendo detenido por un enorme seguro. ¿Con que así resolvieron el problema?

- ¿Quieres decir, que? – Kwanghee asiente -. ¡Precioso! – Kevin lo abraza y en su locura levanta a Kwanghee del suelo para comenzar a dar vueltas con él. Nadie, excepto mis primos, saben el porqué de todo esto -. Me haces muy feliz. Eres mi vida Kwanghee y este pedacito nuestro lo voy amar a un más. – se les ve tan felices -. ¡Vamos a tener un bebé! – por fin grita a los demás invitados.
- ¡Tú, pedazo de…!
- ¡Kangin! Cállate, ya se van a casar. – el tío Teukie lo hace callar. Se escuchan murmullos. Los más felices son los padres de Kevin que se han puesto de pie para felicitar a la pareja.
- ¡Vámonos de aquí Siwon!
- Espera princesa, la boda aún no termina y luego viene el banquete.
- No, vámonos, no quiero terminar contagiado.
- Ya Heechul, no salgas con tus cosas. – le dice con burla el tío Sungmin.
- Es lo que te digo Siwon, cuando uno comienza con esto de los bebés, se riega hacia los demás como una enfermedad. – el tío Heechul realmente luce asustado -. Primero Minki, luego Donghae con su cosa de formar un ejército Lee y ahora Kwanghee. Vámonos… - lloriquea. Es gracioso. El tío Siwon solo rueda los ojos y lo abraza, no sé qué tanto le dice pero logra hacer que vuelva a sentarse en su lugar.
- ¿Te sientes bien muñequito? – la voz de Hyukie llama mi atención. Minki continua aferrado a su mano mientras que la otra la mantiene sobre su pancita, parece estar soportando mucho dolor. Me acerco a ellos para asegurarme que solo ha sido una de esas patadas del bebé que le sacan el aire.
- ¿Qué sucede? – tío Zhou Mi se ha acercado.
- Está muy pálido. – le digo.
- Está teniendo dolores, están pasando cada quince minutos, pero él dice que está bien. – me explica Hyukie, está preocupado como todo padre primerizo.
- Minki, si son dolores de parto debemos llevarte a un hospital. – tío Zhou Mi está terminando de revisar sus signos vitales.
- ¡No son dolores de parto! – grita -. ¡Me puse esta ropa, hice que los zapatos entraran en mis pies, no me voy a ir hasta que termine! ¡¿Por qué rayos no continúan con la ceremonia?! – ahora todos se han dado cuenta que Minki está mal, incluso los novios en medio de su felicidad.
- Es tan terco como su appa Heechul. – tío Zhou Mi suelta frustrado.

Los tíos se dejan venir, están rodeando a Minki pero este no se está quieto, los ha hecho a un lado para que lo dejen ver. Kevin y Kwanghee están por dar el sí acepto de nuevo, cuando a Minki lo ataca otra contracción.

- Ahora sí, nos vamos. – Hyukie le dice, determinado en llevarlo en brazos de ser necesario.
- Siwon, alista el auto. – el tío Heechul apura a su esposo.
- Minki no seas terco, debemos llevarte al hospital. – Siwan trata de dialogar con él.
- No, no me voy hasta que esto termine.
- ¡Cásenos ya! – ahora es Kwanghee quien apura al pobre sacerdote, quien se salta todo el protocolo hasta la frase final.
- Los declaro formalmente casados, pueden besarse. – y con un beso de película, por fin ha terminado todo el show.
- ¡Aaaaaaaaah! Hyukie duele…

Después todo se volvió un caos. Los abuelos Kim se quedaron atender los invitados mientras los demás nos íbamos al hospital para estar al lado de Minki. Kevin y Kwanghee tampoco quisieron quedarse, ellos se unieron con nosotros en el hospital un poco después.

- Me duele, Hyukie, duele…
- ¡La epidural para mi bebé! – tío Heechul es quien esa gritando ahora, se la ha pasado dando órdenes todo el tiempo. Los tíos Zhou Mi y Heechul, Hyukie, Minki y yo, vamos listos hacia al quirófano.
- Tranquilos los dos. No hay tiempo para la epirural, Minki ya fue preparado para cirugía, dentro de poco no sentirá nada. – tío Zhou Mi, no, en este momento es el doctor Zhou Mi se impone. Todo ha sido tan rápido por la urgencia del parto. -. Ya estamos en el quirófano, te vamos a operar y pronto vas a tener a tus bebés en brazos.
- ¿Bebes? – Oh, oh, se nos había olvidado ese pequeño detalle, Minki no sabe.
- Muñequito, sabes, tengo algo que explicarte. – Hyukie se acerca y toma su mano, está tratando de tranquilizarlo antes de darle la noticia. El doctor Zhou Mi ya está listo, el tío Hee se mantiene acariciando los cabellos de Minki, no se quien está más nervioso, Minki o él.
- ¿Qué tengo Hyukie? ¡Me voy a morir! – Minki comienza a llorar, eso nos dificulta un poco la cirugía.
- Minki relájate, estamos tratando de traer al mundo a tus bebes.
- Muñequito no es nada malo, por favor no te pongas así, corres riesgo de… - mi hermano no termina de hablar cuando el llanto del primer bebé se escucha en el quirófano. Hyukie está dejando que el doctor Zhou Mi haga todo, ya que prefiere estar al lado de Minki, así que es quien corta el cordón.
- Es un niño. – les digo cuando se los enseñan. Hyukie llora y la mirada cristalina de Minki, hace notar que esta emocionado, no sabe que decir.
- Nuestro primer bebé. – Hyukie besa la frente de Minki.
- Es tan lindo, no cabe duda que los Kim hacemos hermosos bebes. – dice el tío Heechul orgulloso.
- Quiero a mis bebés, a ambos.
- Muñequito, ¿tú sabias? – tanto Hyukie como yo estamos sorprendidos.
- Appa me lo dijo el día después que salí del hospital, te note raro y le pregunte a appa... Sabes, los Kim podemos parecer débiles, pero no lo somos.
- Lo siento muñequito, no quise…
- Ssssshhh… Oppa… Oh, Oppa! Se ha olvidado que lo sé todo… - Minki le dice con un lindo puchero. Mi hermano no se sorprende que le diga de esa forma, al parecer está más que acostumbrado. Minki pone un dedo sobre su boca -. En cambio, nuestras parejas parecen creerlo y les gusta estar al mando, así que solo deje que me cuidaras como tú querías. – sonrío, buena la hizo Minki. El llanto de otro bebé se escucha en el quirófano.
- Lo hiciste bien Minki.

El tío Zhou Mi trae a uno envuelto en una sabanita azul y el tío Heechul trae a otro envuelto en una sabanita rosa, soy tía de unos mellizos perfectos y hermosos. Los dos están sanos y tienen unos fuertes pulmones a pesar de no haber nacido en término.

- ¿Ya saben cómo se van a llamar? – les pregunto.
- Sí. Deje que Hyukie eligiera el del “bebe” que esperábamos y gracias a appa pude elegir en secreto el nombre del otro bebé.
- Te amo Minki. – Hyukie le da un profundo beso en sus labios.
- Yo también Hyukie.

Mientras terminan de instalar a Minki en su cuarto, el tío Heechul y un Hyukie emocionado van cargando a los bebes. Como todo padre orgulloso, los lleva para mostrárselos a todo el mundo, seguramente están ansiosos por conocerlos.

- ¿Cómo esta Minki? – tío Siwon es el primero en preguntar.
- Él está bien, pronto lo van a trasladar a su cuarto para que podamos verlo. – Hyukhae lo tranquiliza -. Familia. – No me había dado cuenta que el pasillo se encuentra lleno con todos nosotros -. Este hombrecito de aquí, es Min Hyuk y ese jovencito envuelto en la manta rosa, es Min Hee. Les presento a los nuevos y recién nacidos Lee. – Hyukie luce como todo padre emocionado.

El tío Siwon se acerca a observar a Min Hee, pues tío Heechul es quien lo está cargando, mientras nuestros padres conocen al pequeño Min Hyuk, los demás esperan su turno para conocerlos, están todos emocionados.

- Es tan hermoso, como su abuelo. – el tío Siwon le dice a su esposo.
- Siwon, no me arruines el momento, aún no me acostumbro a esa palabra. – gime el tío Hee.
- Seguro tuviste algo que ver para que Minki lo llamara Min Hee.
- Cállate conejo, cuando tengas tus nietos me contaras. – el tío Heechul casi lo fulmina con la mirada, pero cuando ve a su nieto, la mirada se le llena de dulzura.
- Hijo, felicidades, ya eres papá. – papá abraza a Hyukie como puede.
- Sí, aún no lo creo, y de dos.
- Vamos Hyukie, no es hora de entrar en pánico. – le digo -. Además son lindos y tan bien portados, mira que no han llorado tanto.
- La familia está creciendo. – tío Kyuhyun se ha acercado a ver los bebés.
- Quien iba a pensar que esto sucedería, todos emparentados y disfrutando de nuestros nietos mutuos. – ahora es el tío Wook quien se ha puesto sentimental.
- De eso no hay problema, Donghae y Eunhyuk se van a dedicar de seguirla aumentando. – ese fue el tío Heechul.
- No importa mientras todos estemos juntos, como la extraña familia que hemos formado, porque lo que somos Hangeng y yo, hemos decidido no viajar más. Nos vamos a establecer aquí en Seúl. – dice el tío Ki Bum, todos se alegran por la noticia.
- ¿Qué tienes alevina? – Amber me pregunta cuando ve que me he alejado de todos.
- Estoy emocionada. – me abraza -. Mira cómo está la sala.
- Esta tan llena que si no abren las puertas pronto nos quedaremos sin oxígeno. – comienzo a reír por su ocurrencia.

Me pone feliz que tanto en los momentos difíciles como en los felices como estos, nuestra familia este siempre junta, queriéndonos, apoyándonos o bromeando. No dudo que seguiremos teniendo días como estos y recibiendo más bebes en el futuro.

Una vez nuestros padres desearon que nuestra familia se mantuviera junta por siempre, queriéndonos y apoyándonos. Pueden estar tranquilos, porque nuestra familia además de seguir creciendo, sigue reafirmando el amor y cariño que nos tenemos, aunque no seamos familia de sangre, lo somos de corazón, y eso es lo que más importa...

Fin.
Share:

15 comentarios:

  1. Ya termino enserio 😭😭😭 Mew desde el 2012 sigo esta historia la conocí en hato y gracias a ella te conocí como escritora y ahora que terminó me falta algo (soydramaticaXDD) no ya enserio esta historia desde el primer capítulo eunhae hasta este final de la gran familia que so es hermoso, muchas felicidades y gracias por escribir esta hermosa trilogía 💙

    ResponderEliminar
  2. Noo... Fin TT.TT mi vida pierde sentido xD no en serio extrañaré mucho esta trilogía la amo con todo mi corazón u.u

    ResponderEliminar
  3. Que horror en el trabajo y llorando a moco tendido por el final, todo tan lindo.
    Tanto tiempo siguiendo este fic como pasan los años, felicidades por escribir tan lindo.
    Ate
    Samicazu

    ResponderEliminar
  4. Dios no puedo creer que sea el fin... Después de seguir todas las temporadas y llorar y reír con cada capitulo... Es tan triste y lindo a la vez... En verdad ame toda esta historia fue perfecta, gracias por todo el esfuerzo que pusiste en ella ฅ(♡ơ ₃ơ)ฅ

    ResponderEliminar
  5. Ya terminó ;-; es de esas historias que una no quiere que termine ㅠ.ㅠ
    Ahora que mencionan las fechas, es cierto, desde oppa oppa en el 2012, hasta ahora con oppa oh oppa en 2015 todos los capítulos fueron muy esperados, desde que actualizadas cada 8 días y luego cada 15, siempre esperaba que fuese viernes para leer, todo me gustó ;-; <3
    Y al final Minki casi dando a luz en plena boda, ese niño que que nos trajo más, el de Hae y ahora el de hwanghee.
    Gracias por cada uno de los capítulos, y por tomarse el tiempo para escribir :')

    ResponderEliminar
  6. Nooo!!! Y llego el momento mas temido el final de esta hermosa historia,ahora con que ilucion voy a esperar los viernes XD nimodo solo queda la resignacion, aunque ya vienen mas bebes en camino no vendra tambien otra temporadita? Bueno solo me queda decir que este fue uno de mis fics favoritos desde la primera temporada hasta esta fue genial,muchas gracias por tomarte tu tiempo y tu esfuerzo en escribirlo, simplemente puedo decir que fue perfecto : )

    ResponderEliminar
  7. No puedo creer que haya llegado a su fin ....
    Cuando llegue a hato "oppa oppa" fue uno de los primeros fics que leí nunca creí que me enamoraría tanto de la historia desde el primer capítulo me atrapo completamente, después vino la segunda temporada llena de sorpresas, enredos y comedia que resulto igual de maravillosa que la primera... Con esta tercera tenía dudas en sí leerla o no ya que desconocía a todos los personajes y al principio si me costo trabajo aprenderme los nombres y saber quien era cada quien siempre esperaba ansiosa las actualizaciones...
    Muchas gracias por haberte tomado el tiempo de crear tan extraordinarias temporadas

    ResponderEliminar
  8. waaaaaaaaaaaaaaaa... por fin la termine!!!! *O* muchas gracias por la historia... hepasado momentos muy divertidos con ellos...
    omg... que el hermano gemelo del chico... y bueno... pobre del abuelito que quedó mal y ya no supo de si T^T pero ahora ya estan juntos ...
    jajajajajajajajajjaaj y se comieron la torta antes del recreo!!!!... aunque ps ya la creatura nacerà dentro del matrimonio que si no... kangin se cuelga al pobre XD
    asdfasdf bodaaaaaaaaaaaaaaaaa... la bodaaaaaaaaaaaaaa... que lindos y minki que queria escuchar el final XD jajajajajaja tan lindo el... y fueron dos!!!!!! que lindo ^^

    de nuevo muchas gracias
    ^^

    ResponderEliminar
  9. Wooo he leído las tres temporadas de este fic y aun me quedo sin palabras, es una historia hermosa y dirían por hay la familia nunca deja de crecer y menos con el EunHae calenturientos que ya van por el equipo de futbolt XDD gracias por compartirnos tan hermosa historia :3

    ResponderEliminar
  10. Sin palabras. Simplemente hermoso y un digno final.
    Gracias por este fic.♡

    ResponderEliminar
  11. ¡4TA TEMPORADA! (?????)

    Okay no TT TT, ay te juro que nunca pensé que tan pronto terminara, voy a extrañar las locuras de estos bobos ;;, ¡Exijo prologo! y una 4ta temporada too (?????????????????????????????) pero si no quieren pos no. ;c

    Un final muy digno de leer, me encanto todo y que se hablara de todos; este Donghae y su legión de Lees, wtf.., y aww Heechil tan lindo<3 todo preocupado por su bebé<3, yyyyyyyyyyyyyy Y ¡Kwanghee embarazado! ASDFGHJKLÑLGLVIEURGLVEUSDBGLIURE, sin duda fue una boda llena de sorpresas, yo digo que el proximo en casarse va a ser Jun Young o Jino, alguno de ellos. x'D

    Bueno, nos seguiremos leyendo por aquí :D.
    ¡Besos y saludos!

    ResponderEliminar
  12. Lo ame me encantó estoy muy feliz y triste ala vez porque lo ame y porque termina haaaaaaaaa bueno bueno de todos modos muchas gracias por escribirlo bye besos

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. no puedo creer que se haya acabado este maravilloso fic por el cual me desvelaba y aunque no estuve tan al pendiente desde sus inicios con el eunhae me jalo a este pequeño mundo de fantasías que cada vez me atrapaban mas, es cierto no era una asidua comentadora por motivos e tiempo, per siempre estuve al tiempo de un nuevo capitulo ... esto ya se había convertido en una adicción pero aun asi no dejaba de tener guardado estos capitulos hasta se podria decir que casi y los imprimo para hacer un libro y tenerlo como la pieza mas preciada bajo mi colchon jajaja bueno es cierto sabia que no duraria para siempre pero ahora es cuando me doy cuenta que esto se lleva parte de mi corazoncito perve jejeejees cierto lloro como si fuera el primer fic que lei aun cuando ni en el primero lo hice pero es que esperar dias semanas por una actualizacion era ya parte de mi jajaja ... pero aun asi estoy muy feliz de que se haya concluido esta hermosa historia de la mejor maera y solo me queda decir fue la mejor ...
    GRACIAS unnie mew y a la ayuda de tus comadres hjajaja espero poder estar mas activa y ya comenzar a leer fics que me falten
    Gracias por todo y ya te estare molestando en otros muajajaja

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts