Bajo el mismo cielo... Capitulo 21

Young Saeng (POV)

Muerdo mi labio un poco ansioso, volteo hacia un lado y luego hacia el otro, buscando a lo largo de la acera. Siento como mi corazón late de prisa. Estoy demasiado nervioso. Puedo sentir las mariposas en mi estómago.

Respiro hondo. Intento controlarme un poco. No es posible que me ponga así solo porque he decidido acudir a la cita con Hyun Joong. De nuevo respiro hondo mientras vuelvo a buscar a mí alrededor.

— Hola- doy un brinco un poco asustado cuando al volver a girar mi topo de frente con él
— Oh… hola…- murmuro
— Gracias por venir, acabas de salvar a un buen hombre- sonríe amplio

Niego con la cabeza, bajo el rostro intentando ocultar mi sonrisa. Hyun es un bobo, sigue con el cuento de que iba a morir si no podía verme pronto.

— Te tengo algo- alzo un poco la mirada, curioso por lo que ha traído— espero te guste

Abro los ojos muy grandes cuando veo la alargada caja de terciopelo abierta sobre su mano frente a mí. En su interior un reloj dorado, muy brillante, con piedras que ni siquiera quiero saber que son, parece demasiado caro.

Tengo la boca abierta de lo impresionado que estoy.

— Yyo…- paso saliva— no puedo aceptar eso…- murmuro aún sin poder salir de mi asombro
— Oh, vamos- Hyun saca el reloj de su estuche, el cual guarda en el bolsillo de su chaqueta- es solo un pequeño obsequio—  me dice mientras levanta mi mano y comienza a poner el reloj en mi muñeca— además, se ve perfecto en ti

Observo el reloj en mi muñeca. Definitivamente es muy caro. Empiezo a sentirme más nervioso. De nuevo volteo a ver a Hyun Joong.

Cierto, Hyun Joong ya no es un estudiante universitario como mis compañeros de clases. Es un hombre con una profesión, con un negocio propio muy redituable… de pronto me siento nervioso porque sé que él me supera no solo en edad, sino en madurez y experiencia.

— ¿Tienes hambre? Podemos ir a un restaurante que conozco, cocinan delicioso-respiro hondo de nuevo
— No… no tengo mucha hambre…- y es verdad, los nervios me han hecho perder el apetito

Detrás de Hyun Joong veo pasar a un doctor con su bata, y eso me hace recordar que estamos en la explanada de un hospital.

— Por cierto, ¿Qué haces en un hospital?- le pregunto, Hyun sonríe
— Ya te lo dije, estaba muriendo y vine a que me atendieran- ruedo los ojos
— Estoy hablando en serio, ¿Por qué estás aquí?- frunzo el ceño
— Ash! ¿Por qué no me crees? Es en serio- no digo nada más, simplemente hago una mueca, molesto— está bien, está bien- Hyun se da por vencido— acompañé a Kyu Jong a traer al hermano de Hyung Joon al hospital— abro los ojos muy grande
— ¿A Ki Bumie? ¿Qué le pasó?
— Parece que ha estado varios días sin comer y… bueno, eso es básicamente lo que le pasa


Puedo notar que estaba a punto de decirme algo más pero se detiene. Entiendo que tal vez se trate de algún asunto más delicado que no puede decirme él, así que me giro y camino hacia la puerta del hospital.

— ¿A dónde vas?- me alcanza
— A buscar a Hyung Joon, debe estar aquí, ¿no es así?

Hyun Joong hace una mueca un poco extraña y eso me pone en alerta. ¿Qué es lo que pasa? Me detengo para verlo de frente fijamente.

— ¿Qué pasa? Tu sabes algo y no me lo estas diciendo

Después de varios segundos finalmente respira hondo, como si estuviera resignándose a algo.

— Sí, Hyung Joon también está aquí, pero no para ver a su hermano- frunzo el ceño
— ¿Entonces?
— Tuvo un accidente… veras…

Comienza a explicarme lo que pasó con mi amigo. Debo admitir que entre más me cuenta, más sorprendido me siento. ¿Cómo es posible que Hyung Joon haya tenido que escapar de su propia casa?

De nuevo, me siento enojado. Pero también un poco asustado, Hyun Joong y Jung Min son de la misma edad, nos llevan a Hyung Joon y a mí prácticamente los mismos años. Y si en verdad Hyun y Jung Min son iguales… yo no quiero estar en una relación como la de mi amigo.

— Tengo que irme…- murmuro antes de caminar hacia el lado contrario
— ¿Eh? ¿A dónde? Espera, ¿no íbamos a salir?
— No… yo… no puedo…

Levanto mi mano para hacerle la parada a un taxi que veo pasar por la calle. Corro cuando éste se detiene, estoy a punto de abrir la puerta, pero Hyun pone su mano sobre la manija para impedírmelo.

— ¿Qué pasa? ¿Por qué te vas?
— Lo siento Hyun Joong, no puedo… yo no quiero pasar por lo mismo que Hyung Joon

Hyun me ve sorprendido, abre la boca para decirme algo, pero no puede articular palabras, aprovecho su confusión para apartar su mano y abrir la puerta del auto. Subo y le digo al chofer la dirección.

— Espera…- cierro la puerta— ¡Young Saeng!- el auto comienza a avanzar y Hyun lo sigue intentando seguir hablando conmigo— Eso es injusto Young Saeng! No somos la misma persona!

Respiro hondo, no quiero voltear. Mi corazón está latiendo muy rápido. Por una parte quiero parar el taxi y regresar, pero por otro lado, en verdad tengo miedo. Bajo la mirada a mi muñeca y veo el reloj tan caro que puso ahí. ¡Dios! Nunca nadie me había comprado algo tan costoso. Volteo a ver hacia atrás, Hyun sigue parado en la acera observando el taxi.

Muerdo mi labio cuando lo veo patear un poste, molesto. Tengo un nudo en el estómago. Tal vez no debí irme…

Jung Min (POV)

“Hoy mamá y papá llegaron a casa con un bebé. Dice mamá que es mi hermanito. ¿Sabes Min Chae? Está bien bonito, tiene sus manitas pequeñitas al igual que sus pies. Papá dice que lo van a llamar Ki Bum, y que a partir de hoy yo soy el hermano mayor y debo cuidar de él.

Así que voy a convertirme en el mejor hermano mayor de la historia. ¡No voy a dejar que nada malo le pase!

Min Chae, te extraño mucho, pero también quiero mucho a mi nueva familia. Papá me consciente mucho y  me compra muchas cosas. Tengo una habitación llena de juguetes que me hubiera gustado poder compartir contigo. Ahora los compartiré con Ki Bummie.

Te quiero, y te volveré a ver.

Hyung Joon.”

Sonrío al terminar de leer la carta de ese pequeño de apenas siete años. Las palabras emocionadas de tener un nuevo hermano, Ki Bum.

Suspiro mientras dejo la carta sobre mi escritorio. Y pensar que ahora ese hermano está metido en muchos problemas. No puedo imaginarme lo que debe estar sintiendo mi bebé por haber dejado que todo eso le sucediera.

Pero yo voy a ayudarle a lograr que su hermano esté mejor. Hyung Joon ya no está solo, me tiene a mí, y voy a hacer todo lo que esté en mis manos.

Escucho que tocan a la puerta, salgo de mis pensamientos y rápido guardo todas las cartas que he abierto en el primer cajón que logro abrir, me pongo de pie y abro la puerta.

— Hola bebé, ¿necesitas algo?- Hyung Joon está en su silla de ruedas en la puerta, yo me mantengo ahí, sin dejarlo pasar y tapando su visión
— No me digas bebé- contesta al mismo tiempo que frunce el ceño e intenta ver más allá de mí, yo simplemente vuelvo a bloquear su visión
— Lo siento, no puedo. Tú serás siempre mi bebé- contesto

Joon simplemente rueda los ojos, mueve la silla para hacerse a un lado hacia el pasillo.

— Como sea- contesta molesto— Kyu Jong se ha ido y me ha dejado aquí abajo, ya es tarde y quiero acostarme a dormir- respira hondo como si le costara mucho trabajo decir lo siguiente— necesito que me ayudes a subir- sonrío amplio
— Por supuesto corazón, yo te ayudo

Hyung Joon no dice nada, pero puedo ver su molestia por la forma en que lo he llamado. Debo admitir que eso me hace sentir triste y un poco desesperado, pero no puedo reclamarle, yo mismo me lo busqué. Sólo espero poder lograr su perdón pronto.

Empujo su silla de ruedas hasta las escaleras, me detengo y me inclino hacia él. Paso un brazo por debajo de sus piernas y otro por su espalda para levantarlo de la silla. Sigue sin decir nada. Desvía la mirada evitando el contacto con mis ojos, aún y cuando nuestros rostros están muy cerca.

— No es necesario que me lleves cargado— rompe el silencio— puedo subir, solo necesito que me ayudes a detenerme
— Así es mejor- contesto— me gusta llevarte así

Insiste en no voltear a verme, pero un lindo color rosado invade su rostro. Sonrío. Su sonrojo me trae un poco de esperanza.

Subo las escaleras con él en mis brazos. Cruzo el pasillo, suspiro cuando pasamos de largo la puerta de la habitación principal. Llegamos hasta la habitación a la que se ha mudado.

— Déjame en el sillón- me dice— trae mi silla de ruedas y yo puedo…- se queda callado cuando ve que no le hago caso

Simplemente camino directo hasta la cama. Puedo sentir su mano tensa en mi espalda. Me inclino para dejarlo sobre la misma suavemente. Nuestros rostros muy cerca, tanto que puedo sentir su respiración en mi mejilla al alejarme de él.

— Iré por la silla- le digo- ¿Necesitas ayuda para cambiarte?
— No, yo puedo hacerlo solo- voltea su rostro para ocultar su sonrojo
— Bien, vuelvo enseguida

Salgo de su habitación cerrando la puerta detrás de mí. No puedo ocultar mi sonrisa.

Ki Bum (POV)

Estoy parado frente al espejo de la habitación. Observo fijamente mi imagen. Mis manos sobre mi abdomen alisando la ropa para intentar notar alguna diferencia en mi cuerpo. En realidad no puedo notar nada.

Tal vez Hyung Joon solo estaba mintiéndome para que me tranquilizara. Sí, eso debe ser. Yo no puedo estar embarazado. ¿Qué haría yo con un bebé a mi edad? No, yo no quiero tener un bebé.

Comienzo a caminar de un lado a otro en la habitación, siento mi corazón acelerarse, las manos me sudan y mi respiración se está agitando. Cierro los ojos unos segundos cuando un leve dolor de cabeza comienza a afectarme.

— Eli…

Necesito ver a Eli, él me entiende, él sabe que necesito tomar una pastilla, él me dará una.

Abro la puerta de la habitación intentando no hacer ruido, doy unos pasos rumbo a las escaleras pero me detengo cuando escucho voces. Corro de prisa de regreso a la habitación cerrando detrás de mí la puerta.

Mi corazón está latiendo más rápido. Volteo a ver a mí alrededor, mi mirada se detiene en la ventana. Rápido camino hacía ahí, la abro, veo hacia abajo. Estoy en el segundo piso, se ve un poco alto, pero no me importa, en verdad necesito salir de aquí, necesito buscar a Eli.

Saco una pierna por la ventana para salir, justo en ese momento alguien toca a mi puerta.

— Ki Bummie, ¿puedo pasar?- paso saliva nervioso, no sé si contestar— Ki Bummie

Decido ignorar a Hyung Joon y continuar con mi huída, pero está muy alto y eso me hace dudar un poco, tiempo suficiente para que mi hermano sospeche algo y abra la puerta. Levanto la mirada para verlo.

— ¡Jung Min!- grita

Me muevo lo más rápido que puedo para bajar por la ventana, intento no caer pisando con cuidado por los bordes de los ladrillos y decoraciones de la casa. Casi logro tocar la tierra, sigo escuchando a mi hermano gritar algo, pero no me detengo a intentar averiguar qué.

Apenas pongo un pie en la tierra, me giro y comienzo a correr hacia el portón de la casa. El jardín es bastante amplio, no lo había notado hasta ahora.

Casi alcanzo el portón cuando siento una mano que sujeta mi hombro, eso me desconcierta y disminuyo el paso por segundos, tiempo suficiente para que un brazo me rodee de la cintura y me detenga.

— ¿A dónde crees que vas?

Forcejeo para intentar liberarme, pero Jung Min me levanta del suelo lo suficiente para que no pueda correr.

— ¡Suéltame! ¡Idiota! ¡Déjame ir! ¡Tengo que ver a Eli!
— No, tu no vas a ningún lado, ¿quién es Eli?
— No te importa, sólo déjame ir
— Por supuesto que no, Hyung Joon se pondría muy triste si te vas solo así, estas enfermo Ki Bum, no seas berrinchudo

Sigo forcejeando, pero Jung Min no me suelta y me lleva de regreso a la casa. Hyung Joon está esperándome dentro de la habitación con el ceño fruncido. Respiro hondo. ¡Dios! ¿Por qué no me dejan ir con Eli?

Jae Jin (POV)

Llevo mis manos a mis ojos para tratar de aliviar el cansancio en ellos de tanto estar frente a la computadora. Estoy buscando información sobre embarazos, tal vez algunos tés que me ayuden a sentirme mejor. La verdad es que he estado un poco preocupado y estresado, y sé que eso está provocándome algunos dolores, no muy fuertes en el vientre.

No le he dicho nada a Jong Hoon porque no quiero preocuparlo más. Bastante ha hecho con dejarme quedar en su departamento sin dinero con el cual compensar todo lo que gasta en mí.

Suspiro hondo y regreso a leer el artículo en la computadora.

— Aborto espontáneo…- murmuro mientras leo
— ¿Qué?- doy un salto asustado cuando escucho a Jong Hoon detrás de mí
— Jong Hoon…
— ¿Qué estás leyendo?
— Nada, yo solo estoy informándome- en realidad no le estoy mintiendo del todo, si estoy informándome
— ¿Sobre el aborto espontáneo?

Muerdo mi labio. Afirmo con la cabeza. Jong Hoon se acerca más a la computadora para leer. Mi corazón está latiendo rápido, nervioso.

— Jae Jin, ¿estas teniendo dolores?-me pregunta viendome a los ojos cuando termina de leer, intento desviar la mirada, pero me lo impide— contéstame Jae, por favor- aprieto los labios
— S-sí…- contesto en un lloriqueo

Jong Hoon suspira hondo. Justo lo que no quería, está preocupado.

— ¿Desde cuándo?
— Desde que regresamos de ver a mis padres- le contesto
— Por Dios Jae, ¿y si le pasa algo a tu bebé? No puedes jugar con eso- apaga el monitor de la computadora— anda, vamos al médico
— Pero… eso cuesta dinero Jong Hoon
— No discutas, anda

Respiro hondo antes de ponerme de pie con dificultad y salir con él del departamento rumbo al hospital.

El doctor me hizo una revisión completa y nos dijo que él bebe estaba bien por el momento, pero que mi estress está provocando que mi vientre se tense y sea difícil para el bebé, lo cual puede llevarme a un parto prematuro. Me ha dado medicamentos y me ha recomendado reposo.

Pero también me ha dicho que debo regresar a consulta dentro de una semana para vigilar mi embarazo y mi progreso.

Ahora estoy preocupado porque no quiero que Jong Hoon siga gastando su dinero en mí. Apenas salimos del hospital y no pude contener mis lágrimas. He estado muy sensible y estresado que no he podido soportarlo más.

— Tranquilo Jae, todo saldrá bien- Jong Hoon me abraza
— Lo siento Jong Hoon,siento mucho meterte en esto… -hipeo— ni siquiera me conocías cuando todo esto empezó y…
— Shhh, no digas más, anda, vamos a casa- sonrío
— Está bien- contesto, aunque aún me siento preocupado y triste por toda esta situación

Si tan solo mis padres pudieran dejar atrás su terquedad de querer saber quién es el padre. Yo no quiero ni siquiera recordarlo como el padre de mi hijo, ¿porque ellos insisten en recordármelo?

El regreso al departamento fue silencioso, aunque Jong Hoon diga que no me preocupe, que todo estará bien, sé que él también está muy preocupado por los gastos. Necesito pensar en algo, tal vez si voy a una de esas agencias de adopción en donde los papás pagan los gastos médicos y…

— Jae Jin…- parpadeo cuando veo el rostro de Jong Hoon frente a mí

Ni siquiera había notado que ya estábamos frente a la puerta del departamento.

— ¿Sí?
— Vamos a casarnos

Parpadeo sorprendido. ¿Qué?

Hyung Joon (POV)

Jung Min se ha ido a una comida de negocios, me he quedado solo con mi hermano. Ayer, contrató a un joven que se encarga de ayudarme a asear la casa, lavar mi ropa y prepararme la comida.

Para ser sincero estoy agradecido por eso, no solo porque no pueda moverme en ésta silla de ruedas, sino porque en verdad no soy bueno en las labores del hogar. Tampoco soy un buen cocinero aunque mamá me enseñó dos o tres platillos antes de casarme.

Me desplazo con la silla de ruedas por el pasillo en el primer piso, estoy un poco aburrido así que voy a buscar un libro para entretenerme. Jung Min en verdad puso una enorme biblioteca en esta casa, y a mí me encanta. Tiene muchos cuentos de hadas, novelas y relatos que me encantan.

Distraigo mi camino hacia la biblioteca cuando paso frente a la puerta del despacho de Jung Min. Recuerdo lo sospechoso que se veía anoche cuando lo vine a buscar. Era como si no quisiera que viera lo que hay ahí adentro.

¿Por qué? ¿Qué está ocultando?

Pongo mi mano sobre la perilla para intentar abrir la puerta, pero esta tiene seguro. Respiro hondo. ¡Rayos! Ahora tengo más curiosidad por saber.

La vez que me trajo a conocer la casa antes de casarnos entré, y no recuerdo haber notado nada extraño, solo…

Frunzo el ceño cuando recuerdo que Jung Min guardo algo ese día en uno de los cajones de su escritorio. ¿Qué era?

— Joven- el chico que me ayuda me llama
— ¿Sí Eun Ho?
— La ropa ya está en su habitación lista, ¿necesita algo más o sirvo ya la comida?
— Vamos a comer Eun Ho, ¿qué hiciste?

Su conversación me distrae y hace que me olvide por el momento del despacho de Jung Min. Tal vez después pueda conseguir una llave, o una forma de abrir esa puerta. Después de todo, tengo mucho tiempo libre. 
Share:

8 comentarios:

  1. Si nomás porque ung Min es bien menso u.u Ahorita podría ser total y completamente feliz con Jun, pero no, tenía que ver cosas y pensar mal >.< Ahora tiene que reconquistar a su bebé u.u Aunque no creo que le cueste trabajo xD

    Pobre Saeng =/ pero Hyun tiene razón, no debería compararlos, son personas diferentes. Ahora a ver qué sucede con estos dos.

    Y pasó lo que creí, Jonh Hoon se quiere casar con Jae Jin. Lo que no se es por qué, si porque ama a Jae Jin o porque se siente hasta cierto punto, responsable por él. No se, no me da buena espina =/

    Ki Bum es un niño berrinchudo >.< Pero son las secuelas de su adicción =/ ¿qué mas puedo decir? Igual le hará falta niñero xD

    Jun la curiosidad mató al gato xD Es todo lo que diré, me veré neutral xDDD


    Gracias por escribirlo y compartirlo *-*

    ResponderEliminar
  2. la verdad que si ... Min se comporto como un completo idiota ... mira.que hacer sufrir a Jun solo por mal intrtpretar las.cosas que le costaba averiguar ...
    Bueno amix al parrcer esta tratando de salvar su relacion ..
    Ojala lo consiga...
    Kibum tiene que reaccionar puede hacerle daño a su bebé ... Y se va arrepentir toda su vida ....
    Jaejin se quedo frio con la propuesta de boda ojalá lo acepte ... Joon sería un gran apoyo para él y su bebé
    amix gracias no sabes cuánto estaba esperando a que actualices .... Amo esta historia de verdad me encanta.... Saluditos
    cuídate
    bye :-)

    ResponderEliminar
  3. Esta muy buena lo he estado esperando con ansias al igual que el siguiente cap. esta muy buena la amo pobre jung min tiene que sufrir las consecuencias del no preguntar sobre el mal entendido, Kibum si sigue así dañara al bebé, Jaejin debería aceptar aun que esta en duda en que si de verdad lo quiere...
    Espero que pronto subas otro cap. me encanta.

    ResponderEliminar
  4. Pues espero que si le cueste trabajo a JM reconquistar a mi Junnie.......quiero que le pida perdon y ya....y eso sobre las cartas pues espero que no lo descubra todavia....o quizas si??

    ResponderEliminar
  5. Ay mi Saengie anda todo paranoico, espero y no pierda a Hyun, mi pobre Bummie necesita rehabilitarse y Junnie? Espero que no perdone a Jung Min, no.lo merece -_-

    ResponderEliminar
  6. Es que sufro esperando actualización de este fic! y es doblemente peor porque sufro cuando el MinJun está peleado y aklsdgjlkasjglksag actualiza porfissssssssss que estoy esperando a ver qué le contesta Jae Jin a Jong Hoon!*-* (Soy @FeerBetancourt en twitter) xD

    ResponderEliminar
  7. No se puede culpar a Saeng por desconfiar de Hyun, siendo íntimo amigo de Min, luego de que este le cuente lo que está ocurriendo en el matrimonio MinJun, un poco exagerada su actitud pero comprensible.

    Excelente que Min haga un mea culpa por lo ocurrido entre él y Jun, pero hay que reconocer que la naturaleza lo ha dotado de un don que hace casi imposible que Jun se mantenga firme en rechazarlo ante sus muestras de amor, es como dicen, exponer un helado al sol, imposible no derretirse.

    Kin Bum requiere ser ingresado a un centro de rehabilitación con urgencia.

    Estoy indecisa en que opinar de Jae Jin y Jong Hoon… por un lado me digo ¡¡QUE VIVAN LOS NOVIOS!! Y por el otro un WTF?!

    Jun no va a parar hasta descubrir que oculta Min en su despacho

    ResponderEliminar
  8. La curiosidad mató al gato bebé, será mejor que desistas y vayas a comer, Ki Bum ya es suficiente en tu plato como para que quieras averiguar lo que esa bolsa de carne que es tu marido tiene escondido en su despacho, déjalo y olvídalo.
    Young Saeng… no seas injusto, Jung Min y Hyun Joong son dos personas muy distintas, el que sean amigos no significa que sean iguales, muchas veces, los mejores amigos son polos opuestos, este es uno de esos casos, dale una oportunidad, deja que te demuestre cuánto le importas y que en verdad es un buen hombre.
    Jae Jin, mi vida, no tenías que ocultar que te dolía, pones en riesgo tu vida y la del bebé, uno que amas y quieres contigo, sí, tus padres te dieron la espalda, pero mira el pan de Dios que tienes a tu lado, este hombre que merece un monumento y día de festejo, déjate querer Jinie cariño, deja que te cuide, y que el amor vuelva a tu vida, porque Jong Hoon te ama, aunque todavía ninguno de los dos lo sepa.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts