Indomable... Capitulo 05

Hyun Joong (POV)

Veo alrededor de la pequeña casita, tiene un jardín bastante amplio, las cercas pintadas de blanco, varios arbustos medianos y una gran variedad de flores de diferentes colores, que en realidad no tengo la menor idea de cómo se llamen.

Vuelvo a tocar el timbre, respiro hondo, aunque parezca lo contrario me siento nervioso, bien o mal, estoy a punto de volver a ver, al que parece ser el padre de mi primer hijo, bueno creo que es mi primer hijo, por lo menos el primero del cual tengo conocimiento.

-Ya voy!- la puerta se abre al mismo tiempo que escucho su grito, sonrío al verlo con su cabello revuelto, lo ojos hinchados y luciendo una pijama bastante amplia
-Oh… sexy, tal y como te recuerdo…- le digo, un poco en broma

Young Saeng se queda congelado viéndome fijamente, si, luce igual de lindo que aquella vez, aunque ahora su cabello ha perdido ese tono naranja.

Desvío la mirada para ver al bebé en sus brazos, debo aceptarlo, si que se parece a mí.

-¿Qué haces aquí?...- regreso mi mirada a Saeng cuando éste se gira un poco para evitar que siga viendo al bebé.

Ruego los ojos, como si ese simple movimiento pudiera impedir que me diera cuenta de que el niño es mío. Entro a la casa sin pedir autorización.

-Necesitamos hablar…-
-No lo creo… ¿de qué?...si ni te conozco, solo te he visto dos veces, o tres tal vez… no…- sonrío
-Del bebé…- abre los ojos muy grande, es evidente que está asustado
-¿Qué?...-

Camino hacia su sala y me siento, suspiro hondo. De nuevo me giro hacia él, y señalo al bebé.

-Young Saeng, es obvio que ese niño es mío, ¿cuándo pensabas decírmelo?-
-¡No, no es cierto!-
-…- oh, por favor, ¿es en serio? ¿va a negarme que es mío? Bueno, esto es interesante, por lo regular los jovencitos son quienes suelen reclamar al padre que se haga cargo de su bebé… me le quedo viendo ladeando la cabeza
-Bien, es tuyo Hyun Joong, ya te lo dije, ahora sal de mi casa…-


Frunce el ceño y me señala la puerta, niego con la cabeza. No llegué hasta aquí solo porque quería saber si el niño era mío, estoy aquí por otra cosa.

-Dije que tenemos que hablar…-
-¡Sal!...-
-Oh rayos! Llegamos tarde!...-

La puerta de la casa ha estado abierta todo éste tiempo, ambos volteamos hacía ahí cuando escuchamos esa voz. De nuevo ruedo los ojos cuando me doy cuenta de que es Jung Min y su esposo.

-Lo siento Saengie, lo siento…-
-Joonie… ¿tu…?...-
-Perdóname Saengie, no sabía que él iba a venir, es decir, ¿quién en su sano juicio podría imaginarse que un hombre como él quisiera conocer a su hijo?!- frunzo el ceño al escuchar al esposo de mi amigo hablar así de mí
-Oye!- los tres voltean a verme- está bien, está bien, tienen razón.- levanto las manos en señal de rendición
-¿Qué haces aquí Hyun?!.- Jung Min camina hasta donde estoy
-Ya le dije a Young Saeng, necesito hablar con él- contesto
-Me acabas de meter un gran lío!- ruedo los ojos
-Claro que sí señor! Estás en uno muy grande!- su esposo le dice

De pronto ambos empiezan a discutir olvidándose de mí, desvío la mirada hacia Saeng, lo veo deslizarse poco a poco, intentando no ser visto hacia una de las recámaras. Sonrío ante su intento, me pongo de pie, él me ve, abre los ojos muy grande y corre hacia las habitaciones.

-Saeng!- lo sigo hasta llegar a una puerta

Pongo el pie para impedir que cierre.

-Aush!!.- me quejo, me ha dolido-espera, en verdad debemos hablar-
-No, ya te dije que no, no necesito nada de ti, yo puedo hacerme cargo del bebé, es mío!- dice gritando mientras yo logro empujar con fuerza y entrar

Frunzo el ceño, cierro la puerta con seguro para después voltear a verlo. Me le quedo viendo. Saeng me ve realmente molesto, el bebé no deja de llorar.

-¿Podrías hacer que se calle?- la cabeza comienza  a dolerme por el ruido

Saeng entrecierra los ojos, y ahora no solo me ve enojado, sino que parece que me odia porque dije algo muy malo.

-Idiota…- lo escucho decir entre dientes 

Camina hacia una cómoda de la cual toma un biberón y empieza a dárselo al bebé que poco a poco dejar de llorar. Respiro aliviado.

-¡Saengie!- el esposo de Jung Min toca la puerta- ¿estás bien?-
-Sí, está bien, ahora por favor, ¿podrías dejarnos solos?-
-Tú no te metas, “viejo misógino”- abro los ojos sorprendido por cómo me ha llamado el esposo de mi amigo
-¡Hyung Joon!- escucho a Jung Min llamarle la atención

Respiro hondo, decido ignorar la discusión que se lleva a cabo afuera de ésta habitación y centrarme en lo que realmente debía hacer.

Me detengo unos momentos al ver como Young Saeng sonríe mientras observa al bebé tomar su biberón, meciéndolo suavemente sobre sus brazos, tarareando una canción que no logro distinguir cual es. Simplemente debo aceptar que es una linda vista.

Young Saeng (POV)

Ji Bin sigue llorando, veo mi reloj y me doy cuenta de que seguramente tiene hambre así que tomo el biberón que no se terminó antes y lo acerco a su boquita, comienzo a caminar de un lado a otro mientras lo arrullo, pronto empieza a comer y deja de llorar.

Estoy tan concentrado observando lo hermoso que es que he olvidado por completo que Hyun Joong está en mi habitación, cuando recuerdo levanto la vista. Hyun está observándome fijamente, o más bien a Ji Bin, por un momento mi mente vagó ante una idea loca de que pudiera ser un buen padre, pero pronto la desecho, yo no lo necesito.

-¿De qué quieres hablar?- rompo el silencio en la habitación

No es que me interese en realidad, pero si con escucharlo logro que salga de mi casa, se olvide de nosotros y jamás regrese…

-Necesito que seas mi esposo-

Me quedo congelado en mi lugar, ¿qué ha dicho? Cielos, creo que por fin me he vuelto loco con tantas desveladas. Parpadeo intentando aclarar mi mente, sí, creo que no he escuchado bien. Me acerco un poco más a él, inclino la cabeza.

-¿Qué dijiste?- le pregunto
-Necesito que seas mi esposo- abro los ojos muy sorprendido

Ahora si estoy seguro de que lo ha dicho. ¿Qué demonios?! Hyun Joong nota mi desconcierto y porque no, alarma ante lo que ha dicho que empieza a explicarse.

-Veras, yo soy un hombre de negocios, he ayudado en el crecimiento de la empresa para la cual trabajo, no es que quiera echarme flores, pero sin mi mente maestra jamás hubiéramos logrado la internacionalización y…- frunzo el ceño
-Ve al punto…- lo interrumpo, como si me interesara saber algo sobre su trabajo o lo “grandioso” que es, rueda los ojos.
-En fin, en los últimos meses, a mi jefe se le ha metido la idea a la cabeza de que un hombre tan productivo e inteligente en los negocios como yo, necesita un esposo.- frunzo el ceño
-¿Y? ¿Por qué yo?- Ji Bin se ha dormido, así que quito su biberón y me acerco a su cuna
-Si bueno, el asunto es que le dije a mi jefe que tu eras mi esposo, y que él era mi bebé.- me dice señalando a Ji Bin
-Pero… ¿cómo?- sonríe
-Jung Min me envió una foto- ruedo los ojos

¡Diablos! En verdad, Jung Min va a tener que comprarle un regalo muy grande a su ahijado por esto.

Hago una mueca de molestia, dejo a Ji Bin en su cuna con cuidado para que no se despierte, pongo su peluche favorito a un lado. Respiro hondo mientras lo observo dormir como un angelito, y finalmente volteo a ver a Hyun Joong.

Me encojo de hombros. En realidad no tiene porque importarme si su jefe lo quiere casado, o si piensa que Ji Bin es su hijo, o lo que sea que quiera decirme. Así que decido intentar sacarlo de aquí de nuevo.

-Escucha Hyun Joong…- respiro hondo- entiendo lo que dices, pero siendo sincero, no creo que tenga algo que ver conmigo, es tu vida, tu trabajo y tus mentiras. ¿Ji Bin es tu hijo? Sí. ¿Tienes derechos sobre él? No. No quiero sonar mal, pero entiende algo, yo estaba en un tratamiento de fertilidad esperando por mi procedimiento de inseminación artificial, fue un error haber tenido relaciones contigo, pero al final resultaste ser solo el donador, y nada más. Así que por favor sal de mi casa.-

Le señalo la puerta esperando a que salga de mi habitación. Se me queda viendo fijamente sin moverse. De pronto el silencio comienza a hacerse un poco incómodo. Está demasiado serio, empiezo a sentirme nervioso e incómodo por la expresión en su cara.

Sonríe, camina un poco hasta acercarse a la cuna, se acelera mi corazón sintiéndome inquieto. Observa a Ji Bin, después voltea a verme a mí.

-Escucha Young Saeng, mi trabajo está en juego, y no pienso perderlo solo porque a mi jefe se le ha ocurrido que consiga un esposo, así que tu fingirás serlo y es todo lo que pienso decir. – frunzo el ceño, ¿qué se está creyendo?!
-¿No has entendido lo que dije?!- levanta una mano para callarme, eso me molesta aún más pero me contengo de gritar porque Ji Bin está dormido
-Quien no ha entendido eres tú- respira hondo- Es obvio que este bebé es mío- señala a la cuna- y como padre tengo derechos- abro los ojos muy sorprendido- y aunque tú no quieras mi apoyo económico o moral, yo como “donador”- hace comillas con sus dedos- también tengo mis derechos, y puedo reclamar el hecho de que no fui informado sobre que mis espermatozoides serían utilizados- tengo la boca abierta

¡No puedo creer lo que ha dicho!

-Así que, el trato es éste- se sienta en una silla junto a la ventana- yo no armo un escándalo sobre eso, y tu fingirás ser mi feliz y flamante esposo al cual dejé en Seúl por ir a trabajar a Boston- aprieto los labios
-No serías capaz de…-
-No me conoces, tú mismo lo has dicho antes…- entrecruza los dedos de sus manos- solo será por un año Saeng…- agrega como queriendo convencerme

De nuevo nos quedamos en silencio simplemente observándonos fijamente. Tengo un nudo en el estómago, estoy furioso por todo esto, pero al mismo tiempo tengo miedo de que quieran quitarme a Ji Bin. Contengo las lágrimas de frustración, he esperado mucho tiempo por tener un hijo, alguien a quien poder llamar mío, al cual poder cuidar, guiar… y ahora todo está sucediendo de ésta forma.

Sé que al final yo por ser el appá terminaría ganando cualquier demanda que él quisiera poner en mi contra. Pero ¿Por qué tengo que pasar por todo eso? Todo sería tan sencillo si él no se hubiera enterado nunca. Son los primeros meses de Ji Bin, no quiero pasarlos en un corte, quiero disfrutarlos.

Doy unos pasos hacia atrás, me siento en el borde de la cama sin dejar de ver a Hyun. En éstos momento siento que lo odio con todo mi corazón, ni siquiera sé como he logrado contener mis ganas de abofetearlo y golpearlo hasta cansarme.

-Bien…- me cruzo de brazos- pero quiero un contrato legal que especifique que será solo por un año, y que al final renuncias a todos los derechos sobre Ji Bin, te irás y te olvidarás de que existimos- sonríe
-Es un trato, si accedes a ir a cocteles, fiestas y demás eventos, y fingir que somos una familia feliz.- respiro hondo
-Está bien…- ruedo los ojos…
-Perfecto!- se pone de pie.- será mejor que te quites esa pijama y te pongas algo más decente, debemos salir para firmar el contrato- de pronto el rubor en mis mejillas

Había olvidado que aún seguía en pijama, y seguramente mi cabello es un desastre. Hyun Joong sale de la habitación, y en seguida entra Hyung Joon, casi empujándolo. Corre a sentarse junto a mí.

-¿Qué pasó?- está realmente preocupado, lo veo unos momentos, respiro hondo

Podría gritarle, enojarme con él, pero ya no tiene caso, las cosas han pasado y al final creo que ni culpa tiene. Yo nunca le dije a él quien era el papá, pensé que seguía con la idea de que había sido la inseminación artificial, al parecer Ji Bin no puede ocultar sus genes. Respiro hondo.

-Pasa que Jung Min tendrá que comprarle su primer carro a su ahijado cuando sea mayor de edad- bromeo con él, Joonie hace un puchero
-Ay, lo siento Saengie… voy a castigar a Jung Min por decirle a Hyun… se supone que eran conversaciones de alcoba, ni siquiera me había atrevido a preguntarte directamente sobre eso…- sonrío
-Lo sé, y te agradezco que no lo hicieras…- de nuevo respiro hondo
-¿Y entonces? ¿Qué es lo que quiere?- hago una mueca
-Que sea su esposo…-

Contengo una carcajada cuando veo la mandíbula de Joonie casi tocar el suelo. Es divertido decirlo de esa forma, en verdad debe ser increíble pensar en que Hyun y yo nos casemos, aunque sea solo de mentira.

Le doy unas palmaditas a mi amigo y comienzo a explicarle todo. Por muy divertido que sea verlo todo conmocionado, necesitaré de su apoyo en todo esto… 
Share:

3 comentarios:

  1. waaaaaaaaaaa!!!!!! mentira o verdad!, esos dos terminaran juntitos!!!! jajajajaja espero que jun no castigue a min....
    ya kiero leer el proximo capi! gracias x actualizar!!!

    ResponderEliminar
  2. Hay Hyun joong, como voltea las cosas jajaja mmm... En un año suceden muchas cosas....
    Me gusta mucho el fic plisss~~ no demores en actualizar, esta super padre (cm dicen los mexicanos) la historia.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabía, ya sabía que el "brillante" cerebro de Hyun encontraría el plan perfecto para dejar sin salida a Saeng o que rechazara su propuesta de matrimonio... al fin y al cabo, un año se pasa volando, verdad??... lo interesante es saber que sucederá en ese año con tan singular familia... jejeje... quizá ahora más de uno quiera "matar" a Min... pero sé que al final será objeto de muchos besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts