Marry... Me... Capitulo 16


Min Gyu (POV)

— ¡Vas a tirarme! - ruedo los ojos cuando escucho a Wonwoo gritarme de nuevo.
— Si dejaras de moverte…- digo entre dientes.

Hace dos días que salió del hospital y no ha dejado de darme órdenes. En estos momentos intento ayudarlo a sentarse en la silla de ruedas que mi hermano consiguió para él.

Es tan liviano. Frunzo el ceño cuando noto que puedo sentir sus huesos por lo delgado que está. Me inclino para ayudarlo a sentarse con cuidado. Pero estoy tan absorto en mis pensamientos sobre su delgadez que tardo en retirar mis manos de sus piernas.

— ¡Suéltame! - me grita al mismo tiempo que golpea mis manos.
— Lo siento.

Wonwoo frunce el ceño y voltea su rostro. Suspiro hondo. La verdad estoy siendo demasiado paciente con sus desplantes, pero no puedo quejarme, no cuando sé que está así por mi culpa.

— ¿A dónde te llevo? - le pregunto mientras me coloco detrás de la silla — ¿Al jardín? ¿A la cocina?
— No tengo hambre… - hago una mueca.
— Tienes que comer. Te llevaré al jardín y haré que te lleven ahí algo. - niega con la cabeza.
— Te dije que no tengo hambre, ¿por qué insistes? - suspiro hondo.
— Está bien, solo te llevaré al jardín…

Cuando conocí a Wonwoo era divertido hacerlo enojar. Pero ahora, cada vez que se molesta no es lo mismo, puedo sentir que esto es diferente… Se que está preocupado, yo también lo estoy. Los resultados de sus exámenes aún no han llegado, y todos en la casa estamos preocupados.

Bajo la mirada, puedo ver la piel descubierta en su cuello y clavícula. Es tan blanca, pero es totalmente arruinada por un feo moretón que ha intentado ocultar con su ropa.

— El día está muy soleado. Es perfecto, ¿no crees? - le digo mientras lo dejo frente a la mesa del jardín.
— Minghao debe estar molesto. - de pronto me dice. — hace días que no vas a verlo. Deberías ir.
— Aún estamos peleados… - le digo.
— Por mí no te detengas. Es más, te estás tardando en irte. - de nuevo suspiro hondo.
— Wonwoo…
— Vete Mingyu.

Me quedo unos momentos en silencio. Admito que me siento rechazado, pero al mismo tiempo molesto por su actitud.

— Bien. - finalmente le digo. — Si necesitas algo, solamente toca la campanilla que está en la mesa. Alguien vendrá a ayudarte.
— Sí, ya lo sé. - ruedo los ojos.

Ya no digo más, simplemente me alejo. Camino rumbo al garaje en busca de mi auto, pero me detengo. De alguna manera, no se siente bien irme así… niego con la cabeza y regreso a la casa, a mi habitación. A observar por la ventana a Wonwoo que aún está ahí, viendo las flores en el jardín.

Su appá sale y se sienta junto a él. Sonrío al ver como sus manos acarician el rostro de Wonwoo. Me giro hacia la puerta de mi habitación cuando alguien toca. Sonrío al ver a appá parado en el marco, en la puerta que dejé abierta.

— ¿Qué haces? - appá pregunta mientras entra.
— Nada…- sonrío alejándome de la ventana, pero appá aún así se acerca y se asoma al jardín.
— Wonwoo…- me dice. — ¿Cómo está llevándola? ¿Aún sigue molesto contigo? - me encojo de hombros.
— No estoy seguro si su trato hacia mí es porque sigue enojado, o porque está preocupado... o porque simplemente me odia.

Appá sonríe mientras se acerca, sus manos sobre mis mejillas para mantener mi rostros y verme a los ojos.

— Dudo mucho que te odie mi amor. Debe estar preocupado, pero es su forma de expresarlo. - appá suspira. — Espero que todo salga bien, es muy joven para que tenga que lidiar con enfermedades… y tan bonito.
— Sí…- contesto por inercia, appá sonríe de nuevo. — Digo, que es muy joven para lidiar con enfermedades- rápido agrego.
— Sí — appá me da dos golpecitos en la mejilla. — Es exacto lo que pensé que decías.

Puedo sentir el calor en mis mejillas. Con appá no puedo ocultar nada. Ser el bebé de la familia no siempre es ventajoso, en verdad.

— Por cierto, ¿y Minghao? ¿Cómo está? - de nuevo me encojo de hombros.
— No lo he visto. Desde que terminó conmigo no contesta mis llamadas… - appá de nuevo acaricia mis mejillas.
— No te preocupes, las cosas terminarán como deben terminar. - sonrío.
— Gracias appá. - me inclino para darle un beso en la frente. Appá simplemente sonríe.
— Ahora iré a ver a otro de mis hijos. - me dice. - ya quita esa cara y sonríe.
— Está bien…

Appá sale de mi habitación, probablemente en busca de Hyung Sik, Kevin en los últimos días se ha ausentado demasiado de casa. Me pregunto qué tanto estará haciendo, nada bueno, siempre está intentando sacar provecho de todo. Como cuando creíamos que Sik estaba muerto, estaba listo para tomar posesión de la empresa familiar.

De nuevo me acerco a la ventana. Wonwoo sigue ahí. Su appá intenta animarlo, y parece que está dando resultado. Puedo ver su nariz arrugarse mientras ríe…

Min Woo (POV)

— Wonwoo… ¿tiene pareja? - el doctor Lee nos pregunta a appá y a mí.
— No, apenas hemos llegado a Seúl, no ha tenido tiempo de nada. - contesto rápido. — Yo lo sabría.
— Mi hijo es un poco especial para los chicos — appá agrega. — Antes de salir con alguien tiene que conocerlos bien.

El Doctor Lee suspira mientras se reclina en su silla. Solo son algunos minutos de silencio, pero eso nos pone nerviosos y en alerta. ¿Qué es lo que está pasando? Nos ve a appá y a mí fijamente. Lleva una mano a su barbilla como si estuviera pensando en cómo decir las siguientes palabras.

— Cuando examinamos a Wonwoo, encontramos varios moretones en su cuerpo.

Abro los ojos muy amplio. ¿Moretones? Volteo a ver a appá, él también está sorprendido.

— Quiero que entiendan que estoy obligado a hacerles estas preguntas antes de proceder con el siguiente paso.
— ¿A que se refiere? — Appá pregunta. El doctor Lee ve por unos momentos a Hyung Sik que ha permanecido en silencio desde que llegamos.
— Esos moretones no se hicieron solos, siempre hay una razón - El Doctor nos dice. — Si no hay pareja, entonces… - nos ve — ¿Cómo es la relación con ustedes?
— Doctor Lee. - Hyung Sik es quien habla. — Te puedo asegurar que no conozco a familia que se quiera más que ellos.
— Entonces…- el doctor continúa. — Me parece que tendremos que hacer exámenes más complejos.

Siento como mi corazón se acelera al escuchar eso. ¿Unos moretones pueden ser tan graves?

— Pero… ¿no se hizo esos moretones al caer por las escaleras? - appá pregunta.
— No. Éstos son más antiguos.

No puedo evitarlo. Siento que mis ojos se llenan de lágrimas. Suspiro un poco aliviado cuando siento la mano de Hyung Sik sobre mi espalda, como si estuviera dándome todo su apoyo en un momento como éste.

— No quiero que se preocupen, solo estoy diciendo que tendremos que hacer más exámenes, tal vez no sea nada- el doctor continúa. — Pero sino es así, es importante que sepamos lo antes posible de que se trata.

Appá y yo simplemente asentimos. Estamos demasiado conmocionados. Ahora es Hyung Sik quien se está haciendo cargo de hacer preguntas y despejar dudas.

Camino por el jardín, recordando como Wonwoo comenzó a llorar realmente asustado cuando el doctor empezó a hacerle preguntas sobre los moretones. Debo admitir que me sorprendí al escuchar como había estado sintiéndose demasiado débil en las últimas semanas, pero lo había atribuido a que no había comido adecuadamente.

Se me aprieta el corazón solo de pensar que mi hermano menor esté tan preocupado por mí y lo que pasó con Kevin, que haya descuidado tanto su salud.

Me detengo cuando veo precisamente a Kevin caminar hacia a mí. Aprieto los labios, y me mantengo firme en donde estoy parado, sin dejar de verlo fijamente. Kevin simplemente termina por acercarse. Su mano intenta acariciar mi mejilla pero lo evito.

— ¿Qué quieres? - pregunto molesto.
— No me hables así. - Kevin sujeta mi rostro con firmeza para que lo vea a los ojos. — Recuerda que tengo información que te puede hundir a tí y a tu familia. - frunzo el ceño. — Y ahora que tu hermanito está enfermo, menos quieres hacerme enojar, ¿no es así? - aprieto de nuevo los labios.

Quisiera gritarle que Hyung Sik sabe, que le he contado todo. Que me casé creyendo en Kevin, en sus palabras. Pero Hyung Sik me ha pedido que guarde silencio, así que simplemente aprieto los labios y escucho lo que tiene que decirme.

— Si…- murmuro.
— Perfecto…- Kevin se acerca a mi rostro, sus labios rozan mi mejilla. — Escuchame. Hablé con mi Appá. Lo convencí de que me ayude a conseguir la parte que me corresponde de las acciones de la empresa. - Sus labios muy cerca de mi oído. — Tu y yo nos iremos lejos. Podremos estar juntos.

Paso saliva nervioso. Mi corazón está latiendo rápido.

— Pero, no puedo dejar a Wonu así, ni a appá…
— Podemos llevarlos con nosotros. Sea lo que sea que tenga tu hermano, podemos conseguirle buenos doctores.
— ¿Podrías esperar a los resultados? - le pregunto, intento ganar tiempo. Kevin suspira hondo.
— Bien, pero apenas tengamos los resultados nos iremos. Estoy seguro que appá convencerá a Hyung Sik de darme lo que me corresponde. Estoy cansado de ver como te toca.

Kevin besa mi mejilla, antes de alejarse. Me quedo unos momentos ahí, pensando en todo, en la situación tan complicada en la que me he metido. Necesito contarle a Hyung Sik, él sabrá qué hacer.

Wonwoo (POV)

— Regreso rápido, ¿de acuerdo? - appá me dice mientras se levanta de la silla junto a mí.
— Sí. - appá me da un beso en la mejilla.

Dejo de sonreír y respiro hondo. La verdad es que desde que el doctor Lee me habló de los moretones y los exámenes que deben hacerme, tengo un nudo en el estómago.

Levanto mis brazos para ver los moretones en ellos. Paso mi mano por uno de los moretones. ¿Cuándo fue que empezaron a aparecer? No recuerdo. Simplemente un día me vi al espejo uno, y pensé que había sido algún golpe que no recordaba, pero ahora todo se está tornando un poco diferente.

Lo que me tiene más intranquilo es que appá me ha quitado mi celular, dice que no quiere que esté investigando nada en internet.

Y para colmo, debo usar éste yeso por unos dos meses más. Frunzo el ceño mientras veo mi pierna. Ésto de usar la silla de ruedas no es tan divertido como pensé que sería, todo el tiempo hay alguien detrás de mí, vigilando todo lo que hago.

Cierro los ojos unos segundos. El sol es demasiado intenso. Estoy cansado, lo cual es bastante curioso, sobre todo porque no hago nada en todo el día, más que estar sentado.

— Regrese Wonu, - escucho a appá. — Aquí está el agua fresca, ¿te sirvo un poco?

Sé que está hablándome, y quiero contestarle, pero me siento tan cansado y débil que me es imposible.

— ¿Wonu?

Abro un poco los ojos, appá está frente a mí. Su rostro refleja la preocupación de verme así.

— ¿Qué tienes mi amor? ¿Te sientes mal? - niego con la cabeza, o por lo menos eso creo.
— Cansado…- murmuro.

Siento las manos de appá en mi rostro.

— Bien, entonces vayamos a tu habitación. - me da un beso en la frente. — Vamos mi amor, has pasado demasiado tiempo en el sol…

Sigo escuchándolo hablar, pero no puedo responderle. Alguien debe estarle ayudando a llevarme a mi nueva habitación en el primer piso de la casa, pero no presto atención, hasta que siento lo suave de mi cama. Suspiro hondo y finalmente me relajo para quedarme dormido.

Últimamente, me siento más débil…

Hyung Sik (POV)

— ¿Qué tanto piensas? - mi appá entra a la oficina.

En mi mano tengo la foto arreglada en donde estoy junto a Minwoo. Realmente no es un buen trabajo, puedo distinguir que se tratan de dos fotos diferentes.

Appá sonríe al ver la foto.

— Sí que estás enamorado…- me abraza y me da un beso en la mejilla. — Realmente no pensé que él fuera tu tipo, pero para serte sincero, me alegra de que lo eligieras a él. - volteo a ver a appá.
— Es especial, ¿verdad? - le digo. — No es un jovencito extrovertido o de mundo, pero tiene algo que lo hace especial…
— Sinceridad… es real…- appá me dice.

Suspiro sin dejar de ver la foto.

— Desearía haberlo elegido yo…- murmuro sin darme cuenta.
— ¿Cómo? - rápido volteo a ver a appá de nuevo.
— Nada, olvídalo. - sonrío mientras pongo la foto en el escritorio de nuevo. — ¿A qué has venido? ¿Necesitas algo?  
— ¡Oh cierto! Hablé con tu hermano Kevin. - suspira afligido. — Quiere irse a Europa.

Frunzo el ceño. ¿A Europa? ¿Por que tan de pronto? Estoy seguro que está planeando algo. No es posible que después de todo lo que hizo decida irse así nada más.

— ¿A Europa? ¿Y eso? - appá sonríe.
— Ya sabes como es tu hermano. Me ha dicho que eso de trabajar en la empresa bajo las órdenes de otras personas no es lo suyo…-appá hace una mueca, sabe que Kevin simplemente está siendo un ególatra, pero lo deja ser. — Así que cree que lo mejor es que le des lo que le corresponde, y así se irá a Europa, a conocer nuevos horizontes…- me río, appá me frunce el ceño. — No seas así, tal vez encuentre algo que le interese y regresa con nuevas ideas.

Ruedo los ojos mientras niego con la cabeza. Kevin no es así, dudo mucho que vaya a Europa a intentar aprender algo; seríamos afortunados sino es extraditado.

— ¿Por qué no puedes tenerle un poco de fé a tu hermano? - appá se acerca. — Sé que siempre ha sido un muchacho al que le cuesta asentar cabeza, pero ¿no deberías creer un poquito en él? darle la oportunidad.
— Appá.- suspiro — Kevin ya no es tan joven como lo es Mingyu, a él aún puedo creerle que viva de fiesta en fiesta, o de jovencito en jovencito, porque está en la edad. Pero Kevin ya debería estar trabajando en la empresa…
— Hyung Sik, por favor. - suspiro hondo.

No puedo pedirle a appá que deje de creer en uno de sus hijos.

— Bien, veré lo que puedo hacer. - finalmente le digo.
— Gracias - appá me da un beso en la mejilla y sale.

Apenas veo que cierra la puerta. Tomo mi telefóno para llamar a Siwan. Necesito de alguien de confianza para poder investigar y actuar.

— ¿Sí? Hey Hyung Sik, ¿todo bien? ¿cómo sigue Wonu? - sonrío al escuchar que su primera pregunta es sobre Wonu.
— Desafortunadamente igual, débil, lleno de moretones, con una pierna enyesada y sobre todo, con muy mal humor. - le digo.
— Debe estar asustado. Hasta que no se sepan los resultados, su humor cambiará, estoy seguro.
— Lo sé. Solo estoy intentando tener un poco de humor en medio de todo ésto. En realidad no está tan mal humorado, sólo con Mingyu - contesto. — Pero eso es normal.
— En eso tienes razón. En fin, supongo que me llamas para algo. ¿no es así?
— Además de saludar a mi amigo y preguntarte como están las cosas la empresa, sí. - respiro hondo. — Necesito que me hagas un favor.

Siwan se queda callado unos momentos. Escucho como el sonido ambiental a través del teléfono de pronto desaparece, al parecer ha entrado en algún lugar para tener más privacidad.

— Supongo que es sobre Minwoo. - me dice.
— Así es. Quiero saber que es lo que hay en el pasado de su appá. De Han Zhou Mi.
— ¿De su appá? ¿Por qué?
— Se que debe haber algo Siwan. Ellos siguen aquí, los tres, porque Kevin los tiene amenazados con algo, quiero saber qué es. — Siwan de nuevo se queda callado unos segundos.
— Bien. Investigaré a Han Zhou Mi, pero necesito unos días. Mis padres están intentando llevarme a citas, y tengo que ir por lo menos a una o dos antes de decirles que ninguno era el indicado. - sonrío.
— Sí, lo entiendo. Pero no se te olvide.
— Está bien. Salúdame a tu appá.

Corto la llamada. De nuevo tomo la foto que está sobre mi escritorio. No puedo evitar acariciar el rostro de Minu. Luce realmente hermoso con su traje blanco...
Share:

4 comentarios:

  1. Siiiiiii!!!!!!! HraGrac, gracias, gracias 😍😍😍😍😍😍 Lo leí anoche pero eataba más dormida que despierta 😅😅😅 Pero ha sido maravilloso, como soempre, ya las extrañaba, pero también se que valdra la pena la espera. Un abrazo muy fuerte a todas y nos leemos en el próximo capítulo 😘

    ResponderEliminar
  2. Un regalo inesperado para el fin de semana... yes!!

    Mingyu tiene razón al pensar que Hae deduce que su preocupación por Wonwoo no solo es por su salud, también porque le empieza a gustar.

    Pobre Min Woo, su mente no deja de reproducir la seria conversación con el doctor que está a cargo de Wonu y llega Kevin para seguir chantajeándolo y avisarle que pronto se irán lejos de Hyun Sik, menos mal que Minu supo ganar tiempo.

    Cada vez más me inclino a que los moretones que presenta Wonu en su cuerpo ese cansancio extremo, son causados por una temida enfermedad de la sangre… buuuuu.

    Felizmente Hyun Sik sospecha que las intenciones de Kevin de irse a Europa no son para nada santas y solicita la ayuda de Siwan para averiguar el pasado de Zhou Mi.

    Gracias por la actualización.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la actualización realmente me encanta esta historia.
    Ahora solo queda esperar y ver que es lo que tiene wonu y los resultados de la investigación sobre Zhou Mi.

    ResponderEliminar
  4. Sii al fin puedo leer algo nuevo de ellos *w* me encanta como son en este fic
    Kevin que estas tramando ahora, Sik has algo y rápido!!
    Wonu :( pobrecito espero y no sea nada grave lo que tiene Mingyu de esclavo me encanto se que el lo ama :P
    Al fin sabremos que pasa con Mimi
    Muchas gracias por el cap~~

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts