Mrs. Jian

Título del Oneshot: Mrs. Jian
Parejas: SangJian (IMFACT)
Tipo: Yaoi
Género: Slash, OTP, POV
Clasificación: Rating {NC-17}
Descripción: Un detector de mentiras, cinco chicos y todas las verdades salen a flote.

Observo fijamente como Leesang tiene su mano sobre ese aparato. Demasiado concentrado y tranquilo. Como si no tuviera miedo de nada.

Muerdo mi labio inferior. Es en estas ocasiones cuando me doy cuenta de lo realmente apuesto y maduro que puede ser.

— ¿Qué preguntaremos? – Taeho lleva su mano a su mentón.

Como cada semana, estamos realizando un en vivo con nuestras fans. En ésta ocasión, el staff ha traído un “detector de mentiras”, uno de esos aparatos en donde pones tu mano, te hacen una pregunta y éste te da toques eléctricos si según él estás mintiendo.

Aunque sé que esto es solo un juego, no puedo contenerme. Me acerco a donde Taeho y Leesang están sentados.

— Realmente amo y respeto a Jian – pregunto curioso de saber su respuesta.

Leesang simplemente baja la mirada.

— Yo lo aprecio – contesta entre dientes, casi como si no quisiera responderme y eso hace que me sienta un poco decepcionado.

Taeho sonríe y aprieta el botón esperando el resultado. Mi decepción aumenta cuando veo que el dichoso aparato dice que él está diciendo la verdad. Suspiro hondo y bajo la mirada, cubriendo mi rostro un poco con la visera de mi gorra.

— Es hora de jugar realmente- escucho a Taeho decir demasiado entusiasmado. — Sang hazle las preguntas a nuestro líder- rápido levanto la mirada
— ¿Yo?
— Sí, tú- Taeho en verdad luce demasiado entusiasmado.

Debo admitir que estoy un poco nervioso, pero al ver como con él y con Sang, el dichoso aparato solo se puso en verde, imagino que no hay ningún motivo por el cual estar tan asustado. Así que rápido pongo mi mano.

De pronto siento a Ungjae demasiado cerca de Taeho, secreteándose algo sin dejar de verme y eso termina por romper mi seguridad.

— ¿Qué están planeando? Algo van a hacer, ¿verdad?
— Nada, no seas gallina – me dice Ungjae.

Hago una mueca. El más pequeño del grupo siempre logra sacarme de mis casillas cuando se lo propone, aunque realmente lo aprecio mucho, así que simplemente respiro hondo y dejo pasar el insulto.


— Está bien…- contesto regresando mi atención.

Leesang está muy cerca de mí… demasiado. Mi corazón empieza a acelerarse.

— Jian, acostumbra decirnos mentiras – pregunta.
— No – rápido contesto.

Pero mi corazón no puede detenerse. Leesang está demasiado cerca, con su rostro serio. Observándome fijamente. Sé que Taeho ha apretado el botón, pero no sé en qué momento, que de pronto una descarga eléctrica viaja a través de mi mano y me hace dar un salto y grito.

Escucho las risas de mis cuatro amigos mientras yo intento tranquilizarme, y me quito la cinta que sujeta mi mano en el aparato.

— ¡Nos has mentido! ¿Qué clase de mentiras nos has dicho? – escucho a Ungjae decir.
— Solo son mentiras blancas- rápido me justifico.

Pero mi corazón de nuevo se ha acelerado, preocupado de haber decepcionado a los miembros del grupo, sobre todo a Leesang que no deja de verme.

— Entonces, ¿tienes algún secreto que no nos has dicho?- Taeho pregunta.

Leesang y Ungjae vuelven a colocar mi mano. Empiezo a ponerme nervioso. Sí, tengo un secreto. Pero no estoy listo para decirlo, y no creo que lo esté algún día.

— No- contesto.

De nuevo una descarga eléctrica me hace gritar. Los cuatro vuelven a reír. Este juego ya no está gustándome. Siento que voy a terminar diciendo algo que no debería.

— ¡Ya se! ¡Te gusta uno de nosotros! – abro los ojos muy grandes cuando escucho a Taeho.

Ungjae empieza a reírse fuerte. Mi corazón está a punto de salirse de mi pecho. Volteo a ver a Jeup y a Leesang. Ambos están serios, solo Tae y Ungjae están realmente divertidos con toda esta situación. De pronto me acuerdo de la cámara frente a nosotros. Sonrío levemente.

— A mí me gustan todos los miembros. Son como mis hermanos — Leesang ríe, de nuevo coloca mi mano.
— ¡No, no! ¡Estoy hablando de más que amigo! – Taeho insiste.
— No, así no. Los cuatro son mis amigos. – insisto.

Taeho y yo nos quedamos viendo por unos momentos. Intento pedirle en silencio que pare con todo esto, pero él simplemente sonríe antes de volver a apretar el botón del aparato. Y esta vez la descarga eléctrica es más intensa. Sacudo mi mano, grito y el aparato sale volando. De inmediato escucho a Ungjae reírse.

— ¡Mrs. Jian! ¡Mrs. Jian! – empieza a canturrear alrededor de mí.

Intento contenerme. Puedo sentir mi rostro caliente, por la pena y por la molestia de escucharlo llamarme así.

— Sí… si…- murmuro para intentar hacer que se calle.
— ¡Mrs. Jian! ¡Mrs. Jian!- levanto la mirada para encontrarme con su sonrisa traviesa — ¡Mrs. Jian!
— ¡Ya! ¡Deja de llamarme así! – le digo y empiezo a corretearlo por todo el lugar.

Terminamos tirados en la tarima, yo sobre sus caderas intentando hacerle cosquillas, riéndonos. Finalmente hacer esto ha hecho que mis nervios y mi enojo desaparezcan un poco.

La sesión ha terminado y los cinco hemos regresado a nuestro departamento. Suspiro hondo al entrar a mi habitación y tirarme a la cama. Como líder del grupo, tengo mi propia habitación, así que puedo relajarme sin ser interrumpido, pero aún siento una opresión en el pecho. Y aunque en ese momento jugué a que me divertía con Ungjae, sus palabras en verdad me dolieron.

— Mrs. Jian…- murmuro.

Cierro los ojos.

El día de hoy he entendido que mi secreto debe seguir siéndolo. Si con un juego, Ungjae ha comenzado a burlarse de mí así, faltándome al respeto a mí que soy su hyung, no quiero saber lo que pasaría si se enteraran. ¿O qué pensaría Leesang?

Suspiro hondo y me pongo de pie. Saco mi pijama y la pongo sobre mi cama, lista para cuando regrese de la ducha. Tomo una toalla y voy al baño en el pasillo. En la ducha aún sigo pensando en todo lo ocurrido.

Desde la respuesta de Leesang sobre mí, a quien solo aprecia. Sus miradas un poco extrañas, que por momentos sentí que estaba juzgándome, hasta la forma en que casi es revelado mi secreto.

Regreso a mi habitación, con la toalla enredada en mi cintura, aún con todos esos pensamientos en mi cabeza. De pronto alguien sujeta mi brazo y me jala. Mi espalda golpea contra la puerta que se cierra de golpe. Mi corazón se acelera asustado.

— ¿Qué…?
— Así que te gusta uno de los chicos del grupo…

Parpadeo sorprendido al escuchar la voz de Leesang. Finalmente veo su rostro, demasiado cerca del mío.

Leesang parece enojado, y eso rompe más mi corazón. No puede creer que él, precisamente él, sea el más homofóbico de todos. Que el chico que es mi “secreto”, piense que soy detestable y esté tan molesto por pensar que él pueda ser ese chico que me gusta.

Siento mis ojos arder ante la idea de perder a mi mejor amigo en el grupo. El chico que sigue todas mis locuras…

— ¿Taeho? ¿Por eso lo veías tan intensamente?
— ¿Qué? – estoy un poco desconcertado por lo que dice.
— No, ya sé. Es Ungjae, por eso lo tiraste al piso para subirte a sus caderas.

Abro la boca sorprendido. ¿De qué diablos está hablando?

— Nadie, solo yo puedo gustarte, ¿entiendes? – parpadeo.
— ¿Como?

Creo que he escuchado mal.

— Si no soy yo. Nadie más. Tú eres mi Jian.- y antes de poder reaccionar, Leesang pega sus labios a los míos.

Estoy tan sorprendido que mis labios tardan en corresponderle. Mi corazón está latiendo demasiado rápido. No sé en qué momento he perdido el hilo de ésta conversación, ni como hemos terminado así, besándonos.

Leesang rompe el beso, nuestra respiración está agitada. Pega su frente a la mía. Presionándome contra la puerta.

— Mi Mrs. Jian…- Leesang murmura.

Sonrío al escucharlo. De alguna manera, esas dos palabras saliendo de su boca no suenan tan mal. Es más, ahora, cada vez que Ungjae me moleste llamándome así, recordaré este momento.

— Sí… tuyo…- murmuro.
— ¡Bien!

¡Oh Dios! ¿Y ahora? ¿Cómo un juego terminó de ésta manera?

Doy un brinco asustado cuando alguien toca la puerta detrás de mí.

— Leesang. Dice Taeho que si tú y Jian van a cenar con nosotros- Ungjae pregunta a través de la puerta.

¿Cómo rayos saben que él está aquí?

De pronto todo tiene sentido. ¡Ellos sabían!

Leesang me sonríe.

— No. Hoy tengo hambre de otra cosa.

Abro los ojos sorprendido. Puedo sentir el calor subir a mis mejillas justo antes de que vuelva a besarme.


FIN
Share:

3 comentarios:

  1. MIO.MIOOOOOOOOOOOOOOO ESTO ES MIOOOOOOOOOOOOOOO LLEGUÉ PRIMERO COMADRE LUNIS...ES MIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    Comadre mew le quedóoooooooooooo preciosoooooooo.... pero nos dejó picáa
    Ese fué un secreto a voces jajajaja y jian con miedo y lo que hizo el ungtae fue darle el empujoncito a Sang.... Mi sang, losiento jian pero lo lleva en la sangre...

    ResponderEliminar
  2. Lo siento comadre Yota pero esto es mío desde antes que estuviera terminado kekekeke si no pregunté a la comadre ♡
    *bienmala*
    Aaaaaah! Esto fue todo lo que espere. En serio comadre, desde que lo comentó, pensé tantas cosas. Leerlo cubrió mis expectativas. Sólo recordar ese live y leer el shot kekekeke quiero imaginar que terminaron así.
    Gracias comadre gracias. Si quiere luego le paso más live que sean inspiradores para usted.
    Me encantó.... Lo volveré a leer *-*

    ResponderEliminar
  3. Uuuuuuu me gistgo me ggustoooo no conosco al grupo. Peroo graacias a este fic los conocerre *-----* graciaaas

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts