Bajo el mismo cielo... Capitulo 32

Young Saeng (POV)

— Insisto en que has ido demasiado lejos cambiando tu número- Seung Hyun me dice cuando ve que reviso los mensajes en mi móvil
— Tenía que hacerlo, sino lo hacía, terminaría contestándole— suspiro hondo

Seung Hyun niega con la cabeza ante mi respuesta. El taxi en el que vamos se estaciona afuera del restaurante en donde nos citamos con Jae Jin y Hyung Jun. Frunzo el ceño cuando veo un mensaje de Junie.

— Hyung Jun dice que no vendrá- le digo a Seung Hyun
— ¿Eh? ¿En serio? ¿Por qué? – hago una mueca
— Parece que tuvo algún problema con su marido, pero no me dice que ocurrió.
— Bueno, siempre tienen problemas – Seung Hyun se encoje de hombros

Ninguno de los dos le damos mucho importancia porque sabemos cómo es la relación entre ellos, siempre están peleando y a las pocas horas de nuevo están reconciliándose. Así que hemos decidido no involucrarnos tanto cuando eso ocurre.

— Este lugar es muy elegante- le digo a Seung Hyun
— Pero no es tan caro, ya verás.

Uno de los meseros nos guía al interior para buscar una mesa, entonces escucho el ruido de un vaso golpeando un plato y eso me hace voltear a ver hacia una de las mesas. Abro los ojos sorprendido cuando veo a Hyun Joong. Mi corazón empieza a palpitar emocionado.

Se ve tan guapo. Solo ha pasado un mes desde que dejé de verlo, pero siento que ha sido mucho más tiempo.

Frunzo el ceño cuando lo veo con un jovencito a quien se le acerca demasiado, tanto que parece como si estuviera dándole un beso en la mejilla. ¿Está dándole un beso en la mejilla? ¡Oh Dios! ¡Sí, está dándole un beso!

De pronto me siento decepcionado. Aunque he sido yo quien cortó toda comunicación con él, no puedo evitar sentirme así. ¿No debería al menos guardar un poco de duelo por mí un poco más de tiempo? ¡Solo ha sido un mes!

Estoy molesto, así que saco mi celular y tecleo un mensaje. Soy tan patético que me sé su número de memoria debido a que pasé muchas noches viendo su número indeciso en si debía llamarlo o no. Ahora no tengo ningún problema en enviarle ese mensaje antes de girarme y salir del restaurante.

— ¿Young Saeng? ¿A dónde vas? ¡Hey! – escucho a Seung Hyun gritarme

No me detengo, estoy demasiado molesto y desilusionado. Tengo muchas ganas de llorar, y no quiero hacer una escena en el restaurante. Me detengo en la acera esperando un taxi.

— Young Saeng, ¿qué ocurre? – Seung Hyun se para junto a mí — ¿Vas a irte?
— Sí…
— ¿Por qué? ¿No vamos a esperar a Jae Jin?- niego con la cabeza, siento un nudo en la garganta— ¿Qué ha pasado? ¿Por qué de pronto ese cambio?- paso saliva
— Hyun Joong… - murmuro

Seung Hyun parpadea sorprendido entendiéndome.


— ¿Has visto a Hyun Joong? – Asiento con la cabeza haciendo un puchero— ¿Estaba con otro  jovencito? – Solo eso basta para provocar mi llanto— ¡Oh Dios! Lo siento tanto Saengie, vamos a casa, llamaré a Jae Jin para decirle, ¿de acuerdo? – vuelvo a asentir intentando limpiar mis lágrimas.

Seung Hyun le hace la parada a un taxi justo en el momento en que vemos a Hyun Joong salir buscándome. Mi corazón se acelera angustiado de hacer una escena aquí, enfrente de todos. Me apresuro a subir al taxi ignorando sus llamados. Mi amigo le dice al taxista que arranque rápido, cierro los ojos para resistirme a voltear a verle. No quiero hacerlo, si lo hago sería capaz de pedirle al taxista que se detenga.

— ¿Estas bien? – Seung Hyun me pregunta
— Si… gracias…

El celular de Seung Hyun empieza a sonar. Por su sonrisa sé que se trata de su novio, Min Hwan. Quien iba a decirlo, ya llevan varios meses siendo novios y parece que son los únicos que han podido ser felices sin problemas en su relación. Suspiro hondo con un poco de envidia.

— Hola amorcito…- Seung Hyun contesta cariñoso— Si, llegamos, pero de inmediato nos regresamos, pasó algo y tuvimos que hacerlo— le dice— ¿Por qué? ¿Qué pasó? — abre los ojos muy grandes y voltea a verme. Eso me hace preocuparme.
— ¿Qué pasa? – le susurro.
— Si, si… vamos para allá- Seung Hyun le dice a su novio antes de cortar, se gira hacia mí — Jae Jin se puso mal, parece que va a tener a su bebé- abro los ojos muy grandes.
— Pero aun no es tiempo, ¿no?
— Le falta un poco más de un mes, pero parece que se le ha adelantado, vamos al hospital.
— Sí, vamos.

Respiro hondo. Intento dejar atrás mis problemas con Hyun Joong, ahora es más importante saber cómo está nuestro amigo y su bebé.

Volteo a ver la calle por la ventana del taxi. Suspiro hondo. El rostro tan guapo de Hyun Joong viene a mi mente, pero también ese momento cuando le dio el beso a ese jovencito. Me siento desilusionado, pero tal vez ese jovencito si es alguien a quienes sus padres podrían aceptar…

Geun Suk (POV)

— Siento mucho haberte hablado a ti- Hyung Jun me dice mientras meto sus maletas a la cajuela de mi auto— pero no tenía a quien más hacerlo, lo siento.
— No te preocupes cariño, yo siempre estará aquí para ti.

Hace una hora recibí una llamada de él. Estaba llorando, de inmediato supe que ese imbécil había vuelto a lastimarlo. No me ha dicho que fue lo que exactamente pasó, pero me pidió que lo ayudara a llevar sus cosas a casa de sus padres, al parecer esta vez la cosa es seria.

Yo no podría estar más feliz. Es mi oportunidad. Si me mantengo a su lado en estos momentos, sé que puedo llegar a su corazón y hacer que me prefiera a mí.

— ¿Es todo? ¿No necesitas nada más? – le pregunto antes de cerrar la cajuela
— Es todo…- lo veo girar para ver la gran casa en la que vivía, suspira hondo, demasiado apesadumbrado.
— Vamos cariño— pongo una mano en su espalda para guiarlo hasta la puerta del carro— Vamos a tu casa, necesitas descansar, pensar todo lo que ha pasado…
— Sí, tienes razón…

Hyung Jun entra al auto y cierro la puerta, mi celular comienza a sonar justo cuando estoy caminando para rodear el auto. Suspiro hondo un poco molesto cuando veo que es Hong Ki quien está llamándome.

— ¿Qué quieres?- contesto
— Uh… estoy esperándote, ¿vas a venir? Ayer dijiste…
— No, no voy a ir, así que no me llames.
— Pero…- corto la llamada y rápido camino para subirme al auto.

Volteo a ver a la casa antes de subirme. Puedo ver a Jung Min observándonos por una de las ventanas. Sonrío. Es un imbécil y se lo merece, ahora seré yo quien se encargue de Hyung Jun y no voy a permitir que vuelva a quitármelo.

Jung Min (POV)

Hyung Jun se ha subido al auto de Geun Suk. Ni siquiera tengo el valor de detenerlo, no después de lo que le hice. La sangre me hierve solo de ver la sonrisa de autosuficiencia de ese tipo, pero no puedo hacer nada.

Aprieto en mi puño la cortina de la ventana por la cual estoy observándolos. Aprieto los labios, molesto. Cierro los ojos y respiro hondo cuando veo el auto salir de la propiedad.

Se ha ido.

De pronto la casa se siente demasiado grande, demasiado silenciosa.

Aún estoy en la habitación de huéspedes, me giro para salir de ahí. Noto un papel en el piso, camino hasta ahí para recogerlo. Es una de las cartas que se ha quedado aquí. Me inclino para recogerla y leerla.

Mi querido Min Chae:

Te extraño tanto. Hoy más que nunca quisiera que estuvieras aquí, junto a mí. Necesito tanto un abrazo tuyo, que me digas que todo estará bien, que siempre estarás conmigo para protegerme como siempre lo hacías.

Papá se fue a un viaje de negocios, como suele hacerlo con mucha frecuencia, pero en esta ocasión no regresó. Su avión tuvo un accidente y papá murió.

Después de ti, papá es el único hombre al que he querido demasiado, y hoy ya no está aquí, ahora solo me quedas tú, y quisiera tanto volver a verte. Por favor Min Chae, contéstame, quiero saber que estas bien, que aún me recuerdas. Que aunque estemos juntos, en algún momento ves al cielo y piensas en mí.

Te quiere. Hyung Jun.  

Llevo la hoja a mi pecho. Las lágrimas están deslizándose por mis mejillas. Le he fallado. Min Chae le ha fallado a Hyung Jun…

Jong Hoon (POV)

Camino de un lado a otro en el pasillo de la sala de espera del hospital. Tengo un nudo en el estómago, demasiado preocupado por Jae Jin, se veía demasiado adolorido. Juego con mis manos apretándolas, demasiado ansioso.

— ¡Jong Hoon! – volteo para ver a mi hermano Min Hwan entrar — ¿Cómo está Jae Jin?
— No sé, aún no me dicen nada- contesto

Min Hwan se me queda viendo al rostro, frunce el ceño. Sujeta mi barbilla para ver mejor.

— ¿Qué diablos te pasó? – llevo una mano a mi mejilla
— Nada, no pasa nada.
— ¿Cómo no? Tienes un buen golpe ahí. ¿Ya te vio un doctor? – niego con la cabeza
— No pasa nada Min Hwan, estoy bien, lo más importante es saber cómo está Jae Jin- insisto
— ¿Y qué va a pasar si ese golpe se complica y no puedes ayudar a Jae Jin cuando te necesite? – Seung Hyun me dice apenas entra a la sala de espera

Él y Young Saeng acaban de llegar. Niego con la cabeza. Sé que quieren ayudar, pero yo necesito saber primero que pasa con Jae Jin. Estoy demasiado angustiado. ¿Y si le pasa algo solo porque no pude controlarme y comencé una pelea con su ex?

— Anda Jong Hoon, debes dejar que por lo menos una enfermera te cure ese golpe- hago una mueca
— Pero…
— Nada de peros- Young Saeng me dice— Si algo malo estuviera pasando, ya habrían salido a decirte, nosotros estaremos al pendiente de Jae Jin mientras tu regresas.

Suspiro hondo.

— Bien…- contesto no muy convencido.

Camino junto a Min Hwan que me lleva hasta la sala de urgencias para que un médico me revise y cure las heridas en mi rostro. Me han dado un punto en la ceja, muy cerca del ojo, el doctor me regañó porque al parecer eso podría haber sido peor. Además me han limpiado otras heridas, una en la mejilla y otra cerca del labio.

Cuando fui al baño a verme al espejo hice una mueca al darme cuenta de que si luce un poco mal, pero estoy seguro de que Won Bin está peor. Y eso, aunque suene tonto, me hace sentir satisfecho.

Apenas entro a la sala de espera, el doctor que está atendiendo a Jae Jin entra para hablar con nosotros.

— Bueno señor Choi, debo felicitarlo- contengo la respiración— es usted papá de un hermoso bebito, ya puede pintar las paredes de la habitación de rosa.

Abro la boca sorprendido. Mi corazón está latiendo muy rápido. El doctor sonríe muy amplio y yo, poco a poco empiezo a reír. Estoy emocionado. Un hermoso bebito…

— Gracias doctor, gracias…- lo abrazo fuerte, apenas me separo pregunto por Jae— ¿Y Jae Jin? ¿Cómo está?
— Él está descansando, ha sido un poco difícil por lo delicado que siempre fue su embarazo, pero todo ha salido bien— sonrío amplio— solo debemos tener al bebé aquí unos días, ha nacido antes y está un poco bajo de peso, pero está saludable.
— Gracias…- suspiro hondo.

El nudo en mi estómago se ha ido. Ahora estoy demasiado emocionado.

— ¿Puedo verlos? A ambos…
— El bebé está en los cuneros si quiere verlo, pero a su esposo tendrá que esperar un poco, aun no lo trasladamos a las habitaciones. – asiento con la cabeza
— De acuerdo… ¿dónde están los cuneros? – estoy demasiado emocionado por conocerlo.

No puedo creer que esté sintiéndome de esta forma. Se siente como si en verdad fuera mío, y quiero conocerlo, saber cómo es.

Min Hwan, Seung Hyun y Young Saeng me abrazan para felicitarme. Creo que hasta ellos han olvidado que Won Bin es su verdadero padre, pero es mejor, he decidido que yo voy a ser su papá. Si Jae Jin me lo permite, quiero ser su papá.

Hyung Jun (POV)

Cierro los ojos unos momentos. No quiero escucharla, no en estos momentos…

— ¡No puedes abandonar a tu marido de esta manera!
— Mamá, por favor… - suspiro
— Lo que ha pasado se puede arreglar. ¿Sabes cómo localizar al jovencito ese? Tal vez si le damos dinero se vaya con ese bastardo y no regrese…
— ¡Mamá! – grito molesto.

Acabo de llegar a casa con mis maletas, estoy cansado, triste, y mamá no deja de regañarme, de insistir en que debo regresar con Jung Min.

— El problema aquí no es que ese joven vaya a tener un hijo mamá- le digo dirigiéndome a las escaleras— El problema es que Jung Min me engañó con su secretario, me fue infiel, él… él me ha estado mintiendo… - la voz se me quiebra
— Pero…
— No quiero discutir más mamá…- suspiro — quiero estar solo…

Finalmente subo las escaleras dejando a mi madre aun discutiendo sola.

Mi habitación está tal y como la dejé, tal vez con un poco de polvo debido a que mi madre ha estado mucho tiempo fuera del país y nadie se ha encargado de mantener esta casa en orden. Tal vez deba empezar a hacerlo yo.

Bajo al cuarto de servicio rápido, tomo toda clase de utensilios para la limpieza y regreso a mi habitación. Necesito ocuparme en algo, limpiar mi cuarto parece ser lo indicado. Siento un nudo en el pecho tan pesado que me dificulta un poco moverme, así que soy lento en todo lo que hago.

Cuando he terminado de limpiar me siento en el pequeño balconcito de mi ventana, ya es de noche, recuerdo que tenía una reunión con mis amigos así que llamo a Seung Hyun para decirle que no podré ir, cuando preguntó el motivo simplemente le dije que me había peleado con Jung Min.

Suspiro hondo, me recargo en la pared viendo el cielo oscuro. No hay estrellas, las nubes están cubriéndolas y la luna apenas si puede verse a través de ellas. El cielo se ve tan triste así, tal y como me siento.

— Min Chae…- murmuro cuando recuerdo las cartas

Las lágrimas poco a poco empiezan a rodar por mis mejillas.

Me ha dolido el engaño de Jung Min con su secretario, me ha dolido también saber que él va a tener un hijo de él. Pero también me ha dolido saber que me ha estado mintiendo, que no me había dicho que él era Min Chae… pero… lo que más me ha dolido es saber que Min Chae ha sido capaz de lastimarme…

No puedo contenerme más, las lágrimas mojan mi rostro, el llanto que había estado conteniendo durante todo el día finalmente fluye. Me duele el corazón, me duele mucho…

Ki Bum (POV)

— ¿Te sientes mejor? – el psicólogo me pregunta cuando da por terminada nuestra sesión
— Sí, un poco- sonrío. — aunque no sé si realmente algún día voy a poder superar esto. – Suspiro— si en ese momento hubiera sido capaz de aceptar mi situación, tal vez…
— No sigas torturándote así- el psicólogo me dice— las cosas pasan por algo, solo recuerda que eres un jovencito que está enfermo y que en ese momento no habías recibido la ayuda que necesitabas- asiento
— Tiene razón, gracias…

Hago una venia y salgo del consultorio del psicólogo del centro de rehabilitación. Ya es tarde y debo regresar a mi cuarto para prepararme para dormir, de camino a mi habitación Jun me sale al paso, parece un poco emocionado.

— ¿Qué pasa Jun?
— ¡Ha llegado!
— ¿Quién? – Jun sonríe
— Nuestro nuevo compañero, lo acaban de transferir- parpadeo sorprendido
— ¿En serio?
— ¡Sí!
— Entonces, tal vez debamos ir a presentarnos, ¿no crees?
— ¡Sí, te estaba esperando!

Jun toma mi mano y me lleva con él hasta nuestro cuarto. Está muy emocionado, debe ser el hecho de que es una cara nueva, sobre todo cuando aquí no tenemos contacto con nadie más que con otros pacientes.

Cuando llegamos a nuestra habitación uno de los enfermeros está cerrando la puerta. Nos hace una venia y se despide de nosotros. Jun abre la puerta de nuevo y entusiasmado entra a la habitación. Niego con la cabeza y lo sigo.

— ¡Hola! ¡Bienvenido! Mi nombre es Jun, y él es Ki Bum- Jun le dice al nuevo jovencito
— Hola mu…- me quedo callado cuando el jovencito se gira para vernos

Doy un paso hacia atrás para detenerme de la pared. Estoy demasiado impresionado, la sangre abandona mi cuerpo que siento que voy a caerme. Observo al joven frente a mí. Rubio, con sus facciones delicadas, delgado, pero con su vientre abultado por un embarazo en sus primeros meses.

— Kevin…- murmuro

Jun se gira para verme.

— ¿Huh? ¿Se conocen?
— Kevin…- vuelvo a repetir su nombre
— Ki Bum, tú…- Kevin luce igual de sorprendido que yo — ¿Qué haces aquí?

Aún estoy en shock. No solo por encontrarme con Kevin aquí, sino por el hecho de verlo así, embarazado. De nuevo la ansiedad, tengo un nudo en la garganta. Respiro hondo varias veces.

— ¿Estas… embarazado de…? – Kevin asiente lentamente, y eso hace que de nuevo sienta como si fuera a caerme
— De Eli… - dice su nombre
— Yo…- niego con la cabeza— necesito tomar aire- digo antes de salir de la habitación.

No puedo contenerme, comienzo a llorar, camino por el pasillo buscando que hacer, me siento perdido. Me detengo cuando me doy cuenta de que no estoy yendo hacia ningún lado y eso me hace enojar. Con lágrimas en los ojos empiezo a tirar todo lo que encuentro en mi camino.

Un florero, la mesa en donde estaba el florero. El cuadro que estaba colgado en la pared, un espejo… hasta que siento que alguien me sostiene de los brazos, un piquete en el brazo y de pronto todo se pone borroso…

Jae Jin (POV)

Frunzo el ceño, me siento un poco adolorido. Abro poco a poco los ojos, ¿dónde estoy? Es una habitación muy blanca. La luz sobre mí me encandila un poco.

— Hola… - la sonrisa de Jong Hoon de pronto aparece frente a mí y eso me hace sonreír
— Hola…
— ¿Cómo te sientes? – su mano acaricia mi cabeza
— Me duele un poco…- murmuro
— Le diré a la enfermera- me dice al tiempo que escucho que oprime un botón. Entonces recuerdo en donde estoy y porque estoy aquí.
— Mi bebé… - murmuro— ¿cómo está mi bebé?- Jong Hoon sonríe
— Hermoso.

Escucharlo decir eso me tranquiliza. Por un momento estuve preocupado por el hecho de que nació antes de tiempo, pero ver la sonrisa en Jong Hoon y la forma en que lo ha descrito me hace sentirme más tranquilo.

— ¿Cuándo podré verlo?
— Muy pronto joven- me dice la enfermera apenas entra a la habitación con una jeringa en sus manos— nada más se sienta menos aturdido se lo traeremos a la habitación- la enfermera pone el contenido de la jeringa en el suero.
— Ya me siento bien, tráigalo por favor- le suplico
— Vamos a esperar unos minutos más, ¿de acuerdo? Su marido ya pudo conocerlo, él puede decirle que está perfecto, lo hubiera visto, estaba muy preocupado. Cuando nació el bebé, no cabía en la habitación de lo orgulloso y feliz…- la enfermera empieza a contarme, puedo ver a Jong Hoon sentirse un poco incómodo y avergonzado, pero yo no puedo más que sonreír.

Finalmente la enfermera sale en busca de mi bebé. Jong Hoon me ayuda a sentarme y a acomodar las almohadas para poder darle de comer al bebé.

— ¿En verdad es hermoso? –le pregunto emocionado
— Sí, lo es. Se parece a ti afortunadamente— sonrío, llevo una mano a su rostro
— ¿Te duele? – le pregunto refiriéndome a los golpes
— No… aush- se queja cuando toco la herida en su ceja, entre cierro los ojos— bueno, solo un poco.
— No vuelvas a pelear así- le digo— Estaba muy asustado.
— Lo siento… - nos quedamos viendo fijamente.

Como si tuviéramos más cosas que decirnos, pero no sabemos cómo decirlas…

En poco tiempo, la enfermera vuelve a entrar, esta vez con mi bebé en brazos. El corazón me late muy rápido, cuando se acerca para dármelo, me siento nervioso por no saber cómo cargarlo. Jong Hoon me ayuda a acomodarlo en mis brazos, pero aun así estoy nervioso.

Descubro su rostro. Sí, es simplemente hermoso. Tan perfecto, tan pequeño, tan delicado… mi pequeño Woo Zi.

Jung Min (POV)

La puerta de la habitación de huéspedes se abre. Aún estoy sentado en la alfombra, sosteniendo esa carta en mi mano.

— Él está embarazado— escucho a mamá decirme, ni siquiera puedo verla a la cara— le hicieron un eco- me dice poniendo frente a mi rostro la foto del eco— el doctor dice que no hay manera de saber si es tuyo hasta que nazca.

Mamá se queda callada. Espera que yo diga algo, pero no sé qué decir, no sé qué hacer. Quisiera regresar el tiempo, decirle a Jun toda la verdad antes, o tal vez, nunca haberlo dejado ir con esa pareja cuando éramos niños…

— ¿Dónde está Hyung Jun? – Niego con la cabeza— ¿Lo dejaste ir así nada más? – cierro los ojos unos segundos
— Él…- respiro hondo— él ya sabe que soy Min Chae mamá…

De nuevo el silencio.

— Tarde o temprano iba a suceder… debías decírselo desde que lo encontraste.- hago una mueca, lo sé.
— Él me odia mamá, si hubieras visto su rostro cuando se lo confirmé… me odia…

Mamá se sienta junto a mí en la alfombra. Acaricia mi cabeza mientras yo me apoyo en su hombro.

— No te odia, de eso estoy segura. Solo… está dolido, lo que has hecho no tiene nombre Jung Min, y eso le ha roto el corazón.
— Pero no va a perdonarme…
— Y conociéndolo, sabiendo que esperas un hijo con ese joven, no dejará que dejes al niño sin apellido…
— Lo sé… lo que él más quería cuando era niño, era tener papás, jamás me perdonaría que yo dejará a un niño sin padre, él…- cierro los ojos, respiro hondo intentando tranquilizarme— él me pidió el divorcio mamá.

De nuevo mamá en silencio acaricia mi cabeza. De pronto me siento de nuevo como niño. La diferencia que ahora no ha sido una travesura, sino un grave error que me ha costado mi matrimonio con Hyung Jun.

— ¿Y qué va a pasar con ese jovencito y su bebé?
— No sé, debo hablar con él.
— Ese hombre, su hermano, no va a estar tranquilo hasta que te cases con él.
— No pienso casarme con Woo Shik, no lo amo.

Mamá no parece muy convencida. Y tal vez tenga razón, en este punto no sé lo que voy a hacer. Lo único que tengo en mente es que Jun se ha ido, que me ha pedido el divorcio y que todo por lo que había luchado todos estos años se ha perdido…


Aprieto fuerte la carta contra mi pecho. Es lo único que me queda de él… 
Share:

8 comentarios:

  1. JUNGMIN BABOOOOO!!! No se pero me sigo imaginando a la Cho en lugar del secretario O.O Bien traumis.
    Woo Zi *w*
    ¿Donde dejo a mi Kyujong?
    Quiero que el JongJin se haga realidad!!!!
    Pobre HongKi.
    Un especial de Kyujong por favor.
    Junie me cae mal también en estos momentos, mira que teniendo tantos amigos.
    *Mira feo a Saeng* *Mira mas feo a la escritora*
    ¡Quiero que aparezca Kyujong!
    No se pero, ya no se me hace mal el 2Jong (Hyunjongxjaejong)

    ResponderEliminar
  2. Ya de Jung Min y Jun mejor ni hablamos, esos dos tienen tantos problemas maritales, que nomás quiero ver cómo va a terminar el hijo de la Choi ese e.e además que no faltarán comentarios contra Min xD

    Mejor pasemos a mejores cosas *w*

    Ya Jong Hoon aceptó que quiere ser el papá de Woo Zi aunque no lo sea biológicamente, aunque ¿a quién rayos le importa? Él tiene que ser feliz con Jae Jin y con Woo Zi bebé *w*
    Ya que se confiesen su amor.


    Awww pobrecito de Kibum =( pero de alguna u otra forma tenía que enfrentar todo lo malo que es Eli y todo lo que lo dañó. Y que bueno que fue en esa clínica, así tiene apoyo especializado y no a Jun, que tampoco podría ayudarlo con todo lo que le está pasando.

    Diría la Reina de Corazones "¡¡¡Córtenle la cabeza!!"
    Mugre Seuk hijodesu ¿cómo le hace eso a Kiki? ¡¡¡Maldeeeeto!!! Ya dije, que se vaya de rodillas a la Villa de ida y vuelta, que se arrastre como el gusano que es y que Hong Ki lo mande al demonio u.ú



    Gracias por escribirlo y compartirlo ^^)v

    ResponderEliminar
  3. voy a terminar teniendo diabetes cuado termine esta historia aunk porque diablos la sigo leyendo si me saca de mis casillas

    ResponderEliminar
  4. Ay no! Me dara urticaria del coraje!
    Montón de bobos ~

    ResponderEliminar
  5. Bien dicen que "Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más tiempo se le hace rodar, más grande se vuelve" y esta bola de nieve enterró la felicidad del Min y por ende la de Jun, francamente por ahora no veo ni una pequeña luz de esperanza para el caballo.
    Me alegra que el bebé por naciera sano y salvo, solo espero que Woo Bin se mantenga al margen de esta pequeña familia y deje ser feliz a Jae Jin y Jong Hoon.
    Espero que todo esto al final haga mas fuerte a Kibum desgraciadamente tanto él como Kevin se metieron en un mundo muy peligroso y ahora deben salir adelante.
    Francamente Hyun debe bañarse con agua de ruda tiene tan mala suerte que ya hasta me da pena.
    Ya me imaginaba algo así de la mamá de Baby pero pensé que no le permitiría volver a su casa para que no le quede otra que volver con su esposo y lo de Suk estaba mas que cantado, él solo esperaba su oportunidad para correr al lado de Jun.
    Realmente gracias por actualizar tan pronto.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, si eso es lo que quieres ver allá tú, Nutria cegatona… solo quiero saber cuánto tiempo podrás mantenerte alejado de Hyun.

    Mi corazón está divido por una parte el bebito de Jong Hoon Y Jae Jin ya nació, la relación de Min Hwa con Seung Hyun va por buen camino... pero por otra parte Geung Suk burlándose de Min, sabiendo que no le es posible acercarse a Jun, Min siendo informado del embarazo y posible paternidad del bebé que espera la porquería esa de Woo Shik, su confesión ante su madre que su verdadera identidad ya fue descubierta por Jun, lo unico bueno es que no piensa casarse con la porqueria esa de falso secretario y Jun… por el momento hay que dejarlo en paz.

    ¡¡Maldita sea, esto es increíble!! de todos los centros de rehabilitación que hay en Corea, Kevin tenía que llegar, para colmo embarazado de Eli, justo en el que se encuentra Bummie... drogado ha tenido que estar también el destino para que haga esto.

    ResponderEliminar
  7. Para tu suerte no es lo único grandísimo idiota, te mereces todo lo que te está pasando, por mentirle y cada estupidez que has hecho.
    Mejor lo empujaré al fondo del asunto y ¡QUÉ LINDOOOO! Nació el bebé n_n y no es nada más y nada menos que mi lindo Woozi n_n cosita hermosa, felicidades a los nuevos papás, no te preocupes Jong Hoon, ese angelito es todo tuyo, a ti será a quien llame “papá” lo verás dar sus primeros pasos, lo llevarás a la escuela… todo eso n_n, otra vez felicidades, al fin algo maravilloso pasa en medio de tanta tristeza, eso les levantará el ánimo a Jun y a Young Saeng n_n.
    Y por último… lo siento Geun Suk, pero esa satisfacción te durará poco, ahí te dejo men, das miedo y con locos, mejor hacerse a un ladito.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts