9 Meses... Capitulo 13

Cuatro meses, una semana, un día…

Veo la hora en mi reloj, la verdad un poco preocupado porque Henry no ha llegado aún del trabajo. Retiro la cortina de la ventana de la sala para poder ver hacia el exterior. Nada. Aun no se ve cerca.

Camino de un lado a otro apretando mis manos, me detengo frente al espejo colgado en una de las paredes. Me gusta como se ve mi cabello hoy. Sonrío mientras paso mis dedos acomodándolo un poco.

Reviso mi ropa, unos pantalones color caqui, con elástico en la cintura. Debo admitir que aunque no me gustan mucho, son realmente cómodos…

— ¡Oh! Creí que saldrías con “La Perejila”- me giro para ver a Kyu quien acaba de entrar a la casa
— Deja de llamarlos así- frunzo el ceño
— Lo siento, me es difícil retener nombres- entrecierro los ojos

Por alguna razón, siento que no está siendo sincero conmigo sobre ese asunto. Niego con la cabeza decidiendo que lo mejor es dejarlo pasar. 

— Como sea…- suspiro— yo estoy esperando a Henry- Kyu arquea una ceja
— ¿Aún no llega? ¿Será que finalmente no está inte…?
— ¡Lo siento!- un Henry sumamente agitado interrumpe a Kyuhyun al abrir la puerta de la casa bruscamente— Habia demasiado tráfico- respira rápido varias veces— ¿Estás listo amor?- extiende su mano hacia mí. Sonrío
— Sí, lo estoy…- tomo mi chaqueta y camino hasta la puerta— Nos vemos luego Kyuhyun- me despido sin realmente voltear a verlo.

Estoy aliviado de que Henry llegara, por un momento pensé que aún seguía molesto conmigo y que en la mañana había accedido a esta cita solo porque quería que dejara de insistirle.


Cuatro meses, una semana, un día, una hora…

Henry toma mi mano, como siempre lo hace, con suavidad y dulzura. Lentamente la levanta hasta llevarla a sus labios. Muerdo mi labio inferior al ver como entrelaza nuestros dedos y besa con dulzura mi mano.

— ¿Te gusta el lugar?- me pregunta mientras caminamos por un sendero en medio de hermosos cerezos
— Me encanta Henry…
— Traje las bolitas de arroz que tanto te gustan, y el aderezo de especias para acompañarlas

¡Dios! Eso suena realmente delicioso. Humedezco mis labios solo de pensar en las bolitas de arroz, mi boca comienza a hacerse agua, de pronto mi estómago gruñe bastante alto haciéndome sonrojar apenado. Henry voltea a verme con una sonrisa en sus labios. 

— Lo siento…- murmuro
— Es música para mis oídos amor, sabes que me encanta alimentarte, el bebé necesita los nutrientes- muerdo mi labio
— Sí, pero yo exagero… estoy comiendo demasiado- hago un puchero
— No amor, no te pongas triste, tú sigues viéndote lindo…- Henry acaricia mis mejillas

Sí. Henry le hace bien a mi ego, siempre tiene palabras lindas que decirme. Suspiro hondo. Extraño estos momentos con él, ahora las cosas están tan locas que apenas si tenemos tiempo para estar solos. Siempre hay alguien a nuestro alrededor y es difícil que él se ponga romántico.

De nuevo suspiro.

Henry vuelve a tomar mi mano y me lleva hasta una banca bajo uno de los cerezos. Extiende una manta y me hace sentarme encima. Deja la mochila que trae en sus hombros a un lado y comienza a sacar tupers, cubiertos y termos. Los coloca uno a uno en la banca, preparando todo para una increíble cena romántica.

— Todo lo preparé yo mismo- me dice mientras abre uno de los tupers, con un tenedor toma una bolita de arroz y la lleva hasta mi boca
— Luce delicioso…- contesto antes de abrir la boca y recibir la bolita de arroz

Pasamos los siguientes minutos dándonos de comer en la boca uno al otro. Algo que no hacíamos desde que supe de mi embarazo. Estoy realmente disfrutándolo, pero aún hay algo de lo cual debo hablarle si quiero evitar más conflictos.

Tomo un poco de agua y dejo la taza en la banca antes de aclarar mi garganta.

— ¿Sabes Henry?
— ¿Sí?
— Creo que hay algo de lo que debemos hablar…

Henry detiene su mano que está a punto de meter otra bolita de arroz en su boca. Cierra su boca y lo veo pasar saliva nervioso, bajar la mano con el tenedor hasta el tuper, y girarse para verme a la cara. Suspira hondo.

— Lo sabía… ¿vas a terminar conmigo verdad?- parpadeo sorprendido
— ¡No! – Contesto por inercia— Digo, sí… bueno, no exactamente— sacudo mi cabeza, de pronto me siento ansioso

Muerdo mi labio inferior preocupado. No me gusta la expresión de Henry, luce realmente triste…

Tal vez estoy siendo demasiado tajante. Es decir, ¿en que afecta que sigamos siendo novios?

¡Rayos! ¡Que estoy pensando! ¡Claro que afecta!

Pongo mi mano sobre la de él.

— Escucha Henry…- levanta su rostro — Sabes que sigues siendo especial para mí, te quiero, y mucho…- suspiro hondo— pero las cosas están siendo bastante difíciles para mí en estos momentos- aprieto los labios
— Es que no entiendo Mimi. ¿Qué es tan difícil? Yo te amo, y no me importa si el bebé es de Calvin o de ese otro tipo…
— Lo sé… pero…- aprieto los labios

Es realmente difícil decir esto. Ni siquiera yo mismo estoy seguro de lo que espero cuando el bebé nazca…

— Soy yo el que está confundido…- quiero llorar— cuando estoy contigo me siento seguro, y sé que te quiero, pero…
— Cuando estás con Calvin sientes lo mismo… - aprieto los labios
— No lo mismo exactamente… ustedes son diferentes, pero…
— Sientes que lo quieres también…
— Sí…

Henry se recarga en la banca, suspira hondo y levanta su rostro para ver el cerezo sobre nosotros. Se ve tan guapo así, pensativo, serio…

— Lo que estas intentando decirme es que necesitas tiempo
— Algo así… - suspiro hondo— sé que voy a sonar egoísta pero… tampoco quiero que te alejes...

Henry voltea a verme. Me observa fijamente.

— Entiendo… - sonríe levemente— lucharé por ti amor, no dejaré que Calvin te aleje
— ¿Huh?
— He esperado mucho tiempo por ti como para darme por vencido ahora que él está de regreso- abro la boca sorprendido.
— No quiero lastimarte Henry…
— No lo harás, porque sé que tú me elegirás a mí…
— Pero el bebé…
— Nuestro bebé amor…
— Pero…
— Sshhh… - pone un dedo en mis labios antes de callarme con un beso

Bueno… quien soy yo para discutir con él…

Cuatro meses, una semana, un día, cuatro horas…

Estoy riéndome a carcajadas, Henry me ha contado un chiste buenísimo sobre borrachos, lo malo de eso es que ahora me han dado ganas de ir al baño. Camino apresurado hasta la puerta de la casa.

Está realmente oscuro que me es difícil encontrar la llave para entrar. Levanto la mirada para ver el foco de la puerta apagado.

— ¿Por qué nadie encendió la luz?- me quejo
— Yo lo hago- Henry me dice apartándome con delicadeza de la puerta

Lo veo meter la llave a la cerradura justo antes de abrir se vuelve a girar hacia mí, me sujeta de la cintura, me empuja contra la pared y captura mis labios en un beso apasionado. Estoy un poco sorprendido de que Henry esté besándome de esta manera, siempre es dulce y cariñoso, y no me estoy quejando realmente en estos momentos, éste Henry también me agrada.

Envuelvo mis brazos alrededor de su cuello para acercarlo más y profundizar el beso. Levanto una pierna para enredarla en sus caderas. Gimo al sentir su entrepierna rozar la mía por encima de la ropa.

— Henry…- jadeo

Mi mente está nublada por la pasión, pero aun así por el rabillo del ojo veo cuando la puerta de la casa se abre. Henry también lo nota y ambos volteamos. Ha sido Calvin quien abrió, y no luce muy contento.

— Calvin… - murmuro
— ¡Qué diablos!- frunce el ceño, extiende su mano y sujeta a Henry de la camisa para apartarlo de mí
— ¡Calvin! ¡¿Qué haces?! ¡Suéltalo!- grito demasiado asustado de que empiecen una pelea

Calvin se detiene y centra su atención en mí, eso me pone un poco nervioso. Muerdo mi labio mientras aprieto mis manos.

— Calvin…
— ¡Esto no va a funcionar!

Parpadeo sorprendido. Se gira y entra a la casa furioso. Frunzo el ceño y lo sigo para tratar de entender de qué está hablando. Henry entra detrás de nosotros. Kyuhyun está recostado en el sillón viendo la televisión, apenas nos ve toma el control y apaga el televisor.

— Te juro que he intentado entender, de tratar de darte el tiempo y el espacio para que no te sientas presionado, pero esto es demasiado- Calvin se gira hacia mí— ¡Esto es una locura!

Mueve sus manos señalándonos a los cuatro. No puedo negar que eso me hace sentir triste, pero también me enoja porque yo no soy quien tuvo esta “grandiosa idea”.

— Te recuerdo que ustedes fueron los que me obligaron a venir aquí- le digo poniendo mis manos sobre mis caderas
— Sí, porque era obvio que estabas confundido, pero ha pasado demasiado tiempo, es tiempo de que tomes una decisión – abro los ojos muy grandes— estos dos se vayan- dice refiriéndose a Henry y Kyu
— ¡Oye! ¡Tú no puedes obligarlo a nada! Te recuerdo que Mimi y yo éramos novios cuando todo esto surgió, el intruso aquí eres tú- Henry le dice
— ¡Es obvio que el bebé es mío, ustedes son los que no tienen nada que hacer aquí!
— Tal vez sea tuyo- Kyu interviene— pero no puedes estar seguro, hasta donde yo sé, también podría ser mío…- voltea a verme con sonrisa pícara que me hace sonrojar— Mimi y yo no usamos protección esa noche- mueve sus cejas
— Kyu…- murmuro apenado
— ¡BASTA! ¡SUFICIENTE!- Calvin grita

Doy un brinco asustado por lo enojado que está. Intento no hacerlo, en verdad lo intento, pero no puedo, las lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas y empiezo a llorar.

— ¡Ya lo hiciste llorar idiota!- Henry le reclama
— ¡Mi, por Dios! No es momento para que llores, es momento de que tomes una decisión- Calvin ignora a Henry

Muerdo mi labio, tomo el pañuelo que Kyuhyun me ha dado y limpio mis ojos. Suspiro hondo. Volteo a verlo a cada uno de ellos a los ojos. ¿Tomar una decisión? Pero… ¿Cómo? En estos momentos lo único en lo que puedo pensar es en el bienestar de mi bebé.

¿Y si decido intentarlo con Calvin y resulta que el bebé se parece a Henry y entonces Calvin comienza a hacer diferencias entre ese bebé y los futuros? ¿O si decido intentarlo con Henry, y el bebé es de Calvin y entonces éste decide intervenir en nuestras vidas para reclamar sus derechos sobre el niño?

Empiezo a respirar rápido. Estoy demasiado nervioso. ¡No puedo tomar una decisión tan importante así!

Llevo una mano a mi vientre. El bebé apenas si tiene un poco más de cuatro meses, aún faltan cinco meses para tenerlos en brazos y saber quién es su padre, la única forma de saberlo ahora es… una amniocentesis.

Paso saliva nervioso al recordar la explicación del doctor Jong Woon. De nuevo veo los rostros de Calvin, Henry y Kyuhyun. Calvin está muy molesto, Henry parece afligido y Kyu… bueno, él simplemente está a la expectativa…

Suspiro hondo antes de decirles mi decisión.

— Me haré una amniocentesis- les digo sin quitar la mano de mi vientre— Espero que eso los haga felices y todo esto termine- tengo los ojos llorosos
— Mimi…- Henry intenta tomar mi mano, pero doy un paso atrás
— No. Esa es mi decisión. Con una amniocentesis sabré quien es el padre, y entonces todo terminará…

Suspiro hondo. Me doy la vuelta y voy a mi habitación sin decir nada más. Me recuesto en la cama, tomo mi celular y hago una llamada.

— Wookie…
— ¿Mimi? ¿Estás bien?
— Necesito hablar con ustedes chicos…- lloriqueo— Me siento muy mal… y tengo miedo…
— ¿Miedo? ¿De qué?
— La amniocentesis…
— ¡¿Qué?! ¿Estás en tu casa? ¡No te muevas de ahí, iré por Heechul y vamos para allá!
— Está bien…

Dejo el celular a un lado. Cierro los ojos sin dejar de acariciar mi vientre. Es lo mejor, debo saber quién es el papá, no importa si tengo miedo, debo hacerlo… 
Share:

6 comentarios:

  1. Ay.... Maldito Calvin ¬¬ Como ya él tuvo su noche loca con Mimi otra vez, se cree con derechos. Aunque todos ellos lo tienen. Hasta Kyuhyun el renegado.
    No se que es la amniocitesis esa como se llame, pero suena horrible y si a Mimi le da miedo el procedimiento seguramente debe ser dolorosa. Yo no quiero que se la haga, mejor que deje a esos tarados y se vaya a vivir con el SiChul y que nos cuente las noches locas de ese par... Ok no. Pero si que los deje. Más Calvin que es un bruto desconsiderado que no le importa si el procedimiento pueda dañar al bebé o traumatizar a Mimi ¬¬* Lo estoy odiando demasiado en este fic. Ojala que Kyu ya haga algo *selesaleloteamKyu*

    ResponderEliminar
  2. Alguien que pateé el culo de Calvin!!!
    Maldito bobo!!!
    Ay ño pobre Mimi~
    Esperó que el bebé sea de Henry~

    ResponderEliminar
  3. maldito calvin que hace entristecer a Mimi; ya es hora de que alguien le patee el trasero para que entre en razón. si Mimi no quiere hacerse la amniocintesis esa ¿por que carajos lo lleva a ese limite? ¡que lo pateen!
    pobre de Mimi el bien embarazado y ese tarado que lo quiere traumar
    a ver si kyu se mosquea y gana una oportunidad... que haga que lo tengan en cuenta.
    *tambienselesaleloteamokyu*

    ResponderEliminar
  4. Assh odio a calvin esta asiendo sufrir a mimi y pone en riesgo al bebe

    ResponderEliminar
  5. insisto en que "el tipo" llamado Calvin no me cae bien por nada, es un cavernícola al completo, mas le importa sus derechos sobre Mimi que otra cosa, y despues esta el pobrecito de Henry y por último el zoquete de Kyu Hyun que es todo un goce en este fic XD, bueno, no sabemos en que terminará pero bueno, que se arregle todo de una buena vez

    ResponderEliminar
  6. Maldito Calvin alguien deberia patearle el culo ( espero y sea Henry), y Mimi debe mandarlo a china haber si así ya deja de joder y de hacer llorar a Mimi.
    Yo digo que no se haga la amniocintesis ya que es muy peligroso para el bebé.
    Yo quiero que el bebé sea de Henry!!!

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts