Entre Amigos... Capitulo 05

Estoy recargado en la barda de la escuela, viendo mi reloj y buscando a mí alrededor entre los demás estudiantes que como cada mañana llegan a clases. Hago una mueca cuando la campana suena y no he logrado encontrar a Hyung Jun antes de que inicien las primeras clases.

Suspiro hondo decepcionado y corro al mi salón, saludo a Kyu Jong que ya está ahí adentro con otros de nuestros compañeros, hablando como siempre de video juegos, rápido me integro a la plática para esperar al primer maestro  del día.

— ¿No has visto a Hyung Jun? – de pronto me pregunta Kyu
— No, el viernes fue a mi casa, se supone que se quedaría a dormir pero…- me quedo callado
— ¿Pero?- me pregunta ladeando la cabeza para que termine de decirle

Pero no pienso hacerlo, no puedo decirle que Hyung Jun se fue enojado conmigo porque no pude contenerme cuando estábamos experimentando y terminé dentro de su boca. Es decir, es un secreto solo entre él y yo… entre amigos.

— No sé, creo que se enojó por algo- me vuelvo a encoger de hombros

Afortunadamente, antes de que volviera a preguntar algo, el profesor entró al salón y eso nos obligó a sentarnos a todos en nuestros lugares.

— ¡Lo siento! ¡¿Puedo pasar?!

Levanto mi rostro y sonrío cuando escucho la voz de Hyung Jun, suena un poco agitado, de hecho lo está. Se sostiene del marco de la puerta, con su mochila al hombro colgando, con sus mejillas rojas de haber corrido hasta el salón.

— ¿Por qué llega hasta esta hora joven Kim?- el profesor el pregunta
— Lo siento…- murmura agachando la cabeza, sonrío más cuando veo que está completamente apenado y sus mejillas se ponen más rojas aún
— Seguramente se le pegaron las sábanas- el profesor le dice— pase, pero a la hora del descanso se va a quedar a realizar trabajo y a la salida va a barrer el salón- le dice
— Está bien…- Hyung Jun murmura y pasa rápido al salón

Sonrío sin dejar de observarlo, camina hasta su asiento que está precisamente enfrente del mío. Me ve de reojo, pero no me dice nada, así que decido ser yo quien dé el primer paso.

— ¿Otra vez te quedaste viendo películas muy tarde?

Pero no contesta, simplemente se da la vuelta y se sienta dándome la espalda. Frunzo el ceño. Me quedo observando su espalda. ¿Qué rayos? ¿En verdad sigue tan molesto conmigo?


El resto del día las cosas siguieron igual, Hyung Jun no me dirigió la palabra, y cuando por alguna razón nos topábamos, simplemente agachaba la mirada y hacía todo lo posible por no hablarme. Solo cuando Kyu Jong estuvo con los dos pude escuchar su voz, estaba comenzando a creer que se había quedado mudo.

— Hoy saldré con una chica- Kyu nos dice
— ¿En serio?

Le contesta, obviamente voltee a verlo con los ojos abiertos muy grandes para hacerle ver que estaba sorprendido de que a Kyu si le contestó y a mí no, pero Hyung Jun simplemente volteó su cara y me ignoró.

Comienzo a sentirme frustrado, desde que nos conocimos en la primaria, jamás habíamos peleado de esta forma. ¿Por qué está siendo tan testarudo con esto? ¿Qué debo hacer para que vuelva a hablarme?

— ¿Y tú Jung Min? ¿No vas a volver a salir con esa chica?- Kyu Jong me saca de mis pensamientos
— ¿Huh? ¿Cuál chica?
— Esa chica con la que has estado saliendo… - Kyu insiste y eso me hace recordar a Gyuri
— ¡Ah! ¿Gyuri? No he hablado con ella en todo el fin de semana, tal vez la llame más tarde- le contesto— oye, sería buena idea tener una cita doble y…
— Yo los dejo, tengo que ir a buscar a un amigo-Hyung Jun nos interrumpe y antes de que pueda decir algo, se aleja de nosotros

De nuevo me hace sentir frustrado. Respiro hondo.

— ¿Qué le pasa? ¿Están enojados?- Kyu me pregunta
— No es nada… ¿Qué me decías de esa cita doble?-le cambio el tema de inmediato

Los siguientes días las cosas no cambiaron mucho, es más, podría asegurar que Hyung Jun evitaba quedarse a solas conmigo, y ni hablar de que me sostuviera la mirada o me dirigiera la palabra.

Empiezo a enojarme, es decir, ¿Por qué se molesta tanto? No fue completamente mi culpa, no es como si yo tuviera demasiada experiencia y pudiera controlar las reacciones de mi cuerpo a la perfección. Está bien, yo le prometí que no haría lo que el chico del video, pero fue imposible, la sensación fue realmente buena…

¡Oh! ¿Será que está enojado porque solo yo pude experimentarlo? Si es así, entonces necesito encontrar la manera de compensarlo, el único problema es que ni siquiera me quiere hablar. Necesito llevarlo a casa…

Corro para alcanzarlo antes de que salga del salón cuando ya todos se han ido al final de las clases, me adelanto y tapo su paso en la puerta.

— ¡Espera!

Hace una mueca y desvía la mirada.

— Ya bebé, deja de hacer eso- frunzo el ceño— ya no estés molesto conmigo, te dije que lo sentía mucho, no fue mi intención…

No me contesta nada, pero lo veo suspirar profundamente.

— Bebé…
— No estoy molesto Jung Min…- murmura
— ¿Huh? ¿Entonces?- eso sí que me sorprende
— Es que…- Hyung Jun hace de nuevo una mueca y sus mejillas se ponen rojas— Eso fue realmente raro… es decir, ¿no crees que lo es?- me pregunta
— Un poco tal vez…- me encojo de hombros—  pero eres mi amigo bebé, y contigo tengo confianza de hacer cosas, ¿no tienes curiosidad a veces? – le pregunto, ahora es él quien se encoje de hombros
— Tal vez…- contesta

Sonrío sintiéndome un poco mejor al haber podido hablar con él. Con mi hombro golpeo su hombro para bromear con él.

— Oye… ¿vamos a mi casa? Me he comprado el “Assassian’s Creed II”, ¿Qué te parece una tarde de videojuegos?- le propongo
— No sé…  debo avisar en casa… - se encoje de hombros y medio sonríe
— Tu mamá dirá que sí, anda…- levanta la mirada
— Está bien, pero me dejaras elegir primero, ¿verdad?- se refiere al personaje en los videojuegos, ruedo los ojos
— De acuerdo, tú eliges primero

Ambos salimos de la escuela, platicando y bromeando de diversas cosas, una semana sin hablarnos fue mucho tiempo y tenemos demasiadas cosas en que ponernos al día.

Pasamos toda la tarde jugando, tan entretenidos que cuando nos dimos cuenta ya era muy noche para que Hyung Jun regresara a casa, así que llamó a sus padres y les dijo que se quedaría aquí.

— Tu duerme en la cama y yo en el suelo- le digo mientras tiro una almohada al piso
— Pero es tu cama… mejor yo duermo en el piso- me dice mientras se sienta en la alfombra
— Que no bebé, no seas terco- ruedo los ojos
— Si lo hubiéramos planeado, habríamos tenido tiempo de sacar la colchoneta del desván- me dice- fue mi culpa por no haberme dado cuenta de la hora…
— Yo fui el que te invitó, así que ya cállate bebé y sube a la cama
— Bien… entonces, durmamos los dos en la cama, no está tan pequeña

Hago una mueca y lo pienso un poco.

— Tienes razón, no hay porque dormir en el piso- tomo la almohada y la vuelvo a tirar, ésta vez a la cama

Hyung Jun sonríe, se levanta del piso, sube a la cama y se mete bajo las sábanas, yo hago lo mismo que él. Mi cama es individual, así que nuestros rostros están demasiado cerca. Me quedo viendo fijamente a su labios.

— Me debes algo- le digo de pronto
— ¿Yo? ¿Qué cosa?- frunce el ceño confundido
— Un beso… toda la semana me dejaste hablar y me tenías preocupado- contesto
— Pero te lo merecías también- me hace una mueca- tu prometiste que no ibas…

No lo dejo terminar, simplemente cobro lo que me debe, acerco más mi rostro y le doy un beso. Uno simple, sigue sin permitir que sean más allá de un roce de labios. Sonrío satisfecho cuando me separo y veo que aún sigue sorprendido.

Parpadea un poco y luego se da la vuelta para darme la espalda.

— Oye Hyung Jun…- susurro

Me acerco más y paso uno de mis brazos a su alrededor para abrazarlo. Mi pecho pegado a su espalda.

— Jung Min… quítate, hace calor…- se queja
— No puedo, si lo hago me voy a caer…- me río
— No es cierto, estábamos bien antes de que me girara, lo estás haciendo a propósito para hacerme enojar- me contesta refunfuñando
— No seas así bebé, yo siempre duermo abrazando mi almohada y ahora la estas usando tú- hago un puchero

No puedo ver el rostro de Hyung Jun, pero si puedo sentir como suspira hondo como dándose por vencido antes de simplemente decirme “está bien”.

Cierro los ojos y me acerco más, aprieto mi brazo más sobre él. Respiro hondo. Debo admitir que siempre me ha agradado como huele, es una mezcla de loción, dulces y refresco de lima, su preferido.

— ¡Jung Min!

Doy un saldo asustado cuando Hyung Jun se gira violentamente y dice mi nombre con asombro. Parpadeo sorprendido sin saber que le ha pasado.

— ¿Qué?
— ¿Estas duro? ¿Qué te pasa?

Abro los ojos muy grandes. Bajo la mirada y levanto un poco las sábanas.

— ¡Oh!
— Aléjate de mí- me dice— se siente raro, no me lo pegues en mi trasero- frunce el ceño
— Lo siento, es solo que…- me quedo pensando un momento

¿Por qué me he puesto duro? Yo solo estaba pensando en cómo olía Hyung Jun…

— Sal de la cama, duerme en el piso- me empuja
— Oye, no… no seas así- me resisto a caer a la alfombra— mejor solucionemos esto- le digo
— ¿Solucionemos? ¿A qué te refieres? – frunce el ceño
— Ya sabes, lo que hacemos cuando vemos esos videos en la computadora
— Pero no estamos viendo videos Jung Min, hazlo tu, ve al baño
— Precisamente por eso te estoy diciendo que lo solucionemos, sino estoy viendo esos videos no puedo…- hago una mueca— ayúdame…

Hyung Jun abre los ojos muy grandes.

— ¿Qué? ¿Yo?
— Sí… anda…- me siento en la cama y lo empujo para que se acueste
— Oye, espera…
— Solo un poco, espera…

Esto lo he visto en algunos de esos videos de las páginas de internet. Parece que se siente bien, así que tal vez sea divertido y al mismo tiempo me ayude con mi problema.

— ¿Qué haces?- Jun abre los ojos muy grandes, cuando separo sus piernas y me pongo entre ellas
— No voy a hacer nada malo, solo necesito…

No termino de decirle, simplemente empiezo a hacerlo. Me inclino hacia adelante y hago que nuestros penes se rocen bajo nuestras ropas.

— Jung Min…

Hyung Jun parece muy sorprendido. Yo simplemente me detengo un momento cuando un cosquilleo recorre mi entrepierna. ¡Wow! Vuelvo a moverme lo suficiente para que nuestros penes se rocen, y un leve gemido escapa de los labios de Jun que me hacen detenerme y observarlo sorprendido.

Y por alguna razón eso me pone más ansioso y caliente.

— Se siente bien Hyung Jun…- susurro al mismo tiempo que vuelvo a moverme

Tardo un poco en encontrar el ritmo que haga que el roce de nuestros penes bajo la ropa nos envíen descargas eléctricas que nos hagan gemir del placer que sentimos.

— Jung Min… para… para…- Hyung Jun me dice, pero yo no quiero parar, se siente demasiado bien, así que hago lo único que se me ocurre…

Me inclino un poco más, empujándolo más sobre el colchón y cubro sus labios con los míos, sin dejar de mover mis caderas.

Los pantalones de la pijama comienzan a sentirse incómodos, no es suficiente el roce, necesito más, así que meto mi mano entre nuestros cuerpos, bajo mis pantalones y mis calzoncillos para dejar al descubierto mi pene. Hago lo mismo con él.

— Min… esto… no está bien… nnhh…

Puedo escuchar su respiración agitada, su voz entrecortada por la dificultad de articular palabras sin dejar escapar un gemido por lo que está sintiendo. Con mi mano sostengo nuestros penes sin dejar de mover mis caderas para frotarnos.

De nuevo le doy un beso, y decido que el beso de siempre no es suficiente, que necesito más y con mi lengua recorro sus labios, para mi sorpresa Hyung Jun no se queja ni me detiene, sino todo lo contrario, su boca se abre dejándome explorar su interior.

— Nnnhhh…- lo escucho gemir cuando mis movimientos se vuelven erráticos

Tantos roces me han llevado al límite y el sentir como mi mano se humedece de pronto me hacen terminar. Bajo la mirada con la respiración agitada para ver como mi mano y nuestros penes están cubiertos de semen.

Hyung Jun ha terminado al igual que yo. Lo escucho respirar pesadamente, demasiado cansado…

— ¡Wow! Esto en verdad se sintió bien, mira bebé, ambos eyaculamos casi al mismo tiempo- le digo enseñándole mi mano

Pero Hyung Jun no contesta, su rostro está completamente rojo, fatigado… su pelo está revuelto, sus labios lucen hinchados y para ser sincero me provocan volver a besarlo…

— ¿Tienes sueño? –le pregunto para sacarme de la cabeza la idea de besarlo otra vez
— Ujum…- solo eso contesta, está demasiado soñoliento
— Bien, duerme… voy por algo para limpiar- le digo
— Ujum…- contesta, pero está más dormido que despierto

Debo admitir que luce lindo así. Sonrío antes de ir al baño y regresar con un trapo húmedo para limpiarlo y limpiarme antes de volver a meterme bajo las sábanas, abrazarlo y dormir… 
Share:

8 comentarios:

  1. Asdjskajhhdjs *-* ay JungMin aprovechandose de Jun *-*

    ResponderEliminar
  2. No gusta que la gente se aproveche ... Pero en esta ocasion debe admitir que amo que JunMin sea un aprovechado y que Jun se deje hacer d todo ....
    Ellos se quieren ... Pero ahora qu lo pienso que es eso de la cita doble con Kyu ahhhhh eso no no quiero terceras personas las odio ....
    Quiero mas MinJun si o si mas MinJun please ... Son tan gwniales

    ResponderEliminar
  3. wow!!! espere toda la tarde por llegar y leer este capitulo y valió la pena, esta increíble, cada vez avanzan mas, no me sorprendería que terminen llegando a lo que les da mas placer... me gustaría ver celos, yo se que pronto comenzaran los celos...por actualiza pronto...

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este caballo manipulador y el nene entre inocente pervertido, bien que le gustó y esto es sólo el comienzo, Min fascinado por experimentar y si es con Jun mejor y vaya manera de cobrar a Baby el no hablar una semana, son tan tiernos!!!

    ResponderEliminar
  5. Si esa cita se realiza alguien va a estar muy celoso x)
    Ambos se quieren, sino fuera así no estarían haciendo esas cosas, además Jungmin aún le debe algo a su bebé xD

    ResponderEliminar
  6. "Que se casen que se casen" es lo primero que mi cerebro dijo... ellos se quieren y se desean pero todavia no se dan cuenta... son unos adolescentes... awwwww... ceo que este fic puede se mi favorito... porfa no tardes en actualizar...

    ResponderEliminar
  7. Cada vez las cosas son mas intensas e íntimas entre este par, caballo pervertidor de dulces maknaes solo falta un pequeño, doloroso y placentero detalle y ahí si que todo entre ellos quedará consumado, ¿qué pasó con el capítulo 4?

    ResponderEliminar
  8. Cada vez las cosas son mas intensas e íntimas entre este par, caballo pervertidor de dulces maknaes solo falta un pequeño, doloroso y placentero detalle y ahí si que todo entre ellos quedará consumado, ¿qué pasó con el capítulo 4?

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts