Entre Amigos... Capitulo 04

— ¡Shhh! Bájale el volumen… - le digo a Jung Min
— Está bien, está bien…- murmura

Extiende su mano y baja el volumen a las bocinas de su computadora. Ambos estamos sentados frente a su escritorio, demasiado cerca del monitor y de las bocinas para escuchar atentos.

Hace apenas unos días, acabo de cumplir 15 años, Jung Min es mayor que yo por algunos meses y solo por eso se jacta de tener más experiencia y conocimientos que yo, lo cual hasta cierto punto es ridículo, pero hay ocasiones en que verdad siento que es verdad.

Por ejemplo hoy. Apenas llegamos a su casa para otra ronda de video juegos, cuando comenzó a hablar de ciertas  páginas de internet que descubrió un día en que sus padres no estaban en casa. Y de pronto, ambos nos acercamos a su computadora para ver esas páginas.

Las luces están apagadas, es muy tarde pero yo he pedido permiso en casa de pasar la noche aquí, ya estoy bastante  mayorcito como para que mis padres se preocupen demasiado por dejarme dormir en casa de un amigo.

— Yo quiero trabajar como repartidor de pizzas- de pronto dice Jung Min mientras vemos el video que está reproduciéndose en un computadora
— No creo que sea un buen trabajo- frunzo el ceño
— Pero si muy divertido- sonríe— mira como se le insinúa esa chica

Ruedo los ojos por su comentario. Aun así, no despego la mirada de la pantalla. De pronto  la chica que tiene un diminuto vestido con escote bastante amplio, se le restriega al chico repartidor y comienzan a besarse.

De pronto siento el aliento de Jung Min en mi mejilla y eso me hace voltear a verlo.

— ¿Qué?- me sonríe
— Ya sabes…- solo eso dice, de nuevo ruedo los ojos
— No, ahora no… es raro… - hago una mueca
— Ash, ¿cuál es la diferencia? Siempre lo hacemos- frunce el ceño
— Pero estamos viendo ese video, es… muy extraño…
— Ándale solo uno…- de nuevo hago una mueca, lo pienso un momento antes de contestar
— Está bien, pero solo uno
— De acuerdo

Cierro los ojos y levanto mi rostro. Jung Min pega sus labios a los míos. Desde que teníamos trece años lo hemos estado haciendo, por supuesto que no lo hacemos enfrente de nadie más, ni siquiera de Kyu Jong que a veces pasa las tardes con nosotros jugando video juegos.

Es como un secreto entre nosotros dos. Es extraño, pero me agrada hacerlo, aunque sé que no debo decirle a nadie más, no creo que ellos lo entiendan.


— ¡Hey!- lo empujo cuando su lengua empieza a lamer mis labios
— ¡Ash! Siempre tan pesado- Jung Min me dice

No digo nada más. No es necesario decirlo, él sabe que no me gusta que use su lengua, eso es… no sé diferente.

Jung Min se gira para seguir viendo el video y yo hago lo mismo.

La chica está prácticamente desnuda, su sostén está en su cintura con sus pechos descubiertos, no tiene más que una diminuta tanga. El repartidor está sentado en un sillón amplio, con una mano acaricia los glúteos de la chica y con la otra masajea uno de sus pechos.

La chica de rodillas frente a él, poco a poco lame su abdomen, dejando un rastro de saliva hasta llegar a sus pantalones. Se detiene para desabrochar el cinturón y abrirle los pantalones.

Es la primera vez que veo uno de esos videos, en casa jamás he podido verlos, mamá siempre está merodeando y estoy seguro que hasta revisa lo que visito en internet cuando uso mi computadora. Así que estoy demasiado sorprendido y entretenido viendo el video.

Abro los ojos muy grandes cuando la chica baja un poco los pantalones del chico y saca de su ropa interior su pene.

— ¡Wow!- digo sorprendido— eso es muy grande
— Es un actor Hyung Jun—  Jung Min me aclara— les hacen casting para que la tengan grande, además, antes de las escenas se masturban  para verse aún más grandes- volteo a verlo sorprendido
— ¿Cómo sabes?
— Es lo que creo- se encoje de hombros— ese tamaño no puede ser real
— Oh… tienes razón—  contesto aun un poco sorprendido

De nuevo dirijo mi atención hacia al monitor. Justo en el momento en que la chica mete el pene en su boca y comienza a chuparlo, a subir y bajar sobre él, metiéndolo casi por completo en su boca. ¡¿Cómo hace eso?!

Me acomodo en mi silla sintiéndome un poco incómodo. La verdad es que es un poco excitante ver como esa chica mete el pene en su boca. ¿Qué se sentirá?

Muerdo mi labio cuando noto que mi pene empieza a ponerse duro. Los ruidos que hacen tanto el chico repartidor como la chica no ayudan en nada.

Intentando ser discreto llevo una mano a mi entrepierna, suavemente rozo mi pene sobre la ropa para tratar de darme un poco de alivio sin dejar de ver lo que ocurre en el video que estamos viendo.

Bajo la mirada para ver el bulto en mis pantalones, por el rabillo del ojo noto movimiento y eso me hace voltear hacia Jung Min, a su entrepierna. Abro grande los ojos cuando veo que él está haciendo lo mismo, tocándose por encima de la ropa.

Paso saliva con un poco de dificultad cuando me doy cuenta de que el bulto en sus pantalones es un poco más grande que el mío.

— ¿Qué me ves? – levanto la cabeza asustado cuando lo escucho
— Y-yo…
— ¡Oh! ¿Tú también? – pregunta cuando ve mi mano en mi entrepierna— este video es bueno, ¿verdad? Esa chica además de tener los pechos grandes, tiene la boca muy amplia, ¡mira que meter todo eso!
— S-sí…

Siento mi rostro caliente, desvío la mirada de su entrepierna sintiéndome un poco avergonzado. Respiro hondo y disimuladamente quito mi mano de mi entrepierna.

— Me pregunto que se sentirá…- Jung Min dice regresando su atención a la pantalla

Yo hago lo mismo, la chica sigue metiendo y sacando el pene de su boca, por  momentos pasa la lengua por todo el pene. Aprieto los labios un poco ansioso cuando la veo succionar uno de los testículos del chico.

— Quiero probar hacer eso…- Jung Min divaga
— ¿Le dirás a esa chica con la que estas saliendo?- le pregunto

Jung Min ha salido dos o tres veces con una chica de la escuela, creo que pronto se harán novios o tal vez ya lo son.

— ¡Claro que no!- me dice — Aún no somos novios, si le digo, estoy seguro que no volverá a salir conmigo
— Bueno, entonces dile que sea tu novia y después se lo pides- me encojo de hombros, realmente no le veo mucho problema
— ¿Estás loco? ¿Acaso has salido alguna vez con una chica?- me pregunta

Debo admitir que su pregunta me ha hecho molestar. Más por el tono de burla, que por cualquier otra cosa ya que en realidad tiene razón, no he salido con chicas todavía. Hago una mueca que le hace ver mi enojo.

— Está bien, está bien, no te molestes- me dice— es solo que si supieras como son las chicas, no dirías eso
— No entiendo…- frunzo el ceño
— Sí, las chicas son muy… penosas por decirlo de alguna forma- comienza a explicarme— en la primera cita apenas si pude sostener su mano por unos minutos antes de que se sonrojara y la retirara- tengo la boca abierta, estoy sorprendido
— ¿En serio?
— Sí, en la segunda cita creo que pude sostener su mano más tiempo, y cuando nos despedimos solo fue un beso en la mejilla- me dice
— ¿No les has dado besos en la boca?- pregunto
— No

Me quedo callado. No sé, escuchar que no ha besado a su cita en la boca me hace recordar los besos que nos hemos dado y me hace sentir especial por así decirlo, aunque eso es raro. Sacudo mis pensamientos y regreso a la conversación.

— Entonces no podrás decirle que quieres eso- le digo señalando el monitor

Justo en ese momento el chico repartidor ha gritado de placer y el rostro de la chica se ha manchado de semen. Tanto Jung Min como yo observamos como ella lame el pene, comiendo el semen hasta dejarlo completamente limpio.

No sé qué decir, eso es realmente… wow…

— Definitivamente quiero hacerlo…- Jung Min balbucea
— Parece bueno…- yo también balbuceo aún embobado
— ¡Ya se!- Jung Min dice entusiasmado, y eso me hace voltear a verlo

Tiene una media sonrisa mientras me ve. Frunzo el ceño al reconocer esa mirada en él. Cuando me ve así nada bueno se le ha ocurrido y me hace sentir nervioso.

— ¿Qué estás pensando? – le pregunto un poco dudoso
— Que tal vez…
— ¿Qué tal vez qué?
— Tu podrías…- abro los ojos muy grandes
— ¿Estás loco?
— ¿Por qué? No es como si fuéramos a hacerlo todo, es decir, solo es para saber qué se siente
— Aun así no quiero
— ¿Por qué?
— Porque yo no soy una chica- frunzo el ceño
— ¿Y eso qué? Tampoco eres una chica cuando nos besamos- de nuevo frunzo el ceño
— Pero no es lo mismo
— Hyung Jun…
— No, he dicho que no – intento levantarme de mi silla para irme
— Espera, ¿y si prometo hacerlo después yo?- Jung Min me detiene del brazo

Me detengo unos momentos. Me le quedo viendo fijamente. ¿Está hablando en serio?

— No, no lo voy a hacer
— Pero…
— No insistas, además, es sucio – hago una mueca de desagrado
— Oye, me baño todos los días
— Aun así- niego con la cabeza

Jung Min se me queda viendo unos momentos, como si estuviera pensando que más decirme para convencerme. No suelta mí brazo y no puedo irme.

— ¿Y si me baño primero lo harías? – hago una mueca
— Jung Min… es raro… - suspiro hondo— no creo que deberíamos hacerlo, además… no creo poder…- le digo refiriéndome a meter todo un pene en mi boca como lo hizo esa chica
— No importa, es solo un poco, para saber qué se siente… ven…- jala mi mano para llevarme con él hasta su baño

Hago una mueca no muy convencido de todo esto. Volteo a ver a mi alrededor como si alguien estuviera viéndome aunque sé que estamos solos en su habitación.

Me hace sentarme en la taza del baño mientras abre la regadera, baja sus pantalones y ropa interior frente a mí, no puedo evitar ver su pene y sentirme nervioso. Aprieto los labios y paso saliva nervioso.

Jung Min entra a su regadera y escucho el chapoleo del agua, intento no voltear a verlo, sigo pensando en algo que decirle que lo haga desistir de esa loca idea, pero estoy demasiado nervioso como para pensar.

— ¡Listo!- volteo cuando lo escucho

Bajo la mirada para ver como con una toalla seca su pene. Toma mi mano para salir del baño, caminamos hasta su cama en donde se sienta. Me quedo parado ahí, frente a él, viendo como termina de secarse y tirar la toalla a un lado.

— Jung Min… no creo…
— ¡Oh vamos bebé! No voy a hacer lo mismo que el chico del video, te lo prometo

Respiro hondo. Mi corazón está latiendo muy rápido, pero aun así poco a poco me pongo de rodillas frente a él. Cierro los ojos unos segundos y vuelvo abrirlos justo cuando estoy frente a su entrepierna.

Paso saliva con dificultad al ver su pene frente a mí. Para ser sincero luce un poco grande y duro. ¿Está excitado? Y si es así, ¿está excitado por el video o porque yo vaya chupar su pene? ¡Dios! ¡¿Qué diablos estoy haciendo?!

— No, mejor no… - digo mientras intento ponerme de pie de nuevo
— No seas así bebé…- de nuevo me detiene— solo un poco, ¿de acuerdo?

Hago una mueca de nuevo. Respiro hondo.

— Está bien… pero solo un poco, y no vayas a venirte mientras esté haciéndolo, eso es…
— Sí, sí, te lo prometo
— Bien

De nuevo respiro hondo antes de acercarme más a él.  Paso saliva observando su pene. Levanto una mano para tocarlo, dudo por un momento, nunca he tocado el pene de otro chico. Jung Min está muy silencioso así que volteo a verlo, está concentrado en mi mano que está a punto de tocarlo, cuando rozo su pene lo veo apretar los labios.

¿Se sentirá diferente ser tocado por otra persona a cuando te masturbas? Deslizo mi mano por su pene un poco solo por curiosidad de ver su expresión. Debo decir que estoy un poco sorprendido de ver su rostro rojo.

Bajo de nuevo la mirada. Humedezco mis labios, me acerco más a su pene analizando lo que voy a hacer. No es tan grueso como el del repartidor del video, pero aun así, dudo que pueda introducirlo todo en mi boca.

Me inclino más, mis labios muy cerca de la punta, mi corazón no deja de latir muy rápido. Aún estoy dudando de esto… abro la boca y cierro los ojos, me inclino más, siento la piel en mis labios y los cierro un poco estoy a punto de bajar más cuando siento algo en mi boca.

Me retiro de inmediato cuando escucho a Jung Min gemir y sujetar mi cabello, algo ensucia mi rostro. Estoy un poco sorprendido y desorientado. Parpadeo sin saber qué pasa. Volteo a ver a Jung Min, su rostro demasiado rojo, apretando sus labios, como ese día en que nos masturbamos.

Regreso la mirada a su pene y me doy cuenta de que ha terminado por venirse. Eso me hace entender que lo que siento en mi boca es su semen.

— ¡JUNG MIN!- grito molesto antes de correr al baño

Me inclino en el lavabo, abro el grifo y empiezo a enjuagar mi boca. Levanto la mirada y me veo en el espejo. Me quedo observando mi reflejo. Mi rostro tiene varias líneas blancas, semen. Debo admitir que eso es realmente raro. Deslizo mi dedo por una de la líneas… observo mi dedo manchado…

— ¿Estás bien? – volteo hacia la puerta del baño

Jung Min está ahí, aun sonrojado, con unos boxers puestos.

— Lo siento… - frunzo el ceño
— Te dije que no lo hicieras
— No pude contenerme, lo siento
— Olvídalo- lavo rápido mi rostro, tomo una toalla y salgo del baño— me voy a casa, no vuelvo a hacer este tipo de cosas contigo

Salgo de su habitación muy enojado.

No sé porque diablos acepté. Estas cosas no debería hacerlas con él, no sé porque siempre me dejo convencer.
Share:

7 comentarios:

  1. Aaahhhh!!!.
    Esto es tan emocionante. Jajajajaja no puedo esperar por el próximo capítulo y ver cuando el verdadero drama empieze.

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero mas de este fic Mew >v< cada vez se pone mejor ¨*w*¨ ahhh estos pubertos precoses <-< jajajjaj LjL ya quiero que Min y Joon se den cuenta que se mueren de amor y lujuria el uno por el otro jajajja x3 Como siempre Min es el pervertido malvado de los dos cx espero el proximo gracias por el cap ;)

    ResponderEliminar
  3. Ya no se si reír o llorar con eros dos niños pubertos, dios como es que joon siempre termina haciéndole cado a minnie, bueno por dos cosas una por que le gusta y la otra pss el poder de convencimientode Jung es mucho ,
    Pero ya quiero ver el siguente capítulo haber que se les ocurrió a estos niños

    ResponderEliminar
  4. Esta historia cada vez me gusta mássss......... van a terminar teniendo su primera vez en todo sin darse cuenta. Jun me parece tan lindooooo.

    ResponderEliminar
  5. Los amo, los amo ese Min tan manipulador y baby tan facilote, según el se hace el difícil pero más pronto hace lo que Min le dice, me encanta baby entre inocente pervertido y ese Min bien que quiere probar su primera vez en todo con su dulce bebé, estos dos ya están más que unidos, amo este fic y amo al MinJun, que puedo hacer<3

    ResponderEliminar
  6. Hay Jun Min Siempre tan pervertido queriendo también incluir el pequeño bebé en sus azañas ... Por mi genial ... A mi me encanta qu todas sus primeras veces sean entre ellos ... Solo e.tre ellos ...
    Amix muy lindo tu fic lo amo me encanta ...
    Actualiza pronto sip ;-)
    Saluditos

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts