Nuestro... Capitulo 05

— Que descanses…- sonrío amplio antes de cerrar la puerta

Suspiro hondo y camino por el pasillo hasta mi habitación. Young Woon está sentado en la cama con un libro, levanta la vista cuando escucha la puerta.

— ¿Todo bien?
— Sí, solo tuve que ayudarle a acomodar las almohadas- hago una mueca— cada vez le es más complicado dormir con el tamaño de su vientre
— ¿Cuánto tiempo falta?- sonrío
— El doctor dijo que unas tres semanas más o menos- suspiro emocionado— solo tres semanas Woonie…

Young Woon solo sonríe. Yo sé que él también está emocionado, solo que está preocupado. Yo no lo estoy, Min Ki es un buen chico, y sé que las cosas saldrán bien.

Después de que ese chico, Baek Ho regresó a su ciudad, Min Ki ha estado viviendo aquí con nosotros, y debo admitir que han sido unas semanas muy divertidas, es un jovencito muy especial, y sé que quiere mucho a ese chico, no deja de mencionarlo y de extrañarlo, a veces hasta se me partía el corazón con solo escucharlo hablarme de él.

Es curioso, pensé que esa clase de amor solo se podía dar con la madurez, ese amor en que se está tan seguro de la otra persona, que tu única preocupación es saber si está comiendo bien, o durmiendo el tiempo suficiente, y no si hay otra persona en tu lugar.

Debo admitir que he llegado a sentir respeto por Min Ki y por ese chico. Por la forma en que están llevando las cosas y la madurez con la que están enfrentándose a todo. Yo no sé si yo hubiera sido así a su edad.

Tomo mi pijama y comienzo a quitarme la ropa para ponérmela, estoy de espaldas a la cama, es por eso que no me doy cuenta cuando Young Woon se ha acercado a mí. Sus manos de pronto acarician mis hombros.

Sonrío cuando sus labios dejan un tierno beso en mi cuello.

— Te amo… lo sabes, ¿verdad?- asiento con la cabeza
— Sí, lo sé, y yo a ti también te amo- me giro un poco para verlo a los ojos
— Estoy feliz, en verdad lo estoy, es solo que no quiero que tu…- lo hago callar con un beso
— No te preocupes, todo saldrá bien- susurro

Young Woon continúa con las caricias, impidiéndome que termine de ponerme la pijama, simplemente me arrastra con él a la cama. Sus labios recorren mi cuello, mi pecho, erizando cada centímetro de mi piel.

— Woonie…- gimo un poco acalorado al sentir su pene duro pegarse en mi entrepierna


Mi respiración poco a poco empieza a acelerarse. Muerdo mi labio inferior para no gemir tan alto con cada roce de sus manos, mi mente está nublándose, pero aun así, escucho un ruido a lo lejos. No le doy mucha importancia, estoy demasiado concentrado en lo que Young Woon está haciéndome.

Doy un brinco cuando escucho un ruido más fuerte, está vez he logrado darme cuenta de que es alguien tocando a la puerta. Young Woon rápido se hace a un lado para dejarme incorporarme un poco.

— ¿Sí?

Respondo mientras rápido me pongo algo para cubrirme. No hay nadie más en casa, solo Min Ki, así que estoy un poco preocupado. Abro la puerta cuando veo que Young Woon se ha cubierto también.

— Siento molestarlos- me dice—  pero creo que es hora

Abro los ojos muy grandes. Estoy sorprendido. Min Ki tiene una de sus manos en su vientre bajo, como si quisiera retener al bebé dentro el tiempo suficiente. Su otra mano la usa para sostenerse de la pared. Puedo ver como su respiración está muy agitada.

— ¡Oh Dios! Tranquilo Min Ki, respira hondo, no te preocupes- intento tranquilizarlo

Puedo escuchar a Young Woon corriendo por la habitación, seguramente buscando su ropa para cambiarse. Pone en mi mano mi ropa antes de salir de la habitación y correr a la del bebé, lo veo salir con la maleta que tenemos preparada y luego salir de la casa.

— Espérame un poco, ¿de acuerdo?- le digo a Min Ki
— Está bien…- apenas logra contestar

Lo veo respirar hondo varias veces, me preocupa dejarlo solo, aunque sea solo unos segundos para ponerme mi ropa, pero no puedo ir al hospital en pijama. Estoy tan preocupado que termino solo poniéndome una chaqueta que cubra mi pijama.

— Vamos, con cuidado- lo sujeto de la mano para ayudarlo a salir

Young Woon ya ha sacado el auto de la cochera y lo ha estacionado enfrente de la puerta para que solo tengamos que dar unos cuantos pasos.

— Tranquilo, todo saldrá bien…- le digo a Min Ki de nuevo, pero soy yo el que tiene el corazón demasiado acelerado

Min Ki solo sonríe, respira hondo de nuevo y entra al auto soportando las contracciones. Muerdo mi labio un poco envidioso, debo admitirlo, es él quien está sintiendo las contracciones, quien tuvo al bebé en su vientre todo éste tiempo, quien tendrá la bendición de traerlo al mundo, no yo. Y no puedo dejar de preguntarme que es lo que está sintiendo.

Aunque también no puedo dejar de preguntarme, que es lo que va a sentir cuando tenga que dejarme a su bebé.

Young Woon llegó muy rápido al hospital. Nunca había visto que manejara de esta manera su auto, pero debe haber estado muy nervioso también, y emocionado de que el bebé fuera a nacer.

Las enfermeras recibieron a Min Ki y de inmediato lo llevaron a una habitación. Aún debe esperar un poco de tiempo a que el bebé esté listo para salir, así que mientras Young Woon hace todos los trámites y se pone en contacto con la agencia de adopción para que envíe a la trabajadora social, yo me he quedado con Min Ki.

— ¿Estas nervioso?- levanto la vista cuando lo escucho preguntarme
— Si, un poco- sonrío un poco apenado de confesarle a él que debe estar mucho más nervioso que yo
— No te preocupes, vas a ser un buen appá
— Gracias
— Baek Ho estuvo de acuerdo conmigo, así que solo tienes que preocuparte por quererlo mucho…- sonrío aún más emocionado
— Gracias Min Ki- me inclino para besar su frente, está un poco sudoroso por el esfuerzo que está haciendo— eres un buen jovencito, sé que cuando llegue el momento indicado, será un gran appá también

Me retiro un poco, Min Ki no dice nada, solo me sonríe antes de que otra contracción borre su sonrisa y una mueca de dolor se dibuje en su rostro.

Han pasado dos horas desde que se llevaron a Min Ki a la sala de parto, estoy un poco intranquilo porque no nos han dicho nada. Young Woon se ha levantado a preguntar varias veces, pero la trabajadora social, Yoon Ji, solo nos dice que debemos esperar.

— ¿Por qué tardan tanto? ¿Salió algo mal?- le pregunto a mi marido, pero sé que él está igual que yo
— No sé amor, Yoon Ji solo dice que debemos esperar, pero no tengo idea – suspiro hondo

Estamos sentados, abrazados en la sala de espera. Estoy muy nervioso, y demasiado ansioso por conocer a nuestro bebé. De pronto veo los zapatos de una mujer frente a mí, levanto la mirada, Yoon Ji está ahí sonriéndonos. Mi corazón se acelera.

— ¿Están listos para conocer a su bebé?
— ¡Sí!- contesto demasiado emocionado
— Entonces, vamos a los cuneros para que lo conozcan- rápido me pongo de pie, Young Woon hace lo mismo—  estaban bañándolo y revisándolo antes de dejarlos verlo- se gira para verme—  es hora de su primera comida, ¿quieren darle su biberón?- muerdo mi labio nervioso
— ¿Puedo hacer eso?- pregunto
— Claro, es tu bebé Jung Soo, y entre más pronto lo hagas será mejor
— Bien, entonces, quiero darle su primer biberón- contesto

Bajo mi brazo y extiendo mi mano, Young Woon de inmediato la toma, sonrío porque sé que Woonie siempre está ahí, a mi lado. Respiro hondo intentando alejar los nervios, pero es casi imposible, sobre todo cuando escucho los llantos de los bebés en los cuneros.

Mis pasos se alentan cuando nos acercamos, puedo sentir mis manos temblar. Yoon Ji nos señala la ventana para que nos acerquemos. El cristal deja ver todos los cuneros. Hermosos bebés duermen o lloran seguramente de hambre.

Mis ojos recorren todos y cada uno, buscando a nuestro bebé, pero no estoy muy seguro, por un momento me descubrí buscando rasgos míos o de Young Woon, como si llevara nuestros genes. Niego con la cabeza y vuelvo a buscar, ahora busco el rostro de Min Ki.

Sonrío cuando veo a un pequeño con mechones rubios, y nariz respingada. Señalo hacia él.

— ¿Es él?- pregunto a Yoon Ji
— Sí, es él…

Contengo la respiración. Es hermoso. Young Woon se acerca para pararse junto a mí y observar juntos al bebe. Una enfermera ha entrado y lo ha levantado de su cuna para mostrárnoslos.

— Es…- aprieto los labios, se me ha formado un nudo en la garganta
— Lo sé, hermoso…- Young Woon dice exactamente lo que pienso

La enfermera hace una seña para que entremos por una de las puertas. Paso saliva nervioso antes de asentir y caminar junto con Young Woon hacia donde nos indicaron. Ahí, otra enfermera nos entrega unas batas y tapabocas. Seguimos todas las instrucciones al pie de la letra, no queremos que nuestro bebé se enferme.

Nos hacen pasar a un área anexa a los cuneros. Me indican una silla para que me siente, Young Woon se para junto a mí. Su mano sobre mi hombro me indica que está igual de emocionado que yo.

Otra puerta se abre y la enfermera que nos mostró al bebé entra con el pequeño en brazos.

— Papá, venga a cargar a su bebé y llévelo con su appá- dice la enfermera
— ¿Yo?- Young Woon pregunta nervioso
— Si papá, usted
— Oh, sí, claro…- murmura

Observo como se lo entregan. Sonrío cuando lo veo demasiado nervioso, preocupado por no hacerle daño. Mi vista se nubla un poco, entonces me doy cuenta de que estoy llorando. Llevo una de mis manos a mi rostro para limpiar las lágrimas.

Estoy demasiado feliz. Por fin tengo un bebé. Aunque no es un bebé que lleve nuestros genes, si ha sido muy esperado y querido.

Young Woon se inclina un poco para poner al bebé en mis brazos. No puedo dejar de ver el rostro del pequeño, es tan hermoso, tan chiquito, tan frágil…

— Hola bebé…- le digo— soy Jung Soo, tu appá… - toco su nariz haciéndole un cariñito— te vamos a querer mucho bebito, vamos a ser los papás más consentidores del mundo…- sonrío sin poder contener mis lágrimas


Young Woon se ha puesto de cuclillas junto a mí, sonriendo, viendo como sostengo al bebé, como le doy su primer biberón. No puedo ser más feliz. Por primera vez, siento que lo tengo todo… 
Share:

3 comentarios:

  1. ;A; No puedooo... Es que ;^; Fue tan bonito el capítulo.

    Y luego a mi mente vienen las imágenes del mapache con niños y me lo imaginé con su carita todo feliz y sonriente ;^;
    Luego está Jung Soo ;^; todo feliz y llorón, así como es él ;^;
    Que bonito momento *^*

    Y no comentaré nada de Min Ki, no por mala onda, pero por ahora quiero quedarme feliz con este capítulo.

    Muchas gracias por escribirlo y compartirlo *-*

    ResponderEliminar
  2. no ... que triste yo quiero que Minki y Baek se queden con el bebé lose es algo egoísta pero me gusta mas que se lo queden sus papis verdaderos. :(

    ResponderEliminar
  3. TTwTT ♥ que cosa maa bella! TTwTT ♥ me conmovió mucho la escena de los appas con su bebé awww me pkne sentimental ~
    Espero que Ren y Baek puedan ser felices y que en un futuro puedan ser grandes padres TTwTT ♥

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts