Mistake... Capitulo 20 (Final)

Hyung Sik (POV)

— No, no regresaré pronto appá, ya te lo he dicho muchas veces…- ruedo los ojos cuando vuelve a insistir
— Pero he preparado una reunión con los Duques de Ansan, tiene un hijo muy lindo, educado y en edad de casarse…
— Yo no estoy buscando con quien casarme appá, yo tengo a Min Woo
— El jovencito ha estudiado en los mejores colegios y…
— Appa, tengo que colgar, te llamo la próxima semana
— Pero, Sik!

Corto la llamada antes de que siga insistiendo.

Suspiro hondo un poco cansado de escuchar a mi appá decirme lo mismo cada vez que lo llamo para saber cómo está.

Han pasado tres meses desde nuestra última visita a Seúl para la boda de Tae Heon y Jun Young y desde entonces, cada semana recibo los mismos argumentos. No acepta que haya decidido quedarme en París.

El abuelo fue más fácil de contentar, después de todo, fue él quien trajo a Min Woo a mi vida, así que el enojo por haberme ido de Seúl sin avisar pasó rápido cuando le dije que me quedaría aquí para intentar convencer a Minu de que se case conmigo.

— ¡Hyung Sik!- me giro rápido mientras guardo mi celular en el bolsillo del abrigo

Min Woo está parado en las escalinatas de la biblioteca de la Universidad, saludándome agitando su brazo y con una hermosa sonrisa en sus labios. Luce hermoso con su chaqueta de pana, los guantes tejidos, orejeras y bufanda.

Me acomodo el abrigo para cubrirme del frío y voy a su encuentro escalinatas arriba. Extiendo mis brazos para recibir un abrazo cálido. Min Woo entierra su rostro en mi pecho.

— Siento haber tardado- murmura
— Está bien, no me estaba congelando ni nada por el estilo. – me río cuando MinWoo levanta su rostro y me da un golpe en el pecho
— Tonto… ¿qué vamos a hacer?- me pregunta cambiando el tema antes de separarse
— Primero vamos a tomar un chocolate caliente, y después –sonrío emocionado- hay varios lugares que me agradan, pero debes verlos primero- sonrío
— Bueno…

Me giro y pongo mi brazo para que él se sujete de mí y comenzamos a caminar rumbo al carrito de café cercano a la Universidad. Ordenamos dos chocolates calientes y seguimos nuestro camino por las calles de París.

La temperatura es fría, pero no me importa, estoy pasando un buen rato mientras converso de todo tipo de cosas con Min Woo. En éste tiempo hemos llegado a conocernos muy bien. Sé que quiere ser doctor porque le gusta ayudar a los demás, de hecho esa fue la manera en que conoció a mi abuelo, intentando ayudarlo.

También sé que quiere estudiar una especialidad, pero aún no decide por cual, y que además del chocolate caliente en invierno; le gustan las limonadas con agua mineral en el verano y ponerse pantaloncillos cortos.

Se además, que cuando se ríe, su nariz se arruga un poco y sus hoyuelos se marcan, que su rostro infantil es solo una fachada que me encanta, pero que en realidad es el jovencito más inteligente y astuto que he conocido.

Que cuando me enfermo, se preocupa demasiado y me consciente como si fuera un niño…


— ¿Es por ésta calle?- Min Woo me saca de mis pensamientos
— Sí, dos cuadras más adelante- contesto
— Oh, no es lejos de la Universidad- sonríe

Y de nuevo vuelvo a quedarme embobado. Su sonrisa es demasiado bella. Cada vez que la veo siento como mi corazón se acelera. Creo que nunca me había sentido de ésta forma antes, y no me importa tener que desobedecer a mi appá con tal de quedarme aquí con él.

Mi pecho se calienta con solo una sonrisa o una mirada, y quiero seguir sintiéndome así…

Siwan (POV)

— ¿Por qué no?
— No es seguro
— Tu lo haces, ¿Por qué yo no?

Hago una mueca de dolor al ver lo emberrinchado que Heecheol está. Hoy como cada fin de semana hemos venido al autódromo a correr un poco con la pantera. Hee siempre está conmigo en el asiento del copiloto, pero en ésta ocasión se ha entercado en manejar él.

No estoy muy seguro de que dejarlo hacerlo sea bueno. Es decir, la pantera es muy veloz, las curvas en el autódromo son cerradas. Aunque tenemos la pista para nosotros solos, no deja de ser peligroso.

¿Heecheol podrá hacerlo? No es que dude de su capacidad, pero la pantera necesita de cuidados específicos y…

— ¡Siwan!

Salgo de mis pensamientos. Hee se ha parado frente a mí, tapando la puerta del piloto para no dejarme subir. Tiene los brazos cruzados sobre su pecho y un puchero en sus labios. Molesto conmigo.

— Escucha…- empiezo a decirle— ¿Qué te parece si primero doy unas vueltas yo mientras te explico y después te dejo dar una vuelta a ti?

Heecheol solo se me queda viendo fijamente. Sí, no parece muy contento con mi respuesta. ¡Dios! Suspiro hondo. Volteo a ver a mi auto, lo hermoso que se ve sin ningún raspón o golpe. Totalmente pulido y encerado, tan bien cuidado como si fuera nuevo.

— En serio amor, voy a dejarte dar una vuelta, solo…
— Olvídalo Siwan- Hee me interrumpe antes de empujarme para pasarme de largo—  quédate con ese “pantera”, se ve que lo quieres más a que a mí, yo me voy a casa

Ruedo los ojos al ver su reacción. ¡Demonios! Aprieto el labio indeciso, pero finalmente me giro para ir detrás de él.

— Está bien, está bien, puedes manejarlo- le digo. Hee levanta una ceja incrédulo—  en serio, puedes hacerlo
— ¿No vas llorar como bebé por eso?- ruedo los ojos
— Por supuesto que no, eso es ridículo- contesto sintiéndome un poco indignado por su pregunta

Heecheol solo camina lentamente de regreso al carro. Se detiene, pasa su mano por el capo, acariciándolo. Sonríe travieso antes de abrir la puerta del piloto, demasiado apresurado, tanto que no puedo evitar hablar.

— No hay prisa amor…- grave error, Heecheol voltea molesto
— ¿En serio?
— Lo siento…- suspiro hondo

¡Wow! Me están sudando las manos. ¡Dios! Estoy tan nervioso de dejarlo manejar a la pantera, que siento que voy a hiperventilar.

Finalmente sube al auto y yo hago lo mismo, pero como el copiloto. Paso saliva nervioso mientras me pongo mi cinturón de seguridad y demás equipo. Observo como Hee de manera sistemática y tranquila hace lo mismo.

Debo aceptar que empiezo a sentirme orgulloso al ver como hace paso a paso todo lo que me ha visto hacer cada vez que venimos a correr a la pantera.

Sonríe amplio cuando voltea a verme con el casco puesto.

— ¿Listo?- me pregunta
— S-si- por supuesto, aún sueno inseguro, pero intento sonreír

Heecheol gira la llave y escucho el motor de la pantera rugir. Aun siento nervios, pero no puedo demostrarlos.

Aprieto mis manos sobre el asiento para no estirar mi brazo y sujetar el volante o algo mientras Hee conduce y poco a poco empieza a tomar velocidad. Pronto estamos recorriendo la pista, Hee como si fuera un profesional pasa las curvas sin mayor problema.

Estoy muy orgulloso. Volteo a verlo y lo veo sonreír muy amplio, riendo con cada curva que pasamos, disfrutando demasiado de correr a la pantera. Y es entonces en que me doy cuenta de lo afortunado que soy.

No solo he logrado tener a Heecheol a mi lado, sino que además, disfruta de hacer esto conmigo, aun y cuando la primera vez parecía que iba a vomitar del miedo.

De pronto he dejado de observar la pista, mi vista se centra en él, en su sonrisa, en sus ojos emocionados, en su forma de disfrutar la velocidad. Antes de darme cuenta, Hee ha parado. Se gira para verme después de quitar su cinturón de velocidad.

— ¡Eso fue realmente emocionante!- me dice aún con la adrenalina en alto
— Sí, lo fue- sonrío
— ¿Viste como tomé esa curva en la segunda vuelta?- sonrío más amplio, mi pantera en verdad está emocionado
— Lo vi, eres muy bueno amor
— ¿En verdad lo crees? – abre los ojos muy grande
— Sí, lo creo, eres la persona más impresionante que conozco, y has manejado increíble, como un profesional
— No tanto… solo…- Hee parece avergonzado, sus mejillas se han puesto rojas
— Y además, te amo…- levanta la mirada un poco sorprendido
— ¿Qué dijiste?
— Te amo- me sonríe, se inclina hacia mí
— Yo también te amo Siwan- me da un beso en los labios- gracias por enseñarme tantas cosas, me siento una persona diferente desde que estoy contigo… - acaricio su mejilla
— Gracias por aceptar ser mi copiloto en la pantera y en mi vida…- ahora soy yo quien se acerca y le da un beso

Me siento feliz, tengo a la persona más hermosa, me ama tanto como yo a él y disfruta de pasar el tiempo conmigo. No puedo quejarme, solo debo tomar las riendas de mi vida y disfrutar de cada momento.

Jun Young (POV)

Muerdo mi labio inferior un poco nervioso y emocionado antes de tocar a la puerta de la oficina del abuelo. Tae Heon está con él, preparándose para convertirse en su sucesor. Yo debería estar haciendo lo mismo, prepararme para ser el esposo del rey, pero en realidad tengo algo más importante que hacer antes.

— Adelante- escucho la voz del abuelo

Respiro hondo antes de abrir la puerta y entrar. Tae Heon de inmediato se pone de pie para darme un beso en la mejilla y abrazarme como siempre lo hace. Sonrío. No puedo evitarlo, estoy demasiado feliz que no puedo contener mi sonrisa.

— ¿Necesitas algo Jun Young?- el abuelo pregunta
— Sí abuelo, tengo algo que decirles- muerdo de nuevo mi labio
— ¿A los dos?- Tae frunce el ceño
— Sí- sonrío de nuevo- hoy fui al doctor- comienzo a decirle
— ¿Te sientes mal? ¿Por qué no me lo dijiste? Yo hubiera ido contigo- Tae de inmediato se asusta y me hace sentarme en el sillón con mucho cuidado

Me río por su forma de cuidar de mí, y al mismo tiempo hace que mi pecho se hinche. Si así se comporta ahorita, no puedo ni siquiera imaginármelo cuando le diga lo que tengo que decirle.

Respiro hondo de nuevo, sujeto sus manos para mantenerlo frente a mí, en cuclillas, quiero verlo a los ojos cuando le diga. Después de todo, él es quien debe recibir ésta noticia principalmente.

— Jun Young, me estas asustando, ¿Qué te ocurre?
— Bah, si necesitas que te lo diga aun no estás preparado para ser mi sucesor- el abuelo de pronto le dice, sonrío amplio

El abuelo me guiña el ojo y eso me hace entender que él ya sabe lo que quiero decirles.

— Los voy a dejar solos
— Gracias abuelo- le digo
— ¿Qué? ¿Por qué? ¿Qué pasa? – Tae sigue sin entender nada

No puedo evitarlo, mi Tae es tan tierno, pero también un poco despistado. Sujeto su rostro con mis manos para atraerlo hacia mí y darle un rápido beso. Suspiro hondo.

— Tae Heon
— ¿Sí?
— Vamos a ser papás
— ¿Huh?
— Estoy embarazado

Tae abre los ojos muy grandes.

— ¿Hablas en serio?
— Si, muy en serio
— ¿No estás jugando, verdad? – niego
— Claro que no, en verdad lo estoy- sonrío
— ¡Oh Dios! ¡¿En serio?!

Se pone de pie de un salto.

— ¡Voy a tener un hijo!- extiende los brazos, camina hacia la puerta, pero luego se regresa— Vamos a ser papás cariño- sonrío
— Lo sé
— ¡Dios! ¡Hay que preparar muchas cosas! – De nuevo camina hacia la puerta, pero regresa— Estoy muy feliz cariño, tú eres el responsable- me sonrojo—  ¡Voy a ser papá!- de pronto grita alto y eso me hace reír

Tae Heon de pronto sujeta mi mano y me hace ponerme de pie para darme un fuerte abrazo. Tan fuerte que casi me asfixia, pero no me quejo, está demasiado feliz, tanto o tal vez más que yo mismo cuando me dieron los resultados.

Lo veo finalmente abrir la puerta de la oficina y salir corriendo, voy detrás de él, y no puedo evitar reír cuando lo veo decirle todos y cada uno de los empleados de la mansión que va a ser papá. Yo recibo las felicitaciones cuando él sigue su camino y continúa diciéndoles a todos.

No puedo dejar de reír al verlo así, sé que Tae Heon será un buen padre, y eso me hace sentir el jovencito más afortunado. El dinero, la posición social, el título nobiliario o cualquier otra cosa, simplemente es un plus que da un poco de emoción a todo lo que tengo a su lado.

Kwanghee (POV)

— ¡Maldición!- me quejo mientras corro a poner mi mano bajo el chorro del agua

Aún sigo quemándome con los sartenes cuando estoy preparando algo de comida, tampoco es como si fuera un experto chef, pero las pocas cosas que he aprendido a hacer siempre me salen riquísimas. O por lo menos eso es lo que dice Kevin.

Cierro el grifo del agua cuando escucho el timbre del departamento. Eso es extraño, nunca recibimos visitas. Seco mis manos y salgo de la pequeña cocina hacia la puerta.

— ¿Sí? –abro la puerta
— Kwanghee- hago una mueca e intento cerrar la puerta cuando veo a mi madre ahí parada— No te atrevas a cerrarme la puerta, aún soy tu madre- ruedo los ojos
— Bien…- suspiro hondo— ¿qué haces aquí? ¿Cómo supiste donde estaba?

Han pasado ya tres meses desde que me fui de casa, un mes desde que mamá dejó de llamarme insistentemente, pensé que por fin se había dado por vencida, pero ahora veo que no fue así.

— Soy tu madre, por supuesto que iba a averiguarlo
— No voy a regresar, ya te lo he dicho muchas veces

Me giro para dejarla entrar al departamento, vuelvo a secarme las manos en el delantal que traigo puesto. Recojo alguna ropa que aún seguía en el sillón de la sala y rápido la meto a la habitación. Veo un papel tirado en el piso, también lo recojo y lo deposito en un bote de basura.

— Así que…- mamá empieza a hablar— aquí es donde vives- la veo observar todo a su alrededor, con su mano verifica que no haya polvo y se detiene a ver las marcas y calidad de todo lo que hay a nuestro alrededor
— Mamá, si vas a criticar…
— No, no vengo a eso- levanto una ceja incrédulo
— ¿Entonces?

Mamá no contesta nada, solo camina hasta la pequeña sala, limpia uno de los sillones con su pañuelo y se sienta. Me siento un poco incómodo con su visita, pero debo admitir que en realidad la he extrañado, así que simplemente me siento en el sillón junto a ella.

— Escucha Kwanghee, ganaste- levanto una ceja
— ¿Gané?
— Sí, puedes salir con ese chico, no vamos a interponernos- ahora estoy más sorprendido- solo regresa a casa, esto…- señala con su mano alrededor— no es a lo que estás acostumbrado cariño, no vas a resistir mucho tiempo, eres nuestro hijo y no podemos dejarte seguir viviendo en un lugar así

Aprieto los labios. Por un lado quisiera reír y sentirme feliz por el hecho de que mis padres me quieran de regreso y además acepten a Kevin. Pero por el otro, me siento un poco insultado por su poca confianza en que yo pueda vivir sin tantos lujos como estaba acostumbrado.

— No mamá- levanto la barbilla orgulloso- te agradezco que acepten a Kevin, pero yo no voy a irme, me gusta éste lugar
— ¿Qué? Te digo que no es necesario, si quieres estar con él, bien, nosotros pagamos la boda y puede vivir con nosotros en casa y…
— Pero yo quiero estar aquí…- la interrumpo— Kevin está pagando éste departamento con lo que gana en su trabajo después de la Universidad, lo está haciendo por mí, para estar juntos, yo quiero aprender a hacer todas las cosas que un esposo hace- sonrío y le enseño a mamá mis manos, específicamente la que acabo de quemarme con el sartén— ¿ves? Estoy aprendiendo a cocinar, ¿no es increíble?- estoy realmente emocionado

Mamá toma mis manos entre las suyas para observarlas, las acaricia, puedo ver en su rostro una mueca de dolor antes de levantar la mirada y sonreír levemente.

— ¿En verdad quieres hacer esto cariño? – muerdo mi labio
— Sí, Kevin me está enseñando muchas cosas, nunca pensé que yo podría cocinar o barrer. Siempre creí que no servía para hacer nada, y ahora siento que estoy colaborando con Kevin, con él, para nuestro futuro juntos…- puedo escuchar el retumbar en mi pecho, mi corazón está un poco acelerado
— Mi bebé…- mamá acaricia mi mejilla

Ambos volteamos hacia la puerta cuando escuchamos que se abre. Sonrío amplio y me pongo de pie cuando veo a Kevin entrar. Corro hacia él para colgarme de su cuello y darle un beso, el cual corresponde mientras me sostiene de la cintura.

Como siempre cariñoso y paciente conmigo.

— ¿Tenemos visitas?- Kevin se separa un poco apenado cuando se da cuenta de que mamá está aquí
— ¿Huh? Oh, lo siento- sonrío
— No te preocupes, yo tengo que irme- mamá se pone de pie y camina hacia la puerta, cuando pasa junto a nosotros se gira para hablar con Kevin—  es mi único hijo, y les guste o no, tiene un título nobiliario que tarde o temprano tendrá que heredar, tal vez no él, pero mis nietos sí. Así que, joven, le pido que cuide bien de mi hijo, de su nombre y su reputación, y se casen lo antes posible.
— ¡Mamá!- levanta una mano para que no me queje, yo solo cierro la boca
— Solo eso les pido Kwanghee, que respeten que eres un jovencito de buena familia. Después, pueden vivir en donde quieran, siempre y cuando no dejen de visitarnos- mamá sonríe con eso último, mi corazón se siente aliviado

No puedo resistirme, suelto a Kevin para abrazar a mamá muy fuerte y darle un beso en la mejilla.

— Gracias mami…
— Te quiero bebé, aunque no lo creas, siempre he querido lo mejor para ti, pensé que lo mejor era casarte con alguien que pudiera darte todo a lo que estás acostumbrado- bufa y se ríe—  de haber sabido que querías esto- señala a su alrededor- me hubiera ahorrado horas en los centros comerciales comprándote ropa cara
— Mamá…- bajo la mirada sintiéndome un poco avergonzado al recordar las horas y horas que pasábamos en las tiendas porque yo no podía decidirme en la ropa

Muerdo mi labio intentando no sonreír demasiado, pero no puedo, ver a mamá despedirse de Kevin, siendo educada con él y pidiéndole que cuide de mí me hace sentir muy feliz.

Suspiro hondo cuando la puerta finalmente se cierra. Kevin aún sigue ahí, pensativo.

— No sé cómo supo donde vivimos pero…- empiezo a decirle
— Eso no importa ahora- Kevin me interrumpe

Sonríe antes de acercarse a mí para abrazarme. Me da un beso en la mejilla y esconde su rostro en mi cuello, puedo sentir su aliento al respirar hondo. Sus manos acariciando mi espalda.

— Tiene razón…
— ¿Huh? ¿Razón de qué?- frunzo el ceño sin entender

Kevin se aleja un poco para poder verme a la cara.

— Deberíamos casarnos…- abro los ojos muy grande
— Pero… dijiste que hasta que terminaras de estudiar y…
— Solo me falta un año, no es mucho tiempo…- su mano acomoda mi cabello detrás de mí oreja
— Kevin…
— ¿Qué dices precioso? ¿Nos casamos?- muerdo de nuevo mi labio
— ¡Sí!

Me cuelgo de su cuello para besarlo. Me siento tan feliz. Mi corazón está latiendo muy rápido. No es que antes hubiera sido una persona infeliz, porque no es así, mis padres me daban todo aunque estuvieran poco tiempo conmigo.

Pero lo que siento cuando estoy con Kevin, es completamente diferente, algo que jamás había experimentado, y quiero estar con él siempre.

Min Woo (POV)

— Este es lindo- sonrío cuando veo la enorme ventana que deja ver las luces de la ciudad
— ¿Te gusta?
— Sí, es amplio, pero al mismo acogedor- le contesto
— Entonces, éste será- me giro a verlo
— ¿Así nada más? – Estoy un poco sorprendido— es decir, eres tú quien va a vivir aquí, deberías ser a tu gusto, no al mío- Sik solo sonríe

¡Dios! Cuando sonríe de esa forma, sé que algo está tramando. Por alguna razón, mi corazón se acelera en ésta ocasión con esa posibilidad.

— Pero yo confío en tu gusto- me dice— además, si te gusta a ti, ¿no significa que podrías pasar más tiempo aquí que en tu departamento?- ruedo los ojos

Lo sabía, cuando sonríe de esa forma es porque cree que lo tiene todo resuelto. Niego con la cabeza. A veces creo que Hyung Sik no ha terminado de crecer. Pero no importa, así me gusta. Éste Sik inmaduro, juguetón y travieso hace que quiera estar con él siempre.

— Eres un bobo Sik. No puedes comprar un departamento solo basándote en eso. – Suspiro hondo— ¿y si dentro de un mes terminamos? ¿Qué vas a hacer?

Siento un nudo en el estómago solo al mencionarlo. Hyung Sik frunce el ceño.

— No vas a dejarme, ¿verdad? He sido buen novio, estoy esperando el tiempo que me has dicho, y no te estoy presionando. ¿He hecho algo mal? Dime, puedo corregirlo, yo puedo…

No lo dejo terminar, lo hago callar con un beso. Me separo y no puedo evitar reírme al ver su cara. Está realmente sorprendido.

— Deja de hablar tanto, no has hecho nada malo…
— ¿En serio?
— No…- suspiro— al contrario, has sido un buen chico, tanto que esto muy sorprendido, ¿en verdad eres el mismo de Seúl?
— Claro que sí…- frunce el ceño haciendo berrinche
— Lo sé, lo sé…- lo abrazo

Suspiro hondo. Se siente tan bien abrazarlo. Un carraspeo me hace alejarme avergonzado. Había olvidado que agente estaba con nosotros mostrándonos el departamento.

— Entonces, ¿hacemos el contrato?
— Sí, vamos a hacerlo- Hyung Sik le contesta

Lo veo alejarse con el agente hablando de todos los detalles, cuando lo veo perderse por la puerta principal, me giro de nuevo hacia la ventana para observar las luces de la ciudad. París es hermoso de noche, y en invierno es aún mejor.

Sonrío cuando veo algunos copos de nieva comenzar a caer. Pongo mi mano sobre el vidrio, observando todo.

De pronto unos brazos se envuelven a mí alrededor. Unos labios cálidos besan mi mejilla.

— ¿Por qué no vives aquí conmigo?- Hyung Sik me pregunta al oído, eso me hace sonreír
— No sé…- suspiro— tal vez me convenzas, la vista es hermosa
— ¿Sólo la vista?- me encojo de hombros
— Tal vez el nuevo dueño del departamento es guapo…

Me río al sentir los labios de Hyung Sik besuquearme el cuello provocándome cosquillas. Mi respiración está acelerada por la risa e intento defenderme.

— Te amo Min Woo…- Sik de pronto dice, eso me hace detenerme y quedarme en silencio

Hyung Sik me mira fijamente. ¿Por qué siento como si fuera la primera vez que lo escucho decírmelo? Yo sé que no es así, me lo ha repetido varias veces desde que llegamos a París. Sik parece que nunca se cansara de decírmelo. Entonces… ¿Por qué esta vez suena diferente?

Observo su rostro, sus ojos brillan de forma diferente, es como…

Oh, ya veo. No es que él haya cambiado algo, soy yo…

— Yo también te amo Hyung Sik- sonrío amplio

De pronto todo tiene sentido. Hoy por fin mi corazón ha dejado de resistirse tanto. Lo he dejado entrar por completo y he aceptado todo de él, sus errores, sus defectos, sus virtudes, todo…

— Min Woo…- Sik parece sorprendido

Me sujeta de la cintura observándome de cerca, su mano acaricia mi mejilla.

— Yo también te amo… mucho- vuelvo a repetirle

Me pongo de puntitas para alcanzarlo y le doy un beso. Hyung Sik me corresponde, sus labios se mueven sobre los míos suavemente, poco a poco se convierte en un beso diferente, más real, sin temores, sin dudas, uno realmente de amor.

— ¡Waa! – grito un poco sorprendido cuando Sik me sujeta con firmeza y me carga
— Necesito… - Sik camina hacia una de las habitaciones en el departamento
— ¿Hyung Sik?- estoy un poco dudoso

Abre una de las puertas, me sorprendo un poco al ver la cama. Muerdo mi labio nervioso. Sik se sienta en la cama conmigo en sus piernas, recarga su frente en mi mejilla, puedo sentir su respiración agitada.

— Te amo demasiado Min Woo, no sé qué hacer con todo lo que siento por ti, ¿qué me hiciste?- sonrío
— ¿Yo tengo la culpa? – Bajo un poco mi rostro buscando sus labios— eres tú quien no me deja en paz- hago un puchero— yo vine a París a librarme de ti, y mira, no pude- sonríe
— ¡Dios! En verdad Min Woo, no puedo esperar más tiempo…

Sus labios capturan los míos, y poco a poco me recuesta en la cama. Sus manos empiezan a colarse por debajo de mi ropa. Hace unos días tal vez lo habría detenido, pero hoy no. Hoy yo solo quiero estar con él, y voy a permitirle todo.

Porque, sí, éste es el príncipe que todos soñamos cuando somos niños. Aunque en un inicio era un “sapo” grosero y quejoso, hoy por fin se ha convertido en el príncipe de mis sueños.
Share:

3 comentarios:

  1. Awwwwwww *-* Y colorín colorado....

    Amé la forma en que Heecheol convence a Siwan de que lo deje manejar a la pantera xD Es que pobrecito Siwan, tener que elegir entre sus dos amores, además de que uno peligraba en manos del otro jajajajajaja hasta yo hubiera estado nerviosa en una situación así. Pero es genial el cómo se complementan estos dos.

    Awwwwww y más awwwww Leer el cómo Tae se emociona al saber la noticia de que será papá *w* Su reacción, todo emocionado y sumamente feliz *w* Adoré eso.

    ¡¡¡Quiero epílogo con la boda de Kevin y Kwang Hee!!! >.< Es que verlos todos felices, Kevin trabajando para mantener a su ahora familia y Kwang Hee sintiéndose útil y feliz *-*

    Y por último pero no menos importante, Min Woo y Hyung Sik *-* Son tan lindo el uno con el otro *-* Sobre todo Hyung Sik, que ha tenido que aprender a expresarse libremente, cosa que París parece haber incentivado xD Adoro a esos dos melosos *-*

    Gracias por escribirlo y compartirlo *w*


    P.D. Por ahí se le coló un Minu en el POV de Hyung Sik ¿o así era?

    ResponderEliminar
  2. esto fue tan perfecto, cada una de las parejas!!!
    ahh peo Minwoo~ èl es tan hasdgashdfadasafsd
    todo lo que tubo que pasar Sik es un bobo, pero al final salio siendo un bobo perfecto!!!
    fue tan lindo! ♥ todo me gusto mucho! mucho~ que fic tan bonito!
    me enamore de èl!

    ResponderEliminar
  3. Termino muy bonito, de verdad no esperaba la decisión del monarca pero así quedo mas que mejor kkk
    Gracias por la historia y fighting!!
    :D

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts