Miedo de mí... Capitulo 08

Heechul (POV)

Siento que me estoy ahogando, nunca me había sentido así antes. Quiero gritar hasta quedarme sin voz, quiero romper algo, golpear a alguien, no sé, necesito sacar lo que siento. Me estoy ahogando de la desesperación.

Doy un trago largo a la botella de vino, eso me ayuda un poco, pero no es suficiente, necesito más.

— ¿Vas a decirme que pasa?-

Volteo a ver a Siwon que está sentado junto a mí en la alfombra de mi departamento. ¿Por qué está aquí? ¿Por qué insiste tanto conmigo? Yo no le he dado motivos para que se mantenga a mí alrededor, entonces, ¿Por qué?

Él y yo no pensamos lo mismo, él no cree en el amor y yo…

Contengo la respiración. Yo… creía en el amor. Creía que Yunho me amaba, que iba a hacer todo lo que estuviera en sus manos para estar conmigo, pero no es así. Él nunca va a dejar a su esposa, ni a su hijo.

— Tenías razón- suspiro hondo sintiéndome deprimido
— ¿En serio? ¿En qué?
— El amor es para los tontos- y empiezo a creerlo, yo he sido un tonto
— ¿Y qué te hizo cambiar de opinión?- me encojo de hombros
— Solo cambié de opinión porque tienes razón

Puedo sentir como Siwon se acerca más a mí. Yo observo fijamente la botella de vino antes de volver a tomarla y beber de ella. Cuando la vuelvo a poner en el piso, Siwon ha puesto su mano en mi pierna.

Me siento un poco incómodo, pero no ha hecho más movimiento, así que lo dejo pasar. Además no estoy de humor para pelear. Me siento un idiota.

— ¿Qué fue lo que pasó?- su mano se mueve un poco, acariciando mi pierna
— Nada que debas saber

Siwon se acerca aún más, y de pronto su cercanía no me parece tan molesta. De hecho, tengo ganas de abrazarme a él. Así que no me muevo, me mantengo simplemente a la expectativa de lo que hace.

Levanto el rostro para verlo a los ojos. Está demasiado cerca. Yo sé que Siwon es un tipo demasiado guapo para ser un buen hombre. Ese rostro debe conseguirle demasiadas chicas y chicos. Y si yo no hubiera estado tan enamorado de Yunho…

Pero él me ha estado mintiendo, él no me ama, solo me ha estado usando…


— Heechul…- Siwon susurra muy cerca de mí— sino quieres que te bese, dilo ahora- su declaración me hace bajar mis ojos hacia sus labios

Su mano se desliza suavemente desde mi pierna hasta mi rostro. Cierro los ojos ante la caricia. Mi piel se enchina. Un suave roce acaricia mis labios. Sé que son sus labios, pero no lo detengo, está siendo demasiado tierno y delicado. Acaricia mi mejilla haciéndome sentir querido, como si fuera lo más preciado.

Abro los labios levemente permitiéndole explorar mi boca. Su lengua entra sin ser arrebatada, con paciencia, ternura y al mismo tiempo pasión.

Jadeo cuando rompe el beso. Sus manos en mi rostro observándome fijamente. No voy a negarlo, ese beso fue increíble, no esperaba que él pudiera besar de esa manera, y me tiene un poco confuso.

— Eres precioso Heechul, y no estoy seguro de que haya sido lo que pasó con Yunho, pero puedo asegurarte que conmigo no pasará…- se inclina de nuevo, esta vez para besar mi cuello— yo te estoy hablando con la verdad desde el primer momento…— desliza sus manos de nuevo a mis piernas, acariciándolas suavemente, enviando un cosquilleo a todo mi cuerpo— yo no estoy buscando amor, tampoco voy a decirte que será solo una aventura de una noche— lentamente baja sus besos por mi clavícula— pero no esperes de mí amor, porque no pienso cometer ese error otra vez

Quiero preguntarle a que se refiere con “otra vez”, pero apenas lo ha dicho, se aparta de mí lo suficiente para jalar de mi camisa y quitármela, rompiendo en el proceso algunos botones. Tengo la respiración agitada.

— Siwon…
— ¿Quieres que me detenga?- me pregunta mientras sus manos acarician mi pecho— si quieres que lo haga, solo dímelo— cierro los ojos cuando sus dedos pellizcan uno de mis pezones— pero el que me detenga ahora no quiere decir que dejaré de buscarte
— Nnnhh- gimo cuando su lengua humedece el mismo pezón
— Yo obtengo lo que quiero, te lo dije, y tú, Heechul, eres lo que quiero en estos momentos

Mi pecho sube y baja con mi respiración, sus caricias han logrado excitarme. Y aunque en otras condiciones sus palabras me habrían hecho detenerlo por sentirme como lo que nunca quise sentirme junto a Yunho, como un “puto”, no lo hago.

Dejo caer mi cabeza sobre mis hombros hacia atrás, dándole el permiso que estaba pidiéndome. Su mano se desliza por mi pecho, se siente caliente, sus labios en mi pezón son suaves, su lengua humedece dejando un rastro a su paso de saliva que al contacto con el aire me hace estremecer aún más.

Poco a poco su lengua baja por mi abdomen. De nuevo jadeo cuando lo siento desabrochar mis pantalones y tira de ellos a través de mis piernas para dejarme en ropa interior.

— Definitivamente eres mejor de lo que me imaginaba…

Levanto la cabeza para verlo observarme detenidamente. Debo admitir que el hambre en sus ojos me ha hecho estremecer. Tal vez la costumbre de tenerme para él cuando quisiera hizo que Yunho dejara de mirarme de esa manera.

Extiendo mi mano hacia su rostro, Siwon sonríe y eso lo hace ver más apuesto. Lo sujeto de la nuca y lo atraigo hacia mí. Quiero otro de esos besos, quiero olvidarme de todo, de Yunho… Siwon corresponde a mi beso, ésta vez más apasionado, más demandante y tosco.

— Vamos…- se separa, puedo escucharlo jadear al igual que yo

Toma mi mano y me hace levantarme del piso. Su mano de inmediato me sujeta de la cintura y me atrae para otro beso. Me estremezco cuando su otra mano se desliza por mi espina dorsal, enviando descargas.

Caminamos dando tropezones por el pasillo hasta mi habitación, de vez en cuando nos detenemos para despojarlo a él de sus ropas, para respirar de los besos apasionados que estamos dándonos. Para cuando entramos a mi habitación, Siwon solo trae su ropa interior puesta al igual que yo.

— Recuéstate…- me dice al oído

Sin contestarle, simplemente doy unos pasos hacia atrás hasta la cama y a tientas me subo en ella para recostarme. Respiro hondo sintiéndome un poco ansioso, nervioso de estar haciendo esto. Cierro los ojos un momento intentando controlar a mi corazón.

— Ya no puedes arrepentirte Heechul, estoy más allá del punto de regreso, ¿entiendes?- abro los ojos para verlo, me incorporo un poco
— No me estoy arrepintiendo. – paso saliva — Esto es solo un polvo, más te vale que lo hagas bien, no quiero pensar en nada más…- le digo, Siwon me observa fijamente sin decir una palabra, tampoco sé que es lo que pueda estar pensando por su expresión estoica
— Lubricante…- es la única palabra que sale de sus labios

En silencio solo señalo el cajón de la mesita de noche de mi habitación. Siwon lo abre y saca la pequeña botella para ponerla en la cama junto a mí. Observo como sus manos sujetan el elástico de sus boxers, de nuevo paso saliva sin dejar de verlo fijamente.

Respiro hondo, cuando veo su dura erección. Levanta la mirada, sonríe al ver mi expresión. Se acerca a la cama, rápido bajo mis boxers para no perder el tiempo en eso. Muerdo mi labio inferior, ansioso. Siwon de nuevo captura mis labios en uno de esos besos demandantes. Gimo sobre sus labios cuando sus dedos empiezan a explorar.

De pronto imágenes de Yunho en éste mismo lugar, en mi cama, acariciándome y besándome, llenan mi cabeza. Rompo el beso y giro mi rostro cuando siento que las lágrimas quieren escaparse.

No sé si Siwon se ha dado cuenta, pero no ha dicho nada, solo sigue besándome el cuello, sus dedos empiezan a estirarme, moviéndose dentro de mí buscando mi punto dulce. Cierro los ojos fuerte, para evitar que las lágrimas caigan al no poder dejar de recordar Yunho.

Mi corazón se siente tan pesado, que de pronto empiezo a dudar de estar haciendo esto. ¿En verdad esto va a ser suficiente para olvidar? ¿Yo sería capaz de estar en una relación sin amor? ¿Estoy dispuesto en convertirme en esto solo para olvidar?

— Deja de pensar tanto…-Siwon me saca de mis pensamientos—  solo concéntrate en el momento- volteo a verlo, sus labios muy cerca de los míos
— Nnnnh- gimo cuando sus dedos rozan mi próstata y me hace estremecer
— Solo estamos tú y yo, teniendo una noche de placer, tocándonos, explorándonos…
— Nhhhh- de nuevo dejo salir un leve gemido cuando saca sus dedos
— Es solo sexo…- murmura antes de alinear su pene en mi entrada— olvídate de todo lo demás, solo disfruta y deja a tu cuerpo sentir el placer
— Aaah…- sujeto sus hombros al sentirlo entrar

Poco a poco, centímetro a centímetro siento como su erección me llena por completo. Jadeo cuando termina de entrar. Sus manos sujetan mis piernas y las envuelve en sus caderas, después toma mis manos y las hace rodear su cuello para que me sujete bien.

Mueve sus caderas lentamente, alejándose poco a poco, retirando su pene de mi entrada suavemente para después volver a empujar por completo. Sin prisa va a aumentando el ritmo mientras sus labios se encargan de besar mi cuello, sus dientes mordisquean mi oreja, su lengua provoca mis pezones.

Nuestras respiraciones se escuchan en toda la habitación, pesadas, excitadas, llenas del calor que ambos estamos sintiendo. Mis manos se sujetan con firmeza de su cuello, resistiendo sus embestidas.

— Quiero verte…- susurra en mi oído

No entiendo de qué está hablando exactamente, hasta que de pronto detiene sus embestidas, me sujeta de la cintura y se gira en la cama levantándome.

— Nhhh… - gimo al sentir el movimiento de su pene en mi interior

Me detengo para recuperarme por el abrupto cambio. Pongo mis manos sobre su pecho, respirando hondo. Bajo la mirada para verlo a los ojos. Ahora soy yo quien está sobre él. Sus manos sujetan mis caderas.

— Si… eres una belleza Kim Heechul- sonríe satisfecho

Me hace estremecer la forma en que me mira, y al mismo tiempo me hace sentir deseado, sexy. Sonrío, y lentamente me levanto un poco para después volver a empalarme con su ayuda.

— Eso… hazlo lento… quiero verte…

Muerdo mi labio inferior y cierro los ojos. Repito mis movimientos lentamente sujetándome de su pecho para poder impulsarme. Puedo sentir cada centímetro de su pene entrar y salir, llenándome por completo, tocando ese punto que me hace estremecer.

Llevo una de mis manos a mi pene. Lo acaricio lentamente, al ritmo de mis movimientos. Escucho a Siwon gruñir, satisfecho con lo que estoy haciendo.

No tarda en perder el control, sujetando mis caderas e impulsándose él mismo hacia arriba para encontrarse con mis movimientos y embestirme con más fuerza y más rápido, llevándonos a ambos hasta el clímax.

Me desvanezco sobre su pecho, aún con su pene en mi interior, con mi respiración demasiado agitada y mi corazón latiendo muy rápido. Puedo sentir su aliento en mi oído, sus manos acariciando mi espalda.

Poco a poco mis ojos se cierran del cansancio. Me he olvidado de todo, mi cuerpo está cansado y mente abrumada como para pensar en algo más…

Siwon (POV)

Escucho su respiración alentarse poco a poco, pronto se queda dormido en mis brazos. Deslizo mis manos sobre su espalda sintiendo una vez más su piel suave. Beso uno de sus hombros, saboreándolo otra vez.

Suspiro hondo. Mi corazón aun no puede detener su carrera. Lo había estado deseando tanto que ahora no puedo simplemente detenerme.

Mis manos vuelven a recorrer su piel, aunque sé que él está dormitando. Lo único que quiero es sentirlo.

Lentamente salgo de su interior y lo escucho protestar entre sueños. Sonrío. Me giro poco a poco hasta dejarlo sobre la cama. Me retiro un poco para poder observarlo dormir.

— Precioso… - murmuro al ver sus labios hinchados, su cabello revuelto y esas pequeñas marcas en su pecho

Me inclino intentando no despertarlo, directo a sus labios, pero me detengo antes de besarlo. Niego con la cabeza, termino besándolo en la frente antes de salir de la cama en busca de mi ropa.

Podría pasar la noche aquí, pero por alguna razón siento que no debería. Es demasiado peligroso…

Escribo una nota que dejo en su mesita de noche, tomo mis pantalones y salgo de la habitación. Recojo el resto de mi ropa y me la pongo antes de salir de ahí.

Subo al elevador aun pensando en lo que acaba de pasar. Sonrío al recordar esa imagen perfecta de Heechul montado sobre mí, acariciándose él mismo mientras hacia esos sonidos tan sexys.

Estoy pensando en eso cuando mi celular me interrumpe. Respiro hondo un poco molesto antes de contestar sin fijarme en el número.

— ¿Sí?
— Siwon - ruedo los ojos
— Zhou Mi
— ¿Por qué eres tan frío?
— Por favor, ya te he dich…
— Necesito verte, Siwon, por favor- suspiro hondo de nuevo
— Hoy no puedo…
— Por favor…- su voz se escucha un poco llorosa

Cierro los ojos intentando resistirme a su llanto. Pero nunca fui bueno en eso. Él lo sabe, siempre  me tenía a su alrededor cuando lo hacía.

— Y-yo… me siento tan solo… pensé que podríamos ser tú y yo otra vez, pero… oh Siwon, lo siento…

Lo escucho cortar la llamada sin decir nada más.

— ¿Zhou Mi?

Respiro hondo.

— Rayos…- murmuro

Golpeo mi frente contra la pared del elevador. No puedo ignorarlo simplemente. Y estoy sintiéndome un idiota por no poder hacerlo.


Salgo del edificio de departamentos directo a mi auto, rumbo al departamento de Zhou Mi… 
Share:

2 comentarios:

  1. Pasa que te estas enamorado siwonnie. Y eso no es tan peligroso como piensas porque hee es lo que siempre buscabas y mas. Pero es entendible que tenga miedo despues de lo que paso con mimi. Espero que muy pronto se de cuenta que se a enamorado de heenim.

    ResponderEliminar
  2. Pasa que te estas enamorado siwonnie. Y eso no es tan peligroso como piensas porque hee es lo que siempre buscabas y mas. Pero es entendible que tenga miedo despues de lo que paso con mimi. Espero que muy pronto se de cuenta que se a enamorado de heenim.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts