Nuestro... Capitulo 03

— ¿Qué te ha parecido?

Jung Soo me pregunta apenas entramos a nuestra habitación. Tiene una hermosa sonrisa en sus labios, no deja de caminar de un lado a otro y de moverse rápido. Es evidente que está demasiado emocionado por lo que ha pasado éste día.

— Parece un buen chico,  ¿no es así? Además, es muy lindo- sonríe— el bebé será hermoso…

Sonrío al ver a mi Jung Soo tan feliz. Realmente había olvidado como era verlo así, sonriendo y emocionado por algo.

Respiro hondo, la última vez que lució así, fue cuando se hizo aquella prueba de embarazo hace dos años. Habíamos estado eufóricos, y él no dejaba de hacer planes, de pensar en todas las cosas que debíamos hacer y comprar antes de la llegada del bebé.

Lo habíamos esperado por mucho tiempo, y por eso, fue aún más doloroso cuando todo sucedió. Un aborto espontáneo, y después la noticia de que su cuerpo no estaba hecho para ser padre. Jung Soo no volvió a sonreír feliz, hasta ahora…

Respiro hondo, intento tomarme las cosas con calma.

— Si, parece un jovencito muy agradable- le digo— pero tenemos aún mucho tiempo para conocerlo mejor, vamos a tomarnos las cosas con calma amor

Jung Soo se detiene y se gira hacia mí. Respira hondo. Parece tranquilizarse. Sonríe levemente antes de venir hacia mí para abrazarme.

— Lo sé, es solo qué tengo un buen presentimiento sobre esto Woonie

Acaricio su espalda. Sé que está emocionado, dentro de dos meses tendremos a éste bebé y seremos padres, será nuestro, y nuestro sueño se habrá cumplido. Lo único que quiero es que no ocurra algo que nos haga caer de nuevo, como hace dos años.

*****

Han pasado solo algunos días desde que Min Ki llegó. La verdad es que casi no he convivido con él, me siento extraño con él, no tengo idea de cómo tratar con un adolescente de su edad y mucho menos con uno con cambios hormonales.

Caso contrario a Jung Soo, parece en verdad haber congeniado con él.


Escucho risas provenir de las habitaciones y acercarse al comedor en donde estoy sentado leyendo el periódico. Giro mi rostro para encontrarme con un Jung Soo alegre mientras ayuda a Min Ki a dirigirse al comedor.

— Buenos días amor- Jung Soo me saluda y me da un beso en los labios
— Buenos días- contesto, y luego volteo a ver a Min Ki— Buenos días, ¿dormiste bien?

En realidad me preocupa un poco, ya tiene un poco más de siete meses, y he leído que suelen ser difíciles para los appás dormir debido al abultado vientre.

— Si, gracias- sonríe antes de sentarse frente a mí
— ¿Tienes hambre? ¿Qué te preparo de almorzar? -Jung Soo me pregunta
— Lo que quieras amor- contesto
— Bien- me sonríe y voltea a ver a Min Ki— ¿Y a ti? ¿Qué se te antoja?
— Oh, yo ayudo, en casa siempre preparo el almuerzo para mis hermanos- Min Ki intenta ponerse de pie
— No, no, yo lo preparo, eres nuestro invitado- Jung Soo lo impide
— Pero…
— No me discutas, anda, espera aquí, yo lo preparo rápido- Mi Jung Soo le insiste
— Bien…

Jung Soo se inclina para darme otro beso, y sale del comedor con una sonrisa amplia en sus labios. No puedo dejar de observarlo, parece brillar por lo feliz que es. Al mismo tiempo, eso me hace sentir nervioso.

Respiro hondo. Tomo la taza de café que me preparé temprano y le doy un sorbo mientras vuelvo a girar mi rostro. Ésta vez me encuentro con la mirada de Min Ki sentado frente a mí. Dejo la taza de nuevo en la mesa. Sin decir nada.

Sonrío levemente. Min Ki corresponde a mi sonrisa, sigue viéndome fijamente. Hago una venía con la cabeza y tomo de nuevo el periódico para continuar leyendo.

Pero el silencio está poniéndome un poco ansioso. Tengo mi rostro tapado con el periódico, pero aun así sigo sintiendo que me está viendo. ¡Diablos! Que incómodo estar con alguien a la mesa y no tener idea de que hablar con él.

Carraspeo un poco mientras bajo el periódico.

— ¿Cuándo fue tu última visita al doctor?- le pregunto

Sí, fue lo único que se me ocurrió.

— Oh, eso fue el día que llegué, la trabajadora social me llevó a un hospital para que revisara mi estado- contesta de inmediato con una sonrisa
— Oh… bien…

De nuevo, no tengo idea de que decir.

Volteo a ver a mí alrededor. Bajo la mirada al periódico. Volteo a ver hacia la puerta de la cocina. Estoy buscando cualquier otra cosa que decir.

— Éstos días han sido un poco calurosos- sí, hablar del clima, eso nunca falla— las noches a veces son insoportables, ¿el abanico te es suficiente?- le pregunto
— Sí, lo es, en realidad en donde vivo es aún más caluroso- de nuevo contesta con una sonrisa
— Bien… eso es bueno- le digo, y entonces me doy cuenta de mis palabras— no que sea más caluroso, sino que no tengas tanto calor aquí- corrijo, Min Ki ríe un poco
— Lo sé, entendí lo que quisiste decir
— Bien…

De nuevo el silencio. Afortunadamente Jung Soo regresó con dos platos de huevos con jamón, salvándome de otro momento incómodo.

Y no es como si no tuviera algo que decirle, de hecho, tengo tantas dudas, pero de alguna manera siento que no estoy listo para preguntarle. ¿Cómo es su familia? ¿Cómo es el papá del bebé? ¿Por qué lo dará en adopción? ¿Está seguro que no se arrepentirá?

— Estuvo delicioso- le digo a Jung Soo cuando termino mi almuerzo
— ¿En serio? Lo hice con mucho amor- sonríe antes de parar sus labios para un beso, cosa que hago olvidándome de que Min Ki está con nosotros en la mesa
— Eso es lindo…- me separo de Jung Soo sintiéndome un poco apenado
— Woonie es muy cariñoso- Jung Soo le dice— ¿Baek Ho lo es?
— Oh sí, es el chico más meloso que puedas conocer, ¡Dios! No me deja ni respirar cuando está alrededor de mi- Min Ki contesta

Comienzan a hablar sin parar, evidentemente han congeniado muy bien, así que no quiero interrumpirlos, simplemente me pongo de pie, llevo mis platos a la cocina y regreso solo a decirle a Jung Soo que iré a la sala.

Aun puedo escuchar sus voces a lo lejos cuando llego a la sala y enciendo el televisor. Busco entre los canales algo que ver hasta que me topo con un partido de futbol soccer. Me acomodo en unos sillones.

En realidad el partido está muy interesante, es entre la selección de Holanda y la selección de Brasil, y hasta el momento ninguno ha podido anotar un gol.

— ¡Ash! – me quejo cuando fallan una jugada
— ¡Ash!- volteo de inmediato cuando escucho otra voz detrás de mí

Min Ki está en la puerta viendo fijamente la pantalla de televisión. Parpadea cuando ve que he volteado.

— Lo siento, vine a ver la tele y te encontré- camina hasta sentarse en otro de los sillones
— ¿Quieres cambiarle?- tomo el control y extiendo la mano para dárselo
— ¡Oh, no!- se rehúsa a tomarlo— a mi me gusta el futbol- sonríe—  de hecho venía a ver ese partido, desde ayer lo anunciaron y tenía planeado verlo
— ¿En serio?- estoy un poco sorprendido

Jung Soo odia el futbol soccer. Es más cuando estoy viendo un partido evita venir a la sala, dice que me pongo insoportable. Tal vez sea verdad, pero es un poco estresante tratar de ver un partido y escucharlo al mismo tiempo a él.

— Sí, Reymar es bueno- comienza a decirme—  aunque cuando era niño admiraba a Ronaldo, él era realmente muy bueno
— Tienes razón, son jugadores diferentes, pero Ronaldo era espectacular en sus jugadas y…- de pronto me siento cómodo de hablar con él

El tiempo empieza a pasar, mientras vemos el partido de futbol y comentamos cada una de las jugadas y hablamos de los diferentes jugadores. ¡Wow! Me siento más relajado.

— Fue divertido ver el partido contigo- me dice cuando se pone de pie
— Lo mismo digo- lo ayudo al ver que tiene dificultades
— Baek Ho dice que soy un jovencito extraño porque me gusta- sonrío
— Baek Ho tiene razón, los jovencitos a los que les apasiona el futbol soccer son contados
— Te llevarías bien con él, Baek es como tú- levanto una ceja
— ¿En serio? Me gustaría conocerlo- en realidad sí, tengo curiosidad por saber cómo es el papá del bebé
— Él vendrá la próxima semana, me lo ha dicho- Min Ki parece feliz, tanto como Jung Soo
— Bien, entonces lo conoceremos
— ¡De acuerdo!

Min Ki va a su habitación, y yo voy a la mía, Jung Soo está ahí, apenas me ve entrar corre a abrazarme.

— Te lo dije, Min Ki es un buen chico- suspiro hondo
— Sí, lo es…


Jung Soo ha estado esperando a que el partido terminara, ansioso y emocionado de ver como Min Ki y yo por fin encontramos algo en común y nos ha ayudado a conocernos mejor.
Share:

2 comentarios:

  1. Que historia tan maravillosa!!!!!!
    Esta ya es una familia, mi kokoro me lo dice........
    Ahhhhh es que este Minki es tan bello, es difícil no quererlo..... Aunque todavía nos falte mucho para conocer su historia.....
    Muchisisisimas gracias, eres maravillosa!!!!!!
    Un abrazo fuerte :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué tan cortito? ;A;

    Yo emocionada queriendo saber más y cuando termina el partido puff... se acaba el fic ;^;

    Pobre de Young Woon, no sabe ni cómo hablar con Min Ki, pero de cierta forma es normal, además con lo que le pasó a Jung Soo, no ha de ser tan fácil verlo todo feliz y que de pronto algo suceda y ya no lo sea.

    No se, no se, no quiero que Min Ki se vaya a arrepentir de dar en adopción a su ¿cómo era? ¿triguillo? Sorry, no recuerdo xP

    También espero que Baek no se vaya a arrepentir =(

    Espero que lleguen a un buen acuerdo, no creo que Jung Soo se niegue... o quién sabe >.<


    Muchas gracias por escribirlo *-*

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts