Tenías que ser Tú... Capitulo 05

Ese día, las cosas no le salieron como él quería a mi appá. Terminó sudado, con mucha sed y demasiado avergonzado por haber caído prácticamente desnudo frente a papá.

No creo que sea necesario decir que por el contrario, papá quedó fascinado con las locuras de appá, claro si en ese momento hubiera sabido cual era realmente la intención de appá, tal vez no habría estado tan contento.

Hyung Joon (POV)

Golpeo insistente mi bolígrafo sobre mi escritorio, estoy concentrado pensando en como puedo lograr que Jung Min enfoque su mente en esa cuenta bancaria mientras está hablando conmigo.

He descubierto que definitivamente es casi imposible, todo el tiempo está viéndome el trasero o intentando ver dentro de mi camisa.

Siento mis mejillas calientes solo de pensar en eso. Sonrío un poco al recordar lo escuché ese día en el vapor. Fue extraño escucharlo suspirar en su mente y sorprenderse a sí mismo.

*Tengo que entender que eso de las citas no es lo mío*

Parpadeo cuando escucho mi compañero de trabajo hablar. Levanto la vista de mi escritorio y volteo a verlo. Estoy aprendiendo a no hablar antes de tiempo, procuro primero verificar si lo ha dicho en voz alta o lo ha pensado.

Y por su actitud, parece que lo ha pensado. Su cabeza gacha, una mueca en su rostro, observa fijamente un papel en su escritorio. No luce muy bien, parece molesto o desilusionado.

*Appá dice que ya estoy en edad de casarme, pero estos jovencitos son demasiado raros, no me agradan.*

Lo veo suspirar hondo y luego levantar la mirada. Abre los ojos muy grande cuando me ve observándolo, carraspea, guarda el papel de su escritorio y toma otro. Yo simplemente entrecierro los ojos, ladeo la cabeza intentando escuchar más.

No es que sea chismoso, pero en realidad es extraño escuchar sus pensamientos y hasta cierto punto ahora me parece un poco adorable.

-¿Ocurre algo? ¿Necesitas ayuda con ese caso?- me pregunta, su tono de voz es otra vez altanero y sobrado


Sí, ahí va mi empatía hacia él. De nuevo se ha convertido otra vez en otro tipo idiota que me ve por debajo de él.

-Por supuesto que no, tengo todo bajo control- contesto indignado

Volteo mi rosto ignorándolo, regreso a mi trabajo. Necesito continuar con el caso de divorcio, averiguar lo de la cuenta bancaria por mi lado, no puedo esperar a que Jung Min lo piense y así escucharlo.

Busco en mi agenda algún contacto que pueda ayudarme a investigar a Kim Hyun Joong, tal vez un investigador privado que lo siga a todas partes y logre ubicar el banco de esa dichosa cuenta. Sonrío cuando encuentro lo que estoy buscando.

*Wow que lindo*

Levanto rápido la mirada cuando escucho a mi compañero, Kyu Jong.

-¡Joonie!- Kiki está parado en la puerta de nuestra oficina

*Oh, ¡genial! Es amigo de Hyung Joon, sí, olvídalo Kyu Jong*

Levanto una ceja al escucharlo. Kyu Jong baja de nuevo la mirada y continúa con su trabajo intentando ignorarnos.

-¡Dios! Fue difícil encontrar tu oficina Joonie, ¿Por qué es la última de todo el edificio? ¿Por qué es tan chiquita?-

Kiki entra decidido a ir a mi escritorio, pero en el camino lo veo voltear a ver el escritorio de Kyu Jong. Conozco a mi amigo, y cuando esa sonrisa aparece en sus labios solo significa una cosa: “problemas”.

-¿Qué haces aquí?- le pregunto, voltea y regresa su atención hacia mí y termina sentándose frente a mi escritorio
-Tu hermano me llamó- eso me sorprende
-¿Mi hermano? ¿A ti?-
-Sí, ha estado intentando llamarte al celular pero lo tienes fuera de servicio-
-¡Oh rayos!- rápido busco mi celular entre mis cosas

¡Demonios! Esto me ocurre con frecuencia, bueno en realidad me ocurren dos cosas: se me olvida el celular en el auto o se me olvida cargarlo la noche anterior. Rápido conecto el cargador para poder encenderlo.

Hago una mueca cuando veo varias llamadas perdidas, entre ellas una de la escuela de mi hijo. Me levanto rápido. Eso no puede ser bueno.

-¿Qué ocurre? – Kiki se pone de pie también
-Llamaron de la escuela de Aron- contesto- debo ir lo antes posible- tomo mis cosas dispuesto a salir rápido de la oficina
-Oh…-Kiki se queda parado- sí, bueno, ve rápido- volteo a verlo con los ojos entrecerrados- ¿qué? Yo puedo irme solo a casa, solo vine a decirte que Ki Bum llamó para decirte que vendrá este fin de semana, dice que tiene a alguien que presentarte-
-¿En serio?-
- Sí- sonríe- yo creo que está trayendo a casa a algún jovencito- sonrío
-Sí, yo también- suspiro- mi Ki Bummie y mi Aron son los únicos hombres que en verdad valen la pena, espero que ese jovencito sepa apreciarlo- Kiki rueda los ojos
-Dios… pobre chico, estoy seguro que vas a interrogarlo peor que el FBI- me encojo de hombros
-Debo asegurarme- me defiendo, camino hacia la puerta pero me detengo para voltear a verlo de nuevo- ¿estás seguro que no quieres que te lleve?- le pregunto
-No, no te preocupes- sonríe amplio, pero no está viéndome a mí, sino a Kyu Jong que está demasiado concentrado en su trabajo, niego con la cabeza
-De acuerdo…-

Estoy demasiado nervioso como para quedarme a averiguar lo que está tramando mi amigo, ¿y si le pasó algo a mi bebé? Es decir, ¿para qué me están llamando de la escuela?

Salgo prácticamente corriendo al estacionamiento en busca de mi coche, pero al parecer alguien está jugando conmigo el día de hoy.

-¡Ay no!- digo frustrado mientras pateo la llanta que está completamente desinflada- ¿por qué? ¿Por qué a mí?- de nuevo pateo la llanta
-Wow, wow… ¿qué culpa tiene la llanta?- volteo rápido
-No estoy de humor para escucharte- le digo

Jung Min está parado justo ahí, con esa sonrisa tonta observando mi muy mal momento. Respiro hondo intentando contener mi enojo. Me giro y comienzo a caminar hacia la salida, necesito tomar un taxi.

*Lindo trasero*

Ruedo los ojos al escuchar su pensamiento. Sí, ya se había tardado.

Sí, sí, lo sé. Appá es un poco, ¿Cómo decirlo? ¿Preocupón? ¿Exagerado? ¿Extremista? Es decir, sí, de acuerdo, lo llamaron de la escuela, pero en realidad no tenía por qué salir así de su oficina.

Bueno, yo hubiera deseado que no fuera por mí. Fue un poco vergonzoso. En fin, papá estuvo ahí en el momento indicado…

Jung Min (POV)

Tengo treinta minutos de haberme estacionado en el edificio del bufete de abogados en el cual trabaja el “abogado cosita sexy”. En realidad no tengo nada que hacer aquí, yo simplemente… respiro hondo.

Es decir, han pasado cuatro días, y no nos hemos visto. Yo sé que cuando se lleva un caso como éste no es necesario que los abogados estén en contacto todos los días. Es suficiente con hacer la documentación y presentarla los días en que se citan las partes, pero… vaya, yo quiero verlo.

Lo malo, es  que no sé qué pretexto dar para ésta visita.

Estoy pensando en la excusa perfecta cuando de pronto veo que elevador se abre. Me acomodo en mi asiento y sonrío al verlo. Con su traje impecable que moldea de manera criminal esas piernas y hermoso trasero.

Camina apurado hasta su auto. Frunzo el ceño cuando lo veo detenerse y llevarse una mano a la cabeza, y luego patear la llanta.

Rápido bajo de mi auto y corro hasta alcanzarlo.

-¿Por qué a mí?- de nuevo patea la llanta y es entonces que me doy cuenta de su situación
-Wow, wow… ¿qué culpa tiene la llanta?- voltea a verme
-No estoy de humor para escucharte- me hace un puchero enojado y de nuevo se gira ignorándome

Lindo trasero.

Sonrío sin apartar mi vista de esa parte. Suspiro hondo sintiendo en mi entrepierna cada uno de sus pasos. Camino detrás de él para no perderlo de vista hasta que se detiene y se gira. Levanto la vista. Su rostro no luce muy feliz. Pero bueno, casi nunca luce muy feliz cuando me ve. No es que me agrade que siempre esté a la defensiva conmigo, pero lo hace verse más atractivo.

-¿Por qué me sigues? ¿Y por qué no dejas de mirar mi trasero?- abro los ojos un poco sorprendido
-Si bueno…- carraspeo, y decido cambiar el tema- ¿a dónde vas? ¿Necesitas que te lleve?- hace una mueca
-No, puedo tomar un taxi, gracias- de nuevo se gira y camina a la salida
-Oh, vamos, no va a pasarte nada, yo puedo llevarte-lo alcanzo y lo tomo del brazo

No voy a mentir, debo admitir que tan solo tocar su brazo me envía un leve cosquilleo al cuerpo. Hyung Joon voltea a verme, primero parece un poco sorprendido, pero después lo piensa un poco y finalmente suspira hondo.

-Bien, aceptaré tu ayuda- sonrío amplio
-¡Genial!- lo hago caminar conmigo de regreso al carro- ¿a dónde vamos?- le pregunto
-A la escuela de mi hijo- volteo a verlo asombrado

¡Wow! Tan joven y tan hermoso, ¿y ya tiene un hijo? Hyung Joon voltea a verme y entrecierra los ojos. Sí, en verdad, a veces siento como si supiera lo que estoy pensando y eso me hace tener escalofríos. Carraspeo cuando llegamos a mi auto.

Rápido abro la puerta y espero a que suba, cierro la puerta y corro hacia la puerta del conductor. Me detengo unos momentos antes de subir al auto. Llevo una mano a mi pecho. ¡Wow! Mi corazón en verdad está latiendo muy rápido.

-Entonces… ¿a dónde?- le pregunto cuando por fin subo al auto

Hyung Joon ha estado muy callado, de vez en cuando voltea a verme y me ve fijamente, es como si estuviera intentando leer mis pensamientos, lo cual obviamente es una locura, yo simplemente sonrío y con eso lo hago sonrojarse y girar su rostro hacia otro lado.

Estaciono el auto afuera de la escuela preparatoria a la que me ha dicho que iba. Ahora estoy más sorprendido que antes. No solo tiene un hijo, si no que éste tiene 15 años. ¿A que edad lo tendría? ¿Dónde está el padre?

Estoy demasiado curioso, así que cuando baja del auto, también lo hago, Hyung Joon voltea a verme extrañado.

-¿Por qué te bajas?- pregunta
-Ummm… ¿voy a acompañarte?- le digo
-¡Claro que no!- dice demasiado alterado-¡Vete! ¡No puedes estar aquí!- levanto una ceja un poco extrañado
-¿Por qué? No es como si fuera entrar y decirles a todos que soy el papá, solo voy a entrar para esperarte, así los llevo a casa a los dos- sonrío

Hyung Joon parece un poco más pálido de lo normal. Voltea a ver hacia la puerta de la escuela, parece indeciso. Muerde su labio de una manera tan sexy que de nuevo esas cosquillitas directamente en mi entrepierna comienzan a sentirse. Rápido levanta la mirada hacia mí, con sus ojos entrecerrados y sus mejillas sonrojadas.

-¿Entonces?- le pregunto, intentando ignorar su repentino sonrojo
-¡Appá!- la voz de un chico nos interrumpe

Los dos volteamos hacia la puerta. Un adolescente, de piel un poco más oscura que la de Hyung Joon, de ceja poblada y muy apuesto, está caminando hacia nosotros con su mochila en el hombro.

-Aron, ¿qué ocurrió? ¿Por qué me llamaron?- el chico suspira hondo y baja la mirada
-Yo… fui suspendido un día por pelear con un compañero-
-¿Qué? ¿Por qué? ¿Por qué peleaste?- frunzo el ceño cuando veo al “abogado cosita sexy” rápido empezar a revisar a su hijo

Debo decir, que tengo pena ajena por el chico. Hyung Joon está dando todo un espectáculo como appá sobre protector. No puedo mantenerme al margen. Gruño molesto conmigo por ser metiche, pero no puedo evitarlo.

-Hey campeón, ¿y quién ganó la pelea?- le pregunto, el chico de inmediato sonríe
-Yo- es curioso, acabo de conocerlo y su respuesta me hace sentir orgulloso de él

Debe ser que estoy consciente de que es hijo del “abogado cosita sexy”.

-¿Qué rayos haces?- Hyung Joon voltea a verme enojado- ¿No preguntes ese tipo de cosas?- voltea a ver a su hijo- ¡pelear está mal!- el chico baja la cabeza
-Sí, lo siento…- murmura
-Vamos- suspiro, me siento mal por él- los llevo a casa- les digo

Caminamos de regreso a mi auto. Los tres subimos, el chico en el asiento trasero, pero Hyung Joon de inmediato se gira para verlo y seguir cuestionándolo.

-¿Por qué peleaste? – le pregunta
-Me hizo enojar…- murmura, y yo de nuevo sonrío, es decir, el chico no tiene ni un moretón, debe ser bueno peleando
-Eso no es respuesta Aron- Hyung Joon le dice, el chico suspira hondo dándose por vencido
-Ese tipo se burló de mí diciéndome que yo era un perdedor y nunca tendría a un jovencito como JR- abro los ojos muy grande
-¿Peleaste por un jovencito?- le pregunto, viéndolo por el espejo retrovisor

Sí, ahora estoy más interesado y más orgulloso. Es raro, en serio, ¿por qué sigo teniendo éste sentimiento de orgullo? El chico levanta la mirada para verme.

-¿Tú quién eres?- me pregunta
-Ah, sí claro- sonrío- soy Park Jung Min, colega de tu appá, estamos trabajando en un caso-
-No estamos trabajando juntos – el “abogado cosita sexy” aclara- estamos en el mismo caso, pero él es el abogado contrario- me frunce el ceño

Parece que el “abogado cosita sexy” no está muy feliz en éste momento, y como siempre, soy yo el blanco de su ceños fruncidos. Lindo…

Papá en realidad es genial, y desde el primer día que lo conocí, supe que siempre hubiera querido tener a alguien como él con nosotros. No es que no fuera feliz con appá, pero mientras él era sobre protector y me llenaba de amor, hubiera sido genial tener a la “contraparte” como appá lo llamó en ese momento.

Alguien que me enseñara la otra cara de la vida, y poder hablar con él de cosas que con appá no podía.

Hyung Joon (POV)

*¡Jung Min es genial! Si tuviera un papá, desearía que fuera como él. Despreocupado, inteligente y buena onda*

Siento un nudo en el estómago cuando el pensamiento de mi Aron llega a mi cabeza. Me quedo sin aliento y sin nada que decir. Puedo ver que ellos siguen hablando entre sí, pero yo me he girado hacia enfrente. Intento no mostrarme afectado.

-Entonces… ¿cómo es ese jovencito? ¿Es lindo? ¿Sexy?- Jung Min le pregunta a Aron
-Sí, lo es…- mi bebé sonríe muy amplio, y de nuevo siento un nudo en el estómago, conmigo no le gusta hablar mucho de novios, y con Jung Min parece que lo disfruta
-¿Y él sabe que te gusta?- Aron se sonroja
-No, no lo sabe-
-¿Por qué? Es decir, ¿cómo vas a conquistarlo si él no sospecha ni un poco?-
-No sé. No tengo idea de cómo acercarme, él es muy popular, y siempre está con ese tipo… -
-Tienes que ser más directo. Demuéstrale que te gusta, obsérvalo descaradamente, los jovencitos dicen que les  desagrada, pero si el hombre es apuesto, te aseguro que eleva su ego que los veamos como si quisiéramos comérnoslos- Jung Min le dice
-¡¿Qué rayos estás diciéndole a mi hijo?!- le digo demasiado exaltado
-¿Qué? Es cierto, ¿o vas a negármelo?- me sonríe coqueto y sin poder evitarlo siento mis mejillas calientes, no puedo sostenerle la mirada

*Sí, lo sabía “cosita sexy”, no puedes resistirte a mis encantos*

Hago una mueca molesto al escucharlo. ¡Maldición!

*¡Wow! ¡Jung Min es demasiado genial! ¡Appá está completamente sonrojado!*


Cierro los ojos y recargo mi cabeza en el vidrio de la puerta. ¡Rayos!
Share:

6 comentarios:

  1. Genial!!!!!!!!!!!! Jung Min conoció a su hijo y parece que la sangre llama por que en el primer momento que cruzaron palabras y miradas tuvieron una conexión inmediata que solo surge cuando la unión es filial. pobre Hjung Joon la tiene bastante difícil ahora que se conocieron podrá esconderlo, podrá con esa carga. Esto se pone mas interesante. Pero me da risa JUNG lo descarado y lo picaro que es no disimula nada que le gusta Joon jajaja y como le mira e, trasero eso es mortal. Gracias por subirlo, Besos.

    ResponderEliminar
  2. Awwwwwww la familia está reunida *-*

    Lástima que sea bajo esas circunstancias y que no sepan que lo son, al menos Jung Min y Aaron no lo saben =/ Aunque concuerdo con que la sangre llama *-*
    A ver qué pasa, porque Jun todavía sigue molesto con Jung Min y seguro no le dirá nada, no aún.

    Hong Ki ya le echó el ojo a Kyu y también viceversa xDDD A ver qué sucede con esos dos, va a ser interesante.

    Y Kibum *-* va a salir y quiero leerlo again *-*


    Muchas gracias por escribirlo!!! *-*

    ResponderEliminar
  3. POR FIN *-* Ya esperaba este, sin duda es mi favorito :') , maldito Jung Min tu eres el padre xD y todavía te preguntas quien fue xDD pobre del bebe , esos dos lo volverán loco xDD, Minnie orgulloso de su hijo :3 que lindo y bien descaradote con Junnie xDD le da esos consejos a su hijo xDD
    espero puedas subir otro capitulo pronto <3 !!

    JR Uke? que no es seme? jajajaja xDD

    Veamos con quien viene Bum :3 !!

    Y Kyu por que hablas asi de Jun ¬¬ pero Ki te ara pagar xDD nueva pareja

    Ademas quiero saber por que Saengie va a dejar a Hyun :'( !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que sucede es que nosotr@s vemos a JR como seme, pero nuestra escritora Mew no se sí este muy relacionada a las parejas de Nu'est, como en su fic "Estas en mi camino" donde escritora Mew uso a JR como uke y lo emparejo con Aron.
      Pues la verdad es que creo que da igual, yo también sería el uke sí tuviera a alguien como Aron de seme (claro, en el caso de que fuera hombre)

      Eliminar
    2. Jaja Lo siento, para mí JR no es seme y nunca lo será, a lo mucho suke y con Ren, con Aron solo es uke.

      Eliminar
  4. Amooo el descaroo de jung min!! jajajajajaja... como todo un buen padre (aunque sin saberlo...) le da consejos a su hijoo.... hahahaha

    Me encantaa lo dee: "abogado cosita sexy"! jajajajajajajja :D

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts