Coleccionando Besos... Capitulo 02

-Esto no está funcionando, creo que deberíamos terminar-

Me he quedado sin voz. No entiendo que es lo que ha pasado. Otra vez está ocurriendo. Alguien está dejándome, y yo sigo sin entender que es lo que hay mal en mí.

-Eres un buen chico, pero es evidente que nunca has estado en ésta relación como yo, creo que he tenido suficiente-
-Dong Wan…-
-Saldré a dar una vuelta…- Dong Wan dice antes de darse la vuelta y salir por la puerta del departamento que hemos estado compartiendo por poco menos de un año.

Apenas sale y me dejo caer en el sillón, con el corazón destrozado de nuevo. Debería darme por vencido, nunca voy a encontrar a esa persona especial que me haga sentir, quien me quiera y a quien querer.

Respiro hondo antes de ponerme de pie e ir a la habitación que compartíamos, en silencio empiezo a meter mi ropa en una maleta. Solo lo más importante, lo único que quiero es irme lo más pronto posible, antes de que regrese.

Si regresa y yo aún estoy aquí, es posible que no pueda resistirme más y comience a llorar como un tonto.

No lo he pensado mucho, tomé el auto y conduje sin parar toda la noche hasta llegar al rancho de la abuela. Desde que era un niño, siempre ha sido mi refugio. Es realmente lamentable que prácticamente he pasado mucho tiempo ahí, recuperándome de mis fracasos amorosos.

Apenas estaciono el auto en el terreno junto a la casa de madera, cuando la puerta se abre y mi tía Sae Ron sale para recibirme. Respiro hondo para cubrir mi tristeza y ponga una sonrisa en mis labios antes de salir del auto.

-Hola tía- la abrazo
-Kyu, cariño, que bueno que vienes- me separo un poco cuando la escucho un poco triste
-¿Qué ocurre?-
-Tu abuela, ha estado un poco enferma- suspira- he intentado localizarte-
-Oh, ¿está en su habitación?- le pregunto
-Sí…-

Yo vine aquí para llorar mis penas y me encuentro con que la abuela está enferma, eso me hace sentir triste. Ella siempre ha sido una mujer muy dulce. Desde que era niño, no tengo más que recuerdos increíbles de ella.

Cada vez que papá peleaba con mamá, mi madre recogía nuestras cosas y veníamos al rancho con la abuela. La casa nunca estaba sola, siempre llena de gente, adultos y niños que corrían por el inmenso jardín.


Hoy es tal vez un poco diferente, no hay tantos niños como antes, ahora hay adultos y jóvenes que conversan entre sí. Inclino la cabeza para saludarlos cuando entro a la casa. Camino hasta la habitación, mi mente trae al presente los recuerdos de mi niñez, uno en especial…

Flashback

Mamá de nuevo ha peleado con papá, algo me dice que esta vez será diferente, que las cosas cambiarán a partir de ahora y me duele el pecho de imaginarme que no volveré a ver a papá como antes.

Ella ha entrado directamente a la casa, buscando a la abuela y sus hermanas, yo como siempre lo hago, corro al jardín, buscando el pequeño lago. El aroma y la brisa siempre me hacen sentir mejor.

Sonrío al ver que ésta vez, el jardín está vacío, además el columpio que tanto me gusta está solo. Corro para sentarme y balancearme un poco.

Suspiro hondo observando al horizonte por encima del lago. Poco a poco el sol comienza a ocultarse, no sé cuánto tiempo  ha pasado, pero mamá debe seguir llorando.

Quiero a mi padre, pero debo admitir que mamá ha soportado mucho. Soy solo un niño, pero hasta yo he notado las llegadas tarde de papá, la ropa manchada con maquillaje, y el perfume dulce impregnado en su ropa.

Es mi padre, pero no puedo entender porque lastima tanto a mamá. Cualquier otro niño de mi edad estaría orgulloso de decir que su padre es su ejemplo; yo solo puedo pensar en que no quiero ser como él cuando crezca.

Mi mente divaga, pensando en lo confundido y molesto que me siente, sin darme cuenta las lágrimas han comenzado a escaparse, yo intento limpiarlas con mis manos, y fue entonces cuando un niño muy extraño apareció frente a mí.

No recuerdo haberlo visto antes, y su conversación está siendo muy rara. Pero definitivamente me ha hecho olvidar un poco mi tristeza.

-Si dejas de llorar te doy un beso- me pareció no haber escuchado bien, así que he tenido que preguntarle asombrado
-¿Qué?- pero antes de poder entender, sus labios estaban tocando los míos.

De pronto todo lo que hay a mi alrededor ha dejado de tener importancia, mi padre y sus infidelidades han quedado atrás, en esos momentos solo puedo pensar en que un niño está dándome un beso.

-¡Hyun!-

Estoy aturdido cuando el niño se aleja. Mi corazón está latiendo muy rápido, lo veo correr al interior de la casa, eso me dice que no es un niño del vecindario, sino parte de la familia, y eso me pone muy nervioso.

Me pongo de pie rápido y corro a buscar a mi madre, rodeando la casa para no encontrármelo de nuevo. Soy un niño, y me asusta pensar que me ha besado y que no se ha sentido mal.

Fin flashback

-Descansa abuela- le doy un beso en la frente a mi abuela y salgo de su habitación

Al verla un poco mejor, de nuevo regresa a mi mente lo que me trajo aquí en primer lugar. El término de una más de mis relaciones amorosas. Observo la casa llena. La tía Sae Ron conversa con algunas mujeres, al verla, no puedo dejar de preguntarme si lo ha llamado.

Si ha llamado a su hijo y si éste vendrá.

Hyun…

Solo pensar en su nombre me hace sentir un nudo en el pecho. Estoy un poco ansioso y preocupado de encontrármelo, desde aquella vez, he hecho todo lo posible por no topármelo de nuevo, aún estoy asustado, al final de cuentas somos primos.

Salgo de la casa al jardín. Suspiro hondo para respirar el aire fresco. Recorro con la mirada el terreno. Sonrío al ver que no ha cambiado nada. El pequeño lago luce hermoso con el reflejo del sol. El viejo columpio aún está en el mismo lugar.

Me acerco lentamente, con el corazón un poco triste. Sujeto una de las cuerdas de la cual cuelga el pedazo de madera. De nuevo suspiro, y me siento. Me balanceo suavemente. Mi mente comienza a divagar un poco.

Cuando era niño, me juré que no sería como padre, pero al parecer, he logrado ser peor. ¿En verdad soy tan frío como dicen? Suspiro mientras recargo mi cabeza a un lado. No sé qué pasa conmigo, ¿Por qué no puedo enamorarme? No puedo culparlos, al final soy yo quien no entrega todo en sus relaciones.

Una lágrima se desliza por mi mejilla y la limpio con mi mano. De pronto siento que alguien me observa y volteo rápido.

-Hola, lo siento, no quería ser inoportuno- un chico muy atractivo me sonríe
-No, no fuiste inoportuno…- me siento un poco incómodo al darme cuenta de que me ha visto llorar
-¿Por qué lloras?- muerdo mi labio
-Tonterías…- contesto, en realidad no me importa decirle- éste lugar siempre me ayuda a olvidar los malos ratos- sonrío

No recuerdo haber visto al chico antes, pero si está aquí, debe conocer a la abuela.

-Te ves feo cuando lloras…-

Volteo rápido a verlo, estoy muy sorprendido por las palabas que ha usado, es como si estuviera teniendo un deja vú. Mi corazón se acelera. No puede ser!

-¿Cómo?- balbuceo
-Lo siento, no quise decir eso… yo… es solo que tienes los ojos y la nariz roja… no se ve bien-
-Oh…- llevo mis manos a mi rostro

Estoy nervioso. Intento mantener la calma.

-Si dejas de llorar… te doy un beso…-

De nuevo volteo a verlo demasiado sorprendido.

Y cuando lo veo acercarse lentamente para hacer lo que ha prometido. Mi corazón entra en pánico. Sus labios rozan los míos, y los recuerdos de aquel día llegan a mi mente uno tras otro. Con una mano lo empujo.

-¿Hyun?- pregunto aún con la esperanza de que no sea él
-¿Sí?... tu…- abre los ojos muy grande- eres ese niño, ¿verdad?-

Paso saliva nervioso. Me pongo de pie. Mi corazón en verdad se ha vuelto loco.

-¡Hyun! ¡Kyu!- la tía Sae Ron, la madre de Hyun sale de la casa y grita nuestros nombres

Ambos volteamos a verla.

Siento como si estuviera soñando. Y por alguna razón mi corazón se siente afligido. ¿Qué voy a hacer? ¿Por qué mi corazón late así por él? No debería…

-La abuela…- la tía Sae Ron nos dice
-Oh, rayos…- Hyun murmura

Corremos adentro de la casa. Todos lucen caras tristes, algunas mujeres lloran en silencio. Por increíble que parezca, aun y cuando pensé que estaba mejor de salud, la abuela falleció, justo después de haber visto a todos sus nietos.

Definitivamente éste fin de semana no ha sido el mejor para toparme de frente de nuevo con Hyun. Estuve evitando por años este momento, y precisamente hoy lo he vuelto a ver…



Y dime ahora que hago aquí coleccionando besos
con estas ganas de darte lo que gritan mis silencios
y es que no hay nada más triste que no haberme dado cuenta
Share:

3 comentarios:

  1. Esta historia tiene algo oculto detrás, yo lo se >.< No pueden ser primos ¿o aquí aplica "Al primo me le arrimo"? xDDD

    La historia de Kyu es triste, es como la de Hyun, ambos buscándose desde hace tanto, con la diferencia de que Kyu sabe quién es y se siente culpable =(

    Esperaré al siguiente a ver de dónde no son primos xDDD


    Muchas gracias por escribirlo *-*

    ResponderEliminar
  2. Ahhh es triste reencontrarse en una situación así! !!..
    Son ambos tiernos y no se han podido enamorar por el recuerdo del pasado...
    Pero son primos ....como se podrán quedar juntos. ..O hay algo oculto ????
    Siguela plissss me encantó! !!!
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Primos?! Enserio?? Sería muy interesante que sea verdad pero produciría aun más culpa en Kyu Jong y eso no es bueno.
    Los dos han recordado los acontecimientos de hace tanto aun y no sería justo que no pudieran estar juntos por algo así, aunque enserio me encantaría que sean primos xD pero lo importante es que logren ser felices^^
    Esperare por el siguiente, la historia va de maravilla. Es una lastima que la abuela haya muerto, será bastante triste para los dos y más para Kyu que ya de por si su vida no ha sido del todo fácil y feliz.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts