Bajo el mismo cielo... Capitulo 18

Jae Jin (POV)

Han pasado varios días desde que enfermé, hoy me siento mucho mejor, es más, hasta los malestares matutinos normales del embarazo han desaparecido. Si no fuera porque aún siento al bebé moverse dentro, o las constantes idas al baño, pensaría que no estoy embarazado.

Y además, con la forma en que Jong Hoon me consciente es imposible poder sentirse enfermo de nuevo, no me deja mover ni un dedo.

-¿Cómo amaneciste?- sonrío cuando lo veo abrir un poco la puerta de la habitación
-Muy bien… buenos días-
-Oh, sí, buenos días…- se sonroja un poco por no ser muy cortes

Acabo de bañarme, estoy secándome el cabello y peinándome frente al espejo.

-¿Vas a salir?- me pregunta
-Sí…- suspiro antes de darme la vuelta para verlo, se ha sentado en la cama- creo que he dejado pasar mucho tiempo, las cosas se están complicando y no quiero ser una carga para ti- de nuevo suspiro- iré a ver a mis padres- le informo
-¿A tus padres?- se incorpora un poco, está sorprendido
-Sí, no puedo seguir así Jong Hoon, debo hablar con ellos, aceptar lo que me han dicho.- llevo una mano a mi vientre- no puedo traer al bebé al mundo de esta forma, ellos tienen razón-
-Pero…-
-Para ser sincero, Won Bin no va a casarse conmigo, y tampoco yo lo espero, realmente no sé cómo es que estaba enamorado de él. En fin, creo que lo mejor es dejar que el bebé tenga otros padres que puedan cuidarlo y darle todo lo que necesite- le digo

Jong Hoon se queda en silencio. Me parece que está un poco sorprendido por verme tan decidido, y lo entiendo, hasta yo mismo me siento así, sorprendido y al mismo tiempo un poco triste. Pero entiendo que es lo mejor, no puedo pensar solo en mí, debo pensar en el bebé.

Sonrío para mostrarle a Jong Hoon que no hay problema, me giro y termino de peinar mi cabello frente al espejo.

-Tengo que irme- le digo antes de salir de la habitación

El olor a pan caliente y huevos hacen que mi estómago gruña un poco, pero es un poco tarde no puedo detenerme mucho tiempo así que simplemente tomo un poco de pan que Min Hwan acaba de poner en la mesa.


-¿No vas a comer algo?- me pregunta
-No, gracias Min Hwan, que tengas un buen día en el trabajo-
-Gracias-

Min Hwan es un buen chico, y también le estoy muy agradecido porque cuando su hermano me ofreció techo, él no se opuso a pesar de que él también vive aquí, por el contrario, me recibió de muy buena manera. Así que antes de salir, regresé y le di un beso en la mejilla.

-Adiós Min Hwan- sonrío al ver cómo me observa con la boca abierta, muy sorprendido

Salgo del pequeño departamento, apenas cierro la puerta, siento mi estómago hecho nudos. Estoy demasiado nervioso. Respiro hondo. Cierro los ojos para intentar alejar los malos pensamientos de mi cabeza.

-Voy contigo- volteo un poco asustado cuando escucho a Jong Hoon
-¿Qué?- estoy sorprendido
-Te acompaño- abro los ojos muy grande
-No, no te preocupes yo…- levanta la mano para callarme
-Sé qué piensas que no necesitas ahí, pero yo creo que sí, alguien de los que estén ahí debe estar de tu lado, y quiero ser yo…-

Me quedo callado. Estoy realmente sorprendido por lo dulce de sus palabras. Y de nuevo, me vuelvo a preguntar cómo lo he hecho otras veces, ¿dónde estaba él antes de conocer a Won Bin y arruinar mi vida?

Sonrío, aunque siento que las lágrimas humedecen mis ojos.

-Gracias Jong Hoon- respiro hondo- eres un gran amigo-

Jong Hoon se acerca y pasa su brazo alrededor de mi cintura.

-Lo sé… anda, vamos a ver a tus padres- me dice antes de comenzar a caminar junto a mí

De pronto me siento más relajado, y muy agradecido con él por estar caminando junto a mí en estos momentos; y sé que tenerlo ahí mientras les digo a mis padres que haré lo que me han dicho, me hará sentir seguro.

Kyu Jong (POV)

-¿Qué haces?- le pregunto a Hong Ki, desde hace diez minutos está recargado en el mostrador observando hacia afuera
-¿Huh?- voltea a verme
-¿Qué haces ahí parado? ¿No tienes mesas que atender?- le pregunto

¡Dios! Éste chico cada día está peor, va de un extremo a otro, sino está coqueteando con algún cliente, está bobeando sin trabajar. Tal vez tenga que hacer algo al respecto, tendré que consultarlo con Hyun Joong la próxima vez que venga a “Cappuccino”.

-Sí, sí, ya voy…- rueda los ojos antes de girarse y tomar la charola con dos bebidas

Niego con la cabeza mientras suspiro hondo. Este chico va a sacarme canas verdes, y yo soy  muy joven todavía para tener canas. Lo veo ir rápido a dejar las bebidas, en la mesa hay dos hombres, Hong Ki de inmediato comienza a coquetearles.

-Tienes que hacer algo Kyu- volteo a ver a Gyuri- éste lugar es una cafetería, no un cabaret o una casa de citas- hago una mueca- he escuchado a algunos de esos hombres decir que vienen a ver al chico rubio, y créeme no en una bonita manera de expresarse-
-Lo sé, lo sé- de nuevo suspiro- hablaré con Hyun Joong para encontrar una solución- le digo
-Bien…- se gira y continúa sirviendo cafés

Me quedo ahí, recargado en el aparador observando el local, hasta ahora ha funcionado muy bien, pero Gyuri tiene razón, Hong Ki no puede seguir haciendo eso en el trabajo.

Entonces recuerdo, ¿qué es lo que tanto estaba viendo afuera? Frunzo el ceño y levanto la vista para buscar a través del cristal en las mesas exteriores.

Pero no hay nada fuera de lo común ahí. ¿Entonces? Amplío un poco más mi campo de visión y es entonces que de nuevo lo veo.

-Es él…- murmuro

Hace algunos días, muy tarde, lo vi parado frente a la cafetería. Parecía perdido, así que salí a intentar hablar con él, pero el chico simplemente se alejó. Hoy de nuevo está ahí. Ésta vez luce un poco diferente.

Frunzo el ceño un poco extrañado al notar que su ropa luce un poco desgastada y sucia, y ni hablar de su rostro, pálido y ojeroso.

Pero, ¿por qué está aquí? Volteo a ver a mi alrededor. Hong Ki regresa al aparador con la charola, mi curiosidad por saber un poco más me hace preguntarle.

-¿Lo estabas viendo a él?- le pregunto

Hong Ki levanta la vista y sigue mi mirada hasta el chico afuera.

-Oh, sí. Es extraño, ayer me pareció verlo también, pero simplemente se queda ahí unos minutos y luego se va- se encoje de hombros y regresa a lo suyo

De nuevo veo al chico. Lo veo girarse y comenzar a caminar para alejarse. Aprieto las manos un poco ansioso, no sé qué hacer, algo me dice que algo no está bien. Camino hasta la puerta y salgo. Me giro hacia la dirección que ha tomado.

Solo se ha alejado un poco, lo veo entrar de pronto al pequeño callejón que da a la entrada trasera de la cafetería, así que corro para alcanzarlo. Me sorprendo al encontrarlo encorvado en la pared, vomitando.

-¿Estas bien?- le pregunto mientras me acerco a ayudarlo- ¿Qué te pasa? ¿Te sientes mal?-

El chico levanta la cabeza para verme. De cerca aun puedo ver en su rostro un poco de esa belleza que vi en la boda de su hermano, pero la palidez es enfermiza y ni hablar de lo grises que lucen sus labios.

Me observa unos momentos antes de que sus ojos se cerraran y su cuerpo comenzara a caer desmayado.

-Diablos…- murmuro

Apenas y alcanzo a impedir que caiga al piso.

Hyun Joong (POV)

Observo a mi amigo mientras finge leer un papel en sus manos sentado en su escritorio. Lo conozco bien, en realidad su mente está muy lejos de poner atención a lo que dice ese documento.

Tengo mis codos sobre los descansa brazos, mis manos juntas pegadas a mis labios, observando y estudiando los movimientos de Jung Min. Finalmente respiro hondo antes de hablar.

-¿Hasta cuándo piensas seguir con eso?- le pregunto

Jung Min levanta la mirada para verme.

-¿De qué hablas?- ruedo los ojos
-Eso de no dejar a Hyung Joon salir de tu casa- le contesto

Jung Min se queda callado unos segundos, pero pronto baja la mirada al documento en sus manos.

-Parece que la producción de café en Colombia está teniendo algunos problemas, tal vez sea necesario un viaje para supervisar esa situación…- hago una mueca al ver que intenta ignorar lo que le he dicho

Sin embargo, no me doy por vencido, de esto depende mi futura relación con Young Saeng.

Flashback

-¡Tu amigo es un idiota!- cierro los ojos
-Lo sé…- contesto entre dientes
-Hyung Joon estaba muy triste por la forma en que lo trató, ¿sabes que no se presentó para viajar a su luna de miel?- hago una mueca
-Sí, lo sé…-
-Joonie estuvo esperándolo ilusionado a pesar de cómo lo trató en su noche de bodas…- volteo a ver a Saeng

Sus mejillas están un poco sonrojadas al hablar de asuntos tan privados de su amigo, pero veo que está realmente preocupado. Sus cachetitos tiemblan un poco y veo que sus ojos se ponen llorosos.

-No quiero tener nada que ver contigo…- murmura en un lindo puchero
-Pero…- intento protestar
-Jung Min parecía realmente lindo y caballeroso con Hyung Joon- respira hondo.- no sé qué esperar de ti, tengo miedo de que seas peor que él…-
-Saeng…-
-Lo siento Hyun Joong, en verdad lo siento…- solo eso me dijo antes de cerrar la puerta de su casa y dejarme afuera.

Fin flashback

-No sé qué diablos pasa por tu cabeza Jung Min- comienzo a decirle ignorando sus intentos de cambiarme el tema- el espectáculo que diste en casa de Saeng fue de muy mal gusto- frunzo el ceño- tuve que contener a ese amigo de tu esposo, Geun Suk de que no saliera detrás de ti para golpearte, aunque siendo sincero, yo mismo quería hacerlo-
-No me menciones a ese tipo- por fin Jung Min entra en la conversación- no pienso ser el marido idiota que no se da cuenta de que lo engañan- ladeo la cabeza
-¿Hyung Joon engañarte? ¿Con ese chico?-
-Tu no los viste Hyun! Se estaban besando, y el día de nuestra boda- abro la boca realmente sorprendido
-¡Wow!... – me recargo en mi silla- pero ese día, ese chico dijo que no entendía como era que Hyung Joon te quisiera si eras un imbécil-hago una mueca- ¿estás seguro de que viste bien?¿se estaban besando?-de pronto una idea cruza mi mente- ¿o Geun Suk estaba besando a Hyung Joon?- Jung Min levanta la cara y se me queda viendo fijamente

Puedo notar un poco de asombro en su rostro. ¡Genial! Mi amigo en realidad es un idiota. Niego con la cabeza.

-Eres un idiota…- murmuro- y lo peor es que me llevas entre las patas-
-No, aun así, ¿Qué hacía con ese tipo? ¿Por qué fue a verlo?…- ruego los ojos al ver que sigue negándose a creer en Hyung Joon
-¡Dios! Jung Min…- el teléfono interrumpe nuestra plática

Veo a mi amigo levantar la bocina.

-¿Sí?... Oh, Señora Kim- se queda callado unos momentos, es la madre de Hyung Joon- ¿Ki Bum? No, no ha buscado a Hyung Joon… sí, de acuerdo, si sé algo la mantendré informada- pone de nuevo el auricular en su lugar, voltea a verme- el hermano de Hyung Joon tiene dos días que no va a su casa a dormir- me dice, mueve su mano sobre el teléfono- es unos años menor que Joon y ya hace ese tipo de cosas, dime, ¿hago mal en pensar que Hyung Joon pueda estar burlándose de mí?- niego con la cabeza
-No seas tonto Jung Min, ¿Cómo puedes dudar así? ¿No has pasado los últimos diez años buscándolo?-
-Sí, pero en diez años una persona puede cambiar Hyun…- aprieta los labios

Lo veo bajar la mirada, al portarretrato sobre su escritorio. Sé que ahí tiene una foto de Hyung Joon, la misma que éste dio cuando pidió trabajo en “Cappuccino”, lo veo acariciar con nostalgia la foto.

Me pongo de pie, acomodo mi camisa y camino hacia la puerta de la oficina.

-Voy a “Cappuccino”, si sales de viaje lo mejor es que no continúes con esa tontería de mantener a tu esposo encerrado, eso es demasiado…-

Salgo de su oficina. Respiro hondo. Busco mi celular y envío un mensaje.

“Por favor, ¿podríamos vernos? Me estás matando Saeng”

Suspiro antes de guardarlo en mi bolsillo. Young Saeng está convirtiéndose en un dolor de cabeza, y aunque no debería de importarme tanto, por alguna razón se ha convertido en una obsesión. ¿Por qué tiene que ser tan solidario con sus amigos?

Ki Bum (POV)

-Hyung Joon, ¿puedo verte?- le pregunto en cuanto escucho que contesta su teléfono
-¿Ki Bum? ¿Estás bien?- escucho su voz un poco extraña

Bajo la mirada para ver mi ropa y el aspecto de mis manos, pálidas y maltratadas. Respiro hondo.

-Ssi… solo quiero verte, ha pasado más de una semana…- se me corta la voz
-Te oyes raro… ¿Qué te pasa Ki Bummie?-
-Joon…- lloriqueo- quiero verte, te extraño mucho…-

Tengo un nudo en el pecho. Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas. Volteo  a ver a mí alrededor. Estoy en la habitación de Eli, no hay nadie más, Eli salió hace una hora con Kevin a comprar algo de comer.

Desde hace unos días, en realidad no estoy seguro de cuanto tiempo, dejé de regresar a casa. Era insoportable escuchar a mamá reclamándome que llegara tan tarde, o borracho como ella decía. En realidad no he tomado nada de alcohol, pero las pastillas hacen que cada vez me sienta más mareado, y últimamente no me he sentido  muy bien.

Así que simplemente opté por quedarme aquí, con Eli, sus padres nunca están así que él puede hacer lo que quiera en su casa. Kevin está aquí también. Hemos pasado estos días simplemente tomando pastillas y teniendo relaciones, aunque la mitad del tiempo no sé lo que ocurre.

Suspiro hondo. Recargo mi cabeza en la pared, encojo mis piernas hasta mi pecho sentado en el piso.

-Ki Bum, no me hagas esto, ¿Qué te pasa?- escucho a mi hermano muy preocupado- ¿recuerdas “Cappuccino”?- sonrío, he estado yendo ahí los últimos días
-Sí- contesto
-Bien, espérame ahí en…- hace una pausa- una hora y media, ¿de acuerdo?- veo el reloj en la pared, son las 6 de la tarde
-De acuerdo- limpio las lágrimas de mis mejillas- te veo ahí, no tardes…- lloriqueo de nuevo
-Sí, espérame Bummie-

Corto la llamada, de nuevo veo a mi alrededor. Me siento un poco aturdido, poco a poco me pongo de pie con cuidado de no marearme y caer al piso. Mi estómago se siente revuelto, no puedo enderezarme por completo, llevo una mano a mi estómago.

Tengo algunas arcadas y finalmente termino yendo al baño para vomitar solo agua, no he comido nada, o por lo menos yo no recuerdo haberlo hecho. Me quedo unos momentos ahí, intentando reponerme, pero ahora también me duele la cabeza. El dolor es insoportable y solo con algo puede desaparecer.

Salgo del baño y comienzo a buscar entre los cajones de Eli, hasta que encuentro un pequeño frasco, respiro aliviado, rápido lo abro y sobre mi palma temblorosa vacío dos de esas pastillas y  las llevo a mi boca.

Cierro los ojos unos segundos sintiendo como las pastillas empiezan a hacer efecto. Los vuelvo a abrir cuando la puerta de la habitación se abre, Eli y Kevin han llegado con dos bolsas de comida rápida, sin pensarlo mucho, guardo el frasco en mi bolsillo.

-Trajimos algo de comer- Kevin deja una de las bolsas frente a mí el olor me golpea de pronto y de nuevo regresan las ganas de vomitar
-No gracias- contesto- no tengo hambre- le digo tapando mi nariz y mi boca
-Bueno, como quieras-Kevin toma la bolsa y saca un paquete y comienza a comer frente a mí

Observo como mastica la hamburguesa, y las náuseas no se van. Eli pone frente a mí un bote de refresco.

-Toma por lo menos el refresco, ¿seguro que no quieres comer? Te ves un poco pálido corazón- sonrío
-No, estoy bien- respiro hondo- creo que necesito aire fresco le digo- iré a caminar un poco-
-¿Seguro?- insiste
-Sí…- me pongo de pie

Me detengo un poco, el olor de la grasa de la hamburguesa me tiene un poco aturdido y me siento mareado. Termino agarrando el refresco y eso me hace sentir un poco mejor. Salgo de casa de Eli, camino lento por las calles, tengo mucho tiempo para llegar a la cafetería.

Las cosas parecen un poco extrañas, las luces más brillantes, las nubes parecen moverse más rápido, pero sé que no es así, soy yo quien lo ve todo diferente. Finalmente llego frente a “Cappuccino”, de nuevo observo hacia su interior, como lo he hecho los últimos días, pero en ésta ocasión, sé que Hyung Joon si vendrá.

Camino de un lado a otro esperando, el tiempo está comenzando a pasar, y no veo a mi hermano aparecer, empiezo a sentir ansioso y triste. Veo el reloj en la pared en el interior de la cafetería, ya casi son las 8 de la noche y Joonie no ha llegado.

Mi celular comienza a sonar, rápido lo saco pensando que es él, pero es Eli quien está llamando, he estado fuera casi dos horas así que debe estar preguntándose que estoy haciendo, o si he regresado a casa. Decido ignorar su llamada.

El olor del café empieza a resultar molesto y de nuevo empiezo a tener ganas de vomitar, camino hacia el callejón a un costado de la cafetería para poder hacerlo, me siento demasiado mareado, mis piernas están débiles. Me recargo en la pared para no caer, pero en verdad me siento  muy débil.

-¿Estas bien? ¿Qué te pasa? ¿Te sientes mal?- levanto la mirada

Un chico de ojos cafés me está viendo, parece preocupado, intento hablar pero todo empieza a moverse a mí alrededor y de pronto todo se pone oscuro.

Hyung Joon (POV)

-Ki Bum, no me hagas esto, ¿Qué te pasa?- Ki Bum se escucha mal, estoy muy preocupado, volteo a ver a mi alrededor

Estoy sentado en la alfombra de mi habitación, la ventana frente a mí está cerrada, Jung Min se encargó de poner un candado para asegurar que no pudiera abrirla. Siento mi corazón encogerse al darme cuenta de que todas las puertas y ventanas están igual, y que no puedo salir.

Aun así, no puedo quedarme solo aquí sentado sin hacer nada, mi hermano se escucha extraño, estoy demasiado preocupado.

- ¿Recuerdas “Cappuccino”?- le pregunto
-Sí- contesto
-Bien, espérame ahí en…- veo el reloj en la pared e intento calcular cuánto tiempo podría llevarme encontrar una manera de salir de aquí- una hora y media, ¿de acuerdo?-
-De acuerdo te veo ahí, no tardes…-
-Sí, espérame Bummie-

Corto la llamada, guardo el celular en el bolsillo trasero de mi pantalón y rápido corro a ponerme unos tenis. Recorro una a una las habitaciones de nuevo revisando si alguna ventana o puerta se ha quedado sin cerrar. Llego hasta la puerta de la oficina de Jung Min, pero no puedo ni siquiera entrar a ésta. Frunzo el ceño. No sé porque siempre la mantiene cerrada.

Es la única habitación de toda la casa en la que jamás he entrado a excepción de aquella vez en que me trajo para conocer el lugar. Respiro hondo. Volteo para ver a lo largo del pasillo. Veo una estatua hecha de hierro, parece pesada.

Me acerco para sopesarla, puedo cargarla y es lo suficiente dura, así que corro con ella en mis manos y bajo a la cocina. Tomo uno de los paños que uso para limpiar la cocina y voy hacia una de las habitaciones traseras.

Estoy seguro que esas habitaciones serían las últimas en las que Jung Min me buscaría, y eso me daría tiempo suficiente. La verdad, no sé qué haría Min sino me encuentra, tal vez se preocupe o tal vez simplemente se moleste más, pero no me importa, necesito ir a buscar a Ki Bum.

Envuelvo el paño en mi brazo para evitar que los vidrios corten mi piel y comienzo a golpear la ventana con la estatua de hierro hasta que la ventana finalmente se rompe. Sonrío feliz de haberlo logrado.

Dejo la estatua a un lado junto con el paño. Recuerdo que no he traído una chaqueta y ya está haciéndose de noche cuando escucho las llaves de Jung Min, ha llegado a casa y está abriendo la puerta.

Estoy asustado, así que simplemente olvido la chaqueta, y rápido subo a la ventana para salir de la casa. Mi playera se atora un poco con algo, la jalo fuerte y eso me hace caer al piso. Aprieto los labios un poco adolorido por el golpe, pero rápido me pongo de pie.

Volteo a mi alrededor para asegurarme de que no hay nadie cerca, pienso un poco en ir por enfrente, pero, ¿y si Jung Min sale de la casa y me ve?

No, mejor rodeo la propiedad. Volteo hacia los árboles detrás de la casa. Muerdo mi labio un poco nervioso al ver que parece un poco tétrico, pero la luz de la luna lo ilumina un poco así que decido ir por ahí.

Veo el reloj en mi mano, tengo que darme prisa si quiero llegar a tiempo. Camino en dirección a los árboles.

-Sí, sí, voy a verte ahora mamá- doy un brinco cuando escucho a Jung Min

Mi corazón se acelera y empiezo a correr por entre los árboles.  Y sin darme cuenta las lágrimas han comenzado otra vez a rodar por mis mejillas. ¿Por qué he tenido que hacer esto? No debería tener que escapar de esta forma de mi marido.

Pero ya no podía soportarlo, han pasado algunos días, Jung Min casi no está en casa, y cuando llega se encierra en su oficina sin decirme nada. No duerme en la misma habitación que yo, duermo y despierto solo.

La mayor parte del día me la paso llorando porque no entiendo que es lo que ha pasado con él, porque se ha convertido en la persona que es.

Las lágrimas comienzan a nublar mi vista, sigo corriendo entre los árboles, de pronto me detengo cuando siento que he ido demasiado lejos. Volteo a ver a mí alrededor, no veo más que árboles. Mi corazón empieza  a latir rápido, asustado.

Estoy perdido...

Doy vueltas sobre mi eje intentando ver algo que me indique a donde ir, pero no lo sé. Aprieto mis labios. Tengo miedo. No encuentro otra solución que llamar a alguien para que me ayude.

Llevo mi mano al bolsillo de mi pantalón, palmeo un poco y mi corazón de nuevo se acelera. ¡No está mi celular!

Estoy demasiado asustado. Camino por los alrededores intentando orientarme, de pronto piso un pedazo de madera que hace que mi pie se deslice y me hace caer a la tierra.

Comienzo a llorar muy asustado. Mi pie me duele mucho. Llevo mis manos a mi pie intentando calmar el dolor. Me siento en el suelo, llevo mis piernas a mi pecho y me recargo en el tronco de un árbol.

No sé qué hacer. ¿Jung Min se habrá dado cuenta? ¿Me habrá seguido? Mi corazón sigue latiendo muy rápido.

-¡Auxilio!- grito para ver si alguien me escucha- ¡Jung Min!-

Me quedo en silencio, no obtengo respuesta. Bajo la cabeza sobre mis rodillas, llorando muy asustado, con el corazón demasiado adolorido y preocupado por Ki Bum. Ahora me doy cuenta que olvidar la chaqueta no fue lo más inteligente de mi parte, la noche está comenzando a refrescar.

Aprieto mis piernas aún más. Hago una mueca cuando muevo mi pie, y mi tobillo se reciente.

-Jung Min… tengo miedo…- murmuro demasiado asustado…
Share:

9 comentarios:

  1. Drama y más drama ;A; Pobrecito Juni.

    Pero primero lo primero u.u

    Jae Jin está decidido a hacer algo y hasta cierto punto sus papás tienen razón, pero no se, el que esté Hoon ahí me hace pensar cosas... no se, solo lo pienso, pero la escritora siempre me sorprende o me cambia la jugada xDDD

    Ki Bum, KI Bum, Ki Bum... lo bueno que te encontró Kyu, hubiera sido cualquier otro y quién sabe qué hubiera pasado. Pero neciecito el niño con quererse sentir "bien" con Eli. Ahora a ver qué sucede con todo esto, será un pleito grande: las drogas, lo mal que está Ki Bum, el que su mamá se de cuenta, etc, etc, etc.

    Y con permiso pero he de patear a Jung Min a ver si de una vez por todas abre los ojos u.ú Eso de andar haciéndose telarañas mentales no es nada bueno y quien sufre las consecuencias es Juni y de paso le toca a Hyun también. Solo espero Hyun pueda patear a Min por mi xDDD Digo, si no se le quita lo idiota, al menos que desquite los berrinches que hago cuando leo lo que hace ;^;

    Y ahora Juni todo perdido ;^; ¡¡Y todo por culpa de Jung Min!! (condenado cabeza de algodón de azúcar u.ú Sí, ya se que aquí no lo trae así, pero sigo con el trauma por ese look xD)
    A ver qué va a sentir Min cuando vea que Juni no está, que se escapó rompiendo un vidrio y que le va a dar hipotermia por su culpa ;A;


    Gracias por escribirlo. Y no, no quedó tan sufrido como en los anteriores xDDD

    ResponderEliminar
  2. jejejeej a ver si cuando Jin llegue a su casa,sus padre no le echan el paquete a Jong,el solo va de apoyo y puede que salga como padre de un hijo que no concibió jajajaja
    ese hongki,esta mal aspectando el negocio de Joong y Jung.....¿boda de su hermano?......quien más se ha casado que no me han invitado?.....pense oh...hermano de jungmin.????? pero es Kibum,en poco tiempo ya anda así?...esas cosas si que le pegan duro,eso o ha consumido demasiado.....lo bueno que llego a quien pueda ayudarlo,a ver que tal es para resistir estar sin las pastillas.
    Y Joon...ay joon,mal por la actitud de Jung,mal por la situación en la que esta,se supone que como dice Saeng,deberia de estar celebrando....kibum que lo llama y ahora perdido y adolorido...que más? que se enferme?
    Estúpido jungmin,de ti ni hablo porque no tengo nada que aventarte....ya perdi un par de tennis,no perdere otro más...pero ya veras....tu eres otro........estúpido jungmin

    ResponderEliminar
  3. pobre niño tener que enfrentar a tus padres es muy dificil lo bueno es que al menos ya no estaras solo ....

    y tu Bum necesitas ayuda urgente ojala Kyu te ayude ... realmente lo necesitas ....
    Ahora si vamos Hyung patea el trasero del idiota mas idiota de todos Jun Min de verdad tengo ganas de patearle el trasero ... como puede tratar asi a su supuesto amor eso no se hace .... para que Jun lo perdone va a ser muy dificil ... te mereces sufrir por todas las tonterias que haces ....
    Ay amiga tu escribes genial no se como siempre termino viviendo tus fic me meto mucho en el fic ... porfa no demores mucho quiero leer mas pronto sip :-)

    ResponderEliminar
  4. Ki Bum, este chico me da una pena....quisiera que alguien lo ayude....
    Saeng, tan tierno él....rechazando a Hyun...
    Jung Min...mmm...mmm...
    Jun, pobrecito de mi baby...es que él no deberia estar haciendo esas cosas...que alguien golpee a Jun Min!!

    ResponderEliminar
  5. No me gusta por lo k esta pasando kibun.kisiera darle una leccion a Eli...no se? Usarlo de saco de boxeo...puede ser? Es un infeliz...

    ResponderEliminar
  6. Amix min es un idiota ppbre Jun ... Necesita ayuda urgente ... Por favor que lo ayuden ... El pobre sufre tano y es inocente de todo ... Ahhhhh Min idiota ....
    Que Kyu ayude a Bum ... Lo nevesita ...
    Amix actualiza esta buenazo el fic lo amo :-)

    ResponderEliminar
  7. Me estoy deprimiendo :'(
    pobres de bummie y baby :'(

    ResponderEliminar
  8. Valiente y madura decisión que has tomado Jae Jin, aunque no deja de ser dolorosa… pero no sé, quizá la presencia de Jong Hoon pueda cambiar el rumbo de tu vida y la del bebé.

    Kyu, tú has sido el elegido, salva a Ki Bum por favor… y al bebé que lleva en su ser, porque los síntomas que presenta no engañan.

    Bendito seas Hyun Joong, hazle entrar en razón a ese "cabeza dura" que tienes por amigo y así no nos fastidia el HyunSaeng que todas queremos.

    Muy noble de tu parte Jun acudir al llamado de auxilio de tu hermano, lástima que te perdiste y te lastimaste en un intento de huir de la cárcel en que se ha convertido tú casa.

    ResponderEliminar
  9. Ay bebé… pobrecito te perdiste, ¡también es culpa de Jung Min! Imbécil, te trata como si fueras parte del mobiliario y le pides ayuda… ay, lo malo de que nunca hayas tenido novio y estés enamorado hasta las patas de ese bruto.
    Raios, Ki Bum sigue con las drogas sin saber que está embarazado u_u a Dios gracias que Kyu Jong lo encontró, sino qué hubiera sido de él.
    Jae Jin, vas con toda la mejor intención del mundo pero tienes unos padres tan hijos de puta, que no harán más que causarte más tristeza, con suerte Jong Hoon te acompañó, de lo contrario no sé en qué hubiera terminado esa reunión.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts