Oppa... Oh, Oppa!... Capitulo 20


Siwan POV
(SiChul)


Voy manejando de regreso a casa después de haber dejado a Kwanghee en la suya. Todavía anduvimos un rato más juntos, pues no habíamos pasado tiempo a solas y para Kwanghee no contaba como cita el salir con Kevin y Heecheol.

“Heecheol… ¿Por qué lo hice?”

Es algo que todavía no me puedo explicar, pero que en ese momento sucedió, al tenerlo tan cerca no pude resistirme. Es la primera vez que un sentimiento así me invade, dejando a mis deseos actuar, jamás me he dejado llevar por ellos; pero con Heecheol el juicio se me nubló. No pude dejar de observarlo cuando re lamio sus labios quitando los restos de su hamburguesa, ese musculo húmedo paseándose por sus rojizos labios, me le quede viendo a ellos sin el menor disimulo.

Un simple acto hecho sin intensión por su parte que me provoco algo, no entiendo, ¿Por qué rayos tuve esos pensamientos? Desvié rápidamente la mirada tratando de ocultarlos, menos mal que esta vez mi boca no estuvo muy suelta, quizás la hamburguesa en mis manos ayudó un poco, de lo contrario habría terminado diciéndole algo de lo que pensaba.

Ni siquiera sabía que podría poner toda mi atención en algo como eso, puedo recordar la textura de su lengua, la longitud de esta, el color de sus labios y el sabor, porque termine lanzándome por ellos en cuanto tuve oportunidad. No fue planeado, es algo que sucedió y que jamás pensé que sucedería. Es decir, nunca lo he hecho, robar besos es más del estilo de Minki.

El celular cayó de sus manos, me apresure a levantarlo perdiendo de vista un momento a Heecheol, por lo que no me di cuenta cuando él también se agachaba. Su mano término sosteniendo la mía ya que yo tenía el celular en mi mano. Heecheol levantó la vista, nuestros rostros quedaron muy juntos y un pensamiento me invadió.

“Sería tan fácil probar sus labios”

Un impulso… Me acerque rápidamente acortando la distancia, encontrándome sus labios dispuestos, al menos no se alejó. Suficiente tiempo para sentir su calor, probar su sabor y que su dulce aliento se mezclara con el mío. En el primer momento, vi como Heecheol abrió muy grandes sus ojos por la sorpresa, más después los cerró y lanzo un suspiro; lo que me hizo darme cuenta que cometí un error.

Heecheol no puede ser un error, no se merece lo que hice, no puede ser un error del cual me arrepienta nada más. Él es… es parte de mi familia, es alguien muy lindo y además esta Kwanghee, por primera vez me siento estúpido.

- Lo siento… yo… - No supe que decir, me quede sin palabras en ese momento.

En realidad ¿Qué podría decir que sirviera como justificación si ni yo mismo sé que sucedió? De las muchas veces que Minki me ha dicho que no sé cómo comportarme con los jovencitos, hoy fue ese día en que quise poder hacerlo, así que puse en práctica lo que me dijo alguna vez, “Mejor no hables hermanito y actúa, en el mejor de los casos siempre te sacara de un apuro”.

Me puse de pie extendiendo mi mano para ayudarlo a levantarse, el aceptó, lo cual fue un alivió; no me gustaría que se molestara conmigo. Heecheol es alguien con quien, a pesar de su edad, me siento muy a gusto.

- No te preocupes… - murmuró en cuanto estuvo de pie.
- No debí hacerlo, es solo que… lo siento. - sé que disculparse varias veces es algo tonto, pero fue lo único que me pareció correcto en esos momentos.

Lo más extraño es… llevo la mano derecha hacia mi pecho mientras que con la otra sostengo firmemente el volante del auto, como mi corazón se acelera al recordar ese pequeño roce de labios con Heecheol.

“¿Qué será esto que estoy sintiendo?”



Y por otro lado, no puedo dejar de pensar en Kwanghee, en que es mi novio. No lo respete ni pensé en él cuando hice eso. Puede que no sea para tanto, yo lo siento de esa forma, tanto como Heecheol no merece ser un error, Kwanghee no merece el engaño, por muy pequeño que sea.

Sonrió al recordar como el muy loquillo me hizo recorrer todo el centro comercial colgado de mi brazo, escuchándolo hablar y reírse de las respuestas que le daba. Siempre logra sacarme ese lado divertido que muchas veces me niego en mostrar, en verdad es muy especial. Kwanghee ha sido cercano a mí desde que éramos pequeños, con quien he podido hablar aunque sus respuestas no son las acertadas, sé que puedo contar con él para lo que sea.

- Que tonto he sido… - golpeo la puerta del coche al bajar.

Me he dado cuenta del error que cometí, Minki tenía razón, una relación no puede basarse solo en una amistad. Por mucho que quiera a Kwanghee, que este a mi lado, siento que nunca dejara de ser solo mi amigo. Él no me ha hecho sentir lo que me ha sucedido con Heecheol estas pocas veces que nos hemos visto.

Sí, lo quiero, me dolería perderlo y también está el hecho que lo necesito a mi lado. Quizás es costumbre, pero como ya he dicho, Kwanghee siempre ha estado a mi lado y tal vez por eso también este confundiendo sus sentimientos hacia mí. Y por mucho que no quiera hacerle daño, creo que ya lo hice aceptando esta relación, tendré que hablar con él, Kwanghee merece algo más de lo que yo le puedo dar.

- Dios, necesito hablar con Minki. – me siento mal de haberle hecho esto a Kwanghee.

Subo casi corriendo las escaleras hasta llegar frente a la puerta de mi mellizo. Es algo tarde, Minki suele dormirse ya entrada la madrugada por charlar con Hyukie por teléfono, seguramente lo encontrare despierto. Así que sin pensarlo más toco su puerta. Después de unos golpes no responde, comienzo a pensar que se ha escapado, es capaz de haber aprovechado que nuestros padres tuvieron una cena para irse con Hyukhae.

Decido abrir la puerta y entrar a su cuarto, la lámpara a su lado está encendida haciéndome notar que Minki ya está dormido. Se ve tan tranquilo cuando duerme, casi como yo. Quito unos mechones de su frente y acomodo la cobija cubriéndolo bien antes de irme, pero su mano me detiene. Sin querer lo he despertado.

- ¿Siwan?
- Si, Minki.
- Quédate a dormir conmigo. – me dice con su cara soñolienta.

Dormimos juntos hasta los cinco años, edad que mi appa vio prudente en que tuviéramos cuartos separados. Cuando eso sucedió, yo solía pedirle que durmiera conmigo o él se metía en mi cama a dormir, por necesidad o porque nos extrañábamos. Nuestra conexión de mellizos de alguna manera nos decía cuando necesitábamos el uno del otro justo como ahora, siento esa necesidad, algo me inquieta y tal vez sea yo por todo lo que ha pasado.

“Sí, eso debe ser.”

Minki se hace a un lado abriéndome las cobijas de su cama, le doy la espalda al acostarme solo para sentir como me echa un brazo encima acurrucándose en mi espalda dispuesto a dormir. Solo así esa sensación inquietante se aleja de mi corazón.



Jun Young POV
(KangTeuk)


Dios, como es que bebí tanto, no puedo manejar de regreso. Intento despejarme un poco mojando mi rostro en el lavabo del baño, sé que no es suficiente cuando intento alcanzar el papel toalla y mi mano se va de largo sin poder hacerlo. Además está el hecho de que apenas y puedo sostenerme de pie, voy a tener que llamar a alguien. Kwanghee no sabe manejar, Dongjun no tiene edad para hacerlo y mis padres, cualquiera menos ellos, no me gustaría que me vieran de esta forma.  Decido llamar en él único en quien puedo confiar.

Voy de camino hacia a barra, Tae me dijo que me mantuviera ahí para que no tuviera que buscarme, debe ser que estoy borracho que me atreví a llamarlo. Aunque mañana lamentaré que me haya visto en estas condiciones.

Termine en este bar porque no supe como procesar lo que me acabo de enterar, no sé cómo enfrentarlo o si tendré que decírselo a mis appas, solo sé que esto me llevara a otra tortuosa espera cuando pensaba que pronto sabría sobre mi pasado para dejarlo atrás.

La psicóloga que nos trató un buen tiempo a Kwanghee y a mí, me dijo que los traumas vividos en ese tiempo debía superarlos, por un tiempo lo hice, sin embargo siempre hubo algo dentro de mí que hacía falta. Algunos de los niños que han llegado en similares condiciones al orfanato, después del tiempo de adaptación, tienen el mismo problema. Otros olvidan partes de lo que vivieron, otros los rostros de sus progenitores y otros más, bloquean todo de su mente. Son como niños reseteados… sin pasado.

- “Tus padres no podían tenerte, ellos no te daban buena vida y por eso trabajo social tuvo que separarte de ellos.
- ¿Los conociste?
- Tuve que hacerlo, en el proceso de adoptarte tuvimos que conocerlos, por la investigación que estaban llevando.
- ¿Son malas personas?
- Jun Young no pienses eso. Eres hermoso, buen hijo, inteligente y con bellos sentimientos, alguien como tú no pudo nacer de malos padres.
- Gracias appa.”


Esa fue la última charla que tuve con appa Teukie sobre mis padres biológicos. Ahora que soy mayor se le hace un poco menos difícil hablar de eso, aunque todavía se acongoja y termina abrazándome la mayor parte del tiempo. No me gusta hacerlo pasar por esto pero, necesito saberlo todo, comprobarlo con mis propios ojos y quitarme este sentimiento.

En los expedientes del orfanato no hay datos de mis padres biológicos, solamente hay datos de como fui recibido, las condiciones y el motivo por el que trabajo social me ponía a resguardo de ese orfanato. Eso es porque con la investigación que abrieron mis appas para la adopción, abrieron otro expediente en trabajo social, llevándose toda esa información que debería estar aquí.

Gracias a que appa Teukie me lo recordó es que ahora lo sé, pude acceder a los archivos de trabajo social y buscar el expediente de la investigación. Me llevó varios días encontrarlo, han pasado ya algunos años y como mi caso no fue el único, nade en un mundo de carpetas por cuatro días para obtener la dirección de mis padres biológicos.

Y fui, a enfrentarme con ese pasado, que de tan solo ver el lugar donde vivían y continúan viviendo mi piel se erizo. Son tan pobres, tal y como appa Teukie lo dijo, la señora, es decir mi madre biológica es una persona amargada y dura. Ella y el señor viven solos, los hijos que tuvieron ya no viven con ellos, al menos eso es lo que me dieron a entender, pues el señor se encuentra enfermo y no habla bien.

¿Cómo fue que aceptaron que los entrevistara? Con engaños, me presente como alguien de gobierno que les iba a dejar una ayuda monetaria por las afectaciones que las recientes lluvias han afectado las zonas pobres. Cien dólares fue suficiente para que me dejaran pasar y me permitieran entrevistarlos, ahondar en sus vidas para formar el dichoso expediente que necesito para justificar la ayuda monetaria.

- “… Entonces ¿viven solos?
- Sí. – responde la señora algo entristecida.
- Tengo entendido que ustedes tuvieron un hijo que fue entregado por ustedes a trabajo social.
- No tenemos un hijo.
- Pero aquí dice que…
- No fue así. – la mano del señor intenta hacerla callar -. Ya no es nuestro secreto, jamás recibimos lo que nos prometieron, no tengo porque guardarme esto.
- ¿Qué sucede? – en realidad me están asustando un poco.
- Ese chiquillo que dejamos en manos de trabajo social no es nuestro hijo. - ¡¿Qué?!
- Pero… ¿Cómo que no es su hijo? – estoy tan desconcertado que casi no puedo ocultarlo, ¿Quiénes son mis padres?
- Un día apareció un señor en nuestra puerta con un bebe en sus manos. – comienza a explicar la señora -. El pequeño tenía tan solo algunos días de nacido, lloraba mucho en sus brazos y parecía que si no se lo aceptábamos el bebé terminaría en algún lugar peor.
- ¿Era el padre del niño?… - susurro.
- No, él mismo nos confirmó que no era el padre. – me llevo una mano a la boca, tratando de controlarme -. A pesar que no quisimos hacer preguntas, supusimos que no había obtenido a ese bebé de buena forma, si no era suyo, pero nos ofreció bastante dinero por hacerlo pasar por nuestro, nos dejó algo ese día y dijo que volvería, más nunca volvió. Lo único que nos dijo fue que le llamáramos Jun no sé qué, nunca lo recordamos completo y por eso le llamamos Jun Young…”


Nunca pensé que tendría toda esa información en mi cabeza. Los que creía que eran mis padres biológicos terminaron no siéndolo, un señor de dudosa procedencia me dejó abandonado en su casa y a  estas alturas, hasta creo que pude haber sido robado de mis verdaderos padres. Quizás ellos estuvieron buscándome, no deseaban deshacerse de mí, tal vez si fui deseado y no como toda mi vida he pensado.

Pero ahora, ¿Qué hago con todo lo que se? Seguramente mis appas no saben nada y si les digo me preguntaran como lo supe, se darán cuenta que siempre he estado buscando mi pasado y los lastimaría. Son  mis appas y los quiero, no quiero hacerles daño. No puedo contener mis lágrimas, fue demasiado para mí, no supe como termine en este bar y ahora me siento peor que antes.

- Jun Young, ¿Qué sucedió? Mira cómo te encuentras. – Tae Heon ha llegado y me ha encontrado llorando recostado en la barra.
- Tae… - susurro en cuanto trata de levantarme, sus manos son tan cálidas y lo necesito tanto que no dudo en lanzarme a sus brazos.
- Jun, dime que te hicieron, ¿Por qué estas de esta forma? – Tae enseguida me atrapa en un abrazo, sus fuertes brazos me envuelven y su cuerpo me sostiene.
- ¿Cuándo creciste tanto? – le pregunto cuando vuelve a sentarme en el banco.
- Solo lo hice. – me dice sin avergonzarse.

Tae Heon limpia las lágrimas de mi rostro con sus manos, acomoda los cabellos de mi frente y termina sosteniendo mi rostro para que pueda mirarlo. Esta tan preocupado, puedo verlo en sus ojos, más no se atreve a preguntar. Él sabe que si me pregunta podría lastimarme haciéndome recordar, Tae es tan lindo que jamás me lastimaría de ninguna forma.

- Tae, hoy me entere de algo sobre mis padres biológicos. – frunce el ceño en cuanto me escucha decirle -. Ellos no son mis padres, alguien más me dejo en su puerta, yo… yo pude haber sido separado de mis verdaderos padres. – comienzo a balbucear -. Ya lo presentía Tae, por eso no podía dejar de buscar, algo me faltaba.
- Jun, calma por favor, este no es lugar para hablar. – me dice sosteniendo mi rostro mientras el suyo está muy cerca del mío -. Estoy entendiendo todo lo que me dices, pero por ahora estoy más preocupado por ti, necesito sacarte de este lugar. ¿quieres que te lleve a tú casa?
- No, a mi casa no. – le pido de inmediato en cuanto me ayuda a levantarme.
- Está bien, iremos a la mía entonces, le pediré a Jino que nos ayude a entrar sin que papá o appa se enteren. – comienza a idear en cuanto comenzamos a salir por la puerta del bar.
- Gracias Tae.

Salimos del bar y vamos caminando por la acera, llevo una mano rodeando sus hombros mientras él me sostiene de la cintura ayudándome a caminar. Tae Heon va tan concentrado hablando por celular con Jino, se ve tan serio, ¿Cuándo maduro tanto? Voltea a verme y me sonríe con su mirada dulce, ese pequeño gesto acelera mi corazón. Siento que no puedo negar más lo que siento por él.



Dongjun POV
(KangTeuk)


Ayer tuve entrenamiento hasta la hora de la salida, en lo que me duchaba y cambiaba mi ropa, no alcance a Jin Young en su salón. Tuve que correr hasta la salida para poder alcanzarlo solo para verlo salir con Aron. Los dos iban muy sonrientes charlando, lo peor es que Jin Young llevaba puesta su chamarra y no la mía.

“¿Cómo puede estar usando la mía si le dije que no lo hiciera?”

Quise acercarme y dejarle claro a Aron de quien era Jin Young, pero eso solo le mostraría que estoy preocupado que me lo pueda quitar, tengo que esconder ese miedo frente a él para que no me tome de ahí. Me oculto cuando están por pasar en donde me encuentro observándolos.

- Gracias de nuevo Aron. – escucho decir a Jin Young muy bajito.
- Ni lo digas, ya te dije que me gusta como se ve mi chaqueta en ti. – eso me hace salir de mi escondite, Aron sostiene el rostro de Jin con una mano en su barbilla.
- Tengo que irme Aron… - Jin Young casi huye de su agarre y sale corriendo rumbo a la salida donde ya lo esperan.
- Nos vemos bonito.
- Adiós. - Jin Young se volvió para responder su saludo.


Pero claro que esto no me ha gustado para nada, mucho más porque sé que Aron siempre ha competido conmigo, en todo y también sé que su único interés es el de molestarme. Y ahora lo hace con Jin. Se de otra persona que tampoco le ha gustado nada lo que he visto, a lo lejos puedo ver a un Jr furioso apretando las manos sobre sus libros, sabiendo que es de armas tomar, tengo que proteger a Jin y alejarlo de Aron.

Toda la tarde en casa estuve dándole vueltas a lo que vi, es obvio que a Jin no le es indiferente mi amigo y que quizás hice mal en prohibirle usar mi chaqueta en todo momento. Pero eso va a cambiar.

Mensaje para Jin:
Mañana trae mi chaqueta contigo, quiero vértela puesta.
Appa Teukie y yo pasaremos por ti para ir a la escuela.


Bien, ya está hecho. Ahora solo tengo que arreglar el transporte.

- ¡¡Appa, mañana te toca recoger a los hijos del tío Zhou para llevarlos a la escuela!! – grito rumbo a la cocina.
- ¿En serio? – appa asoma la cabeza, está haciendo la cena.
- Eso dijeron. – me encojo de hombros.
- Pensé que le tocaba a Henry.
- Creo que te equivocaste appa.
- Está bien, mañana yo los llevare a la escuela.

Finalmente appa acepta, ya está todo arreglado a mi manera, el plan está en marcha. Jin Young es mi novio y lo voy a dejar en claro, seguro que esto ni él se lo espera.

Al día siguiente me levante muy temprano, me bañe e incluso desperté a appa para que me llevara a la escuela, cosa rara en mí, pero lo hacía por algo importante. Appa se arregló rápidamente, saliendo a tiempo de casa para pasar por Jin. En cuanto llegamos bajo del auto a tocar su puerta, Jin Young sale todo fresco y lindo, en verdad es muy hermoso, incluso recién levantado. Al parecer Amber entrara más tarde a clases, lo que es bueno, mi prima puede ser muy molesta y en esta ocasión no quiero pelear con ella.

- Te ves muy lindo Jin. – le digo y doy un beso después de que a su appa se despidiera de él y entrara a su casa.
- Dongjun, tío Teukie está viéndonos. – me dice alejándose.
- Creo que ya es tiempo que se vayan enterando, ¿no crees? – veo como los colores suben a su rostro, adorable, no se esperaba esa respuesta de mi parte.
- ¿Eso quieres? – me mira sorprendido.
- Eres mi novio Jin, ¿Por qué no voy a querer? – tomo su mano y lo llevo hacia el auto.

Lo ayudo a entrar al auto y le coloco el cinturón de seguridad, para después volver a tomar su mano. Para appa esto no pasa desapercibido, no ha perdido detalle a través de los espejos y las ventanas, pero no dice nada. Mientras Jin va casi enterrado en el asiento tratando de esconderse. Sé que appa sospecha que entre Jin y yo pasa algo, más no dice nada, solo sonríe cómplice, seguramente por la tarde me caerá con un interrogatorio.

Mantengo la mano de Jin Young sostenida en mi mano, caminamos como si nada mientras los demás se nos quedan viendo al pasar, está claro que muchos se sorprenden por vernos llegar juntos, mucho más que Jin lleve puesta mi chamarra. A lo lejos puedo ver a Eli, Jr y Aron, este último está bastante sorprendido, era algo que deseaba lograr, que le quedara claro que Jin Young es mío.

Me detengo antes de llegar a donde están ellos.

- ¿Qué… sucede Dongjun? – me pregunta Jin al detenerme bruscamente.
- Dame la chaqueta de Aron por favor. – le digo sin mirarlo.
- ¿Tú como sabes? – susurra. Me giro a verlo, creo que no he podido ocultar mi molestia al recordar como lo vi con mi amigo a la salida de ayer, Jin vacila un poco al entregarme la chaqueta.
- Recuerda que puedo saber todo lo que haces. Sé que solo intentaba ayudarte, pero en adelante me gustaría que cuando necesites ayuda me lo digas a mí. – intento tranquilizarlo con mis palabras -. Se supone que debo de protegerte, por eso soy tu novio.
- Si claro… que bueno eres. - lo veo asentir. No sé porque en sus ojos noto algo de tristeza y decepción, trata de ocultarlo agachando la mirada.
- Jin… - levanto su rostro poniendo mi mano en su barbilla.

Luce tan lindo cuando me mira desconcertado, parece cachorrito indefenso, tiene su boquita entreabierta y sus ojos fijos en los míos. Sin pensarlo, poco a poco la distancia va desapareciendo entre nosotros hasta que nuestros labios se juntan.

Jin Young se tensa un poco al sentir como aproximo mi cuerpo al suyo, pero al darme cuenta que no hace ningún intento por alejarse, comienzo a mover mis labios sobre los suyos. Lo escucho suspirar, Jin también se deja llevar por el beso, incluso lo siento pararse sobre sus puntas intentando no terminarlo, pero en su intento se mueve un poco y eso hace que su nariz golpee con la mía. Un movimiento algo torpe que termina haciéndonos reír. Al separarnos Jin tiene sus mejillas sonrosadas y sus ojos lucen radiantes, me está gustando verlo así.

En todo este tiempo perdí de vista todo a mi alrededor, pero ahora soy consciente del lugar en el que estamos y de las personas que se quedaron observándonos todo este tiempo, incluyendo a mis amigos. De nuevo tomo la mano de Jin retomando el camino, traigo la chamarra de Aron en la mano, que al pasar a su lado la pongo en su pecho golpeándolo un poco.

- Gracias por ayudar a mi novio ayer, pero creo que ya no va a necesitar esto. – le digo dejándole su chamarra, sin mirarlo siquiera, con esa sensación de haberle ganado de nuevo.

Acompaño a Jin hasta la puerta de su salón, le doy un beso corto en los labios y luego un beso en la mejilla, haciéndolo reír ante la caricia. Lo veo entrar antes de encaminarme a mi salón, Eli me alcanza rodeando mis hombros con su brazo, viene bromeando. Jr y Aron se nos emparejan también, al parecer las bromas de Eli logran relajar un poco el ambiente entre nosotros, al menos por esta vez.



Minwoo POV
(KyuMin)


Desde que recibí la llamada de Minki que no sé nada de Sik, no me ha mandado mensaje y los que le he enviado no me los ha respondido, espero que no esté muy enojado conmigo, lo compensare de alguna forma.

Aun no puedo creer que este embarazado, que el pobre de Hyukhae tuviera tan mala suerte y que ahora, ambos serán padres. El solo pensar estar en su lugar, hace que toda mi piel se erice, no sé si podría tomarlo como lo está haciendo Minki. En todo el tiempo que hemos hablado, si lo he notado nervioso, pero está muy seguro de lo que quiere y sobre todo, que ama a Hyukhae.

- Ya está. – escuchamos decir a Jihae.

Hace poco llegó, al parecer es ella quien está ayudando a Minki con lo del bebé, siendo estudiante de medicina quien mejor que ella para guiarlo sobre lo que tiene que hacer. Me alegra que al menos podemos contar con alguien que si sabe de esto, si hubiera sido solo yo con Minki, nos habríamos vuelto locos los dos.

- Amber consiguió la orden médica para tus estudios Minki.
- ¿Cómo lo logró? – pregunta Minki.
- Le invento un cuento sobre una “amiga” al tío Zhou Mi. Mi Amber es muy inteligente. – nos dice sonriente.
- ¿Para qué es esa orden? – le pregunto.
- Te explicaré Minwoo, así como lo hice con Minki. – se sienta a mi lado y da leves palmaditas a mi mano -. Minki necesita hacerse unos análisis de laboratorio para ver el estado en que se encuentra él y el bebé, de esta forma la ginecóloga sabrá que es lo que necesita su cuerpo para mantenerlos sanos a ambos.
- ¡A-a-análisis! ¿de qué?
- De sangre, por supuesto. – dios, odio esos tipos de exámenes -. Y además de eso, Minki tiene que ir a revisiones con la ginecóloga cada mes para ver que el desarrollo del bebé coincida con el tiempo, medir su peso, el ancho de su barriga. Además de los cuidados de su alimentación, tomar ácido fólico y hierro.
- Para, para. – la interrumpe Minki con un puchero -. Que de solo escucharte me hace doler la cabeza.

No digo nada, pues de escuchar todo lo que se tiene que hacer por un bebe, me hace pensar que Jihae solo lo hace para meterme miedo. Y lo está logrando.

Después de eso bajamos a comer algo. Jihae casi obligo a Minki que bajara, dice que debe alimentarse bien y no saltarse ninguna comida. Que es necesario que reparta sus comidas en cinco al día.

- ¿Y no has tenido síntomas? – escuchamos susurrar a Jihae.
- ¡¿Qué síntomas?! – Minki levanta la voz asustado.
- Pues… ascos, nauseas, vómitos, cosas como esa.
- No, solo mucha hambre y sueño. – nos dice llevándose un gran bocado de comida a la boca.
- ¡Minki! – los tres saltamos sobre nuestras sillas al escuchar la voz del tío Heechul, seguramente escuchó algo.
- ¿Qué paso appa? - Minki pregunta temeroso.
- Deja de comer tanto, no vas a entrar en esos pantalones que tanto te gustan. – el regaño nos viene como un alivio -. Vas reventar de tanto comer.
- No te preocupes appa, no había comido nada. – Minki miente.
- Bien. - el tío parece feliz con la respuesta -. Ustedes sigan comiendo, creo que es un poco tarde para impedírselos. – nos dice sonriente antes de irse.

“¿Soy yo o nos ha dicho gordos a Jihae y a mí? “


Bien ahora no solo estoy asustado por todo lo que se debe hacer al tener a un bebé, también por el exceso de peso que se gana con esto, ¿Cómo habrá hecho appa para volver a su peso? Dios, porque me pregunto estas cosas. Cierto, estuve a punto de tener sexo con Sik y ni siquiera me cuido como Minki lo estaba haciendo.

“¿Qué tal si corremos con la misma suerte de los condones con hoyitos?”

No, a mí no puede pasarme esto, que se olvide Sik de tener sexo por ahora, no me siento listo. Y Jihae con Minki me han quitado las ganas.

Continuara...
Share:

3 comentarios:

  1. Siwan se está enamorando como lo tomara kwanghee cuando le diga que sólo lo quiere como amigo...

    Pobre jun enterarse q sus padres no lo son ...Ya se dio cuenta q osito le gusta

    Pobre sik seguirá quedándose con las ganas por q jihae y min ki le metieron miedo minwoo


    ResponderEliminar
  2. Vaya... al menos ya se dio cuenta de lo que siente por kwang es amistad,costumbre y agradecimiento...y sabe que no se merece ignorarlo de esa manera y menos "engañarlo"...a ver qe tal se pone kwang cuando hablen.
    Pobre JunYoung,es entendible que quiera buscar sus origenes,cualquiera lo haría,y enterarse de ciertas cosas le da esperanzas,pero ahora tendrá que seguir buscando hasta encontrar lo que tanto desea,y seguro Tae estara ahí para apoyarlo......*0*
    Dongjun es raro,pero al menos le cala que alguien más ponga atención en su "novio".....yo digo que deberia de ponerse ha hablar y conocer tantito a JinYoung,el pobre esta deslumbrado y Dongjun le sale con cada cosa.
    Y no pues,sik amará a su hermana jajajajajaaj.....uy,ya me imagino la cantaleta que le dira minwoo a sik o la forma en que le dira que no quiere nada de nada....a ver si luego no se arrepiente y es el quien pide hahahaha

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajajaja pobre minwoo creo quelo.an escamado bastante xD jajajanananana y a Siko-yago va a ser el lroximo indierno... pobrecito u.uaaaaa donghyun es un amor celoso con patas xD prro appa teuki lo descibrio y habrá interrogatorio marca cia y fbi xD
    pobre siwan... creo que le va a dar un infarto al miocardio por ese pequeño g sus labios xD

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts