Tenías que ser Tú... Capitulo 02

Ese día, appá salió de esa reunión demasiado contrariado, habían ocurrido dos cosas que cambiarían por completo su vida.

La primera, haber encontrado de nuevo a Jung Min, sí, como muchas ya lo saben es mi papá, pero él todavía  no lo sabe, y appá no tenía ninguna intención de decírselo. Es decir, para él aplicaba mucho eso de “mejor solo que mal acompañado”.

Además, después de que papá ni siquiera lo recordó, eso fue un golpe a su orgullo demasiado grande. Ya saben, appá es vanidoso aunque diga lo contrario.

La segunda, ese accidente que dejó consecuencias, y unas muy extrañas e increíbles.

Hyun Joon (POV)

Me duele todo el cuerpo, aún siento la electricidad en mi cuerpo, estoy un poco asustado, creí que iba a morir. Alguien está ayudándome a ponerme de pie, me siento un poco desconcertado y mareado.

*¡Dios! Se ven tan desvalido que me dan ganas de robarle un beso ahora que parece no tener muchas fuerzas…*

Abro los ojos muy grande al escuchar a Jung Min decir eso. ¿Qué clase de hombre es? ¡Y todavía se atreve a decirlo en voz alta! Seguramente está burlándose de mí con su cliente.

-¡Depravado!- lo empujo
-¿Qué? ¿Y eso porque? Todavía que estoy ayudándolo!-
-¡Además de imbécil, depravado!-

Quiero salir de aquí lo más pronto posible. Ahora me siento furioso y avergonzado por el accidente. Me giro un poco para apoyarme y poder ponerme de pi.

*Lindos y bien formados glúteos. Vaya, me pregunto ¿cómo se sentirá tocarlos?*

De nuevo lo escucho hablar, me giro rápido ya de pie. Estoy sorprendido por el descaro que tiene. Sí, recordaba que era demasiado extrovertido y coqueto, no por nada logró convencerme esa noche, pero no pensé que lo fuera tanto.


-¿Qué?- me pregunta haciéndose el inocente
-¿Qué dijiste?- frunzo el ceño
-¿Cuándo? ¿De qué hablas? ¿Estás seguro que no te golpeaste la cabeza?- intenta tocarme, ¿creen que estoy loco como para permitirle que vuelva a tocarme?
-No, no, no… estoy bien…-

Doy unos pasos hacia el escritorio, esquivándolo para tomar mi portafolio. Creo que lo mejor sería salir de aquí rápido para no seguir siendo objeto de sus burlas.

*Su camisa está húmeda por el agua de la cafetera y se transparenta, puedo ver a través de ella esos rosados pezones.*

-¡Oh Rayos!- no puedo evitar gritar un poco

Es increíble que sea tan descarado. Pongo mi portafolio frente a mi pecho para cubrirme. Volteo a verlo fijamente, realmente enojado. Pero entonces, noto algo extraño, su cliente, el señor Kim Hyun Joong ni siquiera está prestando atención de nosotros.

*Lástima acaba de cubrir lo que estaba viendo*

Abro los ojos muy grande, lo he vuelto a escuchar y ésta vez lo estaba viendo a la cara, y juro por Dios que no vi que  moviera los labios. Creo que el golpe me ha hecho un poco de daño debería ir a casa.

- Me pondré en contacto con usted señor Park-
-De acuerdo, pero le digo que no tiene un caso, mi cliente no le dará nada al suyo…- sonrío

Ruedo los ojos por su seguridad tan prepotente y ególatra, aunque tengo ganas de contestarle de nuevo, prefiero salir de ahí, no estoy sintiéndome muy bien.

Al salir, veo a mi cliente, el joven Heo, está sentado en uno de los sillones, llorando y secando sus lágrimas con un fino pañuelo. Niego con la cabeza, ¿Cuándo entenderán los jovencitos que no pueden confiar tanto en los hombres?

Afortunadamente yo lo aprendí pronto.

-No se preocupe joven Heo- me acerco- prepararé todos los papeles, debemos discutir lo que desea obtener de él, pero primero debemos tener un informe de todos sus bienes- el joven levanta el rostro para verme
-No quiero nada- levanto una ceja
-¿Qué?- no, no puede decirme eso, necesito que quiera algo
-Solo quiero olvidarme rápido de él…- hace un puchero y comienza a llorar otra vez

Respiro hondo, volteo a ver hacia la puerta de la sala de juntas. Sé que en cualquier momento van a salir, no es bueno que nos vean aquí, y mucho menos si el joven Heo está en esas condiciones. Me inclino un poco para darle mi mano.

-Creo que deberíamos hablar en otro lado- asiente con la cabeza y se pone de pie- vayamos a la cafetería de enfrente-

 Vuelve a asentir. No ha dicho nada, y afortunadamente tampoco he escuchado nada. Creo que lo que sea que haya pasado solo fue cosas de un momento.

Salimos a la calle para ir a la cafetería. Hay algunas personas que pasan por la acera, ninguna de ellas muestra interés en nosotros

*Maldito, seguramente estas con tu amante, por eso no me contestas*

Volteo rápido hacia un lado. Veo a un hombre con el celular en el oído que camina hacia nosotros. Me detengo y me le quedo viendo fijamente. El hombre siente mi mirada, me ve y sonríe.

*Aún tienes ese algo que vuelve loco a los jovencitos. Hola corazón*

Abro los ojos sorprendido. ¡Oh diablos! ¡De nuevo lo he escuchado y ni siquiera ha movido sus labios!

Volteo hacia el joven Heo. Paso saliva nervioso. Me concentro en él. Pero nada, no puedo escuchar nada… ¿qué me está pasando?

-Joven Heo…- respiro hondo- creo que lo llevaré a su auto, y seguiremos esta conversación mañana, primero debe reponerse, ¿de acuerdo?- el joven Heo se me queda viendo un poco desconcertado
-Está bien…-
-Bien…- le sonrío, intento no lucir como si estuviera volviéndome loco

Hasta ahí, desde mi punto de vista, todo estaba bien, es decir, appá podía escuchar lo que los hombres decían, si bueno, seguramente podría ser muy interesante para él.

Pero esperen… yo soy hombre… y soy su hijo…

Así es, el resultado, ¡un appá metiche en todo!

Debo tranquilizarme. Respiro hondo varias veces mientras espero en mi auto a que Aron salga de la escuela. Ni siquiera sé cómo fue que llegué tan rápido a su escuela, pero estoy aquí, estacionado con el corazón muy acelerado.

Volteo hacia la puerta de la escuela, sonrío cuando veo a mi hijo con su mochila atravesar el portón.

Levanto una ceja un poco curioso cuando lo veo que se detiene unos segundos a un lado de la puerta, su cabeza gira lentamente, como si estuviera siguiendo a alguien. Contengo una exclamación cuando me doy cuenta de que efectivamente está viendo a alguien, es un jovencito muy lindo, un poco más alto que mi Aron, pero es muy lindo.

Debo admitir que estoy un poco orgulloso de los buenos gustos de Aron, pero por otro lado estoy un poco celoso, es mi bebé…

Suspiro hondo para dejar atrás mis celos de appá cuando Aron corre hacia al auto para subirse. Sonrío amplio al recibir mi beso en la mejilla.

-Hola appá-
-Hola bebito- ¡Oh Dios! ¿Porqué le dije así? Tengo que controlar mi posesividad
-¿Por qué me dices así?- me frunce el ceño

*¡Genial! Gracias a Dios que no lo dijo frente a mis amigos*

Parpadeo cuando lo escucho.

-Nunca lo diría frente a tus amigos- Aron ladea la cabeza, se me queda viendo un poco extrañado
-Sí, bueno, gracias por eso…- me tuerce la boca y voltea a ver hacia la ventana

*Hoy se veía más lindo que otras veces. ¡Oh! ¿Quién es él? ¿Por qué le está ayudando con su mochila?*

No puedo evitarlo. Me inclino hacia él para poder ver por la ventana lo que él está viendo. El jovencito que estaba viendo está con otro chico, parece que está divirtiéndose y teniendo una agradable conversación.

*¡Rayos! Y ese tipo es de tercero, ¿Por qué a los jovencitos les gustan los mayores o los que los tratan mal?*

-Eso no es cierto- me tapo la boca cuando me doy cuenta de que lo que escuché fueron sus pensamientos y no lo que habló
-¿Qué cosa?- frunce el ceño
-Nada… vamos a casa-

No tengo más dudas, algo extraño está pasando, en verdad estoy escuchando los pensamientos de las personas. Más bien de los hombres, porque en realidad no pude escuchar nada de los pensamientos del joven Heo.

Necesito un poco de ayuda.

Tomo mi celular y marco un número. Espero impaciente mientras el semáforo se pone en verdad y

-¿Sí?-
-Hola Hong Ki, ¿estás ocupado?
-No, no realmente- sonrío
-Necesito hablar contigo, te invito a comer a la casa-
-¿En verdad? Eso es genial, tengo un regalo para mi ahijado- ruedo los ojos

Hong Ki es un consentidor.

-Bien, entonces te espero-

Respiro un poco más tranquilo al saber que hablaré de esto con alguien en quien confío.

Mientras appá estaba volviéndose un poco loco por lo que estaba sucediéndole. Papá era otra historia completamente.

Papá no estaba consciente de nada. Ni de que mi appá, el sexy abogado, era el mismo con el que había tenido una aventura de una sola noche en la Universidad, y tampoco de que estaba experimentando eso de escuchar los pensamientos de los hombres.

Para papá, mi appá estaba simplemente un poco loco, y no es como si eso fuera a detenerlo de intentar acercarse.

Jung Min (POV)

-Por esa sonrisa, supongo que te ha ido bien- me dice Choong Jae, es mi primo y también trabaja en el bufete de abogados de la familia
-Sí, muy bien- sonrío amplio
-Es un caso simple supongo- deja la botella de cerveza sobre la barra

Por lo regular nos vemos en el bar cercano al bufete al terminar el día, para contarnos lo que sucedió en los diferentes casos, yo lo aconsejo a él y él hace lo mismo conmigo. Debo admitir que es bueno tenerlo a él trabajando en lo mismo que yo, es parte del éxito de nuestro bufete.

-El caso es simple, solo un divorcio- me encojo de hombros- pero eso no fue lo mejor de mi día- sonrío de nuevo
-¿No? ¿Entonces?- saca de su saco dos puros, uno me lo entrega a mí
-Lo mejor es el abogado de la contraparte- levanta una ceja saca el encendedor y lo acerca al puro que ya tengo en la boca
-¿El abogado? ¿De qué estás hablando?- sonrío más amplio

Mi primo siempre ha sido muy curioso, y me gusta darle vueltas a éste tipo de cosas porque sé que está muriéndose por saber los detalles. Doy una fumada al puro, y suelto una bocanada de humo con la mayor tranquilidad antes de contarle más.

-Kim Hyung Joon- le digo- es la cosita más sexy que he visto antes- entrecierra los ojos
-¿Le has echado el ojo al abogado?-
-Es que si lo vieras, tu también lo harías- frunzo el ceño y señalándolo con el dedo le advierto-  ni se te ocurra hacerlo, yo lo vi primero- suelta una carcajada
-Parece que en verdad te ha gustado ese “abogado cosita sexy”-sonrío
-Si…- hago una mueca- aunque creo que está un poco “cucú”- le digo señalando con mi dedo mi cabeza, dándole a entender que Hyung Joon está un poco mal de su cabeza
-Tal vez estaba nervioso-
-Si, tal vez… pero es lindo-

Después de contarle un poco más sobre lo sucedido con el sexy abogado, le di los pormenores del caso, sobre todo eso de que mi cliente no quiere pelear con su ex, e intenta darle todo lo que quiere. Por supuesto mi primo está de acuerdo conmigo, no sería de gran ayuda para el prestigio de nuestro bufete dejar que eso suceda.

Debo convencer a Kim Hyun Joong de que no puede dejar que su ex se quede con algo que no le corresponde, con algo que le costó edificar con mucho esfuerzo.

El problema es que el motivo de divorcio es “infidelidad” por parte de mi cliente, un juez podría concederle al joven Heo lo que pide solo por ese hecho, tal vez sea necesario buscar la manera de declarar en bancarrota a mi cliente, o reducir sus bienes.

Sí, papá es muy inteligente, pero appá es muy insistente y terco, así que ese caso se convertiría en el más complicado de papá.

Por un lado, debía cuidar el prestigio de “Park y Asociados”, y por otra, intentar no  herir la susceptibilidad de appá para no perder su oportunidad con él. Si hubiera sabido que esa oportunidad la había perdido hace 15 años, tal vez no habría sido tan cuidadoso en un inicio.

Pero pronto se daría cuenta de que appá no solo estaba un poco “cucú” como él dijo, sino que además tenía un serio problema con los hombres en general, y con él en específico.
Share:

2 comentarios:

  1. Maravilloso!! Hyung Jun tiene poderes *w* eso explica el porque actuo tan raro antes. Aunque ahora creen que esta un poco loco jajaja no es locura es sabiduria y un poco de paranoia xD
    Pobre Aron, su Appá ya sabe del chico que le gusta y escucha lo que piensa, será bueno y muy malo a la vez. Esperemos que Jun sepa como controlarlo y usarlo correctamente a su favor. Y pensandolo bien Jung Min lo tendra aún más difícil con su "abogado cosita linda y cucú".
    Me encantó ^^ gracias por el cap.

    ResponderEliminar
  2. Hongki a escena.....ahora no sé si sea de buena ayuda,con lo cucu que esta y son ese problema de Joon,aparte de que le diga que jungmin el abogado de la contrapate,es jungmin el padre de Aron....skfhihfjwjfhfie bien.......tal vez si sea de ayuda hahahaha.
    A quien le va a gustar que sepan lo que esta pensando.....a quien?
    Ese es Junjin?
    Jung no sabe en lo que se esta metiendo,más bien,no sabe lo que le esta esperando,algo que en verdad no se imagina,le cambiara la vida.....a los dos

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts