Indomable... Capitulo 10

Young Saeng (POV)

Juro por Dios que si Hyun Joong no hubiera entrado a la cocina, habría clavado el cuchillo en su espalda, o por lo menos me hubiera dado el gusto de cortarle un mechón de su ¡mugroso y enredado cabello!

Dejo el cuchillo a un lado, pero aún estoy muy molesto, la bruja entró a mi cocina y comenzó a inspeccionar todo. El colmo fue que se metiera con mi forma de preparar la carne al horno.

-Cariño, ¿las cervezas están en el refrigerador?-
-Si querido…- fuerzo una sonrisa, en verdad no creo poder fingir en estos momentos, Hyun Joong se me queda viendo
-Gracias cariño…- antes de que pueda reaccionar se ha inclinado y me ha plantado un beso en los labios

¡Estoy en shock!

Solo fue un leve roce, estoy seguro de que lo hizo para distraerme y hacer que la bruja saliera de mi cocina, pero aún así… siento un cosquilleo en mis labios.

-Saengie…- Hyun está muy cerca de mí, con una leve sonrisa en sus labios

¡Está burlándose de mí!

-¡Aléjate!- estoy demasiado molesto, no puede usar los besos para distraerme, ¡eso es injusto!

Golpeo su pecho, frustrado por lo que ha pasado, por la forma en que mi corazón está latiendo tan rápido.

-¡Shhh!...- me sujeta las manos y de nuevo me besa

Me quedo congelado al sentir sus labios moverse lentamente, tan cálidos, tan suaves… cierro los ojos contra todos mis esfuerzos de no dejarme llevar.

Hyun Joong se aleja, sigo sorprendido. Llevo mi mano a los labios, sintiendo el vacío en ellos.

-¿Las cervezas?- vuelve a preguntarme

Estoy impresionado de cómo mi corazón está latiendo, y empiezo a tener un poco de miedo de hacia donde están yendo las cosas. Lo único que quiero es que salga de mi cocina para poder recuperarme.


Levanto mi mano y apunto hacia el refrigerador. Hyun Joong lo abre, saca las cervezas y sale. Respiro hondo aliviado mientras me recargo en la encimera. Cierro los ojos. Puedo sentir como mi corazón retumba en mi pecho.

-Cálmate Young Saeng… solo lo hizo para molestarte y dejaras de gritarle… tranquilo…- me repito a mi mismo

Abro los ojos, volteo hacia el horno para revisar que la bruja no haya movido nada, verifico que todo esté conforme a lo planeado y salgo de la cocina. No puedo dejar a Ji Bin solo con Hyun y su jefe.

Pongo una sonrisa en mis labios para fingir que todo va bien, aunque me siento un poco incómodo porque Hyun Joong me observa fijamente.

-Es un niño hermoso…- sonrío al señor Lee
-Gracias…-
-Se parece a usted, sobre todo en los hoyuelos, pero debo decir que tiene un poco de Kim- aprieto los labios, sí, precisamente eso es lo que me tiene en éste lío, pienso
-¿Verdad que sí? Seguramente será todo un galán como su padre.- frunzo el ceño cuando escucho a Hyun decir eso

Para mayor sorpresa, carga Ji Bin para ponerlo junto a su rostro y sonríe ampliamente.

¡Diablos!

Se ve tan bien con mi bebé… suspiro hondo. Es una lástima que sea Hyun Joong, bien podría haber sido el marido perfecto: guapo, un profesional, con sustento económico, inteligente…

Hyun Joong (POV)

-¡Yo hice la cena, te toca lavar los platos!- abro los ojos sorprendido
-¿Qué? –

Young Saeng quita a Ji Bin de mis  brazos y camina hacia el sofá para sentarse. Sonríe mientras le hace cariñitos.

-Lo que escuchaste, yo hice la cena para tu jefe y esa bruja… digo su sobrina…- sonrío al escucharlo llamarla bruja.- así que tú debes hacer algo, lava los platos, yo estoy muy cansado-
-Oye, pero…- voltea a verme y me fulmina con la mirada- está bien, está bien… yo lavo los platos… -le digo levantando las manos y dándome por vencido

Me doy la vuelta, arremango mi camisa, tomo los últimos platos sobre la mesa y entro a la cocina. Apenas he puesto un pie ahí, y ya estoy arrepentido de haber dicho que sí. ¿Cuándo se usaron tantos platos?

Respiro hondo resignado. Dejo los platos a un lado. Abro la llave del agua y empiezo a enjaguar los residuos antes de enjabonarlos. Cuando termino busco el jabón. Frunzo el ceño al darme cuenta de que hay uno líquido y otro en polvo. ¿Cuál debo usar? No quiero usar el incorrecto, no estoy dispuesto a escuchar un sermón de Saeng. Tuerzo la boca y salgo con ambos en las manos.

-Oye Saeng…- me detengo cuando no lo veo en el mueble- ¿Saeng?- dejo los jabones en la mesa

Me acerco al sillón buscando a Young Saeng, me detengo frente a éste observando como Saeng duerme con Ji Bin sobre su pecho. Una leve sonrisa se dibuja en mis labios. Debo aceptar que se ve tierno.

Observo detalladamente su rostro, y el rostro del pequeño Ji Bin. Es verdad tiene un poco las facciones de su appá, y esos pequeños hoyuelos que aún estando dormidos se logran marcar un poco. Pero también tiene cierto parecido conmigo.

Respiro hondo.

Se parece a mí…

De pronto una extraña sensación hace que mi pecho se sienta raro. No puedo dejar de ver al bebé dormir tranquilo en el pecho de su appá… ¡Dios! ¡Si se parece a mí!

¡Soy padre!

Está bien, no es que no lo supiera, pero es como si acabara de caerme por completo el “veinte” de que ese bebé en verdad es mi hijo. Que yo contribuí a que se formara en su appá y esté hoy ahí, dormido plácidamente. Paso saliva nervioso. Necesito apartar esos pensamientos de mi cabeza.

-¿Saeng?- intento despertarlo, no es bueno que duerma en el sillón
-Nnnnh…- se remueve, pero no se despierta

Tuerzo la boca por fracasar en mi intento. Veo a mi alrededor pensando en la posibilidad de dejarlo ahí, pero en verdad no creo que le haga bien, así que con mucho cuidado, tomo a Ji Bin lentamente para no despertarlo y voy hasta su recámara para dejarlo en su cuna.

Me quedo unos segundos viéndolo dormir. Tan lindo y tranquilo que se ve. Sonrío al recordar la cantidad de veces que me ha hecho travesuras a mí. Niego con la cabeza al darme cuenta de que he sido vencido por un bebé en más de una ocasión desde que regresé a Seúl.

Regreso a la sala.

Young Saeng sigue dormido en el sillón, sonrío cuando lo veo abrazando uno de los cojines como si fuera Ji Bin. Con cuidado aparto el cojín y lo dejo a un lado. Lo escucho refunfuñar mientras frunce la nariz. Sonrío al ver lo lindo que se ve.

Paso mis manos por debajo de él y lo cargo. Sin hacer ruido lo llevo hasta su habitación y lo dejo sobre su cama. Estoy a punto de darme la vuelta para salir cuando noto que los pantalones que trae puestos son de mezclilla.

Aprieto los labios, dudando en si debo dejarlo así, o debería quitárselos, debe ser incómodo dormir con esos pantalones puestos.

-Rayos…- murmuro antes de regresar hasta a él

Respiro hondo para tomar valor y concentrarme en solo quitarle los pantalones para que duerma cómodo.

Llevo mis manos hacia el botón, con cuidado de no tocarlo de más, desabrocho sus pantalones y comienzo a deslizarlos por sus piernas. Humedezco mis labios cuando veo sus piernas pálidas y su ropa interior de corazoncitos. Son tiernos, pero increíblemente sexys.

-Diablos Hyun, piensa en otra cosa…- murmuro para mi mismo
-Nnnhh… Hyun…- me detengo por completo cuando lo escucho susurrar mi nombre

Levanto la mirada para ver su rostro, sigue dormido, pero en tiene una expresión demasiado sensual en su rostro.

-Nnnnhhh…- vuelve a gemir

¡Oh Rayos! ¿Está teniendo un sueño húmedo? ¿Conmigo?

Sonrío.

Bueno… tal vez podría contribuir un poco en ese sueño, ¿no?

Termino de quitar sus pantalones, y deslizo lentamente mis manos a lo largo de sus piernas hasta llegar a sus caderas. En el trayecto puedo escuchar un muy leve gemido salir de sus labios al mismo tiempo que se remueve en la cama.

Esto es… interesante.

De nuevo humedezco mis labios pensando en lo siguiente que voy a hacer, sin dejar de ver ese pequeño bulto en sus calzoncillos que cada vez se ve más grande.

Levanto un poco su camisa y deslizo mis manos con suavidad. Una leve sonrisa se dibuja en su rostro al instante.

-Hyun…- de nuevo gime mi nombre

No voy a mentir, escuchar como dice mi nombre de esa manera está haciendo que me ponga duro y no quiero parar.

Subo más mis manos para tocar sus pezones, estoy totalmente concentrado en hacer lo que viene a mi mente que olvido por completo todo a mi alrededor.

En el momento en que rozo con mis dedos sus pezones…

-¡Aaaah!...- Saeng grita y despierta

Levanto la mirada. Nos quedamos viendo fijamente sin decir nada unos momentos. Yo aún tengo mis manos debajo de su camisa, sobre sus pezones.

-¡¿Qué demonios estás haciendo?!-

Saco mis manos.

-Shhh! No grites…- susurro- vas a despertar a Ji Bin- abre los ojos muy grande, ladea la cabeza como si estuviera viendo algún fenómeno
-Sal de aquí…-
-¿Huh?- levanto una ceja
-Que salgas de aquí si no quieres que te patee en tu entrepierna…- repite entredientes
-Está bien, está bien, ya me voy…- le digo poniendo de mi pie rápido

Diablos, que delicado, como si yo tuviera la culpa de que estuviera teniendo un sueño húmedo conmigo.

Young Saeng (POV)

Muerdo mi labio inferior mientras veo como Hyun Joong avanza cual león acechando a su presa desde el borde de la cama, por entre mis piernas. Sus manos acarician suavemente enviándome descargas eléctricas por todo el cuerpo.

-Nnnhh Hyun…-
-¿Ocurre algo cariño?...- jadeo por la excitación de lo que está por ocurrir

Sus manos llegan hasta mis caderas y lentamente suben y bajan sin dejar de acariciarme. Mi piel se siente caliente, demasiado, necesito que me toque más. Levanto mis caderas un poco para frotar mi entrepierna contra su pecho.

Hyun levanta la mirada y me sonrío. ¡Oh Dios! Amo esa mirada que me hace temblar.

-¿Impaciente?- de nuevo muerdo mi labio, asiento con la cabeza
-Ha pasado mucho tiempo…- susurro

Y es verdad, para ser exactos, un año y casi siete meses. Desde esa noche con él en el hotel, no ha habido nadie más. Demasiado ocupado con mi embarazo y con Ji Bin como para tener una pareja, o por lo menos otra aventura de una noche.

-No te preocupes… cuidaré bien de ti cariño…- sus manos siguen acariciándome
-Hyun…- de nuevo gimo

Parece que le gusta que lo haga, porque vuelve a sonreír satisfecho con mi reacción. Sus manos hacen su camino por debajo de mi ropa, y acarician mi pecho. Jadeo de nuevo, estoy demasiado excitado.

Un solo roce en mis pezones y me hace estremecer, y regresar a la realidad.

¡Oh cielos! ¡Era un sueño!

Y lo peor de todo no es que estuviera teniendo un sueño húmedo con Hyun Joong, ¡sino que él estaba ahí cuando lo estaba teniendo!

Estoy demasiado avergonzado. Tomo una de mis almohadas y cubro mi rostro para gritar sin despertar a Ji Bin.

Ahora me siento frustrado. El sueño estaba siendo realmente bueno. ¡Dios! ¡Había olvidado que también necesito un poco de sexo de vez en cuando!


Quito mi almohada y me levanto directo al baño. Necesito masturbarme para poder dormir.
Share:

5 comentarios:

  1. muchas gracias por actualizarlo! ow k lindo k Lider se de cuenta de que quiere a Ji Bin, ese Young Saeng! debe admitir que le gusta Hyun Joong o tal vez lo ama!!!!!!!! wiiiii esperamos el siguiente!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. esta hermoso , ya comenzaron con el acercamiento entre ellos esto se pone cada vez mejor esperare la proxima actu

    ResponderEliminar
  3. Poco a poco van creciendo los sentimientos por el bebe y saeng. Ah...que sea rápido, ya quiero verlos juntos otra vez

    ResponderEliminar
  4. Poco a poco van creciendo los sentimientos por el bebe y saeng. Ah...que sea rápido, ya quiero verlos juntos otra vez

    ResponderEliminar
  5. Me alegra mucho que Hyun no solo se vea como padre de Ji Bin, si no que también sienta como tal... bien dicen que a veces los sueños se hacen realidad y aunque el sueño de Saeng no llegó a concretarse, muy cerca que estuvo, pues mientras él soñaba que con Hyun estaba próximo a tener relaciones... Hyun no podía resistirse a tocarlo mientras estaba dormido... estos solo me suena a que los enredos sentimentales han aparecido para hacer de las suyas... jijiji.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts