El Mismo Cielo... Capitulo 05

Wonho POV

— ¡¿Saben quien soy?! ¡Cómo se atreven a impedir que entre!

Llevo una mano a mi cabeza y con los dedos masajeo mi sien derecha. Solo escuchar su voz, molesta, del otro lado de la puerta hace que me dé dolor de cabeza. Suspiro hondo antes de ponerme de pie haciendo a un lado a mi estilista.

Camino hacia la puerta del camerino y la abro. Un guardia de seguridad está parado bloqueando la puerta y frente a él puedo ver a Hyungwon con su rostro desencajado del coraje.

— Está bien, déjelo pasar. - le digo al guardia, éste se gira a verme, asiente con la cabeza y se hace a un lado.
— ¡Idiota! - Hyungwon le dice realmente molesto cuando lo pasa de largo para entrar al camerino.

Sonrío al guardia e inclinó un poco la cabeza a modo de disculpa por lo grosero que está siendo Hyungwon, mi novio.

Suspiro de nuevo antes de girarme y regresar a la silla en donde estaba sentado antes de tener que pararme para evitar que Hyungwon provocara un problema mayor.

— ¿Qué diablos es ésto? - ruedo los ojos cuando lo escucho.
— ¿Qué cosa? ¿De qué hablas? - pregunto sin prestar mucha atención.
— ¿No me digas que vas a usar ésto?  - de reojo veo que toma el hoodie gris que uno de mis fans me envió de regalo.
— Si, voy a usarlo. - contesto.

Veo por el espejo a Hyungwon revisar el hoodie con interés y hacer muecas, evidentemente no le ha gustado. No puedo evitar reírme de lo predecible que es. Niego con la cabeza. Mi estilista que también lo conoce, aprieta los labios para no reírse al igual que yo.

— Hyungwon, amor…- le digo. — Me lo ha regalado un fan, y el programa de hoy estará lleno de ellos, necesito mostrarles que son importantes para mí.

Hyungwon arruga la naríz y deja el hoodie en su lugar y se sienta con los brazos cruzados sobre su pecho con un lindo puchero en sus labios.



— No creo que sea necesario que tengas que usar todo lo que te regalan, nunca lo has hecho, ¿porqué ahora? y con eso tan horrible.
— No exageres, no está…
— ¡Es hora Wonho! - mi manager abre la puerta para decirme.
— Oh, bien, ya estoy listo.- le digo mientras me pongo de pie.

Camino hasta donde Hyungwon dejó el hoodie, lo tomo y me lo pongo. En realidad, a mí me ha gustado. He recibido muchos regalos de parte de los fans, pero cuando se trata de ropa, todo es comprado, de marca. Éste es especial, se nota que mi fan lo ha hecho con sus propias manos.

Sonrío mientras meto las manos en los bolsillos del hoodie. Hyungwon se pone de pie, se acerca y se inclina para darme un beso en los labios el cual acepto sin ningún problema.

— Suerte… - Hyungwon susurra antes de separarse.
— Gracias - le doy otro rápido beso y salgo del camerino rumbo al foro en donde se grabará el programa.

Es un programa de variedades y deportes en donde los actores, cantantes y demás personalidades no solo son entrevistados, sino que también se enfrentan en distintas competencias que requieren de esfuerzo físico. Es por eso que mi elección el día de hoy es éste hoodie.

Me coloco junto a otro invitado, y sonrío mientras espero a que inicien las grabaciones. Puedo escuchar a los fans gritar mi nombre y eso me hace sentir feliz. El productor y director de cámaras dan las últimas indicaciones a conductores, invitados y público. Cuando por alguna razón dicen mi nombre, mis fans gritan, y no puedo evitar sonreír más amplio.

Levanto una mano y saludo, provocando más gritos. Repito la acción varias veces, provocando gritos y risas entre los presentes, hasta que el propio productor llama mi atención en broma.

Finalmente la grabación comienza, puedo ver a Hyungwon parado a un costado observando todo lo que ocurre. Debo admitir que aun y cuando a veces es un jovencito bastante creído y engreído, me alegra que venga a apoyarme también. Aunque creo que lo hace más porque es bastante celoso, sobre todo si sabe que habrá otros actores o cantantes guapos a mi alrededor.

Sonrío cuando el conductor del programa se acerca a mí antes de iniciar una de las competencias.

— Wonho, parece que hoy vienes especialmente listo para competir. - me dice mientras observa el hoodie.
— Ah…- sonrío - Así es, vengo a hacer deporte, así que pensé que sería lo mejor venir cómodo - contesto, señalo mi hoodie — Es un regalo de uno de mis fans, ¿verdad que es lindo? - volteo a ver a la cámara — A “CJH”, en verdad, muchas gracias, me ha gustado mucho.- y finalizo haciendo guiño.

A lo lejos puedo escuchar los gritos de mis fans y eso me hace sonreír más amplio. El conductor ríe y sigue para entrevistar a otro de los competidores.

Finalmente, la grabación del programa se realiza sin mayores contratiempos, no he podido ganar todas las competencias, pero he hecho mi mayor esfuerzo y recibir la respuesta del público y mis fans me hacen sentir satisfecho.

Camino de regreso a mi camerino junto a mi manager, sonrío al ver a Hyungwon esperando por mi en la puerta, lejos del resto de la gente. Extiende sus brazos apenas me ve, me acerco y lo sostengo de la cintura para darle un dulce beso.

— ¿Cómo lo hice? - le pregunto.
— Como siempre, has sido el mejor. - sonrío.
— Lo sé…- nos reímos de mi respuesta.
— Si no hubieras usado esa horrible cosa, te hubieras visto espectacular. - ruedo los ojos.
— Hyungwon, olvídalo, ya te he dicho porque lo he usado.
— Si, pero sigue sin gustarme.- frunce el ceño — Además, ¿tenías que enviarle ese mensaje a tu fan? ¡Estabas coqueteando!

No puedo evitarlo, dejo salir mi risa. De nuevo le doy un beso en los labios mientras lo hago entrar conmigo al camerino. Hyungwon está celoso, lo más gracioso es que esté celoso de un fan. Es decir, soy un idol, tengo muchos fans, si va a ponerse celoso de cada fan que tengo, ésto podría no funcionar. O vivirá en crisis por mucho tiempo.

Jisoo POV
(KyuJong x KiBum)

Doy la vuelta a la página del libro que estoy leyendo. Hoy tengo un examen, no es muy importante, pero aún así estoy repasando algunas lecciones para tenerlas frescas en mi mente.

Extiendo mi mano y alcanzo el vaso de limonada, doy un sorbo y vuelvo a dejarlo sobre la mesa. Estoy en la cafetería de la Facultad, en un breve descanso que he tenido entre horas de clases. Doy vuelta de nuevo a la página del libro.

Estoy concentrado, pero escuchar el ruido de una silla arrastrándose cerca de mí me hace levantar la mirada del libro. Abro la boca sorprendido cuando veo al chico más guapo frente a mí. ¡Dios! Ese rostro debe haber sido esculpido por Miguel Ángel.

— Hola - el chico que se ha sentado frente a mí sonríe.

No contesto, estoy completamente embobado que no puedo reaccionar. En verdad, tengo mucha suerte, he visto éste rostro dos veces en menos de una semana.

— Jisoo, ¿éstas bien? - parpadeo sorprendido.
— Uuu… sí, estoy bien — Contesto un poco apenado.

Mis mejillas se han puesto calientes, estoy seguro que estoy sonrojado. ¿Que idiota soy? ¡Me he quedado embobado! Debe pensar que soy un tonto.

— ¿Qué haces? ¿Qué lees? - Jeonghan pregunta.
— Estudio para un examen — contesto, de pronto siento mariposas en mi estómago.
— Oh, espero no estar interrumpiendo entonces…
— ¡No! - contesto rápido — Es decir, no.- digo un poco más calmado — No es un examen importante, solo estoy repasando.
— Ah vaya - Jeonghan sonríe y eso me hace derretirme.

¿Por qué es tan guapo?

— ¿Y tú? ¿Qué haces por aquí? - pregunto — Si mal no recuerdo, tu estudias medicina. - sonríe más amplio.
— Así es, estudio medicina. Pero recuerda que mi hermano ha entrado a estudiar modas.
— Ah… cierto…- de alguna forma me siento un poco decepcionado.

Soy definitivamente un tonto, por un momento pensé que había venido a verme a mí, había olvidado por completo que su hermano, Junhui, estudia con mi primo Minghao en ésta misma facultad. Es decir, es obvio que voy a verlo de vez en cuando, sobre todo si viene a buscar a su hermano.

Suspiro hondo mientras observo el vaso de limonada frente a mí y con mis dedos jugueteo con las hojas del libro.

— Pero te vi sentado aquí y no resistí venir hablar contigo.

Muerdo mi labio para intentar contener mi sonrisa. Levanto la mirada. Jeonghan está observándome fijamente.

De pronto el silencio se ha alargado demasiado tiempo, Jeonghan simplemente me observa y no dice nada. Empiezo a ponerme un poco nervioso, Jeonghan empieza a tamborilear sus dedos en la mesa, aprieta los labios sin dejar de verme fijamente. Ladeo mi cabeza, intento entender qué pasa, porque de pronto se ha quedado callado.

— ¿Cómo te va en la escuela? - pregunto para intentar romper este silencio.
— Oh, bien, excelente -  sonríe — Mi papá es Doctor, así que, ya sabes, lo traigo en la sangre.

Asiento con la cabeza sin dejar de sonreír. Es simpático. Me agrada como presume seguro de sí mismo.

— ¿En qué especialidad piensas? - de nuevo pregunto.
— Aún no lo decido. Papá es médico cirujano y ginecólogo. - sonríe — Ayudó a nacer a mi mejor amigo, S. Coups y su hermano…- abre los ojos muy grandes, como si de pronto se hubiera acordado de algo o se le ocurriera algo. — ¡Por cierto!
— ¿Sí?
— Mi amigo, S. Coups, tiene una fiesta este fin de semana.
— Oh…
— Me dijo que podía invitar a quien yo quisiera. Ya sabes, prácticamente soy como un hermano para él. - sonríe socarrón.
— Me imagino…- murmuro.
— Así que. ¿Qué te parece?

De nuevo ladeo mi cabeza sin entender muy bien.

— ¿Qué me parece que?
— ¿Vienes?

Me quedo callado unos momentos. De nuevo siento mis mejillas calientes. ¿Está invitándome a una fiesta como a cualquier conocido? o ¿Me está invitando a salir? Mi corazón está latiendo muy rápido. Jeonghan no deja de verme fijamente esperando una respuesta.

— ¿Seguro que no habrá problema? - pregunto dudoso.
— Por supuesto.- sonríe amplio — Ya te dije, soy como un hermano para él, yo te invito.

Muerdo mi labio. No estoy seguro de que papá me deje ir, es decir, no conoce a Jeonghan, pero estoy seguro de que appá me ayudará si le digo que el chico que me invitó realmente me agrada.

¡Oh Dios! ¡¿Qué estoy pensando?!

— ¿Jisoo?
— Oh…- sonrío. — Está bien, creo que iré.
— ¡Genial! - se pone de pie. — Entonces, es una cita.

Abro los ojos muy amplios. ¿Una cita?

— ¿Me das tu número? - me pregunta. — Así te aviso la hora y nos ponemos de acuerdo para pasar por tí, ¿te parece? - me dice dándome su celular para que anote el mío.
— Uh… sí, claro.- contesto un poco nervioso.

¡Dios! Mis manos están temblando, espero no lo haya notado cuando tomé el celular de sus manos. Respiro hondo para intentar controlarme. Anoto mi número de celular y le devuelvo su móvil.

— Aquí tienes.
— ¡Bien! Entonces, te llamo después.- sonrío.
— De acuerdo.

Y antes de que pueda decir cualquier cosa más sale corriendo de la cafetería. Lo veo atravesar la puerta y pasar de largo a su hermano Jun que viene con mi primo Minghao. Frunzo el ceño extrañado. ¿No se supone que venía a buscar a su hermano? Lo acaba de pasar de largo y ni siquiera lo saludó aun y cuando Jun llamó su atención.

— ¡Hey Jisoo!- Minghao me saluda. Él y Jun se acercan a la mesa en la que estoy. — ¿Qué hacía Jeonghan aquí?
— Se supone que vino a buscarte - le digo a Jun.
— ¿En serio? - Jun sonríe de una forma muy extraña — Que raro, ni siquiera me hizo caso cuando lo saludé.
— Si, eso es extraño - contesto.
— Si, muuuuuy extraño. - Jun repite sin dejar de sonreír.

Muerdo mi labio. Creo que Jun sabe algo, y de verdad no puedo evitar que mi corazón se acelere al pensar que ese algo sea lo que yo quiero. Que Jeonghan en verdad esté interesado en mí.

— ¿Podemos sentarnos contigo? - Minghao me pregunta.
— Claro — sonrío. — ¿Cómo les ha ido en sus primeros días de clases?
— ¡Excelente! - Jun dice entusiasmado.

No puedo dejar de sonreír. No sé si sea por la visita de Jeonghan, por la actitud de Junhui, o porque éstos dos chicos son realmente divertidos cuando hablan de lo que les apasiona: la Moda.

Minghao POV
(Jonghoon x Jaejin)

— ¡Gracias Siwan, gracias Heecheol, gracias Jun! - me despido de mi amigo, su hermano y su novio.

Como Junhui siempre tiene quien lo lleve de regreso a su casa, ya sea Jeonghan, Siwan o su appá, hoy he aprovechado la oportunidad de pedirles que me dieran un aventón. Le prometí a mi hermano Woozi que le ayudaría a regresar el último regalo que su papá le ha enviado, así que he venido a las oficinas de su compañía.

Sonrío mientras me despido, cuando veo que el auto se pierde entre los demás vehículos, me giro para ver el edificio detrás de mí. Suspiro hondo. Debo admitir que estoy un poco nervioso, pero lo que más siento es emoción de entrar y conocer al hombre que dirige Oh’Heartstrings.

Camino hasta la entrada en donde un guardia simplemente me hace una venia y me deja entrar a las oficinas. Mi corazón late muy rápido. Voy directamente hasta la recepción junto a los elevadores. Un jovencito me saluda de manera amable.

— ¿En qué puedo ayudarle? - me pregunta.
— Sí, gracias. Estoy buscando al Señor Oh Won Bin.

El jovencito ladea un poco la cabeza sin dejar de sonreír.

— ¿Tiene usted una cita agendada?

Muerdo mi labio inferior un poco nervioso. Niego con la cabeza.

— No…- contesto.
— Lo siento, necesita tener una cita para que pueda recibirlo.

Frunzo el ceño. ¡Diablos!

El joven simplemente sonríe y me ve, seguramente esperando a que me dé la vuelta y salga del edificio. Pero no puedo hacerlo, le prometí a Woozi que entregaría éste paquete, además de que quiero en verdad conocer al señor Oh.

Bajo la mirada para ver el paquete en mis manos, aún lleva pegada la tarjeta que el Señor Oh le envió a Woozi.

¿Debería hacerlo? Estoy indeciso, pero si no lo hago, no habrá otra manera de que pueda ver al Señor Oh.

Suspiro hondo antes de tomar la tarjeta pegada en el paquete y extender mi mano para dársela al joven recepcionista.

— ¿Puede decirle al Señor Oh Won Bin que es sobre Choi Woozi?

El joven ve la tarjeta con el logo de la empresa y firmada por su jefe. Asiente con la cabeza mientras toma el teléfono.

— En recepción hay un joven llamado Choi Woozi que busca hablar con el Señor Oh.

Abro los ojos muy grandes cuando lo escucho decir que soy Woozi.

— No, yo…- intento corregirlo.
— De acuerdo. - el joven dice y cuelga el auricular. — el Señor Oh va a recibirlo. - me dice indicándome que debo subir por el elevador.

Bien, no importa que se haya confundido, puedo aclararlo una vez que pueda ver al Señor Oh. Respiro hondo, mi corazón late rápido y siento un nudo en el estómago de lo nervioso que me siento. Agradezco al joven recepcionista, subo al elevador, e indico el piso que el joven me ha dicho.

Cuando las puertas del elevador se abren, no puedo disimular mi asombro; las oficinas son realmente elegantes y muy grandes. Me siento un poco inseguro mientras camino hacia el escritorio ubicado a un costado de unas amplias puertas.

— Hola, estoy buscando al Señor Oh Won Bin. - le digo al joven sentado detrás del escritorio.
— ¿Choi Woozi? - me pregunta.
— Yo… bueno…

No sé si corregir en este instante o esperar a estar frente al Señor Oh. Aprieto el paquete en mis manos contra mi pecho, eso llama la atención del joven hacia el paquete. Entre cierra los ojos antes de sonreír levemente.

— Sí, debes serlo. Reconozco ese paquete. - frunzo el ceño sin entender muy bien, el joven señala el paquete en mis manos — Yo me encargo de todos los asuntos personales del Señor Oh. Yo envié el regalo para tí.
— Ah… sí, claro… pero yo.... - de nuevo me siento mal por no aclarar que no soy Woozi.
— Pasa, te está esperando - me dice señalándome las grandes puertas a un costado.

Me quedo parado en donde estoy, no sé qué hacer. ¿Debo entrar? ¡Dios! Ya he pasado todos los filtros y ahora estoy aquí parado, dudando en si debo o no entrar. Tal vez simplemente debí dejar el paquete en la recepción e irme.

— ¿Choi Woozi? - el joven, su secretario, llama mi atención.
— Ah… sí, gracias. - hago una venia y camino hasta la puerta.

Respiro hondo antes de tocar.

— Adelante- muerdo mi labio al escuchar su voz.

Abro poco a poco la puerta. En verdad estoy impresionado. La oficina es realmente grande, elegante y muy bonita.

Un hombre de mediana edad se levanta de su escritorio con una sonrisa en sus labios, y camina directamente hacia mí. De nuevo siento mi corazón latir rápido.

— Woozi…- parpadeo sorprendido. ¿En verdad cree que soy mi hermano? — No pensé que vendrías.
— Yo… - baja la mirada al paquete en mis manos. Frunce el ceño.
— ¿Has venido a devolverlo? - me pregunta.
— Señor Oh… - niega con la cabeza.
— Se que no puedes decirme “papá”, pero llamarme “Señor Oh”, es demasiado frío.

Muerdo mi labio. Ver la expresión en su rostro me hace sentir mal. Realmente parece desilusionado y afligido. Antes de que pueda decir otra cosa. Me toma de la mano y me hace sentarme en una silla. Abro los ojos muy grandes cuando lo veo ponerse de cuclillas frente a mí sin soltar mi mano.

— Escucha Woozi. Permíteme decirte mi versión. Sé que le fallé a tu appá y que hice cosas realmente desagradables, pero he cambiado y quiero demostrártelo.

¡Oh Dios! ¿Qué hago? De pronto siento que ya no puedo decir que no soy Woozi, sería humillante para él después de lo que acaba de hacer.

Mi corazón sigue latiendo muy rápido. Tengo un nudo en el estómago. Paso saliva con dificultad y sin pensarlo mucho, simplemente asiento con la cabeza.

— Está bien…- murmuro.

¡¿Qué diablos estoy haciendo?!

Vernon POV

Camino lento entre la gente. Intento leer los anuncios y carteles, pero me es un poco complicado. A decir verdad, aun no soy muy bueno en mi español, y leerlo es mi punto débil.

Seung Cheol dijo que estarían en éste centro comercial, y que esperarían por mí en el área oeste, en la entrada 2, pero… no los encuentro. ¿Me habré equivocado? De nuevo intento leer lo que dice el letrero frente a mí.

Niego con la cabeza cuando caigo en cuenta de que tendré que pedir ayuda. Suspiro hondo y volteo a ver a mi alrededor para buscar a alguien.

Mi mirada se detiene en un lindo jovencito que está parado al exterior de las sala de cine. Al parecer está esperando a alguien, no deja de ver el reloj en su muñeca.

Sonrío. Es un jovencito muy lindo. Camino hasta pararme frente a él.

— ¿Por qué tan solo, jovencito? ¿Estás esperando a alguien? - le pregunto.

El jovencito levanta la mirada y sonríe amplio. ¡Wow! Es simplemente una sonrisa hermosa, sincera y coqueta.

— ¿Cómo?
 Es la quinta vez que miras el reloj.
  Me dejaron plantado.

Me encanta lo sincero que es este lindo jovencito, así que no dudo en ser igual de sincero y explicarle que me he perdido, que soy extranjero y muy apenas se leer algunas palabras. El jovencito no deja de sonreír ampliamente. Finalmente decido olvidarme de que había quedado con mis nuevos amigos, y lo invito a él, a Lee Chan a entrar conmigo al cine.

 ¿Quieres ver una película conmigo? Podemos pasar tiempo juntos y conocernos mejor, en realidad quiero saber todo de ti. – nunca me he limitado cuando se trata de conocer a lindos jovencitos.

Lee Chan, abre los ojos muy amplios por unos breves segundos antes de volver a sonreír amplio.

 Está bien, solo déjame decirte una cosa, soy cinta negra. — no puedo evitar reír un poco.
— Es bueno saberlo. No soy bueno en deportes. Más bien soy como un nerd. ¿Cómo crees que logre venir de intercambio?

Lee Chan se carcajea ante mi respuesta. Sí, mi físico no es lo único bueno en mí. Mi labia es de gran ayuda a la hora de conocer a jovencitos.

— ¿Vamos? - le digo señalando hacia el cine.
— Bien.

Lee Chan camina delante de mí. No puedo evitarlo, es mi debilidad, mi mirada baja hasta su lindo trasero, es pequeño, pero muy bien formado. Rápido levanto la mirada cuando se gira hacia mí cuando llegamos a la taquilla.

— ¿Cuál quieres ver? - me pregunta.
— La que tu quieras está bien - me encojo de hombros.
— Pero no sé de qué van, y no estoy seguro…- sonrío
— Bueno, ésta es sobre un perro que…- comienzo a hablarle de cada una de las películas. Lee Chan escucha atento y finalmente se decide por una. Debo admitir que era la película que yo quería ver y estoy agradecido de que la haya elegido.

Lo dejo esperando unos momentos mientras voy a comprar las entradas, en el camino reviso mi celular por si Seung Cheol me ha enviado algún mensaje, pero nada. Seguramente está llegando tarde, y si es así, y me he equivocado de lugar aún no se da cuenta. Me encojo de hombros, en realidad en estos momentos ya no estoy preocupado, he conocido a un lindo jovencito.

Me gusta ser un caballero, pero Lee Chan insistió en que quería pagar por las palomitas, así que para no tener que pelear dejé que pagara la mitad. Parece que ha sido un logro para él, porque su sonrisa se amplió más.

Apenas entramos a la sala, las luces se apagaron y tuvimos que buscar rápido un lugar para sentarnos. Desafortunadamente fueron las butacas situadas a la mitad, a la vista de todos. Volteo a ver hacia atrás y suspiro decepcionado al ver que todos los asientos están ocupados, no hay oportunidad de cambiarnos para tener un poco más de privacidad.

— Realmente quiero ver ésta película- me dice.
— Uh… sí, yo también…- sonrío.

Lee Chan gira su rostro y presta atención a lo que ocurre en la pantalla. Debo admitir que su perfil es realmente lindo, y a media luz por momentos su rostro luce infantil, pero eso no quita que es un jovencito realmente atractivo.

Doy un brinco sorprendido cuando mi celular comienza a sonar, de pronto varias personas en el cine empiezan a chistar. Rápido busco mi celular para contestar.

— Lo siento — le murmuro a Lee Chan.

Lee Chan sonríe. Pego el celular a mi oído.

— ¡Hey! ¿Dónde estás? - Seung Cheol me pregunta apenas contesto.
— En el cine…- murmuro.
— ¿En el cine? ¿En donde? No te vemos. - hago una mueca. — ¡No me digas que te perdiste!

Ruedo los ojos cuando lo escucho reírse a través del teléfono. Lee Chan sigue viéndome mientras hablo por el celular. Sonrío, aunque empiezo a sentirme un poco apenado.

— Algo así…- le contesto.
— ¡Hombre, que tan difícil es seguir indicaciones! - sigue riéndose de mí.
— Un poco…- contesto de forma escueta.

Seung Cheol se carcajea. Yo simplemente quiero que termine la conversación, y que lo haga sin que me obligue a decir más. Lee Chan parece muy interesado en mi llamada.

— Si…- interrumpo a Seung Cheol antes de que vuelva a hablar— lo sé appá, no te preocupes, voy a comer bien.
— ¿Uh? ¿De qué hablas? - Seung Cheol pregunta extrañado, pero sigo hablando.
— Te repito appá que todo está bien, no te preocupes, la función termina en una hora y…
— Oye, ¿estás con alguien? - Seung Cheol pregunta. Detrás de mí escucho de nuevo que chistan, así que vuelvo a bajar el volumen de mi voz.
— Así es.
— ¿Es un jovencito?
— Exactamente.
— Debe ser muy caliente para que estés intentando parecer buen chico. - contengo una carcajada.
— Si, eso es correcto - contesto.
— De acuerdo. Te vemos en una hora y media en el estacionamiento. Si no llegas tendrás que regresar solo a casa, al menos que regreses a casa con ese jovencito. - puedo imaginarlo haciendo gestos sugestivos, de nuevo ruedo los ojos.
— Sí, sí, lo entiendo appá. Después hablamos.

Rápido corto la llamada. Sonrío a Lee Chan.

— Era mi appá. Ya sabes, está preocupado porque he venido solo y él se ha quedado en Estados Unidos.
— Oh, entiendo. - Lee Chan asiente antes de regresar toda su atención a la pantalla.

Suspiro hondo. Observo fijamente su rostro. Es lindo. Su mano está en el descansa brazo, así que poco a poco deslizo mi mano hacia la de él. Estoy a un centímetro de tocarla cuando a alguien se le ocurre pasar frente a nosotros para ir al baño y me hace regresar a cero en mi movimiento. Suspiro hondo un poco frustrado.

Hago un segundo intento, pero esta vez, Lee Chan es quien levanta su mano para señalarme algo que está ocurriendo en la película, y eso me obliga a rápidamente retirar mi mano.

Al final, no he podido hacer ningún avance. He terminado por darme por vencido y ver lo que resta de la película.

— La escena en donde el perro salta esa barda, fue realmente divertida - Lee Chan dice entusiasmado mientras caminamos hacia la salida del cine.
— Si, lo fué.
— Realmente me divertí mucho.
— Yo también.
— ¡Chan! - Lee Chan gira cuando escucha su nombre.

Cerca de las escaleras eléctricas dos jovencitos agitan sus manos hacia Lee Chan que les devuelve el saludo.

— Son mis amigos - me dice — Tengo que irme.
— Oh, que mal - contesto.
— Lo siento - sonríe — pero había quedado con ellos, aunque llegaron demasiado tarde - frunce el ceño.
— Sí, hora y media tarde.
— Lo sé, tendré que regañarlos - hace un puchero mientras frunce el ceño.

No puedo evitar reírme. Sí, realmente es lindo.

— Bueno, fue divertido, pero tengo que irme. Gracias por la invitación.
— Gracias a tí por aceptar. - contesto.
— Adiós…- antes de girarse e ir con sus amigos, Lee Chan me da un beso en la mejilla.

Su acción me deja sorprendido. Lo observo correr hasta sus amigos que lo reciben alborotados, evidentemente por el beso que acaba de darme. Se gira y agita su mano para decirme adiós, así que hago lo mismo y… ¡Diablos! ¡No le pedí su teléfono!

Doy un paso hacia adelante, queriendo ir y pedirle su número, pero mi celular comienza a sonar. Es Seung Cheol, seguramente ya están esperando por mí en el estacionamiento. Suspiro hondo. Doy una última mirada al jovencito y decido irme.

Es lindo, pero yo creo en el destino. Si algún día nos volvemos a encontrar, entonces será el momento para pedirle su número de celular.

Sanha POV
(Minjun)

— ¡Chan me va a matar! - digo casi gritando mientras subo a las escaleras eléctricas y me giro para ver a Changkyun detrás de mí, a paso lento. — ¡Apúrate Kyun! - le digo.
— Ya voy - hace una mueca.

Suspiro hondo. Puedo ver la tristeza de mi amigo a kilómetros de distancia. Está esa aura sombría a su alrededor. ¡Dios! Necesito de Dino para que me ayude a alegrarlo. Bueno, si es que no está molesto conmigo por llegar tan tarde.

Pero debe comprender, he tenido que ir a buscar a Changkyun hasta su casa, para evitar que vuelva a convertirse en un emo todo el fin de semana.

¡Los sacrificios que tiene que hacer uno por sus amigos!

Casi llego a la cima de las escaleras, así que me giro justo a tiempo para no tropezar con el borde, pero lo he hecho sin la precaución adecuada debido a que venía de espaldas vigilando que Changkyun viniera detrás de mí.

Tropiezo con alguien y casi caigo por las escaleras, pero la persona con la que tropiezo me logra detener sosteniéndome de la cintura. Mi corazón late rápido. Estoy demasiado asustado, es decir, ¡casi caigo por las escaleras eléctricas!

— Oh Dios… - murmuro.

Parpadeo sorprendido cuando presto atención a la persona que me ha salvado. ¡Es él! ¡Eunwoo!

Eunwoo está sosteniéndose del barandal al final de las escaleras mientras me sostiene de la cintura. Mi corazón late muy rápido. Ver su rostro tan cerca es increíble. Su rostro es simplemente perfecto.

Hace una mueca, evidentemente es un gran esfuerzo de su parte el lograr equilibrarse para ponerme de pie y soltarme. Respira hondo.

— Lo siento…- murmuro un poco cohibido.
— Si, claro…- rueda los ojos antes de girarse y darme la espalda.

Frunzo el ceño. ¿Qué le pasa? ¿Es mi imaginación o parece como si estuviera molesto conmigo? ¿Pero por qué? No fue mi intención tropezar con él, además, el que casi cae por las escaleras fui yo. Lo veo alejarse, sus amigos, los que siempre están con él en la escuela se acercan rápido a él.

— ¿Otro jovencito fingiendo tropezar contigo? - su amigo, el de cabello rubio le pregunta.

No puedo evitar sentirme sorprendido. ¿“Fingiendo tropezar”? ¿Yo?

— Ya sabes, esos jovencitos son un dolor de cabeza. - Eunwoo le contesta. — Éste hasta me obligó a sostenerlo y…- su voz se aleja conforme van caminando.

Me siento apenado, y al mismo tiempo triste. Yo no estaba fingiendo como los otros jovencitos, yo en verdad no me di cuenta. En verdad estuve a punto de caer por las escaleras.

Aprieto los labios. De pronto tengo un poco de ganas de llorar. Tengo un nudo en el pecho, siento como si hubiera perdido mi oportunidad con él por ser tan torpe.

— ¿Estás bien? - Kyun llama mi atención — Casi te caes Sanha- me dice.
— Sí, estoy bien. Eunwoo me ayudó…- contesto, pero puedo decir que mi voz suena triste. Changkyun frunce el ceño mientras observa a Eunwoo y sus amigos.
— ¿Te dijo alguna grosería? ¿Qué te pasa, porqué estás triste? - niego con la cabeza.
— No, nada.- contesto.

Suspiro hondo. Volteo para ver a mi alrededor y buscar a Chan, no puedo deprimirme por ésto, yo soy un chico alegre.

Sonrío al ver a Dino junto a un chico realmente guapo y rubio.

— ¡Chan! -  grito y agito mi mano. Mi amigo voltea a verme y nos saluda.
— ¿Quién es ese chico? - Kyun me pregunta.
— Ni idea, pero es gua...po…- ambos nos sorprendemos cuando vemos a Chan despedirse del chico dándole un beso en la mejilla. — ¡Oh por Dios! - casi grito.

Lee Chan camina rápido hacia nosotros intentando contener su sonrisa. Changkyun y yo empezamos a interrogarlo apenas llega con nosotros. De vez en cuando volteo en busca de Eunwoo, pero no lo veo más, al parecer ha entrado a alguna sala del cine con sus amigos. Al final, decidimos ir mejor a recorrer las tiendas en el centro comercial. Ya no tenía muchas ganas de ver una película, y como dice papá, comprar ropa siempre alegra al corazón.

Sí, papá nos tiene muy consentidos a sus tres jovencitos, y su tarjeta de crédito está muy desgastada.
Share:

7 comentarios:

  1. Pues déjame decirte mi estimado WonHo que describes muy bien ese noviecito tuyo Hyungwon, y no auguro una muy buena y larga relación entre ambos… sobre todo cuando se expresó tan mal del regalo tan especial de CJH o para los efectos Choi JunHui, si es que no estoy equivocada, que usó en el programa.

    Sip, haya sido planeado o no, JeongHan logra conseguir una cita con JiSoo… ahora solo falta que papá Kyu dé el permiso... aunque de eso se encargue appá Kibum al final… jejeje

    Ay madre mía la que se va a armar… algo me decía que no era una buena idea que MingHao tratara de ayudar a Woozi con los regalos de Won Bin… ahora éste cree que es su hijo y el otro que se queda bien calladote… OMG!!

    Y haces muy bien en creer en el destino Vernon, pues más temprano que tarde, volverás a encontrarte con Chan.

    Óyeme bien EunWoo… a mi sobrino Sanha no lo vas a tratar así… y cómo es eso que mi ahijado Changkyun es un emo de fin de semana???... compras… la perfecta medicina para levantar los ánimos… jijiji.

    Gracias por el capítulo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. demasiadas cosas en un solo cap >.< me encanta como es de celoso Hyun y Jisoo es muy lindo y claro que es lo que piensas a que mas iria Han a verte
    Vernon y Chan son un caso especial jajajaj mira que salir con extraños al cine >///< yo no me atreveria :P Pobre Sanha TvT tranquilo baby veras que ese tonto de Eun pronto se dara cuenta que el mundo no gira al rededor de el ¬¬
    Gracias por el cap ~~

    ResponderEliminar
  3. Cada vez me enredo menos al leer las actualizaciones, unos capítulos más y ya habré superado la etapa de confusión total.

    ResponderEliminar
  4. Jaja! Pobrecito Sanha, pinchi Eun Woo ¿qué te crees we? ¿La divina papaya? Ja! Espera y verás
    Vernon y el pequeño Chan??? Bueno ni tan pequeño pero... yay!! No sé si appá Kiki y papá Min Hwan les guste XD
    Wonho, detesto a tu noviecito ¬¬' si no sabe lidiar con tu fama y el amor de tus fans, mijito la salida es por allá.
    Ming Hao!! Por amor del cielo qué acabas de hacer!! Esto no es bueno, no, en lo absoluto! Hacerte pasar por tu hermano?? Dios... ya veo venir el drama >.<
    Y por último el lindo Ji Soo, de por sí adoro a este niño, aquí más por ser tan tierno! Oooww n_n yo sé que Jeong Han no fue a buscar a su hermano XD

    ResponderEliminar
  5. Probando... https://www.youtube.com/watch?v=5e8-4mBiCSI

    ResponderEliminar
  6. que tal mew°!!!

    Bueno empezando que estoy super mareada jajaaja con los nombres...

    Lo que entendi fue el final. el adorado Sanha. el menor de la familia Park - Kim es todo un consentido, ya me lo imagino a Jung Min consintiendo a su adorado.

    Me encanto el cap. Extraño un poco al SS501... pero ya veremos que pasa

    Gracias por el cap.

    Saluditos

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts