Bajo el mismo cielo... Capitulo 17

Hyung Joon (POV)

-Gracias- le digo al chofer del taxi que me trajo a casa de Young Saeng

Me giro para sonreírle agradecido a mi amigo que me ha prestado el dinero para pagarle. Me siento un poco apenado por hacer esto, pero por salir furioso olvidé que todo mi último pago de “Cappuccino”, lo gasté antes de la boda.

-Te lo pagaré, lo prometo- le digo
-No te preocupes- me sonríe mientras me señala el camino para entrar a su casa

Ahí, Seung Hyun espera impaciente, apenas me ve corre para abrazarme. Nos quedamos así un momento, ni siquiera ha pasado un día y en verdad ya necesitaba el abrazo de mis amigos. Young Saeng nos abraza a los dos para no quedarse fuera.

-¿Qué pasó?- murmura Seung

Se separa un poco para verme a la cara, debo tener muy mal aspecto porque puedo ver su preocupación. Me toma de la mano y vamos los tres hasta la habitación de Saengie, ahí tendremos más privacidad.

Me siento en la cama, ambos se sientan junto a mí, uno a cada lado. Aún no les he contado nada y ya están consolándome y eso me hace querer llorar. Aprieto los labios para no hacer un puchero aunque realmente tengo muchas ganas de hacerlo.

-¿Qué ocurrió Joonie?- insiste Seung Hyun, suspiro hondo
-No sé…- murmuro- todo era perfecto, Jung Min había sido muy caballeroso conmigo, pero ayer, cuando llegamos a su casa él…- me detengo cuando el sentimiento amenaza con ganarme

Tengo un nudo en la garganta que me impide hablar, si lo hago, estoy seguro que terminaré llorando. Young Saeng pasa su mano por mi espalda, consolándome. Seung Hyun corre a buscar unos pañuelos desechables y me entrega uno.

Sonrío levemente cuando lo tomo en mis manos.

-Gracias…- murmuro

Limpio mis ojos que se han humedecido. Suspiro hondo antes de continuar hablando.

-De pronto comenzó a portarse como un patán…- balbuceo- y cuando le dije que yo…- me sonrojo un poco por hablar de estas cosas con ellos- que yo… bueno, que él era el primero, simplemente no me creyó…-
-¡¿Qué?! –Saeng abre los ojos muy grande, indignado- ¿No te creyó? ¿Con quién cree que se casó? ¿Acaso piensa que tú…?- me encojo de hombros
-No sé… simplemente… - respiro hondo- estábamos… ya saben, haciendo cosas y cuando…- hago una seña con las manos para evitar decir todo- él de pronto dijo, “en verdad eres virgen”- frunzo el ceño- ¡es un idiota!-
-¡Sí! ¡Lo es!- Saeng se cruza de brazos muy molesto


No puedo evitar sonreír un poco al ver a mi amigo siendo tan solidario conmigo. Estiro mis brazos para recibir un abrazo de su parte.

-No estoy seguro de si pueda decir que sigo siendo virgen…- murmuro, Saeng se separa de mí
-¿Cómo?-
-Cuando dijo eso, yo simplemente lo empujé y lo hice salir- me encojo de hombros de nuevo- no había entrado por completo-
-Oh… eso…- Seung Hyun lo piensa un poco- ¡bien, definitivamente sigues siendo virgen!-

Suspiro hondo. Me siento un poco mejor de poder hablar con mis amigos, aunque extraño los comentarios todos “cutres” de Jae Jin.

Los tres volteamos a ver la puerta de la habitación de Saeng cuando escuchamos el timbre de la puerta principal.

-¿Esperas a alguien más?- le pregunto a Saeng
-¡Oh!- se pone de pie- ese debe ser Geun Suk- corre hacia la puerta
-¿Qué? ¿Por qué está aquí Geun Suk?- le pregunto, Saeng se gira para verme un poco confundido
-Es nuestro amigo, él siempre ha sido parte de nuestro grupo.- sonríe- el chico fuerte que nos cuida- muerdo mi labio y hago una mueca
-Sí, tienes razón- murmuro no muy convencido

En realidad es la última persona a la que quiero ver en estos momentos. Mi humor por lo que ha pasado con Jung Min no es el mejor y el tenerlo a él cerca solo me hace recordar lo que pasó ayer en la fiesta.

-Te acompaño, de paso vamos por un poco de limonada- Seung Hyun sale con Saeng

Me quedo sin con la boca abierta, sin poder decirles que no me dejen solo. Empiezo a sentirme nervioso. Me pongo de pie y camino de un lado a otro. Saco mi celular del bolsillo para revisarlo. Hago una mueca al ver cinco llamadas perdidas de Jung Min.

Apago el celular de nuevo y lo guardo. No pienso regresarle la llamada, y mucho menos responderle si el móvil de nuevo empieza a sonar.

Estoy haciendo berrinche y guardando el celular cuando la puerta se abre de nuevo, un poco solamente, me giro para ver.

-Hola…- Sukkie se asoma, respiro hondo
-Hola…- entra a la habitación, lo hace lentamente como si estuviera comprobando que hace lo correcto
-Young Saeng me llamó, me dijo que algo malo te había ocurrido- muerdo mi labio y desvío la mirada
-Saengie exagera…-
-No sé, yo creo que quien está mintiendo eres tú- hago una mueca- ¿Te hizo algo ese imbécil?-
-No nada…-

No puedo evitar desviar la mirada cuando contesto, pero es que me es difícil mentir, y tampoco es como si quisiera que él se enterara de lo ocurrido, de por si no soporta a Jung Min.

-Hyung Joon…- volteo a verlo cuando lo escucho más cerca- Dime que pasó, te conozco, hemos sido amigos mucho tiempo-

Aprieto mis labios para no decir nada, bajo la mirada. Geun Suk se acerca a mí, con su mano me hace levantar la mirada para verme a los ojos. Paso saliva nervioso, más bien un poco ansioso.

-Sabes que si te hizo algo yo…- niego con la cabeza
-No Sukkie, no puedes- murmuro- es un asunto entre nosotros…-
-Pero mírate, se supone que deberías estar sonriendo de felicidad, ¿Por qué estás aquí el día siguiente de tu boda?-
-Yo…- de nuevo aprieto los labios sin saber que contestarle
-Por favor Joon… piénsalo, sino eres feliz, aún estas a tiempo, yo puedo…- de nuevo niego con la cabeza
-No, te lo dije ayer…-

Sukkie está demasiado cerca, no sé en qué momento su brazo se ha envuelto alrededor de mi cintura y su rostro está tan cercano al mío.

Ambos volteamos hacia la puerta cuando escuchamos que ésta se abre, estoy muy sorprendido. Abro la boca para decir algo, pero todo pasa demasiado rápido…

Hyun Joong (POV)

“¡Olvídate de la cita! ¡Yo no salgo con los amigos de ese idiota!”

Parpadeo un poco desconcertado. ¿De qué diablos está hablando? “¿Amigos de ese idiota?” ¿De quién habla?

Abro los ojos muy grandes al darme de cuenta de quien habla.

-Demonios Jung Min, ¿ahora qué hiciste? – murmuro

Suspiro hondo y dejo caer mi cabeza atrás en el respaldo del asiento. Cierro los ojos para intentar calmar mi enojo, si no lo hago, seguramente iría a buscar a mi amigo y terminaría por golpearlo; pero debo ser realista, eso en nada ayudaría.

Tomo de nuevo mi celular, lo veo unos momentos antes de buscar el número de Jung Min y marcar. Espero unos segundos antes de que conteste.

-¿Qué ocurres? Estoy ocupado Hyun Joong- ruedo los ojos
-Sí, imagino que estas intentando sacar tu cabeza del culo-
-¿Huh? ¿Por qué lo dices?-
-No sé, tal vez porque Young Saeng acaba de cancelar nuestra cita argumentando que no sale con “los amigos de un idiota”. Me pregunto, ¿quién es el idiota?-
-…- mi amigo se queda callado y con eso he obtenido mi respuesta

De nuevo respiro hondo, necesito mantener la calma. A veces Jung Min es demasiado visceral y actúa sin pensar, no es como si yo fuera mejor en ese sentido, pero por lo menos puedo ser un poco más objetivo viendo las cosas desde fuera.

-¿Qué fue lo que hiciste Jung Min?- le pregunto
-Han pasado cosas…- contesta- Hyung Joon se ha estado riendo de mí a mis espaldas, y yo… no lo resistí, hice cosas…- frunzo el ceño sin entender
-¿En dónde estás?- le pregunto
-Buscando a mi esposo…- niego con la cabeza

Vaya, eso sí que es nuevo, un recién casado buscando a su esposo al día siguiente de su boda.

-Estoy en “Cappuccino”, te veo ahí en diez minutos, creo que sé dónde está- le digo

Ki Bum (POV)

De nuevo éste dolor de cabeza, cada vez es más insoportable, y además, ahora también me siento deprimido después de la forma en que Eli me hizo volver solo a casa hoy por la mañana. Me remuevo en la cama sin querer salir de ella. Apenas he podido dormir unas cuantas horas, pero me ha sido casi imposible, me siento demasiado ansioso.

Me giro de nuevo y me quedo viendo el techo después de suspirar fuerte, dándome por vencido después de dar varias vueltas en la cama.

Volteo a ver el reloj en la pared de mi habitación, ya son casi las seis de la tarde, no he salido de mi habitación desde que llegué, pero el ruido en mi estómago me hace recordar que debo comer algo, así que a regañadientes me siento en la cama.

El dolor de cabeza se acrecienta, me detengo unos momentos hasta que disminuye un poco de nuevo, respiro hondo y me pongo de pie. Me veo en el espejo de mi tocador y noto las bolsas bajo mis ojos. Hago una mueca por ver que además me veo un poco pálido y mi cutis no luce muy bien.

Me olfateo un poco y me doy cuenta de que apesto, no solo a sudor, sino también a alcohol, y a humo del cigarro que Eli suele fumar, que por cierto huele un poco extraño. Decido que lo mejor es darme una ducha rápida antes de bajar a buscar algo en la cocina.

No tengo ganas de hacer nada, mis movimientos son pausados, tanto que he tardado casi una hora en bañarme, vestirme y bajar a la cocina.

Entro directo al refrigerador sin prestar atención a nada más. Saco la botella de jugo, y me doy la vuelta para buscar un vaso.

-Hasta que te dignas a bajar- mamá está sentada cenando en la encimera, ruedo los ojos fastidiado
-Tenía sueño- contesto
-¡Claro, sino has de haber dormido anoche!-
-…- no contesto nada, simplemente me sirvo el jugo

Tengo dolor de cabeza y estoy intentando ignorar a mi madre, pero al parecer ella tiene otros planes porque continúa con sus reclamos.

-¿En dónde estabas? ¿Dónde pasaste la noche?-
-Con amigo…- contesto sin decir nada más
-¿Amigo? ¿Qué clase de amigo?-
-De la escuela…-
-¿Lo conozco? ¿Estamos hablando de un jovencito verdad?- aprieto los labios para no contestar
-…- pero él no contestarle le da la respuesta
-¡Oh por Dios! ¿Pasaste la  noche con un chico? ¡Tienes 16 años Kibum!-

Y justo en ese momento mi mente comenzó a bloquear todo lo que mi madre me dice, y no es que no le dé la razón, pero en estos momentos estoy tan molesto con ella por haber casado a Hyung Joon que no me importa lo que tenga que decir al respecto.

Termino el vaso de jugo, lo dejo en el lavabo, meto el  jugo en el refrigerador y camino hacia la puerta de la cocina, mamá sigue hablando.

-Me voy…- le digo antes de salir
-¡Estoy hablando contigo Ki Bum!- me grita

Levanto la mano para sin voltear a verla solo para decirle adiós. Camino hasta la puerta principal y salgo sin hacer caso a los gritos detrás de mí.

Reviso mi celular para ver si tengo mensajes o llamadas, pero no hay nada, Eli no me ha llamado y eso me hace sentir más deprimido. Volteo hacia mi casa, pensando en que tal vez tenga en mis cajones alguna de esas pastillas, pero solo de pensar que tengo que ver a mi madre de nuevo me hace desistir de la idea.

Camino por la calle sin un rumbo fijo, pensando en todo y en nada, simplemente necesitaba salir de casa. Quisiera hablar con mi hermano, pero sé que en estos momentos seguramente ni siquiera está en Seúl ya. Aun así, de alguna forma termino frente a la cafetería en donde trabajaba, como si pudiera encontrarlo ahí.

Me quedo ahí, viendo hacia adentro unos minutos, pero es obvio que mi hermano debe estar con su marido en estos momentos, solo veo al resto del personal atendiendo a otros clientes.

-Hola buenas tardes, ¿gustas una mesa?- un chico guapo, mesero de la cafetería se acerca
-No, gracias…- contesto antes de darme la vuelta y alejarme

No sé a dónde ir, no quiero regresar a casa, por lo menos no hasta que mamá se duerma, no quiero tener que escucharla de nuevo. Además, el dolor de cabeza continúa, y sé exactamente lo que necesito, y también sé quién puede dármelo.

Busco en los bolsillos de mi pantalón un poco de dinero, afortunadamente encuentro un poco con el cual pago el autobús que me deja más cerca de casa de Eli.

Estoy impaciente esperando a que abra la puerta después de haber tocado el timbre. Siento el corazón latiendo muy rápido y a destiempo, es un poco extraño, nunca me había sentido así, pero debe ser que estoy ansioso.

La puerta se abre, pero no es nadie del servicio, y mucho menos Eli, sino ese jovencito, Kevin, y por lo que puedo ver, trae puesta una de las camisas de Eli. Apenas me ve me sonríe amplio. Debo admitir que es muy lindo y precisamente por eso me siento inseguro por su relación con Eli.

-Hola Bumie, regresaste- muerdo mi labio
-Sí, ¿está Eli?-
-Claro- se hace a un lado para dejarme pasar- está en su habitación, entra-
-Sí…-

Los dos subimos las escaleras hasta la habitación de Eli. Me quedo un poco sorprendido al ver que Eli ni siquiera se ha levantado de la cama, continúa tal y como lo dejé esta mañana, medio desnudo y solo cubierto por una sábana.

-Oh, corazón…- me sonríe- regresaste, ¿te dijo algo tu mamá?- me encojo de hombros
-Se enojó- contesto
-Lo siento mucho cariño- veo a Kevin rodear la cama y subirse para meterse bajo las sábanas junto a él- no era mi intención quedarnos dormidos-
-Está bien…- no puedo concentrarme en lo que dice, ver a Kevin en la cama con él me pone un poco molesto- solo me gritó un poco-
-¿Quieres una?- me pregunta tomando una botella de cerveza de su buró
-No, gracias- contesto.- yo más bien…- muerdo mi labio sin atreverme a pedirle directamente la pastilla, pero Eli sonríe como si supiera
-Oh… corazón, no te preocupes, tengo suficiente para todos…- me dice mientras abre el cajón de su buró y saca un bote de pastilla- anda… sírvete tú mismo-

Aun puedo sentir a mi corazón latir muy rápido, pero avanzo hasta el bote de pastillas para tomar una. Eli se sienta en la cama, cuando estoy junto a él, rodea mi cintura con su brazo y entierra su rostro en mi abdomen.

-Me encanta ese perfume…- me dice

Me sonrojo un poco. Tomo una de las pastillas y la pongo en mi boca. Respiro hondo, un poco aliviado. Cierro los ojos para sentir como hace efecto en mí. Cuando vuelvo a abrirlos, caigo en cuenta de que Eli está levantando mi playera y besando la piel de mi abdomen.

-Corazón, ¿Por qué no subes a la cama con nosotros? ¿Huh?- muerdo mi labio pensando en lo que acaba de decirme

Volteo a ver a Kevin que no dice nada, solo nos observa fijamente, sonríe un poco, como si en verdad no le importara que Eli esté conmigo. Entonces recuerdo como despertamos esta mañana, me doy cuenta de que tal vez en verdad nosotros tres hicimos algo, pero yo no lo recuerdo.

-Ven cariño…- Eli poco jala de mí hacia la cama

En verdad, empiezo a sentirme un poco ligero, la pastilla debe estar haciendo efecto en mí, porque entre más me acaricia, menos me importa si Kevin está ahí o no…

Jung Min (POV)

-¿Estás seguro que está aquí?- le pregunto por tercera vez a Hyun Joong
-Sí, estoy seguro- contesta mientras toca el timbre de la casa- ¿Dónde más que con sus amigos? Además, si Saeng me ha enviado ese mensaje, debe ser porque tu esposo corrió con él, ¿no crees?- hago una mueca, me encojo de hombros
-Sí, seguro.-

De pronto la puerta se abre, pero tan pronto como eso ocurre y Young Saeng nos ve, rápido intenta cerrarla, pero parece que Hyun Joong ya había previsto eso porque es más rápido y pone un pie para impedírselo.

-¿Qué hacen aquí?- pregunta molesto
-Precioso, por supuesto que vine a verte- mi amigo le dice, obviamente siendo asquerosamente coqueto con el pobre jovencito
-Fuera de aquí- le dice, voltea a verme, me frunce el ceño y repite- Fuera de aquí, no son bienvenidos- con eso confirmo que Hyung Joon está aquí
-¿En dónde está?- le pregunto
-No sé de qué hablas- contesta
-Hyung Joon, mi esposo, ¿dónde está?- pregunto de nuevo

Young Saeng es obvio que no quiere dejarme pasar, así que simplemente me voltea la cara y se dirige a mi amigo.

-Sal de aquí-
-Noup- mi amigo sonríe
-Te dije que la cita se cancelaba, no salgo con los amigos de los idiotas.- eso último lo dice viéndome, ruedo los ojos
-¡Oh!- volteo hacia mi derecha al escuchar a alguien más- ¿estás buscando a Hyung Joon?- es otro de los amigos, Seung Hyun creo que se llama
-Sí, ¿sabes dónde está?-
-La última puerta- señala a un pasillo
-¡Seung Hyun! - Young Saeng grita molesto
-¡Grrrr! ¡Te ves sexy cuando te enojas!- Hyun Joong le dice
-¡Cállate!-

Dejo de escucharlos cuando me alejo de ellos, en realidad estoy más interesado en encontrar a Hyung Joon que en escuchar el juego de mi amigo con ese jovencito. Cuando estoy acercándome escucho que si Joon está ahí, no está solo, puedo escuchar otra voz.

Cuando llego a la puerta, no espero, simplemente abro la puerta, y me alegro de haberlo hecho, sino, no hubiera sido capaz de ver lo que he visto.

Ese tipo de nuevo. Demasiado cerca de mi bebé, rodeándolo de su cintura y su rostro muy cerca del suyo, a punto de besarlo. Eso me hace explotar.

-¡Así que sales de casa de tu marido para venir a verte con tu amante!- le grito
-¿Qué?- Hyung Joon parece muy sorprendido
-¡Es el colmo! ¡Además, tus amigos sirven de tapadera!-
-¿De qué hablas?- Joon murmura
-Oye…- el tipo se pone delante de Hyung Joon y eso me molesta más
-¡Vámonos de aquí!- digo haciendo a un lado al tipo y tomando a Joon del brazo
-Espera… ¿qué pasa? ¿De qué amante hablas?-

Volteo a verlo sin poder creer que siga haciéndose el inocente. El tipo intenta interponerse de nuevo pero no lo permito, lo empujo y jalo a Hyung Joon conmigo para sacarlo de ahí.

-¡Espera, Jung Min!- empieza a resistirse
-¿Qué ocurre?- escucho a uno de sus amigos preguntar

Pero los ignoro, continúo con mi camino fuera de la casa, pero sigue resistiéndose, estoy casi arrastrándolo y eso retrasa más nuestra salida, así que simplemente me detengo, me giro y lo cargo sobre mi hombro.

-¡Jung Min! ¡Bájame!-

No lo suelto hasta que llegamos al auto y lo hago entrar. Cierro con seguro la puerta y rodeo mi vehículo para conducir directo a casa sin detenerme. Hyung Joon se ha quedado callado, no sé si está impresionado por lo que ha ocurrido o si está pensando en que más mentiras decirme.

-¡Bájate!- le grito cuando abro la puerta del auto de su lado

Hyung Joon voltea a verme, por un momento me detengo al ver su rostro asustado, pero de nuevo viene a mi mente la escena en casa de su amigo, y el hecho de que haya salido de aquí solo para ir verse con ese tipo me hacen continuar con lo que estoy haciendo.

Sale del auto un poco dudoso, viéndome como si tuviera dos cabezas. Apenas sale cierro la puerta del auto y lo hago entrar a la casa. Me giro para cerrar la puerta con llave. Levanto la llave frente a él.

-Ésta casa tiene todo lo que necesitas- le digo- es muy grande, tiene piscina, una biblioteca enorme, una cocina, terraza… - mi respiración está agitada- no hay motivo para que tengas que salir de aquí-
-¡¿Qué?!- abre los ojos muy sorprendido
-A partir de ahora, las puertas están cerradas con llave- le informo, muevo la llave frente a él- ésta es la única que abre las puertas y solo yo puedo hacerlo- guardo la llave en mi bolsillo
-¿Estás loco? ¡No puedes hacer eso!-
-¡Claro que puedo! ¡Eres mi esposo! ¡Te compre! ¡¿No es así?!- abre la boca como si fuera protestar, pero la cierra y se queda callado

Respiro hondo. Se me hace un nudo en el estómago verlo tan contrariado y confundido, pero no puedo permitir que me vea la cara de idiota, no más de lo que ya lo ha hecho. Camino por toda la casa cerrando con llave todas las puertas y trabando las ventanas.


¡Hyung Joon no saldrá de aquí,  No voy a perderlo por ese tipo! 
Share:

10 comentarios:

  1. Grrrrrrrrrrrrrrrrrr cuanta rabia siento en este momentoooo estupido caballo las cosas no se hacen así.... Realmente tiene la cabeza en su culo porque no es capas siquiera de preguntar o de escuchar a nadie mas aque a su tonta y dura cabeza huecaaaaa aaaa que rabia ...... Tonto ni bum que sigue con ese idiota de eli y tonto tonto Jung min maaaaaaas lo capare si lo pillo >,< por no escuchar a su baby hermoso y decir todas esas estupideces ..... Aaa que rabia.... Se que se arrepentida de todo eso pero por tonto aunque se que llorare cuando intente pedir perdon y rogar e que no sufra mucho u.u y cuando le diga que es el peque de la infancia.... No le cresta porque dirá q no era así y aaaa llorare ahora solo de imaginar lo que puede pasar T.T sigue lo pronto porfis 9.9 y gracias por la actu :333

    ResponderEliminar
  2. Cada que leo un capítulo de este fic me deprimo =(

    Es que los problemas que tienen Min y Jun son por malentendidos, pero ninguno de los dos habla abiertamente y seguirán con los malentendidos =/ Y de cierta forma comprendo a Min, pero ya debería leer esa última carta, no se por qué, pero siento que eso hará que todo quede aclarado.

    Luego Kibum, que alguien lo patee. Todo lo que hace, las idioteces que hace por efecto de las drogas =(

    Y los demás también, que en este capítulo no salieron, pero Hong Ki, Jae Jin... awww Jae Jin =(

    Ya mejor no le sigo, porque me deprimo más =(

    Gracias por publicarlo

    ResponderEliminar
  3. Pero la culpa la tiene el Menso de Sukie... Sino fuera por él nada de esto estaría pasando.

    Estúpido Sukie o_ó

    ResponderEliminar
  4. porque tenia q pasar esto ... osea Min desconfia de Jun y para colmo lo vuelve a encontrar en una situacion conprometedora de nuevo con el menso de sukki ... que mal ... gracias qmiga actualiza pronto ... me gusta mucho

    ResponderEliminar
  5. En estos momentos no se a quien odiar más si a Suk que por entrometido y sus tonterías arruino la felicidad de MinJun o a Jung Min que con su cabeza de caballo no lo deja pensar! qué no tiene ojos para ver el daño que le esta haciendo a su ahora esposo?! Y ahora si que lo que dijo fue la gota que derramo el vaso, atreverse a decir que lo compro -.- no se merece para nada el cariño que Jun siente por él, dudar tanto de Junie que hasta lo encerrara, se volvió loco!! Si dice amarlo y no querer perderle, no parece que con sus acciones quiera lograrlo. Tonto caballo `-´
    Ash! y Ki Bum que sigue dañándose, cuándo llegara alguien que logre sacarlo de la horrible situación en la que esta? Oh y quién será el chico guapo de la cafetería?
    Kyu tal vez??
    Lo único divertido fue lo de Hyun Joong, este chico ni aun en los momentos más tensos deja de lado sus locuras para tener a Saeng >w< es adorable, no sé como Saengie se resiste a él. No es su culpa ser amigo se un idiota.

    ResponderEliminar
  6. Esa habilidad de JungMin de llegar en el momento exacto.......pero claro,el si puede explicar las cosas pero Joon no.....que lindo que es.....el si pudo explicar lo del trato y hasta casi conquistarlo...pero no le puede permitir a joon ni si quiera saber porque lo trata así
    oh,y otro que tambien esta cuando no se le necesita,el eterno no correspondido,no conforme con lo del día de la boda,viene y hace esto,haciendo que todo empeore.....ahora joon esta casi casi secuestrado......carajo,ya consiguele a alguien

    ResponderEliminar
  7. Oh! en serio estoy molesta con Jung Min, como se le ocurre tratar así a mi bebé? espero que Jun no vaya a ceder rápido cuando Min se de cuenta que estuvo en un error.

    ResponderEliminar
  8. Aghhh que coraje, estupido jung Min, te vas a arrepentir de lo que le haces a jun >_<

    ResponderEliminar
  9. OMG!! Si alguien sabe cómo va sobrevivir el matrimonio MinJun ante tanto malentendido, por favor páseme la voz porque yo no sé… Hyun tiene mi completo apoyo al decir que Min habla y realiza acciones que lastiman sin pensar en las consecuencias, solo espero que algún indicio sobre lo ocurrido en el día de la boda y en el cuarto de Saeng, le haga abrir los ojos a Min antes que sea demasiado tarde y pierda a Jun definitivamente.

    Ki Bum es un adicto...así de simple, así de sencillo

    ResponderEliminar
  10. Jung Min eres de lo peor, un bestia un animal… bueno, pobres animales, los insulto comparándolos contigo, sí, es cierto, Geun Suk tiene intenciones con Hyung Jun, pero él no lo quiere, de quien sigue estúpidamente enamorado es de ti, maldito bastardo, pagarás caro esto.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts