Indomable... Capitulo 13

Hyun Joong (POV)

-¿Podrías al menos sonreír?- digo entre dientes mientras caminamos rumbo a la entrada del club
-Estoy sonriendo- Saeng me contesta, igualmente entre dientes
-Parece que estas sufriendo por ir al baño- le vuelvo a decir
-Discúlpame sino puedo parecer que estoy feliz, pero no puedo dejar de pensar en que me obligaste a dejar a Ji Bin con Joon y su marido- ruedo los ojos
-Ji Bin va a estar bien, deja de preocuparte, algún día el niño tendrá que ir a la escuela y tú vas a llorar como “Magdalena”…-
-No es eso…- intenta discutirme, pero hemos llegado a nuestro destino

A la celebración del cumpleaños de Hyorin en el club de playa, mi jefe, el señor Lee está frete a nosotros con una piña colada en su mano, un conjunto bastante llamativo con flores de colores, y un sombrero de paja en su cabeza.

-Hey Kim, pensé que no vendrías- me saluda
-Jamás podría quedarle mal- le hago una venia y luego extiendo mi mano para estrechar la suya
-Veo que trajiste a tu lindo esposo- ignora mi saludo y extiende su mano hacia Young Saeng

Volteo a verlos, por alguna razón Young Saeng parece apenado, y su rostro se ha puesto un poco rojo. Frunzo el ceño. No sabía que le gustaran los hombres tan mayores, tampoco es que mi jefe sea un anciano, pero aun así.

Saeng alcanza la mano del señor Lee y éste de inmediato le da un beso en ella, y Saeng por increíble que parezca se pone aún más rojo. Ladeo mi cabeza hacia él, abriendo muy grande los ojos intentando llamar su atención.

Young Saeng voltea verme y simplemente se encoje de hombros y sonríe. ¡Genial! ¡Está disfrutando la atención que mi jefe le está dando!

-¡Hyunie!- cierro los ojos y casi gimo cuando escucho la voz de Hyorin- ¡qué bueno que llegaste!- me dice al mismo tiempo que se cuelga de mi cuello- estaba pensando que no ibas a venir- me da un beso en la mejilla, estoy sintiéndome un poco incómodo
-Es un evento importante, claro que vendría- le contesto intentando apartarla, pero está totalmente aferrada a mi cuello, y no puedo hacerla a un lado sin que sea demasiado obvio enfrente de su tío.

Inconscientemente volteo a ver a Young Saeng, me hace sentir un poco nervioso que Hyorin haga éste tipo de cosas enfrente de él, y ver su cara perpleja me hace sentirme aún peor.

-Oh! Hyunie, quiero presentarte a alguien- Hyorin me jala del brazo
-Yo…- me rehúso a moverme, volteo a ver a Saeng
-Oh vamos Kim, no te preocupes por tu precioso esposo, yo me hago cargo de él, te aseguro que no se te va a perder.- el señor Lee toma su mano y la pone su brazo dándole unas palmaditas
-¿Estás bien con eso?- le pregunto a Young Saeng, en el fondo espero que diga que no para así tener un pretexto y no ir con Hyorin a ningún lado, pero él simplemente se encoje de hombros
-Está bien, el señor Lee me hará compañía- su expresión es sombría, asiento con la cabeza
-Bien… regreso pronto…-


Finalmente me dejo llevar por Hyorin, sin dejar de ver sobre mi hombro a Young Saeng. El señor Lee comienza a caminar entre las mesas de playa, se detiene con algunos de nuestros colaboradores que han asistido a la fiesta y parece estarlo presentando.

Aprieto los labios, tengo el impulso de regresar sobre mis pasos para quedarme junto a Young Saeng, pero Hyorin vuelve a dar un tirón de mi mano, eso me hace regresar mi atención a ella al sentirme un poco desubicado por el rápido movimiento.

Volteo a mí alrededor, me doy cuenta de que estamos lejos y fuera de la vista de todos. Me empuja para pegar mi espalda en la pared. Presiona su cuerpo al mío. Acerca su rostro, sus labios  muy cerca de los míos.

-Este fin de semana será muy divertido- sonríe- Lo he estado preparando todo, aquí no tienes que fingir, yo lo sé todo.- abro los ojos sorprendido
-¿Cómo?-
-Ya sabes, esa farsa de tu esposo- dice moviendo una de sus manos hacia donde está Saeng- conmigo no tienes que fingir, me he asegurado de que mi tío no se dé cuenta de nada- sonríe coqueta mientras desliza un dedo sobre mi pecho

En realidad no estoy muy sorprendido, Hyorin no es tonta, y seguramente me ha seguido o me ha mandado seguir y se ha dado cuenta de que no duermo en la casa de Young Saeng, o tal vez ya hasta sabe que la única vez que nos habíamos visto antes de todo esto fue el día de la boda de Jung Min.

Pero definitivamente iba a ser difícil mantener el secreto alejado de ella. Respiro hondo resignado a tener que soportar lo que está diciéndome, aunque no tengo ni un poco de ganas de hacer lo que ella quiere, en verdad ha dejado de resultarme atractiva.

-Escucha, hoy en la noche te espero en mi habitación-
-Hyorin…- voy a protestar, pero me interrumpe
-Oh, vamos, tú y yo sabemos que siempre te han gustado las emociones fuertes…-levanto una ceja sorprendido cuando saca una tarjeta con el número de su habitación y la pone en el bolsillo de mi camisa- voy a estar esperándote-

Me quedo en silencio mientras veo como sonríe, se da la vuelta y se aleja regresando a donde está el resto de los invitados. Debo admitir que suena tentador, pero aun así, no estoy interesado. Me acomodo la camisa, tiento por encima de la tela la tarjeta que ha dejado, niego con la cabeza, y empiezo a buscar a Saeng entre la gente.

Young Saeng (POV)

Aprieto los labios para tratar de que mi rostro no refleje ninguna emoción, pero en realidad estoy muy enojado. En verdad esa tipa es una zorra, ¿Cómo se atreve a colgarse del cuello de Hyun Joong estando yo enfrente?

Está bien, nuestro matrimonio es una farsa, pero se supone que ella no lo sabe, ni ella ni el resto de la gente en ésta fiesta, me siento como el esposo idiota que permite que su marido coquetee con quien se le ponga enfrente.

Respiro hondo mientras camino sujetando el brazo del señor Lee, pero no puedo dejar de voltear hacia donde Hyun y esa zorra se fueron. Ni siquiera logro verlos, se han ocultado para que nadie los vea.

Cierro los ojos unos segundos intentando contar hasta diez para no explotar, o para no sentirme tan imbécil por tener este nudo en el pecho. Respiro hondo recordándome mentalmente que Hyun y yo somos nada, que nuestro matrimonio es una farsa, que apenas cumplamos el año, es decir en cinco meses, todo habrá terminado.

Firmaremos el divorcio, y él se irá por su lado y yo por el mío con mi Ji Bin. Suspiro hondo antes de abrir los ojos.

-Joven Young Saeng, permítame presentarle a algunos amigos.- el señor Lee me da una palmada en la mano para tener mi atención
-Por supuesto-le sonrío, me agrada, es muy caballeroso
-Le presento a Kim Sang Joong, socio.- hago una venia
-Mucho gusto- sonrío
-Y su sobrino, el Doctor Kim Kyu Jong- levanto la cabeza rápido

Estoy sorprendido, ¿el Doctor Kim Kyu Jong? Abro la boca impresionado, el doctor sonríe cuando me ve.

-Joven Heo, tanto tiempo sin verlo- extiende su mano hacia mí
-¿Se conocen? – el señor Lee nos pregunta
-Claro, fui quien trajo al mundo al pequeño Ji Bin, por cierto, ¿lo ha traído? Debe estar grande y hermoso- sonrío y me sonrojo, me gusta cuando alguien piropea a mi bebé
-No, no lo he traído, siento mucho no poder mostrarle lo hermoso que es, pero prometo llevarlo pronto a su consultorio-
-Vaya, así que eres el médico del esposo de Kim-

Contengo la respiración. Oh Dios! Se supone que el Doctor Kyu no sabe que me he casado, es más, él piensa que soy un padre soltero.

-¿Esposo?- voltea a verme, paso saliva nervioso, entrecierra los ojos y parece que ha entendido que algo raro pasa- sí, por su puesto, ¿Cómo está su marido?- me pregunta, respiro hondo
-Bien, muy bien…- mi corazón está latiendo muy rápido, necesito desviar la conversación- ¿y su esposo?- le regreso la pregunta, y el Doctor sonríe ampliamente
-Oh, mi pobre Kiki está sufriendo un poco.- ladeo la cabeza sin entender muy bien- está en su tercer embarazo y no ha sido muy buen, todos los días despierta con náuseas, y los pequeños Kang Joo y Ho Sik no ayudan mucho, demasiado traviesos- sonrío
-Pobre…-
-Bueno parece que ustedes dos se conocen bien, tal vez pueda encargártelo unos momentos, necesito saludar a unas personas- el señor Lee le dice al doctor
-Por supuesto-

El señor Lee me hace una venia y besa de nuevo mi mano haciéndome sentir un poco apenado, se despide del Doctor Kyu Jong y se va a otra mesa con un grupo de señores que de inmediato lo reciben con un puro y otra bebida preparada.

-Así que, ¿esposo?- el Doctor me saca de mis pensamientos, de nuevo mi corazón se acelera
-Sí, yo…- respiro hondo- me casé hace un poco más de seis meses.- levanta una ceja sorprendido
-¿En serio?- sonrío un poco tímido
-Sí.-

Comenzamos a caminar por la orilla de la alberca del hotel, el sol está comenzando a ocultarse, los pocos rayos de sol se reflejan en el agua, la brisa vespertina comienza a soplar. El Doctor llama a uno de los meseros, pide dos bebidas preparadas de coco. Esperamos uno segundos, conversando de lo bonito que es el hotel mientras nos traen las bebidas.

De nuevo comenzamos a caminar alrededor de la alberca, aprovecho que ha dejado de lado el tema de mi matrimonio, empiezo a preguntarle sobre él.

-¿No vino su esposo?- le pregunto
-Imposible, aún le falta un mes para tener al nuevo integrante de la familia, pero está tan grande- hace extiende sus brazos mostrándome- que se cansa demasiado en éste tipo de fiestas- asiento con la cabeza mostrándome de acuerdo

Yo solo he tenido un bebé, pero aún recuerdo los últimos meses del embarazo y fueron realmente cansados e insoportables. No podía dormir, no podía caminar mucho porque mis pies se hinchaban, si bebía mucha agua en menos de cinco minutos tenía que correr a buscar un baño.

-Su appá está con él ayudándole a cuidar a los pequeños Kang Joo y Ho Sik –sonrío
-Eso es bueno, tener ayuda es bueno-
-Sí lo es.- seguimos caminando viendo a la gente nadar en la alberca, a otros asolearse con lo que queda de sol

Nos quedamos callados, nunca había platicado tanto tiempo con el Doctor Kyu Jong, es una lástima que esté casado, siempre lo he dicho, y además parece adorar a su esposo. Dios, le tengo envidia a Kiki.

Sin darme cuenta he hecho un puchero mientras lo veo fijamente, no reacciono hasta que veo como levanta una ceja y sonríe.

-Oh…- desvío la mirada sintiéndome un tonto
-¿Ocurre algo?- me pregunta, su voz suena divertida
-No, nada….- suspiro- solo que pienso que su esposo es muy afortunado- le digo sin tapujos
-Oh, gracias- inclina la cabeza

¡Dios! Mi rostro debe estar rojo, siento el calor en él.

Sigo intentando desviar la mirada para que no vea que estoy avergonzado, algo llama mi atención a lo lejos. Frunzo el ceño un poco confundido. ¿Por qué Hyun Joong viene hacia acá, con esa cara de enojado?

Ladeo mi cabeza intentando entender lo que ha ocurrido. Observo como su mirada se dirige al Doctor Kyu Jong, y no es una muy amigable.

-¿Qué haces aquí?- me dice en cuanto llega a donde estoy, parpadeo
-Ummm… ¿tú me trajiste?- contesto, lo veo rodar los ojos
-Ya sé que yo te traje a la fiesta, pero, ¿por qué estas con éste tipo, paseando alrededor de la alberca?- levanto una ceja

No sé si sentirme sorprendido porque parece en realidad que está celoso, o sorprendido porque se atreve a reclamarme algo que él mismo estaba haciendo. Es decir, yo no puse ninguna objeción cuando él se fue con la zorra esa quien sabe a dónde.

-Perdón, ¿el “tipo”, soy yo?- el Doctor Kyu pregunta, y yo no podría sentirme más avergonzado
-¿Quién más?- Hyun voltea a verlo muy enojado

Rápido me pongo entre los dos, dándole la espalda a Hyun Joong, mostrando mi mejor cara de vergüenza al Doctor.

-Lo siento Doctor, mi marido es un poco imbécil a veces-
-Oh, entiendo- el Doctor sonríe
-Yo no soy ningún imbécil- intenta pasarme, pero lo detengo
-¡Ya basta Hyun Joong!- empiezo a molestarme en serio por su actitud

Respiro hondo varias veces para no hacer una escena en frente del Doctor Kyu Jong, bastante vergüenza siento ya por la forma en que Hyun le ha gritado. Intento sonreír.

-Fue un placer verlo- le digo al Doctor- espero poder llevarle a Ji Bin pronto para que vea cuanto ha crecido-
-Por supuesto- me sonríe
-Me saluda a su esposo- le hago una venia antes de darme la vuelta y caminar rumbo a la recepción del hotel

Ni siquiera quiero voltear hacia atrás. Hyun Joong en verdad me ha hecho enojar. Llego a la recepción y le pido a la señorita la llave de la habitación. Escucho a Hyun caminar detrás de mí.

-¡Young Saeng! - no contesto, sigo caminando al elevador

Apenas se abren las puertas, entro y cruzo los brazos en clara señal de que no quiero hablar con él, así que permanecemos callados mientras subimos los cinco pisos. Yo tengo un nudo en la garganta, éste día definitivamente no ha sido para nada agradable.

Hyun Joong (POV)

Bien, sino quiere hacer una escena frente a todos, estoy de acuerdo, pero tengo que dejarle en claro que no puede ponerse a coquetear por ahí cuando estamos en un evento social con mi jefe alrededor, así que lo sigo hasta la habitación que nos ha sido asignada.

Apenas entramos, cierro la puerta con fuerza, Young Saeng voltea a verme un poco sorprendido, pero de inmediato frunce el ceño.

-Escucha Young Saeng- empiezo a hablar, el enojo de ver como estaba sonriéndole a ese tipo sigue carcomiéndome por dentro-  para mi jefe y todos los que están en ésta fiesta, tu eres mi esposo- lo señalo- tienes que comportarte como eso, no andar por ahí coqueteando con el primero que se te ponga enfrente- respiro hondo- entiendo que estás desesperado por encontrar un buen partido, pero voy a pedirte que…- no he terminado de hablar cuando siento el ardor en mi mejilla

Llevo una mano a mi mejilla, justo en donde Saeng acaba de darme una bofetada. Es entonces que observo como sus ojos están llenos de lágrimas, y siento como si apretaran mi pecho.

-¡Idiota!- aprieto los labios- ¿Y porque tú sí, y yo no? ¿Eh?-
-Yo no hice nada- contesto
-Si claro, esa zorra te dijo ven y tú no tardaste ni dos segundos en ir- levanto una ceja un poco sorprendido por la forma en que la ha llamado- ¿y yo que? ¿Tengo que ser el esposo estúpido que deja que su marido coquetee por ahí?-

Respiro hondo.

-No Saeng, no es eso… yo…-
-¿Y que si quiero encontrar a alguien para mí?- de nuevo aprieto los labios- No soy de piedra, yo también necesito de alguien conmigo, tú y yo no somos más que una farsa, en cinco meses todo esto va a terminar- mueve sus manos alrededor- tu tendrás lo que querías, tu trabajo y tu soltería intacta, ¿y yo?- su voz poco a poco ha aumentado el volumen- ¿sabes? Creo que no tengo porque esperar cinco meses, bien puedo pelear ahora por mi bebé, no me importa tener que pasar meses en la corte, estoy harto de tener que fingir esto-
-¿Qué? No puedes hacer eso- doy un paso adelante, pero apenas lo hago Saeng toma lo primero que encuentro y me lo arroja
-¡Claro que puedo! Estoy perdiendo tiempo valioso en esto, ¡Ji Bin necesita un padre!-
-Pero tu querías ser padre soltero, ¿no?- estoy un poco confundido
-Eso es algo que no te importa- vuelve a arrojarme otra cosa y yo logro esquivarla- fuera de aquí, es muy tarde para regresar a casa, así que pasaré la noche aquí, mañana temprano me voy-

Me quedo en silencio viéndolo fijamente. Paso saliva con dificultad, de pronto mi corazón está latiendo muy rápido. Aprieto las manos fuerte, pero no es por enojo, es por la intensa necesidad de acercarme a él.

-Bien…- asiento con la cabeza antes de salir

Cierro la puerta detrás de mí, recargo mi cabeza en ella, respiro hondo varias veces, intento desaparecer el nudo en mi pecho.

Las últimas dos horas me las he pasado me la he pasado en la barra del bar del hotel, bebiendo una copa tras otras, intentando poner mis pensamientos en orden, o más intentando deshacer el nudo en mi pecho, pero no lo he logrado.

¿En verdad Young Saeng terminará el trato?

Lo que más me tiene desconcertado es que ni siquiera me he preocupado por lo que mi jefe pueda decir, sino que estoy pensando en que no volveré a ver a Ji Bin, apenas estaba dando sus primeros pasos, no seré capaz de verlo correr…

Suspiro hondo mientras recargo mi barbilla en la barra, viendo directamente la copa frente a mí. ¿Qué debo hacer? Tal vez Saeng tiene razón, debería dejarlo ir, si él quiere casarse y tener una familia no puedo impedírselo, Ji Bin necesita un padre… de nuevo el nudo en el pecho…

Golpeo con el dedo la copa. No debí haber hecho todo éste lío, ni siquiera debí acercarme a Young Saeng, tal vez debería haberme casado con Hyorin tal y como quería el señor Lee.

Llevo una mano al bolsillo de mi camisa para sacar tarjeta que me dio Hyorin. Levanto una ceja al leer el número, sonrío. En verdad Hyorin es una perra. El número de la habitación es la que está enfrente de la de nosotros.

Dejo la tarjeta sobre la barra, junto a la copa mientras la observo, debatiéndome en que tal vez debería ir con ella y aceptar su propuesta, dejar que Young Saeng se vaya y no volver a molestarlo.

Suspiro de nuevo. Me levanto, saco un poco de dinero y lo dejo sobre la barra antes de tomar la tarjeta y salir de ahí. En el camino me topo con la florería del hotel, aún está abierta a pesar de que es un poco tarde. Observo fijamente un ramo hermoso de flores. Por alguna razón pienso en comprarlas.

Cuando las tengo en mis manos hago una mueca por lo tonto que soy al comprarlas, me encojo de hombros y subo al elevador para ir al quinto piso.

Me detengo en el pasillo. Volteo a ver la puerta de Hyorin, y después la puerta en donde está Young Saeng. Sigo pensando en que debería dejarlo ir, en que no debería haber hecho esto, en que no se merece estar con alguien como yo…


Niego con la cabeza, sabiendo que lo que estoy haciendo tal vez no es lo mejor, pero aun así me giro hacia una de las puertas para llamar y esperar a que me abran.  
Share:

8 comentarios:

  1. ¬¬ como no sea la desaengi lo mato esque me meto en el fic y lo capo enserioesuqe si no es la puerta de mi utria hermosa lo matooo le paso con un tractor esima hacia delante y en reversa aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa moie de asngustia x.x no demores para el proximo porfia porque si muerto tu le daraslas razones a mi madre he? .. esta bien exagero peroporfavor que sea la peurta de saengi :SS porfavoor aunque se que si no se pelean no hay historia peor no quiero que se metacon esa maldita zorra >,< no no no.... porfavoooor 9.9

    ResponderEliminar
  2. Hijo de su ma.....

    Donde no haya ido a tocar en la habitación donde está Saeng, lo pateo ¡¡¡LO PATEO!!!

    Es que qué chistosito me salió. Él no tiene voluntad para decirle a la estúpida esa que no ¿o sí? porque no lo parece. Y luego llega con Saeng y enfrente de Kyu le hace una escenita sin saber siquiera quién es. Yo sí lo pateo, en verdad que sí ( ¬¬)9

    Muchas gracias por publicarlo y ojalá Hyun tome la decisión correcta o de menos que no vaya con la tipa esa e.e

    ResponderEliminar
  3. que intenso el capitulo... waaa solo se que me va a costar esperar al siguiente

    ResponderEliminar
  4. Hyunjoog por Dios no vayas a desaprobechar tu unica oportunidad de tener una familia de verdad, una persona que en verdad te ame por lo que eres no solo por capricho. A leguas se bota que en verdad te gusta saeng si esos celos no son por nada.
    Gracias por el capi y por fa actualiza pronto. Ya quiero saber que pasara

    ResponderEliminar
  5. Realmente interesante, kyaaaaaaa hyung si no es la puerta de saeng lo mato kyaaa xq no lucha x el kyaaa y saeng que tbn no hace nada
    Espero no tardes mucho en actualizar ya quiero leer mas

    ResponderEliminar
  6. Mas te vale entrar a la de Saenguie no? esa, esa barracuda! k no te deja en paz! ya dejala, solo est apor iteres contigo, o si no me meto al fic y te empujo a la puerta de Young Saeng! aaarrrgg, okok, epseramos otro capi, gracias!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Osea si toca la puerta de la zorra lo MATO!!!!! No hay forma ya muchas estupideces está haciendo mi adorado Hyun Joong! ㄱㄱ creo que debe aparecer alguien que le haga batalla a Hyun para que descubra que se muere por Young Saeng acagd ! Gracias!!! Please no te demores mucho en actualizarlo

    ResponderEliminar
  8. Bien dicen que la mentira tiene patas cortas y para alguien tan sagaz como Hyorin, quien nunca se tragó el cuento del matrimonio entre Hyun y Saeng, descubrió pronto la farsa y con todo el descaro que la caracteriza invita a Hyun a pasar la noche con ella… PERRA!!.... pero más PERRO, sería Hyun si aceptara, sobre todo después de acusar injustamente a Saeng de andar coqueteando con su jefe y con Kyu… estúpidos celos… obvio que cachetitos no se iba a quedar callado y le cantó sus verdades... y cuando toca el tema del divorcio y la custodia de Ji Bin… definitivamente movió a Hyun, pues los lazos de amor y afecto para su esposo y su hijo son demasiado fuertes para poder romper… tienes solo una oportunidad Hyun, escoge la puerta correcta o te arrepentirás.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts