Indomable... Capitulo 06

Young Saeng (POV)

Me remuevo en la cama. Estiro mi brazo a un lado para tomar la almohada y ponerla sobre mi cabeza. Pero es inútil, aún puedo escuchar el timbre de la casa sonar demasiado insistente. Gruño molesto porque por más que intento no puedo ignorarlo.

Respiro hondo, gruñendo molesto mientras me siento en la cama. Mis ojos aún están un poco cerrados, giro mi cabeza para ver hacia la cuna…

-Al menos Ji Bin no se ha despertado…- murmuro, pero lo he festejado demasiado pronto, apenas lo he dicho y Ji Bin ha comenzado a llorar.- diablos!.- hago un pequeño berrinche mientras me levanto de la cama

No es que sean las 7 o más temprano de la mañana, en realidad son pasadas las seis de la tarde, pero ésta era mi oportunidad para descansar un poco.

Anoche me desperté dos veces para darle de comer a Ji Bin y cambiarle su pañal. Me desperté a las 6 de la mañana para bañarme y alistarnos para ir al trabajo, dejé al bebé en la guardería y me fui al kínder en donde trabajo.

De ocho a 12 del día enseñé a casi veinte niños una nueva palabra, los puse a ser creativos con un poco de plastilina y los dejé que gritaran alto en una actividad en donde todos participaron. Eso me dejó exhausto.

Hyung Joon y yo estuvimos conversando del contrato que firmé con Hyun Joong hasta que su marido pasó por él a la escuela. En punto de la una de la tarde en que se fue el último niño.

Después solo una hora para comer algo nutritivo y entonces pasar por Ji Bin a la guardería, regresar a casa, y empezar entonces la faena de cuidarlo mientras califico trabajos. Para las cinco de la tarde en que logré hacer que se durmiera yo estaba fatigado.

Como sé que durante la noche me despertará para comer, acostumbro dormir el tiempo que puedo durante las tardes. Pero al parecer alguien no está de acuerdo con mi rutina y ha venido a interrumpir mi siesta.

Camino hasta la cuna para levantar a Ji Bin en brazos, lo arrullo un poco a cada paso que doy hasta la puerta de mi casa.

-¿Sí?- pregunto al mismo tiempo que abro, ruedo los ojos cuando veo a la persona parada frente a mí
-A mi también me da gusto verte- me sonríe
-¿Qué quieres Hyun Joong?...- estoy cansado como para pelear
-¿Estabas dormido? Pero si son las seis de la tarde, demasiado temprano, ¿no crees?.- respiro hondo,
-Obviamente no has tenido que criar un bebé…- murmuro- entra…- le digo mientras me hago a un lado


Continúo arrullando a Ji Bin, pero está muy inquieto, camino de un lado a otro, Hyun Joong se sienta en la sala, se está tomando demasiadas libertades.

-Necesito que me acompañes- frunzo el ceño
-¿A dónde? -
-Mi jefe llegó hoy de Boston, hoy por la noche organizaron un coctel para él- levanto una ceja
-¿Y?...- rueda los ojos
-¿Cómo que “y”? eres mi “esposo” tienes que venir conmigo!-

Volteo a ver a Ji Bin. Hago una  mueca de desaprobación, niego con la cabeza. De nuevo volteo a verlo a él.

-No puedo…- le contesto decidido
-¿Por qué? Firmaste un contrato!... –

Abro los ojos sorprendido cuando veo que saca del bolsillo interior de su saco una copia del papel que firmamos hace unos días frente a sus abogados. Aprieto los labios molesto. Claro que sé que me comprometí a simular ser su esposo!

-Lo sé!- me le quedo viendo fijamente, respiro hondo para tranquilizarme.- pero entiende, no puedo dejar a Ji Bin solo.- intento explicarle, aunque algo me dice que realmente a él no le interesa más que el cumplir con su jefe.- mira, si me hubieras dicho con anticipación, seguro encuentro alguien que pueda cuidarlo por mí, o tal vez conseguía una niñera de paga, pero así de pronto, es imposible!-

Se me queda viendo fijamente como si estuviera intentando entender cada una de mis palabras. ¿Qué es tan difícil de entender? Frota la mano en su barbilla. Levanta un poco la vista como si estuviera pensando una solución, lo cual es ya un punto a su favor para que voy a mentir. Y de pronto saca su celular y marca un número.

Respiro hondo esperando a que diga algo, a que termine su llamada. Ji Bin ya se ha calmada, comienza a dormirse de pronto.

-Jung Min!.- abro los ojos sorprendido.- ¿qué tienes que hacer hoy en la noche?...- se queda en silencio unos momentos…- oh, qué lástima, hace tanto tiempo que no salimos a tomar una copa…- levanto una ceja, ¿no que tenemos que ir a ese coctel? ¿Por qué está invitando a Jung Min a tomar una copa?...- perfecto! Entonces, si tienes tiempo de cuidar a Ji Bin, ¿verdad?... oh vamos amigo, acabas de decir que ibas  a cancelar tus planes, que no eran tan importantes!...- estoy impactado…- gracias Jung Min, lo llevamos dentro de una hora…- corta la llamada, sonríe y voltea a verme.- listo, tienes niñero, y son dos…- tengo la boca abierta

Acaba de obligar a Jung Min y a Hyung Joon a cuidar a Ji Bin… ¡Wow! Ni siquiera yo he logrado que Joonie lo cuide por mí! Y eso que son sus padrinos, pero bueno, tampoco es que me queje por eso, como padrinos le compran muchas cosas lindas, como su cuna.

-Bien…- suspiro…- iré a cambiarme…- le digo dejándolo en la sala

Aunque ya ha solucionado mi mayor inconveniente, aún no me siento seguro de todo esto. Es la primera vez que voy a separarme de Ji Bin por la noche, es diferente que cuando lo dejo en su guardería, tengo un nudo en el estómago.

Además, a eso debo sumarle que nunca ha ido a un coctel o algo por el estilo. Estoy muy nervioso, por lo que visto en las películas y dramas, son eventos muy elegantes en donde todos lucen sus mejores atuendos y modales.

Dejo a Ji Bin en la cuna, me giro para abrir mi closet y buscar algo que ponerme. Muerdo mi labio inferior al darme cuenta que lo más parecido a un traje elegante, es el que usé en la boda de Hyung Joon.

Hyun Joong (POV)

Camino de un lado a otro en la sala, de vez en cuando levanto mi brazo para ver la hora en el reloj. Ha pasado casi una hora y Young Saeng aún no puede salir de su habitación, comienzo a impacientarme.

Me gusta ser de los primeros en llegar a éste tipo de eventos, así tengo la oportunidad de charlar sin interrupciones con las personas importantes que puedan estar en el lugar.

A éste paso, voy a llegar demasiado tarde, aún tenemos que ir a dejar al niño con Jung Min y su esposo.

Recargo mi frente en la pared sintiéndome un poco desesperado por la tardanza. No entiendo ¿por qué se tardan tanto en vestirse? ¿qué tan difícil puede ser quitarse un pantalón y ponerse otro?

-Estoy listo…- levanto la cabeza

Sonrío feliz porque por fin ha terminado. Me giro aún con la sonrisa en los labios, pero pronto desaparece. Frunzo el ceño al verlo frente a mí con un traje bastante llamativo, que recuerdo haber visto antes… abro los ojos sorprendido.

-Ese traje...- es el mismo que traía puesto esa vez…

Humedezco mis labios al recordar la forma en que fue desechado en aquel cuarto de hotel. Muerdo mis labios cuando siento un poco de incomodidad en mí entrepierna al recordar la manera en que con su propia mano se masturbaba ante mí, esperando en la cama a que me desvistiera.

-¿Hyun Joong?...- parpadeo
-¿Huh?...- levanto la mirada… me había quedando viendo fijamente a su entrepierna
-¿Nos vamos?...-

Y entonces reaccionó. Por mucho que ese traje traiga recuerdos gratos, no puedo llevarlo así, es completamente ridículo. Respiro hondo.

-¿Es lo único que tienes?- le pregunto señalando su traje, hace una mueca
-Si… lo siento, no estoy acostumbrado a ese tipo de eventos…- murmura, suspiro
-Bien… entonces será mejor que nos demos prisa, tenemos que comprar uno antes de ir al coctel.- abre los ojos sorprendido.- anda…-

Tomo la mochila que cuelga de su hombro para ayudarlo y se de prisa. Tan pronto dejamos al niño en casa de un Jung Min visiblemente disgustado, lo llevé a mi tienda predilecta. Siempre compro ahí mis trajes, además de que ya me conocen, saben lo que me gusta.

-¿Cómo me veo?...- sonrío ampliamente
-Mucho mejor- contesto mientras me acerco a él para darle mi brazo- estás listo para ser presentado como mi esposo…- lo escucho suspirar hondo, resignado

Y no podría importarme menos, el que esté quiera o no ser mi esposo ya no es una opción. Hay un contrato firmado y tiene que cumplirlo, mi trabajo está en juego si mi jefe descubre que le he mentido.

Young Saeng (POV)

Tengo el estómago hecho un nudo, eso sin contar que el cuello de la camisa me pica y los zapatos nuevos me aprietan demasiado, no sé si pueda resistir mucho tiempo, tengo la creciente necesidad de quitármelos para descansar un momento.

Hyun Joong sigue caminando por el largo pasillo, yo voy sujeto de su brazo, temeroso de caerme y hacer el ridículo. Siento que voy a volver el estómago cuando finalmente se detiene en la puerta del salón.

Es demasiado elegante, y ni que decir de la gente que se encuentran ahí, todas lucen impecables, se nota que son empresarios y personal directivo de la empresa en la que trabaja Hyun Joong. Contengo el aliento, sin darme cuenta aprieto su brazo.

-Tranquilo, solo sonríe…- me da una palmadita en la mano

Como puedo pongo una sonrisa en mis labios.

-No tanto…- me susurra…- pareces el guasón…- frunzo el ceño
-Entonces no voy a sonreír, no puedo hacerlo…- mi corazón está latiendo frenético, se ríe un poco
-Si puedes… solo relájate…- sigue susurrando, me hace girar para ver a la gente…- ¿ves a toda esa gente?-
-¿Sí?-
-Bueno, todos ellos están por debajo de mí en el escalafón, a excepción de mi jefe- abro los ojos sorprendido, volteo a verlo
-¿En serio?...- mi voz suena demasiado aguda

Pero es que su información en lugar de tranquilizarme, me ha hecho ponerme más nervioso! ¿Toda esa gente creerá que estoy casado con uno de los directivos más importantes de su empresa?! Por Dios, lo bueno es que no hay presión!

Cierro los ojos unos momentos, respiro hondo profundamente. Tengo que recordar que estoy haciendo esto por Ji Bin. Sonrío al recordar el rostro de mi bebé, sus pequeñas manos cuando sujetan la mía. Eso me hace calmarme un poco, solo un poco.

-Oh Diablos…- abro los ojos para voltear a verlo.- ¿qué hace aquí?...-
-¿Quién?...- le pregunto
-¿Huh? – me ve.- no, nadie… ven, vamos a saludar a mi jefe.-
-Está bien…-

Atravesamos todo el salón, Hyun Joong se detiene de vez en cuando para saludar a algunas personas, y a cada una de ellas me presenta como su esposo, he tenido que sonreír, bueno espero que haya sido una sonrisa.

Finalmente llegamos frente a un señor canoso, debe tener por lo menos unos sesenta años. Junto a él está una mujer que apenas si voltea a vernos y cuando lo hace, juro por Dios que me ha barrido de arriba abajo.

-Buenas noches Señor Lee, es un placer tenerlo en Seúl…- Hyun lo saluda
-Buenas noches Kim…- se dan la mano, pero pronto su atención se dirige hacia mí.- ¿y quién es éste hermoso joven que te acompaña?- me sonrojo un poco

No es que piense que soy feo, pero pocos hombres me han dicho que soy hermoso. Digo, no es como si hubiera tenido muchas relaciones en mi juventud.

-Es mi esposo, Young Saeng, Kim Young Saeng…- frunzo el ceño…

¿Kim Young Saeng? ¿quién es Kim Young Saeng?... oh! Claro! Es su apellido! Eso es raro…

-Mucho gusto joven Kim…- su jefe toma mi mano y la besa

¡Cielos! ¡Qué caballeroso!

Y que patético me siento, emocionarme porque un hombre entrado en los sesenta es caballeroso conmigo! Ruego los ojos. Sonrío.

-Igualmente señor Lee… Hyun me ha hablado mucho de usted…- me sonríe
-¿En serio? Espero que puras cosas buenas…-
-Por supuesto…-

Si claro, además del hecho de que por su culpa está tan desesperado, que me ha amenazado con demandarme sino finjo ser su esposo. Pero bueno, son nimiedades…

- Hyo Ri…- el señor Lee llama a la joven junto a él- ¿verdad que es guapo el esposo de Kim?...- la joven hace una mueca
-Si tú lo dices…- me vuelve a ver de arriba abajo antes de darse la vuelta y alejarse

Si bueno, ni que me interesara caerle bien, no tengo idea de quien sea, y tampoco quiero saberlo!

-Espérame aquí…- abro los ojos sorprendido y volteo a ver a Hyun cuando lo escucho susurrarme al oído
-¿Qué?...- le digo entre dientes
-Tengo algo que hacer… espera…- sonríe a su jefe.- Señor Lee, ¿puedo dejar en sus manos a mi bello esposo?...-
-Por supuesto…-

Oh por Dios! ¿A dónde va? ¿Por qué me deja solo con su jefe?! Mi corazón se acelera, estoy demasiado nervioso, y si digo algo que no esté bien, no quiero que me eche a mí la culpa de que lo despidan y luego quiera demandarme!

Paso saliva nervioso cuando lo veo alejarse. Estoy demasiado ansioso.

-Me alegra verlo bien de salud… y que por fin esté acostumbrándose a su vida de casado…- volteo a ver un poco confundido al señor Lee


¿De qué está hablando? ¿Enfermo yo? 
Share:

2 comentarios:

  1. omg se le armo a hyun ahora si que mi cacheton lo mata, y ahora que dira young saeng me intriga mucho, espero la próxima actu, este fic esta demasiado bueno ^^

    ResponderEliminar
  2. Ese Hyun!!!... supo muy bien como conseguir que el MinJun se convirtiera en niñeros de Ji Bin, ante la negativa de Saeng de acompañarlo al coctel, so pretexto de no poder dejar solo a su bebé... pero habrá sido una buena idea dejar solo a Saeng con su jefe porque "tiene algo que hacer"??... yo creo que no, pues algo me dice que Saeng está a punto de descubrir como llegó a ser el joven Kim Young Saeng.

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts