Indomable... Capitulo 04

Young Saeng (POV)

Me siento un poco aturdido, mi vista está un poco borrosa, estoy muy cansado, y ni hablar del dolor que siento en el vientre, aún con los medicamentos puedo sentir un poco el lugar en donde el doctor tuvo que hacer la cesárea.

Pero nada puede empañar la felicidad que estoy sintiendo en éstos momentos. Estoy demasiado ansioso, ya quiero tenerlo en mis brazos. Las enfermeras entran y salen checando mi ritmo cardiaco, revisando el suero en mi mano.

Por fin la puerta se abre y una de ellas carga en sus brazos un pequeño bulto cubierto con una cobijita azul. Sonrío emocionado, mi corazón está latiendo muy rápido, mi aturdimiento desaparece por completo.

Es el momento que he esperado toda mi vida, el momento de conocer a mi bebé.

La enfermera sonríe mientras se acerca, se inclina un poco y coloca el pequeño bulto entre mis brazos con delicadeza, antes de retirarse descubre el rostro para dejarme verlo. No puedo evitarlo, algunas lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas.

-Le traeré el biberón, y más al rato me ayudará a darle un baño…- me dice la enfermera

Pero yo estoy tan absorto observando el rostro de mi hijo que no le contesto, solo escucho que la puerta se cierra cuando sale.

Acaricio su rostro, es tan hermoso, y tan pequeñito. Respiro hondo sintiéndome aliviado de que nació sano. Me inclino un poco para darle un beso en la frente. Aún no abre sus ojitos, pero sus manitas aprietan fuerte mis dedos.

-Holaaaa…- levanto el rostro para ver hacia la puerta, sonrío
-Hola Hyung Joon- mi amigo abre la puerta y detrás de él viene su marido cargando un enorme globo color azul
-Ay! Déjame verlo!- camina rápido hasta la cama…- es muy lindo Saengie!- acaricia su naricita
-Felicidades Young Saeng- Jung Min me dice mientras pone el globo en la mesita frente a mí
-Gracias…-

Jung Min se sienta en uno de los sillones sin hablar mucho, todo lo contrario a lo que hace mi amigo quien se acomoda en la cama junto a mí para poder ver mejor a mi bebé. La enfermera regresa y me entrega el biberón.

Estoy un poco nervioso porque es la primera vez que le daré de comer, y no ayuda mucho el hecho de que Joonie ha sacado su celular para grabar en video el momento, afortunadamente no ha sido complicado y mi bebé está comiendo bien.


-¿Ya sabes cómo lo llamarás?- Hyung Joon me pregunta
-Si…- sonrío sin dejar de verlo- tenía varias opciones, pero al final pensé que sería lindo “Ji Bin”.-
-Awww! Qué lindo… hola Ji Bin…- Joonie le hace cariñitos-Hey, Jung Min, no seas aguafiestas, acércate a conocerlo.- le dice a su marido
-No soy aguafiestas, solo no quiero abrumar a Young Saeng, suficiente tiene con soportarte a ti encimado.- me empiezo a reír

Hyung Joon y Jung Min siempre están peleando, pero sé que al final solo es juego entre ellos, por eso me divierte escucharlos. Jung Min se levanta del sillón y se acerca.

-Veamos… quiero conocer al chico que tiene toda la atención de mi baby en estos momentos…- sonrío
-Es más guapo que tú…- Hyung Joon le dice, de nuevo están jugando
-Lo dudo…- Jung Min se queda callado unos segundo cuando ve a mi bebé… por un momento me puso nervioso, su sonrisa se borro pero tan solo fue unos segundos, porque pronto volvió a sonreír.- oh, debo aceptarlo, es lindo, pero tiene mucho que aprender para tener a un chico como Hyung Joon.-
-Dios, ustedes dos me marean con sus palabras, en serio…- les digo riéndome

Pasé dos días en el hospital, en casa Hyung Joon me acompañó varios días mientras me recuperaba por completo de la operación. Pero ahora quedan días de mucho aprendizaje para mí, pero estoy feliz, y siento el corazón enorme por poder sostener a Ji Bin en mis brazos.

Hyun Joong (POV)

Joonie me ha dicho que no debería meterme, pero no puedo quedarme de brazos cruzados. ¿Recuerdas a Young Saeng? No sé si sea importante, pero ha tenido un hijo, jamás ha mencionado quien es el padre, pero por alguna razón, cada vez que veo al bebé, me recuerda a ti. Dime Hyun, ¿no crees que se parece a ti?

Abrazos.

Park Jung Min

Termino de leer la carta que mi amigo, Jung Min me envió. La dejo en el escritorio junto a la foto que venía con ella. De pronto mi perfecta vida de soltero empieza a colapsar, mi mente busca una excusa, pero debo aceptar que el niño tiene cierto parecido.

Me recargo en mi silla hacia atrás, viendo fijamente una pequeña mancha en el techo de la oficina, aunque realmente estoy pensando en lo que pasó hace aproximadamente un año, el día de la boda de Jung Min. La noche que pasé con ese chico, el padrino, Young Saeng.

Sonrío al recordar lo sexy que se veía mientras se tocaba esperando por mí en la cama. Los recuerdos hacen que la piel se me erice, empiezo a sentirme un poco incómodo de la entrepierna. Sacudo la cabeza para dejar a un lado esos pensamientos.

Lo importante ahora es que parece que tengo un hijo. Diablos!

La puerta de mi oficina se abre sin avisar, rápido guardo la carta y la foto en el bolsillo interno de mi saco. Hyo Ri entra y camina decidida hacia mi escritorio. Respiro hondo preparándome para lo que viene.

Hace varios días que no la busco, de hecho la última vez que nos vimos pensé que sería en realidad la última. Ya había pasado demasiado tiempo con una misma persona, estaba comenzando a sentirme atado.

-Hyun…- sonrío
-Hyo Ri…- entrecierra los ojos viéndome fijamente
-No me has llamado…- me acomodo en mi silla
-Pensé que había quedado claro…- se inclina sobre el escritorio y sujeta el cuello de mi camisa para acercarme a ella
-No, Hyun Joong, parece que al que no le quedó claro es a ti…- suspiro hondo luciendo fastidiado, y eso la hace enojar.- Mi tío te ha dicho que debes casarte, no te dará más tiempo, si quieres conservar tu puesto será mejor que lo pienses!-

Me suelta del cuello. Tiene el ceño fruncido. Sonrío un poco.

-Hyo Ri, estoy seguro que el señor Lee tiene otras prioridades que el verme casado, he trabajado en ésta empresa durante mucho tiempo, creo que he demostrado lo valioso que puedo ser sin necesidad de un matrimonio…-

No dice nada, simplemente se queda callada, pero puedo ver lo furiosa que está. Obviamente sabe que lo que estoy diciéndole es verdad. Por más que el señor Lee me sugiera que debo asentarme y casarme, no puede dejar a un lado el hecho de que he hecho crecer ésta empresa.

Se da la vuelta y sale de mi oficina. Respiro hondo un poco aliviado, de nuevo me recargo en mi silla.

De pronto mi teléfono comienza a sonar, extiendo la mano para tomarlo.

-¿Sí?-
-Señor Kim, lo espero en mi oficina…- me siento derecho en cuanto escucho su voz
-Si Señor Lee, enseguida- cuelgo la bocina - diablos!-

Me pongo de pie, acomodo mi saco, y salgo de mi oficina rumbo a la del Director General. Antes de entrar aclaro mi garganta y de nuevo acomodo mi ropa.

El Señor Lee está de pie frente a su ventana, detrás del escritorio dándome la espalda cuando entro. Camino hasta detenerme frente a su escritorio a esperar a que hable. Lo veo mover su saco y con una mano sacar un puro que posteriormente enciende.

Respiro hondo antes de voltear a verme. Me observa fijamente unos momentos. Gira la silla de su escritorio, se siente y se acerca para alcanzar el cenicero.

-Hace un año tuve una conversación contigo…- paso saliva nervioso
-Sí señor, lo recuerdo…-
-Quiero saber lo que ha pasado.- tira un poco de ceniza.- creí que para éste momento por lo menos estarías comprometido.- respira hondo, se recarga en su silla- incluso te presenté a mi sobrina-
-Señor…- levanta una mano para que deje de hablar
-Has estado saliendo con ella, la has llevado a los cocteles de negocios, ¿qué ha pasado? ¿Por qué no has formalizado tu relación?- demonios!

Tengo la mirada fija en el puro que sostiene en su mano, necesito pensar en algo que logre librarme de ésta. En realidad no debería tener que estar lidiando con éste tipo de cosas, no entiendo porque necesito de una esposa a la cual lucir!

Mi mente comienza a trabajar, pensando en las diferentes posibilidad, tal vez si le digo que estoy enfermo… no, si le digo eso, posiblemente me obligue a “jubilarme”. ¿Debería decirle que mi religión no me lo permite? Si, claro, ¿cuál religión es esa?!

Oh! Tal vez si le digo que ya estoy casado!

Espera! Tengo algo que podría funcionar!

Meto la mano al bolsillo interior de mi saco, tomo la foto del bebé, la observo unos segundos, respiro hondo antes de acercarme al escritorio y ponerla frente a él. El Señor Lee la ve unos momentos y luego se me queda viendo sin entender.

-Lo siento Señor Lee, no había querido informarle porque realmente no creí que esto fuera importante para mi trabajo…- aclaro mi garganta.- pero yo, tengo una familia en Seúl, esta es la foto de mi bebé…- entrecierra los ojos
-No entiendo Kim, entonces, ¿Por qué salías con mi sobrina?- diablos!

Suspiro hondo haciendo muy notable el momento. Pongo mi mejor cara de sufrimiento.

-Mi esposo y yo hemos tenido problemas Señor Lee, él era un alma libre, usted sabe, varios “amigos”, ninguna pareja fija…- el señor Lee sigue incrédulo, pero yo tengo que hacer que termine creyéndome todo así que continúo con mi monólogo.- cuando se enteró de que estaba esperando a mi pequeño, fue el peor momento de su vida.- niego con la cabeza luciendo realmente deprimido.- si yo no hubiera estado junto a él, estoy seguro que habría hecho alguna barbaridad…-
-¿En verdad?...- parece que comienza a creerme…
-Si…- suspiro de nuevo.- mi mejor amigo y su esposo están con él en Seúl, cuidándolo, evitando que haga algo tonto mientras yo regreso a su lado y…-
-Kim, por Dios! Llevas un año aquí!- diablos creí que me había creído…- ¿Por qué no me lo dijiste antes? Te hubiera mandado de regreso a la sucursal en Seúl!.- levanto una ceja, ¿me creyó?
-¿En serio?...- le pregunto un poco impresionado de que me crea, aclaro mi garganta.- digo, ¿en verdad haría eso por mí? Yo no quiero dejar este trabajo, hay muchas cosas por hacer y…-
-No se hable más Kim, mañana mismo te regresas a Seúl con tu familia…- abro los ojos sorprendido.

El Señor Lee se pone de pie, rodea su escritorio, pone su brazo sobre mis hombros y me da unas palmaditas.

-Ve tranquilo Kim, tu trabajo está seguro… en unas semanas nos veremos allá, quiero conocer a tu familia…-

¿Qué?! Genial!

-Gracias Señor Lee…-

¡Demonios! ¡Solo a mí se me ocurre inventar una historia así! Ahora, ¡¿cómo voy a hacer para conseguir una familia en tan poco tiempo?!

Young Saeng (POV)

Sonrío mientras suspiro satisfecho. Por fin voy a acostarme de nuevo. Ji Bin ha pasado una mala noche, se ha despertado tres veces llorando. El pobrecito parece que tiene problemas para digerir la leche que le estoy dando.

Más tarde, cuando logre dormir un poco, lo llevaré al pediatra para que me recete otra fórmula que no sea tan pesada para su estómago.

Me acomodo en mi almohada, mis ojos están cerrados, estoy tan cansado que prácticamente solo puse la cabeza en la almohada y empecé a caer en un sueño profundo.

Doy un brinco asustado cuando escucho el timbre de la casa. Mi corazón está totalmente alterado, y Ji Bin a comenzado a llorar de nuevo. Rayos! ¿Quién diablos hace visitas tan temprano?!

Abro un poco los ojos para ver el reloj despertador en mi buró, apenas son las 7 de la mañana, quien sea que sea se va a arrepentir de haber despertado a Ji Bin de nuevo! Gruñendo molesto y cansado, me levanto de la cama.

El timbre vuelve a sonar, pero primero voy a la cuna para tomar en brazos a Ji Bin para que deje de llorar, la cabeza comienza a dolerme.

Salgo de la habitación con el bebé en brazos mientras trato de arrullarlo para que deje de llorar, aún estoy en pijama, con el cabello revuelto, y ni que decir que seguramente tengo lagañas en los ojos, pero es que es demasiado temprano!

Casi como sonámbulo llego hasta la puerta de la casa.

-Ya voy!- grito cuando vuelven a tocar el timbre al mismo tiempo que abro la puerta
-Oh… sexy, tal y como te recuerdo…- me dice la persona frente a mí

Me quedo congelado, puedo jurar que tengo la boca abierta, mi corazón se acelera demasiado nervioso. ¿qué hace él aquí?! Sonríe mientras me ve fijamente, a mí y a Ji Bin. Dejo salir el aire que había estado reteniendo, doy unos pasos hacia atrás abrazando a mi bebé.

-¿Qué haces aquí?...- de pronto tengo miedo, intento cubrir a Ji Bin para que no lo vea
-Necesitamos hablar…- entra a la casa
-No lo creo… ¿de qué?...- estoy muy nervioso…- si ni te conozco, solo te he visto dos veces, o tres tal vez… no…-
-Del bebé…- mi corazón casi se sale de mi pecho
-¿Qué?...- lo escucho suspira hondo

Camina hacia mi sala y se sienta en uno de mis sillones. Prácticamente se pone cómodo.

-Young Saeng, es obvio que ese niño es mío, ¿cuándo pensabas decírmelo?-
-¡No, no es cierto!-
-…- no dice nada, simplemente ladea la cabeza y sonríe, obviamente no me cree
-Bien, es tuyo Hyun Joong, ya te lo dije, ahora sal de mi casa…- le digo señalándole la puerta que aún sigue abierta, pero niega con la cabeza
-Dije que tenemos que hablar…-
-¡Sal!...- empieza a desesperarme

No entiendo que hace aquí, ¿cómo se enteró? Y lo más importante, ¿de qué demonios quiere hablar conmigo?!

-Oh rayos! Llegamos tarde!...- volteo hacia la puerta, Hyung Joon y su marido acaban de llegar, rápido camina hacia mí.- lo siento Saengie, lo siento…-
-Joonie… ¿tu…?...- Hyung Joon fue quien le dijo…

Me siento desesperado… ¿y si quiere quitarme a mi Ji Bin?
Share:

4 comentarios:

  1. ¡Oh my gosh!

    ¡Saquen a Hyun de ahí! >.<

    Nunca le importó y nunca le ha importado tener una familia u.u así que mas le vale que no vaya a hacer estupideces y quiera quitarle su niño a Saeng u.ú

    Y Jung Min chismoso u.u ¿pa qué le dice? que alguien lo patee también por comunicativo u.u


    Gracias por actualizarlo y compartirlo *-*

    ResponderEliminar
  2. Nueva lectora!!!!!
    Me ha encantado lo que he leido hasta ahora es genial, bueno hablando esplicitamente de este capi, me sorprende el sinizmo de Hyun Joong al acomodar las cosas a su modo woou el ingenuo gringo (el viejo de boston es americano ¿cierto?) le creyo y de inmediao lo mando a ver a su "familia", definitivamente quiero leer más de esta historia, estare pendiente del proximo capi.

    ResponderEliminar
  3. :OOOOOOOOOOOO por dios me muero que va a pasar !! ashhh espero la conti de esta y la de bajo el mismo cielo , dios ya quiero saber que pasara, espero las continuaciones no tardes mucho , aveces te tardas u.U :'( !!

    ResponderEliminar
  4. Bonito momento en que la mente 4D de Hyun entra en acción, si bien lo libró de Hyo Ri, nunca se esperó que el señor Lee lo pusiera entre la espada y la pared, pues está más que deseoso de conocer a su "familia"... familia de la cual no tenía conocimiento hace qué... diez minutos aproximadamente atrás... lo peor de todo es que la descripción que hace de Saeng, es muy baja, incluso para él... y sin perder tiempo ahora está en la sala de Saeng, queriendo "hablar" con él... algo me dice que ya hay un plan muy bien elaborado, para su conveniencia claro está, y que a Saeng no le quedará otra más que aceptar por miedo a perder a Ji Bin.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts