Butterfly... Capitulo 02


9 meses antes

Respiro hondo viendo fijamente la botella de cerveza frente a mí. Ni siquiera me gusta la cerveza, yo soy más de tomar bebidas preparadas, pero hoy quiero emborracharme hasta perder la razón, quiero olvidarme de todo. Y la verdad, el alcohol como el tequila solo es demasiado fuerte para mi garganta, así que la única opción es la cerveza.

Aprieto los labios mientras tomo la botella y la llevo hasta mi boca, respiro hondo antes de darle un trago, hago una mueca por el desagradable sabor, sacudo la cabeza.

— Por Dios HoSeok, deberíamos pedir mejor unas piñas coladas- levanto la mirada para ver a Jimin sentado frente a mí, la música es demasiado alta así que estamos casi gritando
— No- niego con la cabeza— necesito algo más fuerte - sonrío.
— Entonces… puedo pedir yo una piña colada, en serio, la cerveza no me gusta- Jimin hace una mueca
— No, necesito que me acompañen en esto- hago un puchero.

Jimin y JungKook están aquí conmigo, ambos son compañeros del trabajo y mejores amigos. Ellos saben todo de mí, eso incluye mi relación con Taehyung y mi “cita especial” fallida.

Sé que estoy siendo un berrinchudo en ese sentido, pero apenas ayer terminé con Tae y necesito un poco de apoyo moral de mis mejores amigos. Jimin solo se me queda viendo unos momentos hasta que finalmente suspira resignado.

— Está bien- balbucea al mismo tiempo que levanta una mano para llamar al mesero— ¿Puedes traernos otra ronda?
— En seguida- el mesero hace una venia antes de llevarse las cuatro botellas vacías de la mesa.
— ¡Yey! - grito feliz cuando lo veo pedir otra ronda.

Apenas traen la ronda, tomo una botella y me levanto de mi lugar para comenzar a bailar. Tomar y bailar están haciendo que se me olvide por un momento Tae. Sonrío mientras me muevo al ritmo de la música.

JungKook y Jimin siguen conversando, creo que desde hace unos momentos están viendo a algún chico guapo, de lo cual yo no estoy muy interesado, yo solo quiero divertirme y sacar todos mis demonios.

Escucho risas cerca de nosotros, giro para ver qué se trata de una pareja que se ha sentado muy cerca de nosotros. El hombre se parece mucho mi Tae… observo a la pareja por unos momentos.

Lucen tan felices, seguramente así me veía yo con Taehyung, tan felices que nadie siquiera pudiera imaginarse que íbamos a terminar como lo hicimos.

Hago un puchero y siento mis ojos arder con las ganas de llorar, me duele mucho el corazón y no puedo dejar de pensar en él. ¿Por qué tuvo que ser así? ¿Por qué no le importó lo que yo quería? ¿Siempre fue así? ¿Por qué nunca me di cuenta?

Se la respuesta a todas esas preguntas, estaba tan perdidamente enamorado, que no me di cuenta de lo jodidamente egoísta que era… Por qué es un egoísta, o por lo menos es lo que siento en estos momentos en que la ruptura es tan reciente.

¡Taehyung es un bastardo egoísta!


Aprieto los labios molesto, respiro hondo y de nuevo vuelvo a sonreir mientras hago una seña al mesero para que traiga otra ronda de cervezas.

Tras unos minutos, el mesero vuelve,y pone otra cerveza frente a mí, decidido tomo la botella y le doy un trago largo, casi me la he terminado cuando la pongo de nuevo sobre la mesa. Respiro hondo, y sonrío.

— Wow, HoSeoki, tranquilo- JungKook parece sorprendido de lo rápido que estoy tomándome las cervezas

Es curioso, con el tiempo, el sabor amargo ha comenzado a desaparecer, ya no me parece tan mala la cerveza.

Termino la cerveza frente a mí, pero apenas lo hago las ganas de ir al baño aparecen,  y la verdad no puedo aguantarme, después de todo creo que he tomado muchos líquidos.

— Voy al tocador- grito para que mis amigos me escuchen y éstos solo asienten

Me impulso para ponerme de pie, pero debo sostenerme de la mesa porque de pronto siento que todo me da vueltas. Parpadeo un poco sorprendido.

— ¡Wow! - digo sin dejar de reírme.

Ni siquiera había notado que las cervezas habían comenzado a hacer efecto. Esto es realmente increíble. Me detengo a mitad de la pista de baile, respiro hondo, cuando siento que todo a mi alrededor ya no da tantas vueltas, camino entre la gente hacia los baños.

Debo admitir que es un poco difícil, aun siento como si estuviera flotando, tropiezo con algunas personas, me disculpo y eso me hace reír como bobo. Sí, debo estar borracho. Pero eso es lo que quería, emborracharme, así que sonrío aún más amplio.

Como puedo entro al baño y hago mis necesidades.

— ¡Oh Dios! ¡Es enorme!- escucho a un chico decir cuando salgo del cubículo del baño
— Lo sé, Kai buscó la piedra más grande- contesta otro chico

Levanto la mirada para ver a dos chicos frente al lavabo, uno de ellos sostiene la mano del otro observando de cerca el anillo en uno de los dedos. De pronto de nuevo el dolor en el corazón, el nudo en mi pecho y las ganas de llorar.

— Cuéntame de nuevo, ¿Cómo te lo pidió?- el otro chico pregunta
— Fue muy romántico, me invitó a cenar a ese restaurante…- aprieto los labios cuando me doy cuenta de que están bloqueando mi camino hacia el lavabo— pidió una botella de champagne y entonces en la copa había algo que no debía estar- respiro hondo y camino decidido
— Con permiso, están tapando el paso- los interrumpo para poder lavarme las manos

Los dos solo se hacen a un lado observándome como si tuviera dos cabezas. Sé que he sido un poco grosero, pero no me importa, no quiero seguir escuchándolos, no después de lo que pasó con Taehyung.

— En fin, te decía, en la copa estaba ese algo que no debía estar- continúan hablando- y cuando puse más atención, me di cuenta de que era el anillo
— ¡Waaaa! ¡Qué lindo! ¿Y qué pasó después?
— Cuando lo vi, Kai sonrío, de pronto se puso de pie y luego se arrodillo frente a mí por un lado de la mesa, con una flor en su mano y dijo: “Kyungsoo, ¿me harías el honor de casarte conmigo?”
— ¡Dios! ¡Eso fue romántico!

Aprieto los labios. ¡Rayos! Respiro hondo, termino de lavarme las manos, tomo un poco de papel, me seco, me giro y salgo del baño lo más rápido que puedo.

Me detengo unos cuantos pasos adelante. Necesito tranquilizarme. No puedo pasarme toda mi vida lamentándome porque Tae no me pidió que me casara con él. ¿Quién dice que él debía ser mi marido? Hay muchos hombres en el mundo, ¿por qué tengo que conformarme con Tae?

Sonrío amplio de nuevo intentando mantener el equilibrio. Estoy dándome ánimos intentando no darle importancia al asunto, es difícil, pero sé que de alguna manera va a ayudarme a olvidarme de él.

La música cambia de pronto, es una canción que me gusta, sonrío y volteo a ver hacia donde sé que está el DJ. Está muy concentrado con los audífonos en sus oídos, bailando un poco al ritmo de la música mientras mueve algo en la consola frente a él.

Me he quedado demasiado tiempo observándolo que de alguna forma siente mi mirada y levanta su rostro. Nuestras miradas se encuentran, y una leve sonrisa coqueta aparece en sus labios. Debo admitir que es bastante guapo, y yo estoy demasiado mareado como para pensar mejor lo que hago, así que simplemente respondo a su sonrisa con otra, y además le guiño el ojo.

Desvío la mirada sintiéndome un poco avergonzado al darme cuenta de lo que estoy haciendo, y camino de regreso a la mesa en donde están mis amigos sin dejar de ver atrás hacia el DJ.

— ¡Oh Dios!- escucho a Jimin exclamar
— ¿Qué?- frunzo el ceño sin saber qué es lo que le pasa
— Kookie, Seok está coqueteando con el DJ- parpadeo sorprendido
— No es cierto- me defiendo tomo otra botella de cerveza y le doy un trago
— ¡Oh rayos! Y nosotros hemos estado toda la noche intentando llamar su atención- casi me ahogo cuando escucho a JungKook decir eso.

Toso un poco por la cerveza fría. Limpio mi boca con la manga de mi chaqueta. Sí, si Taehyung me viera en estos momentos seguramente estaría escandalizado. No estoy siendo para nada el jovencito educado y de buenos modales del cual se enamoró.

¡¿A quién diablos le importa?! Sonrío de nuevo mientras empiezo a moverme al ritmo de la música que ese DJ está poniendo. Realmente tiene buen gusto en la música.

Empiezo a reírme ante las miradas extrañadas de mis amigos, de nuevo doy otro trago a la botella de cerveza, suspiro alto y vuelvo a limpiarme la boca con la chaqueta antes de dejar la botella en la mesa.

De cierta forma me siento liberado, no sé, no es que ya no me duela el haber terminado con Taehyung, pero el comportarme como lo estoy haciendo ahora es un poco emocionante.

— Jimin, esto me está dando miedo- escucho a JungKook decirle a Jimin, según él lo dijo solo para que lo escuchara mi amigo, pero lo ha dicho tan alto para que yo también lo oiga — Ho Seok está a punto de eructar y rascarse el trasero o algo así- ruedo los ojos
— Muy gracioso Kook- iuuu, jamás llegaría a algo tan bajo

Los escucho reírse de mí. Estoy empezando a preguntarme porque les pedí que vinieran. Oh, sí, se supone que serían mi apoyo ahora que estoy deprimido. ¡Vaya ayuda!

De nuevo empiezo a bailar, decidido a ignorar los comentarios de JungKook.

— ¡Oh Dios! ¡Viene hacia acá!-  volteo a ver a Jimin.
— ¿Quién?- le pregunto

Pero ninguno de los dos me contestan, simplemente ven más allá de mí, y ambos empiezan a revisar que están bien peinados. Hago una mueca sin entender porque están haciendo eso, me encojo de hombros y continúo bailando, pero disimuladamente me giro hacia atrás para ver quien viene.

— Hola- me asusto un poco cuando al dar la vuelta el chico guapo, el DJ está frente a mí, demasiado cerca
— Ho-hola- contesto nervioso

El chico ve por encima de mi hombro, hacia la mesa, observa y sonríe antes de volver a verme a los ojos.

— Parece que es noche de amigos- levanta una ceja— ¿no se supone que los jovencitos toman margaritas u otras bebidas preparadas en sus noches de amigos?

No sé porque me siento avergonzado, debe ser porque él parece divertido con lo que mis amigos y yo hemos estado haciendo toda la noche. Respiro hondo, me encojo de hombros sonriendo.

— No quería bebidas, necesitaba algo más fuerte- contesto haciendo un puchero.

Vaya, parece que hoy estoy muy coqueto. Debe ser el efecto de tomar tantas cervezas.

— Podrías tomar tequila- frunzo el ceño
— Iuuu, es muy fuerte, lastima mi garganta- el chico empieza a reírse
— Además de lindo, con sentido del humor.

No puedo evitarlo. Su comentario me ha hecho sonrojar así que bajo la mirada.  Me giro de nuevo para ver a mis amigos. Abro los ojos muy grande intentando hacer que me entiendan y dejen de hacerme señas bobas.

Jimin y Kook están simulando besos, señalando al DJ, empujándose entre ellos y conteniendo sus risas. Rápido dejan de hacerlo de pronto y eso me hace entender que el chico guapo se ha acercado más a la mesa.

— Hola jóvenes, ¿se la están pasando bien ésta noche?
— Sí, pero sería mucho mejor si tuviéramos compañía- JungKook se apresura a responder.

¡Zorra! De los tres siempre ha sido el más aventado. Aunque Jimin y yo tampoco nos quedamos atrás cuando se trata de salir de cacería. Pero en estos momentos, yo estoy de duelo, aunque no lo parezca.

— Bueno, si su amigo me lo permite, puedo sentarme con ustedes- el DJ contesta.

Volteo a verlo sorprendido. ¿Está hablando de mí? De nuevo veo a mis amigos y los dos están que no se aguantan. ¡Dios! Puedo imaginármelos el resto de la semana hablando de ésta noche por horas en el trabajo.

— Mi nombre es Jimin, él es JungKook, y mi amigo- dice señalándome- se llama Ho Seok

El DJ voltea a verme y extiende su mano hacia mí para saludarme. Correspondo a su saludo tomando su mano.

— Mucho gusto Ho Seok, yo soy DJ AgusD, pero para tí puedo ser YoonGi- se inclina un poco.

Debo admitir que me agrada. No deja de verme a los ojos, conserva esa sonrisa coqueta, tan seguro de sí mismo que me hace sentir indefenso y nervioso ante sus avances. Sonrío´apenado.

— Mucho gusto Yoon Gi.- contesto.

Termina quedándose con nosotros solo un momento, después de todo aún debe regresar a su trabajo, la noche es larga y él debe poner la música. Puedo sentirlo observándome mientras sigo bailando junto a la mesa, de vez en cuando levanta su bebida y brinda conmigo.

De nuevo sonrío coqueto cuando lo veo acercarse a mí bailando también. Pega su cuerpo al mío e intenta llevarme el ritmo. De pronto me detengo. Me he tomado seis cervezas más. Ahora puedo sentir más el mareo, además de que estoy comenzando a sentirme muy acalorado.

Me disculpo con él, y me giro con rumbo a los baños, necesito refrescarme, tropezando de nuevo entre la gente voy al tocador.

Me río cuando casi me caigo por culpa del marco de la puerta. ¡Dios! Me siento tan mareado que el piso se mueve a mis pies. Entro directo al lavabo, ésta vez no están esos dos jovencitos platicando de la romántica pedida de matrimonio

¡Presumidos!

Buffo molesto al recordarlos. Con sus caras sonrientes demasiado emocionados. Salpico el agua de la llave y mojo mi ropa sin querer.

— Wow, cuidado- volteo sorprendido
— ¿Qué haces aquí?

DJ AgusD, es decir, Yoon Gi ha entrado al baño. Veo por encima de él. ¿Por qué está aquí? No debería estar aquí, alguien podría verlo y llamar a seguridad.

— No hay nadie, no te preocupes- regreso mi mirada hacia él
— Oh… ¿y qué haces aquí?- pregunto, y  de nuevo le sonrío coqueto.

¡¿Qué diablos pasa conmigo?! ¡Me he convertido en una zorra!

Yoon Gi se acerca hacia mí. Lentamente, sin dejar de verme fijamente y sonreír coqueto. De pronto me siento como la presa de un león, o algo así. Doy un paso atrás, pero el lavabo me impide avanzar más.

Una de sus manos toca mi cintura. Contengo la respiración.

— Yo-Yoon Gi- tartamudeo
— ¿Sabes? Eres un joven lindo. Me pregunto porque has estado tomando tanto, debes estar dolido por algo…- comienza a hablar, o más bien susurrar muy cerca de mí— esa sonrisa en tus labios no es real, pero, ¿sabes? yo sé un método infalible para sacar ese dolor que tienes aquí…- me dice poniendo su mano sobre mi pecho

Un calor recorre mi cuerpo desde el lugar en donde ha puesto su mano. No puedo evitarlo, jadeo sorprendido.

— ¿En serio? - pregunto coqueto
— Sí, yo puedo ayudarte…- susurra en mi oído, su aliento roza mi cuello, puedo sentir mi piel ponerse chinita
— Y-yo…- murmuro

Yoon Gi me ve dudar, y eso es todo lo que necesita como respuesta, sus labios capturan los míos, y un remolino de emociones y sensaciones me envuelven. Me dejo llevar por el calor. Sus manos se apresuran a desabrochar mis pantalones y bajarlos.

Me sostiene con firmeza de la cintura y me  impulsa hacia arriba para sentarme en el lavabo. Sin dejar de besarme, sus manos se deshacen por completo de mis pantalones y ropa interior. Sus labios liberan los míos y poco a poco recorren mi cuello.

— ¡Dios!- gimo cuando su mano comienza a masturbarme

Dejo caer mi cabeza hacia atrás, la recargo en el espejo detrás de mí, mi respiración empieza a agitarse.

— Yoongi…
— Shhh, no digas nada

Muerdo mi labio inferior cuando siento sus dedos acariciar mi entrada. Esto no es algo que yo acostumbre hacer, pero he tomado demasiado, y hace que me parezca emocionante y excitante. Así que simplemente levanto un poco mis caderas dejándole saber que continúe.

Envuelvo mis piernas alrededor de sus caderas, y mis brazos alrededor de su cuello, me inclino un poco buscando sus labios para más besos que él no me niega mientras sus dedos me dilatan lo suficiente y su mano continúa masajeando mi pene.

— Nnnnh— gimo de nuevo al sentir su erección presionar contra mi
— Eso lindo, te haré sentir mejor…- susurra en mi oído.

En realidad hace mucho que dejé de interesarme en lo que pueda decirme, o en que sé que estoy demasiado borracho y él debe ser un casanova acostumbrado a tirarse a cualquier jovencito que le gusta usando su estatus de DJ del club.

No me interesa, lo único que me interesa es que se siente demasiado bien, tanto que mi mente está volando y no puedo contener mis jadeos.

Puedo sentir sus caderas golpeando con las mías, como su pene entra y sale de mí, golpeando a cada momento en mi punto dulce. He tenido que morder su hombro para contener mi voz, sino lo hago estoy seguro de que todos en el club podrían oírme.

Podría jurar que en más de una ocasión he escuchado que tocan a la puerta del baño, pero no me importa. Me sostengo con más firmeza de él, y levanto más mis caderas para seguir recibiendo cada una de sus embestidas.

Nuestras respiraciones es lo único que se escucha además de la música a lo lejos. Puedo sentir un cosquilleo que recorre mi cuerpo y se acumula en mi entrepierna haciéndome terminar. Unas cuantas penetraciones más y Yoongi también termina.

Dejo mi frente sobre su hombro, intento recobrar el aliento. Esto ha sido lo más emocionante que me ha pasado en… toda mi vida. No puedo creer que haya tenido relaciones con un desconocido en el baño de un club.

Debería sentirme apenado, pero de nuevo, el alcohol hace a las personas un poco más desvergonzadas, así que de la nada comienzo a reírme.

— Eso fue… ¡wow!- le digo mientras empiezo a reírme cuando se aleja para subirse sus pantalones.
— Me agradas- me dice mientras se inclina para recoger del suelo mi ropa— anda tenemos que salir, debe haber fila afuera- me carcajeo más fuerte al escucharlo decir eso.

Bajo del lavabo y me pongo mi ropa. Aún sigo mareado y demasiado risueño. Sí, creo que ahora estoy de muy buen humor.

— Bueno, esto fue agradable- le digo terminando de abrochar mis pantalones— si regreso al club, tal vez podamos repetirlo, de nuevo le guiño.
— Sí, seguro- contesta

Voy hacia la puerta para destrabarla y salir de ahí. Camino de regreso a la mesa con mis amigos, volteo para verlo salir del baño después de mí, viendo hacia todos lados disimuladamente y regresar a su lugar de trabajo.

Estoy seguro de que mañana tendré no solo un horrible dolor de cabeza, sino también una cruda moral, pero en estos momentos, ¡qué más da!  
Share:

1 comentario:

  1. ¡OMG! Que aventado fue Hope, pero deja que se le pase el alcohol, y va a estar llorando por resaca y sobre todo culpa. Pero que disfrute del momento.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts