Marry... Me... Capitulo 14

Hyung Sik (POV)

— ¡Deja de mentir! - grito. — Kevin y tu querían desaparecerme y quedarse con todo, ¿no es así? - Minwoo abre los ojos muy amplios, sorprendido con mis palabras.
— ¡No! ¡No es cierto!

Y antes de que pueda detenerlo, Minwoo corre, abre las puertas de cristal que dan al jardín y sale de la habitación sin importarle la tormenta que ya está comenzando a arreciar.

— ¡Minwoo! ¿Qué haces? ¿A dónde vas? - le grito.

Minwoo no se detiene, simplemente corre por el jardín intentando alejarse de mí bajo la tormenta.

— ¡Minwoo!

Puedo escucharlo llorar y eso me hace sentir impotente. Mi corazón se detiene por un segundo cuando lo veo tropezar y caer. Rápido me acerco y me inclino hacia él. Estoy muy preocupado, ¿y si se hizo daño?

— ¿Qué haces? ¿Que pretendes, coger una pulmonía y morir? - le pregunto mientras lo sujeto para intentar levantarlo.
— ¡Sí! ¡Quiero morir!

Escuchar sus palabras me duelen… me duelen en el corazón. Y sin dudarlo más, puedo decir que Minwoo es una víctima de mi hermano. No es posible que pueda fingir todo lo que está sintiendo en estos momentos.

Abrazo a Minwoo...quisiera evitar que llore, que sienta cualquier dolor...

— No, no digas eso. No voy a dejar que mueras por culpa de un imbécil…

Puedo sentir el cuerpo de Minwoo temblar en mis brazos. Sus manos lentamente rodean mi cuello para abrazarme. Aprovecho la oportunidad para ponerme de pie y cargarlo.

— Estas completamente mojado…- le digo mientras camino de regreso a la habitación. — ¿Por qué hiciste eso? Solo quiero que confíes en mí…

Minwoo no deja de llorar y de temblar. Finalmente regresamos a la habitación, lo siento al borde de la cama mientras cierro las puertas y voy al baño por toallas. Me detengo frente al espejo del lavabo para verme. Yo también estoy completamente empapado.


Pero más que ver mi rostro mojado, veo mi rostro preocupado… preocupado por lo que Minwoo está pasando, por saber en qué está metido, por ayudarlo…

Respiro hondo. Tomo algunas toallas y salgo del baño. Minwoo sigue sentado en donde lo dejé, sin dejar de llorar.

— Quítate esa ropa, te vas a enfermar.- Le digo. Puedo ver el rubor en las mejillas de Minwoo.
— No… - Niega con la cabeza.
— Te la quitas, o te la quito yo. Tu eliges. - camino hacia él para demostrarle que voy en serio.

Minwoo abre los ojos muy grandes y rápido empieza a desabotonarse la camisa. Dejo junto a él ropa limpia y me giro para darle privacidad. He visto un poco de su piel desnuda, y mi corazón está latiendo muy rápido.

Mingyu (POV)

Entro a la casa dejando los zapatos mojados en la puerta, y sacudiendo el exceso de agua de mi cabello y ropa.

— Rayos… - me quejo.

Solo eso me faltaba. Minghao sigue molesto conmigo, y ahora mi auto se descompuso y tuve que regresar en taxi en plena lluvia. Eso sin contar que no traía efectivo para pagar el taxi y he tenido que pedir prestado al guardia de la caseta.

Estoy muy molesto, no tengo humor para nada.

Escucho un vaso de vidrio caer al piso y luego a alguien quejarse. Veo el reloj en mi muñeca, es tarde para que los empleados estén en la cocina. Camino con cuidado de no hacer ruido hasta ahí. La luz está apagada, pero la luz de la puerta abierta del refrigerador ilumina un poco.

— ¿Quién anda ahí? - digo al mismo tiempo que enciendo la luz.
— ¡Ah! - Wonwoo se pone de pie de un brinco, asustado.
— ¿Qué haces a oscuras? - le pregunto molesto. Wonwoo lleva una mano a su pecho, evidentemente asustado.
— ¡Idiota!- ruedo los ojos, estoy harto de que me llame así. — Me asustaste.
— ¿Qué haces aquí, a oscuras como un ladrón? - Wonwoo evidentemente molesto me ve fijamente.

No dice nada. Simplemente vuelve a ponerse de cuclillas para seguir recogiendo los pedazos de vidrio del vaso roto.

— ¡Aush!- se queja llevándose un dedo a su boca.

Se ha cortado. No puedo evitarlo. Me acerco a él, lo tomo de la muñeca para hacerlo ponerse de pie y lo guio hasta el fregadero para poner su mano bajo el chorro de agua y lavar su herida.

— No es muy profunda- le digo mientras observo su dedo. — No es necesario una bandita, pero sé que puedes ponerte para que deje de sangrar.- me giro hacia el refrigerador para tomar una cebolla.

Sin decir más, corto un pedazo y quita la piel de la verdura con cuidado, para luego girarme de nuevo hacia Wonwoo y ponerla sobre su pequeña herida.

— Listo. Eso debe funcionar. - levanto la mirada de su dedo hacia su rostro para encontrarme con sus ojos viéndome fijamente y su boca un poco abierta.

Además de la noche en que se emborrachó, no había vuelto a estar tan cerca de él. Ahora puedo notar la diferencia de estatura. Él es pequeño… y muy lindo. Si no fuera tan insoportable…

De pronto lo escucho carraspear.

— Gracias. - murmura antes de girarse y alejarse.

De nuevo se pone de cuclillas para terminar de limpiar lo que ha roto.

— Cuando estoy intranquilo o no puedo dormir, siempre necesito tomar un vaso de agua- empieza a decirme — aunque después me den muchas ganas de ir al baño. - no puedo evitar sonreir.

Aunque sus palabras se graban en mi cabeza.

— ¿Intranquilo? ¿Estás intranquilo? - pregunto.
— ¿Eh? - se gira sorprendido.
— No… bueno sí, un poco — contesta, pero esta vez suena nervioso.

Frunzo el ceño. ¿Por qué no termino de entender a éste jovencito? ¿Qué es lo que oculta? ¿Por qué siempre actúa molesto o nervioso?

Levanta los últimos pedazos de vidrio con cuidado y los echa a la basura.

— Bueno, de nuevo gracias, me voy a dormir. - se gira con la intención de irse.
— No me respondiste. ¿Por qué estás intranquilo? - no puedo dejar que se vaya así simplemente.
— No lo estoy. - dice, pero de nuevo puedo ver su molestia — Y si así lo fuera, no es asunto tuyo.

Aprieto los labios. Esta vez soy yo el que está comenzando a molestarse. Wonwoo se gira hacia la puerta de la cocina y comienza a caminar. Y yo lo sigo.

— ¡Oye! - le grito. — ¡Qué diablos pasa contigo!
— ¡Nada! - Wonwoo contesta igualmente molesto. — ¡Deja de seguirme!

Comenzamos a subir las escaleras, me adelanto para llegar antes que él a la cima de las mismas. Wonwoo se detiene cuando le impido pasar.

— He tenido suficiente. Quiero saber que estás ocultando. Sé que tú y tu familia están ocultando algo. - le digo — Siempre están cuchicheando por ahí, luciendo nerviosos cuando alguien de la familia les hace preguntas. — Wonwoo frunce el ceño e intenta pasar por un lado, pero rápido me  muevo para impedircelo. — ¡NO! No hasta que contestes.
— No sé de qué diablos estás hablando. - Wonwoo golpea mi pecho con sus manos. — ¡Que me dejes pasar! - sostengo sus manos para impedir que siga golpeandome.
— ¡Mingyu! ¿Qué haces? - me giro cuando escucho la voz de mi appá.
— Yo…

Abro los ojos muy grandes cuando siento que las manos de Wonwoo se escapan de las mías, justo cuando de nuevo hace el intento de pasarme, pero su pie resbala.

— Aaah- lo escucho gritar asustado e intento volver a agarrarlo.
— ¡WONWOO!- appá grita mientras corre a donde estamos.

Mi corazón se detiene cuando veo a Wonwoo. Mis manos no son tan rápidas, y las suyas se me han escapado sin poder hacer nada…

Minwoo (POV)

— Te la quitas, o te la quito yo. Tu eliges.- mi corazón está latiendo muy rápido.

No puedo dejar de llorar, estoy muy asustado. Nos han descubierto… temo por mi appá, por mi hermano.

Lentamente empiezo a quitarme la ropa húmeda mientras Hyung Sik entra al baño. Me detengo unos segundos pensando en la posibilidad de salir de nuevo de aquí, pero no lo hago. No cuando tengo que pensar en mi familia también.

Hyung Sik sale del baño y deja una toalla y una bata junto a mí para que pueda cubrirme.

De pronto soy consciente del frío en mi cuerpo. Empiezo a temblar sin poder explicarlo. Logro ponerme la bata e intento cubrirme bien, pero el frío no cesa y no puedo dejar de temblar. Hyung Sik de pronto se pone de cuclillas frente a mí. Sus manos sobre mis hombros y empieza a frotarme los brazos para intentar calentarme.

— Empieza a hablar…- me dice viéndome a los ojos.

Muerdo mi labio inferior de nuevo al borde de las lágrimas. Aun dudo, pero al final, sé que no tengo otra opción más que decirle la verdad y esperar clemencia.

Respiro hondo antes de empezar a contarle…

— Me casé con Kevin creyendo que se llamaba Hyung Sik. Mi appá, mi hermano y yo lo conocíamos por ese nombre. - Hyung Sik sigue viéndome fijamente. — El día que nos casamos, recibió una llamada y dijo que tenía que regresar a Seúl, apenas salimos del registro él se fué...
— ¿Qué más?
— Al día siguiente, recibí una llamada del joven Dong Hae diciéndome que había encontrado el certificado de matrimonio, y que Hyung Sik había muerto. Vine a Seúl,y fue cuando me di cuenta del engaño…

Hyung Sik lleva una de sus manos a su rostro mientras respira hondo. Baja la mirada unos segundos antes de volver a verme a los ojos.

— Minwoo ¿Por qué no dijiste nada cuando te diste cuenta? - aprieto los labios y de nuevo siento un nudo en la garganta.
— Tenía miedo, Kevin dijo que podía hacer que todo pareciera culpa mía y que nos metieran a la cárcel. Yo no podía hacerle eso a mi appá.

Hyung Sik se queda en silencio. Toma mis manos y las observa. Mi corazón está latiendo muy rápido, quisiera saber que es lo que está pensando. Levanta la mirada de nuevo para verme a los ojos. Suspira hondo.

— ¿Kevin… Kevin está enamorado de tí? - su pregunta me sorprende un poco, pero sé la respuesta y rápido niego con la cabeza.
— Él dice que sí, pero yo no lo creo…
— ¿Y tú? - Hyung Sik me interrumpe.
— Yo… yo lo quise mucho, pero ya no.

Hyung Sik lleva una mano a mi rostro, y una leve sonrisa se dibuja en sus labios. Una pequeña sonrisa que me hace sentir un poco aliviado.

— ¿Por qué no me lo dijiste a mí?
— No te conozco. Tenía miedo por mi appá y Wonu. - estoy siendo lo más sincero que puedo ser.
— ¿Y tu appá porque aceptó? - muerdo mi labio de nuevo.
— Por qué…
— ¿Kevin le sabe algo? - mi corazón se acelera.
— Si. Pero no sé que es. - y es verdad, no tengo idea de que le haya dicho Kevin, pero si estoy seguro de que tuvo que haberlo amenazado con algo.

Hyung Sik se pone de pie y empieza a caminar de un lado a otro en la habitación. Tengo un nudo en el estómago.

— ¿Me vas a denunciar? - pregunto afligido.

Hyung Sik no dice nada, sigue caminando de un lado a otro y eso me pone realmente nervioso. ¿Qué voy a hacer si decide denunciarnos? No puedo permitir que mi familia pague algo que no fue su culpa, sino mi error.

Me pongo de pie solo para caminar hasta donde está él. Bajo la mirada y lentamente me pongo de rodillas frente a él.

— Por favor, no metas a la cárcel a mi appá y mi hermano, haré lo que quieras.
— ¿En verdad? ¿Lo que yo quiera? - levanto la mirada para verlo a la cara.
— Sí, lo que tu quieras…
— Está bien. - Hyung Sik extiende su mano y me hace ponerme de pie — Entonces, quítate esa bata y ven a la regadera conmigo…- Abro los ojos muy grandes. De pronto tengo ganas de llorar. No creí que iba a pedirme algo así. No él.  — ¿Qué sucede? Dijiste que harías lo que yo quisiera.

Niego con la cabeza, no puedo evitar que las lágrimas de nuevo se deslizan por mis mejillas.

— Pero así no…- murmuro sintiendo que mi corazón se rompe.

Llevo las manos a mi rostro. No puedo soportarlo más. No quiero que me vea llorar de nuevo… De pronto siento sus brazos alrededor de mi. Abrazándome con firmeza y al mismo tiempo ternura.

— No te preocupes. No soy tan cruel.- suspiro hondo, sintiéndome aliviado.  
— Seguro piensas muy mal de mí ahora — tengo un nudo en el pecho.
— ¿Te importa que piense mal de tí? - Hyung Sik levanta mi rostro para verme a los ojos.

Aprieto los labios. Pero de nuevo contesto con el corazón en la mano.

— Sí. Mucho. - Y así es. Por alguna razón, me importa demasiado que él piense que soy un estafador, y no solo por el hecho de que pueda denunciarme…

Hyung Sik se inclina un poco, y deja un suave beso en mi frente. Cierro los ojos al sentir el calor de sus labios. Se siente bien. Luego otro beso en la mejilla. Y finalmente uno muy suave y corto en los labios.

Se separa para verme de nuevo a los ojos. Su mano acaricia mi mejilla. Adoro la forma en que me ve. Me siento el jovencito más preciado y afortunado de este mundo.

— No le digas a Kevin que tuvimos esta conversación. ¿De acuerdo?
— De acuerdo…

Hyung Sik sonríe y se inclina de nuevo hacia mí…

— ¡WONWOO!

Ambos giramos hacia la puerta cuando escuchamos al joven Donghae gritar.

— ¡Mi hermano! - digo angustiado antes de correr hacia la puerta.

Mi corazón está latiendo rápido. ¡¿Qué ha pasado?!
Share:

6 comentarios:

  1. PORQUE?!!!!
    Por qué me los interrumpen así?!
    Tan bonita escena entre Sik y Wonu 😍
    Quiero más de eso kekekke

    ResponderEliminar
  2. Alm!!! Esta buenísimo, ahora a Mingyu le tocará ser el perro de wonu agshaha!!! La escena de esos tortolos por Dios... mi seco corazón volvió a la vida

    ResponderEliminar
  3. Al fin Min Woo pudo quitarse esa carga de mentiras que injustamente Kevin había puesto sobres sus hombros, diciéndole la verdad, hasta donde él realmente sabe, de los hechos que los han llevado a ésta situación… pero lejos de obtener el enfado o reproche por parte de Hyuk Sik… lo que recibe de él, es solo comprensión y dulces caricias… será que el amor está haciendo acto de presencia???... jijiji.

    Y eso es lo que ocurre cuando te la pasas como perro y gato… terminas, espero que no sea nada grave, resbalando por la escalera… logrará Mingyu que Wonwoo no se lastime???

    Abrazos y hasta el próximo capítulo.

    ResponderEliminar
  4. Ya hyungsik sabe un poco d la verdad y d lo q es capaz Kevin y como q minwoo y sik estan empezando a sentir algo el uno por el otro.
    Minhgyu como q también tiene sentimientos encontrados por wonwoo. Q no sea nada grave lo d wonwoo

    ResponderEliminar
  5. Buuu quedo en la mejor parte. Me quede con ganas de mas.
    Ojala que lo de wonwoo no sea nada grave.

    ResponderEliminar
  6. ah!! los interrumpen en la mejor parte aunque espero y wonwoo este bien. Ahora que Sik sabe la verdad ojala y haga algo para arreglar la situacion y que Kevin pague por lo que hizo ¬¬/

    ResponderEliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts