A valentine's day and my sweet boy... Capitulo 17

Disfrutamos el beso por un largo tiempo… él entreabrió sus labios dejándome probar un poco de su saliva… delicioso… dulce… ha pasado tanto tiempo y en este beso, recordé como si fuera ayer el sabor de los labios de mi Dong Hae…

—lo siento… esto fue un error…—se separa de mi como si le hubiera dado una descarga eléctrica y sale corriendo, dejándome con una sola pregunta ¿Por qué dijo que fue un error…?

Me quedo triste y regreso a casa, con suerte no hay nadie y puedo lamentarme solo. Subo a mi habitación y saco del fondo de mi armario el baúl de mis recuerdos… la primera cosa que siempre veo, es su foto que tomé cuando fuimos a Jeju, todas ellas las paso una a una, observando con detalle su hermoso rostro de niño, inocente y puro… era mi niño… al que siempre cuidaba y protegía de los chicos malos y del frío…

— ¿dónde estarás pececito? ¿Alguien más disfruta de tu compañía? ¿De tus malos chistes?—le pregunto a la foto, una lágrima cae, mojando la foto—te extraño bebé, y no sé dónde estás, pero debes saber que te amo con todo mi corazón como te lo prometí… si solo pudiera asegurarme de que estás bien…—sigo mirando la foto y más lágrimas caen, de pronto sus facciones me son familiares, las he visto últimamente… pero no recuerdo en quién…
Llegan mi sobrino, hermana y mamá a la casa, ellas saben perfectamente cuando estoy triste, por lo que cuando terminamos de comer, Sora me lleva a su cuarto
—¿otra vez él?—me pregunta instantáneamente
—sí, hoy… bese al appá de Kevin, me recordó a mi pececito…—
—ay hermanito, debes olvidarlo… como te he dicho ¿y si él ya hizo una vida con alguien más? Tu debes hacer lo mismo—
—¿pero qué si no es así? ¿y si todavía me ama como yo lo amo a él? ¿y si no me olvido?—
—son posibilidades, está bien, vamos a buscar mañana en internet una vez más—asentí apesadumbrado.
Aunque no lamenté besar al señor Woo, me sentía algo avergonzado de ver a su hijo en la escuela.
     
                                          *           *           *           *
De repente ya era viernes, Kyu Hyun ya tenía todo listo para el aniversario de Zhou Mi y mañana iría a la casa de los tíos de Kevin.

El concurso de baile era el tema en cada pasillo y clase, en especial los participantes… aunque no era agradable ver a todos, como el grupo de James, que incluso alardeaban dando pequeños espectáculos en el patio, claro que tenían dos pies izquierdos al principio pero debo admitir que para hoy ya sabían moverse… pero eso sí, nada como mis estudiantes, Kevin y los otros se preparaban a diario en sus casas y durante los recreos se quedaban en la clase ensayando, tenían una canción súper movida que en lo personal, comencé a ensayarla y ayudarlos a repasar mejor, esta canción es “Sorry Sorry” con pasos muy intrincados y precisos, recuerdo lo gracioso que resulta ensayar un increíble movimiento con las manos, al principio se veían como si espantaran moscas, ahora eran más fluidos, con cierta lentitud pero con el movimiento exacto… la campana del fin de clases suena, recojo mis cosas del escritorio cuando veo una figura acercarse, era Kev

— ¡profesor! ¿Mañana si va a ir a la casa de mis tíos verdad?—me pregunta brincando en sus pies
—sí, ¿cómo no ir? Sería grosero no hacerlo—
— ¡bien! Porque conocerá al resto de mi familia, le van a gustar mis primos, todos son pequeños y muy divertidos.

— ¿ah sí? ¿Cuántos son?

—tres, Jin Ki, Chan Sik y Tae Min, les gusta mucho jugar.

—que bien, Jong Hyun también disfruta de jugar, le hará bien conocer amigos—le sonreí a Kevin al ver lo feliz que le hacían mis palabras.

—entonces está bien, le diré a mi tío Lee Teuk que saque la mesa para los niños, comeremos juntos solo los cinco como sabe hacer cuando llevo a mis amigos. ¡Lo veo mañana!—gritó mientras se ponía la mochila y salía corriendo para alcanzar a Eli.

Sacudí la cabeza, el niño estaba tan emocionado que me había dicho todo eso como un lorito parlanchín. Llevé a Kyu Hyun a su casa y de paso me recordó que estoy invitado al aniversario de Zhou Mi.

En casa, mamá y yo comimos solos, porque Sora y Jong Hyun irían a la piscina y lo llevaría a comer afuera, mi hermana a veces simplemente tomaba a su hijo y salía con él a pasear, hoy era una de esas veces. A pesar de todo lo que había pasado, ama infinitamente a Jong Hyun, aunque por desgracia se parezca a su padre, ella no hace lo mismo que muchas otras madres, hacer sufrir a sus pequeños por lo que los padres hicieron. La admiraba, siempre ha sido un ejemplo para mi, y a mi me hubiera gustado muchísimo tener una familia con mi pececito, que Jong Hyun creciera rodeado de los hijos que probablemente hubiéramos tenido…

—Eun, hijo, apresúrate comiendo, se enfría—mamá sacude ligeramente mi mano, le sonrío para que no pregunte en qué estaba pensando. —mañana vas a la casa de los tíos de Kevin ¿estás bien con eso?

—sí, ¿por qué?—pregunté extrañado

—por tu cara de distraído, te conozco hijo mío, creo que Sora y yo nos volveremos viejas y se nos secará la boca de tanto decirte que te olvides de él, busca a alguien más, vuelve a enamorarte…
—no, lo siento mamá, tendré que morir para olvidarme de Dong Hae, gracias por la comida, pero se me ha quitado el apetito. —me levanté y salí corriendo de la casa.

Está bien, me estoy comportando como un niño… pero no puedo… realmente no me puedo olvidar de mi pececito, hay algo que grita dentro de mí que lo voy a encontrar, no sé cuándo ni dónde, solo me gustaría que fuera ya, o de lo contrario enloqueceré.

Doy vueltas y vueltas por la vereda de mi calle, sin querer alejarme mucho, mi hermana y Jong Hyun volverían pronto, y mi sobrino era lo único que me calmaba. Volví sobre mis pasos cuando vi el auto ingresar en nuestro garaje.

Esperé a que salgan para terminar de acercarme.

—Hola tío—me saluda muy alegre Jong Hyun

—hola peque, ¿te gustó la piscina?—le pregunté mientras lo cargaba en mis brazos.

—sí, mucho, mamá me enseñó a bucear, ¡fue divertido!

—Hola Hyukkie—me saludó ella con un beso, los tres entramos a la casa, mamá estaba en la sala, mirando con el ceño fruncido a la tele, le dio un seco “buenas tardes” a mi hermana, ella en seguida se regresó a verme y negué con la cabeza, haciéndole saber que no tenía ganas de volver a abrir el tema.

Dejé a Jong Hyun en su habitación y fui a la mía, donde Sora entró de inmediato después de subir las escaleras.

— ¿otra vez tu pececito?—asentí, sin mirarla—te dijo que tienes que olvidarlo, ¿no es cierto? En parte tiene razón, pero también entiendo que ninguna de nosotras podrá sacártelo de la cabeza o del corazón, ¿sabes cuántos psicólogos se necesitan para cambiar un foco?—sonreí por ese viejo chiste.

—sé eso también, pero yo no quiero… no sé por qué y tampoco quiero respuestas, solo encontrarlo me calmará, si ya hizo una vida con alguien más, de acuerdo, seguiré mi camino y no le molestaré nunca, pero si no… si todavía está solo… si aún me necesita… estoy más que dispuesto a volver con él—suspiré, tal vez en serio estaba loco, pero así era, y no había nada que cambiara mi opinión.

—yo también quisiera eso para ti, para que vuelvas a sonreír como antes, para que dejes esa mirada atormentada que te juro me mata todos los días… por favor hermano, dime que va en serio lo que acabas de decirme.—me tomó de las manos con fuerza, la miré a los ojos.

—sí… solo si ya tiene a otro hombre… me alejaré… pero si no… entonces te prometo que lo recuperaré, cueste lo que me cueste—ella se arrimó a mi lado mientras frotaba mis manos y luego con voz ahogada habló.

—me sentí morir cuando vi esa foto… ese muchacho tenía el mismo cabello color anaranjado-rojizo que tú y una cicatriz casi igual a la de tu mano…—una lágrima se deslizó por mi rostro al recordar que a mi madre y a Sora les habían enviado por “equivocación” la prueba de que habían asesinado a Zhou Mi, lo confundieron conmigo porque el chico se parecía a mí de espaldas… recuerdo esa foto como si fuera ayer… las manos atadas tras la espalda igual que sus pies, aun así, ese hecho las consternó muchísimo, mi madre tuvo un ataque cardíaco, mi hermana una crisis nerviosa y de no ser por la familia de Dong Hae, tal vez cuando hubiera vuelto a mi casa, ninguna me habría recibido…

—pero… su muerte, significó la libertad para todos nosotros, Sora… de no ser por él… tal vez yo si hubiera muerto… y cada uno de los que estábamos ahí… pero fue una lástima que haya sido tarde para él, si bien su información fue lo que llevó a cabo el operativo con el que escapamos, se tardaron demasiado… para entonces los que nos secuestraron, lo descubrieron y lo mataron, por eso es que cuando llegué yo… encontré a Kyu Hyun al borde de la inanición… y ahí me explicó qué fue lo que le había pasado… y aquí me ves… gracias a Zhou Mi… y que fue más valiente que ninguno…—abracé a mi hermana. Buscando algo de consuelo en ella, aún me pesaba hablar de eso pero siempre que lo hacía, me sentía algo aliviado…

—Ese mes y medio que desapareciste fue como vivir una pesadilla… te creíamos muerto y no había un cuerpo para decir “sí, aquí está”… pero estoy muy feliz de que hay sido un error y que sigas vivo…—me da un beso en la mejilla y nos limpiamos mutuamente las lágrimas.

                                                           *           *           *

Después de cenar algo consistente, hablé con mi madre, dejándole por enésima vez muy claro que Dong Hae no fue solo un novio de la adolescencia como ella pensaba, sino que significó todo en mi vida y que no vuelva a pedirme que lo olvide de buenas a primeras, aunque no la vi muy contenta, al menos ya dejó de mirarme como si quisiera ahorcarme.

Nos fuimos a dormir algo tarde después de hablar y reconciliarnos, mirando fotos de nosotros cuando éramos niños y también de Jong Hyun, que cayó profundamente dormido en mis brazos a las nueve de la noche.

Ya en mi cama, hice lo de siempre, acostarme y rezar con la cadenita envuelta en mi mano. Luego caí en mi usual profundo sueño… hasta que me despertó mamá con un fuerte sacudón…

—…uk levántate, Jong Hyun arde en fiebre…—esas palabras me espabilaron de golpe y en un segundo estuve despierto… mi sobrino jamás enfermaba de esa forma…

— ¿qué? ¿Por qué?—miré el rostro de mamá, estaba crispado de angustia… a eso le siguieron las estruendosas arcadas y el llanto que sabía que provenían de Jong Hyun. Salí corriendo de inmediato al baño donde mi hermana estaba llorando mientras sostenía el cuerpo de su hijo sobre el inodoro…

—no sé qué tiene o qué le pasa…—sollozó ella, de nuevo pegué una carrera a mi cuarto para tomar el celular y llamar a emergencias, rápidamente le di el aparato a mamá porque yo no sabía todo

—sí… no lo sabemos… despertó diciendo que le dolía la cabeza y medimos su temperatura… es de 40 grados… sí, vomitó todo… ya… muchas gracias…—finalizó la llamada y me miró—ya vienen, en cinco minutos estarán aquí, dicen que lo vistamos y estemos listos.

—bien, se lo diré a Sora—fui al baño, Jong Hyun seguía dando arcadas mientras lloraba y decía que le dolía la cabeza, era una escena demasiado fuerte para mi… Jong Hyun siempre había sido un niño muy sano, ni siquiera las gripes lograban ponerlo así de mal…—en cinco minutos una ambulancia llegará para llevarlo al hospital, hay que vestirlo—mi hermana no hizo más que seguir llorando, así que yo tomé en mis brazos al niño, limpie con papel la saliva que chorreaba de su mentón y volví a su habitación para ponerle un pijama limpio y le puse una toalla a manera de babero para que no lo ensucie.

El pobre solo lloraba  y decía que le dolía mucho en la parte baja de la espalda, mientras esperábamos muy ansiosos a que la ambulancia llegue, vomitó algo amarillo dos veces, supongo que porque ya no quedaba nada en su estómago… hasta que al fin, los para-médicos atravesaron la puerta y rápidamente le hicieron un chequeo de pies a cabeza antes de ladrar órdenes a los de afuera, lo colocaron en una camilla y lo subieron al vehículo.

—Los alcanzaremos allá—le grité a Sora antes de que las puertas se cierren y se vayan.

Mamá y yo subimos a mi auto y lo eché a andar lo más rápido que pude para alcanzar la ambulancia. Pensaba en qué le pudo provocar semejante reacción… como digo, es un niño muy sano, si le daba infección estomacal, solo tenía deposiciones blandas y el típico decaimiento o no comía mucho… pero nada como lo de esta noche.

Llegamos al hospital, donde rápidamente lo ingresaron y nosotros nos quedamos allá afuera en la sala de espera, rogando por un diagnóstico rápido y que se pueda recuperar rápido.

Resultó ser que en el sistema endócrino de mi sobrino, se encontró una bacteria propia de los desechos humanos, y no hablo de sudor, algún maldito asqueroso dejó su “regalo” en la piscina y al parecer no fue limpiada correctamente… Jong Hyun tenía una infección interna que lo tenía entre esta vida y la otra, los doctores dijeron que al ser solo un niño, esta bacteria lo atacaba de forma más severa que si fuera un adulto.

Otras dos horas pasaron y Sora tuvo de pronto arcadas y dejó la cena en la sala de espera, llevaron a mi hermana a hacerse unos exámenes y en efecto, ella también estaba enferma pero la bacteria se estaba tardando en su cuerpo. Para las cuatro de la mañana, ambos estaban adentro, siendo atendidos por el personal que hacía lo imposible por salvarlos a ambos.
Amanecí con un intenso dolor en el cuello por dormir en la silla, mi mente muy despacio comenzaba a recordar todo lo que sucedió anoche… por último el vibrar de mi teléfono termina de despertarme y cuando miro quién es… casi me caigo…

—¿profesor Lee?—su voz…

—¿señor Woo?

—sí, Kevin me pidió llamarlo antes de que venga. —me di un golpe mentalmente

—ah sí… lo siento… mire tuve una emergencia anoche, mi hermana y sobrino están muy enfermos, ahora mismo estoy en el hospital para cuidar de ellos, mi madre no puede sola a su edad, realmente lo siento mucho, se los compensaré algún día, discúlpeme con la familia de su hermano y con Kevin.

—oh no se preocupe, más bien iremos a verlos más tarde, ¿no le molesta verdad?

—no, al contrario, gracias por considerarlo. —me sorprendió que el hecho de que antes lo haya besado, hablara conmigo con tanta naturalidad…

—bien, entonces les diré a los demás, hasta luego.

—Hasta luego—colgué… me restregué los ojos y luego impacté mi mano contra la frente, confundido, por un lado, su completa indiferencia, y por otro, de verdad quería ir pero ahora más importantes son los miembros de mi familia.

Llamé a Kyu Hyun diciéndole que tal vez tampoco podía ir con él, pero mamá me dijo que al menos debía ir a eso, me convenció de que estaría bien un par de horas sola con ellos aquí y que llamaría si algo pasaba, por lo que al menos iría al aniversario de Zhou Mi.
Esperaba a que fuera un poco más tarde, cuando vi a Dong Hae y a Kevin por el pasillo, venían hacia nosotros con paso muy apresurado

— ¡profesor Lee!—gritó Kevin, acortando la distancia entre nosotros dando una rápida carrera.

—Hola Kevin, señor Woo—los saludo mientras me levanto a recibirlos. —muchas gracias por estar aquí.

— ¿Cómo se encuentra su hermana y Jong Hyun?—me pregunta el señor Woo, sin mirarme directo a los ojos.

—Ambos están allá adentro, Sora está bien pero mi sobrino no tanto, se encuentra algo grave debido a su corta edad.

—realmente espero que se recuperen, esto es de parte de mi familia—no me di cuenta de las flores que traía en una mano, y en la otra un lindo osito panda de peluche.

—gracias, de todo corazón gracias—le dije un poco nervioso, por primera vez en tanto tiempo, sentí mis mejillas sonrosarse.

—ejem—escuche a mis espaldas, cielos, casi olvido a mamá.

—Kevin, señor Woo, ella es mi madre—ella se adelanta y toma la mano que muy educadamente le tiende el appa de Kevin, a su lado, el niño hace una profunda reverencia. Por un momento, mamá parece como si hubiera visto un fantasma, pero recupera la compostura y se dirige al pequeño

—Kevin, me han hablado mucho de ti—le dice con una enorme sonrisa.

—gracias, prometo seguir siendo un buen estudiante—le contesta muy formalmente mientras hace otra reverencia.

—qué educado, ha hecho un buen trabajo señor Woo.

—gracias, he hecho lo mejor que he podido para que mi hijo sea un niño bien portado.—Kevin a su lado está rojo como un tomate, es tan lindo… de pronto se me ocurre algo.

—Kev, ¿te gustaría visitar a mi sobrino? Le vendrá bien que otro niño le haga compañía un rato, claro si tu appá quiere.

—¿puedo entrar appá?—le pregunta girando su cabecita, un gesto dulce que recuerdo de mi Hae.

—Claro, ve y dale el osito—le entrega la funda con el peluche y le indico dónde está la habitación. Dong Hae está hablando con mamá cuando regreso, le preguntaba un poco de su vida, casi como yo lo hice.

Nos quedamos un momento hablando, luego lo invité a pasar al cuarto de mi hermana, ella al principio también puso una cara de susto, me molesté un poco, el señor Woo no es para nada feo, no tiene ni un solo pelo de feo.
Pero al igual que mamá, ella luego lo trató con familiaridad después, luego pidió conocer a Kevin, fui a traerlo, por poco y Jong Hyun pidió que durmiera con él ahí, Kevin estaba a punto de gritar “sí” cuando su appá lo detuvo y lo pudimos sacar del cuarto, prometiéndole que volvería al día siguiente.

—Así que tu eres Kevin—mi hermana está maravillada viendo a Kev, sonrío un poco extrañado, ¿nunca había visto un niño o qué?

—sí, fui a ver a Jong Hyun, le dije que puedo venir mañana a jugar con él, ¿verdad que puedo?

—claro que sí, le hará falta con quién jugar, no sabemos cuánto tiempo estaremos aquí.

—que no sea mucho, porque quiero que venga a mi casa a jugar conmigo cuando se recupere—sentí que mis ojos se nublaban, tiene un gran corazón…

—gracias, eres muy amable—Sora acaricia su rostro y Kevin se inclina en su mano… es una escena tan irreal… nunca pensé que mi familia aceptara de buen modo a los Woo.

Ellos se fueron después de casi dos horas haciéndonos compañía, lo cual agradecí muy en el fondo, estaba muy preocupado por mi hermana y Jong Hyun, me hizo bien que ambos estuvieran aquí, alegrándoles la vida a ambos, ellos tenían algo que no sabía explicar. De hecho mi hermana se puso mucho mejor, si seguía bien en dos días, podía irse a casa.
Fui a casa después para dormir un poco, bañarme y estar presentable para la tarde, no quería llegar hecho una mierda a la casa de Kyu Hyun, menos ahora que ya vivía con Sung Min.

Estuve allí con media hora de anticipación, ambos estaban arreglando la mesa para compartir en frente del retrato de Mimi.

—Eun Hyuk, hola, ¿y Jong Hyun? ¿por qué no lo veo venir corriendo a estamparse en mis piernas?—preguntó Kyu cuando me quité los zapatos.

—no pudo venir, nadie de ellos nos acompañará hoy, Sora y su hijo enfermaron por culpa de un cerdo asqueroso que dejó sus gracias en la piscina, tienen infección interna, Dios sabe cuántos otros que fueron a la piscina ayer, hoy estarán en hospitales como mi hermana y Jong Hyun.

—eso es completamente enfermo, ¿cómo puede existir gente así? No, Eun Hyuk tienen que demandar a los dueños, no se puede quedar así.

—por supuesto que lo haremos, los médicos nos han dado la documentación pertinente y mañana mismo iremos a presentar la denuncia, pagarán por haber puesto en peligro la vida de las personas que más amo en este mundo, no se va a quedar así.

—Hola Eun Hyuk, vengan, todo esta listo.

—hola Min—saludé al dulce novio de mi amigo, Kyu Hyun era afortunado, ya le hacía falta un toque de ternura en su vida, y Sung Min exudaba miel.

—Conejito, retira los tres lugares de la mesa, la familia de Eun no pudo venir, Sora y Jong Hyun se encuentran en el hospital con una infección interna, gérmenes y bacterias de la piscina. —le explicó rápidamente Kyu

—oh cielos, vengan entonces, oraremos por ellos y por Mimi.

Pasamos a la sala y todo estaba hermosamente decorado, habían algunos adornos con letras chinas, y flores de loto artificiales que flotaban lentamente en una caja de vidrio con velitas de té. Nos inclinamos ante el altar de Zhou Mi, al mismo tiempo que pedía por mi hermana y sobrino, pedía por su eterno descanso, él fue la salvación de todos nosotros, nos hizo libres y ahora estábamos vivos gracias a él, Kyu Hyun disfrutaba de su relación con Sung Min, yo podía buscar a Hae, volví a ver a mi mamá, a Sora, y pude sostener en mis brazos a Jong Hyun cuando nació…

—gracias Zhou Mi—murmuré mientras levantaba mi cuerpo del suelo, ellos a mi lado hicieron lo mismo y luego procedimos a comer.

Estuve algo tranquilo conversando y comiendo con ellos, si bien me preocupaba Sora y Jong Hyun, seguía e mi mente las expresiones de mamá y Sora cuando vieron a Dong Hae y a Kevin, no sé, me pareció muy extraño.
Share:

3 comentarios:

  1. Gracias por actualizar!! siempre me dejan con los nervios de punta, seguire pendiente y esperare con paciencia

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu trabajo, esperaba y esperare con ansias los próximos capítulos...

    ResponderEliminar
  3. ya me habia desesperado por no ver un nuevo capitulo y zaz ya lo lei y quiero mas

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts