A valentine's day and my sweet boy... Capitulo 14

(Kevin POV)

No volvimos a ver a esos niños después de la paliza que les dimos entre todos, pero claro que no es como si desaparecieran para siempre, no, más bien, tres de ellos estudiaban en la misma escuela que Eli y yo, nos preocupamos un poco. Pero yo no me iba a echar para atrás si querían una lección de nuevo.

—Kev, no los he visto últimamente, ¿crees que los espantamos?—me pregunta Eli durante un recreo
—oh no, no lo creo, mira allí—le señalo al frente, cruzando el patio, están ellos, sentados en grupo y también nos ven—ellos nos buscaron pelea, no nosotros, no hay que tenerles miedo Eli—
—ssí… creo que sí…—
—hola chicos, ¿Qué hay?—de la nada aparece Jae Seop
—nada, viendo como los de al frente nos fulminan con la mirada—le digo restándole importancia
—¿otra vez los están molestando? Solo dímelo y ya verán—
—sí, gracias pero estamos bien—
—uh ya veo, vine para decirles que la temporada se acerca, ya abrieron las inscripciones, ¿quieren venir?—
—¡sí!—asentimos entusiasmados y lo seguimos hasta el gimnasio. Allí dentro estaba el entrenador, pero no estaba solo…
—hola Jae Seop, veo que trajiste a Kevin, ¿nos ayudarán a ganar el siguiente campeonato? —
—por supuesto que sí coach, y le presento un nuevo jugador, Eli Kim—
—cuantos más pies, mejor, vengan—nos acerca con el resto del grupo, para desagrado mutuo, los mismos a los que golpeamos están allí.

Fue una reunión muy tensa, hasta el profesor se dio cuenta del modo en que nos mirábamos, por lo que dijo una indirecta bien directa

—recuerden, jugadores y suplentes son uno solo, no sería posible llamarnos equipo si existen diferencias—
—¡sí entrenador!—decimos todos al mismo tiempo, cuando comenzamos a dispersarnos, se nos acercan
—ni creas que vas a levantarte de esa banca cuando te supere, aún me duele lo del otro día—se acerca demasiado a mi, lanzando dagas con los ojos como dice tío Hee
—Descuida, porque no pienso descansar—le respondo, se va furioso a reunirse con el resto de sus amigos
—no te preocupes Kevin, lo vamos a vencer, es un poco raro ¿no creen? Dentro de un mismo equipo, tendrás que competir—
—Jae Seop, estaré a tu lado pateando ese balón, y juntos lo lograremos—
—así se habla amigo,  vamos a comer—
—sí

Ahora tendría que combinar mis tareas con el equipo, bueno, no es que sea un problema, solo que ahora tengo amigos, y también debo sacar tiempo para jugar, soy un niño, ¿puedo hacerlo no?

Llego a casa como siempre, y espero a que llegue appá para decirle que ya me inscribí para participar de nuevo en el campeonato inter escolar.


—¿ah sí? Vaya, ya sabes hijo, ten en cuenta tus tareas, sé que lo lograrás como siempre—
—Gracias appá—le sonrío
—Así que volverás a jugar, bien hecho—la abuela me aprieta el cachete
—ese es mi Kev, mi campeón, vamos a ir a todos tus partidos ¿verdad Kang In? —
—sí Teukkie, claro que sí—
—eeemmm… no se preocupen, si no pueden no hay problema—
—haremos lo posible por ir—no puedo decirles que… bueno… que no hace falta que vayan… es decir… estoy creciendo, no es igual.

(Eun Hyuk POV)

El fin de semana, salgo con Jong Hyun al parque a que juegue un poco, se sube en la resbaladera, baja por los toboganes, la está pasando en grande

—Mira tío, ¡aquí voy!—y baja otra vez, lo agarro cuando sale y lo subo en mis hombros, caminaba para ir a una banca y sentarnos pero veo a lo lejos un par de personas que conozco bien…
—tío quiero un helado—
—ya voy Jong Hyun, espera un poco—ellos también se dan cuenta de que estoy cerca y cambian de dirección, Kevin se acerca primero
—hola profesor Lee—me saluda Kevin haciendo una venia
—hola Kevin, veo que tu appá te acompaña—
—aja—
—buenas tardes profesor—
—buenas tardes señor Woo, ¿también disfrutan del sol? —
—sí, ¿y ese pequeño?—
—lo olvidaba, a ver Jong Hyun, saluda, son amigos—lo bajo de mis hombros y él les extiende la mano, y después corre a esconderse tras mis piernas—es un poco tímido—
—¿es su hijo? —pregunta el señor Woo
—algo así, es el hijo de mi hermana, lo criamos juntos—
—oh ya veo, madre soltera, la entiendo—
—Niños, por qué no van a jugar—les dije un poco impulsivo
—claro, ven Jong Hyun—los vemos a ambos irse de vuelta a los juegos, y nosotros nos vamos a sentar a una banca, vemos a ambos niños irse y jugar
—así que usted también tiene un niño en casa ¿eh? —
—sí, Jong Hyun es la alegría del hogar, como lo debe ser Kevin del suyo—
—eemm algo así… también mis hermanos tienen hijos—
—ah, una familia grande—
—no tanto—nos quedamos unos momentos en silencio
—¿Cuánto tiempo lleva viviendo aquí?—le pregunto tratando de dejar aún lado su timidez
—casi 9 años, llegamos aquí por razones personales, a pesar de tan largo tiempo, yo no me acostumbro a vivir aquí—dice bajando la mirada
—no, eso nunca, jamás se va a comparar con vivir en Corea—
—y me hubiera gustado que Kevin creciera allá, por lo menos no sufriría de bullying—
—no lo hace señor, es un niño muy valiente, tan pequeño pero tiene agallas, no lo va a creer, pero tres de ese grupo que los insultó, resulta que están en el mismo equipo de futbol, y no se hizo para atrás, se inscribió con sus amigos y van a entrenar juntos—
—¿de verdad hizo eso? Vaya, Kevin es digno hijo de su padre, él era igual, le ponía la cara a los problemas, yo en cambio no… he de admitirle que soy un cobarde

El señor Woo se rie con timidez, un rasgo que recuerdo muy bien de mi Dong Hae y no puedo evitar mirarlo fijamente.

—no diga eso, ha criado a su hijo usted solo, eso también es ser valiente—
—ah ni que lo diga, me ha costado mucho, desde que perdí a su padre, nada ha sido igual—
—le puedo entender en cierto modo, yo también perdí a una persona muy especial… pero de él, solo tengo recuerdos, usted tiene a su niño por lo menos—no puedo evitar ponerme triste de solo pensar en mi pececito, lo echo tanto de menos…
—Mejor… dígame usted cuanto tiempo tiene viviendo aquí—interrumpe mi nostalgia
—casi el mismo tiempo que usted, solo que nunca lo había visto—
—yo tampoco, ¿qué casualidad no? Pero ahora nos conocemos, eso está bien ¿no?—
—sí, está bien… por cierto ¿qué edad tiene su sobrino?—
—Seis años, pronto cumplirá los siete, en abr…—
—¡Dong Hae! Hola, no pensé que te encontraría aquí, ¿y usted es…?—un hombre de cabello rubio y que se parecía al señor Woo se acercó a nosotros
—soy Lee Eun Hyuk, profesor de Kevin—
—un placer, yo soy Woo Lee Teuk, hermano de Dong Hae—nos estrechamos la mano, y sentí algo muy extraño cuando lo toqué…—bonita tarde ¿verdad? —
—sí, saqué a Kevin, está allá con el sobrino del profesor—
—ah usted también tiene un niño en casa, yo en cambio tengo dos—
—¿y Kang In?—le pregunta su hermano
—está en los juegos con Jin Ki y Channie, de seguro se encontrará con Kevin—no pude dejar de ver a… ¿Lee Teuk? Tanto el rostro de Woo Dong Hae y él me eran familiares
—disculpe, ¿en qué universidad estuvo? —le pregunto intentando averiguar algo
—aquí no, yo terminé mis estudios en Corea—
—ah, es que creí conocerlos a alguno—
—oh, quien sabe, vemos gente a diario—
—sí… tal vez…—esa sensación de conocerlos no se me va… y menos cuando veo a otro hombre venir, se me hace igual conocido
—mira Woonie, él es profesor de Kev—
—buenas tardes, soy Kim Kang In—
—Lee Eun Hyuk a su servicio—
—gracias, mucho gusto—
—¿y los demás?—Lee Teuk se dirige a su esposo
—Hee dijo que iría de compras, ya sabes que le encanta exprimir las tarjetas de su marido—
—ese hombre, nunca cambia…

Ambos se quedan conversando, mientras tanto yo me quedo pensando en ese nombre… “Hee” pero ¿cuántos Hee pueden haber aquí?

Recuerdo con mucho cariño también a Hee Chul, el mejor amigo y casi hermano de Dong Hae, junto a su novio en ese entonces, Siwon, pasamos momentos increíbles, también recuerdo a su hermano Jung Soo y aunque por poco tiempo, a su novio Young Woon…

—¿…y usted?—me pregunta el tal Kang In
— ¿uh? Disculpe no le escuché—
—Decía que en vista de que vivimos tan cerca y que nuestro Kevin es muy cercano a usted, si le gustaría venir este fin de semana a casa—
—¡Kang In! Vaya, no pensé oírte algún dia invitar a nuestra casa a alguien—
—por qué no Teukkie, es el profesor de Kevin, además…—se inclina en el oído de su esposo y susurra
—aahh, ya veo tus intenciones mapache bribón, no sé si lo logres—
—angelito, cuando me propongo algo, sabes que lo consigo—.

Después de que los pequeños volvieran a nosotros muy cansados y un poco sucios, cada uno los tomó de la mano y nos despedimos

—Ya le dije nuestra dirección, tendremos una barbacoa y usted es bienvenido—
— ¡tío! ¿De verdad el profesor va a ir?—a Kevin le brillaron los ojos emocionado
—sí Kev, él puede decirle que yo preparo la mejor carne asada, ¿no?—el niño asiente
—Ahí lo veo profesor, hasta el lunes—
—Te veré en clase Kevin, adiós a todos y gracias—
—Puede traer a su sobrino si quiere—propone Lee Teuk
—muchas gracias, lo llevaré—les sonrío, y jalo a Jong Hyun conmigo
—tío, ¿de verdad iremos?—
—Por supuesto que sí Jong Hyun, sería grosero de nuestra parte no ir—
—Entonces yo también quiero ser profesor—
— ¿ah sí?—
—Sí, para que me inviten a comer también—me rio de su ocurrencia y juntos volvemos a casa.

(Kang In POV)

—en serio mapachito, ¿en qué estabas pensando? ¿Invitarlo a propósito para que Dong Hae y el profesor se conozcan mejor?—Teukkie está más que conmocionado hasta llegar a la casa
— ¿por qué no? Hae ya lleva mucho tiempo solo, quiero verlo feliz, ¿o qué no quieres lo mismo para tu hermano? —
—sí… pero hay algo extraño en ese hombre—
— ¿ah sí? Ahora me vas a decir que no te gusta como que yo compre en internet—
—no… siento que… lo he visto antes yo también… su rostro… en especial su mandíbula… vas a pensar que estoy loco pero, se parece a Hyuk Jae—yo también me quedo pensando en lo que me dice, y tiene razón…
—Es cierto… pero he leído que a veces existen personas exactamente iguales regadas por el mundo, sin embargo, ninguna tiene nada que ver con la otra—
—podría ser… tss, ya estoy alucinando—
—ni tanto, ok, ahora que los niños están arriba…. ¿por qué no aprovechamos?—le insinúo abrazando su cintura
—olvídalo si crees que vamos a montar un numero en plena sala ¿y si llega alguien, o viene cualquiera de los niños? No Kang In, qué vergüenza—y hablando de nuestros hijos, Channie baja las escaleras
—papi, Jin Ki no quere jugar conmigo—
—¿lo ves? Son bebés todavía, que traumático sería para ellos vernos en esas—
—di lo que quieras, pero de noche no te salvas—le doy un rápido beso en los labios y sube con Chan Sik.

Me quedo en la sala a ver la televisión un momento, pero mi cabeza se dirige a mi cuñado, Dong Hae ha sufrido bastante ya, es hora de que viva, que deje crecer a Kevin, que le enseñe a volar en lugar de retenerlo en el nido, no soy quién para criticar cómo cría a su hijo, pero mi sobrino no siempre va a ser un niño ni Dong Hae estará con él, debe aprender a vivir, porque no quiero verlo sufrir igual que su appá si algo sucediera.

(Kevin POV)

¡Vaya! Invitaron al profesor Lee a casa de mis tíos, eso es genial, el profesor me agrada mucho.

Es domingo, el día perfecto para salir a practicar, no pienso dejar que esos niños desagradables ganen, Eli me acompaña como siempre

—es genial amigo, te aseguro que los vamos a dejar sentados—dice muy contento mientras vamos a reunirnos con nuestros amigos en el parque
—sí, yo voy a jugar todo el tiempo—
—eso es, oh mira, allí está Ki Bum—y así era, estaba parado en el borde el parque, agitó su mano y fuimos
—hola chicos, vengan por aquí, Soo Hyun nos propuso un juego nuevo—
—¿ah sí?—
—sí Kevin, será divertido—
—ok—caminamos con él hacia el claro donde siempre jugamos, allí ya están los demás, veo en el pasto una pelota muy extraña… parece una de básquet
—al fin llegan, gracias chicos, comencemos, siempre jugamos a algo que casi todos podemos ¿no?—dice Hoon Min, dejándonos un poco extrañados—gracias a mamá y la de Soo Hyun, conseguí esta pelota, tiene piedras adentro y también un cascabel, nos servirá para poder escucharla—
—Hoon, no sabemos si ellos quieren jugar, pueden ver, será raro para ellos—
—no Soo Hyun, para nada, sigue Hoon—apresura Alexander
—bien, ahora todos tomen un trapo para vendarse los ojos—en una canasta pequeña, hay muchos trapos como dijo
—¿y están limpios? —pregunta Eli tomando uno
—claro que sí, no los tomé de la cochera, mamá me los dio, es un todos contra todos y no tengan miedo de irse por otro lado, el sonido de la pelota los tendrá aquí—contesta Hoon como si fuera obvio.

Todos ahora no nos podemos ver mucho que digamos, todo está oscuro y apenas, vemos por las diminutas rendijas que deja el trapo al apretarse contra la nariz; Hoon Min jala mi brazo hasta ponerme en un sitio, supongo que hizo lo mismo con los demás

—¿listos? Les digo que Soo Hyun es el mejor jugando a esto, así que tengan cuidado—
—Hoon Min no exageres—Hyun es un poco raro, no le gusta que le digan cosas así
—todos al suelo—
—¿eh?—preguntamos todos
—al suelo dije, esto no se juega si estás parado, podríamos terminar seriamente heridos—tanteando el suelo alcanzo a arrodillarme, comienzo a sentirme un poco raro, no puedo ver… pero sí puedo escuchar, siento que mi oído se volvió un tanto más agudo; oigo que esa pelota se mueve y es cuestión de tratar de localizarla quién la tiene y quitársela, nos movíamos un poco lentos al principio, chocando unos con otros.

El juego se volvió interesante cuando ya pudimos dejar de empujarnos y agarrar la pelota, y el que lograba llevarla hasta uno de los postes anotaba, claro que más nos golpeábamos la cabeza, jaja, me encantó.

Era divertido, en especial cuando lográbamos quitarnos la pelota y gateábamos para encontrarla…

—¡oye! ¡No seas cobarde!—me detuve donde estaba, porque escuché una voz completamente desconocida, me quité como pude el vendaje y vi a cinco niños de un lado, dos de ellos eran Jung Min y Hyung Jun, y al voltear veo otra vez a los mismos que desde hace días me fastidian
—a ti que te importa, no es contigo—le dice el rubio
—si es conmigo, ya supe que esos niños te dieron una buena lección ¿qué se siente ser derrotado por ellos James Malvavisco?—lo reta el primer niño de la fila donde están Jung Min y Hyung Jun, no podemos evitar reírnos y nos levantamos del suelo
—eehh ya basta Hyun Joong—dice el niño a su lado
—vete de aquí—amenaza uno de los dos castaños
—oblígame—los fulminan con la mirada, pero retroceden y se van, no sin antes decir algo
—no siempre vas a estar escondido detrás de alguien Kevin, ninguno de ustedes, ya lo verán—
—¿ah sí? Tú y cuántos mas—
—ya cierra la boca Hyun Joong, no los molestes más—dice Jung Min
—¿viste lo cobardes que fueron? —
—claro, pero piensa un poco, eso los hará enojar más; bueno, niños, traje nuevos amigos—los cinco se acercan a nosotros
—él es Hyun Joong—señala al más grande, y el más hablador por cierto
—un gusto chicos—
—soy Young Saeng—
—Kyu Jong—
—Jung Min y Junnie, encantados de conocerlos—
—naa ya hablaste de más Jung Min, si ellos los molestan, solo dígannos, de algo deben servir aquí las clases de tae kwon do a las que fui—
—no te preocupes Hyun, ya te contamos cómo pateamos sus traseros americanos—
—si Jun, pero algo de acción no está mal—
—siempre hablas de eso, por qué no aprendes de Kyu Jong, él es tranquilo—
—pero Saeng, Kyu Jong se cayó de cabeza cuando era chiquito, tal vez eso hace que le falle el interruptor—
—¿y tú? Tú eres el más raro de los cinco, a ti se te botó la canica—el que se llamaba Kyu Jong lo empuja y entre ellos comienzan a jugar
—ya oigan, quietos, le van a sacar sangre de la nariz a mi hermano otra vez—Ki Bum intenta separarlos pero ellos lo meten en ese lío, hasta que Bummie se queja y grita, o se detienen
—¿chicos?—
—dinos Soo Hyun—nos acercamos cuando habla
—gracias por jugar con nosotros, me divertí mucho, y gracias a los amigos de Hyung Jun—
—no hay de qué… ¿cómo te llamas?—
—Soo Hyun—
—ok, no hay de qué Soo Hyun, Kim Hyun Joong para las que sea—
—gracias otra vez, vámonos Hoon, mamá te invitó a comer—ambos se despiden y luego se van recogiendo los pañuelos y la pelota
—¿no te lo dije Hyun Joong? Son geniales, nunca me había divertido tanto molestando a Kendall y su pandilla de buenos para nada—
—si Jung Min, es cierto, nuestra labor está cumplida, regresemos a casa, papá me trajo un video juego nuevo—
—¿de verdad? ¡Qué esperas! Vámonos, ven Junnie, no me lo pierdo por nada—
—está bien, ven Ki Bum—
—al rato te alcanzo—los cinco entre empujones y risas se alejan de nosotros, levantando sus brazos despidiéndose
—es un milagro que estés cuerdo Ki Bum, porque con esos amigos, yo no vivo—Ki Seop palmea su hombro riendo
—dímelo a mi, los veo desde que voy al kínder, o menos, pero son buenos, se conocen unos a otros desde que usan pañales, o eso me ha dicho mamá—
—ah, vaya, esos amigos vale la pena, en fin, nosotros también nos vamos a casa, estoy cansado—suspira Jae Seop
—todos nos vamos, me pondré en remojo cuando llegue a casa—
—jaja, bien Eli, adiós nos vemos mañana—chocamos las manos con Alexander y los demás, luego cada uno se retira a su casa
—por primera vez nos vamos a casa temprano, tu appá no tendrá un ataque—
—jaja, no, ya no, no le gusta que me meta en problemas—
—mi papá sabe decirme que los problemas son parte de la vida, que siempre van a estar ahí pero yo debo ser un niño muy fuerte y no dejarme—
—tu papá tiene razón, appá me dice algo así también a veces—y para desviar la conversación de padres me pongo a correr para ver quién llega primero a la casa.

(Kyu Hyun POV)

Salí a dar un paseo por la calle, aprovechando la cálida tarde, también pensando en Sung Min… el hombre en quien he vuelto a poner mis esperanzas de amar…

Es todo lo que yo quería, tal vez, Zhou Mi no se equivocó cuando me dijo que iba a encontrar a quien tomaría su lugar, para estar a mi lado después de que se vaya…

Mi atención es captada por un par de personas en la esquina de mi casa, ¿Quiénes son? Cada paso que doy me acerca hasta ver de quién se trata la primera persona: es Sung Min y es como si… como si tratara de escaparse de esa mujer

—ya déjame en paz, yo no te quiero—la evadía
—pero yo sí a ti Minnie, ¿por qué no lo intentamos? —
—por que simplemente nada puedo sentir por ti más que tedio, por favor vete de aquí—corro hasta llegar y lo aparto para ponerlo tras de mi
—ya te lo he dicho Sa Eun, Sung Min no quiere nada contigo, déjalo en paz—
—no me voy a dejar ganar de un simple profesor de escuela, Minnie cariño algún día verás que este tipo no te va a dar nada de lo que yo puedo darte—siempre utilizando el dinero para acercar a la gente a ella
—y no me importa, amo a Kyu Hyun—Sung Min a mis espaldas se aferra de mi brazo y le da la cara; ella le guiña el ojo y se va, haciendo como que yo no existo
—¿estás bien Minnie?—me giro para envolverlo en mis brazos
—sí, no sé que hacer para deshacerme de ella, me da miedo Kyu—
—sshh, no lo tengas, estaré cerca para alejarla de ti, haré lo que sea—
—gracias, dejemos de lado eso ¿sí? Vine a dejarte este pudín que preparé—pone una bolsa en frente de mi
—¿es de chocolate?—
—no, intenté algo nuevo, naranja—
—mmm gracias—se pone feliz cuando lo halago, y aprovecho para besarlo, se separa con una enorme sonrisa
—Kyu… ¿por qué no nos vamos adentro a compartir el pudín? —pregunta jalándome de la mano
—claro que sí—entramos a mi casa, feliz de tenerlo esta tarde conmigo. Minnie ha sido como una luz en mi vida, solo que yo no me quería dar cuenta, y pensar en que quieren quitármelo…
—Kyu, deja de pensar tanto, ya pasó ¿sí? No te preocupes—
—es que no puedo… no soporto la idea de que te ande coqueteando…—
—ella puede salir desnuda si quiere, pero yo no la voy a mirar, ¿sabes qué? Tengo una idea, me quedaré a dormir aquí—
—¿uh?—

—sí, para que estés tranquilo, además, me gusta pasar mucho tiempo a tu lado—sonrío ampliamente y lo abrazo, feliz de que se quedaría.
Share:

2 comentarios:

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts