Tenías que ser Tú... Capitulo 13 (Final)

Sí, esa conversación se alargó más de lo que papá hubiera querido, pero es que tampoco se esperaba la sorpresita que le tenía guardada appá….

Park Jung Min (POV)

¿Será que finalmente perdió la razón?

— ¡No! No estoy loco- parpadeo
— ¿Perdón?
— Que estás pensando que he perdido la razón

Abro la boca para decir algo, pero vuelvo a cerrarla al darme cuenta de que no sé qué diablos decir.

Me quedo viéndolo fijamente, intento entender lo que está queriéndome decir. Hyung Joon me ve fijamente esperando a que diga algo más, pero simplemente me he quedado sin palabras. ¿Qué diablos le digo sino entiendo?

— En verdad crees que estoy loco, ¿no?- de pronto baja la mirada, un puchero aparece en sus labios a punto de llorar
— Oh, no bebé… es solo que…- me acerco de nuevo a él para abrazarlo— no te entiendo, necesito que me expliques todo desde el principio, por favor- asiente con la cabeza, respira hondo.
— Ese día, cuando nos encontramos de nuevo, cuando tuve el accidente con la cafetera
— Sí…
— Algo pasó, sé que suena demasiado loco, pero es cierto. Empecé a escuchar los pensamientos…
— ¿Los pensamientos de las demás personas?
— Sí, pero no de todos- frunzo el ceño— solo de los hombres- levanto una ceja, entre incrédulo e impresionado

De nuevo me quedo callado unos momentos tratando de digerir lo que está diciéndome. En verdad es demasiado difícil creer lo que acaba de decirme…

— ¡Tienes que creerme, estoy diciéndote la verdad!- me dice de pronto

Carraspeo  antes de volver a hablar.

— Estoy intentándolo bebé…

Apenas digo eso, Hyung Joon se pone de pie bruscamente y camina hacia la puerta. Rápido me levanto para ir detrás de él.

— ¡Hyung Joon!
— ¡Olvídalo Jung Min! ¡Estoy lo suficientemente molesto contigo como para encima tener que darte explicaciones que no me crees! ¡No me importa si piensas que estoy loco!
— Espera, sigamos hablando, tenemos que aclarar todo…- intento calmarlo, pero él sigue molesto
— ¡No! ¡Vete a la mier…!
— ¡Hey! – lo interrumpo— creo que deberíamos no insultarnos de esa manera bebé, hablemos…- tomo su mano y lo aparto de la puerta

Me paro de frente a él, tomo sus dos manos y lo veo fijamente. Hyung Joon tiene el ceño fruncido, demasiado molesto conmigo. Pero debe entender que tengo derecho a dudar y a preguntar después de todo.


Lo veo suspirar hondo y rodar los ojos.

— Está bien, lo siento…
— ¿Qué sientes?- le pregunto
— Haberme enfurecido porque no me crees, tienes razón, tienes derecho a dudar de mí, al igual que yo lo hago con respecto a ese tal “cariño”- hace una mueca
— Después hablaremos de eso- le digo— ahora háblame sobre eso de que puedes leer la mente y… espera—  me doy cuenta de algo— ¿cómo sabes que creo tener derecho a dudar?- Joon rueda los ojos
— Porque te escuché, ¿no me estas poniendo atención?

Abro la boca sorprendido. No tengo palabras. Parpadeo e intento hablar, pero no puedo. Hyung Joon me ve fijamente. Entonces… ¿en verdad puede escuchar mis pensamientos?

Bien, solo hay una forma de averiguarlo…

Seguimos viéndonos fijamente, Hyung Joon ladea la cabeza varias veces como si estuviera… escuchándome…

Alzo la mirada decidido a probar lo que me ha dicho… pensaré en algo para ver si puede decirme lo que estoy pensando.

Lo observo de arriba abajo. No había notado lo ajustados que están esos pantalones, me pregunto si trae ropa interior debajo, sería interesante averiguarlo. Si tan solo estuviera más receptivo conmigo… tal vez si vuelvo a besarlo, parece haber funcionado hace un momento y…

— ¡Sí! ¡Sí traigo ropa interior!- grita de pronto, su rostro completamente rojo

Doy un paso hacia atrás. ¡¿Qué diablos?! ¡¿Es verdad?! ¡¿Me ha escuchado?!

Tengo el corazón acelerado. Él en verdad escuchó mis pensamientos, todo, absolutamente todo lo que pensé.

Doy otro paso atrás. Me siento un poco vulnerable, sobre todo porque sigue viéndome fijamente. De pronto caigo en cuenta el tiempo que según él dice ha estado escuchando los pensamientos de los demás… me ha escuchado… todas y cada una de las veces que he pensado en él…

No sé qué hacer, no sé cómo reaccionar…

Y no había necesidad de que dijera o hiciera algo más, sus pensamientos fueron más que suficientes para appá…

Hyung Joon (POV)

Tengo un pequeño dolor en el pecho, debí imaginarme que iba a reaccionar así y no lo culpo, yo también me sentiría de la misma manera si supiera que él puede escuchar todo lo que pienso.

Creí que no me importaría, que estaba lo suficientemente enojado con él como para que me importara, pero la realidad es que me está doliendo demasiado su rechazo. Respiro hondo.

— Bien, entiendo…- le digo — aun así, quiero saber quién es “cariño”
— ¿No lo sabes en verdad?-  pregunta incrédulo, aprieto los labios
— No, no lo sé… no siempre estoy en el lugar correcto ni en el momento para escuchar todos tus pensamientos Jung Min, no te preocupes- frunzo el ceño

*Oh, vaya, estaba un poco asustado. Espero que… espera, debo dejar de pensar tanto, ¡él puede escucharme!*

No soporto más escuchar que está tan asustado de lo que pueda escuchar. Simplemente me doy la vuelta directo a la puerta. Esta vez no me detengo, aun y cuando escucho a Jung Min llamarme. Tengo una opresión en el pecho, y siento que mis ojos arden.

Ahora me siento como un fenómeno, y es por su culpa.

— Joonie, ¿qué ocurre?- Kiki me pregunta cuando me ve salir
— Nada, me voy a casa- le digo sin detenerme
— Joonie, espera…- camina detrás de mí
— Dejame solo Kiki, no estoy de humor.- me detengo unos momentos al recordar a mi hijo— ¿podrías pasar por Aron a la escuela? No me siento muy bien- le digo intentando contener mis ganas de llorar
— Sí, está bien- me contesta, pero parece que no he podido ocultar de él mis ganas de llorar
— Gracias…- le digo y continúo con mi camino

Camino deprisa, no quiero detenerme. Paso a algunos secretarios y oficinistas en mi prisa. En la recepción paso a dejar el gafete que me dieron cuando llegué y recojo mi identificación. Me giro de nuevo con prisa sin fijarme.

Algo se ha enredado en mis pies, dejo caer mi portafolio al piso cuando siento que pierdo el equilibrio, bajo la mirada para intentar estabilizarme, pero al mover mis pies me enredo más, es un cable, no sé de donde, pero me he tropezado.

— ¡Cuidado!- escucho a Jung Min gritar

Pero es demasiado tarde, inevitablemente caigo al piso, de pronto una descarga eléctrica recorre mi cuerpo que me hace gritar, hasta que pierdo el conocimiento.

Jung Min (POV)

— ¿Qué hiciste?- Hong Ki me pregunta en cuanto salgo de la sala de juntas
— Nada, solo…- respiro hondo. — intento entender, es difícil- contesto
— ¿Te lo dijo?- me pregunta— ¿Te dijo sobre…? – señala su cabeza
— Sí…
— Y no le creíste…
— Peor… me asuste- contesto dándome cuenta de cómo debió sentirse Hyung Joon— lo siento, tengo que hablar con él- le digo pasándolo de largo

Corro por el pasillo para alcanzarlo en la recepción del edificio. Lo veo recoger su identificación y girarse. Está tan contrariado que no presta atención en donde pisa. Lo veo tropezarse con un cable que algunos obreros están utilizando para realizar algunas reparaciones en una puerta.

— ¡Cuidado!- grito aunque no sirve de nada

Hyung Joon da otro paso y termina cayendo, jala con él el cable y tira una cubeta de agua que el conserje del edificio estaba usando para limpiar los pisos. Corro para ayudarlo cuando lo escucho gritar.

— Espere…- me detiene uno de los empleados

Volteo a verlo.

— ¿Qué…?

Otro de los empleados desconecta el cable y eso me hace entender lo que ha pasado, mi corazón se acelera.

— ¡Hyung Joon!- hago a un lado a la persona que me estaba deteniendo

Me inclino hacia él, intento escuchar su pulso, su respiración. Me tranquilizo un poco cuando me cercioro de que aún respira, aunque se le escucho muy débil.

— ¡Llamen una ambulancia!- grito a la recepcionista quien ya tiene el teléfono en la mano- Hyung Joon… bebé, contéstame…- intento hacerlo reaccionar

Lo veo parpadear un poco y eso me anima a seguir insistiendo.

— Abre tus ojos bebé, quiero ver tus hermosos ojos, anda…
— Jung…- parpadea— M-min…
— Si bebé, soy yo…
— ¿Qué me paso?- pregunto un poco desorientado
— Te caíste- le explico mientras lo ayudo a sentarse y detenerse— tropezaste con un cable y tiraste una cubeta de agua, recibiste una descarga eléctrica, ¿te sientes bien?
— Me siento un poco mareado- contesta mientras lleva una mano a su cabeza—  me duele el cuerpo
— No te muevas tanto, espera a que lleguen los paramédicos- le digo deteniéndolo

¡Dios! Estaba tan asustado, pensé que lo había perdido cuando lo vi tirado en el piso. Mi corazón aún sigue latiendo demasiado aprisa. No puedo evitarlo, lo abrazo más a mi, como si quisiera protegerlo de cualquier otra cosa que pudiera causarle daño.

— Me asustaste…- le digo
— Estaba molesto… no vi el cable- contesta
— Lo sé, te vi…- suspiro hondo— siento mucho haberte hecho sentir mal, no era mi intención es solo que… no sé, debo acostumbrarme a que me escuches- sonrío levemente

Hyung Joon frunce el ceño. Me ve fijamente. Ladea la cabeza un poco, se acerca más a mí, tanto que pega su cabeza a la mía.

— ¿Qué ocurre?- le pregunto
— No oigo nada— ahora soy yo quien ladea la cabeza
— ¿Cómo?
— Debes estar pensando algo, estoy seguro, pero…- voltea a ver a nuestro alrededor, por momento se detiene a observar a los demás hombres que nos rodean— no escucho a ninguno- vuelve a decir
— ¿Hablas de los pensamientos?
— Sí, no los escucho- sonríe demasiado feliz— ¡no los escucho Jung Min!
— Tranquilo cariño, no te muevas tanto- le digo intentando mantenerlo sentado

Los paramédicos llegan y comienzan a revisarlo, puedo verlo concentrándose en ellos, intentando seguramente escuchar sus pensamientos. Sonreír demasiado feliz cuando al parecer no logra escuchar nada.

Si es así, debo admitir que me siento aliviado. Uno debería tener derecho a guardar secretos, sobre todo cuando tengo toda clase de pensamientos depravados con él.

Para ser sincero, creo que papá tenía razón. Cuando me enteré de todo, me sentí vulnerable como él, es decir, ¿appá habría escuchado mis pensamientos todo el tiempo? ¿Sabría de mi pequeño secreto sobre ciertas revistas debajo de mi cama?

¡Dios! Solo de imaginarme que appá hubiera escuchado mis pensamientos un poco subidos de tono sobre JR, hace que sienta escalofríos.

En fin, appá no tuvo mayores problemas, solo el buen golpe que se llevó al caer al piso, así que los paramédicos se retiraron después de darle una pastilla para el dolor. Papá por supuesto se quedó con él ayudándolo.

Mi padrino Kiki y su al parecer en ese momento, ya novio, Kyu Jong fueron por mi a la escuela tal y como le prometieron, mientras mis padres terminaban de resolver sus conflictos.

Hyung Joon (POV)

— ¿Estas mejor?- Jung Min me pregunta mientras se sienta frente a mí y me entrega un vaso de agua
— Si, mejor- contesto

Aún me siento extraño porque no puedo escuchar lo que está pensando. Creo que llegué a acostumbrarme demasiado. Le doy un sorbo al vaso de agua y lo dejo a un lado.

— Así que… ¿no puedes escuchar…?
— No… puedes estar tranquilo- le digo sintiéndome otra vez mal por su actitud
— Escucha bebe, siento mucho decirlo así- se acerca a abrazarme— pero entiende, yo prefiero tener mi privacidad aquí- señala su cabeza— hay veces en que mi imaginación es demasiado explícita y no quiero que te asustes porque…
— Lo sé—  aprieto mis labios y me sonrojo al recordar todo lo que he escuchado— puedo darme una idea bastante clara
— Bien, y también quiero que quede claro que tampoco me desagrada la idea de que pudieras escucharme, es decir, tal vez eso ayudó a que me creyeras que te busqué hace 15 años, que no fue mi intención negar lo que había pasado entre nosotros, y que en verdad te amo…-acaricia mi mejilla con su mano

¡Diablos! No puedo estar molesto con él tanto tiempo. ¿Qué demonios tiene que me pone de esta forma? Observo su rostro. Sí, es guapo, pero no es para tanto… ¿a quién quiero engañar? ¡Es muy guapo!

Inclino mi rostro hacia su acaricia, Jung Min se acerca lentamente, sé que va a besarme y yo estoy dispuesto a aceptarlo, pero justo antes de que sus labios rocen los míos lo empujo. ¡He recordado algo!

— ¡¿Quién es “cariño”?!- Jung Min rueda los ojos
— Oh vamos bebé, ¿en verdad vas a seguir con eso?- frunzo el ceño sin decir nada- está bien, está bien… te mostraré- me dice mientras saca su cartera— ella es cariño- me dice mostrándome una foto

Parpadeo un poco confundido. Ladeo la cabeza mientras tomo la foto en mis manos.

— ¿Por qué tienes la foto de una anciana?- le pregunto, Jung Min sonríe
— Porque la amo- parpadeo más, demasiado sorprendido
— ¡¿Qué?! ¡Tú…!- Jung Min se carcajea y me abraza
— No pienses mal bebé tontito- despeina mi cabello— es mi abuela- ¿eh? — está internada en un asilo, de vez en cuando me llama por teléfono cuando se siente sola

Me separo un poco de él. Mi rostro se siente caliente. Me siento avergonzado, puedo ver en su rostro que está diciéndome la verdad y yo convertí una llamada de su abuela en un gran lío. ¡Dios! ¿Por qué siempre me precipito de esta manera?

Muerdo mi labio apenado, bajo el rostro pero Jung Min sostiene mi barbilla y me hace verlo a la cara. Aún sonríe.

— No importa bebé, así me gustas, impulsivo y rebelde, te hace más sexy de lo que ya eres… grrrr- gruñe coqueto y eso hace que los colores se me suban al rostro
— Jung Min…- golpeo su pecho demasiado apenado
— ¿Qué? Estoy diciendo la verdad…- sopla en mi oído
— Espera…- me río
— Aunque aún estoy pensando en un castigo por ese asunto de la cuenta en Suiza- aprieto los labios, ¡rayos!
— Lo sé, y lo siento, no fui muy profesional, estaba enojado contigo…- hago una mueca
— Pero aun así te amo…- sonríe antes de darme un beso

¡Dios! Siempre me hace olvidarme de todo cuando me besa. Definitivamente estoy seguro de que nadie nunca me hizo sentir así antes, solo él. Me separo un poco de sus labios, sonrío levemente.

— Sí…- paso mi lengua por mis labios, saboreando su sabor— tenías que ser tú, y nadie más…- murmuro antes de volver a besarlo

Y así es como appá se dio cuenta que tenía que dejar de estar siempre a la defensiva con los hombres, sobre todo cuando se trataba de papá, porque con todo y sus errores, podía estar seguro de que lo amaba.

Las cosas no se dieron tan rápido como piensan, mis padres decidieron salir un poco antes de vivir juntos, lógicamente que esa decisión duró dos semanas solamente antes de que papá ya tuviera su propio lugar en el closet de mi appá, poco a poco se fue metiendo, y cuando nos dimos cuenta, ya estábamos los tres viviendo juntos.

No me quejo, en realidad es bueno tener a un papá a quien acudir, sobre todo ahora que estoy saliendo con Jr, me ha dado muchos consejos muy buenos. Appá se ha alivianado mucho más, sonríe y disfruta más de cosas que antes no tenía tiempo ni de pensarlas.

Creo que al final de cuentas, durante estos 15 años, siempre le hizo falta papá…



FIN
Share:

11 comentarios:

  1. Me encanto...muchas gracias por compartirlo...ahh yo queria minjun que leer y tu actualizaste...GRACIAS!! <3

    ResponderEliminar
  2. wooo que lindos!! *w* Que bueno que aclararon las cosas y Jung Min ya puede disfrutar de su "privacidad" mental xD Amo tanto el MinJun, son bellos, bellos >w< Gracias por la historia ^^

    ResponderEliminar
  3. Amix muy lindo tu fic eres una de mis escritoras favoritas en seri amo como escribes .amo el MinJun y escritos por tu son los mejores .
    Gracias por todo tu tiempo y ahora seguire muy al pendiente de los demas ...
    Saluditos

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho gracias por compartirlo, una historia divertida, super tierna, llena de locura. Un final a mi gusto. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ya se acabó........ todos felices... Una historia sencilla y sin muchos problemas. Tuve un problema con este fic... no pude imaginarme a los personajes... sé que es MinJun pero parecia que estaba leyendo una historia hetero y muchas veces me imaginaba a Jun de chica y le decia a mi mente "no, es un niño, recuerda" jajaja... en fin ha sido lindo leerlo.

    ResponderEliminar
  6. Voy a extrañar a mi abogado cosita sexy, el final al igual que el fic fue tan divertido no esperaba menos del MINJUN esperaré ansiosa actu de los otros fic;-)

    ResponderEliminar
  7. Oh por Dios ! Termino mi fico amado lo segui desde el comienzo claro q junca pude comentsrlo por la cuenta, pero siendo este el final, tenia q comentar, waaaaaa extrañare las locuras de Kiki, la timides de kyu.... Gracias Mew por el ficccc. SALUDOS

    ResponderEliminar
  8. Bello final para tan bella historia, muy divertida, cada vez amo mas a esta parejita, espero seguir leyendo mas historias de ellos.

    ResponderEliminar
  9. XD este par me encantó... aunque la pequeña intervención del HyunSaeng fue genial también y ni que decir el AronJR *w* los amo a los dos.
    Por fin se aclararon y bueno, pensé que Joon viviría con eso de leer mentes toda su vida. Y la verdad que Jungmin tenia razón en temer de ese poder, porque a cualquiera que le leen la mente, le hace sentir inseguro y casi desnudo. Afortunadamente todo se arreglo para el bien de los dos ^^
    Gracias por otro MinJoon perfecto y hermoso!!! Usted hace que los ame.

    ResponderEliminar
  10. Esta historia es una de mis favoritas me gusta pasar y leerla cada tanto. Gracias por tus adaptación muy buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. No sé si vuelvas por aquí a leer el mío, pero solo quería aclararte que estas no son adaptaciones. En este blog, yo no tengo ninguna adaptación, todos los fics son míos, yo los escribí. Te lo aclaro xq he leído varios comentarios tuyos hablando de "adaptaciones". Saludos

      Eliminar

Donaciones

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts