Oppa... Oh, Oppa!... Capitulo 22


Kevin POV
(HanBum)


Hace días que no he podido ver a mi precioso y no verlo, es una tortura para mí. Pero debía arreglar unos asuntos importantes antes de volver a verlo. Sé que él ahora necesita a su lado un amigo más que nunca y este tiempo lejos de él, pudieron ser contraproducentes, no quiero perder ni un poco de la confianza ganada las últimas veces que nos vimos.

Mis padres tuvieron que salir de la isla Jeju a China, al abuelo se le presento un problema con una de las sucursales de aquel país y mi papá no tuvo de otra que salir de viaje junto con appa. Por supuesto que, appa no se fue sin antes darme todo tipo de recomendaciones por teléfono, creo que si me llamo ocho veces fueron pocas. Lo hace como si fuera todavía un chiquillo.

Con la llegada del abuelo y el retraso en la llegada de mis padres a Seúl, me vi más ocupado de lo que pensaba, en realidad no esperaba que fueran tantos días lejos de Kwanghee. No más llegar el abuelo e instalarme en su casa, su primera orden fue que me integrara pronto a la empresa para que comenzara con mi entrenamiento, después de todo es para lo que me he preparado todo este tiempo.

Al día siguiente de su llegada fui presentado a la mesa directiva y me asignaron un ayudante, una persona que se encargara de enseñarme lo básico y después pasare tiempo en cada una de las áreas para empaparme de todo. Yo mismo sugerí al abuelo comenzar desde abajo, obviamente el no quiso. “Un Kim no puede comenzar como un simple gato” fue lo que dijo y es por eso que ahora tengo mi propia oficina y secretario.

- Rayos, este día ha sido muy agotador. – me quejo recostándome en la incómoda silla.

Miro a mí alrededor. La oficina tiene un estilo bastante serio, casi antiguo y lo único que me trasmite es aburrimiento. No es que una oficina deba ser una casa de payasos o algo así, pero que este de esa forma me hace sentir extraño y ajeno a todo. No es mi estilo.

- Al menos ya estoy instalado y tengo mis horarios.



Entre los horarios de la empresa, las diligencias que tengo que hacer como un Kim y pasar más tiempo con Kwanghee, creo que he ajustado bien mis tiempos. Estoy revisándolo por última vez cuando escucho sonar mi celular, una sonrisa se dibuja en mi rostro al ver el nombre de “Precioso” parpadeando luminoso.

- Hola hermoso. – contesto feliz de que haya sido él quien me llamara.
- Hola Kevin… oye… - lo escucho respirar profundamente, como si le pesara haber hecho esta llamada, lo que me dice que algo no está bien. - ¿has podido conseguirme algún trabajo? realmente necesito conseguir dinero pronto.
- … - con tantas ocupaciones me había olvidado de eso, esperaba poder consultarlo con el abuelo, quizás el tuviera idea de algún puesto vacante aquí en la empresa pero Kwanghee me ha ganado con su llamada.
- Estoy un poco desesperado, si no puedes ayudarme entonces comenzare a buscar empleos en el periódico, quizás por ahí encuentre algo. - Frunzo el ceño al escucharlo, la mayoría de los empleos publicados ahí no son muy confiables, no quiero que Kwanghee corra peligro alguno.

Miro a mi alrededor, como esperando que alguna idea me caiga del cielo y es entonces cuando recuerdo, Kwanghee estudia para diseñador de interiores y esta oficina no es de mi gusto. Aunque quizás con la idea tenga que poner de mi dinero, para la decoración y el sueldo de Kwanghee. Pero el pensar que sea mi precioso quien haga de este lugar, mi oficina, en algo más agradable y acorde a mí, me hace sentir emocionado que no me importa cuanto pueda costar.

- Precioso, te dije que lo conseguiría. Podemos vernos mañana si quieres.
- Podría ser hoy, tengo la tarde libre. – lo escucho susurrar. Pensé que estaría con Siwan a estas horas, es cuando salen de la universidad.
- Está bien, ¿Dónde estás? Voy a pasar por ti.
- No, no es necesario. – lo escucho balbucear rápidamente -. Dime donde nos vemos y ahí estaré.
- Más vale que me digas precioso o no iré, te lo dije, a mi manera o no hay trato. – Kwanghee sabe que me refiero tanto al trabajo como al secreto de la rinoplastia.
- Está bien, está bien, pasa por mí al centro comercial, estaré esperándote en la entrada para que no tengas que aparcar.
- Perfecto, en quince minutos estoy por ahí.

Fue fácil llegar al centro comercial, no está muy lejos del edificio donde se encuentra la empresa del abuelo y tampoco fue difícil encontrar a Kwanghee. Mi precioso estaba frente a la entrada de pie en la acera, vistiendo como solo él puede y lucir aún más bellos que todos. Me detengo cerca de donde se encuentra esperando, bajo el vidrio y lo llamo.

- No te vi llegar. – me dice agachándose un poco para poder hablar conmigo.
- Estabas distraído, sube precioso.

Esta zona no sirve para aparcar, es por eso que he tenido que quedarme dentro del auto, sin embargo tan solo estuvo sentado Kwanghee dentro, le ayude a colocarse el cinturón de seguridad. Pude ver su rostro sonrojarse y también sus ojitos hinchados, mi precioso ha estado llorando, pero seguramente si le pregunto no me dirá nada. Lo único que puedo hacer, es darle un poco de felicidad.


- ¿A dónde vamos Kevin? – Kwanghee me pregunta al ver que me dirijo hacía el centro -. Quedamos en que hablaríamos sobre mi nuevo empleo o… - se interrumpe y me mira asustado -. No conseguiste nada, ¿verdad?
- Lo hice. – volteo a mirarle en uno de los altos -. Vas a trabajar para mí. Lo veo balbucear un poco antes de responder.
- ¡¿Cómo?!
- Bueno, en realidad vas a trabajar para la empresa del abuelo. – le digo en cuanto llegamos.

Ver mi oficina sin nada de personalidad me dio la idea de dejar que Kwanghee la redecore, con esto mato dos pájaros de un tiro, le consigo un trabajo seguro y podré tenerlo cerca todo el tiempo que su trabajo dure. Pienso aprovechar cada minuto a su lado.

Después de estacionar el auto y subir hasta el piso donde se encuentran las oficinas de la dirección, Kwanghee luce emocionado con todo lo que ve. Mientras lo guio por los pasillos con mi mano posada suavemente en su espalda, él me va hablando sobre qué tipo de diseño utilizaron, lo que le dice el color de la pintura que usaron en los pasillos, las molduras y todas esas cosas que no entiendo muy bien, pero que dejo que me diga gustoso de verlo tan feliz.

- Kevin, esto es muy grande, en verdad es una experiencia entrar en este edificio. – Kwanghee comienza a decir en cuanto llegamos al lugar donde se encuentra mi oficina, es el descanso donde se encuentran la recepcionista y las secretarias -. Como pudieron juntar lo moderno del edificio con lo clásico del interior.
- Dirás, anticuado. - me queje con él ya estando muy cerca de la oficina.
- Kevin, seguramente quien diseño los interiores debe ser un reconocido Diseñador y tú no estás feliz con eso. Quien pudiera tener el honor de lograr un trabajo tan estupendo como este.
- Tú… - y ante su mirada atónita, le hice pasar a mi oficina -. No será tan grandiosa, pero podrás dejar tu marca en este edificio.
- Kevin, no juegues. – en seguida golpeo mi brazo.
- Te estoy diciendo la verdad, te presento mi aburrida y odiosa oficina. – fui a pararme tras el escritorio -. Quiero que la rediseñes, no puedo estar aquí sin sentirme excluido y ajeno a todo. Tienes que cambiarlo.
- ¿Ese es mi trabajo?
- Pues, ¿en qué creías que trabajarías? – le pregunte acercándome a él.
- No sé, como mensajero, secretario o algo así. – se deja caer sentado en una de las sillas. Esta desconcertado.
- ¿Quieres trabajar en eso? Creí que te gustaría algo más como esto, después de todo es lo que estas estudiando y me asegurare que tengas un buen presupuesto para todos los cambios.
- Claro que me gustaría. – sí, puedo ver la emoción en sus ojos -. Pero yo aún no soy un diseñador, no me he graduado Kevin y… - lo interrumpo tomando sus manos, estoy sentado a su lado.
- Y nada, confió en tu buen gusto precioso, sé que lo harás bien. Es mi oficina y puedo hacer con ella lo que quiera. Considéralo como una práctica de todo lo que sabes por ahora. – la sonrisa le vuelve al rostro.
- Bien, no te voy a quedar mal. – me abraza rápidamente para separarse después -. Tengo muchas ideas.

De pronto se le ha olvidado el miedo que tenía y comienza hablar sobre sus ideas para modificar todo en la oficina, tanto que se le ha olvidado preguntarme cuanto le voy a pagar. Sé que ese dinero lo quiere para la dichosa rinoplastia, sin embargo aún tengo la esperanza que durante este tiempo que vamos a pasar juntos en el proyecto, logre convencerlo que él es perfecto.



Jong Wook POV
(YeWook)


Hace unos días invite a Jino al cine y afortunadamente para mí, él aceptó. No es como si no nos viéramos nunca, pues desde que estoy en la misma universidad, siempre nos encontramos casualmente por los pasillos, en los patios o en el comedor. Es fácil cuando siempre publica lo que hace por Facebook, hay fotos de él y sus amigos por toda la universidad, todos los días. No es algo que me tenga contento, pero al menos me deja saber dónde está.

Haberme creado el perfil de Woo J ha sido de mucha ayuda, pues he podido vagar un poco por su cuenta de Facebook, enterándome de lo que desea hacer cuando se encuentre con su príncipe azul.

“Nunca me he atrevido a ver una película de terror en el cine, porque la compañía nunca era la correcta. Quiero un príncipe que esté dispuesto abrazarme cuando me de miedo.”

Y es por esa entrada que estoy frente a su casa para llevarlo al cine. Menos mal que antes averigüe si había alguna película de terror en cartelera, solo hay una y ya la he visto, por eso sé que habrá muchas escenas donde a Jino pudiera darle terror y quizás yo pueda abrazarlo.

Me bajo del auto para buscar a mi cosita linda, he llegado puntual así que espero no sorprenderlo, se cómo los jovencitos tardan en arreglarse. Sin embargo cuando estoy por tocar la puerta, esta se abre rápidamente, dejándome ver a cosita linda muy bien arreglado. Luce hermoso con esos pantalones rosados pegados a su cuerpo como segunda piel.

- Hola Jong Wook. – su saludo me saca del estado en que me dejo tan bella visión.
- Hola Jino, estas bellísimo. – le digo antes de besar su mano.
- ¡Ay, que caballeroso! – el tío Sungmin ha salido detrás de Jino y golpea su hombro -. Hijo, de estos chicos ya casi no existen, no lo dejes ir. – aunque esto último lo ha susurrado, pude escucharlo.
- ¡Appa! – dice Jino algo avergonzado.
- Es verdad, siendo hijo de Jong Woon, es lo mínimo que se puede esperar. – ver suspirar al tío Sungmin diciendo el nombre de mi padre es algo raro -. Bien, ya váyanse. – el tío empuja a Jino haciéndolo bajar el escalón directo a mis brazos -. Se les hace tarde, si no se van ahora la película comenzara sin ustedes.
- Pero si la película comienza en una hora. – le digo sin entender.
- Si, si, es mejor llegar temprano. – vuelve a decir el tío, que ahora va empujándonos por su jardín hasta mi coche,
- ¿Qué es tan importante appa?
- Se me hace tarde para llamarle a tu padre, ya váyanse. - El tío está muy raro y antes que se le ocurra otra cosa, ayudo a Jino entrando al auto y colocándole el cinturón de seguridad, me apresuro al otro lado del coche para entrar.
- Disculpa a mi appa, creo que hoy comió demasiado chocolate. – se disculpa Jino, sus mejillas están coloreadas de un leve rojo.
- No te disculpes. – le dijo tomando su mano con la mía -. Los padres tienen avergonzarnos muy seguido, por muy adultos que seamos, ellos saben cómo hacerlo.
- Gracias Jong Wook.

Y ver esa sonrisa, esos ojitos ilusionados, es lo que me ha llevado a hacer algunas locuras. Jino me encanta, creo que fue amor a primera vista y es algo loco, porque jamás pensé que podría enamorarme de esta forma con alguien que conozco desde niño. Y pensar que cuando pequeños, me parecía muy latoso y llorón, siempre vestido de rosa.

- ¿Qué película has apartado? – me pregunta tan solo entrar al cine.
- Creo que el chico que me vendió los boletos se ha equivocado. – le digo mirando los boletos -. Le he dicho que me diera dos boletos para la película “Love Me”… - es una película de moda que todos los jovencitos han querido ver -. Y me ha dado para la función de la película de terror que está en cartelera. – le digo haciéndome el desentendido, pero de reojo puedo ver como abre muy grandes sus ojos sorprendido.
- ¿En serio es de terror?
- Si, debió haber una confusión. Si me formo ahora, quizás alcance boletos para la siguiente función. – le ofrezco como solución, pero las filas para los boletos está muy larga, es por eso que los compre en línea.
- No, esa está bien Jong Wook, veámosla. – me dice sonriente posando su mano en mi brazo para detenerme -. Hace mucho que vengo deseando ver una pero… - muerde su labio inferior -. Me alegra que sea contigo con quien la vea.

Bien, he cumplido mi cometido.

Antes de entrar a nuestra función nos acercamos a la isla de golosinas, al preguntarle si desea algo para comer, solo me ha pedido un refresco de dieta. Leí en una revista, que a menudo los jovencitos no piden lo que realmente quieren comer delante de sus citas, en primer lugar esta los restaurantes y el segundo lo ocupan los cines. Quiero sorprenderlo, por lo que comienzo a pedir las golosinas que solo un jovencito se le ocurriría pedir: palomitas acarameladas, pasitas con chocolate y un refresco grande de dieta para los dos, de esa forma tendremos que compartir pajilla.

- Pero, ¿Qué has comprado? – me pregunta sin salir de su asombro.
- Lo que me gusta y si pudieras ayudarme un poco a comerlos, sería muy bueno. – lo veo asentir.
- No suelo comer todo eso, pero ya que te gusta tanto, te ayudare.

Cuando la función está por empezar, la fila de personas comienza poco a poco a entrar, aunque la sala esta iluminada, Jino enreda su brazo en el mío sosteniéndose ya que mis manos están ocupadas llevando las cosas. Que se haya acercado a mí por su cuenta es un buen comienzo y eso que aún no ha iniciado la función, deseo que esta cita funcione, no veo la hora que Jino sea mío.



Dong Jun POV
(KangTeuk)


- ¡¿Qué?! – Jr me grita después de escuchar mi petición -. Ah, no. Yo no voy a ir por tu noviecito.
- Por favor, solo tú podrías llevarlo hasta dentro del campo. – estoy discutiendo con Jr en los vestidores.

Hoy tengo competencias de clasificación, son importantes pues de ellas depende si puedo clasificar para competir para las estatales en las tres categorías que presentaré. En atletismo, manejo las carreras de velocidad, soy bueno en los 100 y 200 metros, también en las carreras de velocidad con vayas en los 200 metros y aunque podría también con la de 400, en el equipo ya hay quienes compiten en esa categoría.

Y aunque hoy debería ser fácil, pues solo competiré en los 100 y 200 metros de velocidad, el entrenador me ha estado entrenando para el salto de altura y precisamente hoy es también la presentación para clasificación. En los saltos he logrado buenas marcas, pero aun no son tan buenas como para alcanzar las que ahora se han estado presentando para ganar, si llegara a clasificar, necesitaría entrenar mucho más para superar la marca estatal y después la nacional.

- Por favor Jr. – vuelvo a insistirle -. Solo tienes que ir por Jin Young y traerlo al campo para que me vea competir, además te conviene que Jin y yo estemos bien.
- ¿Por qué no se lo pediste tú antes?
- Porque ha estado un poco raro conmigo. – le digo algo desanimado.

Y es verdad, en estos días que hemos estado pasando por él, ni siquiera me ha dejado tomar su mano y cuando estamos en la escuela, apenas si me permite pasar mi brazo por sus hombros. Eso sin contar la forma en que esquiva mis besos. Ya estaban comenzando a gustarme, el sabor de su boca es algo adictivo y ahora él me ha estado privando de eso.

- ¡Ash! Está bien. – Jr acepta finalmente -. No se cómo pueden sobrevivir sin mí.

Confiando en que Jr ira por Jin Young, me apresuro a vestirme e ir al campo para calentar, necesito dar mi mejor esfuerzo para estas competencias. Viendo el programa, el entrenador nos dijo que las clasificaciones de velocidad serían las primeras en realizarse, después los saltos de altura y de longitud, al otro lado de la cancha se llevarían a cabo las otras disciplinas. No tuve problemas en las carreras de los 100 y 200 metros, ya que clasifican los mejores cinco lugares. Jr se está tardando mucho.

No sé si estoy que estoy sintiendo sea enamoramiento. Dios, nunca he estado enamorado, siempre se cuando alguien me gusta pero, por Jin siento algo más. Es como si poco a poco se hubiera metido dentro de mí, aunque no sé exactamente a donde, al menos que sea en mi cabeza porque no puedo dejar de pensar en él.

Es tan lindo, como sonríe cuando de verdad está feliz, como se colorean sus mejillas cuando termino de besarlo, como camina tímidamente a mi lado cuando tomo su mano o como tiembla su cuerpo cuando lo acerco al mío. Todo esto me hace quererlo a mi lado, a como dé lugar y el verlo con otras personas, me hace desear golpearlos.

- Si esto es estar enamorado… No es divertido.

El entrenador me ha sacado de mis pensamientos, debo participar en el salto de altura, solo son dos marcas a vencer, si lo hago, habré pasado. La primera lo hago en el primer intento, esa marca está muy cerca de mi máximo, pero la segunda que tengo que pasar, es mucho mayor a mi reciente marca y ya he perdido la primera oportunidad. Sino paso en la segunda, ya no habrá más para mí.

Puedo ver a lo lejos que mis padres han venido a verme como en cada competencia, ambos me saludan agitando sus manos, sin embargo no hay señal de Jin. Estoy pensando en que debo lograrlo, pero mis ojos no dejan de recorrer el campo esperando encontrar a Jin, ojala pudiera verlo. Y es cuando estoy en la línea que logro verlo. Jr está a su lado.

- Estaba en las gradas. – es lo que logro entender cuando me grita, para después ir con Aron.

Todo este tiempo estuvo viéndome. Eso me anima, mucho más cuando Jin Young se gira y me deja ver mi nombre en su espalda, se ha puesto mi chamarra. Me preparo para salir, estoy concentrado en mis piernas, son mi fuerza y apoyo en estos momentos. Justo cuando estoy corriendo con la vara para tomar vuelo, escucho a Jin gritar mi nombre con un fighting, me lanzo en el aire, mi cuerpo se flexiona para pasar esa vaya sin tirarla.

Lo último que sentí, fue cuando mi espalda cayó sobre el colchón inflado, abro mis ojos y arriba esta la vara, no la he tirado. Estoy muy feliz, logre lo que no pensé que podría lograr. Me levanto del colchón y lo primero que hago es correr hacia donde se encuentra Jin, estoy todo sudado pero él acepta mi abrazo. En verdad estoy muy feliz de que haya estado ahí, siento que fue por él que logre esa marca y caigo en la cuenta que Jin se ha vuelto en alguien importante para mí.

Me acerque y tome sus labios delante de todos. Jin tardó un poco en reaccionar, pero después correspondió el beso cerrando los ojos. Nuestras bocas se besaban saboreando nuestros labios y no intente nada más, pues quería que fuera tierno para no terminar asustándolo como la última vez. Creo que eso hizo que Jin confiara en mí, porque rodeó mi cuello con sus brazos, sin dejar de besarme y así pude rodear su cintura con los míos.

Cuando nos separamos del beso, rodee sus hombros con mi brazo, no dejando que se alejara de mí. El entrenador se acercó a nosotros diciéndome que había clasificado. Jin Young me miro con sus hermosos ojos, luego rodeo mi cuerpo con sus brazos y me abrazó, felicitándome por mi logro. Así estuvimos un buen rato, abrazados y sin decirnos nada.



Minwoo POV
(KyuMin)


Nunca hemos estado tanto tiempo distantes. En todo este tiempo que llevamos como novios, nuestros problemas siempre han sido fáciles de superar, pero esto es algo con lo que no sé cómo tratar. Sé que nuestra relación está en otro nivel, en que los besos y las caricias ya no son suficientes; ni siquiera para mí. Por eso entiendo también a Sik.

El temor de que algo resulte mal lo tengo tan presente, que nuestra primera experiencia al hacer el amor nos resulte algo mal, no quiero cargar con un bebé a mi edad.

Hoy hemos tenido que ir a casa en colectivo, ya que teníamos planeado una salida y ninguno de los tíos vino por nosotros. No me gusta que estemos distanciados. Volteo a ver a Sik, va demasiado serio. Amo a Sik y esto me pone triste, quisiera que todo volviera a ser como antes

El camino a casa se ha hecho especialmente largo, llegamos a casa y lo hago pasar, necesitamos hablar.

- Sik, no quiero que estemos enojados.
- … - no me dice nada.
- Por favor bebé. – le digo con un puchero -. ¿Qué puedo hacer? No me gusta que estés serio conmigo. – pronto veo como una pequeña sonrisa comienza a dibujarse en su rostro.
- Dame besitos. - Sonrió. Por cosas como estas es que sé muy bien porque amo a Sik. Pongo mis manos en su pecho y dejo caer en su barbilla pequeños besos para terminar en su boca, con un beso un poco más largo.
- Me perdonas bebé. – lo veo asentir cerrando sus ojos.
- Dame más besos…

Enredo mis manos en su cuello, acercando su rostro al mío y entonces beso sus labios. Nuestras bocas pronto encuentran su ritmo, ese que últimamente manda sensaciones diferentes a mis terminaciones nerviosas y me hace desear por más. Sí, yo también lo deseo, soy tan adicto a ellos, deseando cada vez probar más de ellos.

- Minwoo… - ese susurro en mi oído me hace sentir escalofríos.

Trague fuertemente saliva por el tono de voz tan sexi con el que Sik dijo mi nombre. Continuo besándome la boca, el cuello y sus manos apretaron mis caderas. Instintivamente comienzo a retroceder en el beso, a dejarme llevar y soltar pequeños suspiros desesperados hasta que mi espalda choca con la puerta del estudio de papá.

Sik no deja de besarme, sus manos comienzan a buscar entre mi ropa. Por dios, estábamos en la sala de mi casa, que tal si mis hermanos o mis padres entrar y nos ven de esta forma, no sería nada lindo una interrupción así. Libero una de mis manos y tanteo el picaporte detrás de mi espalda, espero que este abierto para poder ocultarnos ahí.

Afortunadamente la puerta estaba abierta. Sik gruño y me envolvió con sus brazos haciendo que mis piernas se enredaran en su cintura mientras él camina hacia el escritorio de mi padre. Estamos a punto de juguetear sobre el escritorio, cuando unas voces nos interrumpen.

- Tan bueno siempre. – esa es la voz de appa.

Sik en seguida deja de mordisquear mi cuello pues ha escuchado lo mismo que yo, me bajo del escritorio para asomarme hacia la pequeña sala del estudio, una columna impide la vista entre el escritorio y esta. En la gran pantalla se puede ver el final del juego favorito de papá, la consola encendida, los controles del videojuego olvidados por la alfombra y sobre el sillón, unas bandejas con fruta y bocadillos.

Busco a mis padres por la pequeña sala, hasta que… No puedo creer lo que ven mis ojos, mi padre está sentado sobre la alfombra con sus pantalones desabrochados y sin camisa; y mi appa montado en sus piernas con su camisa desabotonada y desnudo de las piernas para abajo.

- Me has dejado ganar de nuevo, ¿verdad? – appa acomoda los cabellos de papá.
- Solo para que pudieras quitarme la camisa y metieras tus manos en mis pantalones.
- Te ganare la próxima vez. – mis padres se besan -. Hmmm, deja de moverte, estas duro de nuevo. - ¡Oh mi Dios! Un hijo jamás debería escuchar esto.
- ¿Qué suce... de? – es Sik, que ha llegado a donde estoy, topándose con tremenda escena.
- Mis padres. – gimo avergonzado. Ellos estaban teniendo sexo frente a una consola de videojuegos, jugueteando con comida.

Ahora es cuando tienen sentido todas esa veces en que appa entra muy feliz al estudio de papá, trayendo esas bandejas con comida. Y yo que pensaba que papá trabajaba mucho y que appa cuidaba de que se alimentara bien.

- ¡Minwoo! – escucho gritar a mi appa, tratando de cubrir su pecho desnudo -. Hyungsik… - appa gime, pues papá se ha movido -. ¡No te muevas! – appa lo golpea.
- Señor… - Sik se dirige a la espalda de papá -. Yo ya…
- Seguro que traías a mi hijo a lo oscurito, no es así Hyungsik.
- ¡Papá!

Después de toda la escena que ellos tienen montada en el estudio, todavía se atreven a decirle eso a Hyungsik, ¡Qué pena! Por dios que pena.

Y entonces recuerdo, que Sik y yo estuvimos a punto de hacer algo parecido, de nuevo vienen a mi mente todas esas dudas y miedos. Sé que Sik jamás me obligaría hacer algo que yo no quiera, el me ama demasiado, no lo haría. Pero esta vez no ha sido solamente él, yo también me deje llevar y eso me da más miedo.

- Sik ya se iba. - Comienzo a empujar a Sik hacia la salida, va diciéndome algo pero no le prestó atención, estoy tan confundido y además ¡Vi a mis padres teniendo sexo! - Es mejor que te vayas Sik, mañana nos veremos en la escuela. – abro la puerta y lo hago salir.



Jun Young POV
(KangTeuk)


Desperté con un dolor de cabeza terrible, me costaba trabajo abrir mis ojos y enderezarme sin sentir que la cabeza se separaba de mi cuello. Nunca había bebido de esa forma y creo que nunca lo volveré hacer, es horrible sentirse de esta forma.

Como puedo, me enderezo en la cama, volteo a ver a mí alrededor. No estoy en mi cuarto y por lógica, no estoy en mi casa. Comienzo a recordar lo sucedido en la noche, como Tae me saco del bar y como termine rogándole porque no me llevara a casa. Seguramente me trajo a la suya, entonces…

- Este es su cuarto. – hablar es mala idea, hace que mi cabeza se sienta peor.

En la mesita de noche hay un vaso con agua y una pastilla, seguramente es para mí. Rápidamente me la tomo, con tal que esta pesadilla de dolor de cabeza y comience a ser yo. Me inclino para dejar el vaso vacío y es cuando me doy cuenta que Tae está durmiendo en el piso, sobre una colchoneta.

Es tan lindo, como se comportó conmigo, cuando trato de consolarme, comportándose como todo un hombre. Creo que me perdí el verlo convertirse en uno, todo este tiempo obligándome a estar lejos de él y ahora no se si hice bien, porque siento que ya no puedo hacerlo más. Lo quiero en mi vida de nuevo.

Acomodo una de sus almohadas en la orilla de la cama y aspiro su aroma antes de recostarme sobre ella para verlo mejor, duerme tan plácidamente. Unos minutos después despertó, se levantó y fue a bañarse. Lo vi salir de la recamara y regresar para avisarme que el desayuno estaba listo. Afortunadamente el tío Sungmin tuvo cuidado de mandar hablarme cuando todos se habían ido y cuando se aseguró que estaba bien, me dejo ir a casa con la compañía de Tae.

En el camino, tuve oportunidad de contarle mejor lo que había sucedido, en todo momento sentí su apoyo y hasta se ofreció acompañarme en mis investigaciones. Quizás le tome la palabra, sobre todo para no cometer locuras como la de anoche cada que me entere de algo. A quien engaño, quiero tenerlo cerca.

Cuando llegamos a casa, los dos vamos riendo, en algún momento Tae cambió la conversación e hizo que me olvidara de todo. Es maravilloso. Estamos frente a la puerta de mi casa, no quiero que se vaya sin hacerle saber lo importante que siempre ha sido para mí y lo mucho que me gusta.

Y lo hice. Acorte la distancia que nos separaba y lo bese dulcemente, nuestras bocas encajaban perfectamente. Yo pensando en el cómo ese pequeño niño que no se separaba de mi lado y él sorprendiéndome correspondiendo con tremendo beso, no quise pensar en cómo adquirió esa experiencia dejándome llevar. Tae continuo besándome por un rato más mientras acariciaba mi rostro, cerré los ojos y volví a inhalar su olor antes de que cortar el beso.

De pronto, aquella diferencia de edades que me detenía, se esfumó. Sé que es menor, y eso ¿Qué? Tae compensa con madurez los años que le faltan, incluso mucho más de esas fallidas relaciones que he tenido.

Continuara...
Share:

3 comentarios:

  1. Aaja que risa es que me parto de la risa jajajjaja el Kyumin se suma a la lista de padres que traumab a sus hijos con sexo en lugares compartidos de la casa xdd amo y me molesta la relacion de jino y jong wook es tierno como quiere conquistarlo queriendo ser su principe pero me molesta que se haga pasar por otra persona para hacerlo pero aún asi me encanta :33 ... Ahora ... A kwanghee quiero amarrarlo para que no siga pensando que es feo .... Y así amarrado ebtregarselo a Kevin jejeje aaa esquema que rabia se que es baja autoestima pero ojala no lo haga o se arrepentida x.x .... Aaaaaa sik y minwoo.... Si no quiere que peleen minwoo tendrá que hablar con sik porque se entiende que tenga miedo pero la edad y las necesidades se harán notar xdddd aunque me dio mucha risa lo descarado de kyu akajajjaja xdd aunque ellos son los padres xddd que risa me dio :')) y jin con dong jun esquema fue tierno... Pobre jin otro mas traumado por sus pasionales padres xdddddd pero bueno la imagen de ellos basándose en la pista es demasiado tierna :333 y hae con jun young me enamore de lo tiernos que son... Y que bueno que no se quedo con sus sentimientos dentro :33 al final la edad es solo un numero no?? :33 amo este fic cada día mas :33 enserio :333 <3 gracias por la actual... Aunque me estoy muriendo por saber sobre minki y hyuki <3 pero esperare ansiosa :3 arigatoooo :333

    ResponderEliminar
  2. Ahora que Kevin le dio trabajo a la diva es su oportunidad de conquistarlo y se vaya olvidando de siwan

    Que beso el de dong jun y jin
    Minwoo se suma a la lista de niños traumados por la calentura de sus padres

    Jun ya se dio cuenta que Tae es más que un amigo para el y que la edad no es un obstáculo

    ResponderEliminar
  3. Si,Kevin es digno hijo de Kibum,muy inteligente,además tendrá a Kwanghee cerca,puede que así se distraiga y aunque sea por el momento se olvide de siwan y vea la posibilidad de que kwang lo considere un poco más.
    JongWook es otro inteligente,solo espero que con esa "doble personalidad" que ha adiquirido,no le vaya a traer problemas con Jino,si bien el segundo FB le ayuda para conquistar a Jino,bien puede voltearsele el chirrion y ahi va a valer su inteligencia.
    Ay DongJun de veras contigo,primero le dices cosas lindas,luego le dices cosas muy secas,luego te pones posesivo,y ahora lo quieres a un lado tuyo.....no piensas verdad?....pobre JinYoung,no sé si este enamorado de DongJun pero si esta ilusionado..muy ilusionado
    Puahahahahhahah Sik con ganas y luego o se las aumentan o se las disminuye al saber/pensar lo que sus suegros estaban haciendo.....digo,las cosas funcionan diferentes en cada uno.......jajajaaja,pero bueno,aun así Sik la tiene muy dificil.
    Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa le dio un beso......JunYoung le dio un beso a Tae.....este seguro esta que se muere de falicidad *0*

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts