Oppa... Oh, Oppa!... Extra 01

Hago una mueca mientras observo la cantidad de pubertos que hay en mi casa, estoy a punto de asfixiarme por tanta hormona desenfrenada, si con dos hijos a veces no sé qué hacer cuando a Siwan le llega esa etapa emo de cada fin de semestre en que se encierra en su habitación según él para estudiar.

Yo aún sigo pensando que muchas de esas veces solo lo pone de pretexto y en realidad está masturbándose, es decir, es algo norma a su edad, aunque nunca he logrado encontrar evidencias.

Tampoco soporto cuando a Min Ki… oh Dios, Min Ki… él sí que es un dolor de cabeza, ¿a quién habrá salido? Seguramente Siwon fue un dolor de cabeza para sus padres.

Hablando de Siwon, no me tiene muy contento, de nuevo llamó para avisar que llegará tarde porque debe ir a revisar los libros de contabilidad de los hoteles de su familia. Lleva dos noches diciendo lo mismo.

Si no estuviera tan seguro de que jamás podría encontrar a alguien más hermoso, sexy y carismático que yo, podría pensar que me está engañando, pero es obvio que eso queda totalmente descartado, además, ¿quién en su sano juicio se atrevería a hacerme algo así a mí?

Por alguna razón, mi atención regresa a mis bebés y a sus primos, están discutiendo sobre quien llevará a quien a casa. Con eso de que solo hay dos carros a disposición y deben ir a diferentes puntos, y como en un arranque de orgullo obligué a Wookie a que dejara a su bebé más tiempo conmigo prometiéndole que Siwan lo llevaría sano y salvo, ahora la situación está convirtiéndose en algo tenso. Si tuvieran otro carro entonces…

¡Oh!

Sonrío. Se me acaba de ocurrir algo. ¡Dios! ¡Soy realmente un genio!

-Llevare también a Kwanghee. – mi caballerito dice, oh, no, eso arruinaría mi idea
-No, te necesito aquí Siwan. – Me adelanto a todos ellos -Siwon no está y necesito que hagas algunas cosas que él me ha encargado, además de recoger a tu padre para traerlo a casa. Kevin puede hacernos el favor de llevar a Kwanghee, mostrándole el camino no creo que se pierda de regreso ¿verdad Kevin?
-Claro. Kwanghee me enseñara el camino.
-Pero Kevin no tiene auto. –

El intento de diva de mi sobrino, Kwanghee, se apresuró a decir. No puedo evitar sonreír ante lo perfecto que ha salido todo. Son tan jóvenes e ingenuos, a veces me da un poco de remordimiento cuando uso sus pequeñas mentes para mi beneficio. Pero solo de imaginar mi recompensa, me olvido y continúo.


-Por eso no hay problema. – me apresuro a ir a la cocina, muerdo mi labio inferior dándoles la espalda, cuando veo las llaves de “Gabriel”, pongo mi cara seria antes de girarme -. Este es el juego de emergencia, Siwon no sabe que yo las tengo, puedes llevarte a “Gabriel”. ¿Está bien para ti?
-¡¿Gabriel?! – Min Ki y Siwan gritan sorprendidos
-Eso he dicho, ¿algún problema? – levanto una ceja
-Con nosotros no, con papá quien sabe.
-Asumiré las consecuencias. – contesto intentando no sonreír

Sí, ya podía imaginarme cuales serían las consecuencias…

Expliqué rápido a mi sobrino cual era “Gabriel”, y luego envié a Siwan a todos los lugares a los que tenía que ir yo, pero que no tenía ganas de hacer, y me aseguré de que Min Ki y HeeCheol estuvieran ocupados el resto de la tarde antes de ir a mi habitación. Después de cerrar con seguro la puerta, saqué mi celular. Presioné el botón de discado rápido. Y mientras esperaba a que contestaran me dirigí a mi closet.

No el que comparto con Siwon y que está a la vista de todos, sino el que mi Simba mandó construir en el interior del baño, un poco oculto de los curiosos. No es que nos avergoncemos, pero Min Ki siempre ha sido muy curioso.

Sonrío mientras reviso las prendas guardadas ahí.

-Hola mi princesa- muerdo mi labio inferior
-Hola Simba-
-¿A qué debo el placer de escuchar tu voz?-

Continúo revisando cada una de las prendas, aún no me decido por una.

-Es que…- me quedo callado unos segundos para hacer más dramático todo- hice algo que no te va a gustar- hago un puchero aunque sé que no me ve, pero me ayuda entrar en personaje
-¿Algo que no me va a gustar?- Siwon se escucha serio- ¿Qué podría ser eso?-
-Yo…- respiro hondo, ¡Wow! Soy muy bueno actuando- creo que accidentalmente presté a “Gabriel”-

Muerdo mi labio de nuevo esperando ansioso la reacción de Siwon al otro lado del teléfono. De pronto se ha quedado callado. ¡Dios! Quisiera poder ver su expresión en éste momento.

-¡¿Prestaste a “Gabriel”?!
-Ujum…- afirmo
-¿Accidentalmente?- sonrío
-Si… tal vez…- de nuevo se queda en silencio unos momentos

Detengo mi mano en uno de los trajes colgados. Sonrío amplio porque he encontrado el ideal. Mi corazón está latiendo rápido, no puedo esperar a que regrese.

-Yo… he sido un niño malo- le digo
-Hee…- su voz se escucha ronca- ¿estás jugando?- sonrío
-Tal vez sí, tal vez no…-
-¿A quién le prestaste a “Gabriel”?-
-A Kevin- contesto

Estoy comenzando a quitarme la ropa para darme un baño rápido y ponerme el traje elegido.

-Dile a Siwan que no venga por  mí, estoy subiendo a una de las camioneta del hotel y voy en camino- escucho a Siwon decir antes de cortar la llamada

Oh, creo que el baño tendrá que ser exprés. Sonrío satisfecho por la reacción de mi Simba, justo la que esperaba.

-¡MIN KI!- Qué flojera ir a buscarlo- ¡MIN KI!- de nuevo grito
-¡¿Qué?!- grita detrás de la puerta
-¿Ya llegó Siwan?-
-Mmm, si, acaba de llegar- sonrío
-Bien, vayan a dejar a su primo que ya es tarde, ah y dile a tu hermano que tu papá vendrá en una de las camionetas del hotel a casa-
-Está bien…-

Sonrío. Me quedo en silencio unos momentos, escucho voces afuera en el pasillo. Realmente no entiendo lo que dicen, pero sé que son mis hijos los que están hablando, me encojo de hombros cuando por fin sus voces se callan.

Me apresuro a darme una ducha para estar listo cuando Simba llegue. Apenas he terminado de ponerme las calcetas blancas, cuando escucho la puerta de la casa cerrarse de golpe, seguramente son los chicos que salieron, o por lo menos eso pienso hasta que la voz de Siwon se escucha fuerte y clara, sonrío emocionado y rápido termino de ponerme el resto del atuendo.

Los amplios pasos de Siwon subiendo las escaleras se escuchan hasta la habitación. Muerdo mi labio inferior y me apresuro a quitar el seguro en la puerta y subir a la cama.

Me hinco a mitad de la cama, acomodo mi trajecito para que se vea bien, y me siento sobre mis tobillos a esperar.

La puerta se abre de par en par. Siwon contiene el aliento cuando me ve, y yo no puedo dejar de gemir entusiasmado al ver como sus fosas nasales se mueven por la necesidad de aspirar más aire ante su excitación, y ni qué decir de la forma en que sus ojos recorren todo mi cuerpo.

Da un paso para poder cerrar la puerta detrás de él. Muerdo mi labio, ladeo mi cabeza intentando lucir inocente tal y como lo amerita mi trajecito de colegiala.

-¿Me va a castigar profe?- le pregunto
-¿Crees merecer un castigo?

Entrecierra los ojos, humedezco mis labios al ver como empieza a desabrochar su cinturón para quitárselo, me pongo de rodillas en la cama sin dejar de verlo fijamente.

-¿Los chicos ya se fueron?- no es que sea tímido o algo, pero sería muy desagradable ser interrumpido
-Umm, si, vi a Siwan saliendo, ¿ese era Heecheol? Vaya que ha cambiado- de pronto empieza a hablar sin parar- se ha puesto muy lindo, seguramente debe tener a michos chicos detrás de él…- ruedo los ojos, Siwon se ha distraído por completo

-Me porté mal, castígueme profesor para que no vuelva a prestar su auto.- muevo mis caderas sugestivamente

Sonrío satisfecho al escuchar a Siwon gruñir abriendo más los ojos ante mi descarado movimiento.

-No es solo un auto – mi Simba se ha quitado el cinturón, y ha logrado desabrochar algunos botones de su camisa dejando al descubierto su musculoso pecho, el cierre de su pantalón está abajo y una de sus manos está acariciando su pene.

De nuevo humedezco mis labios imaginando que estoy pasando mi lengua por su pecho. ¡Rayos! Mi Simba está muy bien ejercitado, los años solo lo hacen ver más atractivo. Gimo provocándolo más cuando lo veo jalar su cinturón entre sus manos.

- ¡Prestaste mi “Gabriel” a Kevin! Es decir, ¡al hijo de Hangeng! Mereces un castigo ejemplar esta vez.-
-Sí, sí, merezco castigo – muevo aún más mis caderas, me dejo caer de espaldas sobre las almohadas estratégicamente colocadas en la cama que me permiten estar un poco incorporado y no perderme ninguna de sus expresiones. - haga conmigo lo que quiera… profesor. – le digo mientras abro lentamente mis piernas, dejándolo ver que debajo de la mini falda no traigo ropa interior
-Princesa…- casi puedo jurar que ha dicho eso, aunque sonó más a un gruñido

Un “click” desvía nuestra atención. Eso sonó como una puerta que se cierra. Siwon se gira por completo para ver la puerta de nuestro dormitorio.

-¿Escuchaste eso?- de pronto ha desviado demasiado su atención de mí

Se supone que no debería pasar eso, ¿acaso estoy perdiendo mi atractivo? No, eso es imposible. Mi orgullo se siente un poco herido, no puedo permitir que un insignificante ruido me derrote, así que simplemente me vuelvo a poner de rodillas.

Ésa vez dándole la espalda con la intención de mostrarle mi trasero y por consiguiente, el tapón anal que me he puesto para estar listo para él. Muevo un poco mis caderas mientras lo llamo.

-Profe…- gimo- ¿va a castigarme? ¿O tendré que buscar algo mejor que hacer?-

Debo admitir que esa mirada me ha hecho sentir un poco de temor, y ni hablar de la forma en que llegó a la cama en menos de dos segundos y su mano regresó a la tarea de acariciar su pene. Pero apenas sentí el tapón moverse en mi interior dejé salir un gemido.

-Has sido muy malo Heechul, y además muy travieso…- Siwon ha regresado a su papel
-Nnh… si… malo… travieso…- en realidad estoy balbuceando palabras

Siwon ha comenzado a girar el tapón y eso provoca que roce mi próstata, me estremezco con el cosquilleo y el placer que eso me ocasiona. Mi respiración está agitada, mi cuerpo se siente caliente. Sigo moviendo mis caderas para indicarle que me gusta lo que está haciendo y que además quiero más, mucho más.

-Si… nnnhh… más…-
-Has sido malo, tal vez debería dejarte así…- muerdo mi labio y volteo a verlo sobre mi hombro

Siwon tiene una sonrisa socarrona en sus labios, sus manos acarician mis glúteos dejando de mover el tapón anal.

-¿Debería dejarte así Heechul?-
-Siwon…- gimo

De nuevo sonríe, retira una de sus manos y luego la deja caer, dándome una nalgada que envío olas de placer.

-Rayos...- murmuro- más…- empujo mis caderas hacia atrás, de nuevo me da otra nalgada-nnnh…-
-“Gabriel” es un carro muy importante para mí, lo sabes…-
-Sí, lo sé…- de nuevo mueve el tapón, ésta vez sacándolo poco a poco
-Nadie puede conducirlo, solo yo…- muevo mi cabeza un poco desesperado, está tardando demasiado en sacar el tapón
-Sí, sí, lo sé- contesto desesperado ahora, alejando mis caderas un poco y volviéndolas a empujar para introducir de nuevo el tapón

Siwon levanta una ceja un poco divertido por lo que acabo de hacer.

-Oh… ¿desesperado?- muerdo mi labio
-Si- jadeo

Humedezco mis labios mientras veo como extiende su mano hacia el cajón de la mesa junto a la cama, saca uno de los condones que siempre tenemos a la mano, lo lleva a su boca para abrir el sobre y lentamente, tomándose su tiempo lo desliza en su erección.

-Siwon…- murmuro, de nuevo muevo mis caderas desesperado
-No seas impaciente, no tienes derecho a exigir- me da otra nalgada
-Nnnh…- bajo la cabeza en el colchón un poco agitado por la excitación- Nnnnh…- vuelvo a gemir al sentir que el tapón finalmente ha sido retirado

Levanto la cabeza de nuevo para voltear a verlo sobre mi hombro, pero el ardor característico del pene de Siwon entrando en mí me hace perder la cabeza, aprieto las sabanas y dejo salir un largo y profundo gemido, una mezcla entre el ardor y el placer de sentirme lleno

-Nnnnh…-
-¿Te gusta?-
-Siii- ¿para qué negarlo si es más que obvio con solo verme?

Las manos de Siwon sujetan mis caderas con firmeza, y empieza a entrar y salir, lo hace suave al principio, pero ante mis súplicas comienza a moverse rápido, procurando siempre hacerlo en diferentes ángulos para llegar a mi próstata y lo está logrando.

-Profe… siii… siii… he sido muy muy malo…- de nuevo estoy balbuceando palabras
-Voy a enseñarte a no prestar a “Gabriel”…-
-Siii… enséñeme Profe… nnnh-
-Ni siquiera Siwan ha sido capaz de manejarlo sin estar yo presente…- muerdo mi labio
-Lo sé… lo siento Profe…-
-Si hubiera sido el otro carro las cosas serían diferente, pero ha sido a mi “Gabriel”-
-Nhhh…he sido muy malo- Siwon me da otra nalgada- Siiii… - muevo mis caderas

La mano de Siwon se cuela por debajo para agarrar mi pene. Estoy tan excitado que un solo roce podría haber provocado que terminara, pero él está apretando impidiendo que eso suceda.

-Promete no volver a prestar a “Gabriel”- susurra en mi oído
-Sii, lo prometo, lo prometo…- balbuceo

Lo único que quiero es que acaricie mi pene y me haga terminar. De nuevo muevo mis caderas a modo de súplica. Pero Siwon suelta mi erección, dejo escapar un gemido en protesta.

-Voltéate- me ordena al mismo tiempo que me da otra nalgada y sale de mi interior

No lo hago esperar, me giro y me tumbo en la cama. Sonrío satisfecho al ver como Siwon me recorre con la vista. Mi camisa blanca, mi lazo rojo, mi faldita azul, las calcetas blancas hasta las pantorrillas. Estoy seguro de que debo lucir bastante sexy.

Paso la lengua por mis labios, bajo la mirada hacia su erección de forma sugestiva, de nuevo abro las piernas mientras levanto un poco la mini falda para que vea lo que hay debajo. Simba sonríe, se acerca lentamente como buen Simba, acechando a su presa.

Sus manos se deslizan por debajo de la falda, acariciando mis muslos. Sube un poco más, y por debajo de la camisa, acaricia mi pecho, da algunos pellizcos a mis pezones.

-Siwon…- gimo, y él sonríe
-Oh, ¿ahora soy Siwon?- hago una mueca
-Rayos…- murmuro, he perdido el personaje, Simba suelta una carcajada
-Te amo princesa…- se inclina para darme un beso en los labios apasionado

Sus manos vuelven a bajar a mis muslos, acarician suavemente, una de sus manos toma mi pene y empieza a masturbarme, su otra mano guía su pene a mi entrada y vuelve a penetrarme. Envuelvo mis brazos en su cuello, y mis piernas en sus caderas.

De nuevo comienza a moverse, ésta vez duro y rápido, estamos demasiado cerca del final, sus besos cubren mis gemidos, el cosquilleo característico recorre mi cuerpo, me tenso al sentir el orgasmo.

Siwon sigue moviéndose un poco más hasta que termina por seguirme, golpea fuerte mientras siento como su pene palpita en mi interior. Deja su cabeza sobre mi hombro, cerca de mi oído escucho su respiración agitada, estamos intentando recobrar el aliento.

Suspiro satisfecho, acaricio su espalda, me doy cuenta de que él tampoco se ha quitado por completo la ropa, juego con mis dedos recorriendo su espina dorsal. Levanta un poco la cabeza para darme un tierno beso en la mejilla.

-Te amo mi princesa, me encantan éstos juegos…- sonrío
-Lo sé…-
-Contigo nunca me aburro, siempre encuentras algo diferente en nuestra relación, en nuestra vida sexual- sonrío aún más amplio
-Eso también lo sé…-

Siwon de nuevo me da un beso en la mejilla, sale de mi interior, se deja caer a un lado, me atrae hacia él para abrazarme. Lo escucho suspirar hondo, satisfecho al igual que yo.

-¿Cómo se te ocurrió eso de decirme que prestaste a “Gabriel”?-
-Los chicos estaban poniéndose de acuerdo para llevar a sus primos a sus casas- le explico
-Oh, vaya.- sonríe- tienes mucha imaginación princesa, pero conociéndote, cuando llamaste, de inmediato supe que era otro de tus juegos.-

Levanto una ceja, no digo nada, solo dejo que continúe hablando.

-Si hubieras prestado en verdad a “Gabriel”, estaría enojado, sobre todo porque no me avisaste antes.-
-¿En serio?- pregunto un poco nervioso
-Sí, y luego eso de que se lo prestaste a Kevin… ¡Wow! Fue la cereza del pastel princesa- sonrío nervioso
-Sí, ¿verdad?-
-Sí…-

Muerdo mi labio, creo que no le va a gustar mucho cuando le diga que en verdad presté a “Gabriel”. Tal vez no debería decirle nada, aunque estoy muy seguro de que se dará cuenta cuando salga a la cochera a darle las buenas noches como acostumbra.

Respiro hondo. Jugueteo un poco con mis dedos sobre su pecho.

-Qué bien…- le digo
-¿Qué cosa?-
-Que te parezca muy buena mi idea…- continúo- porque, en realidad, sí presté a “Gabriel”.- la mano que hasta ahora me doy cuenta estaba acariciando mi hombro se ha quedado quieta por completo
-¿Qué dijiste?- su voz suena un poco tensa
-Que yo en verdad le presté a “Gabriel” a Kevin…- muerdo mi labio
-¡HEECHUL!- grita molesto

Rápido me siento en la cama. Necesito hacer algo para que se le pase el enojo. Me siento sobre sus piernas.

-No te enojes…- le digo mientras empiezo a acariciar su pene flácido y cansado
-Hee…- frunce el ceño, hago un puchero y cara de inocente mientras poco a poco bajo mi cabeza
-Solo fue por hoy, no le pasará nada…- sonrío- en cambio tú estás a punto de obtener una buena mamada por eso –

Siwon entrecierra los ojos intentando seguir luciendo molesto, pero su pene lo delata, en realidad se acaba de poner bastante duro en mi mano. Sonrío muy satisfecho del poder que tengo sobre.

Sí, creo que mi idea fue genial. Por cierto, ¿qué fue ese “click” que escuchamos? Bueno, realmente no interesa, seguramente fue el viento o algo así, estamos solos en casa, los chicos fueron a dejar a Heecheol.

-Princesa…- sonrío al escuchar a Siwon gemir


Toda mi atención regresa a él. Tal vez si me esmero, se le olvide “Gabriel” y yo consiga otra cogida o una mamada de su parte…


Share:

4 comentarios:

  1. De lo que es capaz heechul con tal de que obtener sexo salvaje

    Jajaja ese heechul comparando la rebeldía de min ki con el pobre de Siwon

    ResponderEliminar
  2. Jesús!!!!
    Jajajajajaj ese hombre-mujer-Oquimera no tiene límites.....
    Gracias a Dios :P
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Kyaaaaa~ ya extrañaba a estos dos
    .. jajaja Heechul se escapa de sus castigos(?) xD bien que diafruta persuadir al Simba para que no se enoje... y Minki salió igual a él jajajajaja xDDD gracias por el extra, así sabremos la vida de los padres :3!!! Jijiji gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. ¿ya es tarde para darle otro hijo al sichul?
    si resulta cierto que minki esta en estado,se imaginan al eterno enemigo de siwon compartiendo antojos y malestares con él? jajajajajaaj por una parte minki,por otra heechul........hyuki y siwon viendose y quererse casi abrazar de frustracion jajajajaja......ay dios,iban a terminar locos....además el sichul necesita distraerse jajajaja

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts